Está en la página 1de 39

CURSO:

REHABILITACIÓN

TEMA:
MASOTERAPIA ANTIESTRÉS DURANTE EL
EMBARAZO

PROFESOR:
JOSÉ LUIS NAUCAPOMA HUISA

INTEGRANTES:
LOPEZ RODAS ANDREA
GUERRERO NAVARRO CICELEY
HINOSTROZA CRISOSTOMO SANDY
FERREYROS SOTO LÍCIDA
ZELADA PRADO VICTORIA
MORENO VALVERDE ENMA

CICLO: V

1
ÍNDICE
Página N°
Introducción 3
CAPÍTULO I LA MASOTERAPIA 4
1.1 Definición 4
1.2 Técnicas de Masoterapia 6
1.3 Técnicas de Masajes 7
1.4 Efectos y Reacciones Fisiológicas 10
1.5 Bases Generales de las Técnicas de Aplicación 15
1.6 Indicaciones y Contraindicaciones 22
1.7 Condiciones Técnicas e Higiénicas de los Masajes 24

CAPÍTULO II MASOTERAPIA DURANTE EL EMBARAZO 26


2.1 Definición 26
2.2 Beneficios de la Masoterapia para Embarazadas 26
2.3 Tipos de Masajes para Embarazadas 27
2.4 Masaje Prenatal 30
2.5 Masaje Perineal durante el Embarazo 32
2.6 Causas del Trauma Perineal 33
Conclusiones 36
Referencias Bibliográficas 38

2
INTRODUCCIÓN

Una mujer pasa por cambios anatómicos y fisiológicos durante todo el embarazo,
por lo tanto, es de gran importancia de la terapia de masaje en esta
transformación fisiológica durante el ciclo antes del embarazo. Sólo entre los 4 a
6 meses de embarazo el vientre comienza a crecer después de la zona
abdominal se limita a dar lugar a un crecimiento fetal.

Y es justo ahora que aparece problemas circulatorios (edema), dolor de espalda,


a poca incomodidad y otras molestias propia vida de una mujer embarazada. La
terapia de masaje gestacional, ofrece todo el confort mientras que el bienestar
en este período o en todo el ciclo. Por lo tanto, reducir los problemas asociados
con el embarazo, más allá de lo que viene el tiempo de recuperación lenta del
sistema esquelético y muscular de los órganos del sistema después del
embarazo.

Además de esta gama de conocimientos técnicos especializados en la terapia


de masaje, debería estar listo en el servicio público más cercano a la mujer como
una herramienta para la promoción de la atención, y también una gran alternativa
para el tratamiento preventivo en los programas de salud de la mujer ¨ ¨, el por
lo que es mucho más barato para el gobierno.

Dado que los efectos fisiológicos de las técnicas de terapia de masajes


especializados tienen una eficacia demostrada en esta fase de transición, la
transformación de la mujer embarazada, puesto que impide la instalación
permanente de edema, várices, problemas de postura, por lo tanto, ayudar a la
mujer embarazada pasan por este ciclo con menos irritabilidad que es en sí
mismo esta fase.

3
CAPÍTULO I
LA MASOTERAPIA

1.1 Definición.
La Masoterapia es la técnica de aplicar masajes sobre las personas
buscando prevenir o paliar dolencias tanto físicas como emocionales. Es
muy utilizada ante problemas físicos, pero cada vez con mayor frecuencia
se utiliza con fines estéticos. Se trata de una técnica que proviene de la
antigüedad, ya que históricamente el ser humano trató de paliar con sus
propias manos sus dolencias en el cuerpo masajeándose a sí mismo.
Las lesiones y enfermedades que pueden ser tratadas exitosamente con
técnicas de Masoterapia son múltiples, partiendo desde algo tan sencillo
como las contracturas musculares hasta alteraciones psico-somáticas1.
Sus beneficios se han propagado históricamente desde las técnicas más
sencillas y domésticas hasta el desarrollo específico de diversas técnicas
complejas.

1 Artigas, J: "Manual Práctico de Masaje". Ed. Cedel.

4
En la actualidad, además de los clásicos masajes manuales, existen
artefactos tecnológicos capaces de generar los mismos efectos e incluso
potenciarlos. Es muy común que los masoterapeutas utilicen estas
técnicas antes del masaje manual a fin de calentar los músculos para
trabajarlos más fácilmente.

Entre los principales efectos de la Masoterapia, se encuentra el alivio de


dolencias causadas por malas posturas o patologías diagnosticadas, así
como aquellas provenientes de la tensión psicológica depositada en el
cuerpo. Sin embargo, su aplicación se ha extendido notablemente, siendo
hoy utilizada para mejorar problemas de la piel, de los órganos internos y
de autoestima. Actualmente, además de ser realizada por kinesiólogos y
masajistas, es realizada por esteticistas en busca del modelado de las
adiposidades localizadas, de la desaparición de la llamada piel de naranja
y del mejoramiento del aspecto de cicatrices antiguas, por lo que es muy
común encontrar centros de belleza que ofrecen este tipo de servicio.
También, es sabido que el bienestar interno se refleja en el aspecto
externo de las personas, fundamentalmente en la piel, por lo cual es un
complemento ideal para quienes buscan verse bien.

5
Las personas ya no acuden a la Masoterapia exclusivamente con fines
terapéuticos, lo hacen cuando necesitan relajarse, cuando están
sobrepasadas de trabajo, cuando les cuesta dormirse por las noches o
cuando quieren mejorar su apariencia física. El masaje corporal
proporciona un movimiento del flujo sanguíneo —o de la energía—,
despertando hormonas lo cual hace que la persona que lo está recibiendo
sienta una agradable sensación de bienestar tanto durante la sesión como
después de ella durante un período de tiempo.

Los masoterapeutas2 que utilizan técnicas combinadas obtienen mejores


resultados. Además, es necesario que creen una atmósfera propicia para
la relajación, que en general logran con inciensos y música tranquila. La
aplicación de aceites, cremas y lociones durante el masaje facilita el
deslizamiento de las manos y proporciona distensión a los músculos,
además de actuar como complemento en el aflojamiento de todos los
sentidos.

La persona que realiza el masaje también experimenta una movilización


de su propia energía, por lo cual es un tratamiento sanador tanto para
quien lo recibe como para quien lo efectúa, generándose un intercambio
muy enriquecedor para ambas partes.

1.2 Técnicas de Masoterapia.


Existen diversas técnicas de Masoterapia. Los masoterapeutas pueden
optar por cuál aplicar según el problema por el cual el paciente recurre a
los masajes, o bien generar una sesión en la cual intervengan cada uno
de ellos. En el caso de que se tratara de pacientes con alguna enfermedad
o lesión, es necesario que el masoterapeuta se contacte con el médico de
éste a fin de que exponga su historia clínica y supervise la práctica.
Las técnicas más comunes utilizadas en Masoterapia son el roce, la

2 Popov, S. (1988). La cultura física terapéutica. Ciudad de La Habana: editorial Pueblo


y Educación.

6
fricción, la percusión, la tachadura, el amasamiento, la compresión y la
vibración. La primera es la principal de las técnicas, y consiste en el
deslizamiento de las manos del masoterapeuta sobre la piel del paciente
generando un roce superficial. Es utilizada tanto para comenzar como
para finalizar sesiones de masajes, ya que su objetivo es calentar la piel
con movimientos uniformes.

La fricción, por su parte, se trabaja movilizando los planos superficiales de


piel. La mano del masorapeuta y la piel del paciente forman una unidad
que ejerce presión sobre los tejidos más profundos de las zonas en
tratamiento. Los movimientos son circulares y precisos. Genera relajación
y anestesia los dolores.

1.3 Tipos de masajes.


Está demostrado clínicamente que la Masoterapia es capaz de relajar a
las personas tanto a nivel físico como mental, pero también que tiene
amplias ventajas para la salud. Además, tiene efectos notorios en
cuestiones psicológicas, como la depresión y el estrés.

Los profesionales en Masoterapia, destacan que su práctica ofrece


efectos integrales en la salud, incrementando su bienestar,
particularmente en aquellos con incapacidades físicas, mentales y
emocionales.

Algunas de las terapias de masaje son:


Masaje suizo: es el masaje más popular en la Masoterapia y el que mayor
cantidad de beneficios proporciona a los pacientes. El masoterapeuta
utiliza sus brazos completamente para trabajar sobre sus músculos y sus
articulaciones. El paciente puede experimentar desde una mejoría en la
circulación hasta la relajación integral de la mente y el cuerpo.

7
Masaje profundo de tejidos: esta técnica combina la Masoterapia suiza 3
con la presión profunda en los tejidos. Busca penetrar el músculo para
eliminar la tensión y movilizar las articulaciones. No se recomienda en
pacientes que están recientemente lesionados. El paciente debe tener en
claro que no se relajará; por el contrario puede sentir algunas molestias
durante el masaje para apreciar los beneficios posteriores.

Masaje en el embarazo: la Masoterapia en la mujer embarazada aporta


bienestar a sus cambios tanto físicos como emocionales. Se puede utilizar
el masaje suizo, que controla tanto el estrés como la ansiedad, tan
frecuentes durante este estado. El estrés durante la gestación suelen
afectar a la madre y al feto, por lo que es recomendable tratarlo a fin de
no propiciar abortos espontáneos ni partos prematuros.

3 Estradère JDJ. Du massage, son historique, ses manipulations, ses effets physiologiques et
thérapeutiques. Paris: Adrien Delahayes; 2009.

8
Masaje facial: las técnicas de Masoterapia aplicadas en la piel del rostro
reportan beneficios mejorando el tono muscular, propiciando la relajación
y aliviando la ansiedad y el estrés que rápidamente se proyectan en ella
cuando están presentes.

Masaje shiatsu: este tipo de masoterapia se basa en la medicina


tradicional china. El shiatsu ayuda a los pacientes a equilibrar su chi en
todos los niveles. Los profesionales de Masoterapia shiatsu aplican
presión en cada meridiano de energía con sus dedos, nudillos y codos,
llegando a recurrir incluso a las rodillas. Se reportan resultados positivos

9
en personas con padecimiento de asma, trastornos emocionales, dolores
de cabeza, insomnio y problemas musculares.

Masaje thai (tailandés): Combina elementos de acupresión4 y de yoga.


El paciente ingresa en un estado de meditación donde logra trabajar su
estrés y su depresión. Es ideal para personas que padecen problemas de
las funciones motrices, tensión muscular, trastornos neurológicos,
problemas digestivos y posturales.

1.4 Efectos y reacciones fisiológicas.


El masaje, según la técnica que se emplee y su modo de aplicación,
produce sobre el organismo una serie de efectos fisiológicos, que
obedecen a mecanismos de naturaleza refleja, resultado de estímulos
cutáneos que se originan por medio del sistema nervioso autónomo, o de
índole mecánica, cuando el efecto se debe directamente a
la presión producida por el masaje realizado.

La acción refleja se produce cuando el masaje ejercido sobre la piel es


suave y deslizante - prácticamente no va acompañado de presión alguna
- por lo que no va unida a efecto mecánico. Esta acción refleja se

4 Ferrándiz VL. Quiromasaje. Primer curso. Barcelona; 2011.

10
considera como un fenómeno del sistema nervioso autónomo; da lugar a
una dilatación de los pequeños vasos y a un aumento de la permeabilidad
capilar, lo que conduce a un incremento del flujo sanguíneo de la zona,
con enrojecimiento y aumento de la temperatura transcurridos unos
minutos. Produce, asimismo, una acción sedante y un efecto relajante
general.

La acción mecánica se produce como consecuencia de las presiones


ejercidas sobre los tejidos. Estas presiones producen desplazamientos,
tanto de la sangre y la linfa hacia las zonas no comprimidas -lo que ayuda
mecánicamente a la circulación-, como de los exudados y edemas, que,
conducidos a zonas sanas, proporcionan una mayor superficie de
contacto con éstas y favorecen su reabsorción.

Así como el efecto reflejo producido por el masaje realizado suavemente


sobre la piel puede darse aisladamente, el efecto mecánico se acompaña
siempre del efecto reflejo. Además, cuanto más eficaz va siendo el efecto
mecánico, menor se va haciendo el reflejo.

A) Acción sobre la circulación sanguínea y linfática


Se produce tanto por el mecanismo reflejo como por el mecánico. Un
estímulo suave producirá una dilatación transitoria de los vasos linfáticos
y de los pequeños capilares superficiales, lo que provocará un
enrojecimiento de los tegumentos. Si el estímulo es más intenso,
aparecerá isquemia, formación de ronchas y dilatación capilar más
duradera (reacción de Lewis)5.

Mecánicamente, el masaje constituye una ayuda para la circulación, ya


que favorece el retorno venoso y linfático, y previene el éxtasis vascular.
Mediante la presión, los sistemas venoso y linfático se vacían fácilmente,
se colapsan, el líquido se desplaza de la zona comprimida y

5 Ferrándiz VL. El poder Técnico-Mental del Quiromasaje con Radiquiro. Barcelona: Cedel; 2006.

11
los productos de desasimilación son conducidos a otras vías naturales de
eliminación; de este modo aumenta la velocidad circulatoria y el
intercambio metabólico. En definitiva, un masaje bien aplicado favorece
tanto la circulación sanguínea como la linfática.

B) Acción sobre la piel


Nos hemos referido al aumento de la temperatura cutánea producido por
el masaje, consecuencia del incremento del flujo sanguíneo por la vaso
dilatación capilar producida por éste, así como de la activación que
produce la circulación sanguínea y linfática.

El masaje, en sus primeras sesiones, suaviza la piel, la vuelve más fina,


pero posteriormente, aún continuando suave, ésta aparece más dura al
tacto.

El masaje actúa sobre la superficie de la piel limpiándola de


detritus celulares y grasa; de la misma forma, elimina las células muertas
que en ella se acumulan, como consecuencia de ciertas terapéuticas que
conllevan inmovilización y oclusión de zonas más o menos extensas de
piel, como es el caso del escayolado en las fracturas. Favorece la
transpiración y la secreción grasa, ya que despeja los conductos
secretores de las glándulas sudoríparas y sebáceas, lo que facilita la
absorción cutánea.

La acción sobre las terminaciones nerviosas cutáneas sensitivas de las


fibras nerviosas sensibles es anestésica, ya que aumenta el umbral de la
sensibilidad dolorosa. Sin embargo, sobre las terminaciones nerviosas
motoras, el masaje produce una acción excitante, a la vez que aumenta
su facilidad de conducción.

12
El masaje de fricción es útil en los casos en que existan cicatrices, ya que
produce distensión y reblandecimiento del tejido fibroso, y llega a eliminar
las adherencias que se encuentran entre la piel y el tejido subyacente.

C) Acción sobre el sistema neuromuscular


Un masaje suave y superficial, por mecanismo reflejo, produce dilatación
capilar y relajación muscular, lo que da lugar a sedación. Un masaje más
rápido y profundo, por su acción mecánica, produce estimulación, mejora
la excitabilidad muscular y produce deseo de actividad.

El masaje, al producir un aumento de la circulación, da lugar a un mejor


aclaramiento de los productos de desecho y proporciona mayor cantidad
de sangre fresca y oxigenada; de este modo mejora la nutrición muscular,
su flexibilidad y -en definitiva— su vitalidad.

Otra acción de las manipulaciones masoterápicas que hay que tener en


cuenta es el hecho de que no alteran el equilibrio ácido-básico, como
sucede con el ejercicio, que da lugar a acidosis. Además, impide la
concentración de ácido láctico y de otros metabolitos.

A pesar de estas acciones beneficiosas sobre los músculos, es necesario


hacer constar que el masaje no aumenta la fuerza ni la masa muscular, ni
impide por sí solo la atrofia muscular.

El incremento del flujo sanguíneo que origina el masaje produce también


una mejoría en la nutrición de los nervios periféricos; éstos, según sean
sensitivos, motores o secretores, responderán de forma diferente. Así,
sobre los nervios sensitivos, el masaje produce una disminución de su
sensibilidad, disminuyendo la percepción del dolor por lo que su acción es
anestésica; sobre los motores, aumenta su excitabilidad, la contracción
muscular y los deseos de actividad, y sobre los nervios secretores, da

13
lugar a un aumento de la actividad secretora de las vísceras por ellos
inervadas.

Finalmente, la acción del masaje sobre una extensa superficie corporal


produce una sensación de bienestar consecuente a sus efectos tónicos y
sedantes.

D) Otros efectos
La atención individualizada y continua en el enfermo que exige el masaje
hace que sus efectos psicológicos sean, en muchos casos, tan
beneficiosos como los efectos fisiológicos.

El masaje, tanto por el mecanismo reflejo como por el directo, influye


beneficiosamente sobre la circulación (como ya se ha indicado), sobre
la respiración, sobre la digestión y sobre otras funciones vitales.

Cabe señalar, por último, que las alteraciones articulares se ven también
favorecidas por la acción mecánica del masaje. Éste genera una
mayor elasticidad de sus componentes retraídos, facilita la absorción de
los exudados articulares y contribuye a la resolución de adherencias peri
y endoarticulares6.

Las tentativas del hombre por perfeccionar y hacer más eficaz la acción
del masaje se realizan desde hace mucho tiempo. Se ha tratado de
sustituir las manos del masajista por diferentes aparatos los cuales,
además de facilitar su labor permitirían la atención de un mayor número
de pacientes, sin embargo, hay que tener en cuenta que los aparatos no
puedan sustituir completamente las manos dirigidas conscientemente y
además, que éstos son capaces de sentir el estado de la piel y los
músculos y percibir sus más mínimas reacciones.

6Igual Camacho C, Muñoz Díaz E, Aramburu de Vega C. Fisioterapia general: Cinesiterapia.


Madrid: Síntesis; 2005.

14
La importancia del masaje en el deporte es grande, pues gracias a él, la
capacidad de trabajo se restablece más pronto, el cansancio desaparece,
el deportista se mantiene en buen estado. Por eso se debe aplicar en
todos los casos cuando el deportista realiza un trabajo intenso.
 Favorecer el logro rápido de la forma deportiva.
 Conservar la forma deportiva por tiempo prolongado.
 Preparar al deportista de manera afectiva con vistas a la competencia.
 Eliminar la fatiga
 Eliminar la acidosis muscular.-.
 Activar al máximo las funciones del organismo.
 Acondicionamiento de los músculos y articulaciones.
El masaje de entrenamiento ayuda a corregir esos fenómenos
manteniéndose así un alto nivel de entrenamiento. Por eso este tipo de
masajes forma parte de los medios de entrenamiento deportivo.

1.5 Bases generales de la técnica de aplicación.


En la actualidad, existe bastante uniformidad en la denominación de las
distintas maniobras utilizadas en masoterapia, maniobras que difieren
según la parte de la mano con la que se realizan, la presión ejercida,
la dirección de la maniobra, su ritmo y velocidad, y los efectos esperados.

1. Frotación
Es un masaje superficial que se realiza con gran suavidad, deslizando la
palma de la mano o el pulpejo de los dedos sobre la superficie cutánea.
La mano, a ritmo lento, recorre varias veces la zona y el masajista la
levanta cuando llega al extremo del recorrido. La dirección del masaje es,
generalmente, centrípeta, si bien cuando se actúa sobre un músculo se
sigue el sentido de sus fibras. La presión ejercida debe ser gradual, suave
y uniforme.

15
Esta técnica favorece los flujos de retomo venoso y linfático, y produce un
aumento de la circulación de la superficie de la piel. Su principal efecto es
analgésico, ya que insensibiliza poco a poco la superficie de la piel y
prepara al paciente para poder ser sometido a otros tipos de masaje que
utilizan presiones más enérgicas. Otro efecto que hay que tener en cuenta
es la relajación muscular y psíquica que produce, la cual, junto con las
otras acciones, hace que sea ésta la maniobra con la que comienza y
termina cualquier programa terapéutico de masoterapia.

Si la frotación o deslizamiento de la mano sobre la superficie cutánea se


realiza de forma más enérgica, nos encontramos ya, no ante la frotación
superficial a la que principalmente nos hemos referido, sino ante la
frotación profunda cuya finalidad terapéutica es el efecto de depleción de
venas y linfáticos7, por lo que es de gran utilidad en el edema.

La frotación superficial, sin embargo, tiene su máxima utilidad como


analgésica o calmante y como relajante muscular y psíquica.

7 Ferrándiz VL. Quiromasaje. Segundo curso. Barcelona; 2012.

16
2. Fricción
En estas maniobras no existe deslizamiento de la mano sobre la piel del
paciente. La mano se adhiere firmemente a la piel y la moviliza sobre los
planos subyacentes: es el plano superficial el que se moviliza sobre los
planos profundos tanto como lo permite su elasticidad.

En esta técnica se aplica una cierta presión y el sentido de la maniobra


depende de la zona que hay que tratar: es circular cuando se actúa sobre
una región aplanada; longitudinal, si se hace sobre las extremidades, o en
estrella, en el caso del masaje del periostio de Vogler8. Se realiza, según
la zona que hay que tratar, fundamentalmente con las puntas de los
dedos, la yema del pulgar o el talón de la mano.

Sus objetivos terapéuticos son: actuar sobre las cicatrices liberando los
tejidos fibróticos adheridos, favorecer la evacuación de edemas y
hemorragias, favorecer la absorción de exudado, reducir el espasmo
muscular, actuar sobre los procesos inflamatorios peri articulares,
atenuándolos y contribuyendo así a su más rápida resolución, y por último
provocar efectos reflejos sobre los puntos gatillo al presionar sobre ellos.

8 Delgrás M. Nuevo método de curar las enfermedades por medio de las frotaciones y
sobamientos. Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia (Cuarta serie). 2006; 3:3-4.

17
3. Amasamiento
Consiste en maniobras que comprimen y movilizan los músculos y los
tendones bajo los dedos de la mano. Se utilizan una o las dos manos para
abarcar el grupo muscular entre el pulgar y los cuatro dedos restantes: se
presiona y posteriormente se suelta, con un movimiento de estiramiento o
circular al terminar la manipulación.

La presión ejercida es poco intensa e intermitente, no existe deslizamiento


de la piel y las manos pueden no variar de posición durante el tiempo que
dure el masaje, o pueden ir desplazándose a lo largo del músculo o de la
extremidad.

Las manos se mueven desde la inserción distal del músculo hasta la


proximal, con maniobras perpendiculares o paralelas a la dirección de las
fibras musculares, que poco a poco irán distendiéndose y relajándose.

El objetivo terapéutico de estas maniobras es favorecer la circulación, al


mejorar el retorno venoso y el drenaje linfático, así como provocar la
eliminación de los productos de desecho. Mediante maniobras de
atrapamiento repetidas, ejerciendo presión y soltando con un movimiento
de estiramiento, se consigue movilizar la zona adyacente. Puede
esperarse, asimismo, el reblandecimiento de las adherencias y tejidos
fibróticos que se encuentran entre la piel y los tejidos subcutáneos de las
zonas tratadas.

18
4. Percusión
Consiste en un golpeteo enérgico de los tejidos con las manos relajadas
y en movimientos rápidos alternantes. La mano, para la realización de este
movimiento de martilleo, puede disponerse de diferentes formas, según
cada caso. Así, la percusión puede realizarse con la palma de la mano,
con su borde cubital con la eminencia hipotenar, con la yema de los dedos,
etc.

Por lo general, las percusiones son, en un principio, débiles;


posteriormente se aumenta su intensidad de forma gradual. Las manos
actúan alternativamente: una permanece en reposo mientras la otra
trabaja.

En el caso de tratamientos de regiones particularmente sensibles y


ricamente inervadas, algunos autores aconsejan una percusión suave con
el borde cubital de los cuatro últimos dedos de la mano movilizando la
muñeca, que deberá estar relajada.

Cuando la percusión se realiza con la yema de los dedos, manipulación


para algunos excepcionales, deberá ser perpendicular a la superficie
tratada y se deberá tener especial cuidado con la presión ejercida sobre
los tegumentos, ya que en caso contrario será desagradable para el
paciente y podrá dar lugar a contracturas musculares más o menos
permanentes.

19
Fisiológicamente producirá una estimulación de las estructuras
subcutáneas, tanto de las terminaciones nerviosas periféricas, que
transmiten los impulsos con mayor intensidad, como de los vasos, lo que
dará lugar a un flujo sanguíneo más activo y a una mayor irrigación
muscular.

5. Sacudimiento
La mano, en firme contacto con la piel, transmite a los tegumentos una
especie de temblor rítmico, una serie de oscilaciones producidas por
contracciones y relajaciones rápidas de los músculos del antebrazo. Son
los dedos de la mano los que, firmemente apoyados sobre la zona que
hay que tratar, la hacen vibrar por el movimiento que a ellos se ha
transmitido desde el codo, por medio del antebrazo.

Produce relajación. Su principal efecto es sedante, ya que actúa sobre la


hiperexcitabilidad, tanto de los nervios motores como de los sensitivos.

Son maniobras que entrañan dificultad para el masajista, el cual, en


ocasiones termina contracturado; por este motivo se han fabricado
aparatos que producen este efecto (vibradores) por acción mecánica o
eléctrica. Pero, como hemos indicado anteriormente, en masoterapia
nada puede mejorar la flexibilidad y la adaptabilidad de la propia mano,
así como ningún aparato poseerá el sentido del tacto que de tan gran
utilidad es en estas manipulaciones. Sin embargo, pueden utilizarse
vibradores en afecciones dolorosas de los miembros y, sobre todo, en

20
lesiones locales y bien delimitadas, aun con resultados inferiores a los de
las manipulaciones.

Entre los vibradores, los de elección son los accionados por electricidad,
en los que el movimiento se transmite por un árbol flexible a una pieza
terminal de formas varias, que se adaptan a las más diversas regiones.

6. Movimientos Pasivos (movilizaciones).


En caso de necesidad de prevenir inactividad de las articulaciones y
eliminar las contracturas en la sesión de masaje, se introducen los
movimientos pasivos; pero generalmente es considerado necesaria
su introducción e incluso muchos masajistas consideran que resulta
inconclusa la sesión de masaje sin la utilización de esta manipulación.

Son los movimientos normales y fisiológicos característicos de cada


articulación, sin la participación activa del sujeto masajeado.
Generalmente se realizan a tempo lento.

La dirección y la amplitud de estos deben estar en estricta


correspondencia con la forma de la articulación. Bajo la acción de los
movimientos pasivos, mejora la nutrición de los tejidos blandos que
rodean la articulación, se activa la reabsorción de exudados y
hemorragias, además, se recuperan las funciones de las articulaciones y
de los ligamentos acortados9. El continuo estado de inmovilidad de la
articulación conduce primeramente a la contractura (falta de movimiento),
más adelante, si no se realizan movimientos activos o pasivos, al
anquilosamiento; es decir, a la completa inmovilidad de la articulación. Los
movimientos pasivos tienen amplia aplicación en el masaje terapéutico.
En el masaje deportivo, estos se utilizan para mantener la movilidad
completa de las articulaciones, mejorar la reabsorción en la región de las

9 Jütte R. Geschichte der Alternativen Medizin. München: Beck; 2006.

21
articulaciones después de sesiones fatigosas de ejercicios físicos, así
como para eliminar las secuelas de los traumas deportivos.

6. Otras
Algunos autores incluyen entre las maniobras fundamentales: la
trepidación, la gelotripsia y el pellizcamiento.

La trepidación es la aplicación de oscilaciones con una frecuencia de entre


4 y 8 por minuto; sus objetivos son los mismos que los de la vibración,
antes expuestos.

La gelotripsia persigue la liberación de cicatrices y adherencias, y se


realiza aplicando el nudillo de los dedos con escaso deslizamiento, tras
frotación o fricción.

El pellizcamiento consiste en asir entre el pulgar y el índice un repliegue


cutáneo; esta técnica se utiliza en algunas afecciones, como la celulitis.

1.6 Indicaciones y contraindicaciones.


Indicaciones
De las reacciones fisiológicas que produce el masaje derivan sus
indicaciones terapéuticas, de tal forma que este tratamiento podrá ser de
gran utilidad en las afecciones en las que el objetivo sea:
 Un efecto analgésico.
 Una acción tónica y sedante.
 Favorecer la circulación sanguínea o linfática.
 Facilitar la absorción de exudados y eliminar el detritus y células
muertas.
 Distender y reblandecer los tejidos fibrosos.
 Disminuir la tensión de los músculos, conseguir su relajación y mejorar
su contractilidad.

22
Resumimos, seguidamente, las indicaciones del masaje sin especificar
todos y cada uno de los procesos en que podría prescribirse:
 Dolores musculares, tendinosas y periarticulares.
 Neuralgias diversas.
 Parálisis y contracturas
 Hemiplejia en fase espástica.
 Insomnio, por su efecto sedante.
 Edemas, ya que facilita el vaciamiento de los linfáticos afectados.
 Varices, ya que estimula la circulación colateral y alivia la congestión.
 Trastornos tróficos y hemodinámicas arteriales, como en el caso de la
tromboangitis obliterante, ya que alivia el espasmo y elimina los
productos de desecho.
 Hematomas de pequeño volumen, para ayudar a su reabsorción.
 Celulitis, afección en la que se añadirá siempre el ejercicio.
 Cicatrices y adherencias.
 Problemas musculares, tendinosos o articulares, como contracturas
musculares, miositis, bursitis, tendinitis o tenosinovitis, fracturas en
fases tardías, esguinces, luxaciones, artrosis, etc.
 Indicamos, por último, su utilidad como tratamiento adyuvante en
procesos muy diversos: cardíacos, como en las valvulopatías;
respiratorios, como en el asma, el enfisema y tras cirugía torácica;
abdominales, como en la atonía gástrica e intestinal, y ginecológicos,
como en el caso de las dismenorreas, ptosis uterina, secuelas de
intervenciones quirúrgicas, parto, etc.

Contraindicaciones
En líneas generales podemos afirmar que el masaje está contraindicado
en todos aquellos procesos en los que la sensibilidad tisular esté
aumentada y que, por tanto, por su fragilidad, estén expuestos a que el
efecto mecánico de las manipulaciones pueda dar lugar a alteraciones
o accidentes graves.

23
Resaltamos:
 Procesos inflamatorios e infecciosos agudos de piel, tejidos blandos
o articulaciones, por el riesgo de diseminación.
 Flebitis aguda, por el peligro de formación de coágulos, trombosis —
ya que puede producir el desprendimiento del coágulo—, embolismo,
várices venosas severas y linfangitis.
 Tumores malignos, a fin de evitar su pasible diseminación.
 Fracturas y otros traumatismos recientes.
 Procesos reumáticos en fase evolutiva.
 Procesos litiásicos de cualquier localización.
 Embarazos.
 Afecciones localizadas en zonas de encrucijada vascular o nerviosa,
como son el hueco poplíteo, el triángulo de Scarpa, las axilas, la
región anterior del codo y la zona anterior del cuello.

1.7 Condiciones técnicas e higiénicas del masaje.


Características del local.
 El local de masajes debe estar bien ventilado y si es necesario utilizar
aparatos de extracción de aire, aire acondicionado, grandes
ventiladores o grandes ventanales, pero que no sea muy frío, debe
existir una temperatura adecuada, alrededor de los 22 0 centígrados
 Debe ser un local seco, donde la humedad relativa no debe
sobrepasar el 60 %.
 Con una iluminación adecuada.
 Con duchas para garantizar el baño del deportista antes de la sesión
de masaje.

Mobiliario adecuado
 Mesa para la aplicación del masaje con las siguientes dimensiones,
aproximadamente:
 175-190 cm de largo
 55 cm de ancho

24
 70 cm de alto
 Rodillos o cabeceras ajustables a las mesas.
 Presentar archivo para documentos, sábanas, toallas, jabón y talco,
aceites o linimentos.
 Escalera-banco de dos peldaños para el masajista.

Características del masajista


 La persona que va a llevar a efecto el masaje debe tener conocimientos
de anatomía y fisiología y dominar a la perfección las técnicas del
masaje, manos limpias y uñas cortas.
 No debe portar prendas que puedan dañar al deportista o paciente.
 Debe llevar un vestuario adecuado para la actividad, preferentemente
mangas cortas.
 Economizar la energía, debido a que la actividad requiere de mucho
esfuerzo y debe mantener su capacidad de trabajo en toda la jornada.
 Se recomienda hacer 2 ó 3 descansos de entre 5 y 10 minutos.
 Debe tener amplios conocimientos de las características específicas
del deportista o sujeto a masajear, es decir, su estado funcional, la hora
del día que sea más efectiva para el tratamiento, etc.
 Debe conocer las particularidades de cada deporte y determinar en qué
grado trabajan los grupos musculares durante el entrenamiento o
competencia. Esto se logra mediante un trabajo coordinado con el
entrenador y el médico.

Características del paciente


 No debe recibir las aplicaciones del masaje con la piel sucia.
 Para garantizar la efectividad del masaje es de vital importancia no
presentar contraindicaciones del médico o entrenador.
 El vestuario debe ser lo más ligero posible, en el caso de los hombres,
trusa y las mujeres, blusa abierta atrás y sin mangas.

25
CAPÍTULO II
MASOTERAPIA DURANTE EL EMBARAZO

2.1 Concepto.
Consiste en un tratamiento para relajarse y aliviar tensiones pero,
también, en un método eficaz de mitigar el dolor y los efectos de algunas
de las dolencias más comunes de la gestación.

“Después de superar el primer trimestre de gestación, las mujeres


embarazadas pueden recurrir a los masajes”.

2.2 Beneficios de la masoterapia para embarazadas.


La percusión requiere que las manos del masoterapeuta golpeen suave y
rápidamente el cuerpo del paciente en forma ahuecada. Es una técnica
estimulante de los nervios que genera una importante irrigación a nivel
muscular10.

Otra de las técnicas populares es la hachadura, ejercida mediante


movimientos sucesivos realizados con el borde de las manos dejando que
los dedos del masoterapeuta golpeen unos con otros. Se debe generar
pequeños impactos enérgicos en las zonas que el paciente lo requiere.
Normaliza el tono muscular y estimula la circulación.

10Kamenetz HL. Historia del masaje. En: Licht S,editor. Masaje, manipulación y tracción.
Barcelona: Toray; 2003.

26
El amasamiento se basa en comprimir la piel, los tejidos subcutáneos y
los músculos subyacentes del paciente que acude a una sesión de
Masoterapia. Consiste en tomar, deslizar y elevar los tejidos musculares
buscando despegar planos profundos y desplazarlos transversalmente a
ambos lados.

Durante la aflicción de la técnica de compresión el masoterapeuta no


desplaza los dedos, sino que comprime y presiona la zona a tratar de
manera estática o con deslizamientos. Consiste en comprimir la región del
cuerpo con un ritmo y una intensidad constantes.

La vibración se realiza a partir de una presión estática y una variación de


intensidad rítmica que producen movimientos de breve oscilación sobre la
zona a tratar. Estimula el sistema circulatorio y seda el sistema nervioso.
Además de las seis técnicas explicadas, existe lo que en Masoterapia se
denomina como técnicas adaptadas de las técnicas de masaje básico.
Entre ellas se encuentran las sacudidas, el pellizcamiento11 y las
torsiones. Las primeras derivan de la vibración, por lo que logra que los
músculos se suavicen y relajen, que se acelere la circulación sanguínea y
reestablezca el tono muscular y que mejore el estado de las
articulaciones. La segunda técnica, basada en la percusión y en la
tachadura, suele aplicarse en el masaje deportivo y de heridas con
cicatrices adheridas. La tercera está basada en el amasamiento y es
utilizada para descontracturar mediante la eliminación de la tensión
muscular.

2.3 Tipos de Masajes para embarazadas.


Masaje terapéutico en el embarazo:
Este tipo de tratamiento está orientado al alivio de algunos de los dolores
más frecuentes, como los provocados por contracturas musculares o por

11 Biriukov. Anatolik A (1993) Masaje Deportivo. Barcelona, ED. Paidotribo.

27
la ciática. Esta afección es muy común en la gestación, consecuencia de
la inflamación del nervio ciático; produce un dolor intenso en la zona
lumbar, que se puede extender al resto de la pierna. El masaje en las
zonas afectadas alivia el dolor y ayuda a reducir la tensión muscular12.

Masaje circulatorio:
Se puede realizar desde el cuarto mes de embarazo para activar la
circulación de la mujer embarazada y prevenir, de ese modo, problemas
relacionados con la retención de líquidos. El terapista incidirá, sobre todo,
en las extremidades, especialmente en las inferiores (piernas) que es
donde existe mayor riesgo de hinchazón y pesadez por las alteraciones
circulatorias que se producen durante el embarazo.

12CD de la Maestría Comunitaria Actividad Física en la Comunidad, guía estudio, Diplomado


Básico. Colectivo de autores (2005). Masaje deportivo. La Habana Cuba.
Consulta GOOGLE.COM:VE/

28
Masaje relajante:
El estrés o ansiedad que afecta a muchas mujeres durante la gestación
puede eliminarse o, al menos, disminuirse con un certero masaje que
ayude a relajar el cuerpo y la mente de la futura madre; en especial
cuando se disfruta en un ambiente tranquilo y acogedor. La mujer puede
recibir bien un masaje corporal genérico (que incluya distintas zonas) o
bien una manipulación en alguna parte específica del cuerpo, como la
cabeza o los pies13.

Drenaje linfático en embarazadas:


Esta técnica de masaje fisioterapéutico está indicada para las mujeres
embarazadas que padecen un exceso de retención de líquidos durante la
gestación. Se recomiendan en las últimas fases del embarazo, cuando los
síntomas de hinchazón -que se producen, en especial, en los pies y los
tobillos- resultan muy incómodos para la gestante e incluso impiden
mantener la actividad habitual diaria. El drenaje consiste en masajear las
zonas afectadas para encauzar el líquido retenido hacia el torrente
sanguíneo y, así, facilitar su eliminación por vías naturales14.

13 Roca, R. (2002).Tema de Medicina Interna. Tomo I 4°edición. Ciudad de la Habana:


editorial ciencia médica.
14 Rivero, Ana L. (2006). Clase práctica de masaje. La Habana Cuba.

29
2.4 Masaje Prenatal.
A medida que su bebé va creciendo en su vientre, la mujer embarazada
notará cambios en su cuerpo que, más tarde o más temprano, podrán
afectar a su espalda, sus piernas y pies.

Para evitar que la mujer embarazada sufra con la hinchazón, problemas


circulatorios, calambres, insomnio, dolor de cabeza y otras molestias, es
aconsejable que ella se apunte a algunas sesiones de masaje o pide a su
pareja que lo haga. Los beneficios de los masajes durante el embarazo
son positivos no solo para la madre como también para el bebé15.

15
Kamenetz HL. History of massage. En: Basmajian JV, editor. Manipulation, traction, and
massage. 3.ª ed. Baltimore: Williams & Wilkins; 2005. p. 3-21, 211-55.

30
El bienestar, la relajación y la tranquilidad que experimenta la madre
acaban siendo transmitidos al bebé que lleva dentro. El masaje prenatal
en la embarazada es positivo por algunas razones:
1- Ayuda a la mujer a relajarse física y emocionalmente.
2- Estimula el sueño de la mujer, evitando el insomnio. La mujer dormirá
mejor.
3- Estimula el sistema glandular de la mujer estabilizando las hormonas.
4- Evita la ansiedad y la depresión
5- Ayuda a equilibrar las emociones de la mujer.
6- Estimula la circulación.
7- Alivia los dolores musculares.
8- Mantiene la elasticidad y flexibilidad del cuerpo de la mujer.
9- Hace con que la mujer se sienta más ágil y ligera.
10- Alivia la presión en la espalda, cuello y en las articulaciones por la
ganancia de peso.
11- Elimina líquidos y toxinas, combatiendo la fatiga.
12- Disminuye el riesgo de estrías.
13- Previene la hinchazón, calambres, etc.
14- Libera tensiones y estrés.

Antes de tomarse un masaje, es recomendable que la mujer embarazada


consulte a su médico. Sólo él podrá darle la señal verde para el masaje e
indicar qué tipo de masaje es más recomendable, y en qué zonas del
cuerpo podrá ser aplicada. Normalmente el masaje en la espalda baja y
en el abdomen son los más desaconsejados. Los masajes más indicados
son los que son aplicados sin presiones profundas o golpes, al rostro, las
manos, los brazos, huesos del tobillo, planta los pies, y principalmente
después de pasados los tres primeros meses de la gestación.

Sería interesante que la pareja de la mujer se involucrara durante el


masaje y que se usen cremas y aceites con olores que agraden a la mujer.
En los masajes para la mujer embarazada se incluyen técnicas como

31
reflexología, Shiatsu, y otras. El masaje prenatal puede ser diario y
extenderse entre 10 a 60 minutos. Debe ser realizado en un ambiente
tranquilo y relajado, y si posible acompañado de música suave y de
buenos olores16.

2.5 Masaje Perineal durante el Embarazo.


El masaje perineal durante la gestación reduce las probabilidades de
sufrir episiotomías y desgarros durante el parto. Aunque al principio esta
técnica puede resultar difícil de aplicar, sus beneficios son grandes, ya
que incrementar la elasticidad del periné, ayuda a evitar y/o minimizar la
presencia de trauma durante el parto.

El trauma perineal es una de las complicaciones más frecuentes en el


período expulsivo del parto, bien como desgarro perineal o por realización
de episiotomía.

El porcentaje de episiotomías que se practica en la actualidad supera con


creces lo recomendable. Según la OMS: “La episiotomía sistemática no
está justificada en absoluto. Deberían estudiarse otros métodos de
protección del periné y ser adoptados si se demuestra su validez”.

Las recomendaciones de la OMS dicen que no hay evidencia clara y


demostrable de que el uso rutinario de la episiotomía tenga un efecto
beneficioso sobre la mujer, y que tasas superiores al 30% no están
justificadas.

Una valoración correcta del periné, el uso adecuado de métodos de


protección de éste durante el periodo expulsivo y su
adecuada preparación durante el embarazo, deben considerarse una
alternativa válida frente a la episiotomía.

16
Blay, A: "Relajación y energía". Ed. Elicen.

32
2.6 Causas del trauma perineal.
Algunos de los factores que influyen en la aparición de trauma
perineal son susceptibles de intervención por parte de la matrona, como
son:
- El tono y la elasticidad del periné, que pueden modificarse con
técnicas de preparación perineal (ejercicios de Kegel, vasculación pélvica,
baños de asiento, aplicación de compresas calientes, MP antenatal y
durante el expulsivo).

- La salida de la cabeza fetal de forma controlada, mediante los pujos


espontáneos o naturales.

- Las maniobras de protección perineal y el refrenamiento activo de la


cabeza fetal durante el expulsivo.

- La postura que reduzca la presión sobre el periné y la distribuya por


igual (en cuclillas, sentada, en silla de parto, decúbito lateral).
- El ejercicio y la ganancia de peso durante el embarazo.

Otros, sin embargo, no son modificables, como la edad materna, la


paridad, la duración del expulsivo, la analgesia (epidural o pudenda)
durante el parto, la sospecha de pérdida de bienestar fetal, el parto
instrumental, la presentación y posición fetal, el peso del recién nacido, la
presencia de episiotomía previa, la presencia de estrías, la distocia de
hombros, la etnia, la patología materna y el peso previo al embarazo.

La FAME ha publicado recientemente un documento de consenso para la


iniciativa del parto normal. En él se recoge que el masaje perineal durante
la gestación es efectivo para reducir el trauma perineal y las
episiotomías.

33
La aplicación del masaje durante el tercer trimestre de gestación persigue
estirar y ablandar los tejidos, incrementar la elasticidad del periné y
familiarizar a la mujer con la sensación de estiramiento, permitiendo relajar
más esta zona durante el parto.

Es cierto que la aplicación del masaje perineal puede ocasionar molestias


durante las primeras semanas, pero éstas irán desapareciendo
gradualmente. Para evitarlas se debe comenzar la técnica sin forzar los
movimientos dando tiempo a que los tejidos se habitúen al masaje.

Hay mujeres a las que les cuesta aplicarse el masaje, por lo que es
necesario la colaboración de la pareja en la técnica, favoreciendo así los
periodos de intimidad entre ellos.

No debemos “agobiarnos” por realizar una técnica perfecta del masaje,


siendo más importante la constancia en su seguimiento. La propia mujer
y su pareja verán los efectos rápidamente, observando como su periné
cada vez es capaz de alcanzar una mayor distensión de los tejidos con
menores molestias17.

17 Kellogg JH. The art of massage. Battle Creek: Modern Medicine Publishing Co.; 2007.

34
A lo largo del año 2006, se publicaron 4 revisiones sobre la aplicación de
MP antenatal, en la revista Contemporany OB/GYN y en Birth en junio, en
la Clinical Advisor en mayo y en The Cochrane library. Todas ellas
coincidieron en que la aplicación de MP antenatal en las 4-5 últimas
semanas del embarazo reducía la probabilidad (hasta en un 15%) de
trauma perineal -incluida episiotomía- en los partos vaginales, siendo
mayor el beneficio si la mujer no tenía un parto vaginal previo. Otra de las
conclusiones era que generalmente el masaje es bien aceptado por las
mujeres.

El masaje se puede aplicar con distintos lubricantes, los más usuales son
el aceite de rosa de mosqueta, el aceite de almendras dulces y el
aceite de oliva.

Es recomendable el aceite de rosa de mosqueta en cápsulas monodosis


Twist-off de 0.5ml con vitamina E natural (tocoferol) añadida (antioxidante
que preserva las propiedades del aceite) por ser uno de los aceites más
hidratantes que se conocen. En su composición destaca un alto
porcentaje de ácidos grasos insaturados (linoleico en un 49% y linolénico
en un 34%) que en el organismo actúan como precursores de las
prostaglandinas, las cuales, entre otras funciones, intervienen en la
regeneración celular de membranas, mecanismos de defensa y procesos
fisiológicos y bioquímicos de regeneración de tejidos.

35
CONCLUSIONES

1. El masaje para embarazadas se considera una técnica de educación


motriz para edades tempranas. Estas técnicas favorecen el desarrollo de
la motricidad del niño. Son tempranas en cuanto a que se pueden aplicar
ya desde el embarazo de la madre. Existen técnicas de masaje para la
madre embarazada que la ponen en contacto con su hijo.

2. Al masajear el vientre tenemos que tener en cuenta la postura de la mujer


embarazada, para que no haya tirantez en la barriga mientras está
tumbada es bueno poner cojines bajo la espalda y que mantenga las
rodillas flexionadas. Los movimientos que se darán sobre el vientre serán
muy suaves, como olas que se propagan hasta el bebé.

3. Los masajes tienen un efecto relajante para la mujer durante el embarazo


y ayudan a aliviar la tensión acumulada durante la gestación. También le
permiten disfrutar de un tiempo de tranquilidad para sí misma, que
revitaliza en el plano psicológico y emocional y le dota de nuevas fuerzas
para afrontar el resto del embarazo.

4. El embarazo es una de las épocas más especiales en la vida de una


mujer. Es también una época en la que el cuerpo experimenta muchos
cambios. Estos cambios son a nivel estructural, psicológico, físico,
espiritual y social. Algunos de los cambios son estresantes e incómodos,
el masaje puede ayudar a reducir algunas de las molestias del embarazo.

36
El masaje durante el embarazo es muy beneficio en casos de embarazo
normal. El masaje para embarazadas puede incluir varias técnicas como
reflexología, sueco u otras.

5. El masaje antiestrés sirve para relajarnos después de un duro día; en él


se emplean extractos de plantas aromáticas relajantes, para contribuir a
la máxima relajación. Es una técnica muy antigua procedente de Oriente.
Sus beneficios sobre el aparato circulatorio son innumerables. La terapia
facilita el retorno venoso de la sangre al corazón usando distintas
técnicas.

37
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Artigas, J: "Manual Práctico de Masaje". Ed. Cedel.

2. Biriukov. Anatolik A (1993) Masaje Deportivo. Barcelona, ED. Paidotribo.

3. Blay, A: "Relajación y energía". Ed. Elicen.

4. CD de la Maestría Comunitaria Actividad Física en la Comunidad, guía


estudio, Diplomado Básico. Colectivo de autores (2005). Masaje
deportivo. La Habana Cuba. Consulta GOOGLE.COM:VE/

5. Popov, S. (1988). La cultura física terapéutica. Ciudad de La Habana:


editorial Pueblo y Educación.

6. Rivero, Ana L. (2006). Clase práctica de masaje. La Habana Cuba.

7. Roca, R. (2002).Tema de Medicina Interna. Tomo I 4°edición. Ciudad de


la Habana: editorial ciencia médica.

8. Delgrás M. Nuevo método de curar las enfermedades por medio de las


frotaciones y sobamientos. Boletín de Medicina, Cirugía y Farmacia
(Cuarta serie). 2006; 3:3-4.

9. Estradère JDJ. Du massage, son historique, ses manipulations, ses effets


physiologiques et thérapeutiques. Paris: Adrien Delahayes; 2009.

38
10. Ferrándiz VL. Quiromasaje. Primer curso. Barcelona; 2011.

11. Ferrándiz VL. Quiromasaje. Segundo curso. Barcelona; 2012.

12. Ferrándiz VL. El poder Técnico-Mental del Quiromasaje con Radiquiro.


Barcelona: Cedel; 2006.

13. Igual Camacho C, Muñoz Díaz E, Aramburu de Vega C. Fisioterapia


general: Cinesiterapia. Madrid: Síntesis; 2005.

14. Jütte R. Geschichte der Alternativen Medizin. München: Beck; 2006.

15. Kamenetz HL. Historia del masaje. En: Licht S,editor. Masaje,
manipulación y tracción. Barcelona: Toray; 2003.

16. Kamenetz HL. History of massage. En: Basmajian JV, editor.


Manipulation, traction, and massage. 3.ª ed. Baltimore: Williams & Wilkins;
2005. p. 3-21, 211-55.

17. Kellogg JH. The art of massage. Battle Creek: Modern Medicine
Publishing Co.; 2007.

39