Está en la página 1de 144
ce fore a * AGENDA + 1 LA PRODUCCION DE CONOCIMIENTOS SOBRE LA MUJER EN AMERICA LATINA. Zins Ziledes T]e1uDADANIA, DEMOCRACIA Y MUJERES. La contribucién de las mujeres a la politica democré- fica en América Latina, Zeosanio tyuire + 27 NECESIDADES BASICAS DE APRENDIZAJE, PROYECTOS EDUCATIVOS Y CAMPO DE APRENDIZAJE DE LAS MUJERES. Zispinin Taryn Rosario Murillo, Varbnica Edaands, Clita Eccher. Christina Ge +47 DESCIFRANDO PARADO- JAS CIUDADANAS. Una mirada cultural a la politica. Rose te. bare + 35 CIUDADANIA Y POSIBILIDADES DE UNA EDUCACION DEL SENTIDO DELO COMUN. laze Ginn * AOLAPOUITICA ENELFIN DE SIGLO: Democracia y derechos de ciudadania. @nvonio Leal * 55 LA EDUCACION POPULAR Y EL TEMA DE LA CIUDADANIA. Ziege Tkdna * 62 DISCRIMINACION DE GENERO EN LAEDUCACION MEDIA. Reainie Michele: Virinica Ediwards + 72 PERSPECTIVAS DE GENERO EN LAALFABETIZACION Y EDUCACION BASICA DEPERSONAS ADULTAS. . bareeda Baa(arn #19 UNA SUAVE VIOLENCIA. Fieve Bondiow + 82 PARIDAD, CUOTAS: la democracia de las mujeres. Michelle Coguittat BA EL ROSA Y EL AZUL EN ROUSSEAU. Jeannette Harnindes © IL Ws CAPACITACION PARA EL TRABAJO: una herramienta clave para la autorrealizacion de las mujeres delos sectores populares... Myiviam Zuiipa * I. EDUCACION, MUJERES Y ECONOMIA POPULAR: lo necesidad de una formacién especifica. Badite Becher 104 MUJERES EN ACCION DE CIUDADANIA CONTRA EL HAMBRE, LA MISERIA Y POR LA VIDA. Coane Tisssor. Tenesinka tl AMboreima. © OPINION + 713 © PRINCIPAL Y LO SECUNDARIO © LA CAPACIDAD DE PERCIBIR DIFERENCIAS, shor’ Senlowshe «126 Us EDUCACION POPULAR Y LA PRODUCCION DE CONOCIMIENTOS. .%or/erie General Coaal * \ZACONVERSEMOS DE NUEVO. Temas para un didloge actual entre Ia educacién popular y la cooperacién internacional. \ovanie Yoneral Coaal La Piragua REVISTA LATINOAMERICANA DE EDUCACION Y POLITICA NP 10 # 158 SEMESTRE 1995 ‘Cuoanania ¥ Gérano: Nuevos Enroauss rata La EOUCACIN an Auinea LaTWA Director Jorge Osorio Vargas. Chile Comité Editorial ‘* Femando Cardenal, Nicaragua . * Carlos Nufez. México * Lola Cendales, Colombia * Renato Soethe. Brasil * Alicia Conopale. Uruguay *# Cotlos Zorco. México * Carmen Nora Hemandez. Cuba © Aminta Navarro. Honduras '* Benito Femnandez. Bolivia * Neita Belato. Brasil '* Alfredo Ghiso. Colombia * Ailés Caruso, Unguay * Joaquin Esteva, México '* Mima Barnechea. Peri * Rosa Ne Alfaro, Pen * Fernando Gonzélez. Colombia *# Celto Becher. Uruguay Produccién y Disefio Veténice Santana Impresion Giéfica Andes Secretaria Generel del CEAAL Bs Rofoel Cafas 218, Cosila 163 T, Providencia, Santiago, Chile. Fonos: 235 2532 - 235 6710 # Fox: (562) 235 6256 * & mai: ax!cecal LA PRODUCCION DE CONOCIMIENTOS SOBRE LA MUJER EN AMERICA LATINA’ <> Teresa Valdés Eserlbo estas Itneas aerea de la produccién de conocimientos sobre la mujer y los déficits de inv experiencia del proyecto Mujeres La?inoamericanas en Cifras que coordiné desde Latincamericana de Ciencias Sociales, FLACSO - Sede chil entre 1990 y 1994. Comienzo con algunos elementos histéricos y descriptivo: sitvar el proyecto Mujeres Latinocamericanas en Cifras y [as ensefianzas que se derivan de él. jacion en América Latina a partir de I enerales para 1, EL PROCESO HISTORICO En primer lugar, ¢s necesario ubicor el moments histéxico actual en rele cién al proceso de produccién de conocimientos sobre la mujer, Toda produecion de conocimientos sobre tun determinado objeto de estudio constituye un proceso social con historicidad. En el caso de la inves gacin sobre la condicién femenina Se trata de un proceso estrechamente ligado ol surgimiento y desarrollo del movimiento feminisia y de mujeres en general . En forma muy sinitico, podemos marcor varios momentos 6 process ue inciden en la produccian de cor ‘ocimientos sobee la condicion feme- rina, desde aquellos primeros estudios | Exe toto incuye apones de Ana Isabel Garcia, Enrique Gomériz, Susana levy y Nircska Damionovie, membros del equipo de _coocdinocién dal proyacto Mujeres loinoame Ficargs en Cis, y restados dela investiga cin llavado o cabo en FLACSO Chie, “Dis bucitay wios del canccimierto ganerado por lo ievesigacién social’, coordinada por Jos Joaquin Banner 0 Grapue exiginades on los movimienios femi- nisias de los sesento. Dichos movi mientos, como dice Teresita de Barbier, “se exigieron y fueron exigh dos de comprender y explcar la con- dicién de subordinocién de las muje tes. Los primeras militanes rapidamen- te diognesticaron que en ls ciencios sociales y humanos, hasla ese momenr tomo habia informacién sificiente que diera cuenta de la subordinacién de los mujeres; que los everpos tebricos, «© bien no trataban la desigualded entre vorones y mujeres, © bien la jus fficabon; que no dia unc historia al respecio que mostra la génesisy dezorrllo de la dominacion y preder minio de los varones sobre las mujer res"2. Como en todo desarrollo cienifr co lve necesorio e sigimiento de un determinado recurso humano produc: tor de esos conocimientos. En este caso, no exisfia uno formacion pre via de cientstos especiolizadas/os, sino que objeto de estudio y onalisto se fueron constinyendo mutvamante, recogiendo lo prod cido en fos latity des, haciéndose nue vas preguntas desde una percepcién o (OTRO MOMENTO DE ESTA PRODUCCION DE tse con los ropajes de la autoridad, y se dieron @ lo tareo de Cconsttuir uno leofio re volucionaria capaz de quebrar el orden exislente desde nes fa dlscriminacién de 7, 0 nivel inter ta | feclonal bl com promiso de os esto: os miembros en ‘quanto @ buscar su superacién; c} la tras experiencias co- ORDENAMIENTO destinacisn de ce- tidionos. Una de los | PATRIARCAL ELQUEDEBIA | cursos humanos y primeras respuesis | SER DESTRULDO materiales en ol sis idenificé lo subord| LIBERARALAS MUJERES | fema de Naciones nacién femenina Unidos para apoyor como producto de or todo tipo de activ denamiento potrarcal, el que debia ser destrido para liberar @ las muje- res, Esta vision totalizodors de! patiarcado se extendid y fue tomar da en el discuso politico y en el ho cer académico, pero no se loge pre Cisar los elementos consituves de di- cho sistema, liitando el ofén eman- cipador3 ‘Otro momento de esta produccion de conocimientos corresponde ol de- sarrolo de los lamados “estudios so bre las mujeres", que, reconociendo los carencias de informacién y re flexién exisentes, se dieron ofa 1orea de generar conoci+ mientos sobre los condiciones de vide de las mujeres, de sensibilidad nuevas, CONOCIMIENTOS: rescatar del pasado principalmente bus: CORRESPONDEAL y del presente los condo hacer visible | PESARROLLODELOS —_| cportes de las muje- una dimension dela | yLaWADOsEstuDIOS | [@5 0 [0 sociedod y realidod silenciado, Ja cuhuro; de becer " SOBRELAS MUJERES’, QUE, negodo Las | las isibles en la hi lasfeministostor | RECONOCIENDO tori, en la creacién, zaron la hipétesis CARENCIAS DE en's vido cofidiona, “que lo subordina- INFORMACION Y Un tercer momento, cién que cfecta o | REFLEXION EXISTENTES,SE | especialmente rele- todos © cosi todas | DIERONALATAREADE —} vane parolos paises las mujeres es una GENERAR del Tercer Mundo, lo cuestion de poder’, | ONOCMIENTOS SOBRE | constiuyen el Dece- que no se ubica or | LASCONDKIONESDE. | nio de Naciones chsiamecte en el | yipaDELASMUNERES,DE | Unidos pore io Mux stode y en les OPO" | RESCATARDELPASADOY | ie» el impacio y los rotos boron, PELPRESMTELOS Procaoe 0 gue co sino que es un poder origen en diferentes mbiple,Iocolzndo | APORTESDELAS MUJERES | Src como son: en diferentes espa ALASOCIEDAD Y LA cios sociales y que cULTURA sae, = | Oar legitimacién de los a) la soctalizasién y preocupaciones por dodes que promyevan ala mujer fa incorporen plenamente ol desarrallo social. Contribuyé asi a que se dest ‘aran importante recufsos pare ope” 91, onlo la investigacién sobre la con dicién femenina, como proyectos y programas de accion que favore Cieran el cambio de eso condicién, constivyéndose en el fo més impor fonle para la produccion de conact inientos especificos, ol tiempo que gener las Condiciones para que oes ‘Orgonismos y agencias de coopers cién, desde distintos perspectivas, dieron prioridad ol tema "mujer" en us progromas de promocién cient £2 y social. Se levd a cabo, entor fes, gran cantidad de investigacio nes, se desartollaron nvevos metodologias que incorporan ola mu {ercomo sujelo de investigacion y ac cién y programas de "mujer en el de. sarrollo” ("women in development’). E! impulso dado por el Decenioo la investigacion tiene particular rele vvancia por las condiciones precarias ue se investiga en nveskos pat ses, habitualmente con dificuliodes en 2 De Borie, Teresa “Sobre Ia categoria {género, Una introduccibn teéicamale dolégica’, en Fundacae Carlos Chagos, Direios Reprocuctves, Concurso de Pesquisa sobee Daesilos Reprodvetivas, PRODIR, S00 Poulo, 1991 3 En estos primoras pginas seguimos olan ‘co de Teresa De Barbien, “Sobre a catego tia género Une inkeduccién lebricometodo- lbgeo.", apc los sistemas universita- ‘condicién femenina. riosy ena intligenia | UN TERCER MOMENTO, Un quinto mo- hegeménica, muchas ESPECIALMENTE mento corresponde vecesen centros ocx | RELEVANTEPARALOS | © lo democratize: démicosindependir | pulses DELTERCER MUNDO, | Co" de Is pois tes seta o los finar- latinoamericanos Ciomionios extemos, | pLOCONSTITUYENEL | o.2 viieron al ar etc. DECENIODENACIONES | scrtarismo y el ho- En nuestros paises | UNIDASPARALA MUJER, EL | ror, procesos que lotincamericanos, se | IMPACTO YLOSPROCESOS | tuvieron como un habian desarrollado | AQUEDIOORIGENEN | actor social elevarr para entonces nuevos | DIFERENTES AMBITOS te.al movimiento de movimientos feminislas que adqutieron peso, tanto en la lucha por la democrafize cién de los regimenes autoritarios, como en la formulacion de propues- tas de translormacién de su condicién, Pora el caso de Chile, M. Eugenia Hola expresa que, tras el golpe mil: tar, “se gesta un espacio de articule cién de las luchas por los derechos hhumanos y la democracia con lo hr cha por la liberacién de la mujer que integra a diversos segmentos de clo- se (prolesionales, pobladoras, obre- 103, etc. los resistencias y conhaves puesias que se proyecian desde las ‘mujeres al émbito de la lucha social requirieron no sélo de formas orgén= cas, métodos y estilos mas diferentes y més democraticos de realizar lo politica sino, a la vez, de un tipo de ‘ellexién académica que recogiera los temos fundomentoles desde una Spi ca feminista, la diversidad en tanto {grupo social y la realidad de un pais en desarrollo signodo por una crisis tmulidimensional: esto es, se ponen ‘en juego teorias, actores y contexto sociopoliico"4 Un cuarto momento a destacar, esttechamente ligado ol anterior, es lo aprobacién de la Convencién de Naciones Unidas sobre la Eliminacién de toda forma de discriminacién cor tra la mujer, su raficacién y puesta en préctica con la fiscalizocién de lo accién de los gobiernos desde la comision especialmente creado para ello. las estralegias oprobadas en Neirobi refverzan esta accisn y la implementacion de los “meconismos nocionales’ destinades © mejorar la mujeres que pugrar ba por hacer reali dod sus propuesias de transformocién social, culuraly politico. la rarsici6n democtatica abrié espacios de inte gracién y accion de las mujeres y su movimiento en el sisteme politico insitucionel, generando nuevos deso- fos y oportunidades mos de la opresién patriarcal, sino de conkolar los procesos objetivados de la realidad cotidiana de las mule tes conla informacién y ls hetramien tas conquistadas -buenas © menos buenas- en el sistema politico instiucional Desde la total exclusién en que nacen los movimientos feminislas, que ‘ombicionan la exlensién del recono- Cimiento de los derechos humanos contenidos en la declaracién univer sal de Nociones Unidas o las mujeres como svjetos de derecho inalienables e imprescriptbles, se va produciendo ciena “integracion’, limilado, pero no despreciable en la cultura y en la so” ciedad. Eldiscusso dela ‘modernidad” ya extensién de la “iguoldad” como paso elemental del dasorrallo social ¥ polico modifican de oprendizoje para fa insercién de los la accién. Se crea: | SUNCUARTOMOMENTO A | cies en lo socie ron los “mecanismos | PESTACAR, ESTRECHAMENTE | 64 [a cultura dan- de gobiemo para el | HGADOALANTERIOR, ESLA | 4, origen a nuevas adelanto de la mv | APROBACIONDELA | necesidades de co ier’ y se inicid oto | CONVENCION DENACIONES | nocimierto, fipo de producaén UNIDAS SOBRELA Desde oro angulo, de conocimientos. | ELIMINACIONDETODA | como procoto al in En muchos poises FORMADE terior de los teoriza- desde oli eho in| pigeRIMINACION CONTRA. | Snes ferns lo edad pode | anurenavramneacton | bisued tl tos orientada ala for | ¥PUBSTAEN RPL una categoria de mulaciénde polticas | LAFISCALIZACIONDELA | ricrcado que prin piblicas en favor de | A€CION DELOSGOBIERNOS | Cicaimente.nombror las mujeres, con un DESDELACOMISION bay situaba una rec: interés mas marca | ESPECIALMENTECREADA | Idd histrica, ore darvente instrumen- PARA ELLO sisfleron la polémica tal conlos crtices ni per Alolargode este proceso se crearon condiciones pore elposo, desde una investigacién cwyo inlerés de conocimiento es fundamen- talmente “emancipatorio" de carécler ertico, en el sentido habermasionoS, «© una diversficacion de intereses de ‘conocimiento, en que aparece el in- terés hermenéuticoristrico, y el inter 16s inskumental o lecnolagico va od- uiriendo mayor presencia. Ya no se trata séloide iberar la conciencia de ‘0 dependencia de fverzas reficadas, de entender y explicar los mecanis: mifieron imaginar proyectos de transformacién viables de superacién de la dominacién. ‘Halo, €, "El exodo de la imestigaciéa fem nista en Chile’, Cento de Esudies de lo Mr Jet, mimeo, Sontiogo, 1991 ‘5 Usizomes lo vesi6n presentoda por Gerard Redniziky ene acuo “the scene enrpise views ot the level of the anthropology of Knowledge", en Continental Schools of Metasciance, Scondinavion University Books, Sweden, 1968, Snape) Cobté televancia err lo agricultwa 0 de tonces el comino de] UNQUINTO MOMENTO | la palfico, desir fetomar los conoc} —CORRESPONDEALA _| ciones que se reo mientos existentes -| pemocRATIZACION DELOS | lizon mediante de aquellos producidos | paises LATINOAMERICANOS | Y21508 metodo: en ots marcos wr QUEVIVIDONEL las. 0s, incluso concep- 8 gron interés tualizaciones muy | AUTORITARISMOYEL | a. coment ho desprestigiodas para, | HORROR, PROCESOSQUE | Grientado esta oc. desde la citica siste- | TUVIERONCOMOUN ACTOR } tividad investi- mética y la acumulo: | SOCIALRELEVANTEAL | gotiva ho sido la La Conferencia Mundial de Jomtien “Educacién para Todos” propone come eje de su propuesta la con- copelén de “necesidades bésicas de aprendizaje”. Se entiende por ellas: “tanto las herramientas esen- elales para el aprendizaje (c eritura, la lectura, la es- expresién oral, el calculo, Ia solucion di s contenidos basicos de! apren- dizaje (conocimientos teéricos y practices, valores problemas), como y actitudes) necesarios para que les seres humanos puedan sobrevivir, desarroll pacidades, vivir y trabajar con dignidad, particl- plenamente sus ca- par plenamente en el desarro! dad de su vida, tomar decisiones fundamentadas y seguir aprendiendo. La amplitud de las necesida- des basicas de aprendizaje y la manera de satisfa- cerlas v jan segén cada pais y cada cultura y cam- bian inevitablemente a ge del tiempo.” REPLANTEAMIENTO DEL CONCEPTO NECESIDADES BASICAS DE APRENDIZAJE DESDE LA PERSPECTIVA DE GENERO Esta propuesta ha sido amplio- mente recogida en lo elaboracién de politicos educativas en la regién pero también ha sido objeto de milipies teelaboraciones y cuestionamientos 3s. Persana,socisoga, con expecio a latina y El Caribe ol forganizado can motivo de lo Conferencia Mundial de la Mujer conocada por Nocio: iembre de 1995 en Edwards, Choo, Heancoga on Ciencias de la Educa i, 22 Drectora del Programa rato de rwesigacion en Ecuencién [PIE] y pamcipa en nico Aseso% oro lo Modarniaacen de lo Ed Chil * Celia Ecchet. Uni [Torres 1993}. Siguiendo esta pers: pecliva es necesario enfatizar que, Ccoherente con lo expueso en el punt to anterior, la identficacién, «econo Cimienio y expresin de las “necesi dades’ de optendizaje debe estor centrada en sujetos sociales concre: tos. Lo omisién de los sujetos sitia las “necesidades de aprendizaje” en un plonieamiento esencialista y abstroc fo, descontextualizado histéricamen- Je que como sefiola Torres: niega la confictvided social ‘A abordor la problematica de la determinacin de las “necesidades de aprendizaje" suige la pregunta sobre quién las determina y desde qué punto de visa e interés de clase, et nig, género, elc. se seleccionan. Jur to con esta pregunta surge el proble- ma de la confitvidad posible entre las supuestas necesidodes individua- les y/o colectivas. Elconceplo de necesidad que remile @ determinaciones esencicles- oscurece el cardcler de consiuccién social de los intereses de aprendiza- je de determinado gtupo de mujeres uhombres, sean éstos jovenes, adit tos onifiosy pertenezcan ellos o ellos @ diferentes etnias y situaciones cult rales, politicas 0 econémicas. La cons- Iruccian social de los intereses de aprendizaje [que pueden o no expre- sarse como demandas de apren- dizajel, implica lo subjetivecién de los cesidades comoalgo [——— cién. Por lo tanto, en objetivo asi como la ALABORDARLA general, sus inereses vision de los sujetos | PROBLEMATICADELA _| de oprendizoje no como decisoresscbe | DETERMINACION DELAS | 50” constrvidos ni ranos de sus propias SECEIDADESDE menos abn, se otic recedes 4=/ onion sunceta (6 core crac eer toe intreses | PREGUNTASOBRE QUIEN | oe se limente y/o demondas de | LASDETERMINAYDESDE | (obietivandose ni aprendizoje de las} QUEPUNTODEVISTAE | como intereses ni mujeres, tanto dentro | INTERES DECLASE, ETNIA, | como demandas| los. como fuera del siste- GENERO, ETC. SE intereses de las pro- ma educativo, de- SELECCIONAN fesoras ni de los pro- ben entenderse cor fesores, los cuales mo un proceso de construccién miliple y diverso que apunia, a su vez, a una diversided de idemvidades femeninas entre dife renfes mujeres ¢ incluso en una mis ma mujer El concepto de “necesidad de optendizaje’, en el espacio curiculr, supone la distancia a cubsir entre lo que el sujeto "sabe" y lo que debe sober. Dicho de otto modo, ene lo quees y lo que debe ser. la pregunia que surge e squin deline para las mujeres en el émbito del sistema for mal su deber ser? gdesde qué mode- lo © norma se delermina esa distar cia y su direccién? (Remedi, 1987)? lo mismo nos preguntames en rela ién al émbilo de lo educacién no formal y alos medios aquién dete y ‘en relaci6n a qué modelos de ident dodes femeninas las, “necesidades de sujetos, de su reali] LOS INTERESES ¥/0 oprendizcie"? dad social y sus re | DEMANDAS DE Enrelacion a presentaciones dela | APRENDIZAJEDELAS _| lossislemas formoles fone En este sant | JMUJERES, TANTO DENTRO de educacién, la si lo, las “necesids- ¥ tuacién mas comin des” de oprendizaje | COMO FUERADELSISTEMA | 2. 2. Jas mujeres no son susceplibles | _ EDUCATIVO, DEBEN son invisibles en los de ser abordadas | _ ENTENDERSECOMOUN | diseios y desarto- como algo “objetivo” | PROCESO PECONSTRUCCION | los curiculares. El y en consecuencio | MULTIPLEYDIVERSOQUE | curriculum es normal pueden ser “detect | APUNTA, ASUVEZ,AUNA | menie pensado des- das" oun con diferer- DIVERSIDAD DE de un sujeto educe: cias en coda fiempo | [DENTIDADES FEMENINAS | fvo mosculino, por y__cullura- (Torres | gyTRE DIFERENTES MUJERES | Tedi° del cual se 1993). Es necesario | “FINELUSOENUNAMIsma. | invisibliza 0 la mu evitar tanto la concep: ‘UIER jer como sujeto par ualizacién de las ne- @Oz2,- fieular en la educe desde la légico cqaticular no son consideradas como sujelos de oprendizojes Torres 1993} Por otra parte, el concepio de “necesidades bésicas de aprendize- je" implico una concepcién de cono- Cimento y dela relacién conocimien- tovalores que es necesario revisat. lo separatién de los conocimientos en “herramienias’llectua, escriro, ex presién oral, el céleulo y la solucién de problemas y los “contenidos basi cos del oprendizaje” {conocimienios ‘éoricos y practices, valores y acti des intedce eos dooms. Tl como lo sefiala Torres, las primeras son veducidos de esta manera a me ras tecnicos y no se les considera como conacimientos a ser adquiridos ¥ por lo tanto como objelos de apren dizaje. Por otto lado, la seporacion entre el oprendizaje de técnicos y el dinadora dela Red de Edacaciéo Popular en tre Mujerat de América latina y El Carbe del CEAAL * Christin C6, Brasil, tobojadora socal educodoca popular ferris, Se ha deser ppefodo como Coordinadora de Progromas de! Consejo de Edocacién de Adulos de América Latino (CEAAL|y en el ejecicio de ese cargo, partcipé en la elaborocién de este document | ores, Rosa Maria. Documerto de Taboje: Qué y como es necesorio oprender?. Nece- Sidades Besicas de Acrendizoje y Contnidos Curculres, pp. 6474, 2 Remedi € Racionalidad y Curiculum deconsiuccién de una legico. OI. Cento de Estudios Avonzads Isao PltdcnicoNo- cionol, México, 1987, de valores y aciudes es folsa, dado que niego la operacién del curricu- lum ocullo simullaneamente af dese rrallo del llamado curriculum explic 10, a nivel de las praciicas pedagégi- cos. Es discutble también la separa- cién de valores y actitudes dado que los primeros tienen existencia y son vivides por el sujeto en sus acttudes. En esta concepcién observamos una porcializacién y cosificacién de los conocimienlos que es ne- cesario evitor desde una perspec fiva centrada en los sujetos Algunas éreas de “necesido- des ¢ intereses de oprendizaje” des- de el punto de visto del géneto. Es importante considerar los d- ferentes espacios socioles que se cons fituyen en espacios educativos pora las mujeres, como campos en los cua- les se pueden conliguiarintereses y/ © demandas de optendizaje. Asi es taremos considerondo en este decu- ments tanto el sislema educativo for mal, como los programas de educa ién no formal ls programas de edu casién popular, movitniento feminis: ta, elc.), asi como la fomilia'y los me- dios de comunicacién, en tonto es pocios de constitcion de cortientes de opinién piblica. En cade uno de ellos la problematica de construccién de intereses y demandas de oprendi- zojes odquiere caracteristicas particu. lores que ser necesario obordar y desarrallar. A port del desarllo actual de fas sociedades en a regi, la sivacibn de dscriminaciéa de las mujeres en elas yet desarllo de la conciencia de géne {0 en estas sociedades aunque se pur don cbservaimporiontes diferencias err tre po'ses y enite grupos de mujeres der- to de un mismo pais, proponeries es ajondes éreas de constuccién de ilee- 10s de oprendizojes a} Adquisicién de competen- cias y saberes en clave femenina en campos tradicionalmente considera: dos masculinos, 5} incorporacién del punto de vista femenino en la cultura de hom bres y mujeres La transformacién del significado de la politica P pase de Ia politica de una dimensién “horizontal” a una dimensién “ver- Heal”. Hasta cuando el Estado Mederno no habia monopolizado Ia politica Hegando a ser sintetizarse como usadas para expresar la idea de Ia politica en su dimensién horizontal, on tanto que cuando se de- seaba dar a la politica un sentido vertical, jorar- quico, se recurria a términos més especificos como principatus, regnum, dominium. la verticalizacion de la pol co se acompafa de ottos fenémenos peculiares ¢ inquietantes. Hasta el Re- ‘nacimiento, e incluso hasta la Refor- ma, la politica est6 siempre entroni zoda en su orden notural y ético, En el fiempo de Avistételes es, sobre todo, una concepcién ética, es la doctina de la moral social Posteriormente, cambiando su noluraleza, llega o ser un derecho en la civilzacién romana, y una feolo- gio en la lucha ent el popado y el impetio 0 en la ruptura y fuerle com troposicién ene catolicismo y protes tontsmo. Con elestado moderno, y con Hobbes en particular, lo politica se transforma en un ‘programe artificial’ fen una solucion concordada, conven cional para hacer frente a emergen cias vials y, en la vision de Hobbes, tala lucha de todos conta todos. Lo politica se transforma en racional, no enel sentido de la razén natural como tensién hacia la verdad y la jusicia, sino en el sentido de lo 1azén ins menial, es deci, del céleulo de los medios mas adecuados para conse: guir determinados fines. la police Fpoca, Soniogo- 19 10, 1995, ‘Sociéogo, proiesor de Persomiano Po eo, Universidad Andrés Bello, incorpora el expiry Es juslomente dela revolucié He terreno d lela evolcién cien fen este terreno dor ffica, pero lo hace | ELESCENARIODELA =| de se conceniroron renegando de su rol | MOBERNIDADSEABRE | Ios derechos de liber como élica, como} CONLACRISISDELA | tod y de propiedad derecho y como tec | _REPRESENTACION, LA | sea en su version de logia. la politica se | IRREPRESENTABILIDAD | derechos cvies, sea aulonomiza, encuer- | DELBIENY DELAVERDAD | en lo empirista y Ir fra en si misma sus | |MPIDENCUALQUIER | be*al del estado mer leyes fundameniales, LECITIMIZACION demo -partcularmer- llega o ser autore- ferencial, al nivel de constitise como una TEOLOGICA DEL PODER. | '© DESDE ESTE INSTANTE EL aquelia def constivcionalisme in- glés teorizado por esfera separada y PODER DEBERA locke, donde asi extraordinaria res-| _ ENCONTRARENOTRA =| men Ia funcin de pecto cla sociedad, | ESFERASULEGITIMIDAD, | Goran y limite del El escenario | ENLAESFERADELA || pode esiatlsobero- dela modernidod se RariO no- £5 en est fase ‘bre con lo cisis de lo representacién, La ittepresentabilidad del bien y de la verdad impiden cualquier legitim zacién teolégica del poder. Desde ese instante el poder deberé encom tror en ota esfera su legitimidad, en la estera de la ratio, (a despersonatizacian del po- de, la abstacci6n de la “maquina” que conserva el orden y detiene el monopolio legal de la fuerza y de la violencia, es el nuevo estatuto tedrico que permite deliberar y desvincular la constuccién del Estado de cuat guier tipo de condicionamiento iusnaturalista y de cualquier finalidad comunitaria La garantia de esta gran coperacion de “neutalizacién” son las representaciones politicas, el contror to de infercambio y el derecho. derecho modeio es el verdadero protagonisia del proceso de desteolo- gizacién de lo poliico, ya que ol de recho se le asigna la tarea de instivir las nuevas condiciones de conviven cia plural y de lo reductio ab unum de los intereses conflicuales de la cives A la sombra de los estados, sin embargo, se va produciendo el proceso de formacin de otra de las calegorias fundamentales de nuestro discurs0 poltico, aquella de la socie dod y, en un sentido més esticto, de la sociedad civil de formacién de la sociedad civil, don: de nace la ciencia de esta sociedad, la economia politica y, conjuntarsen- fe sv ideologia, la flasofia la cul 10 del iimminismo, Cuando esta cien- Se pretende que ia revolucién feminista es un he- Se enumeran las conquistas de hasta ahora vedo- dos, que ocupan. Se pone cara de inquletud ante las amenazas que este nvevo poder plantea a los hombres y se crean movimientos de defensa de los cho consum: puestos sock intereses masculinos. los dominantes tienden sie pre a sobrestimar las conquislos de los dominados, y a obibuise el mér- to por ellos, aunque les hayan sido ¥ POR LA VIDA Moema Libera Viezzer** Terezinha A. Moreira*** Brasil ha ingresado a a Era de la informatica, montande a lo largo de los tres Gitimos decentos un gigantesco aparate de tolecomunicaciones, como estrategia geopolitica para desarrollar un sentide de nacionalidad y marear la ocupacién de ese pais fan grande. Hoy dia, 21 millones de televisores ensefan diariamente todas fas maravillas de la economia de mercado, con sus productos envuel- tos en atractivos avisos comerciales. Pero el pais no he lograde Ilegar a un minimo de que garantice comida a los mas de 30 mi miserables, una quinta parte de su poblacion de aproximadamente 150 millones de habltantes. EL_HAMBRE EN EL PAIS DE LA ABUNDANCIA Con un érea de oproximada- mente 8.5 millones dekilomettos cu drados, una gran diversidad de ecosistemas, enormes extensions de tieras de sembradio, agua en abun: doncia y clima tropical Brasil es una fiero en la cual *sembrando todo cece", como der cia uno de sus primeros conquistade tes, Pero llegamas a los ofios nover ‘a frente a una terrible constatacién el pais de la abundancia esté ham ‘eienlol Y no se trata de falta de eo- ido los Glimos nimeros divvigades por el gobierno dan cuenta que més de 1.500 toneladas de granos se han podiido en os almacenes del gobier 10, olvidados desde la zafra record del 88. Datos suministrado por lo FAO, revelan que el 40% de lo pro duccién brasilefia de 25 millones de foneladas anvales de hortalizas, fr + Adoptocién y versién ol espaol: Beatz Connabrava ** Socitloga, presdeniafundadora dela Red Mj Peiodisa y omblentalso Beslan tas, huevos y polos no lego ala mesa del trabojodor por descvido en el transporte, manoseo ypreserwacién de las mercancias, Sélo en 1992, el Pais ha desperdiciado el 25% de su produccién nacional de granos, También hay que considera la injuste distibucién de la era. Un 70% de los propietaios fenen el 8,5% de las tertas, mientras que un 10% de terratenientes posee el 75%. De los 32 millones de persor nas que viven bajo la linea de pobre- 20, el 46,9% esid compuesto por n- fos y adelescentes. Son 9,2 mill nes de familias de las cuales 1//3 son encabezadas por mujeres. Ensefiar la verdadera cara del desarrollo brasilefo es la tarea de la Accién de la Ciudadanio contra el Hambre, la Miseria y por la Vida, 0 como se acostumbra a llamerla, la "Campafia contra el Hambre”, un gigantesco movimiento que moviliza millones de voluntaros (os), enke per sonas de las més voriadas foemacior nes, empresas, érganos piblicos, partidos politicos a veces ontagéni- 0s, denominaciones religiosas las mas diversificadas. Reunidas en cor mités por todo el pats, esas personas han logrado lo mas grande moviliza cin conocida en la historia del pots. ‘Ademés de la necesidad inme- diate de alimentar a esos familias, fa compaia ha traido a colacién todos los problemas generados por el cor imino elegido por fas elites en su em- pefio de aleanzor la condicion de primer mundo. Por oha parle, repre: senio un gion ejercicio educative para ensefiar que la civdadonia no se con uista sélo con elecciones libres, sino con la satisfaccién de los necesida- des bésicas: hrabojar, comer, vest 40, tener acceso o educacién, solud, ‘entretenimiento y poder de decision en esferas colectivas los nimeros de la camparia son impresionontes: ests presente en todos los 27 estados brasilenios com tando actualmente con 3.346 comi- 16s olicializados compuesios por 2.8 millones de personas mayores de 16 cofios, La mayor contidad de partici: panies son mujeres ente 25 y 39 aos Hasta chora, 21 millones de petsonas donaron alimentos y ropas 3,5 millones, dinero. En las encues tas de opinian el indice de aprobo- Gién de la iniciofva es del 93%, se gin los datos suministrados por el Ins- Titulo Brasilefio de Opinién Publica y Estodisicas -IBOPE. DE DONDE SURGIO LA ACCION: DE CUDADANIA Todo empez6 en 1992, 0 partir de una gran movilizacién po- pular denominada Movimiento por la ica en la Politica y que ho resultado en el “impeachment” del entonces presidente Fernando Collor, primer presidente elegido por voto popular después de 20 aiios de dictadura miliary derocodo bajo acusacién de corrupcin A fines de ese mismo afo, la idea de dar continuidad a esa movil zacién popular nacié en el BASE Ins: tito Brasilefo de Andis Sociales y Econémicos, una ONG de Rio de Janeiro, cuyo secretario ejecutivo, Herbert de Souza, “Befinho”, es la figuta emblematica de la campara. En febrero de 1993, la idea llegaba ol Polacio Presidencial, lever da por lus Inacio lula da Siva, presi dente del Partido de fos Trabsiade- res. Duranie enkevisla con el pres dente ltamar Franco, entonces en sus primeros dios de gobierno posCollor, el FT proponia un plan emergencial conta el hambre, Esas iniciotivas se traducen en una compata nacional que est sier- do conducida por la sociedad civil ‘a través de la Accién de la Civdedor nia conra el Hambxe, la Miseria y porla Vido; y por el gebiemno, con su flan de Combate ol Hambre y la Miseria, lanzado en absil del 93. El Plan gube:namental, que tenia la ombicién de alimentar a 50 millones de personas, reuniendo y polencializando esfusrz0s de fos mi- risterios de Educacién, Salud y Tro- bojo, todavia no ha solide del po- pel. En el axpecto no gubernamental lo compara explota en creatividad. El antropologo Rubens César Fernandes, director del Instituto de Esudios de la Religién, apunta algu- nas de sus coracteristicas especiales, sefalando que ‘su lamamiento es a los personas, a su conciencia indivi dual y a su sentido de ciudadonia, ‘Al mismo tiempo, abre espacio a fa ceccién voluntaria, rescatando la dr mensién emergencial y no osistencial del hombre, y rea nuevas asociacio nes instucionales ol interior de la so” ciedad civil, También eleva el fend- meno de la exclusién social al primer plano de la escena politica” Trabojando segin tres ejes prin cipoles; la solidaridad; el auto: sostenimiento, y la presién politica En muchos centro: educacién de person: tas de América Latino, pegado senciifamente en las paredes con papel adhesive o culdadosumente enmarcade y detrés de un vidrio, preducte de un de alfabetizacién de corte progresista o de la Industria de afiches de alto nivel, se encuentra la sontencla que transeribimes a continvacién y que tras breve reflexion resulta a la vex convincente y sconcertante: "Sefer, dame fverzas para camblar lo que se puede cambiar, paciencia para aceptar lo que no se puede cambiar, y sablduria para distinguir lo uno de lo otro." De hecho esto no es lon sen llo. ;Quién no quisiera tener semejante fortaleza! Pero la difcutod, como sue le ocurir con okas méximas que a pri- mero visto resuton evidentes, es en su oplicabiidad. Tal vez no se neces ta sélo sobiduria para disinguirlo que s2 puede cambiar de fo que se debe sobrellevar, sino también seleccionar Lunes cvanlos cileros para saber silo ccombiable debero realmente ser cam biado y sila paciencia es renimente la ccitud correcta rene @ lo que oparer- femente no se puede cambiar. Tal vez courte que lo que deberio cambiorse 10 esté al aleance sclamente de kas propios fuerzas. Tol vez no se necesita {lo sabidure sino edema conecimienr los, écnicos y habilidades, acceso « informacion y @ recursos, asi como or gonizacion y ayuda. Y’ por sypuesto se kala de puntos de vista y de inere- £25, y por sypuesio éstos dependen a su vez de sitzaciones de close. SOBRE LA POSIBILIDAD DE LO IMPOSIBLE * Elcompesino gualemalteco del altiplono probablemente tiene la vision de que su terreno de cuatto cuerdas * Educador olefin, encargado del Depotc- ‘monty de Amtico tana dela Asociacin Ale- mara de Edvcncién de Advlos. 2 Frage (1.600 m}, érido, pefoscoso, ub cado en una fuerte pendiente y sin cces0 al agua, no puede alimentar los a él y a su familio ni asegurar el futuro de sus hijo. Sabe que él y sus hijos mayores tienen que trasladarse cada afi, durante meses, o las plan: Taciones jurio ola casta para intentar callé ganar un salario adicional que le permita comprar lo més elemental, y sabe que esto resulia cada aio mas difcil. Su mujer ha aprendido en el curso de alfabelizacién que pertos y gollinas no deben andar por la chor 29, que es malsano meer en una sola cama a todos los nos, que para la salud corporal es aconsejable un bafio regular, que una alimentacion equilibrada consiste en una razon ble combinacién de hidratos de cor bono, albimina, grasas, vilaminas y minerales, y no s6lo en maiz todos los dias. gran afiche de propogary do del Ministerio de Agricultura, que es16 en la calle, le recuerda que lo erosién sélo puede empeotar si se sigue tolando los érboles paro oble- ner lefia, En la radio se hace una cam ppafa permanente pora la conskuccién de letinas y se invoca el peligo del ius y ol c6lera sino las hay, sino se hierve el agua, sino se lava cuidado- somente los alimentos, antes de prepa rarls, con agua que esé fuera de toda sospecha. 10s nifios deberian ir la escuela, exhorts la massta a los por des de manera convincert,y también deben ic las rifts. De lo codtrario no podkén aprender lo que van a necesi Tor si quieren que olguna ver les vaya mejor en la vida, Es evidente que lodo esto este marcando circunstancias que deben ser combiadas. Pero esta familia com Pesina guatemalieca gpvede en ob soluto cambiarlas? gDe dénde va socor mas ert; cémo se va a deter dex conta ladrones y usuteros que la despojan de su magro jornal; de dé de va a conseguir dinero para am- pliar y renovar sv chaza; de dénde va‘a sacar mejor comida; cémo pue- de hacer hervir el agua si la leia apenas le aleanza para cocinar la © 2. apn sopay ademas tiene que ira buscar la cada vez més lejos; con qué va 0 cocinar sino es con lea, cuando no se puede conseguir keroxén, y si ol guna vez se puede, el precio es impagable; cémo pueden enviar 2 las chicas o la escvela si se las necesita para recoger agua y lefa, si no hay dinero para libros y cuadernos; si en la escuela no se aprende nada que sirva para la vida en la comunidad? Y si todas estas cosas no se pueden cambiar gla familia tendeé que resig: narse y ejerctar la paciencia? Por supuesto la isla es mucho mas larga, Peto queda yo claro dénde quiere conducir, No se puede superar las precariedades sociales con simples recelas y menos atin por la via individual. Pero concluir que es imposible cambiarlas porque las cit cunstancias son hosiles, seria asimis mo apresurado, ya que muchos pro blemas pueden ser resueles, o por lo menos atenuados, por los propios nr dividves y a partir de sus propias fuer 03, ofos con ayuda de los vecinos y otras con el apoyo de organizacior ‘es @ insfituciones. En principio el pro- blema de la distibucién de la fera realmente no parece que se pueda solucionar en las condiciones actual mente reinanies en Guatemala, pero los pequefios terrenos podrian ser mejor aprovechados. Mediante tetwéceo, empleo de compos, roi cién de cultivos y muchas otras med- das que conocen los agrenomos, se puede corservar mejor el suelo y poco 4 poco se lo puede mejorar. El agua que cae en la época de lluvias se lo puede almacenar en depésitos, color cados en lugares estatgicos, yse la puede conducir @ las chacras apro- vechando la pendiente natural, un proyecto de desarrollo de comunidar des que a menudo ya se ha resuelio y para el que se ha podido obtener fn diversos ocasiones la disponibil dod y el apoyo de autoridades y de corganizaciones de ayuda. Si la cor munidad campesina se pone de acuerdo sobre sus propios requer: mientos y sobre las posibiidades de comerciaizacién de sv produccién, se puede exploiar de manera mas racional las supericies que individual menie son demasiado pequefias. Se puede culvar futas y legumbres, se puede criar animales pequefios en Corales y javlas y de esta manera se puede conseguir una alimentacién mas equilivada y una vivienda més sana, Hay cooperativas exitosas que trabajan asi. Numerosos proyectos de teconologia apropiada han desarro- llado modelos de estulas que permi- ten ahorrar combustible, a8i como posibilidades de oplicacién de la eneigia solar. De la misma manera hay muchas iniciavas para el mejo- ramiento de la casa por medio de la outoayuda, Se trabajo, en numerosas invesigaciones, ena elaboracién de material de ensefianza para la escue" la béxica con el fin de hacerla mas relevante para la vida. la escasez de libros y material didaciico puede alt viarse mediante biblistecas comunt tarias y proyectos de textos escola res, Todo esto es tarea de las ager cias de desarcallo y de los agencias de promocién social, tanto en los paises en desarrollo como en los del norte; de esto se ocupan protesio nalmente miles de tecnicos compro metidos, y asi es como hay modali dades de solucion tambien para es Jos y para ofes problemas, al menos rivel fe6rico, al menos entre ls plar nificadores del desarrollo y entre cooperanies solidarios, al menos en alguna parte. Desgraciadamente ~es lo que muestra la experiencia estas iniciatt vas casi nunca estén disponibles en el momento lugar en que se las ne- cesita, Y cuando lo estén, @ menudo ceurre que no ofrecen la calidad que se requiere © que no encuentran la ‘ecepividad necesaria, 0 porque los campesinos han hecho experiencias negativas y por eso son relicentes, 0 porque el ideal de la solidaridad co- tmunal en beneficio de todos se estre- lla en las rencilas familiares y en las diferencias y discusiones entre veci- nos, 0.no resultan porque el olcalde de la comuna junto con el resto de los que tomon decisiones se encuen fra en campaiia électoral, © porque el Banca Agricola no concede nin- gin crédito que no cuente con algr na garantia y sélo est6 abierto a de terminados individuos que tienen el aval de civdadones pudientes, o por que un derrumbe de terras ha wello. © destvir el estongue, © porque lo guerilla y el ejército se han atinche- ‘ado precisamente en esto 20n0, 0... un Orn Las razones y obstéculos aque se oponen a la superacién de los problemas son tan numerosos y se encuentran o tantos y tan diversos ni- veles que no resulta aconsejable un ‘optimismo demasiodo exhuberante acerca de las esperanzas de deso- ‘rollo basadas en las erzas de autor ‘ayuda de los propios inleresados, y ‘més bien habria que pensar ~y po- ner la esperanza en una resignada ccepiacion del destino. Naturalmenie esfo no es serir mente aceplable para educadores de edultos compromelidos, y con razén. lo edveacién de adultos no puede coceptor la miseria, la injusticia, lo marginacién y la desesperanza, y por tanto siempre liene que eslor busca do vios para su superacién, desde Ivego juntomente con ls interesados. CConstantemente tiene que rasrear lo que puede cambiarte incluso dentio de lo que aparentemenie es int combible, No puede acepiar res: uestas detnitivas, asi como tiene que uestionar las soluciones simples ‘Mientras las circunstancias sigan pro- duciendo subimiente y desigualdades, la educacién de adultos no puede odaptarse o ésias de manera confor mista sino que liene que acluar sobre ellos, una y ofa vez, hasta que mejo- ren, En este empefio nunca sera sul cientemente creativa, sin dejar de pi sa; al mismo tiempo el suelo de la realidad Pera sobre tado debe saber distinguir enke fo principaly lo secur dorio. lo secundario se presenta una y oka vez en el camino. Es inevitor Ble, A menudo es también importor: te, ;Pero nunca deberia envolver a lo principal de fal manera que ésle ya no se9 reconocible! Desaforiunadamente lo distin cién segura entre lo principal y lo se- ceundario es igualmente dificil, y re quiere la misma sabiduria proverbial que la distincién entre circunstancias que se debe alacar, por ser modifica: bles, y las que se debe acepiar como inmodificables, y esta dficutad vale tanto para los mizmos afectados como para los que pretenden ayudarles desde insituciones y organizaciones Tal distnci6n depende en gran med- da de algo que tal vez sea lo més importante de todo: el senido comin, {0 que pasa es que con él volvernas encedamos, ya que el que més y el que menos afirma que lo tiene. DE LA AMBIVALENCIA DE LAS RELACIONES HUMANAS, En un bartio clejado de una Secretaria General-CEAAL 1. INTRODUCCION la mayoria de nosotos fuimas formados para se cticos en lo lesxiea y para ser orlodoxos en o ivestgativo. los “métodes y técricas" en los que 1nos inicié la academia fueron los que habia acvitedo el racionalismo con disinlos grades de empirismo, si bien, al mismo tiempo, fvimas informados sobre posiciones epistemologicas y de tearia social que opunioban a desacter dior esos formas particulores de pror ducicconocimierto Doda la fuerza con que se han impuesto, a lo largo de los ttimos ccuarenia aiios, las crticas y las dir das al imperio dominante del racionalismo y 0 sus efectos sobre lo sociedad y la cultura modermos, re sulta muy vido levantar preguntas del fipo de las que siguen: # 2Cémo se rfieren mulvamente hoy, la Educacién Popular (E.P.) y la Invesigacién en Educacién? * 2Cudl es io elacién deseable en- ire la investigacion educativa y las précticas de EP? * gDe qué ipo es el conocimienic, ‘que ha generado la E.P.? Sino es investigativo godmo se relaciona © 22, ‘ese conocimiento y el que produ: ce la investigacion? * 2Cudles elementos definen la vali ‘dez de un proceso investigative? sCudles son los citeios para la ‘acepichilidad de un conjunto de conclusiones? ‘© Una vez que se ha planteado una pregunta que desofia hacia un conocimiento nuevo gcusl es la elecci6n operativa adecuade para perseguir respuesta? ? Eniendemos que preguntas de este lenor, y mas atin las respuesios que coresponden, deben oportar a quienes se ocupan del proceso de sefundomentacién de la E.P. asi como a los que se esfuerzan en constuir modelos de edecuada formacién para los educadores populares. El documento que sigue esté ordenado en tes partes: * La investigacién en el contexlo ge- neral de la produccién de conock rrientos. * La produccién de conocimientos y la denominada crisis de los paradigmas, © La EP. y la produccién de conoci: mientos 2.LA INVESTIGACION SITUADA, EN EL CONTEXTO GENERAL DE LA PRODUCCION DE CONOCI- MIENTOS. 2.1. Yo.enlos textos en los que Gramsci, en 1930, se ocupoba de “la formacion de los intelectuales’,el utorofiimaba “lodos los hombres son inlelectuales, pero no todos los hom bres en la sociedad tienen fa funcion de intelectual"; onies habia basado esta afirmacién con esios argumen fos: “en cualquier trabajo fico, aun- ue se trate del més mecénico y de + Ede docaric oid elborod por Dago Palo one matzo do no ena Que ex tealzonde lo Secetoio Gent entelos ce tos manos en no o Eaucosion Popul Ivethgouin rouce de concn, T Cort uno de esos pregutcs puede ener “ofp nd ore ‘ozone, No podaes spear que Oar ts da oxos repveuos fen abschvarverte Sbecheioya gn ls nedcoen aes ose aren oops ooo 0 mores waite ics no 3 debe er fern como lo vera yet Frere 9 oxo cmbgiedad, on oe documento pas pov oven! 2 ago de eqeln repinis quo sents ans con bo cun a Seedy ls oon aor fnobeP gradodo, siempre existe un minimo de octvidad intelectual creadora", y después el autor obunda: "no hay ccividod humana de la que se pue- da exclir toda intervencién inielec tuo!” Es sobre al lelén de fondo de estas afimaciones que debe tomar senlido la pregunta gqué puede dis finguir 0 los procesos identficados como de “invesigacién® de ottas ex periencias de produccién de cone Gimientos que no se consideran investigativas? ges que la afirmacion de Gramsci lleva a divi esas fronte 193 -@ declorar la pregunla como inre- levante? José Podién, de la Universidad ‘Simén Rodriguez en Venezuela, nos presenta asi esto cussion refeida a lo identidad de la investigacién, tal como suige hoy “la investigacién se debate chore entre dos extremos de riesgo uno, la inkonsigencia, igada a una concepcién estecha y excesivamerr te limitada que sélo considera val- das las investigaciones empirico- inductivas de base probabilislico; y, en el oro extemo, fa anarquia, liga- da.a una concepcién ambigua y ex cesivamente indefnido, que préctica- mente no distingue entre investigacién y litera? 2.2, Parece serde ia noluale- za del ser humano el que, no sélo se proyecte accionesintercionadas [que de aqui en adelante denominaremos “practicas"), sino que -al mismo tie po teflexione acerea de los resultor dos que obtiene en este estverz0. En un ejercicio complejo que es, a lo vez, individual y social, al sujeto confirma la coherencia entre sv intencién, las acciones ejecutadas y fos resultados logrados (cvando esos resultados corresponden con lo esper rade), y, por ota parte, busca nue vos formas de accién, cuando ne lo- g'0 coincidis con b que se propuso ‘Asi, el hombre individual y las diversas sociedades han ido oprerr diendo, es deci, han ido conskuyen- do tepresentaciones cognilivas acer a del funcionamiento de lo realidad ly de las personas en esa realidod) ‘que han tenido la fuerza de mejorar progresivamente la calidad de sus ‘occiones y, en correlate dialéctico, la péciea ha ide mejorando las repre Senlaciones cognitivas que los suje tas elaboran acerca de lo realidad y de ellos mismmos. Un elemento importante en el ienlo de las representacio nes cognitivas es que la acumulaci6n de,conocimientos particulares tende © generar esquemos mentales generalizadores, que no sélorecubren Yorias experiencias singulares de la misma especie, sino que, odemés, se pueden refer a orcs experiencias por venir; asi, esa dimensién general del Cconocimiento es la que resula poten: te y productiva respecto del compor tamiento de sitaciones que e505 six jetos ain no han experimentado*. Es asi que odo proceso de produccién de conocimiento se orgar riza segin una estuctura pregunio- respuesta 2.3. En el contexto de estos afimaciones, que destacan un proce: 0 general comin @ cualquier forma de producir conocimientos, nos resulta necesario dar cuenta del dato -para nosotos evidenle- cual es que las ge neralizacianes conceptuales y las prac ticas que genera la ciencia muestra diferencias con las que corresponden al conocimiento cariente Eneslesulrcorjoro, fa calidad det conocimiento y de las acciones aparece sustancialmente modificada @ través de dos funciones que pue den estar incorporadas en. grados diversos en los pracesos recién des cos Por una parte, tanto la préct- a como los conacimientos, @ medi dda que se acumulan pueden ir cre ciendo en sstematicidad: fos datos y las acciones se organizan en referer ia unos con otras, con lo cual iende <@ cambiar el cardcter de las “genera lizaciones" que se constuyen 9 partic de esos experiencias, Por ota pare, el conocimiento y las acciones -en nvestra relacién o por separodo- pue- den crecer en socializacién, en lo medida en que rebalsan el dominio del individuo que se propuso la pre gunta y bused la respuesta, y pueden ser conocidos, aplicados, examinar dos y validados, como patrimonio colectvo, por un grupo tan amplio que hace que es0$ conocimienlos practi cas puedan llegar traducitse en ins ftuciones Tenemos asi acciones, conect mienlos altamente sistematizados y socializades, frenle a offs que pre- senian escaso nivel en una © en am bos propiedades’ Entendemos que, si bien los conocimientos cientificos se caracte- fizan pox niveles muy altos de siste 2 Gramsci, A. los inelectes y lo exgonizo 261 defo cura, an Pablo edi, Mico, 1975, pp. 1415. Esios oimaciones revelon una opeién de re flexion sobre ls procesos de Conocimirio que son cotcanes yas con To volrocén del “sober popular, que siempre ba subroyodo fo ep 3 Pod, J. Elements para el ondiss de lo invesigocién Educotve en Edveocisn y cor is Heros oI, NE 8, URESR, Cor as, 1994, {spate des prose qe laren hoy toons, 1 cet do te podomct preven cage enor ua Cn Crete gentlemen sme eva carmdodo pose ocomtne on wa feacior oechonanenomaivo, que 6c Inara Speer Xorg, © Sense pueden cols eno nin doe de se dtr organo Cor oc pl nono ta dor 5 to bisquede de climentos, por ejemplo, ‘abe haber comenzodo siendo une eetvidod ‘eanocimiento muy mprovsode |ecoleccién y ccozo; eon pocs orgonizocién [bojp nivel de Sstemalzacér] , proboblenerte, desorallr 40 o nivel de cod feria cuando 10 de ind vidvos (bajo nivel de socilizacié Elcomaciintrocional dels alimentos mo vila en lo ocuaided merios de copilin- presionones, opicodos a culver olomedia Feenficodos, ol ocopio,procesamiene, rons pote dibcir de nd munca (qv lego Kosa os timos extort doles superar: dos. Se ros de un codeno muy espocalza do y complejo, con un grado de Inst ‘eondzociénnotble in rape matizacion y socialzacién, en base «© estos solos atibulos no s¢ puede fijar konteras tajantes ene los conc: cimientos producidos por la ciencia y los que se generon en la experiencia colidiana; més bien, los atibutos se fiolados, presentes en mayor o me nor grade, destacan la confinvidad que atravieza a todos las distintos formas de conocimiento, Cuando opuntamos a la espe ciicidad y decimos ‘conocimiento clen ifco", estamos enfocondo sobre el particular procedimienio para product ‘ese conocimiento, que es, precisamen- to, lo. que perite ergonizarlo con alta socializacién y sistematicided, la investigacién incorpora un componente de inencionalidad que busce alectar lo estructura de “pre- guniarespuesia” que ‘como hemos sefelodoes propa de odo produc cién de cosacimiento, cuando incr ye una propvesia de “estralegia" con la que intent fijar el objeto de conc Cimienlo y, ol mismo fempo, recoger la informaciSn adecuade y suficiente ue permita construir una respuesta vida y confiable, El recutso al método (el cam no prefijado) es disiinve del proce: dimiento investigative’, pero no se debe redlucir el esluerz0 en la invest gacién cientfica a la sola aplicacién de un mélodo, ya que ese recurso se hace en el contexto del esluerzo pro- cesal por plonlear preguntos y cons: truir respuestas comprensives que ten- gan sentido y oporten segin los niver ies dados de sociaizacién y sistema fizacién del conocimiento acumulado. Es asi que el método permite profundizar notablemente en la siste- matizacién (en la medida en que or gotiza la referencia ente conocimion- 10s especificos y consmtuctos generar les} y de socializacion iyo que la ‘explictacién de las reglas para reco- ge informacion y converitla en cor ocimiento amplo posibilta procesos de validacién fo rechazo) de los re sultodos. Pox dlimo, desde yo conviene ‘adelontar por sobre el desarrollo del O22. punto prSximo y sefolor que en la historia de la produccién de conoc tientos, €50 relacién eperatva entre pregunta y respuesta se ha resvello de moneras diversas Ea lo base de cada posicién melodolégica subyar cen distintos sistemas de convicciones sobre “qué es la realidad’ lontologia} y “cdmo se relacionan los sujetos con #50 realidad” {gnoseologial; esios adhesiones marcan los diversos pro- 29505 por los que se produce conoci- miento por cuanto predisponen, de manera diversa, a seleccionar obje- tos de investigacion, hacia les discur 508 en los cuales se incluyen esos objetos y a los aspecios de realidad a los cuales se hacen sensibles 3.LA PRODUCCION DE CONOCI- MIENTO Y LA DENOMINADA “CRISIS DE PARADIGMAS””. 3.1, Anuesto entender el gran cambio que se ha procesade, a lo largo de las vtinas décadas, en los modsles de comprension con que nos oproximames a les procesos humo- nos, es el peso que hoy se cxigna « los elementos subjetivos, En términos muy simplificados y, sélo para subrayar los elementos més centrales que intervienen en este ‘cigumento, podemes afirmar que he- mos posade desde una tendencio por consiuir conccimiento desde lo per cepcién de los estructuras contextuaies {en la que los ujetos eran definidos a partir de su ubicacién en el esquema de las relaciones sociales), a ofa for ma de construccién de conocimiento donde se valora y se atiende, con prioridad, a los syjlos que concen y action, 3.2. Para una adecuada com- pension de la sitvaci6n actual con- viene hacer alguncs aleonces sobre el “parodigma’ propio del raciona- tigeno que ha orientado el proceso de modemizacién en occidente desde fines del siglo XVI! y con el cual, hoy, hemes entrado en tensién En lo que aqui interesa, el ‘acionalismo supone * Quelo realidad existe y que ests ‘orgonizado segin un orden ob- jetvo, todo lo eval es indepen diente (légicamente previol del cconocimiento de esa realidad © Que la razén es capoz de re produc el orden objetive de la realidad, odemés de constuir x plicaciones para los procesos reales por solo recursos 0 rele ciones que son inkinsecos al cam po de esa realidad! {sin neces dad de recurtr a ninguna metor Fisica). + Que ese dominio del conoci- mierto sobre la dinémica de la realidad ly eb consecuente domi 6 Eniendemos que el método que es un fina mento del prcedimienio que $2 uso en toda roduccion de conocimienio es fo que die ve cualiverente 0 lo inesigacién como prdcce cient de ovo omos de conocer Ese impliea que nose debe distingus alcono- cimienlo ciertfico del corierie en tanlo que spe pediza verde yoo, tL uso de os concepls de ‘poradigma” y “cfs de parodigmas’ pore refers 0 los st puesos que hon orient lo modemzacién y Sl descenfonze con qe hoy se considers © esos pues, ho sdo corer ene disco ‘compari pa los etucodores populares (por ejemplo, conkonor la imporiorea que Renen ess cooceplos ene cleo de Jorge Osote'y Luis Weinstein El corazon del oro irs) la concepeién de ‘poredigno" es6 recone cidamente tomodo de Thomos Kuhn [The stuenre of Scientific Revolution), peo, como YP indica all dela bro, Kuhn lo conse 5 propasito dels cambios que reinen en fa fesucha ergarianiva de las ciencias dios, «quer es el mismo campo qv nas ocypo ogy Esimomas que el concepte de ‘parodigia’ no 18 debe roslodor mecénicay aciicomente por eso, lo vomas 9 usar aqui en un senide fruy omplo y fexble, siempre entecomilodo @ rerconblondolo con oes sndimos ier eionadomerie wages, com “eslo cogetva” "modelo epistémes Roel Echeres hoe una dsfrci zemejonie (Echeveria, REI Buho de Minerva, FE, Son Yiogo, 1988) Bla ompiocén del compo del azén signs cael rotoceza dela expicaciones micas yl debiamieno de ls inaisiones odiione les que, desde ohera, naman y contolan les imedeles de ocr y pasar do los personas, mercado es wna consiuceign fpica de ka ‘eciondkdad moderna, que pein ole eco nomia indepondizane de lo revel © lo que cae siberdinodo hose Is evens capitalism, no técnica} constituyen el impub 80 de un proceso socichistérico que se debe volorar positivamen: te. El creciente contol de la ro 226n sobre la realidad se entien de como “progreso” '* El gran aval del racionalismo fue ron los productos de fa ciencia y los &xitos impresionantes de las aplicaciones tecnolégicas. * Cuando, a principios del siglo XIK, ‘Augusto Comle quiso rescator 0 los telaciones sociales del impe- rio de la flosofie, no pudo sino recutrir o los principios legiima: dos de la “ciencio” y del raciono- lism? * Pocos afios después, cuando Durkhein buscé orientar a los ‘aprendices de explicadores de los procesos sociales, les indica que no vayan mas allé de iguolor el funcionamiento de lo sociedad a lo meednica entre las "cosas". Esta concepcién “cosificada? de los procesos sociales iba de la mano con el método racionalista de conocer, que busca entender todd st tuacién desde fo general (desde los “leyes’). A mediados del siglo paso- do, ya ese modelo racionalista -de- sartollado en la ciencia de las "co 503" ya es el “poradigma” que reco 92 y organiza el pensamiento sobre fo sociedad. 3.3. Es cierto que siempre exis: Yieron voces discordantes. Justo cuan- do Descartes proclamaba la prioridad del pensamiento {cogito), habla Pascal también francés, también motemético- que, con aquello de “el ccorazén tiene razones que la razén no comprende”, quiere apuntar o olras dimensiones de kr experiencia humana que las sélo racionales. Lue 90 estén los roménticos, que no quie ren desechar los aportes de lo exéti- co y lo tradicional; y estan los sumrealista, que buscon rescator lo onirco..., pero, en la medida que sas voces no pudieron articular sus preocupaciones con la avalancha reciente de tacionalidad modernize: cién-progreto, quedoran como in- quiekdes subordinadas, muchos veces reducidas « espacios acotados de midsicos, de poets y pintores. Hoy, podemas organizar otta corriente,suberdinada también, pero que va 3 odguirr mucha importancia en el momento de la cfisis, ya que se trata de pensadores que, sin rechazar frontalmente el proceso de cccidente, van a subrayar de distnios maneras- que [a racionclidad instrumental) es an caves estecho que no puede con tener toda la gama variada de lo rec- lidad que se ohece « los personas!” Una voz poderosa sé alz6 en tome @ 1930, Matin Heidegger es zeerente obligado para todos los que, después, intentaron propuestas novedosas. ‘A sélo una décoda dela derre- ta de Alemania y de su humilacién en el kolado de Versailles, Heidegger pro- coma que la historia - minoie ha sido fo de apicorexqueros de Bonfcockn perfectmere revisor, Bernardo Kksberg, do! Certo lainoomerica ro.de Adminstociin para! Ossorolo, nos dice ‘las condiciones fusion y varon parm nenlemente en gesi6n socal, Corelocones polis y lchas par ol poder en toro oles Drogas diidaso infu en “quen eibe U6" que prodican modtieaciones parmanen tes, ploblamas emergenles de 1s ejecicon misma del programa que cbligon 0 ead Cones catloras,resiciones y pokenciido- devo dtecodos,ydifcimerie decals do ‘anamaro, son algunas de ls onos expres nes do Thidez o mprecitbildod” que sna laizan el campo! (deal) ts imtodes ves todos cbrndes, bs fecoses ocumsodos, lo troche ent es modeles ergonizaconales i tmados dl “business adn” los Que equ lo gesion ete do programas de eorolo, Sibyocene se boys 19 moreso sspocticidad de los condiciones en que ope fore compo socal ol corr pariclr do los melas @ obtener Klisberg, 8. ‘Gorrcia Sociol; demos. gerencdlos y experiencias innowavas’ en Klasbow B. [Comp ). “Pobre 22. Un tema impostergatl', CAD/FCE/ PNUD, Mécco, 1993, 2.9192. 260 mismo puede deciserespecto de los diercsone mei gacone erorredos “desis, as nerretvos vos pica Gorge opran nr sn nad fn gue sos consider) con un miroSo my sitio. Eun erfoque precesua sito més cle que 19 se pode consi ura lata sno en base 9 vnocumioda aneicr de infomacn, Kepler fag’ o propane au pass ache ax Stor eiiptcos doles plone [ue fed y pete Giond 0 Copbnico) slo porque lo puso sue tonto eno datos que, por michor cos, oc sw 39 maesto Ticho Boho probleméticas, que superen la sola muliplicacion de trabajos desvinculades ente si No vamos ¢ avanzar en pro- duccién de conocimientos en base a sumar investigaciones porticulares, que se proponen y se realizan igno- ranies una de ottas; sélo podremos cavanzar silos distntos esfverzos y los diversos niveles de produccién de cconocimiento en que se comprome- ten les educadores populares, se re fieren a conacimientos anteriores ‘ht paétesis 0 discursos que las “invesigar El propésite del presente documento os plantear una serie de temas relatives a Ia importancia de xperienclas y proyectos de educacion popular y de adultos en América Latina, con el objetiv. prople didloge de fondo entre los organismes ne gubornamentales y las agencias de cooperacién. INTRODUCCION la educacién popular ha de- sorrolade una signifcativa trayecto fg, sin embargo esta experiencia, por cierto enriquecedora, empezd a mas- ‘ror clarossignos de insticiencia, por uno parte, frente ol desperfilamiento de los referentes politicoideolégi- cos que la dotaban de sentido es- tratégico, y por ora, frente a los compleios procesos de cambio politico, econémica, social y cul tural que nuestras sociedades em pezaron a experiment. Estos ambivalentes procesos de modemizacién, actualmente en curso en nuesto continenle, estén te niendo gran influencia en los sector tes populares. Algunas beneficiosos, otras francamente periudiciales, Anti {guos problemas se agudizan y la rec Tidad de estos sectores no muestia sig: nos de mejoria, Por ola parte sur gen nuevos actores y nuevas proble- mélicas y se transforman los cadigos «@ parr de los cuales se establecen los relaciones sociales. Esto ha lle vado a la implementacién oficial de determinados politicas econdmicas y educativas que tienen por obje- fo odecuar las estructuras produc- tivas y educativas de nuestros pai- ses a las nuevas exigencias de un mundo globalizado en lo eco- némico, Desde la perspectiva de la ceducacion popular se hace necesa- fio el rescatar el cimulo de experien- cia_ganada en estos aos para po nerlo nuevamente al servicio de los sectores populares en orden a procu- 101 la formacién integral dé las perso- nos y el desarolo de 5 copacida- des de gestién e iniciative creadora. En este sentido nos planieamas una educacién, en su sentido més amplio, generadora de nuevas copacidades Y competencias técnicos, poliicas y tivdadanas y de un pensamiento cr Yico; que refuerce las perspectivas ‘ecolégicas del desarrollo y la deferr 10 de los derachos humanas y cul Toles de los grupos indigenas y diseri- minados; que promueva la dimensién de género en al desarrollo y en la poliica y que fortalezca y dé poder 2 la sociedad civil, foraleciendo asi la constuccién de ciudadanias demo- cxdticas. En este sentido la educacién popular esié refundamentando sus practicas para dar cuenta de este modo de la complejidod intinsecor mente dindmica de los procesos eco némicos, sociales y cultrales y de “la arficulacién sinérgica entre educaci6n y democracia como uno de los corr Ponentes (més importantes) de los Objetivas estolégicos de fa transfor macién social y econémica neceso- tio para toda la regién"” El presente documento preten- cde ser una invilacién 0 un didlogo sobre estos femas con aquellas inst tuciones que han jugado un rol dect sivo en el desarrallo de la educacién popular en América Latina, en orden 4 Cualifcor los relaciones y estable- cer consensos basicos para futuras relociones de cooperacién. 1, GLOBALIZACION DE LA ECONOMIA Y REDEFINICION DEL ESCENARIO NACIONAL. 1. la sociedad actual vive uno época marcade por el cambio. Asislimos a un enorme y complejo proceso de desarticulacién de as an- figuos formas de interpretor el mundo donde van quedando atrés las visio- nes que pretendian entregar una Uni- cay correcta inlerprelacién de la rear lidad Por ofta parte, ls posibilida des que el vetiginaso desarrollo de la informética y la micioelecténica han abierto a las comuricaciones han provocado que nesta vida econé- mmica y cultral resulle coda vez més interdependiente y que eslemos rect biendo “una sobredosis de informar cin sin mayor reflexion sobre el serr fido de lo que estamos viviendo™. Desde el punio de vista ecor némico podemos decit que el capitor lismo moderna vive una fase de de- sarralo caracierizada principolmente por a globolizacién de las economios Yel desdibujomienio de los escenc ios nacionales, A este respecto en la cecivalidad domina la vision que sitio esos conbiot enon proceso Ue tes cién ‘de uno economia internacional industial -cuyo principal recurso era e porate productivo transformador de lo noturcleza, gran insumidor de fuerr tes de energia no renovoble y cuyo mengpalio consivio la base de una sociedad excluyente-a una economia