Está en la página 1de 5

LOS ENTERRADORES

Los enterradores tratan de vivir en la calle el mayor tiempo posible y luchan para que los espacios
públicos sean habitables. ¿Cuantos espacios públicos conocemos que estén a salvo de la lluvia y el
frío en este nuestro país con su clima?. “Espacio público” y ponemos un parque con unos
columpios. ¿Y cuando hace frió? ¿Y cuando llueve? ¿Para cuando los nuevos parques públicos
adaptados a nuestra climatología?.
Antiguamente se utilizaban los soportales de las iglesias que luego fueron cerrando para evitar que
la gente durmiese en ellos. Bueno, un poco antes cerraron a cal y canto las iglesias y ahora en la
vecina Santa María hay incluso en la entrada, no en la verja sino en la entrada principal un portero
automático. En fin es lo que hay y por esto los enterradores suplican nuevos espacio públicos que
no cierren a determinada hora. Si la gente duerme en ellos que las hermanitas de la caridad se los
lleven a sus camas; que pongan un guardián nocturno ¿o no hay guardianes en las discotecas? ¿o
¡esto que es! que se gastan el dinero en chorradas carísimas?.

Los enterradores adoran la plaza de la trinidad de Peña Ganchegui en Donosti.. Para ellos es el
mejor ejemplo de lo que es una plaza pública. También teníamos en Bermeo un frontón del que de
pequeño disfrutaba muchísimo y siempre estaba abierto incluso de noche; aunque cerrado con una
puerta de madera era muy fácil saltar la tapia. Luego lo cerraron a cal y canto. ¡Que hermosa plaza
con frontón tienen en Pamplona! ¡Cuanto disfrutan los pamploneses jugando a pelota! Pero lo
publico se ha ido cerrando. Hermanos nos han ido encerrando en nuestras casas para que no les
molestemos, para evitar que nos atropellen cuando conducen borrachos y les retiren el carnet.
¿Tanto cuesta un parque publico techado y calefactado abierto las veinticuatro horas? Lo que se
hace nuevo lo pagamos entre todos; pero enseguida lo cierran y ponen cámaras de vigilancia
acusándonos de posibles atracadores, violadores o criminales de cualquier especie.

Hay enormes canchas de baloncesto cerradas y calefactadas por todas partes a las que no podemos
ir a pasear y solo se abren el sábado cuando un equipillo de tercera echa un partido con otro
equipillo de tercera. O sea que por jugar una hora nos cascamos una cancha de impresión pero si un
jueves de invierno a las seis de la tarde de un día lluvioso quiero pasearme por la cancha de
baloncesto lo primero que tendré que hacer es ser visto por las cámaras de acceso, ser preguntado
por el conserje, que para eso esta -y no quiero decir nada que es mi primo-; pagar lo que cuesta
alquilar toda la cancha que nadie esta utilizando, salir, pasar por el rotatorio que evita salidas en
tropel, ser de nuevo registrado por cámaras de vigilancia. ¿Para que tanta vigilancia si solo quería
pasearme por una cancha de baloncesto?.

La cultura de los enterradores es una cultura callejera, ellos son urbanos, viven en las ciudades
porque han nacido en las ciudades que es donde, hoy por hoy, todo el mundo nace. No abre sus ojos
a la vida con el canto de los pájaros sino con el estruendo de las sirenas. Sus olfatos no se abren al
mundo con aroma de rosa sino con peste a hospital. Según nace le ponen una argolla en el pie como
un esclavo para identificarle. Antes que eramos mucho mas catetos no se perdía ningún niño. Ah!
Fijate acabo de tener un niño y lo he perdido, no se donde lo he dejado.. ahora que somos tan
refinados es cuando ocurren estas animaladas. Ahora ya no oye el niño la voz de su madre o la
alegría de la abuela, la voz mas profunda de su padre o las voces infantiles de sus hermanos, por
megafonía escucha un Julio Iglesias orquestado. En fin. No tienen mucha simpatía los enterradores
a lo de tener niños viendo como se les trata desde un principio.

Los enterradores no creen en el dinero; pero son conscientes que viven en un mundo de dinero.
Ellos tienen su propio dinero que esta basado en productos, en realidades que uno puede ver y tocar,
no en créditos que alguien apunta en un papel y nos dan un papel donde dicen que tenemos un
dinero que nunca vemos. Crear el propio dinero es lo que originó la separación entre estados unidos
e Inglaterra. Un dinero que siempre vale lo mismo. Circuitos cerrados de dinero propio, así se
ahorra un montón. Puedes tener el dinero papel guardado en un banco del enemigo y usar tu propio
dinero. Saca el dinero en circulación fuera de circulación. Ese dinero no es nuestro dinero, es
dinero de los bancos, de los banqueros, de los que nos dicen que y como tenemos que hacer para
tener dinero.

Los enterradores creen en el arte que engrandece al hombre. No trabajan para comer, eso es
esclavitud y siempre se debe luchar contra la esclavitud. Trabajar para comer es esclavitud. Trabajar
para tener un techo es esclavitud. Trabajar para ir de un lugar a otro es esclavitud. Esa esclavitud se
genera por el que quiere ir de un lugar a otro en Ferrari en lugar de en tren. Para pagar el Ferrari
tiene que conseguir dinero y para conseguir tanto dinero hay que hacer trabajar a otros. Uno mismo
con su trabajo no consigue jamás el dinero suficiente para comprarse un ferrari. Para tener un ferrari
hay que hacer trabajar a otros, quitarles parte de sus ganancias (la famosa plusvalía) apoderarse de
ellas para comprarse el Ferrari. Todos los dueños de ferrari son sospechosos de practicar la
esclavitud en su forma moderna de dar primero dinero. Como si esto no fuese más que una trampa.
Al esclavo le daban comida y techo ¿o que creéis?, el esclavo tenia hijos y ropa ¿o que creéis?.
Ahora con la magia del dinero, “es que se lo compra con su trabajo “ parece que los esclavos han
desaparecido. “Es que he trabajo mucho para comprarme un ferrari”. Mira chaval, aunque
estuvieses toda la vida trabajando jamas ganarías lo suficiente para comprarte un ferrari. No se si lo
entiendes. Ese ferrari viene de un sistema de robo, que no es otra cosa la esclavitud; robar tiempo,
robar parte del trabajo de otro.

Ademas perdonad que os diga si solo fuese ese caprichito de Ferrari; pero no, es mucho más, casi lo
peor es que todo el dinero robado a los esclavos se mete en un banco que se dedica en su lugar a
robar a otros esclavos.
¿De donde han sacado que el trabajo genera una plusvalía? ¿Por que el objeto es ahora mejor que
antes de pasar por manos del trabajador? Si, a eso le llamamos plusvalía. De acuerdo ¿y que tiene
eso que ver, que ahora ese mismo material modificado valga mas “dinero” que antes?. ¿Y ademas
¿Cuanto más vale exactamente?. Hacer una cesta de mimbre no vale tanto como el cuadro que hace
un gran pintor ¿ y eso como se evalúa? El mercado lo evalúa. El mercado tiene una sabiduría
intrínseca en saber lo que valen las cosas. Es una ciencia infusa la del Señor mercado.
Una de las razones para esta falsedad es que no todos los productores pueden comprar todo lo que el
mercado ofrece. En un mercado donde hubiese cien compradores con un dinero infinito se podría
establecer el valor de los objetos; pero en el mercado real, el actual, el que no deja ni un solo día de
comernos nuestro tiempo, nuestro trabajo o nuestros bienes, hay una infinidad de objetos a los que
el poder adquisitivo del esclavo no puede optar. Esos objetos son valorados por los richachones a su
antojo. ¿De verdad de verdad que un ferrari vale tantísimo dinero? De verdad de verdad que un
Barceló vale tantísimo dinero?
En el caso de Barceló; no. Barceló podría exponer y vender muchísimo más si la empresa que lo
esclaviza le dejase, pero no le deja pintar más para no abaratar el precio de sus pinturas, impide la
democratización del arte. Los enterradores se muestran firmemente en contra de eso.

Estoy seguro que más de una vez habéis oído por la tele que la OPEP ha bajado el volumen de
producción de petroleo para evitar que baje el precio del mismo. Antidemocratico. Esas personas
son culpables de ir en contra de la democracia. ¿Como podemos dejar de dar al que lo necesita? Si
antes pagabas esto, sigue ahora pagando esto; aunque yo pueda vendértelo mas barato. Pero tengo el
poder suficiente para no vendértelo mas barato. ¿Porque las casa iban subiendo de precio a medida
que se construían más casas?
Por eso los enterradores se separan de la sociedad lo mas posible y tratan de regirse por sus propias
normas. Los enterradores producen sus propios objetos. Producen sus jerseys y sus sillas y no son
malas, pues al ser el arte su mira, el diseño impregna toda las obras. Los enterradores ven el cine
juntos al aire libre, así pueden hablar y comentar lo que les interesa, pueden informarse mucho
mejor, lo que sabe el más sabio lo pueden saber todos, esta allí cercano y solo hay que acercarse y
preguntarle. Así uno aprende. En directo.
Acción directa. El enterrador le pregunta a la enterradora si quiere follar y si le dice que si follan y
si le dice que no, no pasa nada, quiero decir, que no se ofende. ¿Te sentirías ofendida si alguien
amablemente quiere invitarte a una cerveza?

Los enterradores viven en casa de sus padres, pues no están de acuerdo en construir lo innecesario.
Los enterradores cuidan de sus casa, pues saben que es mas económico reparar que cambiar, aunque
ahora nos digan lo contrario y enormes equipos de ingenieros se encarguen que esto sea así. Casi se
ve una fecha exacta en los productos de consumo cuando este nuevo tipo de robo se empezó a
utilizar en los productos que antes eran fáciles de reparar y ahora no. Hay un momento en que los
pantalones podían adaptarse si uno crecía o echaba tripa, ahora no. Ahora hay unas tallas y si te
sales por comer, o por lo que sea, tienes que comprar otro. Antes se podía arreglar una silla, incluso
unos zapatos, ahora no. Antes incluso se podían reparar los electrodomésticos, ahora no.

Tiene los enterradores un instrumento al igual que los amantes de la ciencia. Lo que en ellos seria la
navaja de Ockam los enterradores tienen “el hacha de jerónimo”. Es gracioso si pero a su vez ello
no quita, sino añade. El hacha de jerónimo se utiliza cuando en un asunto la decisión es difícil. Se
llama al hacha de jerónimo en honor al Jefe apache que ademas de jefe era un sabio.. Es solo un
nombre, pues bajo el hacha de Jerónimo los enterradores incluyen todo el conocimiento transmitido
por los hombres sabios de todos los tiempos y como conocen los estudiosos, básicamente todos
coinciden en sus consejos. Así pues cuando la decisión esta en un esto o lo otro, aplican el hacha de
jerónimo y siempre hay un participante en la asamblea que dice ¿Que haría jerónimo en este caso?

Pues el buen Jerónimo estuvo toda su vida huyendo de los malandros de los americanos que
pusieron 5000 hombres en marcha para capturarlo. Murió viejo.

Pues así los enterradores cuando no saben que decidir llaman a sus eruditos que les indican que
frase o que hecho histórico pudiera acercarse a la solución del problema planteado. Los enterradores
hacen uso de la cultura pues es la cultura la que siempre ha servido al hombre para su
supervivencia.

Los enterradores tiene un sistema económico de mercadillo. Siempre que pueden plantan sus
puestos y venden de todo lo imaginable. Desde los peces que pescan, hasta plantas medicinales y
dvds. Los enterradores viven en comunidad y para ello todas las semanas hacen una fiesta de
hermandad donde se distribuyen los alimentos y se permanece en silencio y oración o solo en
silencio hasta que se come una porción de la comida común dispuesta en platos individuales junto
con un poco de vino. El guía, que va cambiando, hace una lectura de un texto espiritual y luego
comen y beben de manera libre. Siempre hay alguien que coge una guitarra y canta, o algún
espectáculo.
La forma mas elevada de amistad es el amor o viceversa. Separan los enterradores definitivamente
sexo y amor, con lo cual se evitan innumerables problemas.

Ya entrada la noche en silencio van a sus casas. Utilizan el sistema de txokos, y sobre todo, todos
los sistemas públicos libres. Estudian en bibliotecas, y en cualquier lugar que sea gratis. Asisten a
todas las exposiciones de arte habidas y por haber y a todos los espectáculos gratuitos que la ciudad
en su derroche ofrece. Utilizan las bicicletas publicas, pero más aun, las que ellos mismos recuperan
de los centros de reciclaje y reparan. Su lema es que no nos falte de nada.

Los enterradores visten de momento exclusivamente en blanco y negro en todas sus variaciones y
estampados. Dicen que representa el yin y el yang y al mismo tiempo indica el estado del tiempo
que les toca vivir donde el color real de las flores y las libélulas van desapareciendo. Utilizan en
verano frecuentemente los parques públicos y en invierno los polideportivos donde aprovechan para
ducharse y ejercitarse. Su mayor temor es que la sociedad vaya a por ellos y por ello tratan de
ocultarse integrándose completamente. Crean constantemente innumerables asociaciones sin animo
de lucro, pues ese es un buen dinero gratis que no les exige demasiado trabajo. Si tenemos en cuenta
que el dinero que utilizan es privado y referido siempre a bienes artísticos tasados de antemano por
la comunidad, cualquier ingreso de dinero corriente equivale a un dinero absoluto, pues este no se
toca a no ser de vital importancia, aunque esto sea raro. Cuidan extraordinariamente su salud
utilizando los paseos por la playa y los baños. Dicen que que quieren vivir como los atenienses
porque pueden hacerlo, aunque no dispongan de poder para crear una ciudad de igual belleza. Si
hay dinero gratis como en un concejalía tratan de obtenerlo trabajando para el clan. Todos sus
objetos reciclados siguen manteniendo los dos colores de blanco y negro y muchas veces en la
ciudad se pueden ver aparcadas muchas bicicletas pintadas con estos colores. Utilizan su dinero
para comer en los txokos que disponen y para las fiestas de intercambio de los diversos grupos que
forman el clan. Hay unos que les gusta mas la playa y a otros la montaña o los parques. Se
intercambian constantemente muchísimas cosas y cuando consiguen dinero del exterior
inmediatamente lo cambian por el propio. Así los artistas pueden trabajar constantemente, los
artistas serian como la fabrica de la moneda del clan. Como se reúnen muchísimo saben de las
necesidades y pueden controlar cuantas camisetas de algodón tiene que fabricar para el verano. Para
ello los diseñadores bajo pedido, van comprando la tela y realizando los estampados que como uno
puede imaginar van cambiando cada temporada. Tratan de vender su marca en la tiendas de moda
exteriores y así obtienen dinero que cambian por su propia moneda. Es muy común entre los
enterradores personas dedicadas a la fabricación de prendas de vestir. Prácticamente lo hacen todo a
medida y reciclable. Las prendas pueden ajustarse. Venden en todos los mercadillos de la zona.
El valor del dinero propio se obtiene cuando al hacer una de tantas exposiciones de sus obras-base-
de-dinero hacen y ven cuales se venden y a que precio; luego entre los mismos artistas van
valorando hasta la próxima exposición las obras de características similares. Si un cuadro se vende a
mil euros eso es lo que vale. Es un valor real, a partir del valor obtenido se pueden evaluar el valor
de obras similares del mismo autor o de sus compañeros. Si un enterrador por lo que fuera decide
marcharse del clan puede exigir que le den la obra referenciada por el importe del dinero interno
que en esos momentos posea.

En los viajes que constantemente hacen por Europa tratan de comprar objetos de trueque o que sean
buenos y baratos para la comunidad. No están enfocados a la obtención de objetos materiales sino
de una forma de vida más plena y satisfactoria. No ven la televisión hacen ellos sus propios
documentos o entretenimientos. Piensan que es preferible ser el público en directo que verlo desde
la sala a solas de una casa.

No tiene un sistema de seguridad social, si no lo solucionan por sus propios medios acuden a los
externos y se gastan el dinero. Utilizan velas y baterías que recargan por sistemas solares.
El problema como en la cooperativa Mondragón es que los buenos se marchan. Por ejemplo en los
espectáculos que ofrecen pasan la gorra y van depositando el dinero propio que consideren
conveniente. Muchas veces los artistas son excepcionales y se pasan al exterior. No es una
comunidad perfecta y lo saben. Una parte de los beneficios, pues lo tienen y muchos, se emplea en
premios. Hay premios para todo, desde diseño de camisetas, a mejor puesto, a danza, a teatro... Hay
premios para todo y casi para todos. Es muy difícil que una persona no destaque en una disciplina
en especial. Siempre que haya más de dos personas que se dediquen a la misma disciplina se crea
un premio.

Salud dinero y amor es en lo que trabajan para que sus espíritus puedan ser libres.

Escrito de corrido una tarde de primavera en Bermeo.


Este escrito proviene de un sueño y se junta con el otro de mass and borders, ambos dentro de la
saga del Manual del Anarquista Español.

shmunitiz bermeo 20100426 Día de su madre y del bombardeo de Gernika.