Está en la página 1de 146

Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

1
REPÚBLICA DE COLOMBIA
MINISTERIO DE MINAS Y ENERGÍA
INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN E INFORMACIÓN GEOCIENTÍFICA,
MINERO-AMBIENTAL Y NUCLEAR
INGEOMINAS

MAPA GEOLÓGICO DEL DEPARTAMENTO


DE CÓRDOBA

GEOLOGÍA, RECURSOS MINERALES Y AMENAZAS NATURALES


1
ESCALA 1:250.000

POR
HUMBERTO GONZÁLEZ I.
ANA CRISTINA LONDOÑO G.

MEMORIA EXPLICATIVA

2001
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

CONTENIDO

............................................................................................................................................... Pág.
RESUMEN ........................................................................................................................ 13
1. INTRODUCCIÓN ............................................................................................................... 15
2. GENERALIDADES ........................................................................................................... 17

2.1 LOCALIZACIÓN .................................................................................................... 17

2.2 FISIOGRAFÍA ....................................................................................................... 17

2.2.1. Área plana. ............................................................................................. 17


2.2.2. Área de montañas y colinas. ................................................................... 17

2.3 HIDROGRAFÍA ...................................................................................................... 20

2.3.1 Cuenca del Río Sinú. .............................................................................. 20


3
2.3.2 Cuenca del Río San Jorge. ..................................................................... 23
2.3.3 Área Costera. ......................................................................................... 24
2.3.4 Área de Estuarios. .................................................................................. 27

2.4 CLIMA ................................................................................................................... 27

2.5 SUELOS ................................................................................................................ 30

2.5.1 Suelos de Colinas. .................................................................................. 30


2.5.2 Suelos de planicie aluvial o lacustre. ...................................................... 30
2.5.3 Suelos de planicie aluvial de piedemonte. ............................................... 30
2.5.4 Suelos de planicie litoral. ........................................................................ 32
2.5.5 Suelos de cordillera. ............................................................................... 32

2.6 SÍNTESIS DEL MEDIO NATURAL ......................................................................... 32

2.7 ACTIVIDAD ECONÓMICA ..................................................................................... 33

2.8 VÍAS DE COMUNICACIÓN .................................................................................... 34

2.9 POBLACIÓN .......................................................................................................... 34

2.10 FUENTES DE INFORMACIÓN .............................................................................. 35


Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

2.11 METODOLOGÍA .................................................................................................... 36

3. ESTRATIGRAFÍA ............................................................................................................. 39

3.1 CUENCA DE URABÁ ............................................................................................ 43

3.1.1 Formación Uva (Pgu). ............................................................................. 43

3.2 CORDILLERAS OCCIDENTAL Y CENTRAL .......................................................... 43

3.2.1. Cordillera Occidental ............................................................................... 45


3.2.1.1 Grupo Cañasgordas. ........................................................................... 45
3.2.1.1.1 Formación Barroso (Ksvb) y Lodolitas silíceas
asociadas (Kslb). ........................................................................ 45
3.2.1.1.2 Formación Penderisco. ................................................................. 46
3.2.1.1.3 Edad. ........................................................................................... 48
3.2.1.1.4 Correlaciones. .............................................................................. 48
3.2.1.2 Volcánico de La Equis (Ksvx). ............................................................ 48
4
3.2.1.2.1 Origen. ......................................................................................... 49
3.2.1.2.2 Edad. ........................................................................................... 49
3.2.1.2.3 Correlaciones. .............................................................................. 49
3.2.2. Cordillera Central .................................................................................... 49
3.2.2.1 Complejo Cajamarca (Pzcc). .............................................................. 49
3.2.2.1.1 Metamorfismo. .............................................................................. 50
3.2.2.1.2 Edad. ........................................................................................... 51

3.3 CINTURÓN SINÚ ................................................................................................... 51

3.3.1 Formación Maralú (Pgom). ...................................................................... 51


3.3.2 Formación Floresanto (Ngmf). ................................................................ 53
3.3.3 Formación Pajuil (Ngmp). ....................................................................... 54
3.3.4 Formación Corpa (Ngmpco). ................................................................... 55

3.4 CINTURÓN DE SAN JACINTO .............................................................................. 56

3.4.1 Unidades litoestratigráficas del Anticlinorio de San Jerónimo. ................ 56


3.4.1.1 Ultramafitas. ....................................................................................... 59
3.4.1.1.1 Peridotitas de Planeta Rica (Kspp). .............................................. 59
3.4.1.1.2 Ultramafitas de Cerro Matoso (Ksucm). ........................................ 61
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

3.4.1.1.3 Ultramafitas de Uré (Ksuu). .......................................................... 61


3.4.1.1.4 Lateritización. ............................................................................... 62
3.4.1.1.5 Origen - edad. ............................................................................... 62
3.4.1.2 Basaltos de Nuevo Paraíso (Ksbnp). .................................................. 63
3.4.1.3 Formación Cansona (Ksc). ................................................................. 63
3.4.1.4 Formación San Cayetano (Pgsc). ....................................................... 68
3.4.1.5 Formación La Tampa (Pget). .............................................................. 69
3.4.1.6 Formación Ciénaga de Oro (Pgoco). ................................................... 71
3.4.1.7 Formación El Carmen (Ngmc). ............................................................ 77
3.4.1.8 Formación Cerrito (Ngmpc). ................................................................ 77
3.4.1.9 Grupo Sincelejo. ................................................................................. 81
3.4.1.9.1 Formación Sincelejo (NgQpsi). ..................................................... 81
3.4.1.9.2 Formación Morroa. ........................................................................ 81
3.4.1.9.3 Formación Betulia (Qb). ............................................................... 84 5
3.4.1.9.4 Origen y edad. .............................................................................. 84
3.4.2 Unidades litoestratigráficas del Anticlinorio San Jacinto Sur. .................. 84
3.4.2.1 Formación Tolú Viejo (Pgetv). ............................................................ 84

3.5 CUATERNARIO ..................................................................................................... 86

3.5.1 Terrazas aluviales (Qtc). ......................................................................... 86


3.5.2 Depósitos aluviales (Qal). ....................................................................... 87
3.5.2.1 Depósito de Valencia. ......................................................................... 87
3.5.2.2 Depósito de Montería. ......................................................................... 87
3.5.2.3 Depósito de San Bernardo del Viento. ................................................ 87
3.5.2.4 Depósito del Río Manso. ..................................................................... 87
3.5.2.5 Otros depósitos. ................................................................................. 88
3.5.2.6 Depósito de Canalete. ........................................................................ 88
3.5.3 Terrazas marinas (Qtm). ......................................................................... 88
3.5.4 Depósitos marinos recientes de Playa (Qmp). ........................................ 89
4. GEOLOGÍA ESTRUCTURAL ............................................................................................ 91

4.1 ELEMENTOS ESTRUCTURALES MAYORES ....................................................... 91


Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

4.1.1 Bloque Chocó (Región de Urabá). ........................................................... 91


4.1.2 Cinturón del Sinú. ................................................................................... 93
4.1.3 Cinturón de San Jacinto. ........................................................................ 93
4.1.3.1 Anticlinorio de San Jerónimo. ............................................................. 94
4.1.3.2 Anticlinorio de San Jacinto. ................................................................ 95
4.1.4 Región Estable o de Plataforma. ............................................................ 95
4.1.5 Cordillera Occidental. ............................................................................. 96
4.1.6 Cordillera Central. ................................................................................... 96

4.2 FALLAS ................................................................................................................. 97

4.3 LINEAMIENTOS ...................................................................................................101

4.3.1 Lineamiento del Sinú. ............................................................................102


4.3.2 Lineamiento de Betancí. ........................................................................102
4.3.3 Lineamiento de Romeral. ...................................................................... 103
6

4.4 ESQUISTOSIDAD ............................................................................................... 103

4.5 PLIEGUES .......................................................................................................... 104

4.5.1 Cierres estructurales. ........................................................................... 104


4.5.1.1 Cierre Estructural de Loma Azul. ...................................................... 104
4.5.1.2 Cierre de Los Placeres. .................................................................... 104
4.5.1.3 Cierre de La Carolina. ....................................................................... 104
4.5.1.4 Cierre El Contento. ........................................................................... 104
4.5.1.5 Cierre de Loma Grande. .................................................................... 105
4.5.1.6 Cierre de San Jerónimo. ................................................................... 105
4.5.1.7 Cierre de Bengaño. ........................................................................... 105
4.5.2 Pliegues. .............................................................................................. 105

4.6 VOLCANES DE LODO ........................................................................................ 107

5. GEOLOGÍA ECONÓMICA .............................................................................................. 109

5.1 MINERALES METÁLICOS ................................................................................... 109

5.1.1 Níquel. .................................................................................................. 111


5.1.1.1 Cerro Matoso. ................................................................................... 111
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

5.1.1.2 Depósito de Planeta Rica. ................................................................. 114


5.1.1.3 Depósitos de Uré. .............................................................................. 115
5.1.2 Oro. ....................................................................................................... 116

5.2 RECURSOS NO METÁLICOS .............................................................................. 117

5.2.1 Carbón. ................................................................................................. 117


5.2.2 Hidrocarburos. ....................................................................................... 118
5.2.3 Calizas. ................................................................................................. 119
5.2.4 Materiales de construcción. ................................................................... 119
6. AMENAZAS GEOLÓGICAS ............................................................................................ 121

6.1 INUNDACIONES .................................................................................................. 121

6.2 DESLIZAMIENTOS .............................................................................................. 122

6.3 VULCANISMO DE LODO ...................................................................................... 122

6.4 RIESGO SÍSMICO .............................................................................................. 123 7

6.5 FENÓMENOS ASOCIADOS CON LA ZONA COSTERA ..................................... 123

7. EVOLUCIÓN GEOLÓGICA ............................................................................................. 129

7.1 PALEOZOICO ..................................................................................................... 131

7.2 CRETÁCICO SUPERIOR-PALEOCENO .............................................................. 131

7.3 PALEOCENO-EOCENO MEDIO .......................................................................... 132

7.4 EOCENO MEDIO-EOCENO SUPERIOR ............................................................. 132

7.5 EOCENO SUPERIOR-OLIGOCENO .................................................................... 133

7.6 MIOCENO INFERIOR-MIOCENO MEDIO ............................................................ 133

7.7 MIOCENO MEDIO ............................................................................................... 133

7.8 MIOCENO SUPERIOR-PLIOCENO ..................................................................... 134

7.9 PLIOCENO-PLEISTOCENO ................................................................................ 134

7.10 PLEISTOCENO-HOLOCENO .............................................................................. 134

8. REFERENCIAS .............................................................................................................. 137


Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

FIGURAS

...................................................................................................................... Pág.

Figura 1. Mapa localización del Departamento de Córdoba .............................................. 18

Figura 2. Relieve Departamento de Córdoba .................................................................... 19

Figura 3. Cuencas Hidrográficas Departamento de Córdoba. ........................................... 21

Figura 4. Cuencas ríos Sinú y San Jorge. ........................................................................ 22

Figura 5a y b. Regiones inundadas en la Cuenca del Río San Jorge, sector


Planeta Rica- La Apartada (Montelíbano) .......................................................... 25

Figura 6. Características morfológicas de la Costa Caribe en el Departamento de CAAA


9
Córdoba, sectores Los Córdobas y San Bernardo del Viento ............................ 26

Figura 7. Variación brillo solar anual Departamento de Córdoba. ..................................... 28

Figura 8. Variación espacial de las lluvias y regímenes pluviométricos. ........................... 29

Figura 9. Suelos de Córdoba ........................................................................................... 31

Figura 10. Fuentes información cartográfica. ..................................................................... 37

Figura 11. Regiones geotectónicas del Departamento de Córdoba .................................... 40

Figura 12. Cinturones sedimento - tectónicos del NW de Suramérica y Panamá ............... 42

Figura 13. Columna estratigráfica generalizada de la Cuenca de Urabá ............................. 44

Figura 14. Columna estratigráfica generalizada del Cinturón Sinú. ..................................... 52

Figura 15. Columna estratigráfica generalizada del Anticlinorio de San Jerónimo. ............. 57

Figura 16. Secciones estratigráficas del Anticlinorio de San Jerónimo. ............................. 58


Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

Figura 17. Dique de rodingita en peridotitas tectonizadas y serpentinizadas. ..................... 60

Figura 18. Poliedro de cizalladura en peridotita rodeado por peridotita serpentinizada. .......... 60

Figura 19. Rocas volcánicas de la Formación Cansona ..................................................... 65

Figura 20a y b. Niveles de chert y limonitas silíceas intercaladas en la Formación Cansona.

Cantera El Purgatorio, Montería ........................................................................ 66

Figura 21. Niveles de jesperiodes asociados con rocas basálticas de la Formación


Cansona. Carretera Lorica - San Bernardo del Viento ...................................... 67

Figura 22. Conglomerado de El Curial, Formación San Cayetano, Cantera carretera


Cereté La Ye ................................................................................................... 70

Figura 23a. Columna estratigráfica generalizada de la parte inferior de la Formación


10 Ciénaga de Oro. Sección Planeta Rica - Montería ............................................. 72

Figura 23b. Columna estratigráfica de la parte superior de la Formación Ciénaga de Oro.


Sección Planeta Rica - Montería (continuación). ............................................... 73

Figura 24a. Deformación en capas de areniscas finas y shales carbonosos de la


Formación Ciénaga de Oro. Carretera Montería - Planeta Rica ......................... 75

Figura 24b. Areniscas y limonitas abigarradas con shales carbonosos en la Formación


Cienaga de Oro. Carretera Monteria - Planeta Rica ........................................... 76

Figura 25a. Columna estratigráfica de la Formación Cerrito, segmentos Loma Azul,

El Barzal, La Magdalena ................................................................................... 79

Figura 25b. Columna estratigráfica de la Formación Cerrito, segmento El Roble ................. 80

Figura 26. Columna estratigráfica generalizada del Grupo Sincelejo .................................. 82

Figura 27. Madera silicificada en areniscas finas de la Formación Sincelejo.


Corregimiento de Morrocoy ............................................................................... 83
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

Figura 28a. Areniscas arcillosas abirragadas en proceso de meteorización. Carretera


Momil - Tolu Viejo. Anticlinorio San Jacinto Sur ............................................... 85

Figura 28b. Areniscas conglomeráticas en el Anticlinorio San Jacinto Sur. Carretera


San Andrés de Sotavento - Momil ..................................................................... 85

Figura 29a. Terraza Marina con vegetación, afectada por procesos de erosión y retroceso
de la línea de costa. Municipio de Los Córdobas ........................................... 90

Figura 29b. Depósitos de playa y procesos erosivos en la línea de costa.


Sector Punta Rey. ............................................................................................. 90

Figura 30. Principales estructuras regionales en el Departamento de Córdoba .................. 92

Figura 31. Principales explotaciones mineras en el Departamento de Córdoba .............. ..110

Figura 32. Perfil de meteorizacion en la ultramafita de Cerromatoso ................................ 112


11

Figura 33. Inundaciones del Río San Jorge ....................................................................... 121

Figura 34a. Zonas de atractivo turístico desarrolladas alrededor de volcanes de lodo.


Volcán el Tesoro, San Antero ......................................................................... 124

Figura 34b. Volcán de lodo El Tesoro, con estructura volcánica bien desarrollada ............ 124

Figura 35. Zona de amenaza sísmica en el Departamento de Córdoba ........................... 125

Figura 36a. Procesos de erosión y retroceso en la línea de costa. Sector Punta de


Piedra entre los municipios de San Bernardo del Viento y Moñitos ................. 127

Figura 36b. Acumulación de sedimentos y troncos en las playas cercanas a la


desembocadura del Río Sinú, Municipio de San Bernardo del Viento ............. 127
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

TABLAS

............................................................................................................................................... Pág.
Tabla 1. Características del Valle del Sinú ..................................................................... 24

Tabla 2. Nomenclatura y corrección de unidades estratigráficas del Noroccidente

Colombiano ...................................................................................................... 41

Tabla 3. Composición química de las diferentes zonas en la laterita de Planeta Rica ....... 114

Tabla 4. Producción de oro y plata Departamento de Córdoba (Onzas troy) ................... 116

12
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

RESUMEN

El Departamento de Córdoba se encuentra localizado al norte de Colombia, en la Gran Llanura del


Caribe con dos grandes regiones geomorfológicas: una plana con alturas menores de 100 m.s.n.m.
en los valles aluviales de los ríos Sinú y San Jorge y la zona costera septentrional y otra montaño-
sa y de colinas constituida por las estribaciones septentrionales de la Cordillera Occidental.

Las unidades roca que afloran hacen parte de las cordilleras Central y Occidental, de los cinturo-
nes sedimentarios terciarios del noroccidente colombiano (Sinú y San Jacinto) y de la Cuenca de
Urabá; cada región con una evolución geológica diferente controlada tanto por los diferentes
ciclos sedimentológicos como por sus estilos estructurales y generalmente limitadas tectónicamente.

Teniendo en cuenta las características de las diferentes unidades roca en las regiones conside-
radas y la variación en su nomenclatura estratigráfica, éstas se han descrito para cada región
según la edad asignada.
13

La evolución geológica del área, como parte del noroccidente colombiano, puede documentarse y
discutirse a partir del Paleozoico, aunque con mayores o mejores evidencias paleontológicas y
estratigráficas a partir del Cretácico tardío. La historia tectónica de gran parte del departamento,
conformado por el Terreno Sinú - San Jacinto, es resultado de una combinación compleja de
esfuerzos regionales: convergencia de las placas Caribe y Sur América y diapirismo inducido por
gravedad, que han actuado hasta épocas recientes y que se evidencian por efectos neotectónicos
y un vulcanismo de lodo activo.

Los recursos minerales como níquel, carbón y oro, representan en los últimos años un porcentaje
fundamental del producto interno bruto del departamento y han permitido, a través de las regalías
recibidas, incrementar su participación en la economía del departamento en general y de los
municipios mineros en particular.

La configuración geológico - estructural del departamento hace que con mayor o menor intensidad
y frecuencia se presenten eventos naturales de origen geológico que comprometen tanto obras de
infraestructura como vidas humanas. Los principales fenómenos naturales que afectan la región
son: deslizamientos, inundaciones, vulcanismo de lodo, sismicidad y los asociados con zonas
costeras: mareas, deriva litoral y huracanes.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

1. INTRODUCCION

El Mapa Geológico de Córdoba y su memoria explicativa son el resultado de la actividad


cartográfica e investigativa llevada a cabo durante más de setenta años y en especial durante
los últimos veinte, cuando a través de los trabajos de exploración para hidrocarburos y levanta-
mientos sistemáticos, llevados a cabo por las compañías petroleras e INGEOMINAS, se ha
logrado tener un conocimiento adecuado de la geología del departamento y de sus recursos
naturales no renovables.

El Mapa Geológico del departamento se elaboró con énfasis litológico - estructural teniendo en
cuenta las diferentes aplicaciones de un documento de esta naturaleza, tanto en el análisis de
los problemas geológicos involucrados en la ejecución de las obras básicas de infraestructura
necesarias para el desarrollo de la región, afectada en gran parte por inundaciones periódicas y
localmente por desprendimientos en masa y eventos sísmicos, como en la prospección y eva-
15
luación de los recursos no renovables con inclusión del agua subterránea como un elemento
esencial y estratégico para su futuro desarrollo.

La cartografía geológica suministra la información básica para la elaboración de un plan de


desarrollo minero e hidrológico y de un programa sistemático de exploración para localizar
nuevos recursos minerales e hídricos, acorde con las condiciones geológicas del área y del
entorno físico.

La estructura geológica del departamento, los depósitos minerales asociados con las diferen-
tes unidades litológicas, las cuencas sedimentarias y su probabilidad de contener reservas
económicas de hidrocarburos y el recurso hidrológico, hacen del recurso natural no renovable
en el departamento una fuente económica de perspectivas promisorias.
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

La memoria explicativa que acompaña el mapa, amplía desde el punto de vista litoestratigráfico
- tectónico, de los recursos naturales no renovables y de las amenazas naturales, la informa-
ción consignada a escala 1:250.000. El mapa es de utilidad para el diseño y construcción de
obras civiles, planeación del uso del suelo, delimitación de áreas de riesgo potencial, prospec-
ción de recursos naturales no renovables y elaboración de mapas de ordenamiento del medio
físico y territorial.

La descripción de las unidades litológicas se ha hecho de acuerdo con su edad, teniendo en


cuenta los ambientes de formación para conformar la leyenda del mapa. El capítulo de geolo-
gía económica hace énfasis en los ambientes tectono - estratigráficos para evaluar la posibili-
dad de encontrar nuevos recursos de importancia económica en el área del departamento.
16

Las amenazas potenciales se analizan con base en los fenómenos naturales registrados histó-
ricamente, teniendo en cuenta su recurrencia e incidencia para evaluar el posible riesgo.

El Mapa Geológico de Córdoba y la información básica utilizada para la elaboración de la


memoria explicativa, son el resultado de investigaciones y labores de campo llevadas a cabo
por numerosos profesionales, quienes con su trabajo, y en algunos casos con su propia vida,
han contribuido al conocimiento básico de su geología y sin cuyo esfuerzo y dedicación no
hubiera sido posible alcanzar los objetivos propuestos.
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

2. GENERALIDADES evolución de los fenómenos geológicos que


han ocurrido sobre su superficie y lo han
configurado. El territorio del departamento está
comprendido dentro de la
2.1 LOCALIZACIÓN gran Llanura del Caribe,

2. GENERALIDADES
y conformado por las
El Departamento de Cór- cuencas de los ríos Sinú
doba está situado al nor- y San Jorge; puede con-
te del país en la llanura del siderarse dividido en dos
Caribe, entre los 7° - 23' y grandes regiones: Una
9° - 26' de latitud Norte y plana (60 %) y otra mon-
los 74° - 52' y 76° - 32' de longitud al Oeste de tañosa y de colinas. Las principales unidades
Greenwich (Figura 1), con una extensión territo- fisiográficas se muestran en la Figura 2.
rial de 25.020 km2 (IGAC, 1992); limita por el
norte con el Mar Caribe, por el oriente con los
departamentos de Sucre y Antioquia y por el sur
y occidente con el departamento de Antioquia. 2.2.1. Área plana.
17
Se extiende desde la Región Caribe en el extre-
mo norte hasta la faja septentrional de las cordi- El área plana con altura inferior a 100 m.s.n.m.,
lleras Central y Occidental y limita en su extre- hace parte de la Llanura del Caribe y alberga los
mo suroccidental con la región de Urabá. Esta valles aluviales de los ríos Sinú y San Jorge y el
ubicación incide tanto en la diversidad física área costera septentrional. En ella se localiza la
como en las comunicaciones e influencia mayor parte de los municipios, donde se aprecia
cultural. una actividad económica notable con suelos de
alta calidad, dedicados a la ganadería y en menor
El territorio cordobés se halla localizado en lati- proporción a la agricultura.
tudes bajas, cerca a la línea ecuatorial, lo cual
lo coloca bajo la influencia de una radiación so-
lar constante y de la acción de la zona de con-
vergencia intertropical, condicionando así sus 2.2.2. Área de montañas y colinas.
características climáticas.
Está conformada por las estribaciones septen-
trionales de la Cordillera Occidental. En el Nudo
de Paramillo (3.960 m.s.n.m.), la cordillera se
2.2 FISIOGRAFÍA divide en tres ramales: uno occidental denomi-
nado Serranía de Abibe, otro central, Serranía
El relieve y modelado actual de una región, son de San Jerónimo y el más oriental denominado
factores fundamentales para comprender la Serranía de Ayapel.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

SAN ANDRES

PROVIDENCIA

MAR CARIBE LA GUAJIRA


ATLAN-
TICO
MAGDALENA

CESAR
10 N

PANAMA
SUCRE NORTE
DE
VENEZUELA
CORDOBA BOLIVAR
SANTANDER

ANTIOQUIA SANTANDER
ARAUCA

OCEANO
CHOCO
PACIFICO CALDAS
BOYACA CASANARE
Risaralda CUNDINA-
18 MARCA
VICHADA 5N
Quindio

TOLIMA
VALLE
META

GUAINIA
HUILA
CAUCA

GUAVIARE
NARIÑO

CAQUETA VAUPES
PUTUMAYO
BRASIL
ECUADOR 0

AMAZONAS
PERU

L oc al i z ac i ón ge og ráf i c a y astr onó mi ca


de l d ep art am ent o de Cór d oba

Tomado de:I .G.A.C., 1.992 Digitalizó: Mar garita Rodrí guez G.


0 10 0 2 0 0k m
Escala: Gr áfica Fec ha: V II- 97 Fi g. 1
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

19
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

La Serranía de Abibe marca el límite occidental La Serranía de Ayapel sigue una dirección
entre los departamentos de Antioquia y Córdo- sur-noreste; sirve de límite oriental entre los
ba, donde se encuentran los altos de Granizal departamentos de Antioquia y Córdoba y
(2.200 m.s.n.m.), Quimarí (2.000 m.s.n.m.) y separa las cuencas hidrográficas de los ríos
Carepa (1.600 m.s.n.m.) y además constituye la San Jorge y Cauca. Su estructura monta-
vertiente occidental de la cuenca del Río Sinú. ñosa penetra al departamento hasta cerca a
Al penetrar al departamento pierde altura rápida- la población de Puerto Libertador donde des-
mente y por lo tanto su carácter montañoso, para aparece y constituye la vertiente oriental del
manifestarse como colinas. Antes de terminar Río San Jorge.
en el Mar Caribe se divide en dos ramales de-
nominados serranías El Aguila y Las Palomas;
esta última sirve de divisoria de aguas que
drenan hacia el Río Canalete y el Mar Caribe, 2.3 HIDROGRAFÍA
de las que lo hacen hacia el Río Sinú; su altu-
ra máxima no sobrepasa los 200 m.s.n.m. Las aguas superficiales en el departamento per-
tenecen básicamente a cuatro cuencas o áreas
La Serranía de San Jerónimo conserva inicial- hidrográficas: La cuenca del Río Sinú, la cuenca
20
mente la dirección norte - sur que caracteriza del Río San Jorge, el área costera y el área de
los sistemas orográficos de la Cadena Andina estuarios (Figura 3).
septentrional y luego toma un rumbo noreste
para seguir por territorios de los departamen-
tos de Córdoba, Sucre y Bolívar, donde con- 2.3.1 Cuenca del Río Sinú.
forma la región conocida como Sabanas de
Bolívar (IGAC, 1992). El área montañosa de La cuenca del Sinú tiene un área aproximada de
mayor extensión en el departamento está cons- 13.700 km2; de éstos, 1.100 km2 corresponden
tituida por esta serranía con alturas superiores al Departamento de Antioquia y los 12.600 res-
a los 500 m.s.n.m., la cual mantiene su tantes incluyen áreas de 15 de los 26 municipios
estructura hasta cerca a la población de cordobeses (IGAC, 1992). El 60 % del área de
Tierralta, donde se localiza el Cerro Murrucucú. la cuenca corresponde a un relieve plano (0-100
A partir de este cerro, pierde altura hasta con- m.s.n.m.) que incluye la red fluvio-lacustre y el
vertirse, hacia el nororiente, en una sucesión valle. El 40 % restante lo integran las vertientes
de colinas bajas (100-200 m.s.n.m.) de relieve montañosas y colinas.
ondulado y drenaje deficiente, conocidas con
el nombre de sabanas. Esta región se carac- Esta cuenca ha sido dividida en tres zonas: cuen-
teriza por prolongadas sequías, razón por la ca alta o Alto Sinú, la cuenca media o Medio Sinú
cual sus suelos son poco aptos para la agri- y cuenca baja o Bajo Sinú, sin que haya claridad
cultura y sólo en época de lluvias abundantes en la demarcación de sus límites (Figura 4). El
se prestan para un tipo de ganadería extensiva. IGAC (1992) tomó como criterio de división la
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

21
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

22
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

topografía y características del valle, a partir de las entre menos de 30 y más de 120 días al año y el
cuales el Alto Sinú incluye el área montañosa del 42 % restante lo constituyen aluviones antiguos
sur del departamento con alturas entre 500 y 2.200 y recientes, aluviones salinos y terrazas areno-
m.s.n.m. En esta área la cuenca presenta un alto sas (Tabla 1). En la planicie fluvio-lacustre se
grado de disección y un tipo de vegetación natural observan diques naturales recientes y antiguos,
con predominio de bosque primario y secundario. cauces abandonados y depresiones total o
El río recoge allí sus principales tributarios, los ríos parcialmente cubiertas de agua.
Manso, Tigre, Esmeralda, Verde y Salvajín y una
compleja red de quebradas.
2.3.2 Cuenca del Río San Jorge.
El Medio Sinú presenta vertientes de colinas ba-
jas, entre 100 y 200 m.s.n.m. y su inicio coincide Abarca parte de los departamentos de Córdo-
con el comienzo del valle aluvial. El Bajo Sinú ba, Antioquia, Sucre y Bolívar; la parte corres-
comprende un terreno bajo y anegado en la parte pondiente al departamento de Córdoba puede
noroccidental del departamento y limita con el área dividirse en dos zonas: Cuenca del Alto San Jor-
costera y de estuarios. ge y Cuenca del Medio San Jorge (Figura 4).

23
El Río Sinú corre en sentido sur-norte desde su El Alto San Jorge comprende la vertiente mon-
nacimiento en el Nudo de Paramillo (Antioquia) a tañosa localizada en el sur del departamento,
3.500 m.s.n.m. hasta su desembocadura en la entre la Serranía de San Jerónimo y la Serra-
Boca de Tinajones en el extremo meridional del nía de Ayapel, con alturas entre 500 y 3.000
Golfo de Morrosquillo (Mar Caribe). Tiene una m.s.n.m. y una precipitación media anual su-
longitud aproximada de 340 km. perior a 3.000 mm (IGAC, 1992). El Medio San
Jorge es un área relativamente plana que coin-
El Valle del Sinú comienza cerca de Angostura cide en gran parte con el valle aluvial del Río
de Urrá, a 30 km de la cabecera municipal de San Jorge y está sujeta a inundaciones perió-
Tierralta, al sur del departamento y corre paralelo dicas (Figuras 5a y b).
al río hasta su desembocadura en Tinajones.
Presenta un ancho promedio de 26 km hasta El río corre en dirección sur-norte desde el
Montería, con algunos estrechos cerca a la Cié- Nudo de Paramillo hasta su desembocadura
naga de Betancí y de la población de Volador. en el Brazo de Loba del Río Magdalena en el
Entre Montería y Lorica el valle se amplía hasta Departamento de Bolívar; tiene una longitud
alcanzar unos 60 km; allí cambia su rumbo ha- aproximada de 388 km, de los cuales 260
cia el occidente, donde conforma un delta en la corresponden a Córdoba.
desembocadura del río y el estuario de Cispatá,
antigua desembocadura. A través de su evolución el río ha constitui-
do un valle fértil con una superficie actual
El valle tiene unos 4.500 km2 (C.V.S., 1979) de de unos 2.000 km2 que se inicia en el sitio deno-
los cuales un 58 % son suelos que se inundan minado Chimorro al suroriente del departamento
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

Tabla 1. Características del Valle del Sinú

TIPO DE SUELO km2 PROBLEMA

Aluviones recientes planos 257 Defecto de drenaje

Aluviones antiguos planos 291 Variabilidad físico-química

Aluviones antiguos arcillosos 1.133 Permeabilidad débil

Aluviones salinos 105 Salinidad

Terrazas arenosas 67 Características físico-químicas

Aluviones recientes 557 Problemas drenaje, inundación menor 30 días

Aluviones recientes 1.285 Drenaje, baja permeabilidad, inundación 30-60 días

Depresiones 455 Materia orgánica, inundaciones entre 60 y 120 días


24

TOTAL VALLE 4.475 (33 % total de la cuenca)

Con problema de inundaciones 2.622 58 % del valle

Cuenca (Córdoba) 12.570 (90% total de la cuenca; 50% del área departamental)

TOTAL CUENCA 13.670

Fuente: FUNCARIBE (1987)

y se va ensanchando paulatinamente hasta su 2.3.3 Área Costera.


desembocadura en el Magdalena. En general, el
Valle del San Jorge presenta un relieve plano con Al norte del departamento existe una franja litoral
alturas inferiores a 100 m.s.n.m. y en el Munici- de unos 130 km de longitud y 6 km de ancho en
pio de Ayapel presenta una amplia llanura cena- promedio (Figura 3). De oriente a occidente esta
gosa donde comienza la Depresión Momposina. zona se inicia desde Punta Arboletes (Figura 3),
En el sector de esta depresión correspondiente en el límite con Antioquia, hasta Punta de Pie-
al Departamento de Córdoba, sobresale el com- dra, en el límite con Sucre.
plejo fluvio-lacustre de la Ciénaga de Ayapel con
unos 300 km2 de extensión el cual recoge los El área costera presenta pocas corrientes fluvia-
excedentes de agua del Río San Jorge y en oca- les y casi ninguna zona lacustre. El sector de
siones del Cauca. estuarios podría hacer parte de esta área pero
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

25

Figura 5a y b. Regiones inundadas en la Cuenca del Río San Jorge, sector


Planeta Rica - La Apartada ( Montelíbano )
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

26

Figura 6. Características morfológicas de la Costa Caribe en el departamento de Córdoba,


sectores Los Córdobas y San Bernardo del Viento
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

por sus características fluviomarinas particulares 2.4 CLIMA


se considera como un área diferente (IGAC,
1992). La posición latitudinal del departamento hace que
su territorio no sea afectado significativamente
La corriente fluvial más importante es el Río por los cambios estacionales. Se dispone de
Canalete, el cual fluye con dirección sur-norte unas 12 horas de luz diarias durante todo el año.
desde su nacimiento en el Cerro de La Gloria a La insolación varía de sur a norte (Figura 7): la
320 m.s.n.m., hasta su desembocadura en el Mar mitad del departamento presenta un promedio
Caribe, con una longitud de 63 km y una superfi- anual que oscila entre 1.400 y 1.800 horas de
cie, para toda la cuenca, de 905 km2. Este río es luz/año: un 40 % oscila entre 1.800 y 2.200 y
corto y estrecho y en período de menor pluviosidad algunas áreas al oriente y nororiente tienen entre
se reduce considerablemente su caudal. 2.200 y 2.600 (IGAC, 1992).

La tropósfera del departamento presenta una tem-


peratura alta del aire debido al promedio de alti-
2.3.4 Área de Estuarios. tud que tiene su territorio (20 m.s.n.m.). La tem-
peratura anual promedia es de 28° C con un lige-
El Río Sinú durante el presente siglo ha modifi- 27
ro aumento en marzo, abril y mayo. La variación
cado su desembocadura en la Bahía de Cispatá diaria, entre el día y la noche, puede alcanzar 10°
y actualmente lo hace por la Boca de Tinajones. C, pero la variación espacial es mínima pues un
Esta variación produjo el surgimiento de un 98 % del territorio se encuentra en el piso térmi-
ecosistema estuariano en el antiguo delta y sus co cálido (0-1000 m.s.n.m.).
áreas adyacentes y la construcción de un nuevo
delta (IGAC, 1992). La humedad relativa promedio anual es del 84 %
(IGAC, 1992). Esta humedad se asocia con la
El área de estuarios abarca una superficie aproxi- insolación a partir de la cual se originan intensos
mada de 130 km2 e incluye el delta de Tinajones procesos de evapotranspiración, los cuales va-
y la red de caños y ciénagas de Cispatá como rían de suroccidente a nororiente desde unos
los de Sicara, Caño Lobo, Caño Grande y Caño 1.200 mm hasta valores de 2.200 mm en Ciéna-
Soldado, los cuales comunican el Río Sinú con ga de Oro y Sahagún.
la Bahía de Cispatá a través del sistema de cié-
nagas y del Caño Palermo. Son notorios los man- La precipitación anual media disminuye de sur a
glares, cuyo crecimiento es favorecido por una norte; varía de más de 3.000 mm en el área mon-
pluviosidad variable con precipitación entre 1.200 tañosa al sur, a unos 1.000 mm en el norte
y 1.400 mm anuales. (Figura 8). La alta pluviosidad del área monta-
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

28
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

29
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

ñosa se explica porque cuando la convergencia nante colinas onduladas que no superan los 500
intertropical (CIT) recorre la zona Baudó- m.s.n.m. y suelos generalmente bien drenados.
Chocó-Alto Sinú y San Jorge, enfrenta una terce- Las colinas nororientales presentan suelos poco
ra masa de aire saturada de humedad provenien- profundos, pobres en nutrientes y con tendencia
te del Océano Pacífico, la cual choca con las a compactación; se localizan en el piso térmico
estribaciones montañosas del extremo meridio- cálido con características secas. Las colinas del
nal de la cuenca alta del Río Sinú y causa movi- sur se asocian con un piso térmico cálido.
mientos convectivos de las masas de aire y pre-
cipitaciones.

Hacia el norte no existen barreras montañosas 2.5.2 Suelos de planicie aluvial o lacustre.
que contribuyan a precipitar la humedad prove-
niente del Mar Caribe o de la Amazonía y por tal Están localizados a lo largo de los valles de los
razón la precipitación anual media disminuye, ríos Sinú, San Jorge y Canalete. Presentan como
mientras que por la alta insolación y temperatura característica común su origen aluvial y el relieve
del aire, la evaporación aumenta disminuyendo plano (0-100 m.s.n.m.). Con base en sus caracte-
el grado de humedad del suelo. En el litoral exis- rísticas hidrográficas se pueden distinguir dos ti-
30
ten vientos locales, brisa marina, que contribu- pos: Los suelos de planicie aluvial inundable y de
yen a la evaporación y por consiguiente a la se- planicie aluvial no inundable.
quedad del suelo de las colinas próximas a la
costa. Las planicies aluviales no inundables ofrecen el mejor
suelo del departamento: bien drenados, fértiles, pro-
fundos y mecanizables, localizados en las vegas, te-
rrazas y diques naturales de los ríos Sinú, San Jorge
2.5 SUELOS y Canalete.

De acuerdo con IGAC (1992) la interrelación en-


tre el relieve, la hidrografía, condiciones climáticas
y drenaje ha desarrollado en el territorio cordo- 2.5.3 Suelos de planicie aluvial de
bés cinco tipos básicos de suelos: de colinas, piedemonte.
de planicie aluvial o lacustre, de planicie aluvial
de piedemonte, de planicie litoral y de cordillera Son suelos desarrollados sobre abanicos
(Figura 9). aluviales formados sobre las quebradas que
bajan de las serranías de Abibe y San Jeró-
nimo. Se localizan entre Valencia y Cereté
2.5.1 Suelos de Colinas. por la margen occidental del Río Sinú y en
zonas próximas a las poblaciones de
Este tipo de suelos ocupa la mayor extensión del Tierralta y Planeta Rica sobre la margen
departamento; presentan como rasgo predomi- oriental. Son suelos con características de
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

31

INGEOMINAS
Tipos de suelo en el departamento
de Córdoba

Por: Tomado del I.G.A.C., 1.992 Dibujo: Beatriz E. Valencia

0 15 30 45 Km

E S C A L A FECHA: FIGURA: 9
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

drenaje variadas, fertilidad moderada a alta 2.6 SÍNTESIS DEL MEDIO NATURAL
y tendencia a la acidez.
Las características definidas anteriormente indi-
can limitaciones y potencialidades del medio
geográfico del departamento para su desarrollo so-
2.5.4 Suelos de planicie litoral.
cio-económico.

La zona costera presenta dos tipos de suelos:


Las limitaciones se relacionan con las condicio-
marinos y fluviomarinos o de estuario. Los mari-
nes hidroclimáticas y de drenaje de los suelos. Las
nos son de influencia aluvial reciente, general-
variaciones espacio-temporales de las precipitacio-
mente mal drenados; se localizan en barras de
nes y de la evotranspiración influyen en la disponi-
playa y playones de terrazas marinas, donde do-
bilidad hídrica de algunas áreas, especialmente en
minan suelos arenosos con alto contenido de
el período de verano cuando muchos ríos reducen
sales.
su caudal, las ciénagas disminuyen su superficie
de agua y algunas quebradas y caños se secan.
Los suelos fluvio-marinos o de estuario están lo-
calizados cerca a San Antero, adyacentes a la
La situación anterior es más crítica en las colinas
32 Bahía de Cispatá. Son ricos en materia orgáni-
nororientales y noroccidentales y en la planicie lito-
ca, blandos, permanentemente encharcados y de
ral donde el nivel freático es muy bajo y el prome-
textura limosa; están sometidos a los efectos de
dio de evapotranspiración anual supera a la preci-
fluctuación de las mareas y de las aguas del Sinú.
pitación media anual, lo cual contribuye a la pérdi-
da de humedad en los suelos y por lo tanto de su
capacidad productiva. En la planicie litoral se pre-
2.5.5 Suelos de cordillera. sentan áreas de baja lluviosidad donde la precipi-
tación anual media es menor a 1.000 mm. La es-
Estos suelos se han desarrollado en el área mon- casez de agua en estas áreas es un obstáculo
tañosa de los ríos Sinú y San Jorge, en las para el desarrollo económico debido a que las co-
estribaciones de la Cordillera Occidental. Son rrientes fluviales y depósitos de agua son esca-
suelos con relieve quebrado o muy quebrado, lo- sos.
calizados a más de 500 m.s.n.m., asociados con
características climáticas variables, diversos pi- Las limitaciones debidas a las características del
sos térmicos y presencia de bosque primario. En drenaje, se manifiestan en gran extensión de los
el departamento existen 250 km2 de tierra corres- valles de los ríos Sinú y San Jorge que se inundan
pondiente al piso térmico templado (entre 1.000 periódicamente; esto implica el desaprovechamien-
y 2.000 m.s.n.m.) y 64 km2 correspondientes al to de unos 3.500 km2 de suelos aluviales de gran
piso térmico frío (entre 2.000 y 3.000 m.s.n.m.). fertilidad.
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

2.7 ACTIVIDAD ECONÓMICA La pesca fluvio-lacustre tiene lugar en unos 1.000


km2 sobre áreas fluvio-lacustres de los ríos Sinú
La estructura económica tiene relación con la y San Jorge. De la cuenca del San Jorge se
conformación de la economía, de acuerdo con extrae el 95 % de los peces que se consumen
sus sectores productivos y la forma como ellos en el departamento y el 7 % del total del país
se integren para generar un volumen de pro- (IGAC, 1992); en época de subienda unos 7.000
ducción, tanto de bienes como de servicios, uti- pescadores derivan su sustento de la pesca en
lizados por la comunidad para satisfacer sus ne- esta región.
cesidades.
La franja litoral presenta una extensa plata-
Los espacios geoeconómicos presentes en forma continental de pendiente muy suave,
Córdoba son de carácter diverso: agropecuario, rica en peces y camarones. La pesca inten-
pesca fluvio-lacustre, explotación minera, apro- siva desarrollada en los últimos años por
vechamiento de recursos marinos y de estuarios, empresas industriales ha ido sustituyendo a
aprovechamiento forestal e hidroeléctrico, la la artesanal con perjuicio de la economía de
actividad industrial y el empleo público. sostenimiento en la región costera.

33
La actividad ganadera ocupa la mayor parte del El área de estuarios de Cispatá tiene gran-
territorio cordobés; los suelos destinados al pas- des recursos de mangle rojo y su explota-
toreo abarcan un 64 % de la superficie departa- ción juega un papel importante en la econo-
mental, en tanto que los usados en cultivos agrí- mía local, no sólo por la explotación maderera
colas solo ocupan un 8 %. Los pastos presen- sino por el fomento en el cultivo de espe-
tan una variación espacial asociada con las ca- cies marinas de peces, camarones y ostras,
racterísticas orohidrográficas del departamento y como una nueva alternativa de la explotación
en este sentido existen pastos de planicies y pas- de los recursos del área.
tos de colinas. La producción ganadera está con-
dicionada por la calidad del suelo, la disponibili- La actividad minera del departamento se orga-
dad de agua, técnicas de manejo de los pastos y nizó a partir de la explotación de ferroníquel,
del ganado, las condiciones de nutrición y sani- oro, carbón y gas natural: la primera ha incidi-
dad animal. do fundamentalmente en la economía y desa-
rrollo de la región alrededor de Montelíbano y
La baja inversión en obras de adecuación e irri- del departamento en general, a través de las
gación acentúa la dependencia de la producción regalías.
agropecuaria de las condiciones atmosféricas;
adicionalmente, las deficiencias de comerciali- El desarrollo manufacturero es débil e inci-
zación y vías hace que los productos afronten piente y tiene un reducido peso en el valor agre-
altos riesgos económicos. gado nacional y departamental. La actividad
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

industrial refleja el carácter agropecuario del de carreteras que facilite el acceso al mar
departamento: las pocas industrias existen- con excepción de la bahía de Cispatá y áreas
tes se relacionan con el procesamiento de aledañas. En invierno es casi imposible tran-
productos agropecuarios y presentan una alta sitar por la vías de acceso a Moñitos y a Los
concentración en Montería y Cereté, debido Córdobas.
a la cercanía de las materias primas, las
condiciones de accesibilidad, la prestación de
servicios y la disponibilidad de mano de obra.
2.9 POBLACIÓN

El censo de 1985 (DANE, 1986) indica que


2.8 VÍAS DE COMUNICACIÓN el Departamento de Córdoba tiene 913.636
habitantes de los cuales el 43,5 % estaba
La red vial del departamento está constitui-
concentrado en las cabeceras municipales.
da por 2.800 kilómetros de carreteras distri-
La distribución actual de la población per-
buidas en una red primaria de carácter na-
mite diferenciar tres áreas: una semivacía,
cional, una secundaria o de carreteras
una medianamente poblada y otra de alta
34 intermunicipales y una terciaria o de vías de
concentración.
penetración; las dos últimas redes son de
carácter departamental. De este total, unos El área semivacía coincide, en gran parte, con
450 km están pavimentados. los municipios del sur del departamento, en don-
de se localiza el 7 % de la población total y sólo
El eje Montería-Coveñas permite la interacción
existen dos núcleos urbanos de importancia:
y movimiento entre las áreas geoeconómicas
Montelíbano y Puerto Libertador, los que aglutinan
más importantes de Córdoba: El Medio y Bajo
23.000 habitantes. Predomina la población rural
Sinú. El eje Montería-Chinú facilita la
dispersa con una densidad inferior a 10 habitan-
interacción o intercambio con los centros
tes por km2.
subregionales de Sincelejo, Cartagena y Ba-
rranquilla, en tanto que el eje Montería- El área medianamente poblada corresponde
Caucasia facilita el movimiento hacia Medellín, a las cuencas medias de los ríos Sinú y San
especialmente de productos agropecuarios. Jorge y parte del litoral, donde se localizan
11 asentamientos que agrupan unos 90.000
Los subejes de Montería-Tierralta-Valencia
habitantes. Predomina la población rural con
y Montería-Puerto Rey-Arboletes facilitan el
una densidad entre 10 y 30 habitantes por
transporte y movimiento del Alto Sinú, del
kilómetro cuadrado.
área de Valencia y de la región costera de
Urabá.
El área con mayor concentración de pobla-
A pesar del gran potencial de recursos mari- ción se ubica en la parte septentrional del
nos y del turismo, no existe una buena red departamento, hacia la cuenca baja del Río
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

Sinú y el área de sabanas. Se caracteriza presentada en Córdoba por las serranías de San
por altas densidades rurales que pueden Jerónimo y San Jacinto, que comprenden una fran-
superar los 100 habitantes por km 2; la po- ja del Paleógeno, formada por varios anticlinales
blación urbana se concentra en Montería, y sinclinales apretados en cuyo núcleo aflora el
Sahagún y Lorica. Cretácico en algunos casos.

La población rural tiene tendencia a dismi- La estratigrafía de esta región, a pesar de exis-
nuir y este es un problema relacionado con tir bastantes trabajos, dista aún de ser conoci-
las migraciones hacia los centros urbanos da en detalle y aceptada. Las variaciones de
debido a diferentes causas y cuyas conse- facies y los estudios realizados separadamente
cuencias son múltiples. Para establecer los han dado lugar a la existencia de nomenclatu-
objetivos del desarrollo departamental, es ras deficientes, que al intentar generalizarlas para
necesario definir las interrelaciones de es- toda la región han producido más confusión que
tos hechos con la población económicamen- aclaraciones. Lo anterior implica que aunque
te activa, producción por sectores, caracte- esta región es una de las más estudiadas, prin-
rísticas físicas de las regiones y condicio- cipalmente por su potencial petrolífero, la infor-
nes de orden público. mación derivada de estos estudios no ha sido
35
publicada y reposa en los archivos de la indus-
tria petrolera (HAFFER, 1960). Tres han sido
las secciones más estudiadas y su extrapola-
2.10 FUENTES DE INFORMACIÓN ción a regiones vecinas de una manera indirec-
ta incide en la nomenclatura utilizada en el de-
Trabajos de geología regional en el área que hoy partamento: La sección de los alrededores de
cubre el departamento de Córdoba, se han efec- Toluviejo-Corozal, estudiada por Beck (1921) y
tuado casi desde comienzos del siglo, con énfa- Werenfels (1926); la sección de Cerro Canso-
sis en las cuencas sedimentarias para la bús- na-Zambrano o El Carmen- Zambrano (ANDER-
queda de hidrocarburos (HUBACH, 1928); pero SON, 1926; CHENEVART, 1963) y la sección
los estudios sistemáticos de geología, prospec- de Tubará (ANDERSON, 1926, 1929).
ción minera e hidrocarburos sólo se inician hace
relativamente poco tiempo. Las condiciones La sección estratigráfica general al occidente del
topográficas y geomorfológicas impiden tener la Río Sinú y en sus alrededores, fué establecida
información de superficie suficiente para lograr por Oppenheim (1957) quién empleó una no-
una adecuada interpretación de los eventos menclatura independiente a la del resto de la
geológicos, que a través del tiempo han configu- región. El mapa de Shell-Cóndor (1962) reco-
rado la situación geológica actual de la región. pila el conocimiento geológico de la región
occidental de Colombia a escala 1:1'000.000.
El Terciario en la costa Caribe comprende una
amplia zona desde las estribaciones septentrio- El conocimiento general de la geología de la
nales de las cordilleras Central y Occidental, re- costa noroccidental colombiana, corresponde
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

en líneas generales a los trabajos publicados 2.11 METODOLOGÍA


(DUQUE, 1972, 1973, 1979, 1980, 1984a;
DUQUE et al., 1983; DUEÑAS Y DUQUE, 1981) La base topográfica del departamento, es-
y a la información obtenida durante los proyectos cala 1:300.000, elaborada por el IGAC (1982)
de cartografía geológica y de interpretación de fue digitalizada utilizando el programa ARC/
sensores remotos (INGEOMINAS-ECOPETROL, INFO. A partir de ésta se obtuvo una base
1994). topográfica a escala 1:250.000 sobre la cual
se consignó la información geológica básica:
Los trabajos específicos de evaluación de re- Unidades de roca y sus contactos, estructuras
cursos minerales (GEOMINAS, 1986) (NACIO- mayores y tectónica, y se seleccionaron las uni-
NES UNIDAS-INGEOMINAS, 1975, 1976) han dades representativas para la escala de recopila-
suministrado información complementaria para ción exagerando algunas que pueden tener im-
la descripción de los depósitos minerales. portancia en la interpretación de la evolución
geológica del área. En la compilación se mantie-
Page (1986), presenta un estudio detallado so- nen en términos generales, los límites y tipos de
bre las características tectónicas del contactos entre unidades establecidas en las
noroccidente colombiano con información va- fuentes de información cartográfica utilizadas
36
liosa, que permite evaluar la actividad (Figura 10), con ajustes de carácter escalar y
neotectónica en el departamento. Los estu- unificación de la nomenclatura acorde con el
dios geotécnicos y estructurales realizados avance del conocimiento geológico de la región
para el desarrollo hidroeléctrico en el sur del noroccidental de Colombia.
departamento, cuencas del Sinú y San Jorge,
aunque se refieren a regiones localizadas y son La información geológica utilizada para la elabo-
de carácter específico, contienen información ración del mapa (Figura 10) es una compilación
de gran utilidad para el análisis de las caracte- de las planchas publicadas o en proceso de pu-
rísticas geológicas del departamento. blicación; se complementa con información de
fotointerpretación y sensores remotos obtenida
Los trabajos llevados a cabo por la C.V.S. de las cuencas sedimentarias del Sinú y San
(1979) y AMBIENTEC (1986) para el ordena- Jorge o extrapolada de la región de Urabá para el
miento de las cuencas de los ríos Sinú y San extremo suroccidental del departamento; se adi-
Jorge, constituyen documentos básicos para cionan trabajos específicos en los campos de la
el estudio y evaluación de las características geomorfología, tectónica y geología económica.
geológicas y geomorfológicas de la región. Una vez terminada la recopilación cartográfica,
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

37

Figura 10. Mapa de fuentes de información cartográfica


Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

ésta se localizó sobre la base topográfica digital La memoria se elaboró con base en la infor-
para la elaboración de las capas geológicas, en mación bibliográfica disponible, ya sea pu-
programa ARC/INFO. Sobre este mapa se seña- blicada, o informes inéditos de compañías
lan las manifestaciones minerales, los sitios de petroleras. La bibliografía específica utili-
explotación de canteras y aluviones; las localida- zada en el texto se encuentra relacionada
des fosilíferas por ser de amplia distribución en en el capítulo de referencias.
las distintas unidades a través de todo el depar-
tamento no se han indicado.

38
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

3. ESTRATIGRAFIA Los estudios geológicos con enfoque


estratigráfico publicados sobre el área son po-
Las unidades - roca que afloran en el departa- cos, debido en parte a que muchos de ellos han
mento y que hoy confor- sido elaborados por em-
man su marco geológico presas petroleras y son

3. ESTRA
se formaron en ambien- de carácter restringido y
tes geotectónicos dife-
rentes y en épocas dis-
TIGRAFÍA
ESTRATIGRAFÍA por ello se dificulta obte-
ner cuadros de correla-
tintas; sólo recientemen- ción que permitan presen-
te han venido a constituir tar una nomenclatura úni-
una sola unidad ca. En la figura 11 se
geomorfológica. Por lo tanto, su evolución en muestra el esquema general de la nomenclatura
el espacio y en el tiempo en cada caso tiene utilizada y su correlación con los ambientes
características particulares y ello implica pro- tectónicos considerados. Sin embargo, es nece-
blemas en la utilización y aplicación de una sario tener en cuenta ante todo los trabajos rea-
nomenclatura uniforme para toda el área. Las lizados por Duque (1972, 1980, 1984a, b, 1990a,
regiones estructurales definidas en el departa- b) en la costa norte de Colombia y que cubren
39
mento, y en las cuales se agrupan las diferen- gran parte del departamento, como fundamento
tes unidades estratigráficas que afloran en él, del conocimiento geológico, bioestratigráfico y es-
no necesariamente coinciden con los acciden- tructural de la región.
tes geográficos de los cuales reciben su nom-
bre (Figura 11, Tabla 2). Las unidades roca que afloran hacen parte de los
cinturones terciarios de noroccidente colombia-
La nomenclatura utilizada en el presente tra- no, de la terminación septentrional de la Cadena
bajo se basa, para cada una de las zonas con- Andina centro-occidental y de la Cuenca de Urabá
sideradas, en los trabajos de: (Figura 11); su evolución estuvo controlada tanto
por los diferentes ciclos sedimentológicos como
Urabá: Haffer (1963, 1967); Duque (1990a, b) por sus estilos estructurales, que le imprimieron
a cada uno de ellos características diferentes, lo
Sinú: Haffer (1963, 1967); Duque (1972, 1980, que hace posible separarlos en dos grandes gru-
1990b); Dueñas y Duque (1981) pos, los cinturones Sinú y San Jacinto (Figura 12).

San Jacinto: Duque (1972, 1980, 1984a, 1984b) Al sur del departamento las unidades litológicas
pertenecen al extremo septentrional de la Cordi-
Cordillera Occidental: Álvarez y González llera Occidental y su límite con la Cordillera Cen-
(1978); González (1997) tral separadas entre sí por el extremo occidental
del Sistema de Fallas Romeral, denominado Falla
Cordillera Central: Maya y González (1995) Cauca-Almaguer. La Cordillera Occidental está
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

Sa n An te ro
SUCRE
Sn. Be rnar do
MA R C AR IB E d el Vie nt o
Lor ica

Chi nú
Pt o
Es condi do

La Yé
Can alet e
MONT ERI A

BO LIVA R

Pl ane ta Ri ca

AN T IOQ UIA
Ayape l
40 Val enc ia

Tier ral t a

Tucu rá Mo ntel í ban o


Pt o
Lib ert a do r

AN T IOQ UIA

Zona Estab le ó C in turó n d e Sn.Jacinto


de Platafo rma Anticl inorio de Sn. Jer ónimo

Cint urón S nJacin to


Ant icli norio Sn.Jacinto S.
Co rdi llera Occid ental
INGEOMINAS
Ci ntu rón Sinú An ticl inorio Cord illera C en tral
Abibe-Las Palomas

Cuen ca de Ur abá Límite de regió n Por: L ondo ño, A. y D ig i t a l iz ó :M a rg a ri t a R .


Go n z á l e z , H .
Es c a l a : 1 : 1 '5 0 0 . 0 0 0 Fe c h a : V - 9 7 F i g u ra 11
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba
41
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

42
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

constituida por rocas volcánicas de afinidad Esta unidad aflora al suroccidente del departa-
oceánica, mientras que la Central lo está por un mento como una franja alargada que se extiende
complejo polimetamórfico intruido por stocks hacia el Departamento de Antioquia en la zona
gabroides. de Urabá, y forma colinas suaves y onduladas.
Descansa discordantemente sobre la Formación
La parte occidental limita con la Cuenca de Urabá Salaquí en la Cuenca del Chocó, y su contacto
y hace parte del Bloque Chocó (DUQUE, 1984b, superior es aparentemente normal con la For-
1990a) caracterizado por rocas sedimentarias mación Napipí, en esta misma cuenca. En el
marinas del Oligoceno al Plioceno, especialmen- departamento aparece en contacto fallado (Falla
te arcillolitas y areniscas, y depósitos aluviales de Uramita) con la Formación Pajuil. Su espesor
del Cuaternario (ROJAS, 1968). en diferentes secciones es variable, desde 600m
(Río Truandó) hasta 2.300m (Río Mumbaradó) en
la Cuenca del Chocó (HAFFER, 1967).

3.1 CUENCA DE URABÁ Esta formación se ha datado como del


Oligoceno-Mioceno inferior con base en la abun-
Esta cuenca se encuentra localizada en el Golfo dante microfauna que contiene, aunque se han
de Urabá, en la parte oeste de la Serranía de 43
encontrado especies de foraminíferos caracte-
Abibe y en el flanco oeste de la Cordillera Occi- rísticas del Eoceno medio-tardío considerados
dental, hacia el Río Atrato (Figura 12). En el de- por Haffer (1967) como retrabajados en el
partamento sólo se encuentra su extremo Mioceno temprano.
nororiental, donde afloran sedimentitas de la
Formación Uva; Según Duque (1990 a) está se- La Formación Uva, por su edad, es posible
parada del Cinturón Sinú por la Falla de Uramita correlacionarla con la Formación Maralú y con la
(Figura 11). parte inferior de la Formación Floresanto en el
Cinturón Sinú, con las formaciones Ciénaga de
Oro y con la Formación El Carmen en los
anticlinorios de San Jerónimo y San Jacinto Sur,
3.1.1 Formación Uva (Pgu). así como con Formación Perdices en el
Anticlinorio de Luruaco (INGEOMINAS-
Fué definida por Haffer (1967) como una secuen-
ECOPETROL, 1994).
cia de limolitas grises calcáreas con intercalaciones
menores de arcillolitas de color gris, calizas
detríticas y areniscas calcáreas (Figura 13). La
sección tipo de esta unidad se encuentra localiza- 3.2 CORDILLERAS OCCIDENTAL Y
da en la parte superior del Río Uva en el Departa- CENTRAL
mento del Chocó, pero es incompleta ya que su
parte inferior no aflora, al parecer por fallamiento La parte sur del departamento está configura-
(HAFFER, 1967). da sobre una región montañosa que correspon-
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

44
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

de al extremo septentrional de las cordilleras 3.2.1.1.1 Formación Barroso (Ksvb y Kslb)


Occidental y Central, constituidas por rocas vol-
cánicas de afinidad oceánica en la Occidental Este nombre es usado para definir las rocas vol-
y rocas metamórficas de bajo a medio grado cánicas del Grupo Cañasgordas que afloran en
en la Central. la Cordillera Occidental, al occidente del Río
Cauca y que se extienden hacia el sur del Depar-
tamento de Córdoba. Toman su nombre del Río
Barroso, afluente del Río San Juan, en la región
3.2.1 Cordillera Occidental
de Salgar, Departamento de Antioquia (ÁLVAREZ
Y GONZÁLEZ, 1978).
Esta cordillera constituye la ramificación occiden-
tal de la cadena de Los Andes en su extremo
Esta unidad está constituida principalmente por
septentrional. En su terminación norte se divide
rocas volcánicas afaníticas-porfiríticas y derrames
en tres ramales denominados serranías de
macizos(Ksvb); consta principalmente de basal-
Abibe, San Jerónimo y Ayapel. Al occidente limi-
tos y andesitas de color verde producto de la al-
ta con las cuencas del Atrato y Urabá y al este
teración de los minerales máficos originales. Hacia
con la Cordillera Central a lo largo del valle del
el techo se encuentran facies piroclásticas aso-
Río Cauca (Figura 11). 45
ciadas con sedimentitas silíceas. Las rocas
basálticas son de color gris oscuro, a veces
Litológicamente, está conformada en su extremo
amigdaloides, compuestas por plagioclasa cálci-
norte por rocas cretácicas volcánicas y volcano -
ca, piroxeno y magnetita (GONZÁLEZ, 1997).
sedimentarias, que conforman parte del basamen-
to de las cuencas sedimentarias del caribe co-
Las facies piroclásticas están constituidas prin-
lombiano. Estas unidades corresponden al Com-
cipalmente por aglomerados, brechas y tobas
plejo Cañasgordas y al Volcánico de La Equis.
vítreas de composición basáltica predominante,
con piroclastos de rocas diabásicas, basaltos,
sedimentitas silíceas y de cristales de plagioclasa
3.2.1.1 Grupo Cañasgordas. con escaso cuarzo en matriz criptocristalina a
vítrea, de composición básica.
El Grupo Cañasgordas (ÁLVAREZ Y GONZÁLEZ,
1978), fue definido en la parte norte de la Cordi- Esta formación se encuentra suprayacida por las
llera Occidental, en el Departamento de Antioquia, sedimentitas de la Formación Penderisco y en
para describir el conjunto de rocas volcánicas contacto fallado con las rocas metamórficas de
básicas con sedimentitas relacionadas (Forma- la Cordillera Central; en algunos sectores hacia
ción Barroso) y rocas sedimentarias areno-arci- el sur se encuentra cubierta en discordancia, por
llosas, calizas y limolitas silíceas que las los sedimentos de las formaciones Amagá y
suprayacen (Formación Penderisco) y asignadas Combia (GONZÁLEZ, 1997).
al Cretácico Superior.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

Lodolitas silíceas asociadas (Kslb) características litológicas que presenta esta uni-
dad, se divide en dos miembros: Miembro Urrao
Unidad conformada por chert de color gris a ne- (areno-arcilloso) y Miembro Nutibara (calcáreo-
gro, con laminación fina plana, localmente ondu- lidítico).
lada; se encuentran además limolitas silíceas y
ocasionalmente areniscas líticas de color gris Miembro Urrao (Ksu). Denominado informal-
oscuro a negro. mente miembro areno-arcilloso. Está constituido
por limolitas y arcillolitas con algunas
Estratigráficamente esta unidad se encuentra ubi- intercalaciones de capas de grauvacas y conglo-
cada hacia el techo de la Formación Barroso, merados y cambios laterales en la secuencia con
como intercalaciones entre los cuerpos de ba- predominio de la fracción gruesa sobre la fina.
salto. El espesor de las capas en promedio es
de 30 cm, separadas por niveles arcillosos del- Aflora al sur del Departamento de Córdoba, en
gados y forman lentes de varios metros de espe- límites con el de Antioquia y se extiende hasta la
sor. Es común encontrar dentro de estas capas desembocadura del Río Sucio en el Río San Jor-
restos de radiolarios mal conservados, con su ge; forma una franja alargada, en algunos secto-
dimensión mayor paralela a la laminación y local- res limitada por fallas y en otros en contacto dis-
46
mente amonitas y bivalvos (ETAYO et al., 1983; cordante con los sedimentos terciarios del Cintu-
ETAYO, 1989). rón San Jacinto.

La presencia de lavas almohadilladas y lentes de Las limolitas se encuentran en capas de espesor


chert indican un ambiente marino profundo para variable, son macizas a finamente estratificadas,
la génesis de esta unidad (GONZÁLEZ, 1997). y tienen alto contenido de materia orgánica. Las
La composición química de las rocas volcánicas rocas grauváquicas se encuentran en capas cuyo
indica un magma original de composición toleítica, espesor varía de 5 cm a 2 m; presentan
que en contacto con el ambiente de formación intercalaciones delgadas de arcillolitas y limolitas.
sufrió un proceso de espilitización con transfor- Están compuestas por fragmentos de basalto,
mación de la mineralogía primaria en la actual, sedimentitas silíceas, plagioclasa, cuarzo y lá-
típica de las "rocas verdes" de fondos oceánicos. minas de mica; son rocas macizas a finamente
estratificadas. Las capas de conglomerado son
consideradas de dos tipos: un conglomerado
basal, donde predominan las fracciones volcáni-
3.2.1.1.2 Formación Penderisco. ca y piroclástica y un conglomerado
intraformacional donde predominan cantos de
Nombre utilizado para denominar las rocas pre- sedimentitas (GONZÁLEZ, 1997) de menor ta-
dominantemente sedimentarias del Grupo maño que los del conglomerado basal.
Cañasgordas que afloran en la parte axial y el
flanco occidental de la Cordillera Occidental Consta principalmente de sedimentos en facies
(ÁLVAREZ Y GONZÁLEZ, 1978). Dadas las de turbiditas proximales pero hacia el techo de la
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

secuencia éstas se vuelven distales, ya que pre- oscuro se debe a la variación en el contenido de
sentan intercalaciones de chert y calizas. materia orgánica.

Miembro Nutibara (Ksn). Este nombre se utili- Origen. Las rocas areno-arcillosas del Miembro
za para agrupar las rocas biogénicas o químicas Urrao, conglomerados, areniscas arcósicas, are-
finas como chert y calizas micríticas que hacen niscas líticas, limolitas arcillosas y arcillolitas
parte del Grupo Cañasgordas, denominado infor- limosas, indican que la parte basal de la Forma-
malmente miembro calcáreo- lidítico (GONZÁ- ción Penderisco se originó en un ambiente de
LEZ, 1997). corrientes de turbiedad, donde la superficie de
depositación tenía una pendiente suave, ya que
Aflora al suroeste del departamento como una no se presentan estructuras de derrumbes en las
franja alargada que se extiende desde el Depar- secuencias. Estas rocas corresponden a facies
tamento de Antioquia; limitada al este por los de turbiditas proximales para las fracciones más
sedimentos terciarios del Cinturón Sinú (DUQUE, gruesas y distales para las más finas, con varia-
1984a) y al oeste por la Falla de Uramita. ción algunas veces de la densidad de las corrien-
tes (HOYOS et al., 1990).
Está constituido principalmente por chert y cali-
zas con intercalaciones locales de limolitas 47
La parte superior de esta formación, miembro
silíceas, arcillolitas, grauvacas y silos de diabasas calcáreo-lidítico, indica precipitación química en
(GONZÁLEZ, 1997). Las calizas y el chert se aguas profundas en fosas (ÁLVAREZ Y GONZÁ-
encuentran en capas delgadas separadas por lá- LEZ, 1978). La alternancia de capas silíceas y
minas arcillosas. Las calizas son micríticas y las calcáreas se debe a condiciones especiales con-
capas de chert contienen localmente fauna troladas por pulsos volcánicos, los cuales pue-
planctónica. Hacia el techo se encuentran den influir en la concentración de sales y geles
interestratificadas limolitas y arcillolitas acumu- en el agua de mar, que modificaron la temperatu-
ladas por corrientes de turbiedad. ra y por consiguiente el punto de compensación
Las calizas micríticas pueden constituir hasta un de los carbonatos. Esto implica que durante las
40% de este miembro; hacia la base se encuen- etapas de no actividad volcánica, se disminuye
tran interestratificadas con bancos de chert mien- la concentración de sílice y se favorece la acu-
tras que hacia el techo predominan calizas con mulación de organismos pelíticos ricos en car-
intercalaciones delgadas de limolitas, chert y bonatos (HOYOS et al., 1990). Cuando retorna
grauvacas. El espesor de las capas varía entre la actividad volcánica se producen cambios brus-
10 y 30 cm, y llegan a formar bancos de 30 m de cos en la temperatura y un aumento en la con-
espesor sin estratificación. Son rocas macizas y centración de sílice, y a medida que la tempera-
densas de origen pelágico, que contienen fósiles tura disminuye, por la ausencia de nuevos pul-
irreconocibles debido a su reemplazo total o par- sos, el material silíceo se precipita generándose
cial por calcita. La coloración de gris claro a gris así la alternancia de capas calcáreas y silíceas.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

3.2.1.1.3 Edad. Formación Cisneros, desde su supuesta base


hasta el nivel de pizarras rojas y verdes en el
Este grupo ha sido asignado al Cretácico supe- sentido de Barrero (1979). El Miembro Nutibara,
rior con base en la fauna de foraminíferos y con sus niveles de calizas, liditas y tobas puede
radiolarios encontrada en las capas de chert in- correlacionarse con la Formación Consólida,
tercaladas con rocas volcánicas del Barroso que de edad post-Turoniano (ETAYO et al., 1982;
han dado una edad Campaniano-Maastrichtiano PARRA, 1983) o con parte de la Formación
(ÁLVAREZ Y GONZÁLEZ, 1978). En la zona com- Espinal del Grupo Dagua (BARRERO, 1979).
prendida entre Pinguro y Buriticá se encontraron
amonitas en las capas de chert intercaladas con
las rocas volcánicas, las cuales indican una edad
post-Turoniano (ETAYO et al., 1980). 3.2.1.2 Volcánico de La Equis (Ksvx).

Hacia el norte en la región de Peque, se encontra- Nombre asignado por Calle y Salinas (1986) para
ron bivalvos y amonitas en grauvacas pobres en agrupar las rocas volcánicas que afloran en el
cuarzo que abarcan una edad Campaniano-Maas- flanco occidental de la Cordillera Occidental al
trichtiano (ETAYO, 1989). Los fósiles encontrados occidente del Batolito de Mandé.
48
en los sedimentos de la Formación Penderisco pa-
recen indicar el Cretácico superior; El Miembro Nuti- Aflora al suroeste del Departamento de Córdoba
bara en la región de Río Verde contiene fauna del como una franja alargada que se extiende hasta
Cretácico superior-Paleoceno (BOURGOIS et al., los límites con Antioquia. La unidad está cons-
1983; DUQUE, 1989). En la secuencia areno-arci- tituida principalmente por basaltos, andesitas,
llosa del Miembro Urrao, el intervalo bioestratigrá- aglomerados, brechas y tobas, con algunas co-
fico de la fauna, en especial microfauna, cubre ladas de lavas ácidas y localmente limolitas y
desde el Albiano hasta el Campaniano-Maastri- chert.
chtiano (GONZALEZ, 1997).
Las rocas volcánicas son de composición
basáltica-andesítica, macizas, de color negro-
verde, textura porfídica, con fenocristales de
3.2.1.1.4 Correlaciones. plagioclasa y clinopiroxeno, vidrio pardo y opaco
finogranular y vesículas rellenas con clorita, cal-
Las rocas volcánicas de la Formación Barroso cedonia y calcita (GONZÁLEZ, 1997).
son correlacionables, hacia el sur, con los Basal-
tos de La Trinidad (PARRA, 1983) y litológicamente Aglomerados y brechas se encuentran interca-
son similares a las rocas básicas efusivas del Grupo lados con tobas y basaltos. Los primeros están
Diabásico. compuestos por fragmentos de rocas volcánicas
básicas a intermedias. Las tobas son líticas a
El Miembro Urrao es correlacionable con la For- lítico-cristalinas con líticos de basaltos y crista-
mación Lázaro (PARRA, 1983) o con parte de la les de plagioclasa (GONZÁLEZ, 1997).
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

3.2.1.2.1 Origen. agrupado regionalmente con el nombre de Com-


plejo Santa Cecilia-La Equis. El Volcánico de La
Las rocas volcánicas de La Equis, conjuntamen- Equis corresponde a la parte de este complejo
te con las de Santa Cecilia y las del Batolito de localizada al occidente del Batolito de Mandé, en
Mandé, hacen parte de un arco volcánico men- el Departamento del Chocó, el cual se extiende
cionado en los trabajos de geología regional del hacia el norte en los departamentos de Antioquia
noroccidente colombiano, denominado Arco de y Córdoba.
Sautatá (HAFFER, 1967; CASE et al., 1971),
Arco de Dabeiba (DUQUE, 1989) o de Mandé en
el Terreno Cuna (RESTREPO Y TOUSSAINT,
1989). 3.2.2. CORDILLERA CENTRAL

Los análisis químicos disponibles indican una ten- Esta cordillera está constituida en el departamen-
dencia toleítica a calco-alcalina lo cual implicaría to, como en gran parte de su extensión, por ro-
un modelo de arco magmático en una zona de cas metamórficas con evidencias texturales,
subducción cuyo desplazamiento es oblicuo. mineralógicas y geocronológicas de haber sufri-
do varios eventos metamórficos y cuyos aflora-
49
mientos más septentrionales se encuentran en
los límites con el Departamento de Antioquia.
3.2.1.2.2 Edad.

Esta unidad es suprayacida por los sedimentos


de la Formación Uva del Oligoceno (HAFFER, 3.2.2.1 Complejo Cajamarca (Pzcc).
1967) y es intruida por el Batolito de Mandé con-
siderado como del Eoceno (MAYA, 1992); por su Las rocas metamórficas de la Cordillera Central
posición estratigráfica, relación con las rocas cir- han sido agrupadas como Complejo Cajamarca
cundantes y la presencia de restos de nummulites (MAYA Y GONZÁLEZ, 1995), aunque localmen-
en algunas margas, se ha considerado como del te han recibido diferentes nombres de acuerdo
Paleógeno inferior. con la localidad donde han sido descritas y se-
gún el autor. Como complejo regionalmente tiene
límites tectónicos: al oriente el Sistema de Fa-
llas de Otú-Pericos y al occidente, separándolo
3.2.1.2.3 Correlaciones. de las rocas de la Cordillera Occidental, la Falla
Cauca-Almaguer.
Las rocas volcánicas del flanco occidental de la
Cordillera Occidental denominadas Basaltos Hacia el norte están cubiertas por las capas
Olivínicos (ÁLVAREZ Y GONZÁLEZ, 1978), For- sedimentarias cenozoicas de la cuenca del San
mación Santa Cecilia (CALLE Y SALINAS, 1986) Jorge; hacia el occidente se encuentran en con-
y Andesitas de la Formación La Equis, se han tacto fallado con rocas volcánicas del Barroso
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

a lo largo de la Falla Cauca-Almaguer, mientras Los dos grupos anteriores se encuentran interca-
que al este aparecen cubiertas por secuencias lados en el campo, tanto a escala regional como
sedimentarias del Cenozoico. en afloramiento; ésta se caracteriza por la alter-
nancia de capas de color gris oscuro a negro
El mapa geológico del departamento muestra finamente laminadas y capas con tonalidades ver-
una unidad homogénea, pero a nivel de mapas dosas, por lo general macizas.
más detallados es posible indicar una separa-
ción entre unidades-roca metamórficas de acuer- Las cuarcitas aparecen tanto en capas
do con su estructura y composición. Predomi- regionalmente cartografiables como en unidades
nan esquistos micáceos intercalados con menores, asociadas con esquistos micáceos. Su
cuarcitas, localmente mármoles, neises y cuer- estructura varía desde maciza granoblástica hasta
pos lenticulares de anfibolita. esquistosa; mineralógicamente pueden gradar a
esquistos cuarzo-micáceos por un aumento en
Esquistos son las rocas predominantes en el el contenido de micas y una disminución en el de
complejo, que presentan estructura esquistosa, cuarzo. La estructura de las anfibolitas varía de
finamente laminada y por lo general replegada. maciza a néisica o ligeramente esquistosa,
De acuerdo con la composición se distinguen bandeada por segregación metamórfica; la com-
50
dos grupos principales: uno constituido por posición predominante es hornblenda-plagioclasa,
esquistos cuarzo-micáceos y grafitosos y otro con accesorios escasos.
donde predominan esquistos anfibólicos. Los
esquistos micáceos presentan venas y lentes de
cuarzo lechoso, paralelos a la foliación, que se 3.2.2.1. Metamorfismo.
acomodan a la forma de los plegamientos y tie-
nen como minerales esenciales cuarzo y micas El Complejo Cajamarca en el Departamento de
con cantidades menores de clorita, feldespatos, Córdoba, es poco conocido y por lo tanto no es
circón, apatito, turmalina y opacos; presentan posible determinar zonas con diferente grado de
buena segregación metamórfica con bandas ri- metamorfismo. Por continuidad geográfica con
cas en cuarzo separadas por capas micáceas. el Grupo Valdivia (HALL et al., 1972) se conside-
ran condiciones similares de metamorfismo don-
Los esquistos anfibólicos se caracterizan por su de la mayor parte de las rocas se encuentran en
color verde grisáceo, son macizos con la facies esquisto verde que alcanzan localmen-
esquistosidad bien definida y una composición te la facies anfibolita. Las paragénesis
mineralógica caracterizada por la presencia de metamórficas indican que estas facies corres-
albita en capas finas separadas por bandas de ponden a la serie de facies de baja presión
actinolita, clorita y epidota. Como accesorios se (MIYASHIRO, 1994), caracterizada por la presen-
encuentran calcita, esfena, cuarzo, magnetita, cia de cordierita, andalucita y biotita asociadas
pirita y mica blanca ocasionalmente. con mica blanca y por la escasez de granates.
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

Las unidades litológicas presentan evidencias es- del área fuera de costa; según Duque (1980)
tructurales y texturales de haber estado someti- al oriente está limitado del Cinturón de San
das a más de un evento metamórfico; estos fac- Jacinto por el Lineamiento del Sinú (Figura 11).
tores y la distribución amplia en el tiempo de las
edades isotópicas disponibles, permiten consi- Geográficamente este cinturón comprende la
derar el Complejo Cajamarca como cuenca del Río Sinú en el Anticlinorio de Abibe-
polimetamórfico, resultante de varios eventos Las Palomas, hasta la línea de costa en el
dinamotérmicos regionales que se superpusieron departamento y se extiende hacia el norte for-
en el tiempo. mando el Anticlinorio de Turbaco.

Está constituido por rocas con edades que van


desde el Oligoceno hasta los sedimentos
3.2.2.1.2 Edad. aluviales y marinos recientes y consiste, en
su mayor parte, de una secuencia turbidítica
Las edades isotópicas disponibles de las rocas de sedimentos muy finos que alcanzan hasta
metamórficas del Complejo Cajamarca varían 5.000m de espesor y que incluye las formacio-
entre 345 y 55 m.a. (MAYA, 1992); de acuerdo nes Maralú, Floresanto, Pajuil y Corpa,
51
con las relaciones de campo y métodos analíti- suprayacidas por facies de carbonatos de
cos empleados, se considera que las más anti- ambiente poco profundo hasta de 1.000m de
guas representan edades mínimas para un evento espesor (Figura 14).
metamórfico en el Paleozoico superior, pre-
Carbonífero, que correspondería a la Orogenia Estructuralmente se caracteriza por presentar es-
Acadiana (TOUSSAINT, 1993). Las edades más tructuras radiales que constituyen domos y coli-
jóvenes representan episodios posteriores de nas muy característicos, muchos de ellos con
metamorfismo dinamotérmico o tectónico; sin generación de vulcanismo de lodo, formando
embargo, algunas relaciones estratigráficas pa- anticlinales estrechos separados entre sí por
recen indicar localmente la posibilidad de un sinclinales amplios y suaves (DUQUE, 1984a).
evento metamórfico regional más antiguo, pro-
bablemente Cámbrico (GONZÁLEZ, 1997).

3.3.1 Formación Maralú (Pgom).

3.3 CINTURÓN SINÚ Unidad litológica definida por Haffer (1967) como
una secuencia predominantemente arcillosa y
Esta unidad estructural se localiza al este del localmente limosa y micácea. Su localidad tipo
Bloque del Chocó (DUQUE, 1990a) en su ex- se encuentra en la Quebrada Maralú, 3 km al
tremo oriental y comprende los anticlinorios de este de la población de Santa Clara al noroeste
Abibe-Las Palomas y Turbaco en la zona con- de Montería. Esta unidad fue estudiada por Haffer
tinental, y la plataforma y talud continentales y Beattie (1959), al sur del departamento en las
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

52
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

cabeceras del Río Naín en la estructura de La localidad de Aguas Vivas y que localmente con-
Resbalosa, hacia la parte alta de la cuenca del tienen algunos cherts e intercalaciones de
Río Sinú. lodolitas.

Su morfología es suave y forma colinas ondula- El espesor aproximado de esta unidad, en la re-
das. Litológicamente está constituida por gión del Alto Sinú es de 1.000 m (HAFFER Y
arcillolitas grises, macizas, con algunas BEATTIE, 1959); los contactos inferior y supe-
interestratificaciones de limolitas y areniscas; rior son aparentemente normales. En esta región,
localmente las arcillolitas son limosas y es suprayacida por areniscas de la Formación
micáceas; algunos niveles de margas localiza- Floresanto (HAFFER, 1967).
dos al norte del departamento se han considera-
do como parte de esta unidad por su contenido Las características litológicas y la fauna encon-
faunístico. trada indican un ambiente marino, somero y tran-
quilo en una plataforma de subsidencia lenta.
Los niveles de margas son de color blanco a marfil, Rocas de precipitación química predominan al
constituidos por rocas blandas y fácilmente oeste de la cuenca del Sinú; localmente los sedi-
meteorizables, que se caracterizan por contener mentos presentan contaminación por procesos
53
abundante fauna de foraminíferos pelágicos; lo- de vulcanismo submarino y hacia el este mues-
calmente están intercaladas con capas delgadas tran aporte terrígeno lo cual indica proximidad al
de areniscas líticas de grano medio a fino y color borde continental.
crema-amarillo.
La fauna de foraminíferos encontrada en esta
Limolitas grises a gris-verdosas que al unidad permite asignarla al Oligoceno- Mioceno
meteorizarse pasan de colores grises a marfil con inferior (HAFFER, 1967; DUQUE Y GUZMÁN,
tonalidades amarillas y pardas, localmente 1991). La Formación Maralú es correlacionable
limosas, contienen fragmentos de plantas; pre- con la Formación Uva en la región de Urabá,
sentan un fracturamiento nodular e irregular y con la parte superior de la Formación Ciénaga
contienen una microfauna de foraminíferos bien de Oro en el Anticlinorio de San Jerónimo, con
conservados. En la región de La Resbalosa, los la Formación El Carmen en el Anticlinorio de
shales gradan a margas interestratificadas con San Jacinto y con la Formación Perdices en el
capas gruesas de calizas micríticas, nodulares, Anticlinorio de Luruaco (INGEOMINAS-
de color gris y secuencias rítmicas de areniscas ECOPETROL, 1994).
de grano fino, micáceas y líticas que localmente
muestran evidencias de hidrocarburos.

Se incluyen además, los carbonatos 3.3.2 Formación Floresanto (Ngmf).


hemipelágicos de la denominada Formación
Aguas Vivas (DUQUE Y GUZMÁN, 1991) que Definida por el grupo de geólogos de Sinú Oil
afloran en la carretera Montería - Arboletes en la Company (OPPENHEIM, 1957). La sección tipo
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

de esta unidad se encuentra en la Quebrada en un sistema progradante, caracterizado por


Floresanto al suroeste de Montería. canales migratorios que fueron cubiertos por
depósitos lagunares. La presencia de caliche
Consta hacia la parte inferior de capas gruesas indica períodos de quietud, durante los cua-
de areniscas calcáreas de color gris de grano fino- les el material queda expuesto a condicio-
medio, localmente con conglomerados y arenis- nes subaéreas con alguna inestabilidad, con
cas conglomeráticas, denominadas por Haffer producción de microfallamiento y hundimien-
(1967) como Arenisca del Pavo. La parte supe- to de la cuenca.
rior de la formación está constituida por arcillolitas
de color gris, macizas, nodulares, ocasionalmente La fauna encontrada, según Haffer (1967),
micáceas y limosas; presentan intercalaciones indica el Mioceno inferior-medio, mientras
ocasionales de limolitas, areniscas finas y con- que para Duque (1990b) sería más repre-
creciones calcáreas. En toda la secuencia es co- sentativa del Mioceno inferior. Por su conte-
mún encontrar láminas carbonáceas y capas nido faunístico y edad, la Formación Flore-
ricas en materia orgánica. santo es correlacionable con la parte supe-
rior de la Formación Uva en la Cuenca del
Al occidente de Montería, cerca a Cucharal,
Chocó y con la Formación Napipí en la Cuen-
54 afloran capas gruesas de calizas arenosas, are-
ca de Urabá, en el Anticlinorio de San Jeró-
niscas calcáreas de grano fino regularmente
nimo con las formaciones Ciénaga de Oro
estratificadas y de color gris claro-blanco-crema,
en su parte más alta y El Carmen; en el An-
que toman colores pardos por acumulación de
ticlinorio de San Jacinto Sur con las forma-
óxidos de hierro a lo largo de los planos de estra-
ciones El Carmen, Perdices en el Anticlino-
tificación y en las superficies de meteorización.
rio de Luruaco (INGEOMINAS-ECOPETROL,
1994).
A lo largo de la carretera Montería-Arboletes,
afloran capas de lodolitas grises, deleznables,
con intercalaciones de areniscas de color gris.
En general, la secuencia se encuentra suavemen- 3.3.3 Formación Pajuil (Ngmp).
te plegada notándose cambio en la actitud de las
capas por tramos cortos, formando anticlinorios Haffer (1967) denomina Formación Pajuil a las
y sinclinorios estrechos. sedimentitas que afloran en la Quebrada Pajuil
El espesor aproximado es de 2.600 m y su con- al occidente de Tierralta, hacia la parte superior
tacto con las formaciones infra y suprayacente de la cuenca del Río Sinú en el Departamento de
es normal (HAFFER, 1967) Córdoba, que conforman un relieve de colinas
suaves. Aflora al occidente del departamento y
La asociación litológica predominante repre- se extiende de norte a sur formando anticlinorios
senta la parte superior de la facies deltáica y sinclinorios.
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

Está constituida en su parte inferior por arenis- La microfauna encontrada indica una edad Mio-
cas con matriz arcillosa-calcárea de grano me- ceno medio alto (HAFFER, 1967; DUQUE,
dio, de color pardo-gris azuloso, intercaladas con 1990b). La Formación Pajuil es correlaciona-
arcillas azul-grisáceas. Al este del Golfo de Urabá ble con la Formación Sierra en la Cuenca del
se encuentran zonas conglomeráticas y de gui- Chocó y con la parte inferior de la Formación
jos. Las arcillolitas gradan a margas arenosas Cerrito en el Anticlinorio de San Jerónimo (IN-
con abundantes conchas de gasterópodos y GEOMINAS-ECOPETROL, 1994).
pelecípodos. La parte superior de la formación
está constituida por arcillolitas de color gris-
azuloso que reemplazan progresivamente las are-
niscas (HAFFER, 1967). 3.3.4 Formación Corpa (Ngmpco).

Al occidente de Montería, sobre el carreteable Nombre dado por Haffer (1967) a las capas de
Santa Lucía-Moñitos, afloran capas delgadas de sedimentitas que afloran en el Río Corpa al
areniscas de grano fino, compuestas por cuarzo noroccidente de Montería, constituidas por
con escasos líticos y feldespato, intercaladas con lodolitas - arcillolitas de color crema - gris,
capas delgadas de arcillolita gris finamente lami- meteorizadas, pobremente estratificadas; forman
55
nada. Al sur del departamento, esta secuencia colinas redondeadas con pendientes suaves.
aflora al occidente del Anticlinal de Jaraguay. Su Conforma el núcleo de los sinclinales de Tucurá
espesor es variable. y Jaraguay; sus mejores secciones están en las
carreteras Valencia - San Pedro de Urabá y
Esta formación discordantemente sobre la For- Jaraguay cerca al volcán de lodo de El Cachaco.
mación Floresanto (DUQUE, 1990b) marca el hia-
to del Mioceno medio. Según Haffer (1967) su Hacia la parte inferior de la secuencia predo-
contacto inferior es normal en la parte central de minan conglomerados intercalados con arenis-
la Cuenca de Urabá-Sinú e inconforme hacia las cas gruesas a conglomeráticas y algunas
márgenes de la misma (parte alta del Río Sinú en intercalaciones de limolitas y lodolitas gris-
la región del Río Naín). azulosas. Hacia el techo predominan las
arcillolitas con algunas intercalaciones de are-
Las características litológicas indican facies niscas de grano grueso (HAFFER, 1967).
siliciclásticas finas, de extensión amplia y po-
cas variaciones; la presencia conspicua de La cantidad de conglomerados y el tamaño de los
remanentes de plantas, moluscos y cantos que los constituyen, aumentan hacia el sur
foraminíferos sugieren un ambiente batial su- del departamento. Predominan capas muy grue-
perior a nerítico, con depositación en una pla- sas y macizas de conglomerados arenosos que
taforma que se hundía rápidamente, cercana a gradan a areniscas conglomeráticas de color gris
una fuente continental adyacente a grandes con tintes pardos y rojizos en planos y superficies
zonas de pantanos y manglares. de meteorización. Los conglomerados localmente
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

son clastosoportados de bloques y gravas en matriz de la Formación Zambrano en la parte norte del
de arena a arena conglomerática, con algunos frag- Anticlinorio de San Jacinto y con la Formación
mentos de gravas subredondeadas a veces con Tubará en el Anticlinorio de Luruaco
cemento ferruginoso, lo cual hace que aumente su (INGEOMINAS-ECOPETROL, 1994).
compactación. Predominan fragmentos de chert
negro con cantidades menores de areniscas
conglomeráticas, líticas cuarzosas, chert gris
bandeado, cuarzo lechoso y cuarcitas. 3.4 CINTURÓN DE SAN JACINTO

El conglomerado basal es suprayacido por Unidad estructural localizada adyacente a la pla-


arcillolitas grises azulosas intercaladas con are- taforma y limitada al oriente y al occidente por
niscas conglomeráticas, con notorios cambios los lineamientos estructurales de Romeral y Sinú
laterales de facies aún en distancias relativamente respectivamente. Estructuralmente está confor-
cortas. mado por los anticlinorios de San Jerónimo, San
Jacinto Sur y Luruaco, este último localizado
El espesor total de la unidad varía entre 2.000 y fuera del departamento (Figura 11).
4.000 m, aunque no han sido medidas secciones
56 Aunque estructuralmente los anticlinorios de San
completas de ella (HAFFER, 1967). El contacto
inferior de esta unidad es inconforme en la parte Jerónimo y San Jacinto Sur son similares,
alta de la cuenca del Río Sinú, pero normal hacia litológicamente presentan ciertas diferencias ya
el centro de la cuenca (HAFFER, 1967). que en el primero afloran unidades más antiguas
que constituyen el basamento en la cuenca del
Las características litológicas sugieren una Terciario en el Caribe Colombiano.
depositación en abanicos aluviales que se origina-
ron por un rápido levantamiento en el sur y pueden
considerarse como evidencia de un importante
evento tectónico a finales del Terciario. 3.4.1 Unidades litoestratigráficas del
Anticlinorio de San Jerónimo.
La posición estratigráfica y la relación con las uni-
dades infra y suprayacentes permiten asignar esta Litológicamente este anticlinorio está constitui-
formación al Mioceno superior-Plioceno (HAFFER, do por rocas pelágicas del Cretácico Superior,
1967; INGEOMINAS-ECOPETROL, 1994). con algunas intercalaciones de flujos basálticos
a veces asociados con intrusivos máficos y
La Formación Corpa se ha correlacionado con la ultramáficos. Sobre estas capas del Cretácico
Formación Quibdó en la Cuenca del Atrato, con Superior se encuentra una secuencia de turbiditas
la parte superior de la Formación Arjona en el del Terciario inferior, Formación La Tampa, y las
Anticlinorio de Turbaco, con la parte superior de formaciones Ciénaga de Oro, El Carmen, Cerrito
la Formación Cerrito en los anticlinorios de San y Betulia del Paleógeno Superior-Neógeno (Figu-
Jerónimo y San Jacinto Sur, con la parte superior ras 15 y 16).
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

57
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

58
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

3.4.1.1 Ultramafitas. cizalladura, son macizas con textura


hipidiomórfica equigranular, de grano fino a
Cuerpos de rocas ultramáficas a veces asocia- medio, compuestas por olivino, orto y
das con rocas gabroides y basaltos de afinidad clinopiroxenos a veces intercrecidos. El oli-
oceánica, afloran intermitentemente a lo largo de vino ha sufrido serpentinización, principal-
la Falla de Romeral y corresponden probablemen- mente antigorita, mientras que el piroxeno
te, a ofiolitas desmembradas tectónicamente. puede estar reemplazado totalmente por
Estos cuerpos no presentan continuidad y han bastita.
sido nominados teniendo en cuenta el área don-
de están mejor expuestos como en Planeta Rica El cuerpo de peridotita se encuentra defor-
(Kspp), Cerro Matoso (Ksucm) y Uré (Ksuu). mado con desarrollo de poliedros de
cizalladura de 50 cm - 1 m de diámetro y
generalmente alterado a serpentina (Figura 18);
en algunos sectores del Cerro Queresa cer-
3.4.1.1.1 Peridotitas de Planeta Rica ca al caserío de Marañonal presentan una
(Kspp). delgada capa de lateritas. Las serpentinitas
presentan estructura esquistosa, son de co-
Nombre asignado por Dueñas y Duque (1981) para 59
lor gris oscuro a azuloso, se han desarrolla-
los cuerpos de peridotita que afloran al sur-occi- do por efectos tectónicos y están restringi-
dente de Planeta Rica como cerros aislados que dos a las zonas de fractura con una orienta-
forman las lomas de Corozal, Queresa y Las ción concordante a lo largo de ellas. Esta
Mulas. facies contiene restos de harzburgita o de
la dunita en forma de bloques.
Estos cuerpos están constituidos por peridotitas y
en menor proporción por dunitas, localmente trans- Los gabros relacionados se encuentran a lo
formados en serpentinitas y asociados con rocas largo de zonas de falla y contactos margina-
volcánicas básicas y gabros. En el área de Cerro les. Varían de gabros a microgabros, los pri-
Queresa, al este del caserío de Marañonal, los meros incluidos en las ultramafitas y los se-
cuerpos de peridotita se encuentran intruidos por gundos asociados con los basaltos.
diques leucocráticos de rodingita de 5-10 m de lon-
gitud y espesor variable (Figura 17), constituidos La lateritización de las rocas peridotíticas
por plagioclasa epidotizada, vesubianita, ha conducido a la concentración residual de
escapolita?, y granate cálcico transformado en níquel. El grado de serpentinización es de
agregados terrosos de epidota, clorita y minerales gran importancia por su relación con el enri-
del grupo de las arcillas. quecimiento en níquel: a mayor grado de
serpentinización de la peridotita menor te-
Las peridotitas conservan las características nor en níquel (NACIONES UNIDAS-
originales en los núcleos de poliedros de INGEOMINAS, 1975).
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

60

Figura 17. Dique de rodingita en peridotitas tectonizadas y serpentinizadas.

Figura 18. Poliedro de cizalladura en peridotita rodeado por peridotita serpentinizada.


Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

3.4.1.1.2 Ultramafitas de Cerro Matoso Estas rocas se encuentran alineadas


(Ksucm). tectónicamente, con dirección norte sur, a lo lar-
go de la Zona de Falla de Romeral. En el área de
Nombre asignado al cuerpo ultramáfico que Uré, cuerpos peridotíticos, con características
aflora en el área de Cerro Matoso al sureste similares han sido denominados de norte a sur,
del departamento (NACIONES UNIDAS- La Viera, Alto de Oso, San Juan y Mogambo; el
INGEOMINAS, 1975). Forma el Cerro Matoso, más importante es el de La Viera con una super-
de donde recibe su nombre. Es un cuerpo de ficie de 2,5 x 0,7 km.
forma ovalada, con su dimensión mayor en di-
rección noroeste, con una extensión de 2.500 m Estos cuerpos están constituidos principalmen-
y una longitud de 1.700 m en su dimensión te por harzburgitas, serpentinitas, dunitas y
menor (DURANGO, comunicación verbal). piroxenitas, (que han sufrido proceso de
serpentinización variable). Son de color verde
El cuerpo principal está constituido por oscuro, muy fracturadas, deformadas, con pre-
peridotitas piroxénicas (harzburgita) compues- sencia de cristales de piroxeno, que han sido
tas por olivino (82 %), ortopiroxeno (10 %), transformados por alteración a bastita
serpentina (5 %) y como accesorios picotita, (INGEOMINAS-ECOPETROL, 1994) y en gene-
61
magnetita y cromita. Estas rocas al ral presentan un proceso avanzado de
meteorizarse producen suelos residuales con serpentinización y lateritización; estos procesos
alta concentración en níquel denominados son excluyentes entre sí.
saprolitos verdes (DURANGO, 1988). Se en-
cuentra afectado por dos sistemas de falla que Microscópicamente están constituidas por
lo dividen en bloques con alta y baja concen- piroxeno, de tipo enstatita, escaso olivino y mi-
tración en níquel. nerales del grupo de la serpentina; como acce-
sorios se encuentran espinela, magnetita y
Este cuerpo ha sido explotado para la extrac- cromita. Los minerales del grupo de la serpenti-
ción de ferro-níquel, dividido en unidades-blo- na constituyen entre un 70 y un 100 % del total
ques de acuerdo con el contenido de MgO- de roca.
SiO2, Ni, Fe y con su litología.
Es común la formación de lateritas niquelíferas
por procesos de meteorización, especialmente
en los cuerpos de La Viera y Alto del Oso, con
3.4.1.1.3 Ultramafitas de Uré (Ksuu). contenidos de níquel máximos de 1,55% en el
primero de estos cuerpos (NACIONES UNIDAS-
Nombre utilizado para designar los cuerpos de INGEOMINAS, 1976).
rocas ultramáficas que afloran en el área de
Uré al sur del Departamento de Córdoba (NA- Se encuentran en contacto, posiblemente falla-
CIONES UNIDAS-INGEOMINAS, 1976). do, con gabros, basaltos, andesitas porfídicas y
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

chert del Volcánico del Barroso. Las rocas sobre la peridotita no está siempre completo y
gabróicas que se encuentran siempre relaciona- en algunas zonas puede faltar como resultado
das con los basaltos a los cuerpos de La Viera, de la erosión.
Alto del Oso y Mogambo , son de grano muy fino.
La canga se presenta en las partes
Las relaciones superficiales entre los cuerpos topográficamente más altas como las cimas de
ultramáficos y las rocas encajantes no son cla- los cerros y los remanentes de planicies y repre-
ros debido a la escasez de afloramientos. Según senta el producto final del proceso de
Naciones Unidas-Ingeominas (1976) existe una meteorización. Está constituida por bloques de
falla a lo largo del contacto occidental del cuerpo tamaño variable que no forman una cubierta con-
de La Viera; además, la presencia de afloramien- tinua. En la mayoría de los bloques se ha perdido
tos alineados de serpentinita cizallada en todos la mineralogía original por reemplazamiento con
los cuerpos hace pensar que el contacto en ge- óxidos de hierro hidratados donde localmente
neral es fallado, y que corresponde a la prolon- se observan agregados de serpentina fibrosa
gación, hacia el norte, de la Falla Romeral. y granos de magnetita.

La laterita ferrolítica es de color pardo oscuro


62
a rojiza, de consistencia terrosa y en su parte
3.4.1.1.4 Lateritización. superior puede contener fragmentos de canga.
Las saprolitas son de color pardo oscuro-ver-
La alteración, lateritización, de las rocas doso con manchas de color ocre y amarillo de
peridotíticas ha producido una concentración re- peridotita alterada, donde aún se observan cris-
sidual de níquel. Los diferentes materiales resul- tales de olivino y de piroxeno. Esta zona es
tantes de este proceso han sido denominados transicional a la roca madre fresca.
canga, laterita ferrolítica y saprolita los cuales
descansan sobre una zona basal de peridotita Los valores de níquel en la laterita niquelífera
fresca, harzburgita o dunita serpentinizada y varían de un sitio a otro y aún en el mismo
serpentinita. cuerpo; actualmente sólo se explota el de Ce-
rro Matoso y existen estudios semidetallados
El proceso de lateritización se inició desde el sobre los cuerpos de Planeta Rica y Uré (NA-
Terciario inferior (NACIONES UNIDAS- CIONES UNIDAS-INGEOMINAS, 1975, 1976).
INGEOMINAS, 1975) con un nivel laterítico aso-
ciado con una superficie de erosión antigua que
corresponde al contacto entre sedimentitas
terciarias y rocas ultramáficas. 3.4.1.1.5 Origen - edad.

Las cuatro zonas de lateritización, muestran ca- La asociación de estos cuerpos ultramáficos
racterísticas particulares en cada uno de los cuer- con gabros y rocas volcánicas básicas de afi-
pos considerados y el perfil de meteorización nidad oceánica indicaría que podrían corres-
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

ponder a corteza oceánica, emplazada en for- anfíbol fibroso, epidota, clorita y calcita, caracte-
ma sólida como fragmentos ofiolíticos a lo lar- rizados por su color verdoso, por lo cual en el
go de fallas inversas profundas. campo se denominan rocas verdes.

Álvarez y González (1978) consideran las La asociación espacial y tectónica de esta uni-
rocas ultramáficas asociadas con el sistema dad con peridotitas y serpentinitas plantea la po-
Romeral como parte de complejos ofiolíticos y sibilidad de que estas rocas hagan parte de una
como tales corteza oceánica emplazada tec- secuencia ofiolítica desmembrada tectónicamen-
tónicamente. Gabros con estas asociaciones te (DUEÑAS Y DUQUE, 1981) de edad cretácica
han sido datados en el rango Jurásico-Cretá- (TOUSSAINT, 1996) similar a la asignada a las
cico superior (RESTREPO et al., 1991), edad rocas basálticas de la Cordillera Central (com-
que se considera para la corteza oceánica in- plejos Quebradagrande y Amaime).
volucrada, mientras que el emplazamiento tec-
tónico sería del Cretácico tardío-Paleógeno, a
través de fallas reactivadas durante el Neóge-
no que originaron localmente cabalgamientos 3.4.1.3 Formación Cansona (Ksc).
sobre unidades más recientes.
Fue descrita por Wood (1940, en: BUTLER, 63

1941) como constituida por rocas volcánicas


basálticas y peridotitas, ocasionalmente con
3.4.1.2 Basaltos de Nuevo Paraíso (Ksbnp). costras ferruginosas e intercalaciones de chert.
En este trabajo, se utiliza el nombre de For-
Unidad definida por Dueñas y Duque (1981) para mación Cansona tanto para el conjunto de ro-
designar las rocas basálticas que afloran en cas volcánicas básicas de ambiente oceáni-
la región de Nuevo Paraíso, al sur de Medio co, con intercalaciones lenticulares delgadas
Rancho, cerca a los cuerpos de peridotita en la de chert y localmente suprayacidas por limolitas
zona de Planeta Rica, que forman colinas bajas silíceas en capas delgadas, como para
suaves y onduladas. limolitas de color crema que pasan
transicionalmente a chert con algunas venas
La unidad está constituida por basaltos de com- de calcita, agrupadas por Dueñas y Duque
posición toleítica, de textura porfirítica con ma- (1981) como Formación San Cayetano Inferior.
triz microcristalina y una intensa alteración y for- Las capas de chert que afloran cerca de San
mación de costras superficiales de óxidos de hie- Antero, Cherts de San Sebastián (MARTIN,
rro. Localmente se encuentran intercalados con 1914, en: ANDERSON, 1929) se consideran
cuerpos diabásicos y tobas (DUEÑAS Y DUQUE, como parte de esta unidad.
1981).
Al norte del departamento, sobre la carretera
La mineralogía primaria ha sido cambiada a un que conduce de Lorica a San Bernardo del Vien-
conjunto de minerales secundarios como albita, to, afloran rocas volcánicas meteorizadas de
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

color verdoso (Figura 19), suprayacidas por rocas basálticas (DUEÑAS Y DUQUE, 1981;
capas de chert de color verde-blanco interca- CIAF, 1985).
lados con capas delgadas de lodolita; asocia-
dos con estas rocas se encuentran fragmen- Las características estratigráficas y
tos de jasperoides de diferentes colores. composicionales, así como la presencia de abun-
dante pirita y la asociación de jasperoides, al norte
Afloramientos locales, se encuentran alrede- del departamento, indican un ambiente reductor
dor del cuerpo de Peridotitas de Planeta Rica, exhalativo con condiciones propicias para la preci-
en contacto por lo general tectónico y se com- pitación de hierro y manganeso y formación de
ponen de areniscas grauváquicas de color blan- jasperoides, proceso asociado con el vulcanismo
co-amarillento, con fragmentos de rocas generador de magmas basálticos en ambientes
diabásicas en capas de 20 cm de espesor, oceánicos que da origen a las rocas volcánicas
intercaladas localmente con diabasas altera- asociadas con los sedimentos (Figura 21).
das; sobre éstas se encuentran capas de chert
y porcelanita (DUEÑAS Y DUQUE, 1981; Esta formación descansa tectónicamente (?) so-
Figuras 20a y b). bre las Peridotitas de Planeta Rica, y es
suprayacida discordantemente, al menos en la re-
64 Al sur, en la región de Tierralta-Crucito, se com-
gión de Santa Rosa, por los conglomerados y are-
pone de capas de chert, arcillolitas y limolitas
niscas de la Formación San Cayetano (DUEÑAS
silíceas; areniscas con intercalaciones calcáreas,
Y DUQUE, 1981).
silos de basaltos y capas de lodolitas calcáreas
con foraminíferos. En las cabeceras de la La fauna de amonites encontrada en algunas con-
Quebrada Urrá, las capas de creciones calcáreas, así como la microfauna en
chert, arcillolitas y calizas suprayacen a rocas los chert, indica condiciones marinas abisales
basálticas microcristalinas y peridotitas con profundidades entre 2.000 y 4.000m (DUE-
serpentinizadas (CIAF, 1985). ÑAS Y DUQUE, 1981). Por su relación con los
cuerpos de peridotita y rocas basálticas, se con-
Los chert son de color gris oscuro con tonalida- sidera que estas rocas podrían hacer parte de
des verdes, pardos, crema, finamente una secuencia ofiolítica. La fauna encontrada in-
estratificadas que pasan a limolitas de color cre- dica edades del Coniaciano-Campaniano-
ma, oxidadas; dentro de estas rocas se han en- Maastrichtiano (DUQUE, 1972).
contrado facies calcáreas, areniscas
grauváquicas de color blanco-amarillento, grano La litología de esta unidad permite correlacionarla
medio, mal seleccionadas, con fragmentos de ro- con la Formación Barroso y limolitas silíceas aso-
cas básicas con intercalaciones calcáreas, ciadas del Grupo Cañasgordas, a la cual se le ha
lodolita calcárea de color gris azuloso con frag- asignado una edad Cretácico tardío con base en
mentos de conchas de foraminíferos y silos de fósiles (ETAYO et al., 1980; GONZÁLEZ, 1997).
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

65

Figura 19. Rocas volcánicas de la Formación Cansona


Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

66

Figura 20a,b. Niveles de chert y limolitas silíceas intercaladas en la Formación Cansona.


Cantera El Purgatorio, Montería.
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

67

Figuras 21. Niveles de jasperoides asociados con rocas basálticas de la


FormaciónCansona. Carretera Lorica - San Bernardo del Viento
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

Además, es correlacionable con la facies de este del Municipio de Lorica. Se encuentra sua-
limolitas y cherts de la región de Arroyo Alférez vemente plegada y forman anticlinorios y
(DUQUE, 1972), así como con las rocas calcáreo sinclinorios con valles amplios y colinas de poca
-lidíticas cretácicas que afloran en la Cordi- elevación.
llera Occidental (Formación Penderisco, Miem-
Está constituida por areniscas grauváquicas de
bro Nutibara), y posiblemente con la unidad de
grano medio-conglomeráticas, de color crema-
Cherts de San Sebastián (ANDERSON, 1929) en
amarillo, mal seleccionadas, friables, con cemen-
el área de Lorica y San Antero (DUEÑAS Y DU-
to arcilloso, compuestas por fragmentos de cuar-
QUE, 1981).
zo, líticos de chert, rocas volcánicas, pórfidos,
tonalitas, lodolitas, micas (moscovita, biotita),
intercaladas con niveles arcillosos. En afloramien-
3.4.1.4 Formación San Cayetano (Pgsc). to, la secuencia es granodecreciente hacia el te-
cho y muestra algunas estructuras de canal.
Nombre asignado por Chenevart (1963) a la
alternancia de limolitas y areniscas finas en se- Hacia el norte, esta unidad cambia gradualmen-
cuencias granodecrecientes que afloran en los te de areniscas medias-conglomeráticas a con-
68
Montes de María (Departamento de Bolívar); Du- glomerados, donde la fracción arcillosa ya no está
que (1972) considera que esta unidad correspon- presente. Al sur del departamento, afloran ca-
de a la facies de turbiditas del Ciclo Cansona. pas gruesas de conglomerados polimícticos, con
Esta formación aflora ampliamente en el depar- cantos de chert bandeado, areniscas y lutitas.
tamento, pero donde mejor se encuentra expues- Cerca a la Quebrada Mulatos, estos conglome-
ta es en la carretera Cereté-La Ye, donde afloran rados se encuentran intercalados con areniscas.
capas gruesas de conglomerados y puede divi- Hacia el techo, está compuesta por areniscas
dirse en dos miembros: Miembro Conglomerado feldespáticas de grano fino-medio con líticos de
de El Curial y Miembro Areniscas de Trementino rocas volcánicas, mientras que hacia el Munici-
(DUEÑAS Y DUQUE, 1981). Sin embargo, debe pio de Tierralta, predominan areniscas de color
anotarse que en el mapa departamental, debido gris verdoso, compuestas principalmente por
a la escala de presentación estas unidades no líticos de rocas volcánicas y chert (CIAF, 1985).
se separan.
En la región de Trementino, infrayace discordan-
te con la Formación Ciénaga de Oro, y suprayace
discordante con la Formación Cansona. El con-
Miembro Areniscas de Trementino tacto con el Miembro Conglomerado de El Curial
es gradacional (?). Se propone un origen marino,
Esta unidad aflora en la región de Trementino y de ambientes abisales, debido a la microfauna
Arroyo Grande en la parte central del departamen- arenácea encontrada y radiolarios, y la ausencia de
to, y forma el núcleo del Anticlinal de San Jeróni- fauna planctónica calcárea que indica profundidades
mo, en la región de Montería-Tres Piedras y al mayores a 4.500 m (DUEÑAS Y DUQUE, 1981).
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

Esta unidad, con base en la fauna encontrada, tos estaba en un área al oriente de Ciénaga de
ha sido asignada al Paleoceno, aunque no es in- Oro-Sahagún (DUEÑAS Y DUQUE, 1981).
formación suficiente ya que puede ir hasta el
Cretácico tardío. Se correlaciona con la Forma- Este miembro aflora al norte del departamento,
ción Tuchín (DUQUE, 1968; CUELLAR, 1982 in: cerca al Municipio de Ciénaga de Oro, en capas
CIAF, 1985). medias, localmente surbverticales y plegadas,
compuestas por cantos de rocas ígneas,
metamórficas y chert (Figura 22). El contacto
superior con las formaciones La Tampa y Ciéna-
Miembro Conglomerado de El Curial ga de Oro es discordante.

Esta unidad fue definida por Dueñas y Duque Las características de estos conglomerados,
(1981) para referirse a una secuencia eminen- tales como estratificación gradual y rítmica, indi-
temente conglomerática que aflora en la parte can que hacen parte de facies turbidíticas "wild
noroccidental del departamento, y forma las lo- flysh" generadas por corrientes con dirección
mas de Morrocoy, San Carlos y las colinas de este-oeste, en un ambiente marino profundo
la cantera El Tabaco; sus mejores exposicio- durante el Paleoceno tardío-Eoceno temprano
nes se encuentran en la carretera Cereté - La 69
(DUEÑAS Y DUQUE, 1981).
Ye. Aflora al sur del departamento y al sureste
de Tierralta. Esta unidad fué denominada por Duque (1972)
como Formación Carreto, para correlacionarla con
Está conformado hacia la base por areniscas los conglomerados descritos por Chenevart
conglomeráticas finas, con estratificación gra- (1963) y que afloran en Los Carretos, en el
dual (DUEÑAS Y DUQUE, 1981), compuestas Anticlinorio de San Jacinto (DUEÑAS Y DUQUE,
por líticos de rocas volcánicas y metamórficas; 1981), pero no corresponderían a los conglome-
hacia el techo la unidad es conglomerática; rados de Carreto descritos hacia la parte
afloran conglomerados matriz soportados, de noroccidental del Caribe, sino a cambios facia-
composición heterogénea, compuestos por les en la Formación San Cayetano.
cantos redondeados a subredondeados de ro-
cas verdes, pórfidos, granodioritas y chert; al-
gunos de estos conglomerados están poco con-
solidados, son friables con matriz areno-arci- 3.4.1.5 Formación La Tampa (Pget).
llosa. Dentro de los conglomerados se presen-
tan algunas intercalaciones de arcillolitas y are- Esta unidad fué definida por Duque et al. (1983)
niscas de grano fino (CIAF, 1985). como una secuencia de lodolitas silíceas y
calizas compactas de color gris que aflora en
La granulometría de los conglomerados es va- la carretera Montería-Planeta Rica. En la can-
riable y es más fina hacia el occidente y sur, lo tera La Balastrera, aparece como una secuen-
cual indica que la fuente de aporte de sedimen- cia de capas delgadas de calizas compactas,
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

70

Figura 22. Conglomerado de El Curial, Formación San Cayetano.


Cantera carretera Cereté-La Ye.
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

de color gris y lodolitas silíceas con estratifi- carretera Montería - Planeta Rica. Es una forma-
cación plana paralela (INGEOMINAS- ción arenosa a conglomerática principalmente con
ECOPETROL, 1994) muy meteorizadas y intercalaciones de estratos arenosos, calcáreos,
fracturadas. Al sur, entre las poblaciones de shales carbonosos y carbón. Las areniscas son
Santa Isabel y Las Palomas afloran calizas abirragadas, con concentración de óxidos de hie-
blanco-amarillentas fosilíferas con macro y rro.
microfósiles calcáreos, en una matriz
micrítica con glauconita. Esta unidad aflora en una extensión calculada de
180 km2, pero donde mejor se encuentra expues-
En esta región la unidad se compone de are- ta es en la carretera Montería-Planeta Rica, que
niscas pardas oscuras de grano muy fino y la corta transversalmente; el espesor aproxima-
estratificación laminar fina, con abundante do es de 2.500 m (Figuras 23 a,b) y forma coli-
mica flogopítica a lo largo de los planos de nas suavemente onduladas. Al sur del departa-
estratificación. Las areniscas son friables en mento, en el área del Alto San Jorge, esta uni-
los niveles expuestos a la meteorización pero dad aflora tanto al norte como al occidente, pero
en los estratos frescos son compactas y re- al oriente no lo hace, aparentemente por efectos
sistentes. La matriz es calcárea y son co- tectónicos (GEOMINAS, 1986).
71
munes intercalaciones de limolitas grises en
capas hasta de 2 cm con venillas de aragonito. Está constituida hacia la base por un conglomera-
do oligomíctico de color rojizo con cantos de cuar-
Suprayace a las rocas turbidíticas de la For- zo lechoso (CIAF, 1985) e intercalaciones de shales
mación San Cayetano y con base en carbonosos, areniscas y carbón, aunque los cam-
foraminíferos ha sido considerada como del bios faciales que presenta hacen que hacia el nor-
Eoceno medio (DUQUE et al., 1983); por su te del departamento, su base la constituyan cali-
litología puede ser correlacionable con la par- zas arrecifales. Hacia el techo, se encuentran
te inferior de la Formación Tolú Viejo en el capas de calizas con abundantes restos de con-
Anticlinorio de San Jacinto Sur y con las for- chas de gasterópodos y bivalvos; estas últimas se
maciones Maco y Chengue en la parte norte. encuentran muy bien expuestas en el Corregimiento
En el Anticlinorio de Luruaco se correlaciona de Laguneta, donde se observa el contacto con la
con las formaciones Arroyo de Piedra y Formación El Carmen.
Pendales (INGEOMINAS-ECOPETROL, 1994).
Las areniscas son de color gris claro, bien
seleccionadas, compuestas por cuarzo,
feldespato (?), micas, intercaladas con are-
3.4.1.6 Formación Ciénaga de Oro niscas conglomeráticas cuarzosas, crema a
(Pgoco). grises, mal seleccionadas, con fragmentos
líticos de lodolita, rocas ígneas ácidas y
Nombre asignado por Duque (1973) para una se- cuarcitas. Hacia la base de la secuencia,
cuencia de areniscas y shales que afloran en la las areniscas se encuentran intercaladas con
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

72

Figura 23a. Columna estratigráfica generalizada de la parte inferior de la Formación Ciénaga de Oro.
Sección Planeta Rica - Montería
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

73

Figura 23b. Columna estratigráfica de la parte superior de la Formación Ciénaga de Oro.


Sección Planeta Rica - Montería (continuación).
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

shales carbonosos con estratificación paralela y calizas arrecifales que descansan


capas de carbón de espesor variable con buza- discordantes sobre los conglomerados de El
miento hacia el este hasta de 15°(DUEÑAS Y Curial de la Formación San Cayetano.
DUQUE, 1981; Figura 24a, b). En el sector de El
Saltillo, la formación está constituida por Los palinoformos concentrados en los nive-
arcillolitas grises-verdosas, que alternan con are- les carbonosos de esta formación, indican
niscas verdes con intercalación de materia orgá- aguas salobres de ambientes deltáicos para
nica (AMBIENTEC, 1986). la depositación de estos sedimentos en la
parte sur. En la carretera Montería-Planeta
Los niveles de areniscas son ferruginosos Rica, las areniscas presentan estructuras de
dando lugar, por oxidación, a diferentes to- canal y secuencias granocrecientes que in-
nalidades rojizas, por lo cual en la industria dican un ambiente fluvial-deltáico.
del petróleo ha sido denominada informal-
mente como formación Pintura. Los óxidos La parte basal de esta formación fue datada
de hierro, producto de la lixiviación, se con- por Dueñas (1986) como del Oligoceno in-
centran en capas de un centímetro de es- ferior, con base en palinomorfos encontra-
pesor en los planos de estratificación. En dos en diferentes pozos. Otras asociacio-
74
varios niveles de la columna, las areniscas nes de polen sugieren que esta parte es del
presentan estratificación cruzada y los man- Eoceno superior-Oligoceno, mientras que
tos de carbón se localizan hacia las partes para el techo las asociaciones palinológicas
media y baja de la sección estratigráfica indican el Mioceno inferior (DUEÑAS, 1986).
(DUEÑAS Y DUQUE, 1981). En la zona del
Alto San Jorge se identificaron cuatro man- Esta unidad es correlacionable, por su
tos de carbón con espesores variables en- litología, asociaciones palinológicas y posi-
tre 0,7 y 2,3 m y algunas capas de espesor ción geográfica, con la Formación Amagá que
menor de 0,65 m; en San Pedro de Uré se aflora en la cuenca del Río Cauca, Departa-
encuentran capas con espesor menor de mento de Antioquia. (DUEÑAS, 1986). Tam-
0,35 m (GEOMINAS, 1986). bién es posible correlacionarla con la parte
superior de la Formación Tolú Viejo y la par-
Esta unidad es discordante sobre la Forma- te inferior de la Formación El Carmen (que
ción San Cayetano y es suprayacida en aflora en el Anticlinorio de San Jacinto Sur -
paraconformidad por la Formación El Car- Miembro Arenisca del Oso), con la parte
men. Presenta cambios faciales, especial- superior de las formaciones Arroyo de Pie-
mente en dirección sur-norte, ya que en la dra y Pendales y la parte inferior de la For-
parte sur del departamento, su base la cons- mación Perdices en el Anticlinorio de
tituyen conglomerados, areniscas y shales, Luruaco (INGEOMINAS-ECOPETROL,
localmente con mantos de carbón y al norte 1994).
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

75

Figura 24a. Deformación en capas de areniscas finas y shales carbonosos


de la Formación Ciénaga de Oro. Carretera Montería-Planeta Rica.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

76

Figura 24b. Areniscas y limolitas abigarradas con shales carbonosos en la Formación


Ciénaga de Oro. Carretera Montería-Planeta Rica.
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

3.4.1.7 Formación El Carmen (Ngmc). mantos de carbón hacia el techo cubiertos por
calizas con fósiles (AMBIENTEC, 1986). Esta
Este nombre fué utilizado por Notestein (1929) formación suprayace en paraconformidad la For-
para denominar una secuencia de lodolitas gri- mación Ciénaga de Oro e infrayace en inconfor-
ses oscuras con ocasionales intercalaciones de midad a la Formación Cerrito (DUEÑAS Y DU-
capas finas de areniscas y limolitas (INGEOMI- QUE, 1981).
NAS-ECOPETROL, 1994); posteriormente fue
denominada Formación Porquero por Chenevart La microfauna encontrada indica el Mioceno infe-
(1963). Duque (1972) utilizó este nombre para rior y condiciones marinas entre 200 y 600 m de
¨agrupar¨ las facies arcillosas de la sección profundidad (DUEÑAS Y DUQUE, 1981). Esta
Carmen-Zambrano. unidad corresponde y es correlacionable, en par-
te, con la facies arcillolita de la sección Carmen-
Aflora en todo el departamento y se encuentra Zambrano (DUQUE, 1972); en la región de Urabá
bien expuesta en la carretera Montería-Planeta con la Formación Uva, con la Formación
Rica, entre las localidades de Los Cerros y la Floresanto en el Anticlinorio de Abibe- Las Palo-
Hacienda La Almagra, donde se ha calculado un mas y con la parte inferior de la Formación Perdi-
espesor aproximado de 400 m (DUEÑAS Y DU- ces en el Anticlinorio de Luruaco (INGEOMINAS-
77
QUE, 1981). ECOPETROL, 1994).

Consiste de una secuencia de lodolitas con abun-


dante microfauna, shales calcáreos abigarrados,
con algo de yeso, ocasionales concreciones 3.4.1.8 Formación Cerrito (Ngmpc).
calcáreas y macrofósiles hacia el techo de la for-
mación (carretera Momil-Tolú Viejo, corregimiento Esta unidad fue nominada por Werenfels (1926)
de Varsovia) (DUEÑAS Y DUQUE, 1981); hacia como Formación El Cerrito, constituida por una
el noreste del departamento se observan cam- secuencia de areniscas que varían de amarillo a
bios faciales, y se vuelve más arenácea, con gris, con intercalaciones de calizas y shales, al-
intercalaciones de shales arenosos y areniscas tamente fosilífera y un espesor aproximado de
(DUEÑAS Y DUQUE, 1981). 1.200 m que afloran en la población de El Cerrito
Al sur del departamento, en la cuenca del Río al suroeste de Sincelejo. Posteriormente fue
San Jorge, aflora desde la localidad de San Fran- redefinida por Cáceres y De Porta (1972 en: De
cisco hasta unos 5 km al sur de Tierradentro PORTA, 1974) precisando su estratigrafía. Due-
(AMBIENTEC, 1986), donde reposa ñas y Duque (1981) utilizan el nombre de Forma-
discordantemente sobre la Formación Ciénaga ción Cerrito para referirse a esta unidad en la zona
de Oro. En la sección Cerro Pando-Loma Aral, de Planeta Rica. Aflora en el departamento como
afloran intercalaciones de areniscas amarillas y una franja elongada con dirección norte-sur que
grises con arcillolitas pardo amarillentas hacia la se amplía hacia el sur en las zonas del alto San
parte media y arcillolitas arenosas gris-verdes con Jorge y San Pedro de Uré.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

La secuencia, en general, presenta hacia la presencia de caliche; hacia el sector de Bajo


base una alternancia de capas delgadas de Grande-Colomboy consta de areniscas
lodolitas y areniscas de color gris, compac- calcáreas de color blanco-amarillento con
tas, suprayacidas por capas de areniscas de nódulos arcillosos.
grano fino (CORREA Y MARTINEZ, 1993;
Figuras 25 a,b), lumaquélicas con restos de Hacia la base afloran conglomerados de co-
moluscos (arca, pecten y natica) y ostreas. lor gris, con fragmentos redondeados de
cuarzo, chert, limolita y areniscas de grano
La parte media consta de capas delgadas fino calcáreas de color gris y calizas. Ade-
de lutitas grises y areniscas finas, a veces más afloran rocas limo-arcillosas de color gris
con niveles de areniscas con cemento con intercalaciones de arenisca gris, de grano fino
calcáreo, lumaquélicas y hacia el techo pre- a medio y unos 40 mantos de carbón con espeso-
dominan arcillolitas de color gris-verde con res mayores a 0,6 m, localizados en la parte media
algunas capas de areniscas e intercalaciones de la formación. Se encuentran además niveles
de capas de turbas las cuales aumentan de limolitas calcáreas y fragmentos sueltos de
hacia el techo de la secuencia; sobre éstas xilópalo (GEOMINAS, 1986). En el área del Alto
se encuentran capas de areniscas gruesas San Jorge alcanza 1.500 m. de espesor.
78
con estratificación cruzada, lentes de con-
glomerados de gravas y restos de troncos Suprayace en inconformidad la Formación El
silicificados, que son a su vez suprayacidas Carmen e infrayace discordantemente al Gru-
por arcillolitas rojizas abigarradas con algu- po Sincelejo (Secuencia continental) (DUEÑAS
nas intercalaciones de areniscas (De POR- Y DUQUE, 1981).
TA, 1974).
Las características de esta formación sugie-
En el área de Planeta Rica (Miraflores y Loma ren un ambiente marino con profundidades
Azul), afloran calizas macizas, de color cre- menores de 600m para la parte basal de la
ma-amarillo, en capas gruesas con abundan- unidad y condiciones marinas someras-conti-
tes moluscos que se extienden hacia el nor- nentales para la parte superior (DUEÑAS Y
te en el sector de la carretera Cereté - La Ye DUQUE, 1981).
(DUEÑAS Y DUQUE, 1981) y hacia el sur en
el área del Alto San Jorge. Las secuencias La fauna de moluscos encontrada indica el
denominadas informalmente como Caliza El Mioceno inferior para el área tipo (De PORTA,
Rayo (GEOMINAS, 1986) desaparecen gra- 1962); para Duque (1967), por comparación con
dualmente hacia el sur. la sección Carmen Zambrano, esta formación
puede ser más joven que el Mioceno
Hacia el norte, en la carretera Planeta Rica (Plioceno); se han encontrado foráminiferos
- La Ye, afloran areniscas finas de color gris tanto en la base como en el techo que indican
intercaladas con limolitas gris verdosas con el Mioceno superior-Plioceno-Pleistoceno,
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

79
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

80
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

los cuales apoyan la idea de que esta forma- media y superior están constituidas por areniscas
ción es más joven de lo que se ha planteado de grano medio a grueso, ligeramente
(DUEÑAS Y DUQUE, 1981). Las característi- conglomeráticas, de color amarillo a gris claro, con
cas de esta unidad permiten correlacionarla con ocasionales fragmentos de troncos silicificados
la Formación Tubará de Anderson (1929) y con (DUEÑAS Y DUQUE, 1981).
la facies de carbonatos de Duque (1972, 1973)
en la parte norte de Colombia. En el Corregimiento de El Crucero, afloran shales
calcáreos grises. En el sector de Morrocoy afloran
capas delgadas de areniscas ligeramente magné-
ticas, de grano medio, de color gris claro, com-
3.4.1.9 Grupo Sincelejo. puestas por líticos de rocas volcánicas (pórfidos) y
chert mal seleccionados. Dentro de estas capas
Nombre asignado por Dueñas y Duque (1981) se encuentran troncos silicificados bien conser-
para agrupar la secuencia de rocas continenta- vados de hasta 10 m de longitud (Figura 27). La
les que afloran en los departamentos de Córdo- secuencia se encuentra suavemente inclinada
ba y Sucre. Los cambios faciales rápidos que hacia el este y cubierta por gravas constituidas
presenta esta secuencia, la hacen divisible en por cuarzo lechoso, jasperoides y chert. Des-
81
tres unidades que Kassem et al. (1967) denomi- cansa discordante sobre las areniscas de la For-
naron Sincelejo, Morroa y Betulia (Figura 26). mación Cerrito.

3.4.1.9.1 Formación Sincelejo (NgQpsi). 3.4.1.9.2 Formación Morroa.

Inicialmente fué definida como "Sincelejo Definida por Cáceres y De Porta (1972) como una
Sandstone" por Werenfels (1926), para referir- secuencia de "areniscas que alternan con arci-
se a los sedimentos poco consolidados que llas de color marrón" (en: De PORTA, 1974); toma
afloran en Sincelejo (De PORTA, 1962). Poste- su nombre de la población de Morroa en el De-
riormente, Kassem et al. (1967) denominan es- partamento de Sucre.
tas rocas como Formación Sincelejo.
Litológicamente está constituida por areniscas de
Aflora en la parte nororiental del departamento como color blanco-amarillento con ocasionales
una franja alargada norte-sur que desaparece gra- intercalaciones de capas de grava y nódulos de
dualmente bajo los depósitos del Río San Jorge arenisca de igual composición que el cuerpo que
en la zona de Ayapel, hacia el sur del departamen- las contiene. Las capas de arcillolita son de co-
to. Es una unidad predominantemente arenosa, lor pardo, moteadas, grises con venillas de yeso.
pero en su parte inferior consta de shales grises El espesor aproximado es de 200 m (De PORTA,
claros, localmente con capas de areniscas; su parte 1974), pero no aflora en el departamento.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

82
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

83

Figura 27. Madera silicificada en areniscas finas de la Formación Sincelejo.


Corregimiento de Morrocoy.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

3.4.1.9.3 Formación Betulia (Qb). tienen características litológicas y bioestratigrá-


ficas similares a las descritas en el sector del
Nombre asignado por Kassem et al. (1967) para Anticlinorio de San Jerónimo, con excepción de
una secuencia de sedimentos fluviolacustres que las formaciones La Tampa y Ciénaga de Oro,
afloran al suroriente del departamento (en: BA- que sólo aparecen en el de San Jerónimo y la
RRERA, 1995). Forma extensas planicies. Formación Tolú Viejo que está restringida al de
San Jacinto (Figura 28 a,b).
Está constituida por arcillolitas plásticas, de co-
lor gris claro, con intercalaciones de sedimentitas
poco consolidadas, areniscas friables,
ferruginosas, compuestas por cuarzo y líticos de 3.4.2.1 Formación Tolú Viejo (Pgetv).
chert (BARRERA, 1995).
Esta unidad fué definida por Duque (1968) en el
Los afloramientos de esta unidad son escasos y municipio de Tolú Viejo; está constituida hacia la
donde los hay, las rocas están profundamente base por areniscas conglomeráticas y hacia el
meteorizadas, y han generando suelos de colo- techo por calizas arrecifales. Werenfels (1926)
ración rojiza que corresponderían a la superficie utilizó el término ¨Tolúviejo Limestone¨ para agru-
84
de erosión Planeta Rica (PAGE, 1986). par los cuerpos de caliza que hacen parte de esta
unidad.

Aflora al norte del departamento, en cercanías


3.4.1.9.4 Origen y edad. del Municipio de Momil, y forma colinas alarga-
das con cavernas de disolución de diferentes ta-
Este grupo, con base en la fauna y flora encon- maños; cuerpos pequeños se encuentran cerca
tradas, se ha considerado como originado en un a las poblaciones de Tuchín, Sierra, Sacana y al
ambiente fluvio-lacustre y por su posición oeste de San Antero.
estratigráfica, que suprayace a la Formación
Cerrito, y la fauna asociada a los troncos La secuencia está constituida hacia la base por
silicificados, se le ha asignado al Plioceno areniscas conglomeráticas cuarzosas y hacia el
(DUEÑAS Y DUQUE, 1981). techo por calizas arrecifales de color crema,
interestratificadas con lodolitas grises que gradan
hacia el sur a areniscas calcáreas similares a las
de la Formación Ciénaga de Oro; es común en-
3.4.2 Unidades litoestratigráficas del contrar en las rocas de esta unidad fragmentos de
Anticlinorio San Jacinto Sur. conchas de bivalvos, además de foraminíferos,
radiolarios y corales (INGEOMINAS-ECOPETROL,
Las unidades-roca que afloran en el sector del 1994). Yace discordantemente sobre la formación
departamento limitadas estructuralmente por el San Cayetano, y marca el hiato del Eoceno inferior
Anticlinorio San Jacinto Sur (DUQUE 1984 a,b) (INGEOMINAS-ECOPETROL, 1994) e infrayace en
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

85
Figura 28a. Areniscas arcillosas abirragadas en proceso de meteorización.
Carretera Momil-Tolú Viejo. Anticlinorio San Jacinto Sur.

Figura 28b. Areniscas conglomeráticas en el Anticlinorio San Jacinto Sur.


Carretera San Andrés de Sotavento - Momil.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

contacto discordante con la Formación El Carmen 3.5.1 Terrazas aluviales (Qtc).


(DUQUE, 1968).
Unidad conformada por los depósitos
La fauna de microforaminíferos encontrada indi- aluviales antiguos principalmente de los ríos
ca un ambiente de formación en aguas tropica- Sinú y San Jorge y algunos de sus afluen-
les poco profundas con influencia de condicio- tes.
nes arrecifales (DUQUE, 1968).
Hacia la cuenca del Río San Jorge se en-
Werenfels (1926) asigna esta unidad al Eoceno cuentran dos niveles de terrazas, constitui-
superior, con base en la fauna. Duque (1968) le dos por lentes de gravas intercalados con
asigna la misma edad con base en la asociación arenas conglomeráticas, con cantos de chert
de foraminíferos encontrada en las capas de y cuarzo lechoso. En la zona del Alto San
lodolitas. Jorge, las gravas contienen cantos de rocas
peridotíticas muy meteorizadas y de rocas
Las características litológicas, así como la fauna volcánicas que hacen parte del nivel de te-
encontrada, permiten correlacionarla con la For- rrazas más antiguo con matriz areno-limosa
mación La Tampa y la parte inferior de la Forma- de color rojizo. En esta zona, las gravas
86
ción Ciénaga de Oro, así como con las forma- tienen un gran potencial aurífero y han sido
ciones Chengue, Maco y San Jacinto en el explotadas rudimentariamente (AMBIENTEC,
Anticlinorio de San Jacinto y con las forma- 1986; GEOMINAS, 1986)
ciones Arroyo de Piedra y Pendales en el
Anticlinorio de Luruaco (INGEOMINAS- El nivel de terrazas más inferior de la cuenca del
ECOPETROL, 1994). San Jorge está constituido por gravas compues-
tas por cantos de cuarzo, chert, rocas volcáni-
cas, granodioritas y cuarcitas, englobados en una
matriz arenosa, poco cementados e intercala-
3.5 CUATERNARIO dos con niveles delgados de arenas gruesas a
conglomeráticas (GEOMINAS, 1986).
Los depósitos cuaternarios, debido a su con-
tinuidad regional y por cubrir, en gran parte, Los niveles de terrazas en la cuenca del Río Sinú,
las unidades - roca que se encuentran en se encuentran localizados principalmente hacia
todas las unidades estructurales considera- su parte alta en los sectores de Puerto Pacheco,
das en este capítulo, se describen de una Tierralta y a lo largo del Río Verde donde son
manera conjunta para el departamento, pero más notorios por su expresión morfológica. En
separados los de origen aluvial de los de el sector de Puerto Pacheco, las terrazas aso-
origen marino. ciadas al Río Sinú, se componen de bloques de
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

grauvacas y chert negro; hacia el sur de Tierralta, 3.5.2.2 Depósito de Montería.


se encuentran niveles de terrazas bajas com-
puestas por areniscas líticas de color gris, algu- Cubre una zona de gran extensión en los alrede-
nos fragmentos de chert, vulcanitas y cuarcitas, dores del Municipio de Montería, desde el
y niveles de conglomerados con intercalaciones Corregimiento de Santa Isabel hasta la pobla-
de arenas arcillosas. (AMBIENTEC, 1986; ción de El Vidrial, al norte de Montería. Forma
GEOMINAS, 1986) zonas planas de gran amplitud donde se encuen-
tran los principales asentamientos urbanos como
las ciudades de Montería y Cereté y su infraes-
tructura; aquí es posible observar zonas de ca-
3.5.2 Depósitos aluviales (Qal). nales y antiguos orillares en proceso de urbani-
zación (CIAF, 1985). Esta es la zona de mayor
Unidad constituida por los aluviones, llanuras de desarrollo agropecuario del departamento, carac-
inundación y sedimentos de los ríos Sinú, San terizada por cultivos de maíz, sorgo, algodón y
Jorge, Canalete y algunos de sus tributarios. por una ganadería intensiva.

Los ríos Sinú y San Jorge se caracterizan por


formar en su recorrido valles aluviales amplios, 87

constituidos por depósitos que permiten desarro- 3.5.2.3 Depósito de San Bernardo del
llar actividades agropecuarias extensivas e inten- Viento.
sivas de gran importancia para la economía del
departamento. El CIAF (1985) separó en la cuen- Se extiende desde el occidente de la población
ca del Río Sinú, algunos depósitos aluviales im- de Madera hasta el perfil de la costa. Este depó-
portantes por su extensión y características. sito aluvial se caracteriza por presentar zona de
pantanos y sectores donde aún se conservan las
antiguas orillas del Río Sinú; presenta variacio-
nes en la coloración de los suelos desde oscuro
3.5.2.1 Depósito de Valencia. casi negro en la orilla del Río Sinú hasta unos
2 km de la orilla; desde este punto hacia el occi-
Localizado en cercanías de la población de Va- dente se tornan rojizos y sugierien una composi-
lencia, de donde recibe su nombre, es cortado ción del subsuelo heterogénea (CIAF, 1985).
por las quebradas Jaraguay y Los Pescados, y
alcanza un espesor de 7 m. Está constituido por
gravas finas con cantos de arcosas, lutitas y con-
glomerados polimícticos con intercalaciones de 3.5.2.4 Depósito del Río Manso.
capas de arcilla de color gris en las cuales se
encuentran troncos de árboles en proceso de des- Localizado al sur del departamento en las cabe-
composición, lo cual sugiere un origen reciente ceras del Río Sinú y constituido por los rellenos
para su formación (CIAF, 1985). aluviales del Río Manso. Se caracteriza tanto
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

por su extensión como por su expresión de transgresiones, regresiones así como a fenó-
morfológica. menos neotectónicos que dejan al descubierto o
levantan fracciones del fondo marino que antes se
encontraban sumergidas.

3.5.2.5 Otros depósitos.


Las terrazas marinas se encuentran localizadas
cerca a las poblaciones de Puerto Escondido, Los
Al sur del departamento se encuentran los depó-
Córdobas (Figura 29 a), Santander de La Cruz, El
sitos aluviales formados por el Río San Jorge y
Cedro, Moñitos y San Antero-El Porvenir. En el
sus tributarios; están constituidos principalmen-
sector de Puerto Escondido corrresponde a una
te por limos y arcillas que forman zonas amplias
terraza marina de abrasión, conformada por los se-
de planicies bajas, sujetas a inundaciones, es-
dimentos coluvio-aluviales que cubren las zonas
pecialmente en la zona entre Buenavista y
de acantilados; constan de fragmentos de arenis-
Caucasia, en los límites con el Departamento de
cas, limolitas y conglomerados retrabajados,
Antioquia.
recubiertos por conchas y presencia de corales (ZA-
La parte centro-norte del departamento está con- PATA Y ZULUAGA, 1991). Se encuentra despla-
formada por depósitos lacustres, generados por zada por la Falla Puerto Escondido, (no indicada
88
la Ciénaga Grande de Momil, mientras que hacia en al mapa) con una tasa de 4 mm/año; se le asig-
el oriente éstos están asociados con la Ciénaga na al Holoceno según datación de Page (1986)
de Ayapel. por el método de radiocarbón en conchas y cora-
les, con edades de 2.065 ± 120 AP; 2.485 ± 150
AP y 2.755 ± 130 AP.

3.5.2.6 Depósito de Canalete. Las terrazas localizadas cerca a Santander de La


Cruz y El Cedro, son cortadas por las fallas Punta
Está localizado al sur y sureste de Puerto Es- de La Cruz (no indicadas en el mapa) y Punta Man-
condido; corresponde a la llanura aluvial anti- gle respectivamente, con tasas de desplazamien-
gua del Río Canalete y sus tributarios, com- to de 4 mm/año a lo largo de ellas (PAGE, 1986).
puesta por material areno-arcilloso, con pre- Sobre los sedimentos que las componen se reali-
dominio de la fracción arena (ZAPATA Y zaron dataciones con edades radiométricas varia-
ZULUAGA, 1991). bles entre 2.000 y 3.000 años (PAGE, 1986).

La terraza localizada en cercanías de San Antero-


El Porvenir, está conformada por zonas arrecifales
3.5.3 Terrazas marinas (Qtm).
coralinas, de un metro de altura aproximadamen-
Estas unidades se forman por los cambios te, donde se han registrado también tasas de le-
eustáticos en el nivel del mar, debido a períodos vantamiento de varios mm/año (PAGE, 1986).
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

3.5.4 Depósitos marinos recientes de Playa las playas son de tonos claros, debido a la
(Qmp). acumulación de restos de conchas y corales.

Corresponden a depósitos conformados por los La redondez y esfericidad de los materiales que
sedimentos acumulados a lo largo de la línea las constituyen dependen de los procesos de
de costa, debido a fenómenos de erosión y abrasión por las corrientes y el choque entre
arrastre de material por las corrientes marinas los diferentes sedimentos, así como a su trans-
y oleaje. porte.

Están constituidos por material heterogéneo Cerca al Municipio de Moñitos se presentan te-
como cuarzo, líticos de chert, limolitas, are- rrazas de diferentes alturas conformadas por
niscas, conglomerados, restos de conchas y sedimentos de playa, cubiertas por vegetación,
corales. La mayor o menor proporción de es- así como salientes coralinos de varios metros
tos materiales hace que la zona de acumula- de altura (Punta de Piedra).
ción o playas tome una coloración caracterís-
tica como se aprecia en las playas de Moñitos, En las diferentes playas es posible encontrar
San Bernardo del Viento y Punta Rey (Figura geoformas particulares como dunas, algunas
89
29 b) que son de color oscuro producto de la ya cubiertas por vegetación, como producto de
acumulación de líticos de chert, cuarzo, la acumulación de sedimentos transportados
limolitas y areniscas; en la zona de San Antero, por el viento.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

90
Figura 29a. Terraza marina con vegetación, afectada por procesos de erosión y
retroceso de la línea de costa. Municipio de Los Córdobas.

Figura 29b. Depósitos de playa y procesos erosivos en la línea de costa.


Sector Punta Rey.
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

4. GEOLOGIA EST1RUCTURAL

El Departamento de Córdoba está localizado, en Cinturón de San Jacinto


gran parte, en las tierras

4. GGEOL
bajas del Caribe, donde Región Estable o de Pla-

EOLOGÍA
EOLOGÍA
las principales estructuras taforma
presentan tendencia

ESTRUCTURAL
norte y siguen o coinciden Cordillera Occidental
con antiguas zonas de
deformación. La estruc- Cordillera Central
tura básica de la región es
la de un prisma de acreción adherido al continen-
te durante el Cenozoico, como resultado de la 4.1.1 Bloque Chocó (Región de Urabá).
convergencia de la placa oceánica del Caribe, en
El Bloque Chocó está localizado hacia el
su sector suroccidental, y la placa continental de
suroccidente del departamento en límites con
Sur América, en su borde noroccidental (DUQUE,
Antioquia. Estructuralmente corresponde a un
1979, 1980, 1984b; TOTO Y KELLOG, 1992).
terreno alóctono, sin afinidad litogenética con Sur 91

A partir de las divisiones regionales, que tradicio- América, el cual fue acrecido a la Cordillera Oc-
nalmente se han utilizado en esta región (DU- cidental durante el Mioceno medio (DUQUE,
QUE, 1980; 1984a y b, 1990a), se describen los 1990a). Regionalmente está caracterizado por
elementos estructurales mayores enmarcados en tres elementos estructurales mayores con sus
las siguientes regiones, definidas con base en propias características litológicas: los arcos de
sus características estratigráficas y estructura- Dabeiba y Baudó, La Cuenca del Atrato y la zona
les (Figura 30). deformada de Istmina. La Zona de Falla de
Uramita es la sutura que pone en contacto el Blo-
La información geológica y estructural disponi- que del Chocó y la Cuenca de Urabá con la Cor-
ble, permite establecer diferencias fundamenta- dillera Occidental en el extremo suroeste del de-
les entre los cinturones fragmentados del Sinú y partamento y correspondería al costado más sep-
San Jacinto (DUQUE, 1980) y entre éstos y la tentrional del Bloque del Chocó (DUQUE, 1990a)
región de Urabá, Bloque del Chocó (DUQUE, que en el presente trabajo se denomina Región
1990a) y la región de plataforma. de Urabá.

Las unidades litológicas muestran en superficie


4.1 ELEMENTOS ESTRUCTURALES MAYORES una serie de anticlinales y sinclinales con ejes
orientados N-S a N- NW: Los pliegues son apre-
Bloque Chocó (Región de Urabá) tados con una ligera inflexión hacia el NNW, de-
Cinturón del Sinú bido a la Falla de Uramita.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

Sa n An te ro
S UCRE
Sn. Be rna rdo
MA R C AR IB E del Vie nt o
Lor ica

Chinú
Pt o
Es cond i do

La Yé
Canalet e
M ONT ERIA

BO LIVA R

Pl aneta Ri ca

ANT IOQ UIA


Ayape l
92 Val enc ia

Tierra l t a

Tucur á Mont el í bano


Pt o
Lib erta dor

AN T IOQ UIA

ZonaEs table o de Plataf orma Cintur ón de Sn. Jacinto


Anticl inorio de Sn. Jer ónimo

Cintu rón SnJ acin to


Anticlinorio Sn.J acinto S.
Cordillera Occid en tal
INGEOMINAS
Cintu rón Sinú Anticlin orio Cordil lera Cen tral
Abibe-Las Palomas

Líneamiento ó Fall a
P o r : L o n do ñ o , A . y D i gi t al i zó :M a rg a r it a R .
Cuenca de Ur abá Estr ucturas dómicas
G o nz ál e z , H .
E s c al a : 1 : 1 '5 0 0 . 0 0 0 F e c h a : V - 9 7 F ig u ra 3 0
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

La tendencia general de los rasgos estructurales El área de este anticlinorio presenta abundantes
es N 30° W a N-S, lo cual indica predominio de pliegues asociados con algunas fallas inversas,
esfuerzos con dirección W-SW y E-NE respon- aunque es posible que existan fallas de esta na-
sables de la deformación principal (INGEOMINAS turaleza que no afloren en superficie las cuales
- ECOPETROL, 1994). pudieron haber generado pliegues importantes.
Los sinclinales amplios podrían haber sido gene-
rados entre frentes de cabalgamiento o por la geo-
metría de estas fallas a profundidad (HAFFER,
4.1.2 Cinturón del Sinú. 1963).

Esta región estructural fue definida por Duque Otro rasgo estructural notorio está definido por
(1979-1980) como parte de una cuña sedimenta- pliegues cuyos ejes no tienen una dirección pre-
ria acrecida al Terreno Sinú-San Jacinto, adya- dominante y que al parecer son el resultado de
cente al Cinturón de San Jacinto y separado de inflexiones y posible rotación generada por movi-
éste por el lineamiento estructural del Sinú. Co- miento de fallas con dirección NW (CAMARGO,
rresponde litológicamente a un conjunto de ro- 1995). Estas estructuras coinciden con áreas
cas sedimentarias con edades que varían entre bajas que corresponderían a zonas de debilidad
93
el Oligoceno y Plioceno (DUQUE, 1980). Está asociadas con los lineamientos NW, con un pro-
limitado hacia el suroccidente por la Falla de Ura- bable componente de extensión. Se presentan
mita, más al oeste por el Lineamiento de Colom- pequeñas fallas de rumbo con dirección NNE que
bia y al este por el Lineamiento del Sinú. En el limitan pliegues pequeños o los desplazan en for-
departamento se denomina Anticlinorio de Abi- ma dextral.
be-Las Palomas y está separado del mar en el
sector norte por el denominado Anticlinorio de Tur- Masas diapíricas de lodo hasta de 20 m de altura
baco en el Departamento de Bolívar. emergen aisladas, principalmente a lo largo de
las zonas mayores de falla, siguen el rumbo ge-
Se caracteriza por presentar anticlinales estre- neral del cinturón y son una de sus principales
chos muy pronunciados separados por sinclinales características.
amplios y suaves, con rumbo N-S a NNE. La zona
axial del Anticlinorio Abibe-Las Palomas mues-
tra la mayor deformación en este cinturón. For-
mas radiales compuestas por estructuras 4.1.3 Cinturón de San Jacinto.
anticlinales estrechas, pendientes y alargadas que
coinciden con los rasgos topográficos más altos Esta unidad estructural (DUQUE, 1979) marca el
por lo general, aparecen circundadas por límite oriental del Terreno Sinú-San Jacinto y está
sinclinales amplios y arqueados, conformando el localizada adyacente a la zona de plataforma. El
estilo estructural característico de este cinturón. cinturón está limitado al oriente por el lineamiento
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

estructural de Romeral y al occidente por el del cas en esta zona alcanzan 1.270 m de altura con
Sinú y está constituido por una faja sedimentaria una topografía rugosa que corresponden a
plegada y fallada, parte de un prisma de acreción anticlinales alargados y apretados por lo general
plegado y fallado como consecuencia de la con- fallados a lo largo del rumbo. Las rocas en los
vergencia entre las placas Caribe y Suramericana núcleos de estos anticlinales están conformadas
(DUQUE, 1984a, b; TOTO Y KELLOG, 1992). por lodolitas silíceas circundadas por turbiditas
(DUQUE, 1979). Hacia el núcleo de estas eleva-
Con base en la orientación de las estructuras pre- ciones, las unidades litológicas están replegadas
sentes y las características estratigráficas, este pero la intensidad de la deformación disminuye
cinturón puede ser dividido en cuatro segmentos hacia las unidades suprayacentes (Cantera el
cuyos límites corresponden a lineamientos con Gallo, Montería, Cantera Lorica). Tanto en su-
dirección W-NW; estos segmentos han sido de- perficie como en el subsuelo, los sinclinales
nominados de sur a norte: Anticlinorios de San amplios y alargados están siempre menos defor-
Jerónimo, San Jacinto Sur, San Jacinto Norte y mados que los anticlinales (DUQUE, 1984a, b).
Luruaco, de los cuales los dos primeros se en- Las estructuras anticlinales alargadas de la peri-
cuentran en el Departamento de Córdoba. En feria son redondeadas y los núcleos expuestos
general, las fallas principales en este cinturón tie- son más jóvenes que los de la zona axial de los
94
nen dirección NS - N 5° E y son de cabalgamien- anticlinorios.
to con vergencia hacia el occidente. Las fallas
NNE son principalmente de rumbo con despla- En el sur, hacia las estribaciones septentriona-
zamiento sinestral (INGEOMINAS-ECOPETROL, les de la Cordillera Occidental, en límites con el
1994). Departamento de Antioquia, la estructura gene-
ral del Cinturón de San Jacinto muestra una
deflexión hacia el occidente en las vecindades
del Valle del Río Manso, lo cual sugiere que este
4.1.3.1 Anticlinorio de San Jerónimo. cinturón pudiese ser una unidad tectónica inde-
pendiente de la Cordillera Occidental. A lo largo
El Anticlinorio de San Jerónimo está localizado del flanco oriental del cinturón se observan es-
al oriente del Lineamiento de Sinú y al sur de la tructuras en forma de S asociadas con el
Falla de Sucre. Se compone de anticlinales y Lineamiento de Romeral.
sinclinales cuyos ejes tienen direcciones entre
N-S y N 10° E, algunos dispuestos en echelón y La deformación tectónica en cada uno de los
asociados con sistemas estructurales de direc- anticlinorios del Cinturón de San Jacinto presen-
ción NNW. ta diferentes grados de intensidad: el de San Ja-
cinto presenta la máxima compactación, espe-
Las unidades estructurales mayores están sepa- cialmente en las secuencias del Cretácico supe-
radas entre sí por terrenos planos que aumentan rior y Paleógeno con pliegues pronunciados y es-
en altitud hacia el sur donde forman la Serranía tructuras apretadas con fallas de cabalgamiento
de San Jerónimo. Colinas cónicas característi- predominantes; en los anticlinorios de Luruaco y
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

parte norte de San Jacinto estas característi- los anticlinorios de San Jerónimo, San Jacinto y
cas son menos pronunciadas. Luruaco (DUQUE, 1980). Fisiográficamente com-
prende la parte oriental del departamento, carac-
terizada por una topografía plana, cenagosa y muy
susceptible a las inundaciones. Según Duque
4.1.3.2 Anticlinorio de San Jacinto. (1980) comprende cinco elementos tectónicos,
pero sólo acá se encuentra el correspondiente al
Está localizado al este del Lineamiento del Sinú, comprendido entre la depresión tectónica de
entre la Falla de Sucre al sur y el Lineamiento del Sucre y las estribaciones de la Cordillera Central
Dique, en el Departamento de Bolívar, al norte. en el límite con Antioquia.
Las diferencias faciales de las secuencias
estratigráficas observadas entre la parte norte y La depresión tectónica de Sucre, localizada al
la sur de esta región, han permitido dividirla en sur del Brazo de Loba, sobre el Río Magdalena,
dos subregiones denominadas anticlinorios de tiene características de un graben fallado en blo-
San Jacinto Norte y Sur separadas por el ques, controlado marginalmente por las fallas
Lineamiento de Loba (DUQUE, 1980), de los cua- de Loba al norte y de Sucre al sur. El espesor
les el sur aparece en el departamento. máximo de los sedimentos cenozoicos que relle-
nan esta depresión se estima en 8 km (DUQUE, 95

Este anticlinorio presenta deformación caracteri- 1980). Las características estratigráficas y


zada por la presencia de fallas inversas y sedimentarias sugieren que esta depresión se
plegamientos asociados muy estrechos. La de pudo comportar como un antiguo cañón subma-
Tolú Viejo aparece en la parte norte del departa- rino durante el Neógeno (DUQUE, 1980).
mento, es inversa y de considerable extensión.
Los buzamientos en los plegamientos, son me- La región de plataforma comprende gran parte
nores de 25°; valores mayores sólo se observan del oriente del departamento, caracterizada por
en áreas con influencia de fallamiento. Al sur de grandes extensiones planas, ligeramente inclina-
Tolú Viejo aparece una inflexión de las estructu- das al oriente con arenas y conglomerados conti-
ras que pasa de N 10-15° E a N 30° E. En la nentales interrumpidos por zonas bajas e
parte central del anticlinorio se observó una serie inundables correspondientes a los cauces de
de fallas inversas con vergencia hacia el oeste, quebradas y caños en la cuenca baja del Río San
varias de las cuales podrían corresponder a ra- Jorge, cuya zona aluvial está formada y caracte-
males de otras más extensas. rizada por la presencia de ciénagas permanen-
tes y grandes zonas de inundación.

El área de plataforma está cruzada por varios


4.1.4 Región Estable o de Plataforma. lineamientos estructurales consecuencia del
fallamiento del basamento, con direcciones N, N
Esta zona coincide con el Valle Inferior del Mag- 20° E, N 55° W y N 40° E, que coinciden con el
dalena y se encuentra limitada al occidente por modelo observado en la Cordillera Central (BA-
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

RRERO et al., 1969; IRVING, 1971). El más no- ción de la litología y del espesor de los bancos:
table es el de Romeral, prolongación hacia el norte los bancos gruesos de areniscas (Miembro Urrao)
del lineamiento estructural del mismo nombre sufren un plegamiento amplio de orden
reconocido por Barrero et al. (1969) con di rección hectométrico mientras que las series
N o N 20° E; el de San Jorge con dirección N 40° anisotrópicas formadas por alternancias de ca-
E que controla en parte el curso del Río San Jorge pas delgadas de caliza y chert (Miembro Nutibara)
y las fallas de Loba y Sucre de dirección están afectadas por plegamientos en chevrón
N 55° W que limitan y controlan el graben de la bastante cerrados de orden métrico (ÁLVAREZ
depresión tectónica de Sucre. Y GONZÁLEZ, 1978; TOUSSAINT, 1978).

Las zonas de fallas principales tienden hacia el


norte: la zona de falla del Cauca sigue a lo largo
4.1.5 Cordillera Occidental. del Valle del Río Cauca, la zona de falla de Tucurá,
se interna en la Cordillera Occidental y las fallas
La parte septentrional de la Cordillera Occidental de Murrí - Mutatá y Murindó que parten de la cor-
marca el límite del Departamento de Córdoba con dillera y en su extremo norte siguen por el borde
el de Antioquia y en ella se encuentra el naci- occidental de la misma. Las fallas de esta cordi-
96
miento de los ríos principales del área: Sinú y llera tienen dirección noroeste a noreste (PAGE,
San Jorge. Estructuralmente esta región se en- 1986).
cuentra limitada al occidente del Bloque del Cho-
có por la Falla de Uramita, mientras que hacia el
oriente se encuentra separada de la Cordillera
Central por la Falla Cauca-Almaguer, límite occi- 4.1.6 Cordillera Central.
dental del Sistema de Fallas Romeral. Hacia el
norte está separada de los cinturones del Sinú y El extremo septentrional de esta cordillera se en-
San Jacinto por deflexiones estructurales, mien- cuentra en la parte suroriental del departamento
tras que hacia el occidente en las vecindades del y se pierde hacia el oriente y norte por debajo de
Río Manso, se sugiere la posibilidad de que es- las zonas bajas e inundables de los ríos San Jorge
tos cinturones correspondan a una unidad estruc- y Magdalena. Estructuralmente está separada
tural independiente de la Cordillera Occidental. del ambiente oceánico de la Cordillera Occiden-
tal por la Falla Cauca - Almaguer.
El basamento oceánico de esta cordillera pre-
senta evidencias de una fase de tectogénesis a La Cordillera Central esta constituida por rocas
finales del Cretácico o principios del Terciario metamórficas de probable edad paleozoica, por
(TOUSSAINT, 1978). Los sedimentos del Com- lo general intensamente plegadas, con una es-
plejo Cañasgordas han sido intensamente plega- quistosidad paralela a las estructuras regionales.
dos con dirección N 50° W a N-S y son de natu- La principal estructura en el área del departamento
raleza isópaca y varían desde el tipo recto hasta corresponde al Lineamiento de Romeral, que
el tumbado. El plegamiento isópaco varía en fun- marca el límite entre el dominio oceánico de la
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

Cordillera Occidental y el continental de la corresponden a una sola zona, la historia geoló-


Cordillera Central localizado al este; hacia el nor- gica de cada uno de sus componentes puede ser
te aparece cubierto por sedimentos de platafor- diferente y quizás se hayan unido en una sola
ma que oscurecen las relaciones originales. Sin zona de falla recientemente. En las rocas meta-
embargo, el área de plataforma está entrecruza- mórficas, las fallas normales están afectadas por
da por varios lineamientos estructurales resultan- el plegamiento, aunque parece no existir una re-
tes del fallamiento del basamento, con direccio- lación directa entre las fuerzas que originan los
nes N, N 20° E, que coinciden con el modelo de plegamientos y las que produjeron las fallas
los observados en la Cordillera Central (BARRE- normales.
RO et al., 1969; IRVING, 1971). El más notorio
de estos lineamientos es el de Romeral a lo largo A continuación se presenta un resumen de las
del cual aparecen los cuerpos ultramáficos de características de las fallas individuales
Uré, Cerro Matoso y Planeta Rica, posiblemente cartografiadas en sentido oeste-este en del
fragmentos ofiolíticos emplazados tectónicamente. departamento y secundariamente sur-norte
(Figura 30). En términos generales, se presen-
tan dos sistemas direccionales de fallas bien
definidos:
97
4.2 FALLAS
• Fallas con dirección N, NNE consideradas pa-
El mayor rasgo estructural en el área del depar- ralelas a la tendencia general de las estructuras
tamento lo constituyen las fallas de distinta natu- principales en la cadena andina. Comprende fa-
raleza y edad, que afectaron las diversas unida- llas de cabalgamiento con buzamiento hacia el
des litológicas, desde el Paleozoico temprano en este. El rumbo de las secuencias sedimentarias
la Cordillera Central y desde el Cretácico tardío por lo general coincide con el de las estructuras
hasta el Cenozoico en los demás elementos es- y en algunos casos sirven de límite entre de ellas.
tructurales que conforman la geomorfología del
departamento. Sin embargo, su estudio y carac- • Fallas con dirección N 45° a 60° W que cortan
terización se dificulta debido a la escasez de aflo- estructuras y fallas longitudinales; se denominan
ramientos en las zonas planas y cuando éstos fallas transversales con desplazamiento
aparecen son de poco relieve de modo que sólo horizontal.
pueden observarse en dos dimensiones y en la
mayoría de los casos su continuidad ha sido de- Zona de Falla Colombia. Zona de fallas de
terminada mediante el empleo de sensores re- empuje localizada debajo del Mar Caribe, se ex-
motos o métodos geofísicos. tiende en dirección N 25° - 45° E, con una longi-
tud de 500 km desde el Golfo de Urabá hasta la
Por lo general, las fallas normales son más sim- Sierra Nevada de Santa Marta (DUQUE, 1980).
ples en su caracterización que las de rumbo, ya Divide la plataforma continental y la llanura
que estas últimas por lo general forman zonas abisal y marca el límite occidental del Cinturón
de fallas complicadas que aunque en conjunto Sinú, de las zonas deformadas y de los volcanes
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

de lodo. No se conoce su actividad (PAGE, 1986). Falla de Canalete. Falla de rumbo con direc-
Debido a su localización geográfica, no aparece ción aproximada N 70 W y desplazamiento dextral
indicada en el mapa. localizada al norte de la población de Canalete,
al noroeste del departamento, de donde recibe
Falla de Uramita. Se extiende desde el sur, en- su nombre (CHEVRON, 1986). Limita, con la Fa-
tre los departamentos de Antioquia y Chocó, cer- lla de San Juan de Urabá en Antioquia, al sur, y
ca al Municipio de Ciudad Bolívar (Antioquia), la Falla El Ebano, al norte, (Figura 30) grandes
hasta el norte; se prolonga hacia el Mar Caribe bloques con desplazamientos laterales en direc-
con dirección N 20°- 30° W donde gira al salir de ciones aparentes NW y SE. Dentro de cada uno
la zona de Urabá con dirección aproximada de los bloques formados por las fallas de rumbo,
N 60° W (INGEOMINAS, 1988; DUQUE, 1990 se desarrollan fallas de cabalgamiento, cuyos pla-
a); separa la Cuenca de Urabá del cinturón ple- nos buzan generalmente hacia el SE.
gado del Sinú.
Falla El Ebano. Falla de rumbo con dirección
Esta falla separa el Terreno Calima del Terreno aproximada N 80 W a E-W con desplazamiento
Cuna en sentido de Toussaint (1991), y a lo largo sinestral, localizada al noroeste del departamen-
de ella se han reconocido capas rotas de chert y to cerca a la población de El Ebano de donde
98
carbonatos, con una edad del Cretácico superior recibe su nombre (CHEVRON, 1986). A lo largo
al Paleoceno, asociadas con flujos de diabasas de ella se localizan algunos volcanes de lodo y
y basaltos, todos incluídos en una matríz pelítica limita estructuralmente afloramientos de la For-
muy cizallada con foraminíferos plantónicos del mación Maralú en la zona de Aguas Vivas y
Mioceno inferior (DUQUE, 1990a) Cucharal y forman bloques estructurales con des-
plazamientos laterales en dirección NW y SE,
Zona de Falla Tucurá. Descrita inicialmente cuyo límite al norte está definido por la Falla Pun-
por Hubach (1930) como Falla Tucurá, en la zona ta Mangle y al sur por la Falla Canalete
del mismo nombre, posteriormente se ha deno- (Figura 30).
minado Zona de Falla Tucurá (PAGE, 1986) para
agrupar las fallas que se encuentran al sur del Falla Punta Mangle. Localizada en la Costa
departamento en el Valle del Río Sinú. Hacen Caribe en la zona de El Cedro. Deforma la terra-
parte de esta zona la Falla Portachuelo que se za marina del Holoceno Superior; el grado de
prolonga desde el Departamento de Antioquia actividad es bajo a moderado con tasa de des-
hacia el Valle del Río Sinú, con dirección predo- plazamiento de 4 mm/año (PAGE, 1986).
minante N 25° E. Esta estructura alinea los ríos
Esmeralda y Sinú; al norte, en la Serranía de Falla San Pedro. Definida fotogeológicamente
Abibe, la falla se encuentra cubierta por sedi- (PAGE, 1986) no se indica en el mapa. Se ex-
mentos terciarios; en la región de Tucurá forma tiende desde la población de San Pedro de Ura-
escarpes de hasta 4 m de altura en las terrazas bá, en Antioquia, con dirección N 25° E hasta un
aluviales del Río Sinú. Se considera con un gra- poco al norte del límite con el Departamento de
do de actividad bajo a moderado (PAGE, 1986). Córdoba. Forma cerca a la población de San
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

Pedro de Urabá, un escarpe irregular de 20 m de • Falla Bolívar. Se extiende desde la Cordillera


altura (PAGE, 1986). Central hasta las tierras bajas del Caribe con di-
rección N 10-20° E y una longitud de 450 km.
Falla de Pacheco. Localizada al nororiente de Hace parte de la Zona de Falla Cauca; pasa al
la población de Batatá. Su orientación es N 70° oriente del Alto de Murrucucú y al oeste de Pla-
W; afecta un tramo del Río Sinú y provoca un neta Rica. Está cubierta por sedimentos del
cambio de dirección. Al norte cerca a la pobla- Cenozoico, entre el Municipio de Ciénaga de
ción de Las Piedras se localiza la Falla Nicara- Oro y la Costa Caribe. Hacia el centro del de-
gua con dirección N 30° W, que trunca el flanco partamento se convierte en una franja de aproxi-
oriental del Anticlinal de Jaraguay (CIAF, 1985). madamente 15 km consistente en varias tra-
zas de fallas discontinuas, cuyo grado de
Falla La Ceniza. Localizada al occidente de la actividad es probablemente bajo (PAGE, 1986).
población de Villanueva; su dirección inferida es
N 20° E (CIAF, 1985). • Falla San Jorge. Se extiende desde el Alto
de Paramillo, y sigue por el costado oriental
Falla Villavicencio. Localizada al norte de la del Río San Jorge hasta las tierras bajas del
población de Villavicencio; su dirección es este- Caribe con dirección N 5° E y una longitud de
99
oeste. Asociados con esta falla se encuentran 60 km. Cerca a la población de Juan José, la
varios sistemas de fracturas en la zona de Dos falla se marca por un escarpe de 3 km de lar-
Bocas y Tenerife (CIAF, 1985). go, en el aluvión, con desplazamiento descen-
dente al este y al parecer algunos meandros
Falla La Ceiba. Localizada al este de la Que- se truncan contra el escarpe. Su grado de
brada Lisetas, su dirección es NNE y define en actividad no se conoce pero se supone como
este sector el contacto entre las formaciones San bajo (PAGE, 1986). Duque (1980) indica que
Cayetano Superior y Ciénaga de Oro el área de la plataforma, al oriente del departa-
(GEOMINAS, 1986). mento, está entrecruzada por varios
lineamientos estructurales resultantes del
Zona de Falla del Cauca. Este sistema regio- fallamiento del basamento y entre ellos define
nal se extiende paralelo al occidente de la Zona el de San Jorge con una dirección N40°E, de
de Falla Romeral, presenta una orientación en aproximadamente 250 km de longitud y
sentido N-S desde el Ecuador hasta las zonas geomorfológicamente relacionado con el cur-
bajas del Caribe con una extensión aproximada so del río San Jorge hasta su desembocadura.
de 800 km. Se interna a lo largo de la Serranía
de San Jerónimo, en el Departamento de Córdo- Falla Sardina. Falla con dirección NNE, que se
ba, entre las hoyas de los ríos Sinú y San Jorge extiende desde aproximadamente la Quebrada La
hasta cerca a Montería (PAGE, 1986). Dentro de Piedra hasta la Quebrada El Rayo, donde se une
las fallas que hacen parte de este sistema se con la Falla San Francisco. Al parecer se trata
encuentra la Falla Bolívar que se extiende hacia de una falla basculante, la cual permite que aflore
el Departamento de Sucre y la Falla San Jorge. la Formación El Carmen y además se presentan
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

repeticiones en la estratigrafía de las formacio- E y una extensión de 5 km. Corta las rocas
nes carboníferas (GEOMINAS, 1986). sedimentarias de las formaciones Ciénaga de
Oro y San Cayetano Superior (Conglomerado
Falla San Francisco. Falla de tipo inverso que de El Curial) (DUEÑAS Y DUQUE, 1981).
se extiende desde el sur de la población de Puer-
to López hasta el norte de la población de San Falla de La Vara. Localizada al oeste de la
Francisco. Muestra buena continuidad a lo largo población de Medio Rancho. Su dirección pre-
de la zona del Alto San Jorge con marcados con- dominante es norte-sur y muestra cabalga-
trastes topográficos. Pone en contacto rocas del miento hacia el este. Pone en contacto
Grupo San Cayetano con las formaciones Cerrito sedimentitas cretácicas y paleógenas (CIAF, 1985).
y Ciénaga de Oro (GEOMINAS, 1986). Fallas
menores con dirección NE se encuentran aso- Zona de Falla Romeral. Definida inicialmente
ciadas con las fallas de La Ceiba y San por Grosse (1926) como Sobrescurrimiento de
Francisco. Romeral, toma el nombre del Alto Romeral, en
el Departamento de Antioquia. Posteriormen-
Falla Peque. Se extiende desde el Municipio de te fue denominada Zona de Falla Romeral (BA-
Buriticá, en el Departamento de Antioquia, hasta RRERO et al., 1969). Se extiende desde el
100
las cabeceras del Río San Jorge en el Departa- sur de Colombia en límites con el Ecuador hasta
mento de Córdoba, con una longitud de 140 km y Barranquilla, con una longitud aproximada de
dirección N-S con cambios ligeros al este. En el 1.200 km. En el departamento se extiende a
mapa no aparece indicada ya que en los trabajos lo largo de la parte superior del Río San Jorge,
donde se menciona no se tienen referencias so- en la margen oriental de la Serranía de San Jeró-
bre su localización exacta. En el costado orien- nimo y en cercanías a Montelíbano, Planeta Rica
tal del Valle del Río San Jorge, muestra algunos (PAGE, 1986).
rasgos morfológicos débiles como alineamien-
to de corrientes. Su grado de actividad se Asociados con esta zona de falla se encuentran,
considera como bajo (PAGE, 1986). entre las poblaciones de Uré y Planeta Rica, cuer-
pos de rocas ultramáficas serpentinizadas o
Falla de Manchego. Localizada al suroeste lateritizadas, que representan posiblemente frag-
del Municipio de San Carlos; es una falla de mentos desmembrados de secuencias ofiolíticas,
cabalgamiento con rumbo norte e inclinación emplazados tectónicamente a lo largo de este
hacia el este que pone en contacto rocas sistema estructural.
sedimentarias de las formaciones San
Cayetano Inferior y Superior (Miembro Conglo- Al norte de Colombia, en la zona Caribe, las fa-
merado de El Curial) (DUEÑAS Y DUQUE, llas que hacen parte de este sistema forman ra-
1981). males anastomosados subparalelos. Algunas de
estas fallas muestran desplazamientos en el
Falla de El Curial. Localizada al norte del Cuaternario con deslizamiento oblicuo y hundi-
departamento con dirección aproximada N 10° miento al este (PAGE, 1986).
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

La Falla Cauca-Almaguer, que hace parte de este trolado por el basamento. Su continuidad en
sistema, marca el límite occidental entre las rocas superficie ha sido definida con base en algunos
metamórficas más occidentales de la Cordillera rasgos geomorfológicos y truncamiento de estruc-
Central y las rocas volcánicas básicas del Barroso turas regionales como:
en la Cordillera Occidental; fue denominada por
Grosse (1926) como Falla Cauca Oeste y Falla • Terminación de la Serranía de San Jerónimo.
Sabanalarga por Álvarez et al. (1971).
• Cambio en la dirección de las estructuras del
Falla de Ciénaga de Oro. Localizada en la región sur con relación a las estructuras del norte a la
de Ciénaga de Oro con una dirección N-S y buza- altura de este rasgo.
miento al este. Es una falla de cabalgamiento que
afecta rocas sedimentarias de la Formación San • Presencia de unidades litoestratigráficas que
Cayetano Superior, Miembro Conglomerado de El sólo afloran en este segmento.
Curial (DUEÑAS Y DUQUE, 1981).
Falla La Ye. Falla con dirección predominante
Falla San Antonio. Se extiende desde la Que- este-oeste localizada cerca al sitio de La Ye.
brada San Antonio, afluente del Río Uré y se trun- Afecta sedimentitas de las formaciones Cerrito y
101
ca en la Falla Matoso. Su dirección predominante Sincelejo.
es NE y afecta rocas de la Formación Cerrito
(GEOMINAS, 1986).

Falla Matoso. Localizada al este de Cerro Matoso 4.3 LINEAMIENTOS


se extiende con dirección NNW hacia el norte has-
ta el este de la población de Santa Lucía, donde Los lineamientos definidos en el área del departa-
es enmascarada por depósitos cuaternarios. Eco- mento corresponden, en gran parte, a característi-
nómicamente esta falla es importante pues es el cas topográficas producidas por cambios litológicos
límite de los carbones en la zona de San Pedro o a cambios estructurales y a efectos tectónicos
(GEOMINAS, 1986). en zonas donde el basamento no aflora por encon-
trarse fosilizado por los sedimentos de las forma-
Falla Laguneta. Localizada hacia el Corregimien- ciones del Neógeno y depósitos cuaternarios.
to de Laguneta. Su dirección es NW-SE y despla-
za el contacto entre las formaciones El Carmen y La naturaleza de estos lineamientos ha sido deter-
Cerrito (DUEÑAS Y DUQUE, 1981). minada litológicamente por muestras provenientes
de pozos de exploración petrolera y su comporta-
Falla de Sucre. Esta falla localizada al norte del miento se deduce de los registros sísmicos que
departamento, cerca al límite con el de Sucre, cons- se han levantado (DUEÑAS Y DUQUE, 1981; DU-
tituye el límite sur de la Depresión Tectónica de QUE, 1984a); en algunos casos su trazo se ha
Sucre (DUQUE, 1980) y es definida por este autor basado en la información bibliográfica disponible
como un lineamiento con dirección N 55° W con- (DUQUE, 1979, 1980, 1984a, b).
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

El área de la plataforma está entrecruzada por tras que al oriente, Cinturón de San Jacinto,
varios lineamientos estructurales resultantes del es ocasional y podría considerarse como au-
fallamiento del basamento con direcciones N, sente este tipo de fenómeno (DUQUE, 1980).
N 20° E, N 55° W y N 40° E; el más notorio es el
de Romeral, con dirección N o N 20° E reconoci- • Presencia de afloramientos de conglomera-
do por Barrero et al. (1969) hacia el sur, en el dos y brechas a lo largo del lineamiento, cerca
Departamento de Antioquia. Lineamientos de di- a la expresión superficial del contacto con el
rección N 55° W limitan la Depresión Tectónica Cinturón de San Jacinto (Conglomerado de
de Sucre (DUQUE, 1980). Pendales, cerca a Luruaco y más hacia el sur
en el área de Tucurá) (DUQUE, 1980;
CHEVRON, 1986) donde afloran conglomera-
dos a lo largo y sobre la margen occidental del
4.3.1 Lineamiento del Sinú. Río Sinú.

Este accidente estructural define el límite oc- • Limita afloramientos de las unidades
cidental del Cinturón de San Jacinto y lo sepa- litoestratigráficas características del Cinturón de
ra del Cinturón del Sinú (Figura 11). Hacia el San Jacinto con relación a las del Cinturón del
102
sur del departamento, en la región del Alto Sinú, Sinú.
corresponde a la Falla de Tucurá en el sentido
de Hubach (1930), identificada y caracteriza- Las diferentes secuencias sedimentarias de los
da como de cabalgamiento con buzamiento al dos cinturones hace pensar que este lineamiento
este; pone en contacto rocas cretácicas de la es un antiguo surco marginal del Cinturón de San
Cordillera Occidental con rocas del Plio- Jacinto desarrollado durante las etapas iniciales
Pleistoceno del Cinturón del Sinú. Hacia el de su evolución, que se presenta hoy como una
norte, su expresión morfológica y sus caracte- probable falla de cabalgamiento, con una com-
rísticas estructurales están enmascaradas por ponente de rumbo y un grado de actividad bajo
terrenos planos y cenagosos del Cuaternario, (PAGE, 1986).
posiblemente suprayacentes. En el sur con-
trola el curso del Río Sinú, con una orientación
preferencial NNE y con las siguientes caracte-
rísticas que sirven para definirlo: 4.3.2 Lineamiento de Betancí.

- Marca el cambio de estilo estructural entre Rasgo geomorfológico que se extiende a la al-
los cinturones de San Jacinto al este y Sinú al tura de la Ciénaga de Betancí, con dirección
oeste (DUQUE, 1980). noroeste-sureste y el cual se puede continuar
desde la población de Nueva Esperanza hasta
- En el Cinturón del Sinú es común la ocurren- el Río Sinú; morfológicamente se nota un le-
cia de vulcanismo y plutonismo de lodo, mien- vantamiento del bloque sur (CIAF, 1985).
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

4.3.3 Lineamiento de Romeral. como un rasgo estructural mayor, entre las corte-
zas continental al este y oceánica al oeste y no
Este elemento estructural está controlado por el solamente como se ha considerado tradicional-
basamento (DUQUE, 1980) que limita al Cinturón mente, una falla o una zona de falla.
de San Jacinto, en su borde oriental, con la zona
de plataforma, con dirección predominante N 20°
E. En el departamento, esta estructura no es tan
espectacular ni tan claramente reconocible como 4.4 ESQUISTOSIDAD
en el área donde fue descrita originalmente (BA-
RRERO et al., 1969; GONZÁLEZ, 1977) ya que el La estructura metamórfica más notoria en las
rasgo geomorfológico principal está fosilizado por metamorfitas del Complejo Cajamarca es la
depósitos terciarios y cuaternarios de la cuenca esquistosidad, definida por la orientación parale-
del San Jorge, pero se han podido observar algu- la o subparalela de láminas de mica de unos po-
nas características, tanto en superficie como en el cos milímetros de espesor en las rocas de más
subsuelo, que han permitido reconocerlo y prolon- bajo grado; su espesor se incrementa al aumen-
garlo hacia el norte (DUQUE, 1980): tar el grado de metamorfismo y tienden a con-
centrarse en capas bien definidas, con exclusión
103
• Coincide con el límite occidental de la platafor- de los minerales diferentes al grafito.
ma en el contacto con el Cinturón de San Jacin-
to, y se da un cambio muy claro en el estilo es- Esta estructura en los esquistos verdes, está mar-
tructural entre estos dos elementos. cada por la orientación subparalela de láminas
de clorita y anfíbol fibroso, en capas bien defini-
• Vulcanismo máfico y plutonismo máfico- das, separadas por bandas de albita. En las ro-
ultramáfico asociado con cherts y turbiditas en cas de más alto grado, la estratificación ha des-
la región de Planeta Rica-Cerro Matoso-Uré. aparecido totalmente. La esquistosidad tiene
rumbo predominante N 10° W a N 30° E, aunque
• Serpentinización de las ultramáfitas en Planeta la actitud varía considerablemente de un punto a
Rica. otro. En la zona de más bajo grado de
metamorfismo tiende a ser paralela a los planos
• Cierres estructurales en S a lo largo del axiales, con inclinación hacia el este, muy varia-
lineamiento debido a un movimiento transcurrente ble (30-90°).
con dirección N-S.
El desarrollo local de un segundo plano de
• Presencia de rocas metamórficas, al este, re- esquistosidad se debe probablemente a un even-
gistradas en perforaciones para petróleo (IRVING, to dinámico posterior al metamorfismo
1971). dinamotérmico que produjo la esquistosidad pre-
dominante regionalmente. El clivaje de cizalladura
Para Duque (1980), las características anterio- que corta con ángulo variable la esquistosidad,
res son indicativas de la existencia un contacto en las rocas metamórficas pelíticas, se ha desa-
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

rrollado por efectos dinámicos a escala regional, san en inconformidad rocas de la Formación
con posterioridad al evento metamórfico principal. Cerrito, calizas de Loma Azul, con cambios fa-
ciales notorios, tanto al norte como al sur.

4.5 PLIEGUES

4.5.1.2 Cierre de Los Placeres.

4.5.1 Cierres estructurales. Está localizado al noroeste de las estructuras de


Loma Azul; conformado por un cierre anticlinal y
Gran número de pliegues, relacionados con el otro sinclinal; el primero se hunde al norte mien-
Anticlinorio de San Jerónimo se presentan al tras que el sinclinal lo hace al sur. Estas estruc-
oriente del departamento, en especial entre Pla- turas están constituidas por sedimentitas de la
neta Rica y Ciénaga de Oro (DUEÑAS y DUQUE, Formación El Carmen.
1981). Estas estructuras, por lo general, son
apretadas y hundidas y presentan las siguien-
tes características:
104 4.5.1.3 Cierre de La Carolina.
• Constan de un par de estructuras, una anticlinal
y otra sinclinal; la estructura anticlinal es la más Localizado en la región de La Carolina;
oriental. estructuralmente está conformado por un cierre
anticlinal y otro sinclinal. El núcleo está consti-
• Las estructuras presentan cierres, con cabe- tuido por la Formación Ciénaga de Oro sobre la
ceo opuesto: la estructura anticlinal se hunde cual reposa concordantemente la Formación El
hacia el norte y la sinclinal hacia el sur. Carmen. A lo largo de la carretera Montería-Pla-
neta Rica los pliegues son simétricos, pero ha-
• Son estructuras simétricas y apretadas. cia el norte la estructura sinclinal se pierde por
efecto de una falla transversal.

4.5.1.1 Cierre Estructural de Loma Azul.


4.5.1.4 Cierre El Contento.
Se encuentra localizado al noroeste de Planeta
Rica y se compone de un cierre anticlinal y uno En el área de El Contento, sobre sedimentos de
sinclinal con orientación N 10°-20° E. El anticlinal las formaciones Ciénaga de Oro y Carmen, se
se hunde al norte mientras que el sinclinal lo hace presenta un cierre anticlinal con hundimiento al
al sur. El núcleo está compuesto por sedimentitas norte y un cierre sinclinal con hundimiento al sur;
de la Formación Carmen sobre las cuales repo- ambas estructuras son simétricas.
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

4.5.1.5 Cierre de Loma Grande. El carácter discordante entre estas formaciones


se manifiesta por el plegamiento de las
Este cierre localizado en el área de Loma Gran- sedimentitas de la Formación Ciénaga de Oro,
de presenta dos estructuras simétricas alarga- que forman el anticlinal, mientras que las del Gru-
das; la oriental corresponde a un anticlinal que po San Cayetano conservan su tren estructural
se hunde al norte y la occidental es un sinclinal N 10°-20° E, con buzamiento empinado al este.
con hundimiento al sur. Son estructuras estre-
chas formadas sobre sedimentitas de la Forma-
ción Cerrito.
4.5.2 Pliegues.

Sinclinal de La Suiza. Localizado al occidente


4.5.1.6 Cierre de San Jerónimo. del Sinclinal del Gallo afecta sedimentitas del
Mioceno-Plioceno y forma pliegues apretados
Es la estructura más importante y notoria al orien- (CIAF, 1985).
te del departamento; tiene una longitud de 45 km
con dirección N 10°-20° E y se extiende desde Anticlinal de Naín. Localizado al suroccidente
Palma de Vino hasta Ciénaga de Oro. El eje del del departamento. Su eje corta perpendicular- 105

anticlinal lo componen de sur a norte las rocas mente el curso de la Quebrada Naín y forma
de las formaciones Ciénaga de Oro y San pliegues apretados, interrumpidos por fractu-
Cayetano. ras, que afecta rocas del Neógeno (CIAF, 1985).

El anticlinal es asimétrico, con su flanco oriental Sinclinal del Cachaco. Localizado al


más pendiente y a la altura de Guacharacal pre- suroccidente del departamento. Es una es-
senta un cierre con hundimiento al sur; cerca a tructura asimétrica con dirección N 20° E, que
Ciénaga de Oro, por efecto de la falla inversa de afecta a las sedimentitas del Neógeno (CIAF,
este nombre, presenta su flanco occidental in- 1985).
vertido.
Anticlinal de Dos Bocas. Localizado cerca a
la población de Tinajón al suroeste del depar-
tamento. Es un pliegue apretado con direc-
4.5.1.7 Cierre de Bengaño. ción predominante N 30° E, aunque su eje se
encuentra dislocado por fallas transversales
En la región de Bengaño, se presenta un cierre (CIAF, 1985).
anticlinal con un fuerte control tectónico donde
las sedimentitas más antiguos corresponden al Sinclinal del Gallo. Estructura localizada al
Grupo San Cayetano con dirección N 10°-20° E, sur del Río Verde con dirección predominante
con buzamiento al este y sobre ellos descansan N 20°E; se desvía al occidente en la región de
sedimentitas de la Formación Ciénaga de Oro. Tucurá y se extiende hasta la Falla Tucurá.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

Afecta sedimentitas del Mioceno-Plioceno Sinclinal Esmeralda. Localizado al sur del de-
(CIAF, 1985). partamento en la zona de Urrá, afecta rocas de
la Formación Cansona (CIAF, 1985).
Anticlinal de Jaraguay. Localizado al noroes-
te del Corregimiento Las Piedras, cerca a la Sinclinal Nuevo Paraíso. Localizado al
Quebrada Jaraguay sobre rocas del Neógeno; suroccidente de la población de San Francisco con
uno de sus flancos está cubierto por depósi- dirección predominante N-S y cabeceo hacia el sur;
tos aluviales (CIAF, 1985). se extiende desde la población de San Francisco
hasta la Quebrada Jegua (GEOMINAS, 1986).
Sinclinal La Doctrina. Localizado al norte del
departamento en cercanías al Municipio de San Anticlinal Nuevo Paraíso. Localizado al suroes-
Bernardo del Viento. Es un pliegue amplio con te de la población de San Francisco, es un pliegue
dirección predominante N 30° E, con flancos con dirección N-S y ligero cabeceo hacia el sur,
simétricos. Esta estructura desaparece bajo asimétrico en su parte norte y simétrico hacia el
los sedimentos aluviales del Río Sinú (CIAF, sur; afecta rocas de las formaciones Ciénaga de
1985). Oro, El Carmen y Cerrito (GEOMINAS, 1986).

106
Sinclinal del Sinú. Esta estructura se en- Sinclinal San Jorge. Localizado al este de Sitio
cuentra localizada al sur del departamento Viejo al sur del departamento, se extiende casi
en cercanías del Corregimiento de Angostu- paralelo al Río San Jorge con dirección N-S, y
ra de Urrá. Su dirección predominante es muestra un cabeceo hacia el sur. Generalmente
norte-noroeste y afecta a sedimentitas de muestra asimetría y afecta rocas neógenas
edad paleógena (CIAF, 1985). (GEOMINAS, 1986).

Anticlinal de La Unión. Esta estructura se en- Anticlinal Vidrí. Localizado en la margen occi-
cuentra localizada al sur de Tierralta, con direc- dental del Río San Jorge cerca a la población de
ción predominante norte-sur, sobre rocas del Tierra Adentro. Se extiende con dirección NE for-
Paleógeno, y forma pliegues angostos (CIAF, mando pliegues cerrados, paralelos, que afectan
1985). rocas de la Formación Cerrito (GEOMINAS, 1986).

Sinclinal de Manso. Localizado al sureste del Sinclinal Vidrí. Es una estructura estrecha lo-
Municipio de Tierralta con dirección predomi- calizado al este de Tierra Adentro, con dirección
nante norte-sur y se extiende desde el Río NE (GEOMINAS, 1986).
Manso hasta posiblemente el sur de la región
de Tres Piedras. Sus flancos están conforma- Anticlinal Sardina. Está localizado al sur del
dos por sedimentitas del Paleógeno y su nú- departamento, en la Quebrada Sardina. Es una
cleo se encuentra cubierto por sedimentos re- estructura estrecha con flancos fuertemente
cientes del Río Sinú (CIAF, 1985). buzantes y su dirección predominante NNE; se
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

interrumpe al norte por la Falla San Francisco. un pliegue simétrico con dirección NW que afec-
Su núcleo está compuesto por sedimentitas de ta rocas neógenas (GEOMINAS, 1986).
la Formación Cerrito (GEOMINAS, 1986).
Sinclinal San Pedro. Localizado en el sur del
Anticlinal de La Seca. Localizado al este de la departamento en cercanías del Río San Pedro,
población de San Francisco, presenta una direc- presenta una dirección NE y es asimétrico
ción predominante norte-sur; muestra una des- (GEOMINAS, 1986).
viación un poco al este y cabeceo hacia el sur.
Esta estructura ligeramente asimétrica, afecta las Anticlinal El Tesoro. Localizado en la zona
rocas de la Formación Cerrito; hacia su núcleo de Uré; es una estructura inferida, con dirección
se encuentra la Formación Ciénaga de Oro NW (GEOMINAS, 1986).
(GEOMINAS, 1986).
Sinclinal de Córdoba. Se presenta al sureste
Anticlinal Santa Fe. Estructura localizada en- de Santa Lucía, como una estructura simétrica
tre las quebradas Los Andreses y La Lucía, al con dirección predominante SSE; afecta rocas
oeste de la población de Sitio Nuevo al sur del neógenas (GEOMINAS, 1986).
departamento. Su dirección predominante es sur-
107
norte con cabeceo hacia el norte; forma pliegues Anticlinal de Córdoba. Localizado al sur de la
estrechos menores y afecta las rocas del población de El Viajano; es una estructura abier-
Neógeno (GEOMINAS, 1986). ta con su eje aparentemente ondulante con di-
rección NW; se cierra cerca al Río San Jorge; su
Anticlinal La Barra. Está localizado al sur del flanco occidental se encuentra afectado por la
departamento cerca a Puerto López y se extien- Falla Matoso y el oriental por ondulaciones del
de aproximadamente desde la Quebrada Liborina Sinclinal de Plaza Nueva y el Anticlinal de Samaria
al sur hasta la Quebrada Santa Isabel al norte, (GEOMINAS, 1986).
ambas afluentes del Río San Jorge. Es una es-
tructura que presenta replegamientos y confor-
ma la Serranía de La Barra. Afecta rocas del Gru-
po San Cayetano (GEOMINAS, 1986). 4.6 VOLCANES DE LODO

Localizado en el sur del departamento; es una El Cinturón del Sinú, preferencialmente en el


estructura estrecha simétrica que se invierte cer- Anticlinorio de Abibe-Las Palomas y en menor
ca a la Falla San Francisco. En su núcleo se cantidad en el Anticlinorio de Turbaco, se carac-
encuentran niveles carboníferos de la Formación teriza por la presencia de estructuras diapíricas
Cerrito (GEOMINAS, 1986). de lodo o lodolitas hasta de 20 m de altura, con
formas cónicas que emergen a lo largo de las
Sinclinal San Antonio. Se presenta al noreste zonas mayores de la falla como colinas aisladas
del Municipio de Puerto Libertador. Esta estruc- (DUQUE, 1980, 1984a) siguen el rumbo general
tura fue definida con base en perforaciones; es del cinturón y han sido denominadas volcanes de
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

lodo, como los de El Totumo, Cucharal y El Te- fallas inversas, permite considerar un posible con-
soro. Yory et al. (1980) consideran que el origen trol estructural de las inyecciones de lodo que
de estos volcanes es diapírico y están relaciona- están asociadas con el fallamiento y plegamien-
dos con fallas normales, casi verticales, en la to, este último asimétrico, generado por compre-
región. Para Chevron (1986), son causados por sión lateral.
el movimiento de lodo hacia la superficie a lo lar-
go de planos de falla. Los materiales que conforman los diapiros en el
Cinturón del Sinú son lodos pelágicos y
El estudio estructural presentado por Ingeominas- hemipelágicos (DUQUE, 1984a) que correspon-
Ecopetrol (1994) indica que la mayor parte de den a la parte basal de la secuencia sedimentaria.
estos volcanes se asocian con núcleos y flancos Las capas sedimentarias que éstos intruyen son
de anticlinales, fallas de cabalgamiento, fallas las secuencias turbidíticas suprayacentes. El
de rumbo de orientación E-W, flancos de sincli- efecto de la deformación diapírica parece estar
nales y con depósitos del Cuaternario. La aso- restringido tanto vertical como lateralmente, al
ciación preferencial con zonas de falla, ya sea conjunto de las capas compuestas por pelagitas
en contacto directo con éstas o cercanas a las y hemipelagitas, que intruyen a las turbiditas
mismas, especialmente en el bloque colgante de suprayacentes (DUQUE, 1980, 1984a).
108
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

5. GEOLOGÍA ECONÓMICA con espesas acumulaciones sedimentarias.

Córdoba ha basado su desarrollo y su cultura En estos ambientes existen importantes mani-


institucional en las acti- festaciones minerales

5. GGEOL
vidades agropecuarias y que podrían ser guía para
por tradición no ha sido el hallazgo de depósitos
un departamento minero; EOLOGÍA
EOLOGÍA metálicos económicos de
sin embargo, los recur- níquel, cobalto, minera-
sos naturales minerales, ECONÓMICA les del grupo del platino,
en especial níquel, car- manganeso y oro, depó-
bón y en menor relación sitos no metálicos y ma-
el oro, en los últimos años representan un por- teriales de construcción, además de hidrocarbu-
centaje fundamental de su producto interno ros y carbón en las cuencas sedimentarias
bruto y han permitido, a través de las regalías (Figura 31).
recibidas, incrementar su participación en la
economía del departamento en general y de los Lo anterior implica que con un plan de desarrollo
municipios mineros en particular. minero estructurado con base en el conocimien-
109
to adecuado de los ambientes geológicos en el
El avance en el conocimiento de las caracte- territorio del departamento, de las necesidades
rísticas geológicas del departamento, ha per- minerales de la industria departamental y nacio-
mitido delimitar los ambientes geológicos y nal, así como en el estudio de los minerales es-
definir así las posibilidades de manifestacio- tratégicos para el desarrollo de Colombia y con
nes minerales o de hidrocarburos, ya que las apoyo eficiente de las diferentes entidades
probabilidades de éxito para encontrar nuevos involucradas, se podrá lograr que la minería sea
depósitos minerales dependen altamente del polo de desarrollo industrial, económico y lo más
nivel de detalle de la cartografía geológica. El importante, social, como fuente de empleo, bien-
marco geológico del departamento y las ma- estar y progreso, tal como hoy en día se observa
nifestaciones minerales conocidas, son la guía para alrededor de la explotación de níquel en Cerro
fijar políticas de exploración sistemática que per- Matoso, Montelíbano.
mitan definir y cuantificar el verdadero potencial.

Las cordilleras Central y Occidental hacen parte


de la terminación septentrional de la Cadena An- 5.1 MINERALES METÁLICOS
dina en Colombia, donde se encuentran rocas
metaígneas y metasedimentarias del Paleozoico Los minerales metálicos de importancia económi-
y cuerpos ultramáficos de afinidad ofiolítica, ba- ca en el departamento están representados por las
saltos oceánicos, rocas metasedimentarias, ocurrencias de níquel en Cerro Matoso, Uré y Pla-
metavolcánicas y rocas sedimentarias mesozoi- neta Rica y por las explotaciones auríferas princi-
cas y además las cuencas del Sinú y San Jorge palmente aluviales en la cuenca del Río San Jorge.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

Sn. Be r nar do
Sa n S UCRE
An te ro
del Vi e nt o
MA R CAR IB E Ag r Ag r

Lo rica

Ag r

Chin ú

Pt o
Es co ndi do

Agr
Ag r Cal
Cal Ag r

Ag r
La Yé
Canalet e
M ONT ERI A
Ag r

Cal
BO LIVA R
Puebl o N uevo
Cal
Cal

Pl an eta Ri ca
110
ANT IOQ UIA
Aya pe l
Val enc ia

Ti erral ta

Ag r
Au

Tucur á Au Monte l í bano


Pt o
Libe rta do r F e- Ni

ANT IOQ UIA

Agr : A g re g ad o s C a n t er a a c ti v a INGEOMINAS
Cal : C al i za C a n t er a a b a n d o n a d a

C: Carbón M in a c i el o a b i er t o

Fe- Ni : L a te rit a s n iq u el í fe r a s P o r: L o n d o ñ o , A . y D i g i ta l iz ó : M a r ga ri t a R .
G o n z á le z , H .
Au: Oro E s ca l a : 1 : 1 '5 0 0. 0 0 0 F e c h a : V - 97 F ig u r a 3 1
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

5.1.1 Níquel. magnesio o al hierro ferroso en la estructura


del olivino y se concentra en la roca
La principal riqueza minera del departamento, su meteorizada junto con el hierro y cantidades
principal fuente de empleo permanente y una de menores de aluminio y cromo (DURANGO,
las fuentes de divisas más importantes para el 1988). La columna de meteorización desde
país, está representada por las explotaciones de superficie hasta la roca madre se observa en
lateritas niquelíferas de Cerro Matoso; la produc- la Figura 32, en la cual se indica también el
ción minera de este mineral puede observarse comportamiento de Ni, Fe, MgO, SiO2 y Al2O3.
en la siguiente tabla. Además, cuerpos simila-
res, aunque de menor tenor y reservas, se en- Las capas principales de la columna de
cuentran en las regiones de Uré y Planeta Rica meteorización y lateritización tienen las siguien-
(NACIONES UNIDAS-INGEOMINAS, 1975,1976). tes características:

PRODUCCIÓN NACIONAL DE NÍQUEL 1990 - 1995 (LIBRAS)

1990 1991 1992 1993 1994 1995 111

40.611.045 44.620.225 44.521.942 44.493.145 45.943.193 54.159.210

Fuente: MINMINAS, 1996.

5.1.1.1 Cerro Matoso. Canga: Esta capa constituye la cubierta super-


ficial de gran parte del depósito. Es una costra
Cerro Matoso es un cerro aislado de 250 m de ferruginosa y dura, con espesor hasta de 20 m,
altura, que sobresale en la cuenca del Río San constituida por suelo laterítico cementado por
Jorge, cerca a la población de Montelíbano. Está óxidos de hierro hidratados y contenidos de Ni,
constituido por rocas ultramáficas en proceso de por lo general, menores de 1 % (DURANGO,
lateritización, lo cual ha permitido la acumulación 1988).
de níquel con valores económicos.
Laterita: Corresponde a un suelo de color pardo
La peridotita no meteorizada está constituida rojizo o pardo, blando, amorfo, formado por
por olivino, ortopiroxeno, minerales del grupo meteorización interna y profunda del saprolito
de la serpentina (hasta 10 %) y como acceso- café. No se conservan las características
rios espinela, cromita y magnetita. El níquel, texturales del protolito y forma estructuras secun-
generalmente entre 0,2 % y 0,3 % sustituye al darias tales como bandas o vetillas irregulares
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

112
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

de sílice amorfa, hierro y óxidos de manganeso canzan más de un 3 % de la composición total


adyacentes al contacto con el saprolito cafe. de la roca.

Saprolito Cafe: Esta capa de distribución irregu- Dos fallas principales afectan el cuerpo de Cerro
lar se forma por meteorización del saprolito verde Matoso, la primera con dirección N 30° E y buza-
cuando el hierro ferroso de la estructura de los miento empinado al este, divide el cerro en dos
silicatos primarios pasa a férrico, en la zona de oxida- bloques: uno enriquecido en níquel y otro estéril;
ción, y cambia el color de verde a cafe rojizo. el bloque enriquecido baja con respecto al otro.

Saprolito Verde: Esta capa contiene los princi- La segunda falla, con dirección N 45° W y buza-
pales minerales de níquel del depósito de Cerro miento de 75° NE, divide la zona enriquecida en
Matoso y cerca del 60 % de las reservas se en- dos bloques con características litológicas dife-
cuentran en ella. Se forma por meteorización rentes: saprolito verde hacia el norte y peridotita
progresiva de la peridotita saprolitizada y en ella, saprolitizada hacia el oeste. Eventos posterio-
parte del hierro se encuentra como hierro ferroso. res permitieron la deformación y el intenso
fracturamiento tanto del protolito como el
Peridotita Saprolitizada: Al iniciarse el proce- saprolito, ya enriquecido en níquel.
113
so de meteorización de la peridotita, ésta se
transforma en una peridotita saprolitizada, con Según Durango (1988) las reservas calculadas
aspecto fresco, excepto en las áreas expues- para el yacimiento son las siguientes:
tas a la meteorización superficial, donde toma
un color pardo-rojizo y se resalta el ortopiroxeno
por su color bronce. El contenido de MgO en
esta capa varía entre 24 y 36 % (DURANGO,
1988).

Ton secas Ni % Fe % MgO % SiO2 % SiO2/MgO

Reservas Geológicas 30'734.067 2,78 14,25 16,72 44,49 2,66

Reservas Minables 22'715.816 2,93 14,20 16,30 45,00 2,76

La parte basal corresponde a la peridotita fresca Además, utilizando el mismo modelo para eva-
con olivino y enstatita y un contenido de MgO de luación de reservas se estiman unos 25 millones
40 %; como accesorios cromita, espinela y mag- de toneladas de mineral de baja ley con níquel
netita en proporciones variables que rara vez al- entre 1 y 1,5 %.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

5.1.1.2 Depósito de Planeta Rica. las siguientes capas del techo hacia la roca
fresca: a) Canga; b) Roca ferrolítica; c) Saprolito;
Se encuentra al oeste del Río Cauca y al este de d) Peridotita saprolitizada. La canga se presenta
la Serranía de San Jerónimo, en jurisdicción del en las áreas topográficamente más altas donde
Municipio de Planeta Rica. está constituida por bloques y no forma una
cubierta continua. La Tabla 3 muestra la compo-
Las rocas ultramáficas de esta región co- sición de las diferentes zonas en la laterita de
rresponden a peridotitas, principalmente Planeta Rica.
harzburgitas, con algunas dunitas, serpen-

Tabla 3. Composición química de las diferentes zonas en la laterita de Planeta Rica

Zona Laterítica Ni % Fe MgO SiO2 CrO3 Co

Canga 0,2-0,7 3-43 0,25-0,85 10-15 1,5-2,5 0,01-0,05

Laterita 0,6-1,3 35-48 0,7-3,5 3-18 2,0-3,5 0,08-0,2


114

Saprolito 1,0-2,4 10-20 10,0-25,5 30-38 0,5-1,2 0,03-0,05

Peridotita 0,2-0,4 6-10 25,0-35,0 37-42 0,26 0,01

Fuente: (NACIONES UNIDAS-INGEOMINAS, 1976)

tinitas y pequeños afloramientos de gabro. Las El saprolito es de color pardo oscuro-verdoso y


peridotitas, en general han sufrido un proceso contiene manchas amarillentas a ocres de
avanzado de serpentinización hidrotermal y tectó- peridotita alterada. La peridotita saprolitizada se
nico. El grado de serpentinización es de gran im- observa como transición entre el saprolito y la
portancia por su relación con el grado de enriqueci- roca fresca; en general el proceso de
miento en níquel, pues a mayor grado de serpenti- saprolitización es más notorio donde hay mayor
nización de la peridotita, menor contenido de ní- fracturamiento.
quel (NACIONES UNIDAS-INGEOMINAS, 1976).
Las reservas en este depósito según Naciones
El perfil de meteorización sobre el cuerpo Unidas-Ingeominas (1976) son:
ultramáfico de Planeta Rica se caracteriza por
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

Toneladas Ni % Fe %

Capa Ferruginosa 0,25 X 106 1,13 36,87

Laterita 3,80 X 106 1,22 36,98

Saprolito 5,67 X 106 1,46 16,75

5.1.1.3 Depósitos de Uré. - Canga: Capa discontinua constituida por


bloques dispersos sobre la superficie del te-
Los depósitos de Uré se hallan localizados al sur rreno.
del departamento y están conformados por los
cerros de La Viera, Alto del Oso, San Juan y - Laterita ferrolítica: Capa de color pardo 115
Mogambo, el primero de los cuales se encuentra oscuro en superficie y claro en profundidad,
unos 10 km al sur del depósito de Cerro Matoso. aspecto terroso que puede contener bloques
de la capa anterior.
La laterita de Uré se origina a partir de una
peridotita que aflora como un conjunto de cuer- - Saprolito: Capa de color pardo oscuro a verdoso
pos elongados y discontinuos a lo largo de 15 con bloques más claros de peridotita no saprolitizada.
km en sentido norte-sur; el mayor de ellos es el
de La Viera que cubre una superficie de 2,5 por La capa inferior corresponde al contacto saprolito-
0,7 km. Las rocas ultramáficas son principal- peridotita y se caracteriza por una mezcla caótica de
mente harzburgitas, dunitas, piroxenitas, que en bloques de roca fresca en saprolito blando; el conte-
mayor o menor grado han sufrido un proceso de nido de bloques aumenta con la profundidad hasta
serpentinización y llegan a constituir serpentinitas, alcanzar la roca fresca.
especialmente cerca a las zonas de mayor de-
formación tectónica. Los perfiles de El cuerpo de La Viera presenta las siguientes ca-
meteorización más completos en esta región racterísticas según Naciones Unidas-Ingeominas
se encuentran en La Viera y Alto del Oso don- (1975):
de están constituidos por los siguientes nive-
les de lateritización (NACIONES UNIDAS-
INGEOMINAS, 1975):
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

Zona Ni (%) Fe (%) MgO (%) SiO2(%)

Laterita 0,30-1,10 35,0-48,0 0,10-2,0 1,5-14,0

Saprolita 0,95-1,55 8,5-23,0 10,0-28,0 25,0-37,0

Peridotita 0,20-0,60 5,0-7,0 31,0-36,0 34,0-41,5

Las reservas medidas de estos depósitos son del orden de 620.000 toneladas con un contenido de Ni entre 1,28
y 1,49 % y Fe entre 15,3 y 22,7 % y un espesor entre 1,30 y 3,22 m.

5.1.2 Oro. nos, mitigar el impacto ambiental que causa


este tipo de minería por lo general informal.
Es muy poca la información geológica y mine-
ra que se tiene a nivel departamental sobre la La producción de oro y de plata como
116
producción aurífera, tanto de filón como aluvial,. subproducto en el departamento es significa-
Son pocos y no publicados, los estudios que tiva (Tabla 4) y en los últimos años ha ocupa-
se han efectuado sobre la ocurrencia de este do el cuarto-quinto lugar en la producción na-
metal en la región y por lo general, el minero cional (MINMINAS, 1996).
es práctico y llega detrás de algunas manifes-
taciones o de otros mineros e inicia su pro- La explotación aurífera es importante en la eco-
ducción sin efectuar estudios que permitan ca- nomía del departamento, especialmente en la
racterizar los depósitos y sus reservas, y me- cuenca alta y media del Río San Jorge donde

Tabla 4. Producción de oro y plata en el Departamento de Córdoba (Onzas troy)

1990 1991 1992 1993 1994 1995

ORO 18.810 71.283 60.063 73.667 65.089 38.434 (p)

PLATA 4.244 6.330 15.667 9.142 8.045 6.076 (p)

Total Nacional Oro 943.699 1'120.257 1'032.601 883.136 667.438 710.813 (p)

Total Nacional Plata 213.200 259.349 266.587 235.590 189.623 189.252 (p)

p: preliminar
Fuente: MINMINAS, 1996
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

está caracterizada por una minería de aluvión, como fuente de empleo y mejoramiento en las
tanto sobre los sedimentos del canal, como en condiciones de vida de las poblaciones en las
las terrazas del río principal y algunos de sus cuales se encuentran las explotaciones, espe-
afluentes. cialmente en el caso del carbón y del gas natu-
ral. Además, en este grupo se encuentran algu-
No existen explotaciones permanentes y tecnifi- nas explotaciones de calizas y materiales de cons-
cadas y generalmente se emplea el sistema de trucción.
¨mazamorreo¨ mediante el lavado de las arenas y
gravas en verano, a lo largo de la planicie de inun-
dación, en el lecho del río y en algunas terrazas,
en especial a lo largo de la Quebrada San Pedro. 5.2.1 Carbón.

En las zonas de terrazas utilizan motobombas Existen tres áreas carboníferas en el Departa-
para producir el derrumbe del material, el cual mento de Córdoba: El Alto San Jorge (Puerto Li-
es conducido a través de canalones, donde el bertador), Ciénaga de Oro y San Andrés - Los
oro es atrapado por el mercurio mediante sis- Carretos, pero de ellas sólo la primera se encuen-
temas mecánicos y luego separado de éste por tra actualmente en explotación con una produc-
117
evaporación. ción variable entre 250.000 y 843.200 ton / año
entre 1990 y 1995 (MINMINAS, 1996).
Las principales explotaciones, en la actualidad
se encuentran entre las poblaciones de Juan José, La cuenca del Alto San Jorge está situada entre
Pica Pica y Bocas de Uré y en la cuenca de la las planicies del Valle Inferior del Magdalena y
Quebrada San Pedro, al sureste del departamen- las serranías de San Jerónimo y Ayapel que co-
to. En la cuenca baja del Río San Jorge, en los rresponden a las estribaciones septentrionales
alrededores de la Ciénaga de Ayapel, se encuen- de la Cordillera Occidental. Geológicamente está
tran explotaciones mineras de aluvión que inci- constituida por sedimentitas del Paleógeno-
den de manera preocupante en la contaminación Neógeno que reposan sobre un basamento vol-
con mercurio de esta ciénaga, ya que la escasa cánico oceánico del Cretácico Superior donde las
tecnificación de la mayoría de las explotaciones unidades carboníferas corresponden a las forma-
no permite una recuperación total de este ele- ciones Ciénaga de Oro y Cerrito (GEOMINAS,
mento durante el proceso de beneficio del oro. 1986). La cuenca por sus características estruc-
turales y condiciones geológicas se ha dividido
en dos subcuencas: La del Alto San Jorge y la
de San Pedro de Uré.
5.2 RECURSOS NO METÁLICOS
La Formación Ciénaga de Oro está constituida
Los recursos no metálicos para el departamento por estratos de carácter continental que
no representan un aporte importante en el PIB, suprayacen discordantemente una secuencia
pero desde el punto de vista social son básicos turbidítica del Paleógeno, Formación San
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

Cayetano, y se caracteriza por tener algunos zonas principales: la occidental donde se ob-
mantos de carbón de valor económico con espe- serva un anticlinal fallado con 7 capas con es-
sor entre 0,7 y 2,3 m. pesor entre 0,10 y 0,60 m y la oriental formada
por un anticlinal que atraviesa la población de
La Formación Cerrito contiene la segunda se-
Ciénaga de Oro en donde afloran dos capas
cuencia carbonífera, la de mayor importancia
con espesores de 0,80 y 1,15 m. No se cono-
económica (GEOMINAS, 1986). Los mantos
cen datos sobe reservas aunque existen algu-
de carbón se encuentran hacia la parte media
nas perforaciones en la región (DURAN et al.,
y superior de la formación; en la parte superior
1979). Entre las poblaciones de San Andrés y
están asociados con arcillolitas y limolitas lo-
Los Carretos, la Formación Ciénaga de Oro
calmente carbonosas que alternan con man-
presenta algunas capas de carbón pero no se
tos muy separados entre sí, con espesores va-
ha podido determinar su continuidad ni eviden-
riables entre 0,3 y 1,0 m. La parte media es
cias de explotaciones. El espesor de las ca-
principalmente limo-arcillosa y contiene más
pas, en superficie, varía entre 0,10 y 0,60 m y
de cuarenta mantos de carbón con espesor
se encuentran entre niveles de areniscas y
mayor de 0,6 m, cantidad que varía en cada
arcillolitas.
sector. La parte inferior de esta formación se
118 caracteriza por la presencia de areniscas, con-
glomerados y algunas calizas y por la ausen-
cia de carbón. 5.2.2 Hidrocarburos.
Los recursos potenciales son del orden 6.300 mi-
Aunque se conocen varias manifestaciones de
llones de toneladas, de los cuales unos 2.900 mi-
aceite y gas tanto en la cuenca del Sinú como en
llones corresponden a reservas indicadas y unos
la del San Jorge, las condiciones geológico-es-
515 millones a reservas probadas hasta una pro-
tructurales conocidas son poco favorables, ra-
fundidad de 200 m y una relación de descapote
zón por la cual la producción actual de hidrocar-
menor o igual a 10 m3/t (CHINCHILLA Y OSPINA,
buros se limita a la de gas natural en dos yaci-
1987).
mientos: Jobo-Tablón en el Municipio de Sahagún
La cuenca de Ciénaga de Oro está localizada y Chinú en el municipio del mismo nombre. El
en la parte central del departamento y está con- primero produce principalmente gas metano, gran
formada por la formación de este mismo nom- parte del cual se transporta por gasoducto hasta
bre. Está constituida por una secuencia are- el complejo industrial de Mamonal en Cartagena.
nosa, arcillo-arenosa con arcillolitas, algunas
de ellas carbonosas. Las capas de carbón La explotación de gas en Chinú alimenta las turbi-
varían entre 0,10 y 1,70 m y están localizadas nas de la termoeléctrica del mismo nombre donde
hacia la base y parte superior de la formación. se produce aproximadamente un 30 % de la de-
En el área de Ciénaga de Oro existen dos manda de energía eléctrica del departamento.
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

5.2.3 Calizas. Caliza de Miraflores: Corresponde a una cante-


ra localizada al occidente de Planeta Rica sobre
Los afloramientos principales e importantes de la base de la Formación Cerrito. Hoy sólo se
calizas se encuentran sobre las carreteras utiliza para afirmado de carreteras, pero por su
principales o cerca a éstas lo que facilita su calidad y potencial sería un cuerpo de importan-
extracción; generalmente son poco tecnificadas cia para la obtención de cal y del cemento.
pero significativas como fuente de empleo y
sustento para numerosas personas en el de- Caliza de Aguas Vivas: Localizada en la región
partamento. No se conocen estudios detalla- de Aguas Vivas, en la carretera Montería-
dos sobre calidades y reservas, pero rocas Arboletes; sobre calizas hemipelágicas del Cin-
calcáreas se encuentran en las formaciones turón del Sinú (DUQUE Y GUZMAN, 1991), con
Tampa, Tolú Viejo, Ciénaga de Oro y Cerrito. algunas intercalaciones de chert y lodolitas. Se
Un estudio detallado que parta de los sitios explota fundamentalmente como fuente de agre-
conocidos, donde actualmente se explota este gados para afirmado de carreteras y en menor
recurso, permitiría conocer su potencial como proporción para la obtención de cal en hornos
materia prima para la industria del cemento, pequeños.
situación que servirá como polo de desarrollo
119
industrial para el departamento. Calizas de Tolú Viejo: Cantera localizada sobre
la carretera Momil-Tolú Viejo; explota calizas de
Las características de las principales canteras la Formación Tolú Viejo como materia prima para
actualmente en explotación para la industria de afirmado de carreteras y para la fabricación de
la construcción (pisos, afirmados, baldosas, etc.) baldosas para pisos. Antiguamente se obtuvo
y localmente para la producción de cal agrícola material de este sitio para la fábrica de cemen-
se resumen a continuación: tos, Tolcemento. En esta misma región y cerca
a la vía que conduce a Tolú Viejo, se encuentran
Caliza de El Carreto: La cantera se encuentra algunas canteras que han suministrado materia
localizada a pocos kilómetros de Ciénaga de Oro, prima para esta misma fábrica de cementos.
sobre una caliza compacta, densa, utilizada para
la obtención de cal y cemento y para afirmado de
carreteras. Corresponde a la parte basal de la
Formación Ciénaga de Oro. 5.2.4 Materiales de construcción.

Caliza de Cantagallo: Cantera ubicada en el Los materiales de construcción, especialmente


Cerro Cantagallo sobre el techo de la Formación arenas y material de cantera para agregados, re-
Ciénaga de Oro; se explota para la obtención de presentan, tanto por la mano de obra ocupada
material afirmado de carreteras. Ocasionalmen- como por su soporte a la industria de la cons-
te ha sido empleada para la producción de cal trucción, un recurso de importancia para el desa-
agrícola en hornos pequeños. rrollo del departamento.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

La industria de la construcción, en gran parte del riales de muy buena calidad. Por su desarrollo,
departamento utiliza material aluvial del Río Sinú producción y significado económico, resaltan las
de donde se extrae arena, agregados finos y en canteras localizadas cerca al Club Campestre en
menor proporción gravas para la fabricación de Montería y la de Lorica, ambas base de la indus-
concretos. La región suroriental utiliza materia- tria de la construcción en los polos de ma-
les provenientes del Río San Jorge y algunos de yor desarrollo en el departamento.
sus afluentes.
La producción de arcillas para tejares y fabrica-
El material para agregados y afirmados se extrae ción de ladrillos es escasa y por lo general
de diferentes canteras localizadas sobre rocas artesanal; su localización, en muchos casos, está
de las formaciones Cansona y San Cayetano, controlada por su vecindad a los centros de mer-
debido a su mayor competencia mecánica y ca- cadeo, más que por la calidad de los materiales
racterísticas físicas que permiten obtener mate- que allí se puedan obtener.

120
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

6. AMENAZAS GEOLÓGICAS 6.1 INUNDACIONES

El Departamento de Córdoba, en su conjunto Las características geomorfológicas del departamen-


geológico, está confor- to, donde cerca del 60 % de

6. AAMENAZAS
mado por diferentes ro- su territorio se encuentra lo-
cas y estructuras que al calizado en zonas planas,
interactuar entre sí, ha- MENAZAS con pendientes menores del
cen que en mayor o me- 2 %, hacen que sea un área
nor proporción se pre- GEOLÓGICAS altamente susceptible a
senten eventos que com- inundaciones.
prometan tanto a obras
de infraestructura como vidas humanas y es- Las características climáticas de las cuencas
pecies animales. hidrográficas de los ríos Sinú y San Jorge que drenan
la mayor parte del área del departamento, presentan
Los principales fenómenos naturales que afec- en sus cabeceras una precipitación anual promedia
tan el área del departamento son: de 4.000 mm/año y en la parte media una variable
deslizamientos, inundaciones, vulcanismo de entre 2.500 y 3.000 mm/año (IGAC, 1992); esto
121
lodo, riesgo sísmico y fenómenos asociados hace que al entrar en la zona de llanura tengan
con zonas costeras como mareas, deriva de su capacidad hidráulica copada y por lo tanto cual-
línea de costa y huracanes. quier aumento en la intensidad de lluvias hace que se
presenten inundaciones (Figura 33). Además, la tala

Figura 33. Inundaciones Río San Jorge.


Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

indiscriminada del bosque y la vocación de las aguas de los acueductos de las poblacio-
agropecuaria extensiva, de gran parte del depar- nes ribereñas, causando graves consecuencias
tamento, han hecho que se acelere el proceso económicas tanto en el área de influencia, como
erosivo, con el cual se aumenta la cantidad de regionalmente.
sedimentos en suspensión y se agrava el ciclo
de inundaciones.

6.3 VULCANISMO DE LODO

6.2 DESLIZAMIENTOS Las amenazas asociadas con este fenómeno


natural radican en la posibilidad de que se gene-
Este fenómeno se localiza principalmente hacia ren derrames de lodo y cubran las zonas que se
las partes altas de las cuencas de los ríos Sinú y encuentren a su alrededor, formando coladas de
San Jorge, así como en sus riberas y son genera- unos pocos metros de espesor y desplazamien-
dos por desplomes laterales de los depósitos tos de baja velocidad, que permiten la evacua-
aluviales. Los perfiles de meteorización genera- ción rápida en áreas aledañas (PARRA, 1994).
dos a partir de rocas metamórficas y volcánicas,
122 Los lodos de algunos de estos volcanes contie-
producen suelos arcillosos, a veces con contenido
de fracción arena que favorecen los desgarres su- nen gases, que en algún momento pueden entrar
perficiales y movimientos en masa acelerados por en combustión al entrar en contacto con el oxí-
saturación de los mismos, debido en muchos ca- geno atmosférico y provocar fenómenos explosi-
sos a los altos niveles de pluviosidad que se regis- vos, como lo sucedido en el Volcán Cacahual en
tran en dichas áreas. En las partes bajas de las 1992, en el Departamento de Antioquia que pro-
cuencas, estos fenómenos son de menor impor- dujo daños en infraestructura y pérdidas de vidas
tancia ya que se concentran en pequeños desplo- humanas y de animales domésticos (PARRA,
mes de las riberas de los ríos y quebradas por 1994).
disminución en el nivel de los mismos. Algunos
deslizamientos menores ocurren en los cortes de Los suelos generados en estos lodos son alta-
carretera provocados por el proceso de estabiliza- mente arcillosos y al saturarse con agua pueden
ción de los taludes y en otros casos por erosión fluir formando deslizamientos como el ocurrido
laminar y acumulación del material removido. en el volcán localizado en Puerto Escondido el
cual movilizó 20 x 106 m3 de material, y destruyó
En la parte alta de la cuenca del Río San Jorge la infraestructura localizada en uno de sus flan-
se presentaron flujos de tierra y lodo de magni- cos (PARRA, 1989).
tud considerable (Marzo 17/97, 6 pm) que provo-
caron un alto aporte de sedimentos al río, dismi- Este fenómeno natural no sólo tiene implicaciones
nuyendo al mínimo los niveles de oxígeno disuel- desde el punto de vista de amenazas potencia-
to en sus aguas; este fenómeno provocó la muer- les, sino que puede representar para algunas re-
te de miles de peces así como la contaminación giones un atractivo turístico, tanto por su forma
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

como por la composición de los lodos a los que plazamientos en el Cuaternario. La terraza en
se le atribuyen propiedades curativas (Figura 34 este sector presenta dos escarpes de 4,5 y 4 m
a,b) de altura.

El Lineamiento del Sinú, a la altura de Montería y


San Antero, denominado Falla Montería por Page
6.4 RIESGO SÍSMICO (1986), limita la Superficie de Erosión Tomate y
deforma la Superficie de Erosión Planeta Rica.
El noroccidente colombiano se encuentra locali- En la zona costera, la Falla de Puerto Escondido
zado en una zona de convergencia de placas desplaza la terraza marina de edad holocena; al
tectónicas donde se concentran focos de norte de ésta, la Falla Punta de la Cruz desplaza
sismicidad, los cuales predominan en unas par- la terraza marina holocena, y levanta 8 m, su
tes más que en otras, como sucede al occidente parte noreste. La Falla Punta de Mangle defor-
del departamento, en la frontera colombo-pana- ma también la terraza marina con un levanta-
meña y al sur del mismo en la zona de Murindó- miento de 8 m. En los límites con el Departa-
Río Sucio, donde se conforma un nido de alta mento de Antioquia se presenta la Falla de San
actividad sísmica. El Departamento de Córdoba Pedro, la cual forma un escarpe de varios metros
123
se encuentra localizado en una zona de activi- de altura; hacia el techo de éste se encuentra un
dad sísmica intermedia (Figura 35, AIS et al., suelo de color rojizo desarrollado al parecer so-
1995). bre un aluvión (PAGE, 1986).

Page (1986) en el estudio de sísmica y sismicidad


del noroeste de Colombia, encuentra en el de-
partamento algunos rasgos geomorfológicos y 6.5 FENÓMENOS ASOCIADOS CON LA
estructurales que podrían indicar actividad ZONA COSTERA
neotectónica relacionada con algunas de las es-
tructuras y fallas, que afectan a distintas unida- Los principales eventos que ocurren o afectan la
des roca cartografiadas en la región. zona costera radican principalmente en los cam-
bios de marea, corrientes e influencia de los vien-
El desarrollo de obras de infraestructura, su es- tos; estos factores combinados inciden directa-
tabilidad y costos, así como la incidencia sobre mente en el modelado de la línea de costa y zo-
las poblaciones, está directamente influenciada nas aledañas.
por la actividad sísmica relacionada con estos
movimientos; a continuación se describen las La acción de los vientos y corrientes, tanto por
características neotectónicas más notorias a ni- su velocidad como dirección, producen lo que se
vel departamental. llama deriva litoral que genera un proceso de ero-
sión en varias partes de la línea de costa, y pro-
La Zona de Falla de Tucurá presenta al norte de duce transporte del material y depositación del
la población de Aguas Claras, evidencias de des- mismo en otros sitios, lo cual causa retroceso
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

124
Figura 34a. Zonas de atractivo turístico desarrolladas alrededor de volcanes de lodo.
Volcán El Tesoro, San Antero

Figura 34b. Volcán de lodo El Tesoro, con estructura volcánica bien desarrollada
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

Sa n
Sn.Bernardo A n t er o SUC RE
MAR CARIBE d e l Vie n to
Moñi tos L o r ic a

Chinú
C hi ma
Pto
E s c o n d i do

Sa hagún
Lo s Córcob as

Ca na le te
La Yé
MONT ERIA

B O L IVA R

Plan e ta R ica

125
Ayap e l
Vale ncia
A N T IO Q U I A Tierralta

Montelíban o
Tucu rá Pto
Libe rtador

ANTIOQUIA

INGEOMINAS
Zona de amenaza sísmica inter media
Zona s de amenaza s í smica
Zona de amenaza sísmica alta en el depa rt ame nt o d e Có rdoba
P o r : L o nd o ñ o, A . y D ig i ta l iz ó :M ar g a r it a R .
G o n z ál ez , H .
Límite entre zonas E s c a la : 1 : 1 '5 0 0 . 0 0 0 F e c h a : V - 9 7 F i gu ra 3 5
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

en la línea de costa, en el sitio erodado y aumen- cuando sube el nivel del mar, producen inunda-
to de la zona de playa donde ocurre depositación ciones de las zonas aledañas a la línea de costa.
(Figura 36a). En la zona de San Bernardo del Viento, en la
desembocadura del Río Sinú, se produce gran
Estos procesos son cambiantes con el tiempo y acumulación en las playas de restos de troncos
pueden afectar obras de infraestructura que ini- que generan deterioro en el paisaje (Figura 36 b)
cialmente tienen un retiro grande del mar y pero que sirven de amortiguadores o mitigadores
ahora se encuentran muy próximas a él o ya han de la energía de las corrientes reduciendo sus
sido destruidas. Los cambios en las mareas, efectos erosivos.

126
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

127
Figura 36a. Procesos de erosión y retroceso en la línea de costa. Sector Punta de
Piedra entre los municipios de San Bernardo del Viento y Moñitos.

Figura 36b. Acumulación de sedimentos y troncos en las playas cercanas a la


desembocadura del Río Sinú, municipio de San Bernardo del Viento
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

7. EVOLUCIÓN GEOLÓGICA manera rotadas y desplazadas conjuntamente con


los terrenos acrecionados. La geología que hoy
La evolución geológica y la configuración observamos en el departamento es parte integral
geomorfológica actual del del resultado de estos pro-

7. EEVVOL
área del departamento es- cesos.
tán relacionadas con las
del noroccidente colombia- UCIÓN
OLUCIÓN Aunque las unidades roca
no, como parte del sector del basamento que se en-
septentrional del continen- GEOLÓGICA cuentran en el área sólo
te suramericano y su lími- constituyen una unidad
te con la región del geomorfológica regional
Caribe. uniforme en épocas recientes, es conveniente
antes de discutir su evolución geológica, asociar-
La región caribe está constituida por bloques las en conjuntos teniendo en cuenta sus carac-
tectónicos con historia y evolución complejos y terísticas ambientales:
en el tiempo y el espacio muy diferentes, y sólo
en épocas relativamente recientes constituyen una Conjunto 1: Rocas de afinidad ofiolítica (corteza
129
unidad geomorfológica-estructural homogénea y oceánica); rocas máficas, volcánicas y plutónicas,
con evolución similar. Estos bloques en el área y ultramáficas, asociadas con chert y limolitas
del departamento, corresponden a las cordilleras silíceas.
Central y Occidental, Urabá, los cinturones de
San Jacinto y del Sinú y están limitados por Conjunto 2: Rocas metamórficas de bajo grado
lineamientos geomorfológicos o grandes zonas a las cuales se asocian rocas graníticas y que
de falla: Uramita, Sinú, Romeral y Cauca (Figura representarían corteza continental.
11), los cuales son fundamentales para entender
la evolución tectónica y litológica de esta región Sobre los dos conjuntos que constituyen la ter-
del Caribe colombiano como probables remanen- minación septentrional de Los Andes colombia-
tes de antiguos surcos o paleosurcos (DUQUE, nos, se han acrecionado los conjuntos
1980) que fueron migrando sucesivamente hacia sedimentarios de los cinturones de San Jacinto
el occidente y cuyo relleno sedimentario y del Sinú y se han depositado secuencias del
turbidítico fue levantado y deformado durante las Neógeno-Reciente en la cuenca del San Jorge,
orogenias pre-Andina y Andina. como parte de la evolución del Valle Inferior del
Magdalena.
Los estudios geológicos y sismológicos que se
han llevado a cabo recientemente en la región Las rocas que constituyen el Conjunto 1, tienen
del Caribe (BONINI et al., 1984), reflejan la com- las mismas características petrográficas y
plejidad de su evolución y de sus relaciones con geoquímicas de la Cordillera Occidental y a él
las placas continentales adyacentes. Las pla- pertenecen rocas peridotíticas, harzburgitas y
cas que constituyen el área han sido de alguna dunitas, que han sufrido procesos de
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

serpentinización y lateritización; gabros asocia- te, en las vecindades del valle del Río Manso,
dos con peridotitas, basaltos, espilitas, chert, situación que sugiere la posibilidad de que este
limolitas silíceas y localmente grauvacas con cinturón sea una unidad tectónica independiente
intercalaciones de diabasas. Las rocas volcáni- de la Cordillera Occidental (DUQUE, 1980).
cas básicas, localmente con sedimentitas inter-
caladas, son las rocas más antiguas datadas en Paralelo al Cinturón de San Jacinto y hacia el
este conjunto y pertenecen al Cretácico superior occidente se encuentra el Cinturón del Sinú, con
(Campaniano, Maastrichtiano). Las plutonitas una orientación estructural paralela al de éste en
ultramáficas no han sido datadas, pero por rela- su extremo meridional, pero gira hacia noreste
ciones estratigráficas y tectónicas son más anti- en el norte siguiendo la línea de costa. Com-
guas que el Campaniano. prende los Anticlinorios de Abibe-Las Palomas
en tierra y la plataforma y talud continentales del
Al Conjunto 2 pertenecen las metamorfitas y rocas área fuera de costa (DUQUE, 1980).
ácidas graníticas que forman el basamento de la Litológicamente, los afloramientos principalmen-
cuenca del San Jorge, en el límite suroriental del te son secuencias turbidíticas de sedimentitas
departamento y constituyen una asociación muy finas del Mioceno superior a Plioceno. El
petrográfica característica de la Cordillera Central. fenómeno más característico e importante en este
130
El contacto entre los conjuntos uno y dos se en- cinturón es el vulcanismo y plutonismo de lodo,
cuentra fosilizado por depósitos cenozoicos a lo desarrollado en anticlinales estrechos muy pro-
largo del Lineamiento de Romeral, prolongado tan- nunciados, separados entre sí por sinclinales
to al norte como al sur por sus características amplios y suaves. En su extremo meridional, las
geomorfológicas y geofísicas (DUQUE, 1984a). estructuras son complejas y presenta un estre-
chamiento estructural, debido probablemente a
Adyacente a la zona de plataforma localizada al la interacción tectónica de los lineamientos es-
este del departamento, en el valle del San Jorge, tructurales NW-SE del Darién y el N-S de la Cor-
desarrollado sobre rocas de la Cordillera Central dillera Occidental.
y al norte de la Cordillera Occidental, se encuen-
tra el cinturón fragmentado de San Jacinto (DU- El extremo suroccidental del departamento hacia
QUE, 1980; 1984a y b) que comprende los parte del Bloque del Chocó en el sentido de Duque
anticlinorios de San Jerónimo, San Jacinto y (1990), separado de la Cordillera Occidental por la
Luruaco (Figura 12) cuyo núcleo está constituido Falla de Uramita, correspondería a un bloque exó-
por rocas pelágicas de edad Cretácico Superior, tico acrecionado al continente (Cordillera Occiden-
con cherts y limolitas, localmente con tal) durante el Mioceno medio (DUQUE, 1990a).
intercalaciones de flujos diabásicos, que por lo
general se encuentran hacia la parte superior de La evolución geológica del departamento, como
una secuencia turbidítica (DUQUE, 1980). En el parte de la región noroccidental de Colombia,
sur, hacia las estribaciones septentrionales de la puede discutirse a partir del Paleozoico, aunque
Cordillera Occidental, la estructura general del con mayor exactitud a partir del Cretáceo tardío,
cinturón muestra una deflexión hacia el occiden- ya que la información estratigráfica disponible,
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

en especial de subsuelo, teniendo en cuenta la área occidental sumergida donde se presentaba


configuración geomorfológica no permite consi- una sedimentación predominante de sílice que
derar edades más antiguas. dió origen a los cherts de la Formacion Cansona.

Los sedimentos se depositaron sobre una super-


ficie conformada por peridotitas, gabros y basal-
7.1 PALEOZOICO tos con remanentes de corteza oceánica, gene-
radas en un centro de expansión. Durante su
Está representado por las rocas metamórficas y emplazamiento las unidades ofiolíticas fueron
esquistosas del Complejo Cajamarca, formadas fragmentadas, metamorfizadas y sufrieron mez-
en condiciones de alta temperatura-baja presión, cla estructural con secuencias de arco volcáni-
tipo Abukuma. Algunas de las metamorfitas pre- co, Basaltos de Nuevo Paraíso. Estas rocas re-
sentan evidencias estructurales y texturales de presentan un ambiente oceánico, que contrasta
haber estado sometidas a más de un evento me- con el continental, situado al este y cuyo límite
tamórfico, con paragénesis que no están en equi- correspondería al Lineamiento de Romeral, una
librio entre sí y que transgreden la foliación desa- antigua sutura de tipo cabalgamiento
rrollada en un evento anterior. Además, la am- (TOUSSAINT Y RESTREPO, 1988).
131
plia distribución en el tiempo de las edades
isotópicas disponibles (MAYA, 1992), permiten Hacia el sur, en las estribaciones septentriona-
considerar el Complejo Cajamarca como un com- les de la Cordillera Occidental, se emplazan ro-
plejo polimetamórfico, resultado de eventos cas básicas de la Formación Barroso, con
dinamotérmicos regionales que se superponen en intercalaciones de sedimentos silíceos, localmen-
el tiempo. Las edades mínimas más antiguas te con fósiles del Cretácico superior (ETAYO et
indican que el evento metamórfico Paleozoico al., 1980; ETAYO, 1989).
Superior, correspondería a la Orogenia Acadiana
(TOUSSAINT, 1993). Sin embargo, no puede Sobre las rocas de la Formación Barroso se en-
descartarse la posibilidad de un evento metamór- cuentran sedimentitas del Miembro Urrao de la
fico regional más antiguo, probablemente del Formación Penderisco; este conjunto correspon-
Cámbrico (?) (GONZÁLEZ, 1997). de a sedimentitas de origen turbidítico, principal-
mente proximales, representados por los conglo-
merados, areniscas conglomeráticas, areniscas
arcósicas y líticas, y turbiditas distales represen-
7.2 CRETÁCICO SUPERIOR-PALEOCENO tadas por las areniscas finas, limolitas y
arcillolitas limosas que corresponderían a un am-
La región durante el Campaniano-Maastrichtiano biente de cuenca ante-arco. El Miembro Nutibara
consistía en un área emergida de plataforma, lo- está compuesto por estratos pelágicos y
calizada al oriente, y representada por la actual hemipelágicos silíceos y carbonatos del
Cordillera Central, constituida por metamorfitas y Cretácico superior a Paleoceno (ÁLVAREZ Y
rocas ígneas ácidas sujetas a erosión, y de un GONZÁLEZ, 1978).
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

Las rocas volcánicas de La Equis hacen parte de de la corteza oceánica, la cual permitió el levan-
un arco volcánico con tendencia calco-alcalina, tamiento, a niveles superiores, de las rocas pro-
suprayacidas por piroclastitas sobre las cuales venientes de los complejos ofiolíticos, mientras
se depositan, en discordancia, los sedimentos la región marginal a la plataforma se profundiza-
marinos de la Cuenca de Urabá. En los niveles ba. La fuerte pendiente de la plataforma favore-
sedimentarios intercalados con las vulcanitas se ció la acumulación de turbiditas de aguas pro-
han encontrado fósiles que indican edades post- fundas (Formación San Cayetano), inicialmente
Coniaciano, posiblemente Campaniano (CALLE con el depósito de sedimentos gruesos con blo-
Y SALINAS, 1986). Esta edad corresponde a la ques de rocas ígneas ácidas y básicas; al dismi-
de las rocas y es diferente a la de acreción a la nuir la intensidad de los movimientos, los sedi-
Cordillera Occidental, la cual seria mucho más mentos gruesos pasan gradualmente a una se-
joven, posiblemente Mioceno (DUQUE, 1990a, b). cuencia de arenas micáceas y arcillas (Forma-
ción San Cayetano).
Es factible pensar que el primer evento
tectometamórfico en la Cordillera Occidental se El área de plataforma y la Cordillera Central con-
produjo durante el Cretácico temprano, evento que tinuaron como áreas emergidas; luego se produ-
permitió la génesis de las secuencias ofiolíticas jo un vulcanismo submarino el cual corresponde-
132
sobre la corteza oceánica en la que se encuen- ría con la etapa inicial del levantamiento del cin-
tran sedimentitas fosilíferas que indican esta edad turón fragmentado de San Jacinto (DUQUE,
en Buriticá (ETAYO et al., 1980); posteriormente 1980), activo hasta el Eoceno medio.
se produjo otro evento marcado por obducción
que permitió la amalgamación de la Cordillera Oc-
cidental con la Cordillera Central durante el prin-
cipio del Cenomaniano (TOUSSAINT, 1996). Este 7.4 EOCENO MEDIO-EOCENO SUPERIOR
conjunto, como unidad, sufre a lo largo de finales
del Cretácico y durante el Cenozoico desmem- Las evidencias estratigráficas y estructurales en
bramiento y dispersión debido a la tectogénesis el norte de Colombia y las consideraciones ba-
cretácica tardía y al desarrollo de los movimien- sadas en la similitud entre las sucesiones
tos de rumbo dextrales que afectaron todo el oc- faunísticas de Colombia, Ecuador y Perú sugie-
cidente colombiano. ren la presencia, en esta región de un hiato de
carácter regional post Paleoceno inferior y pre
Paleoceno medio.

7.3 PALEOCENO-EOCENO MEDIO Al finalizar el depósito de las turbiditas de la For-


mación San Cayetano, movimientos laterales
A finales del Cretácico y comienzos del compresionales dieron lugar al emplazamiento del
Paleógeno, la interacción de las dos cortezas complejo ofiolítico y de la corteza oceánica
produjo un fuerte plegamiento y fracturamiento involucrada (Ultramafitas y Basaltos de Nuevo
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

Paraíso), así como al plegamiento de las secuen- 7.6 MIOCENO INFERIOR-MIOCENO MEDIO
cias sedimentarias relacionadas. Durante este
movimiento orogénico se produjo el levantamien- Entre el Oligoceno tardío y el Mioceno temprano
to y plegamiento de la Cordillera Occidental y del se produce una fase tectónica como consecuen-
Cinturón de San Jacinto en su extremo septen- cia de un aumento en los esfuerzos compresiona-
trional y marca el límite con la cuenca del San les sobre las márgenes de la plataforma, lo cual
Jorge, quedando separado de la llanura abisal produce un basculamiento de ésta hacia el occi-
por el Surco del Sinú (DUEÑAS Y DUQUE, 1981). dente y un nuevo levantamiento del Cinturón de
San Jacinto (DUQUE, 1984a). El basculamiento
produce profundización de la cuenca del San Jor-
ge, asociada con una invasión marina que cubre
7.5 EOCENO SUPERIOR-OLIGOCENO posteriormente toda el área de la plataforma.

Los movimientos del Eoceno medio modelan la Como consecuencia del diastrofismo se inicia un
cuenca del San Jorge y el mar inicia una invasión nuevo ciclo sedimentario en la cuenca del San
progresiva desde el norte y el occidente, y permi- Jorge. La invasión del mar se extendió hacia el sur
te la depositación de las calizas de la Formación hasta las estribaciones septentrionales de la Cor-
133
Tolú Viejo al norte y hacia el occidente pasando dillera Occidental y hacia el oriente, fuera del área
hacia el sur, el desarrollo de facies deltáicas de del departamento, sobre la zona de plataforma cu-
la Formación Ciénaga de Oro. Al mismo tiempo briendo los altos estructurales . En el Cinturón de
y hacia el oriente, el mar alcanzaba las partes San Jacinto predominan arcillas de profundidades
más bajas a lo largo del margen de la plataforma medias de la Formación El Carmen.
(DUQUE, 1980).
La paleogeografía del flanco occidental del Cintu-
En el flanco oriental del Anticlinorio de Luruaco rón de San Jacinto se caracteriza por la emergen-
también se depositaron la facies de carbonatos, cia total de las partes que habían permanecido
así como en las depresiones del Anticlinorio de sumergidas hasta el Mioceno temprano; al occi-
San Jacinto principalmente en el flanco occi- dente, en el Cinturón del Sinú continuó la sedimen-
dental, Formación La Tampa. tación pelágica con el depósito de los sedimentos
de la Formación Floresanto.
A finales del Oligoceno, la sedimentación es más
profunda con el depósito de sedimentos arcillo-
sos de la Formación Maralú. Al occidente del
Cinturón de San Jacinto, a lo largo de Surco del 7.7 MIOCENO MEDIO
Sinú, se produce una sedimentación pelágica con
escaso aporte terrígeno. Duque (1972, 1984a) plantea una perturbación
tectónica entre el Mioceno temprano y el Mioceno
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

tardío, que ha sido documentada además en otras Duque (1990 b) indica que existe una inconformi-
áreas del norte de Colombia y Sur América dad en el Plioceno superior marcada por el con-
(HAFFER, 1967; VAN HOUTEN, 1976; tacto entre los sedimentos y las secuencias
KELLOGG, 1981). sedimentarias transicionales a continentales.

7.8 MIOCENO SUPERIOR-PLIOCENO 7.9 PLIOCENO-PLEISTOCENO

La región noroccidental de Colombia se caracte- Este tiempo corresponde al desarrollo del episo-
riza durante este tiempo por una mayor inestabi- dio orogénico más importante de Los Andes Co-
lidad como consecuencia de esfuerzos lombianos (VAN der HAMMEN, 1958; IRVING,
compresionales laterales. La sedimentación era 1971) que produjo fenómenos característicos en
de alta energía, turbiditas con derrumbes y el área (DUQUE, 1980) tales como:
deslizamientos en gran escala y por lo tanto un
- Vulcanismo de lodo en la franja de sedimentos
gran aporte de sedimentos incrementado por el
acumuladas en el Surco del Sinú: el cinturón es
levantamiento de las áreas adyacentes.
134 levantado y deformado inicialmente con cambio
en su batimetría; se produce la formación del
La sedimentación en la llanura abisal, al occi-
Surco de Colombia a lo largo del margen
dente del Cinturón de San Jacinto y a lo largo del
occidental.
Surco del Sinú, fué turbidítica con gran aporte
terrígeno, como lo indican las formaciones Cerrito - Estrechamiento del Cinturón del Sinú en su
en el Cinturón de San Jacinto y Pajuil y Corpa en extremo meridional e inflexión estructural en su
el Cinturón del Sinú. En el Anticlinorio de San parte media.
Jacinto, el levantamiento y compresión sobre las
rocas ofiolíticas y la relativa incompetencia de - Levantamiento y plegamientos en el Cinturón
las sedimentitas de la Formación Ciénaga de Oro, del Sinú, asociados con cierres estructurales en
permiten el desarrollo de estructuras alargadas, S a lo largo del flanco oriental.
estrechas y la formación de un sistema de fallas
longitudinales. Como una segunda fase de esta - Emergencia sin plegamiento de la cubierta
deformación se genera un sistema de fallas trans- sedimentaria del área de plataforma.
versales.

El lado occidental del Anticlinorio de San Jeróni- 7.10 PLEISTOCENO-HOLOCENO


mo presenta sedimentos plegados y fallados,
mientras que en el oriente no aparecen fractura- El ciclo sedimentario de este tiempo se inició
dos en grandes bloques. con una sedimentación marina en las porciones
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

sumergidas del Cinturón del Sinú. Esta sedimen- forma de la cuenca es alargada y cóncava convir-
tación principalmente de facies de carbonatos es- tiéndose en una zona inundable de gran extensión
taba constituida por arenas, calizas arrecifales, (MARTÍNEZ, 1981), cenagosa de la que hacen
shales y algunos conglomerados. parte las ciénagas de Ayapel, Los Cerpas y
Cañaguate, de gran atractivo turístico.
Al finalizar el período de inestabilidad de la Orogenia
Andina se produce uno nuevo de estabilidad, du- Los depósitos de costa afuera y los que confor-
rante el cual se produjo el depósito de los sedi- man las terrazas de playa y la cubierta de las islas
mentos continentales del Grupo Sincelejo, que que bordean el margen continental del Pleistoceno
rellenan la cuenca del Río San Jorge. a Holoceno, están relacionados con la evolución
tectónica y sedimentaria de los sedimentos mari-
El Cinturón del Sinú continuó emergiendo tanto por nos someros, depositados en pequeñas cuencas
compresión lateral como por la alta presión dentro formadas como consecuencia del diapirismo del
de él; este fenómeno hizo que el vulcanismo y plu- Plioceno (DUQUE, 1984a). Las dataciones C14
tonismo de lodo, causa principal de la deformación de las terrazas marinas, localizadas al sur del Gol-
del cinturón, siguiera hasta hoy. fo de Morrosquillo (PAGE, 1986), indican un rango
entre 2.000 y 5.100 a.c aún para terrazas de 36 m
135
El área nororiental del departamento forma parte de altura sobre la marea alta.
de la planicie de inundación de los ríos Cauca y
San Jorge y los estudios allí realizados (HIMAT, La configuración del actual Cinturón de San Jacin-
1977) indican que en la parte central de la cuenca to registra una historia desde el Cretácico tardío
del San Jorge se presenta una subsidencia de 3,8 hasta el Pleistoceno mientras que el Cinturón del
mm/año y una sedimentación de unos 25 m duran- Sinú registra su historia a partir del Oligoceno has-
te los últimos 7.500 años, engrosando los depósi- ta el Holoceno, donde la deformación diapírica
tos aluviales del Cuaternario. tuvo lugar entre el Mioceno medio y el Plioceno
temprano.
La cuenca del Río San Jorge durante el Plio-
Pleistoceno se ha comportado como un bloque hun- La historia tectónica de gran parte del departamen-
dido en el que se presentan aún fenómenos de to, conformada hoy por el terreno Sinú-San Jacin-
subsidencia con una tasa aproximada de 3,8 mm/ to, es resultado de una combinación compleja de
año, (MARTÍNEZ, 1981) y debido a las fallas que fuerzas regionales: la convergencia de placas del
la limitan y al peso de los sedimentos que quedan Caribe y Suramérica y diapirismo inducido por gra-
atrapados en ella. Esto último se ha facilitado por vedad, que han actuado hasta épocas recientes y
ser una zona cenagosa, en especial hacia el área se manifiestan hoy en día por algunas evidencias
de Ayapel, lo cual permite que los sedimentos que- neotectónicas (PAGE, 1986) y un vulcanismo de
den atrapados y no sean arrastrados por el río. La lodo activo.
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

8. REFERENCIAS

AIS-UNIANDES-INGEOMINAS, 1995. Código colombiano de construcciones sismo-resistentes


(CCSR-95). Santa Fe de Bogotá.

ÁLVAREZ, E. Y GONZÁLEZ, H., 1978. Geología y geoquímica del Cuadrángulo I-7 (Urrao).
Ingeominas. Informe 1761, 347 p. Mapa a escala 1:100.000. Medellín.

ÁLVAREZ, J., RICO, H., VÁSQUEZ, H. Y HALL, R., 1971. Mapa geológico del Cuadrángulo
H-8 (Yarumal) y parte del H-7 (Ituango). Escala 1:100.000. Ingeominas. Bogotá.

AMBIENTEC, 1986. Plan de ordenamiento y manejo de la cuenca alta y media del Río San Jorge.
Hidroclimatología, geología, hidrogeología, geomorfología y erosión. Memoria y mapa litológico-
estructural a escala: 1:100.000. Bogotá.

ANDERSON, F., 1926. Original source of oil in Colombia. American Association Petroleum Geologist
Bulletin, 45 (5): 645-665. Tulsa.
137

--------------, 1929. Marine Miocene and related deposits of north Colombia. Academic Science Procedings
(San Francisco), 28 (4): 73-181. California.

BARRERA, R., 1995. Teledetección y geología de la Plancha 62 , Colomboy (Córdoba).


Ingeominas, Informe preliminar. Cartagena.

BARRERO, D., 1979. Geology of the Central and Western Cordillera, west of Buga and Roldanillo,
Colombia. Publicación Geológica Especial Ingeominas, 4: 1-75. Bogotá.

BARRERO, D., ÁLVAREZ, J. Y KASSEM, T., 1969. Actividad ígnea y tectónica de la Cordillera
Central durante el Meso-Cenozoico. Boletín Geológico Ingeominas, 18(1-3):145-173.Bogotá.

BECK, E., 1921. Geology and oil resources of Colombia. The coastal plain. Economic
Geology, 16 (7): 457-473. Boulder.

BONINI, W., HARGRAVES, R. Y CHAGAN, R., 1984. The Caribbean - South American Plate
Boundary and Regional Tectonics. Geological Society of America. Memoir 162, 421 p. Boulder

BOURGOIS, J., GLACON, G., GONZÁLEZ, H., PARRA, E. Y TOUSSAINT, J., 1983. Edades
Paleoceno y Eoceno inferior en la parte norte de la Cordillera Occidental de Colombia. Conferencia
Geológica del Caribe, Memorias, 370 p. Cartagena.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

BUTLER, J., 1941. Progress report on paleogeography of coastal area. Correlation of stratigraphic
columns measured by previous workers in north central Bolívar, Colombia. Texas Petroleum
Company, Internal report No PA-13: 1-56.

CALLE, B Y SALINAS, R., 1986. Geología y geoquímica de la Plancha 165 (Carmen de A t r a t o ) .


Ingeominas. Informe 1987, 140 p. Medellín.

CAMARGO, G., 1995. Algunos rasgos estructurales del Cinturón del Sinú. Memorias del Congreso
Colombiano del Petróleo, 7 p. Santa Fe de Bogotá.

CASE, J., DURÁN, L., LÓPEZ, A. Y MOORE, W., 1971. Tectonic investigations in western
Colombia and eastern Panamá. Geological Society of America Bulletin, 82 (10): 2685-2712.
Boulder.

CHENEVART, CH., 1963. Les dorsales transverses anciennes de Colombie et leurs homologues
d'Amerique Latine. Eclogae Geol. Helvetiae, 52 (2): 907-927. Basel.

138 CHEVRON OVERSEAS PETROLEUM INC., 1986. Northwestern Colombia geology. Informe
inédito. ECOPETROL. Bogotá.

CHINCHILLA, A. Y OSPINA, H., 1987. Yacimiento de carbón del Alto San Jorge, Departamento
de Córdoba. VII Congreso Nacional de Minería, Medellín. Memorias Tomo I. 50-57 y anexos.
Medellín.

CIAF, 1985. Estudios básicos para un plan de ocupación del espacio, fotogeología, geomorfología,
recurso agua, fisiografía-pedología. Mapa fotogeológico con control de campo a escala 1:200.000.
Bogotá.

COLPET, 1960,1963,1967,1969. Mapas geológicos de exploración, escalas varias. Bogotá.

CORREA, L. Y MARTÍNEZ, Z., 1993. Caracterización geológica de la Formación Cerrito en la zona de


Sahagún-Planeta Rica (Córdoba) para generar ideas que sirvan de base en el control de la calidad
del agua subterránea. Tesis de grado Facultad de Ciencias. Universidad Nacional. 182 p. Medellín.

C.V.S., 1979. Plan maestro de desarrollo integral de la cuenca hidrográfica del Río Sinú. 10 volúme-
nes. Montería.

DANE, 1986. XV Censo nacional de población y IV de vivienda, 1985. Departamento Adminis-


trativo Nacional de Estadística. Bogotá.
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

De PORTA, J., 1962. El Terciario Superior en los alrededores de Sincelejo, Informe 1407.
Ingeominas. Bogotá.

-----------------, 1974. Lexique Stratigraphique International, Vol V, Amerique Latine, Fasc. 4b, Colombie,
2eme.partie, Tertiaire et Quaternaire. Centre National de la Recherche Scientifique. 692p. Paris.

DUEÑAS, H., 1986. Geología y palinología de la Formación Ciénaga de Oro, Región C a r i b e


Colombiana. Publicaciones Geológicas Especiales del Ingeominas, 18: 1 - 56. Bogotá.

DUEÑAS, H. Y DUQUE, H., 1981. Geología del Cuadrángulo F-8 (Planeta Rica). Boletín Geológico
Ingeominas, 24 (1): 1-35. Bogotá.

DUQUE, H., 1967. Informe bioestratigráfico preliminar de los cuadrángulos E-8 y D-8. I n f o r m e
1522, Servicio Geológico Nacional. Bogotá.

-------------- , 1968. Observaciones generales a la bioestratigrafía y geología regional en losdeparta-


mentos de Bolívar y Córdoba. Boletín de Geología, Universidad Industrial de Santander, 24: 71-
87. Bucaramanga. 139

-------------, 1972. Ciclos tectónicos y sedimentarios del norte de Colombia y sus relaciones con la
paleoecología. Boletín Geológico Ingeominas, 19 (3): 23-68. Bogotá.

--------------, 1973. The geology of the Montería area. Colombian Society of Petroleum Geologists and
Geophysicists, 14th Annual Field trip. Guidebook, : 397-431. Bogotá

-------------- , 1979. Major structural elements and evolution of northwestern Colombia. In: J. S. Watkins,
L. Montadert y P. W.: Dickerson (editors); Geological and Geophysical investigations of
Continental Margins. American Association Petroleum Geologists. Memoir 29: 329-351. Tulsa

--------------, 1980. Geotectónica y evolución de la región noroccidental colombiana. Boletín Geológico


Ingeominas, 23 (3): 4-37. Bogotá.

-------------- , 1984a. Structural style, diapirism and accretionary episodes of the Sinú-San Jacinto
terrane, Southwestern Caribbean border land. En: W.E. Bonini, R: B: Hargraves, and R.
Shagan (editors). The South American-Caribbean Plate boundary and regional tectonics. Geological
Society of America Memoir 162, : 303-316. Boulder

-------------- , 1984b. Estilo estructural, diapirismo y episodios de acrecimiento del terreno Sinú San
Jacinto en el noroccidente de Colombia. Boletín Geológico Ingeominas, 27 (2): 1-29. Bogotá.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

-------------- , 1989. El Arco de Dabeiba: Nuevas aportaciones al conocimiento del noroccidente


de la Cordillera Occidental. V Congreso Colombiano de Geología. Tomo I : 108 - 126.
Bucaramanga.

-------------- , 1990a. El Bloque Chocó en el noroccidente Suramericano: Implicaciones estructu-


rales, tectonoestratigráficas y paleogeográficas. Boletín Geológico Ingeominas, 31 (1): 49-71. Bo-
gotá.

-------------- , 1990b. Neogene stratigraphy, paleooceanography and paleobiogeography in northwest


South America and the evolution on the Panamá seaway. Paleogeography, P a l e o c l i m a t o l o g y,
Paleoecology, 77: 203-234.

DUQUE, H., PAGE, W. Y CUÉLLAR, J., 1983. General geology, geomorphology and neotectonics
of northwestern Colombia. (Southwestern Caribbean borderland). 10th Caribbean Geological
Conference. Field Trip C. Cartagena.

DUQUE, H. Y GUZMÁN, G., 1991. III Simposio Geología regional costa norte. Ingeominas.
140
Bogotá.

DURÁN, R., SÁNCHEZ, C., ANGARITA, L., ZAMBRANO, F. Y URIBE, C., 1979. Zonas
carboníferas de Colombia. Publicación Geológica Especial Ingeominas, 3: 1-29. Bogotá.

DURANGO, J., 1988. Geología, minería y homogeneización en el depósito de Cerro Matoso. II


Jornadas sobre la minería Iberoamericana, 13 p. Bogotá.

ETAYO, F., 1989. Campanian to Maastritchtian fossils in the northeastern - western Cordillera,
Colombia. Geología Norandina, 11: 23-31. Bogotá.

ETAYO, F., GONZÁLEZ, H. Y ÁLVAREZ, E., 1980. Mid-Albian ammonites from northern
Western Cordillera, Colombia. Geología Norandina, 2: 25-30. Bogotá.

ETAYO, F., PARRA, E. Y RODRÍGUEZ, G., 1982. Análisis facial del "Grupo Dagua" con base en
secciones aflorantes al oeste del Toro (Valle). Geología Norandina, 5: 3-12. Bogotá.

ETAYO, F. et al., 1983. Mapa de terrenos geológicos de Colombia. Publicación Geológica Especial
Ingeominas, 14 (I): 1-235. Bogotá.

FUNCARIBE, 1987. Impactos sociales del proyecto hidroeléctrico de Urrá: Editorial L e a l ó n ,


Medellín.
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

GEOMINAS, 1986. Prefactibilidad minera del Alto San Jorge. Informe inédito. Mapa Geológico,
escala 1:200.000. Medellín.

GÓMEZ, CAJIAO y ASOCIADOS CIA. LTDA., 1976a. Urrá I, mapa geológico preliminar de embalse,
escala 1:2.500. Bogotá.

-------------- , 1976b. Urrá I, mapa geológico regional escala, 1:10.000. Bogotá

---------------, 1976c. Urrá II, mapa geológico preliminar del embalse, escala 1:25.000. Bogotá.

GONZÁLEZ, H., 1977. Conceptos de metamorfismo dinámico. Su aplicación a la zona de Falla Romeral.
Boletín Ciencias de la Tierra, Universidad Nacional, 2: 81-3.

----------------- , 1997. Mapa Geológico de Antioquia, memoria explicativa. Escala 1:400.000.


Ingeominas, informe 2199, 232p. Santa Fe de Bogotá.

GROSSE, E., 1926. El Terciario Carbonífero de Antioquia. D. Reimer, 361 p. Berlín.


141

HAFFER, J., 1960. Some aspects of the regional geology of Northwestern Colombia. COLPET,
GR-275. Bogotá.

-------------- , 1963. On the stratigraphy of the upper Sinú-upper San Jorge región, northwestern
Colombia. Mapas escala: 1:50.000. Colombian Petroleum Company, COLPET, GR-302. 28 p.
Bogotá.

-------------- , 1967. On the geology of the Urabá and northern Chocó regions, northwestern
Colombia. Colombian Petroleum Company, COLPET. Gr-251. Bogotá.

HAFFER, J. Y BEATTIE, D., 1959. On the geology of Urabá (Northwest Colombia). Mobil.
Informe inédito. Bogotá

HALL, R., ÁLVAREZ, J. Y RICO, H., 1972. Geología de los departamentos de Antioquia y Caldas
(Subzona IIA). Boletín Geológico Ingeominas, 20 (1): 1-85. Bogotá.

HIMAT, 1977. Anuario meteorológico. Bogotá.

HOYOS, G., RESTREPO, C. y SALAZAR, J., 1990. Características sedimentológicas de la Formación


Penderisco en el sector norte de la Cordillera Occidental. Tesis de grado. EAFIT (inédito). 290
p. Medellín.
Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

HUBACH, E., 1928. Comisión geológica de Urabá, Ministerio de Industrias, Oficina Nacional
de Minas, 17 p. Bogotá.

-------------- , 1930. Informe geológico de Urabá. Boletín de Minas y Petróleos, 4 (19-20): 26-136.
Bogotá.

IGAC, 1982. Mapa político del departamento de Córdoba. Escala 1:300.000. Bogotá.

-------------- , 1992. Características geográficas de Córdoba. 121 p. Santa Fe de Bogotá.

INGEOMINAS, 1977. Atlas Geológico de Colombia: Planchas a escala 1:500.000. Bogotá.

-------------- , 1988. Mapa Geológico de Colombia. Escala 1:1.500.000. Bogotá.

INGEOMINAS-ECOPETROL, 1994. Geología de superficie del área Sinú-San Jacinto Valle


Inferior del Magdalena. Mapa geológico escala 1:250.000. Santa Fe de Bogotá.

142 IRVING, E., 1971. Evolución estructural de Los Andes más septentrionales de Colombia.
Boletín Geológico Ingeominas, 19 (2): 1-90. Bogotá.

KASSEM, T., CÁCERES, C. Y CUCALÓN, I., 1967. Geología del Cuadrángulo E-8 (Sincelejo).
Servicio Geológico Nacional. Bogotá.

KELLOGG, J., 1981. The Cenozoic basament tectonics of the Sierra de Perijá, Venezuela and Colom-
bia. Ph D. Thesis: Princeton University, 230 p.

MARTÍNEZ, A., 1981. Subsidencia y geomorfología de la depresión inundable del Río Magdalena.
Revista CIAF, 6 (1-3):319-328. Bogotá.

MAYA, M., 1992. Catálogo de dataciones isotópicas en Colombia. Boletín Geológico Ingeominas,
32 (1-3): 127-188. Santa Fe de Bogotá.

MAYA, M. Y GONZÁLEZ, H., 1995. Unidades litodémicas en la Cordillera Central de Los Andes
Colombianos. Boletín Geológico Ingeominas, 35 (2-3): 145p. Santa Fe de Bogotá.

MINMINAS, 1996. Estadísticas mineras. Santa Fe de Bogotá.

MIYASHIRO, A., 1994. Metamorphic petrology. Oxford University Press, 404 p. New York.
Mapa Geológico del Departamento de Córdoba

NACIONES UNIDAS-INGEOMINAS, 1975. Evaluación de lateritas niquelíferas en los departamen-


tos de Córdoba y Antioquia. Investigación detallada de los depósitos de lateritas niquelíferas de
Planeta Rica (Departamento de Córdoba). DP-UN-COL. 72-005-3. Nueva York

---------------, 1976. Evaluación de lateritas niquelíferas en los departamentos de Córdoba y


Antioquia.Investigación detallada de los depósitos de lateritas niquelíferas en Uré (Departamento
de Córdoba). Informe técnico DP-UN / COL- 72-005 / 5. Nueva York.

NOTESTEIN, F., 1929. Report on tertiary section near Carmen, departament of Bolivar, Colombia.
Texas Petroleum Company, internal geological report N° 70.

OPPENHEIM, V., 1957. Petroleum geology of the Sinú, Colombia. Congreso Geológico Internacio-
nal, 20, sección III, Geología del Petróleo: 81-90. Mexico.

PAGE, W., 1986. Geología sísmica y sismicidad del noroeste de Colombia. Informe de la Woodward-
Clyde preparado para ISA. 156 p y anexos, Medellín.

PARRA, E., 1983. Geología y geoquímica de la Plancha 223 (El Cairo). Escala 1:100.000. Ingeominas. 143

Informe 1914, 138 p. Bogotá.

-------------- , 1989. Características del deslizamiento de Puerto Escondido, Córdoba. Ingeominas.


Informe interno, 5 p. Medellín.

-------------- , 1994. Reconocimiento geológico a los volcanes de lodo Cacahual y Alto Mulatos,
Municipio de Turbo-Antioquia. Ingeominas. Informe inédito. Medellín

RESTREPO, J. Y TOUSSAINT, J., 1989. Terrenos alóctonos en Los Andes Colombianos:


Explicación de algunas paradojas. V Congreso Colombiano de Geología. Tomo I : 92-107.
Bucaramanga.

RESTREPO, J., TOUSSAINT, J., GONZÁLEZ, H., CORDANI, U., KAWASHITA, K., LINARES, E.
Y PARICA, C., 1991. Precisiones geocronológicas sobre el Occidente Colombiano. Simposio
sobre Magmatismo Andino y su Marco tectónico. Memorias Tomo I: 1-350, Manizales.

ROJAS, O., 1968. Geological transverses in the Chocó región. Informe técnico. Colombian Petroleum
Company. COLPET. Gr-360: 68 p. Bogotá.

SHELL-CONDOR S. A., 1962. Geological Map of Colombia, scale 1:1.000.000


Humberto González I. - Ana Cristina Londoño G.

TOTO, E. y KELLOGG, J., 1992. Structure of the Sinú-San Jorge fold belt-an active
accretionary prism in northern Colombia. Journal of South America Earth Sciences, 5 (2): 211-222.

TOUSSAINT, J. , 1978. Grandes rasgos geológicos de la parte septentrional del noroccidente


colombiano. Boletín Ciencias de la Tierra, Universidad Nacional, 1: 1-147. Medellín.

-------------- , 1991. El Terreno Cuna y su relación con el Bloque Andino. Boletín de Ciencias de la
Tierra, Universidad Nacional , 10: 75-94. Medellín.

-------------- , 1993. Evolución geológica de Colombia, Precámbrico-Paleozoico. Tomo I, Universi-


dad Nacional, 229 p. Medellín.

-------------- , 1996. Evolución geológica de Colombia. Cretácico. Tomo III. Universidad Nacional,
277 p. Medellín.

TOUSSAINT, J., Y RESTREPO, J., 1988. Son alóctonos Los Andes Colombianos?. Revista ICNE.
Universidad Nacional, 1: 17-41. Medellín.
144

VAN der HAMMEN, T., 1958. Estratigrafía del Terciario y Maastrichtiano continentales y tectogénesis
de Los Andes Colombianos. Boletín Geológico, Instituto Geológico Nacional, 6 (1-3): 67-128.
Bogotá.

VAN HOUTEN, F., 1976. Late Cenozoic volcaniclastics deposits, Andean foredeep, Colombia.
Geological Society of America Bulletin, 87: 481-495.

WERENFELS, A., 1926. Una sección estratigráfica a través del Terciario de Tolúviejo, Colombia.
Eclog. Geol. Helvet., 20 (1). Basel

YORI, R., GALINDO, T. y SAMPER, N., 1980. Alta resolución en zonas potencialmente petrolíferas
afectadas por diapirismo de lodo. Empresa Colombiana de Petróleos, XXXIX Reunión a nivel de
expertos de Arpel. La Paz (Bolivia).

ZAPATA, M. y ZULUAGA, M., 1991. Zonificación de amenaza geológica en Puerto Escondido,


Córdoba. Tesis de grado Facultad de Ciencias. Universidad Nacional, 189 p. Medellín.
INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN E INFORMACIÓN
GEOCIENTÍFICA, MINERO-AMBIENTAL Y NUCLEAR.

Diagonal 53 N° 34-53, A.A. N° 48-65


Bogota, D.C., Colombia, S.A.
www.ingeominas.gov.co

GEOLOGÍA DE LA MEMORIA DE CÓRDOBA

Revisión Editorial
MARGARET MERCADO

D IAGRAMACIÓN
MULTIMEDIOS LTDA.

PUBLICACIÓN DIGITAL INGEOMINAS, 2001


UNIDAD DE PRODUCCIÓN DIGITAL

Esta es una publicación de INGEOMINAS,


Cofinanciada por el Fondo Nacional de Regalías.

IMPRESO EN INGEOMINAS, AGOSTO DE 2001