Está en la página 1de 1
Sr. Diputado / Sr. Senador S / D Buenos Aires, 20 de septiembre de 2019

Sr. Diputado / Sr. Senador

S

/

D

Buenos Aires, 20 de septiembre de 2019

Ante las manifestaciones realizadas por el Gobierno Nacional sobre el inicio de un proceso de reperfilamiento de la deuda nacional, tanto la local como la internacional, y a raíz de comentarios al respecto realizados por los partidos de la oposición, los integrantes del Foro de Convergencia Empresarial quisiéramos esbozar algunos principios que consideramos importantes para preservar, ante todo, el crédito a las empresas grandes y pymes y, en definitiva, la generación y el mantenimiento del empleo, con el objetivo de recuperar la senda del crecimiento económico lo antes posible:

Las instituciones de un país son su principal activo. Es decir, el respecto a la ley y los contratos, a través de consensos amplios y profundos de todos los actores sociales.

Respetar los contratos implica honrar la deuda. Cuando un contrato se quiebra, se debilitan las instituciones.

Lo anterior no implica desconocer la difícil realidad económica por la que atraviesa el país, sino todo lo contrario: implica anteponer la preservación de la estabilidad y el empleo por sobre toda otra consideración. Cualquier proceso de renegociación de la deuda se debe desarrollar sobre bases voluntarias y en busca de diálogo y acuerdos sólidos y duraderos. La evidencia empírica demuestra que, en el caso de las reestructuraciones de deuda voluntarias y preventivas, la probabilidad de no retorno a los mercados de capitales luego de 5 años del evento es menor a 25%. Para los casos de default dicha probabilidad se encuentra entre 50% y 60%. Es decir, que una restructuración no voluntaria tendría un costo de oportunidad (en términos de crédito que dejará de percibir el país) de 155.000 millones de dólares, equivalente a un tercio del PBI, en un mundo de tasas cercanas a cero con abundante liquidez y capacidad prestable.

En este contexto, el tratamiento en el Congreso de la Nación del proyecto de Ley del Poder Ejecutivo sobre reperfilamiento de la deuda nacional es una excelente oportunidad para mostrar al resto de la sociedad y a los acreedores estos consensos básicos. Invitamos a los legisladores del oficialismo y la oposición a estar a la altura de las circunstancias, dejar de lado estrategias políticas y pensar más allá. A redoblar esfuerzos para encarar el tratamiento de esta ley con la mayor celeridad posible, a fin de brindar certidumbre a la ciudadanía y fortalecer la estabilidad económica. El país se los agradecerá.

la estabilidad económica. El país se los agradecerá. Miguel Carlos Blanco Coordinador Foro de Convergencia

Miguel Carlos Blanco Coordinador Foro de Convergencia Empresarial