Está en la página 1de 14

Actividad de aprendizaje 17

Evidencia 1: Artículo “Trazabilidad organizacional”

INTRODUCION:

La trazabilidad o rastreabilidad puede


entenderse como la posibilidad de
rastrear un producto hacia delante o
hacia atrás en la cadena productiva, la
distribución y el consumo con base en
el lote de producción al cual
pertenece.

La trazabilidad de los productos se


fundamenta en dos factores claves: la
correcta codificación de los lotes de
producción, y el correcto
diligenciamiento de los registros de
producción y control de calidad de
cada lote.

En cuanto a la codificación de los lotes, la clave está en delimitarlos bien, ya sea por su día de
producción, por un viaje de materias primas, etc. La delimitación de los lotes depende también de
las posibilidades reales de mantener la separación entre ellos a lo largo del proceso productivo.
Con relación a los registros de producción y control de calidad, en estos debe consignar la
información de manera que pueda identificarse que registros corresponden a que lote de
producción.

Un buen sistema de trazabilidad faculta a la empresa para establecer las condiciones en las que
fue procesado el lote, incluyendo las características de las materias primas empleadas. De esta
manera en caso de presentarse alguna dificultad, el sistema de trazabilidad permite revisar con
toda la confianza las condiciones de producción y calidad, y con ello establecer si el daño ocurrió
por causas en el proceso o si fue por el manejo del cliente que pudo alterar el producto.
Primera parte:

El artículo debe describir el comportamiento y manejo de la trazabilidad dentro de las operaciones


logísticas utilizadas por las empresas en Colombia en el presente año.

Para realizar el artículo debe tener en cuenta el siguiente interrogante: ¿Cómo está Colombia en el
tema de trazabilidad en los siguientes sectores?

ALIMENTICIO.

ASÍ FUNCIONA LA TRAZABILIDAD (Archivo


el Tiempo)

Reconstruir la historia de un producto,


desde el momento de la siembra, hasta
su llegada a la góndola del
supermercado, es hoy uno de los
requisitos para posicionar un producto en
el exterior. De eso trata la trazabilidad
que va de la mano de las Buenas
Prácticas Agrícolas (BPA).

Reconstruir la historia de un producto,


desde el momento de la siembra, hasta
su llegada a la góndola del
supermercado, es hoy uno de los
requisitos para posicionar un producto en
el exterior. De eso trata la trazabilidad
que va de la mano de las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA).

Aunque Colombia aún es incipiente en la materia, ya existen iniciativas que pretenden mantener y
ampliar los mercados de los productos colombianos en el mundo.

La Corporación Colombia Internacional (CCI), por ejemplo, adelanta un proyecto para trabajar con
cinco comercializadoras grandes de la Sabana de Bogotá para hacer un diagnóstico de la
problemática en el tema de la trazabilidad y emprender las acciones correctivas.
Según Alejandro Huertas,
funcionario de CCI, el primer

apoyo lo reciben grandes


comercializadoras del país
porque ellas son pequeñas a

nivel internacional y van a dar

los primeros pasos para luego


extrapolar la iniciativa a otras
empresas.

El proyecto incluye la
capacitación de personal y la
adecuación de infraestructura

que requieran las empresas para cumplir con las normas internacionales.

La financiación se hará con un aporte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de 1 300.000
dólares y otro de CCI de 950.000 dólares.

Un estudio de la Fundación Chile indica que la demanda de mayor información genera la


oportunidad de comercializar un producto de mayor valor agregado y que la valorización de
alimentos vía calidad es una opción estratégica para elevar competitividad.

FARMACÉUTICO.

actualmente en el mercado colombiano todo el proceso de trazabilidad de productos


farmacéuticos es prácticamente manual,
dependiente tan sólo del código de barras
básico del producto y toda la información
adicional colocada por diversas fuentes a lo
largo de la cadena de abasto (fecha de
fabricación, lote y seriales); no se cuenta
con un sistema de información que
consolide o centralice estos datos.

Hace algunos años se aprobó una Ley que


requería la trazabilidad de medicamentos a
lo largo de toda la cadena de suministro,
llamada Ley 1122 del 2007. Esta legislación
señaló al Instituto Nacional de Monitoreo
de Medicinas y Alimentos como el organismo para regular este sistema de trazabilidad.

Esto orilló a varios actores clave como proveedores, distribuidores, farmacias, etc. a integrarse a la
iniciativa liderada por GS1, llamada Grupo de Trabajo para el Sector Salud y la Seguridad Social,
con el objetivo de cumplir con estos requerimientos gubernamentales. Así, se definió un sistema
de trazabilidad que considerara:

la identificación única de cualquier medicamento; la posibilidad de representar esta identificación,


asegurando seguridad e integridad, autentificación de productos, y la posibilidad de agilizar
procesos a través de la captura automática de datos; tecnología apropiada para capturar la
información de cada evento de forma automática; el desarrollo de aplicaciones que permitieran a
los consumidores acceder a información legal de interés.

En octubre de 2011, Pfizer y uno de los principales mayoristas de productos farmacéuticos,


Dromayor, empezaron a trabajar en un piloto para validar el impacto del sistema de trazabilidad a
través del uso de estándares como el Código de Barras GS1 (GTIN), el código de dos dimensiones
GS1 DataMatrix y la Red Global de Sincronización de Datos GS1 (GDSN).

SERVICIOS.

Trazabilidad: Una respuesta a las


diferentes dificultades encadenadas a
procesos clínicos

La salud como derecho fundamental, se


compone de una serie de etapas que en
conjunto trabajan para lograr el trato
óptimo del paciente. El servicio de
salud, en sí mismo, consiste en una
actividad logística que trata de
establecer la mejor ruta crítica para que
los tiempos de atención al paciente
sean óptimos con la mejor atención
posible; encadenar estas etapas del
proceso de manera adecuada hace
parte de las competencias de las
dirección de calidad de la institución prestadora de servicios de salud, dichas actividades antes del
apogeo de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC´s) en la era web y la
estandarización del “la nube informática”, eran llevadas a cabo por métodos analógicos con un
grado alto de incertidumbre que hacían de alguna manera que el encadenamiento de actividades
fuera pesado, elevando la probabilidad de aparición de eventos adversos asociados a
procedimientos clínicos.

La trazabilidad según la International Standard Organization (ISO) se define como: “La propiedad
del resultado de una medida o del valor de un estándar donde éste pueda estar relacionado con
referencias especificadas, usualmente estándares nacionales o internacionales, a través de una
cadena continua de comparaciones todas con incertidumbres especificadas”, definición que invita
a lograr parametrizar las variables de un proceso clínico que puedan ser medibles, es decir, que el
objetivo apuntaría a construir de manera más frecuente sistemas controlados. Un sistema
controlado se establece mediante la definición de variables involucradas en un proceso, limitando
su acción a intervalos confiables que son trazables. Antes de la aparición de las TIC´s sistematizar
procesos para controlar adecuadamente un número de variables de un proceso se hacía ortodoxo,
puesto que las personas (si se pueden definir de esta forma) son sistemas con un alto rango de
variación, la aparición de estas tecnologías ha permitido delimitar el rango de variación humano,
hasta el punto de que un proceso se puede sistematizar de manera efectiva.

INDUSTRIAL.

Si bien el país no cuenta con un sistema


de trazabilidad plenamente establecido,
actualmente el Decreto Único
Reglamentario del Sector Ambiente y
Desarrollo Sostenible, 1076 de 2015, es
el documento que presenta, en forma
general, algunos aspectos básicos que
permitirían dar paso al proceso de
implementación de trazabilidad de la
madera.

Según Rubén Darío Moreno Orjuela,


“implementar un sistema de trazabilidad
de madera en el país, mejoraría las
actividades de seguimiento a las
operaciones de administración forestal,
tanto a nivel del bosque como en los
sitios de transformación y comercialización”.

Conscientes de ello, resalta Moreno, “desde hace más o menos cinco años, la Corporación
Autónoma Regional de Risaralda, Carder, con el apoyo de la Unión Europea, han venido
trabajando en el proyecto ‘Posicionamiento de la Gobernanza Forestal en Colombia’, una
propuesta para poner en funcionamiento un sistema de aseguramiento de la legalidad de la
madera en el país”.

El proyecto incluye los elementos técnicos, tecnológicos y logísticos que permitirían realizar una
debida trazabilidad en el país, como el kit básico de trazabilidad que incluye; pintura; martillo con
roldana; martillo para plaquetas; plaquetas; lector de código QR; impresora de códigos QR; lupa
digital; Tablet y computador para llevar a campo.

Con dicho kit, que no superaría los $2´000.000, las entidades responsables de realizar las
operaciones forestales, como las CAR, estarían en capacidad de llevar a cabo la trazabilidad de los
productos forestales, desde su origen en el bosque, durante su transporte, su transformación,
hasta el punto de comercio.

Para ello, resalta en el Moreno, es necesario el acompañamiento técnico y de recursos


económicos para que las autoridades ambientales puedan adquirir los elementos necesarios para
la implementación del sistema, y cuenten con los conocimientos necesarios para tal fin.

Con este proceso asegura que los datos obtenidos al identificar un producto debidamente
marcado son 100% confiables, desde el bosque hasta el punto de trasformación.

Por otra parte, desde la Dirección de Bosques, Biodiversidad y Servicios Eco sistémicos del
Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, se espera que al finalizar este año, se tenga un
documento guía sobre el tema de la trazabilidad el cual deberá recopilar las experiencias que se
han desarrollado en Colombia, por diferentes entes de control, y la de países vecinos, con miras a
una pronta puesta en marcha.

Este panorama demuestra como en el territorio nacional se está avanzando en el proceso de


definir cuál debe ser el sistema más eficiente a utilizar, con elementos que permitirán tomar una
decisión en el corto plazo, pues diferentes actores en la cadena, como los inscritos en el Pacto
Intersectorial por la Madera Legal en Colombia, resaltan la necesidad de demostrar la legalidad de
los productos forestales por medio de un sistema unificado que permita una mayor y mejor cabida
de los nacionales en el exterior.

COMERCIAL.

En el país, la trazabilidad apenas está


empezando a implementarse, especialmente
en sectores organizados tales como gremios
de razas puras y algunos cultivos tecnificados.
El proceso se inicia con las fincas dedicadas a
producción para exportación.

En la actualidad, el país cuenta con un Comité


Nacional de Trazabilidad y cada sector ha
empezado a firmar comités especializados
para el diseño del programa de captura de
información de los productos. Los
productores son conscientes de la dificultad
que tendrá el cumplimiento de este nuevo
requisito del comercio internacional, debido
al alto grado de informalidad que se registra
en la actividad agrícola y pecuaria del país.
Los primeros pasos concretos los están dando
la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) y la Corporación Colombia Internacional (CCI).
Fedegán tiene un programa a 10 años que se iniciará en el 2007 (ver nota anexa) Por su parte, la
Corporación Colombia Internacional (CCI), avanza en un proyecto con cinco comercializadoras que
operan en la Sabana de Bogotá, con el objetivo de identificar las dificultades en la aplicación de las
normas de trazabilidad e iniciar los correctivos y llegar lo más pronto posible al cumplimiento de
dicho requisito de acceso a los mercados internacionales. Por ahora se está trabajando en la
capacitación de los productores en el conocimiento de las condiciones de producción limpia, así
como en la generación de conciencia sobre la necesidad de obtener productos inocuos para el
consumo humano. La inversión en este proyecto asciende a 2.250 millones de dólares. Aplicar la
trazabilidad les permitirá a los productores no solamente acceder a los mercados internacionales
sino lograr mejores precios y obtener mayores ingresos debido al incremento del valor agregado y
el mejoramiento de la competitividad por la vía de la calidad. La obligación de cumplir con las
normas de trazabilidad se inició en el 2005 en la Unión Europea, para la totalidad de los alimentos
que ingresen a los países de la zona. El objetivo es que las empresas puedan hacer un seguimiento
de los productos que ingresan, permanecen y salen, durante la producción de los bienes que
exportan, para garantizar que estos sean aptos para el consumo humano Por ahora, los
acuicultores colombianos son pioneros en el país en el logro de niveles aceptables de
cumplimiento de los requisitos de inocuidad exigidos por la Unión Europea, especialmente para la
exportación de mojarra (tilapia). Inicialmente, muchos exportadores se quejaron por las nuevas
exigencias, pero poco a poco han ido entendiendo que si no cumplen con esos requisitos no tienen
posibilidades en el mercado internacional y seguramente tampoco podrán sobrevivir en el
mercado doméstico. * ¿EN QUÉ CONSISTE? Se trata de la hoja de vida de un producto animal o
vegetal, es decir, la historia desde el momento de la siembra o el nacimiento, incluyendo
descendencia, origen, prácticas de cultivo, fertilización, insumos y alimentación, formas de
recolección y procesamiento, empacado, distribución, conservación y comercialización. El objetivo
es identificar el producto desde su origen hasta la llegada al consumidor final, de tal manera que
los ciudadanos puedan tomar decisiones de compra con base en esa información. Esta
información facilitará la identificación del origen de problemas sanitarios, pues basta con el
rastreo de la hoja de vida para detectar en qué momento del proceso se pudo alterar la calidad del
mismo.
Segunda parte:

De igual manera, para realizar el artículo elija una empresa colombiana y caracterice los productos
de ésta teniendo en cuenta:

Somos una empresa colombiana comprometida con


alimentar todas las etapas de tu vida. Ofrecemos
experiencias nutritivas y divertidas, siendo reconocidos
por nuestra calidad, innovación y sabor. Somos un
equipo que trabaja con pasión, generando prosperidad
de manera sostenible a lo largo de toda nuestra cadena
de valor.

Combinar el mejor talento con nuestra cultura Alpina, le


imprime a los colaboradores liderazgo, compromiso,
calidad y pasión en cada cosa que se hace, es lo que nos
ha permitido llegar a ser una de las empresas más queridas por los colombianos, y un lugar para
trabajar donde se disfruta el camino hacia la meta.

Categorización de los productos.

Alpina cuenta con una variedad de productos que


se ajustan a las necesidades de personas de todas
las edades y gustos. Contamos con el más variado
portafolio de productos alimenticios para toda la
familia, especialmente de derivados lácteos,
postres, bebidas y alimentos infantiles.

Alpina está presente en Colombia desde 1945 y en


sus inicios el producto principal era el queso, cuya
elaboración era manual. A partir de ese momento
Alpina se ha convertido en una organización que
en la fabricación ha incluido cada vez más
productos que se adaptan a la necesidad y gusto
de cada uno de sus consumidores.

Los productos representativos de Alpina son la


leche y sus derivados. En el grupo de leches se
encuentran: leche entera, semidescremada, enriquecida, deslactosada, saborizadas, entre otras.
En los derivados lácteos, algunos productos de Alpina son: avena, yogures, alimentos lácteos
fermentados, bebidas lácteas, kumis, quesos de diferentes variedades, crema de leche,
mantequilla, etc.

Alpina en su portafolio también ofrece postres y dulces como arequipe, gelatina, flan, pudín y
Alpinette.
Las bebidas refrescantes y néctares de fruta de
Alpina, a pesar de no ser derivados de la leche, son
productos que además de refrescar, ofrecen el
beneficio de las vitaminas propias de las frutas,
además algunos de ellos, como Fruper y Alpifrut
tienen minerales y vitaminas adicionados.

Alpina también se ha comprometido en ofrecer al


consumidor productos que aparte de ser de excelente
calidad, se ajustan a las necesidades de cada persona,
como es la línea Finesse, un portafolio que contiene
productos bajos en grasa y reducidos en calorías,
diseñados para personas que deseen controlar su
consumo de calorías junto a una alimentación
balanceada y ejercicio físico regular, y que buscan alimentos deliciosos y nutritivos, pero con un
menor contenido de grasa o azúcares.

Alpina cuenta también con alimentos funcionales, es decir, que además de cumplir su función
nutritiva, al ser consumidos de manera regular pueden ofrecer un beneficio para la salud,
especialmente a nivel gastrointestinal y el sistema inmune o de defensas. En este grupo se
encuentran Regeneris y Yox con Defensis.

Otra de las líneas de producción de Alpina se dedica especialmente a la elaboración de productos


infantiles, orientados a complementar la alimentación de los bebés a partir de los 6 meses de
edad, proporcionándoles nutrientes necesarios para favorecer su adecuado crecimiento y
desarrollo intelectual, algunos de los alimentos que componen esta línea son: compotas, papillas,
néctares, yogures para bebés, entre otros.

Para los niños mayores de un año, Alpina también ofrece alimentos deliciosos y nutritivos como
Alpinito que está fortificado con vitaminas y minerales que junto con una alimentación balanceada
contribuye al crecimiento y desarrollo infantil.

Este variado portafolio de productos permite que Alpina esté presente en la alimentación diaria de
toda la familia. En la mañana la cremosidad de la leche y el queso son los mejores ingredientes
para el desayuno, durante el día las bebidas que refrescan o acompañan las comidas, y los postres
y dulces son la excusa perfecta para compartir con una buena compañía.
Ficha técnica de cada producto.
Las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

En Alpina las Tecnologías de la Información y las Comunicación (TIC) son incuestionables y están
ahí en todos los procesos de la organización, forman parte de la cultura tecnológica que ha
desarrollado la misma. Estas
tecnologías haces que se maneje la
información inmediata, sincrónica y
asíncrona, para difundir la
información con cualquier área,
proceso en todo el mundo.

Oracle Process Manufacturing Smar


12 (Oracle Process Manufacturing): Es
el sistema que utiliza Alpina S.A para
darle continuidad a todos los
procesos de cada área, a través de
este sistema, la Empresa Ejecuta con
eficiencia todos los flujos de
información que van enlazados con
todos los departamentos, para cada departamento u área hay un perfil diferente, en este trabajo
vamos a dar a conocer el flujo del sistema que utiliza Logística y producción el cual lo ejecutan a
través de Smart 12.

Sistemas EPC / RFID:


oportunidades y retos: Los
sistemas de identificación
EPC/RFID superan en muchas
situaciones las limitaciones de la
tecnología tradicional del lector
óptico y los códigos de barras.
Así, los sistemas RFID permiten la
captura de todos los datos
existentes en una etiqueta
mediante el uso de ondas de
radio, lo que no hace necesaria la
existencia de una línea de visión
clara entre el lector y la etiqueta.
Para ello, la etiqueta contiene el
chip en el que se encuentra
grabado el Código Electrónico de
Producto (EPC), número único
que al colocarse encada
producto, permite llevar a cabo un seguimiento exacto de cada unidad física en la cadena de
suministro. La etiqueta sólo almacena el código EPC. De este modo, esta tecnología hace posible el
rastreo y seguimiento de todos los productos en tiempo real a lo largo de la cadena de suministro,
permitiendo una visibilidad completa de la mercancía desde el almacén de materia prima hasta el
punto de venta minorista.
CONCLUSIONES

La revisión sobre trazabilidad permite concluir que a pesar de los estudios que se han desarrollado
en los últimos años, actualmente no exista un marco teórico común sobre el tema; lo cual afecta el
desarrollo e implementación en los diferentes sectores.

Es claro que el desarrollo de sistemas detallados de trazabilidad no es fácil para los pequeños
productores de alimentos y empresas de procesamiento, ya que carecen de la capacidad
financiera, la información de trazabilidad adecuada y de conocimientos suficientes para ponerlo
en práctica; es por ello que tanto la comunidad académica, como el gobierno deben generar los
mecanismos pertinentes para que este primer actor de la cadena conozca y pueda implementar la
trazabilidad de acuerdo a sus capacidades y necesidades. Teniendo esto presente, la comunidad
académica es la encargada de orientar de forma adecuada el desarrollo de herramientas de apoyo
para la implementación de políticas públicas y para que las empresas proactivas desarrollen
sistemas de trazabilidad eficientes.

Algo que todos deben tener claro, es que los sistemas de trazabilidad por si solos no son los que
garantizan seguridad o el logro de los objetivos propuestos, sino que son un elemento de gestión
para obtener información a lo largo de la cadena de abastecimiento para ser utilizada por los
analistas y directivos para la toma de decisiones.

Las tecnologías de la información y de la comunicación en el mundo de hoy son muy importantes y


necesarias y a la vez muy indispensables en nuestro entorno. Con estas tecnologías se debe hacer
que las compañías a nivel mundial tengan grandes avances en temas de tecnologías y más aún en
nuestra vida y trabajo cotidiano, tenemos que enseñarnos a manejar bien todas esas herramientas
ya que son cada día más poderosa y revolucionarias que hay por el momento. Las TIC tienen dos
partes: su conocimiento y su uso. Debemos aprender a vivir con ellas porque son parte de nuestra
cultura y nos dan oportunidades de tener un buen desarrollo social. También podemos agregar
que el uso de los TICS a nivel industrial y empresarial se está convirtiendo en una realidad que
obliga a todos a tomar posiciones ante la misma.