Está en la página 1de 10

H.

OCTAVO TRIBUNAL COLEGIADO DEL PRIMER CIRCUITO


EN LA CIUDAD DE MÉXICO, DISTRITO FEDERAL
P R E S E N T E.
C. _____________________,
en mi carácter de mandatario de la parte actora,
así como TERCERO PERJUDICADO, con domicilio para oír y recibir toda
clase de
notificaciones
el ubicado
_______________________________________________________________
,
en esta ciudad de México, Distrito Federal
, autorizo para oírlas en mi nombre, en términos
del artículo 27 de la Ley de Amparo, a los CC. LICS.
_____________________________________________________________________
, indistintamente,
ante este H. Tribunal, con el debido respeto comparezco para exponer:
Que vengo en tiempo y forma a adherirme al amparo en términos del
artículo 182 de la Ley de Amparo vigente a partir del 3 de abril del presente año,
mismo
AMPARO ADHESIVO respecto del JUICIO DE GARANTÍAS promovido por
el C.
__________________, parte vencida en sentencia de fecha 3 de abril de 2013,
dictada por el
C. Juez Sexagésimo Quinto de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia del Distrito
Federal
dentro del juicio ejecutivo mercantil ____/2012, seguido por
_______________________-, .S.A
DE C.V., SOFOL FILIAL en contra del C. ________________________.
En cuanto a la autoridad responsable
En lo que se refiere a las autoridades, me permito manifestar que son ciertos pero
resulta
falso que estos constituyan violación constitucional alguna ya sea
conforme al
procedimiento o bien en cuanto al fondo del negocio planteado en perjuicio del
quejoso, el
C. __________________, hoy demandante de garantías, ya que son actos realizados
en total
y absoluto apego a las leyes previamente establecidas al caso que nos ocupa, en
todas y
cada una de las actuaciones llevadas a cabo.
En cuanto al acto reclamado
Es claro, que la sentencia de fecha 3 de abril de 2013, dictada por el C. Juez
Sexagésimo
Quinto de lo Civil del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal dentro del juicio
ejecutivo mercantil ___/2012, seguido por _____________________, .S.A DE C.V.,
SOFOL
FILIAL en contra del C. __________________, se encuentra en total apego a la ley,
así como
dicho procedimiento seguido en juicio natural que nos atañe, así como también la
actora
en el mismo juicio agotó todas instancias procesales hasta llegar a sentencia, la cual
favorece a la actora en el juicio natural.
En cuanto a los antecedentes
Respecto del antecedente marcado con el numeral 1, del juicio de garantías
promovido
por el C. ____________________, es cierto.
Respecto del antecedente marcado con el numeral 2, del juicio mencionado anterior,
es
parcialmente cierto, ya que de acuerdo al auto de fecha 18 de enero de 2013, el
término
para contestar la demanda del juicio natural, corrió del día 16 al 28 de noviembre de
dos
mil doce, mismo que se publicó el día 21 de enero de 2013 por medio de boletín,
aunado
a lo anterior dicho auto quedó firme, sin que se opusiera algún recurso en contra del
mismo, dando pié a continuar con la secuela procesal hasta llegar a sentencia.
Respecto del antecedente marcado con el numeral 3, del juicio mencionado anterior,
es
parcialmente cierto, toda vez que como se menciona en el párrafo inmediato anterior,
el
escrito de contestación de demanda fue presentado en fecha posterior al término que
tenía el demandado para contestar la demanda, exponer excepciones y ofrecer
pruebas,
certificación señalada por auto de fecha 18 de enero de 2013, dando como resultado
la
pérdida del derecho del demandado. Por lo consiguiente, en fecha 6 de febrero de
2013,
se le tiene por acusada la rebeldía, mismo auto que tampoco fue recurrido de ninguna
manera por la parte demandada en el juicio natural.
Asimismo, en fecha 14 de mayo de 2013, el C. Juez Sexagésimo Quinto de lo Civil,
del
Tribunal Superior de Justicia de México, Distrito Federal, me notificó a cerca del
JUICIO DE
GARANTÍAS promovido por el demandado y parte vencida en juicio, el
C.
_______________________.
Conceptos de violación
Respecto de los conceptos de violación, en la sentencia que impugna el demandado,
el C.
_________________________, se encuentran totalmente infundados, toda vez que la
misma
en sus resolutivos estableció:
D.C. ___/2013
EXP. NAT. ____/2012
Quejoso:
_____________________
Tercero Perjudicado:
________________________, S.A. DE
C.V. SOFOL FILAL
1
PRIMERO. –
Ha sido procedente la vía intentada, en la que la actora acreditó su acción y
el demandado se condujo con rebeldía.
SEGUNDO.-
Se condena al demandado a pagar a la actora o a quien sus derechos
represente la cantidad de $149,850.00 (CINTO
<SIC>
CUARENTA Y NUEVE MIL
OCHOCIENTOS CINCUENTA PESOS 00/100 M.N.), por concepto de suerte principal,
misma
que deberán efectuar dentro del término de CINCO DÍAS, contaos a partid de que el
presente fallo sea legalmente ejecutable, apercibido que en caso de incumplimiento se
ordenará el embargo de bienes de su propiedad, bastantes a garantizar el monto de lo
condenado. Se condena al demandado a pagar a la actora o a quien sus derechos
represente los intereses ordinarios reclamados, a razón del 18.10% (DIECIOCHO
PUNTO
DIEZ POR CIENTO) anual, a partir del veintiuno de diciembre del año dos mil ocho,
hasta
la total solución del presente juicio, que serán determinados en ejecución de
sentencia.
Se condena al demandado a pagar a la actora o a quien sus derechos represente los
intereses moratorios reclamados en los términos pactados en el título de crédito base
de
la acción, a partir del veintiuno de diciembre del año dos mil ocho, hasta la total
solución
del presente juicio, que serán determinados en ejecución de sentencia.
TERCERO.-
Se condena al demandado al pago de los gastos y costas del juicio, que serán
determinados en ejecución de sentencia.
CUARTO.- NOTIFIQUESE
y agréguese copia autorizada del presente fallo al legajo
correspondiente.
(...)
La sentencia en cuestión, es completamente apegada a derecho y a los principios de
legalidad, así como en términos de los artículos 1394 y demás relativos del código de
comercio.
Asimismo,
en fecha 14 de mayo de 2013, el C. Juez Sexagésimo Quinto de lo Civil, del
Tribunal Superior de Justicia de México, Distrito Federal, me notificó a cerca del
JUICIO DE
GARANTÍAS promovido por el demandado y parte vencida en juicio, el C.
____________; sin
embargo, ésta notificación fundada en términos de la Ley de Amparo Abrogada,
haciendo
inobservancia de la Nueva Ley de Amparo, misma que entró en vigor el 3 de abril del
presente año, debiendo notificarme en términos de ésta última, ya que como se
advierte
de la misma, el juicio de garantías promovido por el demandado, es de fecha posterior
a
la entrada en vigor de la nueva Ley de Amparo, la cual en su transitorio SEGUNDO y
TERCERO menciona:
SEGUNDO.
Se abroga la Ley de Amparo, Reglamentaria de los Artículo 103 y 107 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicano, publicada en el Diario Oficial de
la
Federación el 10 de enero de 1936, y se derogan todas las disposiciones que se
opongan
a la presente Ley.
TERCERO.
Los juicios de amparo iniciados con anterioridad a la entrada en vigor de la
presente Ley, continuarán tramitándose hasta su resolución final conforme
a las
disposiciones aplicables vigentes a su inicio, salvo lo que se refiere a las disposiciones
relativas al sobreseimiento por inactividad procesal y caducidad de la instancia, así
como
al cumplimiento y ejecución de las sentencias de amparo.
Sin embargo, el presente juicio de garantías, promovido por el
C._________________, se
encuentra totalmente infundado e improcedente, en virtud de que pese a
las
manifestaciones que hace el demandado, las mismas no son apegadas a la ley, en
virtud
de que nos encontramos ante un ACTO CONSENTIDO, toda vez que en fecha 18 de
enero
se hace la certificación de que el término para contestar la demanda había corrido de
fecha 16 al 28 de noviembre de 2012, mismo auto que en ningún momento fue
recurrido
por diverso recurso procedente, teniendo el mismo auto como un acto consentido,
aunado
a lo anterior, en fecha 6 de febrero de 2013 se le tiene por acusada la rebeldía en que
incurrió el demandado, perdiendo sus derechos, mismo auto que tampoco fue
recurrido
por la para vencida en juicio ya que si bien es cierto la ley de la materia contempla
recurso procedente contra dichos autos que el ahora actor en el presente juicio de
garantías, no hizo en su momento, lo cual debe ser entendido como ACTO
CONSENTIDO,
pues el mismo tuvo dos oportunidades para recurrir los autos, así como promover
juicio
de garantías procedente en su momento, debiendo agotar el PRINCIPIO DE
DEFINITIVIDAD
y no esperar hasta la sentencia que puso fin al juicio natural del cual emana el
presente
asunto.
En concordancia con lo anterior, me permito citar la siguiente tesis:
Época: Novena Época
Registro: 182264
Instancia: CUARTO TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGESIMO PRIMER CIRCUITO
TipoTesis: Tesis Aislada
2
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Localización: Tomo XIX, Febrero de 2004
Materia(s): Común
Tesis: XXI.4o.6 K
Pag. 971
[TA]; 9a. Época; T.C.C.; S.J.F. y su Gaceta; Tomo XIX, Febrero de 2004; Pág. 971
ACTO CONSENTIDO TÁCITAMENTE. TIENE ESE CARÁCTER LA
DETERMINACIÓN QUE
REITERA LO PROVEÍDO EN ACUERDOS ANTERIORES NO IMPUGNADOS
OPORTUNAMENTE
POR EL QUEJOSO MEDIANTE EL JUICIO DE GARANTÍAS.
El artículo 73, fracción XII, de la ley reglamentaria de los dispositivos 103 y 107
constitucionales,
establece que son actos consentidos tácitamente aquellos contra los que no se
promueva el juicio
de amparo dentro de los términos que se señalan en los numerales 21, 22 y 218; por
tanto,
si el
quejoso impugnó como acto reclamado un acuerdo cuyo contenido es una
reiteración de uno diverso que conoció oportunamente y omitió controvertir
dentro del término legal mediante el juicio de garantías, dicho proveído
también debe considerarse como un acto consentido tácitamente
pues, de estimar
lo contrario, bastaría que el quejoso hiciera una solicitud ante la autoridad responsable
cuyo
acuerdo que le recaiga indefectiblemente sea igual al anterior, sólo con el objeto de
actualizar el
término de la interposición de la demanda de amparo, lo cual atentaría la observancia
de la regla
de procedencia del juicio de amparo prevista en la mencionada fracción XII del artículo
73 de la ley
citada.
CUARTO TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGESIMO PRIMER CIRCUITO
Amparo en revisión 518/2003. Bufete de Presno y Asociados, S.C. 27 de noviembre
de 2003.
Unanimidad de votos. Ponente: Maximiliano Toral Pérez. Secretario: Zeus Hernández
Zamora.
Véase: Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-2000, Tomo VI, Materia
Común,
Precedentes Relevantes, página 165, tesis 193, de rubro: "CONSENTIMIENTO
TÁCITO DEL ACTO
RECLAMADO EN AMPARO. ELEMENTOS PARA PRESUMIRLO." y Semanario
Judicial de la Federación y
su Gaceta, Novena Época, Tomo III, mayo de 1996, página 582, tesis III.1o.A.11 K, de
rubro: "ACTOS
DERIVADOS DE ACTOS CONSENTIDOS, RAZÓN DE SU IMPROCEDENCIA."
Aunado a lo anterior, para ser procedente el juicio de garantías, es necesario agotar el
PRINCIPIO DE DEFINITIVIDAD, mismo que no se actualiza en el presente asunto,
pues si
bien es cierto que el amparo directo procede contra sentencias que pongan fin al
juicio,
también lo es que antes de promover el juicio de garantías deben de agotarse los
recursos que la ley de la materia contempla, pues el artículo 107
Constitucional
expresamente lo menciona, en su fracción III, inciso a), mismo que me permito
transcribir:
Artículo 107.-
(...)
III. Cuando se reclamen actos de tribunales judiciales, administrativos o del trabajo, el
amparo sólo
procederá en los casos siguientes:
a) Contra sentencias definitivas, laudos y resoluciones que pongan fin al juicio, ya sea
que la
violación se cometa en ellos o que, cometida durante el procedimiento, afecte las
defensas del
quejoso trascendiendo al resultado del fallo. En relación con el amparo al que se
refiere este inciso
y la fracción V de este artículo, el Tribunal Colegiado de Circuito deberá decidir
respecto de todas
las violaciones procesales que se hicieron valer y aquéllas que, cuando proceda,
advierta en
suplencia de la queja, y fijará los términos precisos en que deberá pronunciarse la
nueva resolución.
Si las violaciones procesales no se invocaron en un primer amparo, ni el
Tribunal Colegiado correspondiente las hizo valer de oficio en los casos en que
proceda la suplencia de la queja, no podrán ser materia de concepto de
violación, ni de estudio oficioso en juicio de amparo posterior
.
De lo anterior se desprende que efectivamente, la sentencia que se
impugna se
encuentra totalmente apegada a derecho, puesto que no existieron
violaciones al
procedimiento, ya que como lo menciono con antelación, el ahora actor en el presente
juicio de garantías tuvo dos oportunidades para promover recurso procedente contra
los
autos que menciona que le causan agravios, y en su defecto promover un juicio de
garantías contra el mismo, ya que el hecho de haber esperado hasta la sentencia, se
le
tiene por ACTO CONSENTIDO, así mismo no agota el PRINCIPIO DE
DEFINITIVIDAD.
En apoyo a lo anterior, me permito citar la siguiente tesis:
Época: Novena Época
Registro: 180031
Instancia: SEPTIMO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL PRIMER
CIRCUITO
TipoTesis: Tesis Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Localización: Tomo XX, Noviembre de 2004
Materia(s): Civil
Tesis: I.7o.C.57 C
Pag. 2051
[TA]; 9a. Época; T.C.C.; S.J.F. y su Gaceta; Tomo XX, Noviembre de 2004; Pág. 2051
3
VIOLACIONES PROCESALES EN MATERIA MERCANTIL. DEBE AGOTARSE EL
PRINCIPIO DE
DEFINITIVIDAD, AUN EN AQUELLAS COMETIDAS EN SEGUNDA INSTANCIA.
En tratándose de violaciones procesales, el principio de definitividad que prevé el
artículo 107,
fracción III, inciso a), de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en
relación con el
161 de la Ley de Amparo, es de observancia obligatoria e impone al quejoso el deber
de cumplir
con la carga procesal de promover todos los recursos o medios de defensa que estén
a su alcance
para revocar, modificar o nulificar la violación reclamada antes de acudir a los
tribunales federales.
Ahora bien, tal principio debe regir de igual manera en aquellas violaciones que se
cometan en
segunda instancia, respecto de las que, en negocios de naturaleza mercantil, debe
agotarse el
recurso de reposición que dispone el artículo 1334 del Código de Comercio, conforme
a su texto
vigente a partir de las reformas publicadas en el Diario Oficial de la Federación el
veinticuatro de
mayo de mil novecientos noventa y seis o, en su caso, el de revocación, que preveía
dicho artículo
antes de las indicadas reformas, aun cuando ya se hayan formulado los agravios en
contra de la
sentencia definitiva de primer grado, pues ello no es obstáculo para la interposición
del recurso de
mérito y, por el contrario, de no impugnarse oportunamente la violación no se
cumpliría con el
principio de definitividad, lo que impediría su estudio en el juicio de amparo
uniinstancial, de
conformidad con la disposición constitucional citada.
SEPTIMO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL PRIMER CIRCUITO
Amparo directo 608/2004. Alfredo Ortega Rivera. 9 de septiembre de 2004.
Unanimidad de votos.
Ponente: Julio César Vázquez-Mellado García. Secretaria: Alicia Ramírez Ricárdez.
Nota: Por ejecutoria de fecha 2 de febrero de 2005, la Primera Sala declaró
inexistente la
contradicción de tesis 131/2004-PS en que participó el presente criterio.
De lo expuesto por el C. _________________________, resulta claro que intenta
confundir a su
señoría sustentando el juicio de garantías en términos del artículo 1339 del Código de
Comercio, ya que contrario a sus manifestaciones, la sentencia se encuentra
totalmente
apegada a derecho y contra los autos que menciona según le causan agravio, si
existe
recurso procedente, mismos que debió promover en diversas oportunidades, lo cual
omitió dando como resultado el consentimiento de dichos actos.
Dicho lo anterior, es claro que la sentencia que impugna el ahora actor en el presente
juicio de garantías, debe quedar firme y por lo consiguiente desechar el presente juicio
de
garantías promovido por el C_____________________, toda vez que de no ser así,
se estaría
inobservando y violentando la CERTEZA JURÍDICA, ya que por lo
manifestado con
anterioridad estamos ante un juicio de garantías notoriamente IMPROCEDENTE.
Por lo anteriormente expuesto a Usted C. Juez, atentamente le pido:
PRIMERO.-
Tenerme por presentado, adhiriéndome al amparo presentado por el C.
______________________.
SEGUNDO.-
Previos los trámites de ley, desechar el amparo solicitado por el C.
________________, por ser notoriamente improcedente e infundado, conforme a las
leyes y
garantías individuales y razonamientos mencionados.
Protesto lo necesario.
México, Distrito Federal., a 17 de junio de 2013.
__________________________________
LIC.
4