Está en la página 1de 3

Rev Educ Cienc Salud 2010; 7 (1): 36-38

RESÚMENES BIBLIOGRÁFICOS

El legado flexneriano en el siglo 21


KIRCH, DARRELL G. MD.*

REVISOR: LILIANA ORTIZ M.**

En este artículo el autor menciona la influen- informe, gran parte de los programas norteameri-
cia del Informe Flexner (elaborado en 1910) en la canos no estaba conectado a una Universidad, así
educación médica norteamericana, analiza el cam- como tampoco a hospitales universitarios. Flexner
bio cultural acontecido en las últimas décadas y argumentó esta sentencia con la evidencia de sus
plantea la necesidad de cuestionar si el cuerpo aca- observaciones en Europa y propuso el modelo aca-
démico está preparado para enfrentar esta nueva démico de la universidad europea, centrado en los
cultura y formar profesionales capaces de abordar logros individuales.
las necesidades de cuidado en salud del siglo 21. Lamentablemente, con el tiempo este enfoque
En la segunda parte enumera cinco factores de tuvo un efecto no deseado: llevó a los docentes de
éxito para lograr un cambio transformacional en la ciencias básicas, preclínicos y clínicos a convertirse
educación médica e indica el modo en el cual la As- en "agentes libres" que se identifican con su "disci-
sociation of American Medical Colleges (AAMC) plina" o su "especialidad" más que con su rol aca-
está apoyando a sus miembros a alcanzar este cam- démico y su institución.
bio. Sin embargo, en la actualidad, los expertos cen-
El informe “Medical Education in the United trados en una cultura individualista, se ven enfren-
States and Canada” se solicitó en una época en la tados a un escenario desconocido para Flexner:
que existía gran dispersión en la calidad de las es- incorporación de tecnologías de información y
cuelas de medicina en América del Norte. Luego comunicación, crecimiento exponencial del cono-
de sus observaciones, Abraham Flexner describió cimiento, nuevos desafíos en la Salud Pública, cos-
carencia de instalaciones, profesores y/o material tos elevados de la atención en salud, etc. Y aunque
clínico adecuado en muchos de los lugares que vi- la propuesta flexneriana era atingente a comienzos
sitó. Sus conclusiones y recomendaciones fueron del siglo XX, en la actualidad una cultura indivi-
tan relevantes, que la academia de medicina res- dualista trabaja en contra de la integración y del
pondió sentando las bases, que posteriormente se intercambio de nuevos conocimientos necesarios
traducirían en un sistema de educación médica de para la docencia, investigación y el quehacer clíni-
alto nivel de excelencia académica, con una sólida co.
base científica, así como entrenamiento para el arte Hoy los futuros médicos no sólo deben exhibir
de la práctica clínica. dominio del conocimiento, como propuso Flexner,
Aunque sus recomendaciones tuvieron un im- sino que deben ser capaces de aplicarlo. Además,
pacto positivo y necesario para comienzos de siglo, deben ser capaces de interactuar efectivamente con
como es de suponer, sus planteamientos deben ser los pacientes, sus familiares y otros profesionales
revisados a la luz de los nuevos escenarios socio- de la salud, así como responder a las demandas
culturales. complejas de la organización del sistema de aten-
Específicamente, en esta sección el autor centra ción de salud. También, deben comprometerse con
su análisis en la influencia flexneriana de la siguien- el aprendizaje permanente que incluye la capaci-
te recomendación: Para ofrecer una educación mé- dad de auto-reflexionar y evaluar su propio desem-
dica moderna es esencial vincular los programas peño.
de formación a una universidad. En los años del En investigación, mientras que la autonomía y

* Presidente de la Asociación de Colegios Médicos Americanos, Washington, DC. Academic Medicine 2010; 85 (2): 190-192.
** Dpto. Educación Médica, Facultad de Medicina, Universidad de Concepción.

36
RESÚMENES BIBLIOGRÁFICOS

experticia sigue siendo crítica para las ciencias bá- de medicina necesita líderes que sean capaces de
sicas, la medicina académica debe buscar modelos centrarse en el largo plazo y que puedan garantizar
que hacen hincapié en equipos científicos en red y que se adopten las decisiones correctas. Además se
el intercambio abierto de información. requiere innovación en torno a nuevos modelos de
En la atención clínica, aunque muchas de las prestación de cuidados y también de los programas
recomendaciones básicas de Flexner aún se apli- de educación médica y formación continua. Res-
can, en particular las relativas al médico como un pecto de la gestión académica, se requiere mayor
profesional cuyo rol es más social y preventivo que transparencia en las fuentes de ingresos y la asig-
individual y curativo, la atención en salud debe nación de recursos, de manera que las escuelas de
orientarse a una sociedad cada vez más diversa y medicina y hospitales docentes tengan una mejor
longeva, que requiere una mayor atención de en- comprensión de sus flujos y alineación mediante
fermos crónicos. Por lo mismo, en contraste con una relación de co-responsabilidad. Finalmente, se
el tiempo de Flexner, la atención de salud hoy se requiere coraje, pues cambiar la cultura organiza-
dirige hacia sistemas de administración integrados cional, ejercer liderazgo transformacional, avanzar
y equipos de profesionales de salud que trabajan en la innovación y mejorar la utilización de los es-
en conjunto para abordar colectivamente las nece- casos recursos requiere valor.
sidades del paciente.
Por otra parte, los factores externos e internos
de la actividad clínica convergen para hacer que los
costos por prestación de servicios estén aumen- COMENTARIOS
tando, lo que dificulta el aseguramiento del acceso
equitativo de los usuarios. Aunque el informe Flexner hizo referencia ex-
Respecto de la actividad docente-asistencial, clusivamente a la calidad de la Educación Médi-
para solucionar la distracción o interferencia que ca en USA y Canadá, Latinoamérica ha recibido
la actividad docente generaba a la práctica clínica, una fuerte influencia de los países del norte en sus
Flexner promovió la contratación de profesorado modelos de formación, particularmente por la ex-
con jornada completa, financiados por las escuelas celencia que han logrado a partir de las medidas
de medicina, pero con funciones compartidas en- adoptadas desde dicho informe. Además, los cam-
tre la docencia, la asistencia y la investigación. En- bios socioculturales experimentados en América
tre las décadas del 40 y 60, las escuelas de medicina del Norte, no son ajenos a la realidad latinoameri-
generaron recursos económicos de las prestaciones cana y por ende a la chilena. Por lo tanto, las pre-
de servicio de sus docentes clínicos, lo que permi- ocupaciones de la AAMC son extrapolables a las de
tió mantener este modelo autosustentable. Actual- la Educación Médica de nuestro país.
mente el cuerpo docente de USA es suficientemen- Desde 1970, los académicos de las escuelas mé-
te fuerte, y la actividad asistencial genera recursos dicas chilenas han conformado estructuras nece-
que, ya no sólo permiten mantener los puestos de sarias para abordar temáticas comunes, desde el
trabajo, sino que además es una fuente enorme de surgimiento de la primera unidad de educación
ingreso de las instituciones. Por lo tanto, la preocu- médica, la asociación de facultades de medicina de
pación actual es evitar que la actividad clínica in- Chile (ASOFAMECH), la Sociedad de Educación
terfiera con la docencia. en Ciencias de la Salud (Soeducsa) hasta la reciente
En este contexto, surge la necesidad de transfor- conformación de la Red de Unidades de Educación
mar los roles académicos, con un enfoque hacia la en Salud de Chile.
educación médica continua y el trabajo colaborati- Algunos de los temas planteados en este artí-
vo e interdisciplinario para una mayor integración culo están siendo abordados por estos organismos
de los equipos en investigación. nacionales, en cambio otros requieren mayor com-
Para que la Academia de Medicina mire de fren- prensión y maduración.
te hacia los próximos 100 años, garantizando cali- Entre los hitos más destacables, se pueden men-
dad en la atención sanitaria de una sociedad que cionar algunos esfuerzos en Innovación: desde el
cambia vertiginosamente, cinco factores serán de- año 2000, las seis escuelas médicas antiguas de
cisivos en la transformación de la educación médi- Chile, han experimentado transformaciones curri-
ca: cultura organizacional, liderazgo, innovación, culares importantes y hoy existe una preocupación
co-responsabilidad y coraje. permanente de todas las escuelas por la innovación
Las organizaciones deben mantener las buenas de los procesos de enseñanza aprendizaje, como se
prácticas, como la promoción de su cuerpo docen- verá en los resúmenes de las comunicaciones pre-
te por méritos académicos, pero desincentivando el sentadas en el V Congreso Internacional de Educa-
individualismo. En cambio debe promover estruc- ción Médica (siguiente sección de RECS).
turas formales que fomenten el trabajo en equipo y En ese sentido, existen varias instancias alinea-
la interdisciplinariedad. Por otro lado, la academia das con incentivar la innovación y la calidad de la

Rev Educ Cienc Salud 2010; 7 (1): 36-38 37


RESÚMENES BIBLIOGRÁFICOS

formación en medicina, por ejemplo el estableci- Cruz del Sur y conjuntamente participar en la dis-
miento de un perfil de competencias comunes por cusión de temas y políticas relativas a la educación
ASOFAMECH y la incorporación del examen mé- superior, la formación de capital humano avanza-
dico nacional (EMN), que recientemente se amplió do y el desarrollo científico y tecnológico del país.
a la medición de competencias, denominándose La red la conforman la Pontificia Universidad Ca-
examen único nacional de competencias en me- tólica de Chile, la Universidad de Concepción, la
dicina (EUNACOM). Este logro merece especial Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, la
atención, pues en Chile las carreras de medicina Universidad Federico Santa María y la Universidad
han liderado los procesos de mejoramiento de la Austral de Chile.
calidad, en trabajos que han sido representativos y En el mismo año, la Universidad de Concep-
participativos. ción, la Universidad Católica de la Santísima Con-
Paralelamente, en el 2006, el gobierno de Chile cepción y la Universidad San Sebastián suscribie-
promulgó la ley 20.129, que establece un Sistema ron un Convenio Marco de Cooperación para el
Nacional de Aseguramiento de la Calidad de la desarrollo de las carreras de la Salud, que pretende
Educación Superior, que mediante el proceso de potenciar la calidad de sus carreras del área salud y
acreditación de pregrado, otorga un marco de re- coordinar acciones para contribuir al desarrollo y
gulación de la calidad y que a la fecha ha evaluado mejoramiento en la VIII región.
al 100% de las carreras en régimen (20 escuelas). El trabajo colaborativo e interdisciplinario es
Además, existen iniciativas que han propiciado hoy una realidad y los espacios necesarios para su
la conformación de vínculos académicos e institu- consolidación se expanden día a día.
cionales como son los Congresos Internacionales Y aunque existe un largo camino por recorrer,
de Educación Médica, así como las Jornadas de particularmente en materia de cultura organiza-
Educación en Ciencias de la Salud de distintas uni- cional y en políticas de asignación de recursos, ac-
dades, las Jornadas Académicas de Soeducsa y las tualmente la educación médica chilena, cuenta con
reuniones de las redes de educación en Ciencias de algunos líderes dotados de coraje que han inno-
la Salud. vado en sus aulas, campos clínicos, instituciones,
En esta misma línea, durante el año 2009, cinco etc., logrando atraer y cautivar a savia nueva, para
universidades, que integran el Consejo de Rectores, abordar en conjunto los desafíos de la formación y
se agruparon para constituir la Red Universitaria atención en salud del siglo 21.

38 Rev Educ Cienc Salud 2010; 7 (1): 36-38

También podría gustarte