Valoración Funcional del paciente geriátrico desde la terapia Ocupacional El proceso de evaluación en terapia ocupacional comienza con un razonamiento

narrativo que comprende la historia ocupacional de la persona mayor, enfatizando en sus actividades preferidas, hábitos, roles y prioridades acordes con el entorno en donde reside. Esto se lleva a cabo mediante una entrevista a la persona mayor y a los familiares o cuidadores sobre las actividades rutinarias, gustos y preferencias e historial social. El razonamiento narrativo facilita pensar en el cliente y sus familiares o cuidadores como únicos, como seres humanos y no como un conjunto de problemas. Es importante mantener la atención centrada en el cliente en todo el proceso de evaluación-intervención para asegurar que las prioridades y necesidades de la persona mayor relacionadas con las ocupaciones y actividades de la vida se tienen en cuenta. Esta información se utiliza para desarrollar el “perfil ocupacional”. El perfil ocupacional describe la historia ocupacional de la persona, los patrones de la vida diaria, intereses, valores y necesidades. Desarrollar un perfil ocupacional incluye la identificación y luego el examen de las habilidades de la persona mayor para desempeñarse en las actividades que forman parte de sus vidas, es decir, las actividades que ellos valoran y dan sentido a sus vidas (por ejemplo: el cuidado de su salud, las interacciones con los miembros de su familia, amigos, su bienestar económico...). La segunda etapa en el proceso de evaluación genera y prueba hipótesis que determinan los factores que apoyan o disminuyen la habilidad del mayor para participar con éxito en sus ocupaciones de interés. Esta segunda etapa se ha llamado “análisis del desempeño ocupacional” incluye examinar las habilidades para llevar a cabo sus actividades diarias. El examen de las características del mayor, como las habilidades motoras, de procesamiento o de interacción básicas, y los instrumentos de evaluación que miden las demandas de la actividad y los factores contextuales, son necesarios para ayudar a identificar por qué el mayor presenta dificultad. Luego, las hipótesis generadas pueden explorarse con más detalle al aplicar instrumentos de evaluación formales para valorar las características específicas de la persona (habilidades motoras, de procesamiento y de interacción) identificadas como áreas deficitarias posibles. Este tipo de abordaje recibe el nombre de “arribaabajo”. Ayuda a identificar los problemas del desempeño funcional que concierne a los mayores y a sus familias o cuidadores y luego, a identificar aquellos componentes de la habilidad que parecen problemáticos. Una de las contribuciones más importantes de la terapia ocupacional al cuidado del paciente geriátrico es la identificación de barreras que impiden a la persona realizar sus ocupaciones de interés y la implementación subsiguiente de estrategias para eliminar las barreras. Centrarse en las barreras más relevantes, correspondientes a los componentes de la habilidad del mayor o a los factores ambientales, permite que el proceso de evaluación sea más eficiente. Esta eficiencia es vital en el sistema de salud y para la buena calidad de vida que se pretende para nuestros ancianos. Importancia de la participación de los cuidadores en el proceso de evaluación Establecer una relación de confianza con los cuidadores (formales o informales) de los pacientes

geriátricos, es primordial para el proceso de evaluación en terapia ocupacional, ellos suelen tener una gran información sobre las características y modos de desempeño de las AVD del cliente en cuestión y las recomendaciones que haga el terapeuta serán integradas o Valoración Funcional del paciente geriátrico desde la terapia Ocupacional No dependiendo de ellos. Por lo tanto la relación que establezca el terapeuta con los cuidadores para que puedan llevar a cabo sus responsabilidades día tras día es uno de los pilares en donde se sustenta el progreso del paciente geriátrico. Herramientas de evaluación de la terapia ocupacional Antes de evaluar las actividades de movilidad funcional, cuidados personales, etc. deben ser definidas desde una perspectiva operativa, es decir, el terapeuta ocupacional debe conocer el significado preciso de cada término. Una definición operativa es aquella que proporciona pautas para la medición. Es el conjunto de instrucciones que informa a los profesionales sobre las actividades que van a evaluar y los componentes de esas actividades. Por ejemplo, dado que la alimentación es un concepto abstracto, se torna concreta y adquiere precisión cuando se define desde el punto de vista operativo como “llevar un alimento sólido y líquido desde la mesa hasta la boca”. El movimiento del alimento sólido y líquido desde la mesa hasta la boca es observable y medible. Un único concepto que puede definirse operativamente de diferentes formas, como lo ilustran las siguientes definiciones de la independencia en la alimentación, que están en las tres evaluaciones funcionales de amplio uso: El paciente puede comer solo cuando alguien le pone el alimento a su alcance en una bandeja o en una mesa. Debe colocarse una ayuda técnica si fuera necesario, cortar el alimento, usar sal y pimienta, extender la mantequilla, etc. Lo debe lograr en un tiempo razonable. En el Índice de Katz de actividades de la vida diaria, la independencia en la alimentación se define como: Tomar el alimento del plato o su equivalente y llevarlo a la boca (el corte previo de la comida y la preparación de la comida, como extender la mantequilla en el pan, están excluidos de la evaluación). En la medida de Independencia Funcional (FIM) la independencia en la alimentación se define como: Todas las tareas que se describen normalmente formando la actividad se realizan de forma segura, sin modificación, ayudas técnicas o auxiliares, dentro de límites razonables de tiempo. El paciente come de una fuente, mientras maneja todas las consistencias del alimento, y bebe de una taza o un vaso con la comida presentada de la manera acostumbrada en una mesa o bandeja. Usa una cuchara o un tenedor para llevar la comida a la boca; el alimento es masticado y deglutido: Se realiza de forma segura. Por tanto, un paciente que pueda realizar acciones mano-boca, pero no pueda cortar su alimento, es dependiente en la alimentación en el índice de Barthel, pero independiente en el índice de Katz, si además está usando alguna ayuda técnica de algún tipo y/o el paciente se atraganta no se le puede evaluar como independiente en la FIM. El terapeuta ocupacional debe saber qué busca cuando hace una evaluación para poder hacer una intervención acertada. Debido a la pérdida de datos descriptivos, las escalas globales son menos útiles para planificar las intervenciones de terapia

Estas habilidades incluyen el hacer gestos. memoria y atenciónconcentración. mediante la selección y el uso de herramientas y materiales apropiados y la adaptación del desempeño cuando se encuentran problemas. nacionalidad o edad (a partir de 3 años). la óculo-manual y el equilibrio en sedestación. Nos interesa analizar su rango articular general (en concreto el de aquellas articulaciones que tengan o puedan tener lesiones). mediante la calificación del esfuerzo. En un ambiente institucionalizado. operaciones ejecutivas. valores3 y necesidades. Datos médicos/anamnesis Se registra sólo aquella información importante dentro de su historial médico que pueda influir o haber influido en las áreas de desempeño ocupacional del paciente o afectar de un modo u otro a la evaluación. participar y colaborar con los otros. Para averiguar los posibles déficits lingüísticos sugiero se aplica el Test de Lenguaje de la Clínica Mayo. perceptivo-sensorial. b. ser asertivo. intereses2. hay ayuda para sujetos con características especiales que con otra valoración sería difícil obtener la información (ej. pero sólo se seleccionan aquellos aspectos que pueden ser evaluados específicamente. la participación social y el ocio y el tiempo libre. así como la fecha de ingreso al centro (y al Departamento de Terapia Ocupacional) y la de fecha en la que se realiza la valoración. A menudo. cultura. Además. como mantener la atención en la tarea. si tiene o no deterioro cognitivo (diagnosticado). hablar. y constituyen unidades pequeñas de ejecución que cuando son . podremos tratar las AIVD. bipedestación y dinámico. Procesamiento: son acciones secuenciadas en el tiempo de una forma lógica. Tenemos que anotar la información referente a su estado de alerta. Se han de identificar los problemas y preocupaciones del sujeto que se manifiestan cuando realiza sus ocupaciones4 y actividades de la vida diaria5. Se divide en el Comprensión y Expresión que.: afásicos). Discapacidad y Salud (Organización Mundial de la Salud [WHO]. actividades instrumentales de la vida diaria (AIVD). tener contacto físico con otras personas. grado de discapacidad. a. ocio y participación social. su forma de vida. Esta herramienta se desarrolló inicialmente en los Estados Unidos con la ayuda de la Fundación Americana de Terapia Ocupacional. Evaluación de Habilidades Motoras y de Procesamiento o AMPS (Assessment of Motor and Process Skills) Esta es una escala de valoración que ha sido desarrollada durante más de dos décadas. c. El AMPS es una valoración basada en la observación que se utiliza para medir la calidad en la realización de las actividades de la vida diaria (AVD). El terapeuta ocupacional es un profesional capaz de desengranar todos los pasos de los que se compone una actividad6 y evaluarlos por separado. se subdivide en ítems ordenados por procesos cognitivos. incluyendo las siguientes categorías: AVD. cognitivo y social-relacional. Una vez está fijado el perfil ocupacional. Habilidades del desempeño ocupacional Las habilidades de desempeño son aquellas acciones que uno hace en contraste con las capacidades (cosas que uno podría hacer). se identifican de manera más específica los problemas potenciales del cliente. ElAMPS representa un enfoque revolucionario e innovador al problema de cómo los terapeutas ocupacionales pueden valorar tareas funcionales que forman parte de la vida diaria de la persona.ocupacional más que las escalas que emplean análisis detallados de las actividades. Es también el momento en que el paciente nos manifiesta cuáles son sus prioridades. el estado funcional de las manos (ya que poseen gran importancia desde un punto de vista ocupacional) y otros datos como: la dominancia. Se tienen en cuenta las destrezas y los patrones del desempeño. El objetivo de los profesionales que desarrollaron el AMPS fue el de crear una herramienta fiable que se pudiera aplicar a través de poblaciones sin que afecte el tipo de diagnóstico. seguridad e independencia en los 16 factores de habilidad motora y los 20 factores de habilidad de procesamiento. la coordinación motora gruesa y fina. nos limitaremos a las actividades básicas de la vida diaria (ABVD). para analizarlos en el espacio físico. se identifican los objetivos que se desean poniéndose de acuerdo con el usuario y se comienza la intervención. 2001). educación. únicamente por y para terapeutas ocupacionales. Las escalas globales suelen ser de más valor cuando realizan un cribado de limitaciones en las actividades que cuando evalúan con la intención de intervenir. conviene reseñar si el paciente tiene alteraciones conductuales que hagan interferencia en su actividad. las demandas de actividad y las características del cliente. el entorno o entornos. pero en el ámbito institucional esto no se realizará (por las características intrínsecas al usuario). se analiza el desempeño en su entorno real para conocer qué apoyo/s se necesita/n y qué es lo que impide el desempeño. En este test se valora la orientación. Comunicación e interacción: se refieren a la transmisión de intenciones y necesidades y la coordinación de la interacción social. Valoración Funcional del paciente geriátrico desde la terapia Ocupacional esta habilidad. Las habilidades motoras y de procesamiento en las AVD son análogas a las acciones dirigidas para la obtención de un objetivo definidas en el ámbito de Actividades y Participación de la Clasificación Internacional de Funcionamiento. a su vez. gnosias. juego. Estas habilidades incluyen acciones. si las características del usuario lo permiten. la edad. Cuando se ha realizado una buena valoración. el nivel de orientación… Para analizar de una manera rápida y completa estas habilidades sugiero se utilice la valoración cognitiva de Lowenstein para el terapeuta ocupacional versión geriátrica (LOTCA-G). Figurarán el nombre y apellidos. eficiencia. La valoración se divide en cinco partes interrelacionadas: Datos personales Son útiles para la administración de los datos en nuestro departamento y en el centro. el balance muscular general. aunque en muchos casos. así como iniciar y terminar los pasos durante la realización de la tarea. trabajo. Motoras: se centran en cómo se mueve la persona o como mueve los objetos una persona para un fin. organización vasomotora. Ejemplos de habilidades motoras son la estabilidad del cuerpo. praxias. Diseño de una valoración de Terapia Ocupacional La valoración funcional geriátrica debe sernos útil para poder establecer un perfil ocupacional1 del usuario que nos proporcione un buen conocimiento de la historia ocupacional del paciente. Áreas de desempeño ocupacional Son las diversas actividades de la vida en las que la persona participa. elegir y organizar objetos en el espacio. levantar y transportar objetos.

5.llevadas a cabo una por una dan como resultado la finalización de toda una tarea. son indispensables para su bienestar general. p. Valores “Un grupo coherente de convicciones que proporcionan significado o valores a las ocupaciones. cuando la persona prepara una rebanada de mermelada. y (k) limpia el área de trabajo (guarda) Conclusiones La terapia ocupacional como disciplina sociosanitaria puede evaluar el nivel de dependencia y la funcionalidad del paciente geriátrico. 1994. 181-202). Manejo de utensilios para comer. y que tienen un valor y un significado para las personas de una determinada cultura. y para el TO. etc. y c. perjudicando su salud ya que sus músculos llegan atrofiarse y no pueden movilizarse. familiaridad y relevancia para la vida diaria. Vestido. (g) inicia el siguiente paso de poner la mermelada en el pan. b. Manejo de utensilios de aseo. Gimnasio En La Tercera Edad Los ancianos dependientes son muy pasivos. Borell. La valoración funcional es central en la valoración geriátrica. (h) esparce la mermelada en el pan usando el nivel de fuerza adecuado para evitar que el pan se rompa y desmigue (calibra). La ocupación es lo que hacen las personas para el desempeño de sus roles. 2. AVD se refiere también tanto a actividades básicas de la vida diaria (ABVD) como a actividades personales de la vida diaria (APVD). 1. o Habilidades de procesamiento: son los factores que se observan y evalúan cuando la persona: a. 8. Hábitos de sueño. manipula. 1995. (c) alcanza para agarrar (agarre). dentro del contexto de ejecución selección. 11. Burke. Terapia física: Orientada a disminuir ciertas incapacidades para evitar problemas a futuro Hidroterapia . Helfrick. Movilidad funcional. escoge). En la primera parte de este proceso. Baño o ducha. Higiene sexual. Modifica la ejecución cuando encuentra dificultades/ problemas. p. Continencia urinaria y fecal. la base de la intervención posterior. y Nygard. intereses. . Actividades de la vida diaria o AVD (un área de ocupación) Actividades que están orientadas al cuidado de uno mismo (adaptado de Rogers & Hola. Intereses “Disposición para encontrar placer y satisfacción en las ocupaciones y tener conciencia de nuestro disfrute en estas” (Kielhofner. Terapia De Rehabilitación Física y Mental Terapia cognitiva Que potencie su atención. identificar problemas y preocupaciones y guiar nuestra intervención GLOSA RIO Perfil ocupacional Describe los patrones de la historia ocupacional del individuo en la vida diaria. (d) transporta el pan al área de trabajo. Selecciona. 997. Burke. (j) usa un cuchillo (no la cuchara) para cortar el sándwich. se determina el perfil ocupacional y en la segunda el análisis del desempeño ocupacional. 4. organizadas. 46). Por ejemplo. Masajes Terapias ocupacionales Tienen que ser adecuadas a su edad y a sus capacidades. 6. Más específicamente. Borell. orientación. incluyen: o Habilidades motoras: son factores utilizados para evaluar el nivel de habilidad observada cuando una persona se mueve por sí misma o mueve objetos de la tarea. coordina). algunas de las acciones que debe llevar a cabo incluyen: (a) caminar al estante. creando por consiguiente una fuerte disposición para el desempeño” (Kielhofner. Helfrick. Lleva a cabo acciones individuales y pasos. Alimentación. Polatajko. y utiliza utensilios/ herramientas y materiales. las tareas de las AVD. nombradas. valores y necesidades. (b) encontrar y seleccionar el pan adecuado (busca/localiza. 10. el disfrute de la vida… y la contribución al tejido económico y social de sus comunidades…” (Law. Ocupación “Actividades… de la vida diaria. Uso del inodoro. 3. 47). Un buen diseño de la valoración funcional es esencial para obtener un conocimiento claro del paciente. 9. interactúa con. 1995. (f) sostiene efectivamente la bolsa del pan deshaciendo el nudo para abrirla (maneja con c uidado.Fisioterapia. pp. 34). y Townsend. 7. y levanta la bolsa de pan. Baptiste. Actividad Se define como las acciones que las personas realizan con un objetivo. incluyendo el cuidado de sí mismo…. p. Higiene y cuidado personal. en lectoescritura. y Nygard.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful