Está en la página 1de 3

Hernández Vargas Berenice Joselyne

Psicología S-8
30 de Mayo de 2019
Seminario de Anomia
REFLEXIÓN
EL SER HUMANO EN SOCIEDAD

En este breve escrito me gustaría dar mi punto de vista acerca de diversos temas en los que se
encuentra la sociedad desde sus inicios y que día a día conforme avanza se hacen más notorios;
son temas que se encuentran implícitos, ya que los términos no se utilizan cotidianamente fuera del
análisis, pero que se observan a través de la vida diaria y del actuar de las personas sujetas a una
sociedad y una cultura.

Como punto introductorio diré que bien se sabe que la cultura y la misma sociedad son una
construcción que las personas han realizado a través del tiempo desde sus inicios, para dar un
sentido y una guía de cómo se debe dirigir la vida en conjunto de los demás habitantes. Como
muchos autores lo han expresado anteriormente, el ser humano por naturaleza no obedecía a leyes
o reglas impuestas, se guiaba principalmente por sus deseos a fin de satisfacer sus necesidades
básicas y vitales. Pero en un momento se creyó necesario introducir reglas y normas que dirigieran
la vida, planteándose de esta manera leyes respecto al comportamiento, conducta y formas de
interactuar entre las personas, ya que el ser humano no es un ser individual, requiere de la compañía
y el reconocimiento de los otros.

Esto de alguna manera al comienzo era algo ajeno a nuestra naturaleza, sin embargo el ser humano
tuvo que aprender a ajustarse y cumplir con los requerimientos que esta sociedad y cultura imponían
; ya que el ser humano, requiere estar en sociedad para su propio crecimiento y para el control de
deseos que pueden llevar a su destrucción.

Por lo tanto, la sociedad dentro de sus reglas y normas, crearon los hábitos y las costumbres que
son pertenecientes a cada sociedad dependiendo de su estilo y forma de vida, pero estos
pertenecen a la realidad de cada sociedad y uno como individuo debe adaptarse y acatarse a lo
establecido socialmente, ya que si no se cumple con lo esperado se puede tachar o etiquetar como
desviado o patológico. Ya que la sociedad está sujeta a la moralidad la cual decide que es lo que
está bien y que es lo que está mal, y esto como personas nos incomoda, ya que nuestros deseos
son interrumpidos y se deben buscar nuevas formas que estén bien vistas por la sociedad, formas
que muchas veces nos satisfacen, pero la mayor parte del tiempo nos sentimos encadenados,
divididos, escindidos de lo que queremos y de lo que debemos hacer.

El ser humano como dentro de la sociedad debe cumplir con ciertos requerimientos, se siente
incómodo y sobretodo en una sociedad como en la actual; en donde todo gira en torno a las
tecnologías, el consumismo y los grandes monopolios. Ya que el ser humano al no poder realizar lo
que le place, no le queda otra opción más que ajustarse, y es aquí en donde se notan más los
problemas e incomodidades que al ser humano le generan el estar en sociedad.

Se vive continuamente brindando explicaciones de cada uno de sus actos y se debe cumplir con los
requerimientos, entre uno de ellos podemos destacar que el ser humano debe ubicarse dentro de
organismos en donde se observe su avance consigo mismo y con la sociedad en general; por
ejemplo, la escuela, la religión, el trabajo o alguna actividad cultural. Si una persona no realiza
acciones en beneficio de la sociedad es un ser improductivo, que no genera nada a la sociedad y por
lo tanto, enferma a la sociedad, ya que no está aceptando las leyes sociales.

Las personas que si cumplen con lo establecido adecuadamente, son bien aceptadas y obtienen
ciertas gratificaciones, así como ciertos beneficios. Muchas veces las personas en realidad están a
gusto con lo que hacen y con lo que son, y sobre todo con el papel que juegan en su comunidad, y
estas personas pueden disfrutar de su vida y satisfacer sus necesidades y deseos dentro de la
norma; sin embargo, existe mucha gente que cumple y está dentro de la norma, pero que no vive
plenamente, por lo dicho anteriormente, se ajusta a las reglas, pero no hace únicamente para ser
aceptado, pero no están a gusto con el rol que tienen en la sociedad y esto genera diversos
problemas, sobre todo de salud, y es que eso somos hoy, una sociedad enferma e incompleta por
decirlo de alguna manera. Siempre se ha vivido buscando el reconocimiento del otro, pero hoy en día
con las tecnologías más avanzadas, buscamos reconocimientos a través de un monitor o de una
popularidad pero seguimos sintiendo un gran vacío, se tiene un sentimiento de que algo me falta o
de que algo me fue arrebatado y por lo tanto vivimos consumiendo y queriendo más.

Hoy en día se puede observar esta insatisfacción, en cada lugar al que volteemos a ver, por ejemplo;
en una escuela los estudiantes muchas veces están preparándose para ser un profesional, y no
todos los que se encuentran en dicha preparación sienten deseos de estar verdaderamente ahí, sino,
más bien están cumpliendo con algún deseo ajeno o dejándose llevar por comentarios de otros. En
un trabajo, muchas personas se mantienen en un puesto o en algún lugar específico solo para tener
algo seguro, pero no les genera gratificación. En las redes sociales muchas personas suben fotos,
videos o comparten algo determinado, solo para decir que existen, o porque es algo que está a la
moda, y puede que les genere satisfacción momentánea, pero que tarde o temprano sale una
tendencia nueva y el sentimiento vuelve a ser el mismo y vuelve a comenzar la carrera para ganarse
un lugar y una posición en la sociedad, un lugar para ser aceptado y hacerse notar.

A que quiero llegar con esto, a que el hombre que se pierde a sí mismo para convertirse en otro es
un ser alienado, un ser que ha perdido el control de sí mismo, un ser que funciona en base al otro y
esto le genera un sentimiento de pérdida de su ser y por lo tanto se va a sentir incomodo dentro de la
sociedad. Ya que el cumplir con lo que la sociedad quiere, no significa que deje de lado mis deseos,
más bien significa que los desplace o los modifique.

Esta pérdida de sí mismo del ser humano ha generado diversas problemáticas de salud, vemos hoy
en día que los trabajadores, estudiantes o sociedad en general viven estresados y con
enfermedades de diversos tipos, principalmente en el área laboral.

Esto se debe a que el ser humano esta forzado a trabajar y a producir, ya que el trabajo le asegura
los medios necesarios para subsistir. El ser humano es libre de cambiar de trabajo, es libre de
trabajar, pero no puede desprenderse de la clase de los capitalistas, a quienes se ha alquilado, sin
renunciar a su existencia misma. El trabajador no recoge el valor de lo que produce, es decir, el
empleador se queda con mayor parte del valor de lo que el trabajador produce, y esta explotación lo
priva de su valor. Por causa de esta división del trabajo ignora lo que está produciendo y eso
significa que está fragmentado, o alienado, y por lo tanto se enferma.

Está dividido y enfermo debido a que sus deseos no se cumplen como el quisiera porque debe
acatarse a la sociedad, pero claramente es necesaria una sociedad para el crecimiento y la
supervivencia humana.

También podría gustarte