Está en la página 1de 5
Los descubrimientos mis recientes de fésiles muestran que la historia biolégica de los hominidos se parece ala de la mayoria de las familias animales exitosas, que estan marcadas por la diversidad mas que por la progresién lineal, A pesar « de esta rica historia, Homo sapiens emergid muy recientemente como una tinica especie. Los seRis runeanos hemes ooupado casi todos losrincones de a Tie y porellonos reemos Inespecie mejor adaplade. Poros & tiepara unexeaezrese que supieraalgo ée 3 evolucion se lleveria una impresisn total d jaente diferente. Es cierto: somos muchos Ly habitamos en buena parte del planeta, § pero actualmente existe solo na especie de humanos modemos. Si consideramos el nimezo de especies como medida de éxito cevolutivo de una familia de organisms, los Ibumanos, con nuestra especie Gna, somos menos extos0s qu los ednidos, 10s felinos 6 los roedores. Nuestra especie, Homo sapiens s2- piens,es muy reciente —cene alrededor de 120000 afios—, mientras que ls especies de mamiferos tpicas tienen por lo menos un millén de afios. Si ademas nuestro amigo extratenestre nos visitara a me- ‘nudo —por ejemplo, cada 100000 afios—, encontrario que ef éxito Jhummano tiene poco tiempo: en su peniltima visita apenas habsia Visto en nuestros antepasados ‘vagos indicios de Ip que hoy somos, Nuestros origenes Hace millones de aflos existié una especie antecesora tanto de los simios antropomorfos (chimpancés, orengutanes, sgotilas y gibones) como de Jos hhursanos. Esta especie se dividis en dos ramas: na dio origen a los simios modernos yy otra a los humanas. Ambas ‘amas pertenecen a una super familia Hamada hominoi- des, Pero s6lo los sexes -husmengs, incluyendo a nuestros ancestros cextintos, perteneceros 2 10s homtnidos, &s decir ala familia Hominidae, lasts bace poco, el camino evolutivo que v2 de los simias antropomocfos a los fhumanos modernos solfa verse como una sucesién de especies que iban sustituyén- dost unas a olras. Pero hoy los expertos en evaluciéa reconocen que tal forma de zelstar nuestro pasado es incottecta. Sabemos gue descendemos de pri- mates que se separaron de los simios antropomorfos hace entre 25 y cinco millones de afios. Despuésde 650, nuestro ‘burn familiar incluyé varias especies de hominidos que cami- rnaban erectos.. ‘Aungue hoy puede pare cernos extafia la posibili- dad de compartir nuesto mundo con otfa especie humana, en nuestra his- toria evolutiva ésa ha sido la norma, En los Utimos 10 afios se ‘han encontrado numerosas especies vyaextintas que confirman que ewe! pasado coenistieran vatias especies Ge hominidos. Estos antepasados, ademés, nos acercan a corapren- der los cambios que nos Hevaron a cconvertirngs en humanos modernos, Los expeitos han identificads ya slgunes. ‘ransicioaes clave en la Gt6nica evolutiva % de ta humanidad, tESpecie solitaria? En jos kimos 25000 afos Homo sapiens hasido, al parecer, lasinicaspecie hanaita {Hbcede compezencia de otros miemabros de sufamilia de hoininidos (anghe estopodeia no ser estrictameiite cierto; sigue leyendo).” Ele periodo es tin Jrgo para nesta escala de tiempo, que nos ha hecho creer que estar! solos en el planeta es Jonata: Fue hasta fines de 1970, después de- ‘encontrar la incontrovertible evidenéia~ | {silde que diersaseapecies dé bominidos < coexistieron hace 1.8 millones de aos en’! Ig que hoy és el norte de Kenia, cuando se- abandon lshipstecis dei eapecic solar Aunasi, los paleoantiopéloges continuaron“ {nclinéndose por una interpretacin lineal de nuestra historia evolutiva: Pero los escubrimientos més recientes de fGsiles uesizan que Te historia biol6gica de los homanidos se parece a lade a mayorta de Jas familias animales exitosas, que estén rarcadas por la diversidad mas que por la progresiéa lineal. A pesir de esta ica his- toria, por razones 20 del todo elaras, Homo sapiens emergié muy recientemeate como na unca especie. Nuevos parientes Dorante mucho tiempo se pens6.que las especies de homiicos ms antiguas eran Jos astelopitecs, qve surgieron hace 3.8 millones de aiios. Luego se descubrieron fon Etiopfa los f6siles fragmentarios de ‘otto homjnido mas antigua, el Ardipithecus . romidus raids, de 44 millones de 20s, yl Ardipithecus ramidus kadabba, de S8 rallones de aos, ambos de anda efecto y cerebro pequefo, Eline humano se hacia cada ver mas antiguo En julio de 2003 se encontraron en Chad, Ate, los estos de un fsil de ceres de sictemillonos de aos de antgedad y fue ha sorprendigo a los entific, Para empezar, data de casi un millén de aos antes que los antepasados hamanos més anlignos conocidos hasta entonessy posee caractersticas tanto de simio como de hhumano. Para algunos poleonsiogos, las caracteristoas humanas, especialmente el rosto, son de tipo bastante niés modem de lo que pudira esperreeen etpas evo: Iutivas tan tempranas de los hominidos. Mieco pein ee en eee Suet (sta a Te eee ote Cpeanen apt rh Tc a 05 ‘Sin embargo, su capscidad eraneana dé 350 centimettos cibicos es pricicamente la de un chimpaneé, lo que hable de una inteligencia poco desarrllada, Lo anterior coloca a Ie criatura descubierta en Chad en ‘on Ingar evolutivo especial: el momentoen que los hominids empczaron a separarse e los antepasadios de los chinypancés. Los studios de evolucién 2 nivel molecular riuestran que Ia separaciGn entre estos hominids y los chimpancés debe haber cocurrido hace entre siete y cineo millones de abos. Este fésil bastante incomplets, conocido informalmente como ‘Toumai, ha sido nombrado cien- tificamente Sahelanthropus tcha- densis. Todavia es prematuso «afirmar, que $e siti al inicio de Ie linea humana. Lo que ‘muchos anirop6logos consi- deren importante es que hace siete millones de afos hayen sonvivido en Africa tanto simios antropomorfos como ‘species con caracteristcas bhomaidas, como Touma “En lo que se aclara la po- sicign evolutiva de Toumai 1 se'descubren mds files: Ge ededes anteriores @ los cinco millones de ys atios, el candidato més fuerte a pri- é inet hominide é es hasta hoy el Ardipithecus ramidus; ‘eprésentado. por Tésiles fragmentarios de ~S gerebro pequefio, cara grande 'y postira bipeda “ > Los primeros humanos ‘Por ot lado, cada vez se tiene més oer- feza'de que los austealopiteéas formeban : diversas especies. Adéms de las ye estu- “i dladas —Ausiralopithecus- afarensis y A dximensts—, hoy conocemos otras como A bahrelghacali (de entre 3.5 y 3.3 millo- “Sines de aflos) y A garht (de 3.5 millones de aos). ‘Casi dé la misma edad qi A: ghar! son ~ los parantropes, también lamedas ausaalo- pitecos robustos por algunos investigado- zs, Los parantyopos mils antiguos son los Paranthropus aethiopicus, de 2.5 millones ‘de afios de antigiledad. Ente los dos y 1.6 millones de afios, los parantropos estuvie ron zepresentadhns en todo el este de Africa por la especie P. boise, y cerca de los 1.6 rnllones de afios en el pasado, ex el sur de Africa, vivieron también los P. robustus y posiblemente dos especies muy cercanas Namadas P. crassidens y P. walkert De acuerdo con ef escenario anterior, ‘desde hace siete millones de afos el con tigente africano estuvo habitedo, al menos periGdicamente, primero por rnumerosas especies de pre- hhomninidos y posteziormon- te, de cinco millones de aiorlasia los 1.8 millones de aos atrés, por multi- ples tipos de hominidos. Entre éstos podemos situar por lo menos a dos tipos de ardipitecos, hasta cinco espe- cies de australopitecos y cuando ‘menos cuatro diferentes especies 4 parantropos; eso sin conter la posible presencia, alrededor de ‘hace Gos miliones de ios, de un par de representantes de] sgénero Homo: el. hablis y el. ergaster. Los australopitecos van sido seguramenten0 de fos mejores experimen- tos evolutivos, dado que perma- necieronen la Tierra durante més ddedos mills de aos, Pero aun Jes especies mAs exitosas llegan a ser sustituidas, y en algin momento un descendiente de los australopitecos dio