Está en la página 1de 2

EL DESEMPEÑO Y LA COMPETENCIA PROFESIONAL EN EL FUTURO INGENIERO

El profesional ingeniero no solo debe tener conocimientos prácticos, también saber interpretar y
comunicarse con la sociedad, saber y distinguir las diferentes necesidades que tiene un grupo.

El desempeño profesional es el conjunto de actividades prácticas e intelectuales que son de


disciplinas propias de la profesión; mientras que las que las competencias profesionales son
aquellas cualidades de la persona y habilidades que haya adquirido para el desarrollo de dicha
profesión.

El tener un título profesional no quiere decir que todo quedo ahí, si no por el contrario seguir
enriqueciendo el conocimiento adquirido, para que dicho saber quede permanentemente en el
profesional para toda su vida, por ende la importancia de los cuatro pilares de la educación en el
diario vivir de nosotros como futuros ingenieros:

1. APRENDER A CONOCER

Quiere decir que el profesional tiene que mantenerse actualizado a los cambios sociales y
tecnológicos que van ocurriendo, estar preparado para lo que pueda ocurrir en el futuro. Con
el crecimiento actual de las comunicaciones surgen nuevas problemáticas, no solo en la parte
de la ciencia, si no también en lo social, todo crecimiento trae consigo unas consecuencias, la
superación permanente y la búsqueda incansable del conocimiento, más que un requisito es
una necesidad en nuestros tiempos.

2. APRENDER A HACER

Ya tiene que ver con todas las habilidades que tiene el profesional de índole práctico, por ello
la importancia del cálculo matemático en nuestra profesión, la solución de problemas por
medio de la algoritmizacion es la base de la ingeniería. El ingeniero debe aprender a
desarrollar habilidades de independencia, porque en la práctica de la profesión, tendrá que
saber manejar personal, como obreros, técnicos etc., con los cuales debe interactuar y
demostrar su condición de líder.

3. APRENDER A SER

Encontramos los valores humanos que tenemos como persona, un buen líder no aporta solo
conocimiento, si no también moral y valores que den un buen ejemplo. La honestidad,
solidaridad humana y otros valores morales deben caracterizar al profesional de la ingeniería
durante su desempeño, buscar las herramientas para que la tecnología no afecte o impacte el
medio ambiente y lleve a preservar siempre el aspecto ecológico.

4. APRENDER A CONVIVIR

En toda actividad que realice el ingeniero debe poseer una adecuada competencia
comunicativa, siempre como arma fundamental el dialogo, para solucionar cualquier
problema o conflicto por diferencias o puntos de vista encontrados. El saber escuchar a las
demás personas es parte de la ética profesional y ayuda a fomentar el trabajo en equipo.

Como resumen el ingeniero idóneo debe estar lleno , no solo de conocimientos y habilidades
profesionales, si no ser también portador de actitudes y valores como persona.