Está en la página 1de 7

1

Saludos, queridos, yo soy Kryon del Servicio Magnético.

Es posible que aquí haya quienes digan que no es posible que la energía de una forma
angelical llegue a través de un Ser Humano. Dirán que es algo que jamás se puede
manifestar de este modo. Por eso les digo que en este instante la energía se manifiesta
justamente en este escenario y que hay quienes pueden “leerla” en este
momento. Tampoco tienen que prepararse para eso. Yo soy Kryon, y llego a través de mi
socio humano. Esa es la forma, dando su permiso unido a su Yo Superior, de que se
pueda ver y se revele la familia que está frente a mí. Ello crea una especie de reunión que se
puede adherir para siempre a las mentes de ciertas almas que están aquí
antes de que se vayan. Porque ellas sabrán que fueron tocadas, y en algunos casos, sabrán
que están curadas. Y luego de haber “visto” los colores y sentido el toque
del espíritu, entonces los más intelectuales de ustedes podrán hacerse conjeturas acerca de
la verdadera realidad de ello. Pero para nosotros, está ocurriendo incluso
mientras están sentados ahí.

Les pido que suspendan esa parte de sus mentes tridimensionales que evita que
experimenten la alegría que podrán sentir esta noche. Verdaderamente, les pido que
crean para que se puedan sanar esta noche. Es un momento precioso, un momento en el
cual se sienten seguros, el tiempo del cual disponemos mientras entregamos este mensaje.
Se percibe una energía muy agradable aquí – es la energía de sentirse seguros. Este podría
ser el momento adecuado, si alguna vez ha existido, para que formulen las
preguntas que mi socio les trasmitió más temprano esta noche (durante la conferencia que
dio Lee sobre el ADN). ¿Tienen el valor de pedir la activación de sus partes
interdimensionales? Algunos de ustedes tienen miedo. Le temen a la iluminación. Dicen:
“Fui hasta donde quiero a ir. Es suficiente con que esté aquí.”

Oh, querido Humano, permite que le hable a tu corazón en este instante. Las cosas que te
causan temor son aquellas que tú inventaste. Esas cosas provienen de la mente humana
y de la dualidad humana. A la mente intelectual le intriga lo que la rodea y crea sus propios
argumentos de lo que está ocurriendo para que encajen en un patrón que tenga sentido. Eso
crea demonios y fracaso y baja autoestima. ¡No le teman al amor de Dios! ¿Por qué les
debería causar temor que los curen? ¿Acaso le van a temer a la alegría? ¿Creen que si dan
este paso espiritual del que hablamos los demás los verán como excéntricos? ¿Que
tal vez los miembros de la familia con la que están no los quieran tanto? ¿Que quizá
pensarán que perdieron la chaveta o como quieran llamarlo? ¿No se dan cuenta que si
toman el manto del Espíritu en esta forma y activan su ADN los demás los verán como
seres puros y equilibrados? Es posible que su familia comente a sus espaldas: “No sabemos
qué le pasó a Mamá o a Papá. No sabemos qué le pasó a la Abuela o al Abuelo. No sé qué
le pasó a mi pareja.” Y después escucharán: “¡Pero realmente me
gusta” Sea lo que sea que los cambió, los dejó más equilibrados.” ¿Alguna vez pensaron en
eso? Así son los seres iluminados. Son la esencia de la comprensión y
del amor puro. Brillan con la energía de la tranquilidad. Las personas quieren permanecer
cerca de ellos. Es fácil ser sus amigos.

Esto es lo que pueden hacer por ustedes mismos. Todas las cosas que pedirían en sus
momentos de oración o en sus meditaciones –reducción de las frustraciones,
liberación del drama que viven con otras personas que hay en su vida- esas cosas están
listas para ser disueltas. En realidad, muchas de ellas forman parte de su lección y
esperan ser resueltas. Lentamente, a medida que su sendero lo va permitiendo, el ADN se
va activando con su petición y con su intención pura. Por eso estamos aquí, queridos.
Mi socio les dijo que esta sala fue entibiada (el santuario de la Iglesia Unida). Déjenme
hablarles de este salón: Hay quienes han tenido visiones aquí, que han encontrado
el amor de Dios aquí, y han recibido orientación para sus vidas en este lugar. Algunos
encontraron aquí a la familia y ahora saben que no están solos. Así que les
hacemos la misma invitación, ¿saben? ¿Acaso se van a reunir únicamente con las personas
2

que los acompañaron o van a encontrase con alguien más? ¿Hoy le van a decir “hola” a
alguien que no conocen? Quizá es un miembro de la familia que sólo espera sentir su
energía. Eso es lo que ocurre en esta clase de encuentros –una reunión, un encuentro de
sanación, una reunión en la que realmente pueden cambiar de opinión gracias a la energía
que se brinda hoy aquí.

Yo soy Kryon. Según su definición, soy un ángel. Ni siquiera sé lo que eso significa en
realidad. Pero sé esto: Soy igual a ustedes cuando no están aquí. Eso es lo que sé. Y cuando
ustedes no están aquí, somos hermanos y somos hermanas, si quieren atribuirnos un género.
Somos familia y recorremos juntos el cosmos. Lo saben todo cuando no están aquí. Las
cosas tienen mucho más sentido y la dualidad no está presente cuando no se encuentran
aquí. Así que les digo, familia, que tiene que haber un elemento de confianza cuando toman
la mano del Espíritu y avanzan. Tiene que haber confianza en el amor de Dios y en lo que
hemos denominado “inteligencia cósmica”.

Las Siete Leyes Cósmicas de Kryon

Esta noche trasmitiremos enseñanza. Me gustaría presentarles las Siete Leyes Cósmicas de
Kryon. Ya lo hice dos veces. Pero ésta es la canalización que quiero que se grabe y
transcriba.

Para algunos, esto podría parecer un repaso, porque todos estos conceptos han sido
presentados durante los últimos 18 años, pero nunca en forma tan concisa o agrupados de
este modo. Mi socio sabe lo que viene a continuación, porque él ha mencionado estas cosas
anteriormente. Sin embargo no sabe qué se le va a agregar. Estas son las leyes cósmicas que
yo, como la entidad que soy, consideré que son lo más importante que el Ser Humano debe
conocer. Tal vez alguna de ellas los impresione o sorprenda por su simplicidad, pero no son
sencillas. Todas ellas hablan del amor de Dios. Aunque las entregaré una tras otra, en forma
lineal, no se presentan por orden de importancia. Sin embargo, su valor numérico es
importante.

Número uno: Jamás pueden retroceder a un nivel de conciencia anterior Ningún Ser
Humano puede querer dejar de saber algo que ya sabe. Una vez que llegó a su mente y
especialmente a la energía espiritual de su ADN, es imposible que deje de saberlo. Si
alguno de ustedes tiene revelaciones esta noche en este lugar, no podrá borrar la
experiencia. Oh, podría tratar de olvidarla, pero seguirá allí. No podrá dejar de saberlo. Así
que les advertimos que tengan cuidado con lo que decidan conocer, porque les cambiará la
vida.

Por ejemplo, si deciden estudiar los aspectos energéticos de los números que los rodean, los
suman todos y los resultados dan el mismo número… ¡la coincidencia los sorprenderá! Así
le ocurrió a mi socio. Se lo entregué en esa forma y ya no puede dejar de saberlo. Es una de
las cosas que lo impulsaron al siguiente paso: “¿Cuáles son las probabilidades de que esto
esté sucediendo?”, dijo. Y así, fueron las probabilidades las que le proporcionaron la prueba
tridimensional de un concepto interdimensional de Kryon. El jamás podrá dejar de saber
este hecho.

Si sienten que el amor de Dios los toca esta noche como nunca antes, si se van realmente
sanados, no podrán dejar de saberlo. Si tienen una revelación respecto a cómo funciona
algo, tampoco pueden dejar de saberlo.

Algunos de ustedes han pedido cosas: “Querido Espíritu, dime qué necesito saber”, han
dicho. Entonces comienza la enseñanza y se les muestran algunas cosas que deberían
trabajar. A veces es su salud. No pueden dejar de saberlo, ¿no es así? Hay quienes dirán:
“Bueno, soy un Ser Humano con libre albedrío. Por lo tanto, si elijo ignorarlo, puedo
hacerlo.” Tienen razón. Eso no es dejar de saber. Es un Ser Humano que elige la negación.
3

Y si la información es sumamente espiritual, perderán el equilibrio. Es imposible saber algo


profundo y fingir que no está ahí. Ustedes lo llaman el “elefante bajo la
mesa”. Es imposible ignorarlo. Por lo tanto, vivirán su vida desequilibrados. Cuidado con lo
que eligen saber. Les hablamos con amor y sabiduría cuando decimos que comienza
un proceso cuando, con intención pura, piden que se inicie, eso es más profundo de lo que
imaginan. Una vez que lo obtuvieron, no pueden retroceder. Esa es la primera Ley
Cósmica. En términos de la numerología, el número uno representa nuevos comienzos.

La segunda Ley Cósmica de Kryon es ésta: En cada Ser Humano existe una divinidad
profunda. Pero no es intuitiva. Se ubica ahí y “los aguijonea”. Saben que está ahí. Está
presente con suficiente fuerza como para que los Humanos busquen la religión, ¿no es
cierto? Tiene suficiente fuerza como para que busquen a Dios en alguna forma y satisfagan
esa búsqueda mediante la participación, la congregación, la adoración, la doctrina. Pero la
verdad de lo que son permanece oculta. Esa es la segunda ley: No es intuitivo que ustedes
son Dios. No es su intuición la que les dice que dentro de su ADN están todos sus dones. Es
una hermosa ley cósmica. Es hermosa porque se encuentran en un punto en el cual, si
buscan lo divino, tienen que desearlo realmente. No puede ser expresado superficialmente,
porque entonces no obtendrán respuestas. Esto explica por qué quizá algunos de ustedes
abrió un estudio o un libro y dijo: “Voy a ensayar esto, o haré esto, o esto no significó
nada para mí.” Es posible que cuando se marchen hoy digan: “Esto tampoco me ayudó.”
Les diré por qué –porque no invirtieron nada en ello. Participaron en forma casual,
buscando algo que los cambiase. Más bien, ¿por qué no buscan una herramienta para
cambiarse a ustedes mismos? Ese es el mensaje. Es porque decidieron no abrir su corazón,
porque no vieron la oportunidad cuando se presentó una legión de ángeles, sea lo que sea
que eso signifique para ustedes.

En este salón hay entidades, pasadas y presentes, partes de ustedes que están aquí y que
ustedes desconocen totalmente. El Akasha está presente (la fuerza vital del planeta). ¿Saben
qué es eso? Ustedes forman parte de ello. Caminando aquí por los pasillos están las
esencias de los que amaron y perdieron en este planeta. Quizá se pregunten acerca de ellos.
Tal vez digan: “¿Qué harían si pudiesen verme ahora?” Y llaman a Mamá o a Papá:
“¡Ayúdame a comprender la verdad!” Esa familia los rodea todo el tiempo. Están aquí. Es
aquí donde están… no arriba en el cielo. Y nunca se fueron en realidad, ¿saben? Algunos
de ustedes lo sabrán porque son capaces de olerlos y sentirlos. No lo digo en vano; les digo
que estas cosas forman parte de las leyes cósmicas. Ustedes son criaturas divinas y tienen
un velo que lo oculta.

Esa fue la número dos. El dos, en términos de numerología, representa la dualidad.

La número tres. Es tan profunda y tan sencilla que la han escuchado como una aseveración
de mi parte una y otra vez durante todos estos años. “Ya lo dijiste demasiadas
veces,Kryon”, dicen muchos. Pero se las doy de nuevo. Número tres, la Ley Cósmica de
Kryon: Son amados tiernamente.

En mi lado del velo, todas las entidades del holograma cuántico los aman – son más de las
que podrían contar, exceden cualquier número que puedan imaginar. Sin embargo, todas
ellas tienen algo en común: forman parte de una conciencia que conoce su nombre. Y
ustedes tampoco lo creen. Es posible que digan: “Es demasiado grandioso.” Tengo más
información al respecto para ustedes. ¡Esperen que les hable de las leyes cósmicas números
seis y siete! Son conocidos y amados dondequiera que vayan. Es la emoción fundamental
del Universo, por así decirlo. Es el amor. Todos los maestros que alguna vez los visitaron
les hablaron de esto, sin embargo ustedes todavía inventan razones para analizarlo y dudar
de ello.

Es la energía que sintieron cuando llegaron a la Tierra y es lo que sienten cuando se


marchan. Les aseguro que cuando cierran los ojos por última vez y recuerdan quiénes son,
4

sólo hay amor. Cuando los vea en la Cueva de la Creación, habrá alegría. No le temas a ese
momento, querido Ser Humano. Oh, no te equivoques –queremos que permanezcas por
largo tiempo, porque necesitamos tu luz en este planeta. Para eso estás aquí. Pero te diré lo
siguiente: Cuando llegue la hora de partir, no tengas miedo –porque vuelves al hogar. Es un
gran momento y ocurre constantemente… una fiesta que nunca termina. Es un momento
feliz para el corazón y para las conexiones de luz que son inolvidables para ti como ser
Humano que constantemente sigue adelante mientras los Humanos vienen y van y la serie
continúa hasta que se completa el ciclo de vida. No puedo explicarlo siquiera. Y muchos de
ustedes se irán de aquí sin creerlo. Esa fue la número tres.

El número tres en numerología representa al catalizador. Un catalizador es una energía que


brinda el empuje para la transformación de una energía en otra, sin cambiarse a
sí misma. Por lo tanto, podrían decir que, para el Ser Humano, esa energía amorosa es el
catalizador básico del cambio y la transformación. El amor es así. Cambia totalmente las
vidas humanas y da razones para existir. Manifiesta sabiduría donde había ignorancia, y
compasión donde no había más que vacuidad. Es la razón para todo, y es el denominador
común entre ambos lados del velo. Es el elemento básico de Kryon y la clave para la
iluminación del Ser Humano. Es la luz del descubrimiento en una Tierra ensombrecida y un
verdadero solaz para los que están angustiados. ¡De veras! ¡Ustedes son tiernamente
amados!

El número cuatro es un atributo de la mecánica de la encarnación, de la expresión de vida, o


lo que ustedes llaman experiencia de vida rotativa en la Tierra. Y aquí está: Todo lo que
aprenden espiritualmente en una expresión, pasa a la otra.

Su significado es el siguiente: Cualquier cosa que aprendan en este momento, no tendrán


que volver a aprenderla cuando regresen. Está ahí en el Akasha, como un frasco que
contiene todo lo que aprendieron. Está lleno de sus lecciones de vida. Cada encarnación que
tuvieron previamente y todas las cosas que aprendieron están en ese frasco metafórico. Y
cuando deciden abrir la puerta y abrir ese frasco espiritual de sabiduría, se vierte todo
el trabajo que hicieron a lo largo de las eras. Todo lo que aprendieron alguna vez desde que
comenzaron el viaje de venir a la Tierra está ahí.

Hubo quienes dijeron en sus momentos más sombríos: “Si tengo que volver a aprender esto
de nuevo, no quiero regresar.” Bueno, no lo tienen que aprender de nuevo. Eso explica por
qué algunos de los que nunca tuvieron ningún entrenamiento espiritual tienen una profunda
sabiduría. Eso explica por qué los niños de la nueva conciencia de la Tierra traen con ellos
medio frasco lleno al nacer, a pesar de todo. Cuando incluso el niño más pequeño abre el
frasco, salen ideas profundas del otro lado del velo… lo que solían ser, la forma en que
funciona la vida y por qué eligen a sus padres. Esto no ocurriría si no fuese
por la nueva posición del magnetismo del planeta –para empezar, el motivo por el cual
estoy aquí.

Tal vez digan que ahora tienen nuevas herramientas, un Nuevo aspecto interdimensional de
la vida humana que no tenían al nacer. Tuvieron que trabajar para conseguirlo, pero los
nuevos niños lo traen consigo. Es la razón por la cual tampoco tienen que hacer cola.(Risas)
No quieren volverse lineales. Habrán notado que quieren todo al mismo tiempo. Es un
atributo que tendrá su efecto en ustedes. Se trata de aprender, y deberían celebrarlo.

Ahora déjame decirte qué significa eso, escéptico. En tu interior, escéptico, están
contenidas algunas de las mayores verdades espirituales que alguien haya escuchado
jamás. Quiero decirles a todos que hay un chamán en el público y él no lo sabe. También
teme abrir el frasco, y quizá no lo haga en esta vida a causa de este temor. Pero, querido, tú
sabes a quién le estoy hablando, ¿no es cierto? Si alguna vez te decides a abrir ese frasco,
afluirán las profundidades de las eras. Eres un sanador, si lo eliges, está ahí. Parte de la
dualidad que tienes quiere mantener tapado el frasco, ¡porque sabes que si lo abres no
5

podrás retroceder! (Ley Cósmica Uno) Sabes que está ahí, ¿no es verdad? ¿Quieres hacerlo
en esta vida o no? No se te juzga. Mi querido, la fiesta será la misma cuando te vea de mi
lado algún día, ya sea que abras el frasco o no. Eres amado tiernamente. Esa era la
número cuatro.

El número cuatro en términos de numerología es un número terrenal e involucra estructura.


Es un número de conexión con la tierra. El saber de los siglos es así. Es el oro que se
excava del Akasha de vida en vida. Es la única cosa y la más práctica de todas que llevan
consigo de una vida a la otra. Su conocimiento espiritual es como el manto de Dios.
Cuando piden que ese frasco se comience a abrir, fluye una energía muy confortable –su
propia maestría.

La número cinco es cuando manifiestan la intención pura y activan la capa 10 del ADN.
Ocurre algo más que es profundo: Ustedes le dan permiso al cosmos para que reacomode
las cosas que los rodean. Algunos de ustedes saben lo que quiero decir, ¿no es así? Ustedes
dan permiso para el cambio. Tal vez en su hora más sombría hayan pedido ayuda cuando
estaban en problemas y las cosas no estaban saliendo bien.

Es cuando el Humano dice: “Dios, ¿quién te dio permiso para cambiar mi vida de esta
manera?” Y yo les diría: ¡Ustedes lo hicieron! Así que tengan cuidado. Antes de
decidirse a empujar esa puerta para crear la activación de cualquiera de esas capas de ADN,
estén listos para los cambios que pueden ocurrir en su vida. Esto no es palabrería esotérica.
Es un cambio de vida. Sólo pregúntenles a quienes los rodean qué les pasó cuando
decidieron buscar a “Dios en su interior”.

Todos ustedes se hallan en un tiempo y lugar que es extremadamente profundo y oportuno.


Necesitamos su luz para este planeta. Si se deciden a enviar la luz, van a cambiar
el planeta. La razón por la cual están aquí, todos y cada uno de ustedes, es la razón por la
cual despertaron –incluso tú, escéptico- es la razón por la cual vinieron con alguien más a la
reunión de esta noche. Ninguno de ustedes está siendo juzgado. Solamente hablo de los
hechos. Vinieron a escuchar estas cosas por un motivo –para llenar el frasco aún más, para
tomar conciencia de la forma en que funcionan las cosas.

La Ley Cósmica de la que hablo es que ustedes dan permiso para un cambio de vida cuando
entran en el ruedo y le piden a Dios que les diga lo que necesitan saber. Ésa es la
forma, ¿saben? Así funciona. Es como enlistarse en una legión de Trabajadores de la Luz
donde le dan permiso al Espíritu para que los ayude a unirse a los que sanarán
este planeta. Y la buena noticia es que todos los cambios que ustedes inicien
apropiadamente en su vida eventualmente podrán traerles crecimiento y alegría.

Dios no se complace con las situaciones que provocan daño, despojan del amor, o crean
enfermedad o pesar. El Espíritu no hace eso. Sin embargo, las doctrinas del planeta a
menudo le asignan esa energía a los atributos espirituales. Esa no es la forma, queridos. Las
cosas que pueden experimentar y que ustedes denominan crecimiento, incluso lo que
ustedes llamarían problemas y desafíos, están todos referidos a su tiempo de aumentar la
luz, porque el planeta necesita que estén afilados. Hay una vieja expresión y la hemos
utilizado antes. “El hierro le da filo al hierro”. Se refiere a que a veces es necesario
exponerlos a las dificultades para que puedan forjarse en la forma gloriosa, angelical en que
pidieron convertirse. Esa es una ley cósmica.

Numerológicamente, el cinco es la energía del CAMBIO. ¿Necesito decir más?

Número seis: En cuanto comienzan esta búsqueda, en cuanto empujan la puerta, en cuanto
el Espíritu ve la intención pura, toda su familia universal lo sabe. Quiero que piensen en eso
por un instante. Se visualizan a ustedes mismos en forma lineal –un Ser Humano hace una
6

elección en un mar de humanidad. Un grano de arena en una vasta playa espiritual hace una
pequeña elección. ¡Bueno, les voy a decir que toda la playa lo sabe! Esa es una ley cósmica.

Y es muy profunda.

Cuando encienden su luz, todos la ven. Ocurren cosas que no imaginan que estén
relacionadas con los procedimientos, lo espiritual y lo histórico. Incluso el propio Akasha*
se modifica cada vez que un Humano toma una decisión. La vibración del planeta cambia
cuando el Ser Humano toma la decisión de pasar a un estado interdimensional en el que
comienza a ver las cosas de otra manera. Ustedes lo llaman ascensión, renacimiento,
activación del ADN. Llámenlo como quieran; todos lo saben. “Kryon, ¿los humanos en el
planeta también lo saben?” Por supuesto. Oh, quizá no a nivel consciente, pero les diré,
reconocen a un chamán, reconocen a un maestro, reconocen a alguien en estado de
ascensión. Quizá no sepan por qué les cae bien, pero es así. Es el Dios en ellos que saluda
al Dios en ustedes. Y las dos partes de Dios se comunican entre sí y saben. El cosmos
despierta cuando ustedes lo hacen.

Les diré que una cantidad de ustedes está a punto de cruzar hacia ese lugar de luz en este
momento. Lo puedo sentir, ¿pueden sentirlo ustedes? Y cuando lo hagan, y si lo hacen y
empujan esa puerta, tendré el gusto de decirles que todo el cosmos lo sabe. Benditos los que
tomaron esa decisión y permanecen en esos lugares que conocen la vida, que conocen el
poder de la luz, y no se limitan a hablar de ella, sino que la viven. Benditos porque ellos
heredarán este planeta, mansos como son. Es a su esencia, a su linaje, a lo que seguirá el
planeta de aquí en adelante. Ese es el que está aquí, lemuriano. Esa fue la número seis.

El número seis es el centro –el número más sagrado de la serie. Representa la


comunicación, la oración y la “tubería” que conduce al Yo Superior. Sólo falta una ley
cósmica más, y la dejé para el final.

El número siete representa el número de la divinidad. Es un número que representa la


divinidad de Dios. Ahora les ofrezco una información y es ésta: La séptima Ley Cósmica es
que todos ustedes generan un efecto en la trama de la realidad de este planeta cuando
envían luz. Quizá se pregunten, cuando están a solas, o con dos o tres más, qué sucede
cuando envían luz esotéricamente a un lugar de la Tierra que la necesita. Sin tener ningún
acceso tridimensional para probarlo, cuando llevan a cabo este profundo procedimiento
espiritual, ¿produce algún efecto realmente? ¿De veras? Cuando les envían luz a los
sudaneses para consolarlos en su increíble pena, o a esas familias que se conduelen todos
los días con lo que está ocurriendo en Irak, o a los que son enviados a los frentes de batallas
de la Tierra y tienen miedo, ¿ayuda eso? Tal vez envías luz periódicamente, Ser Humano,
pero la dualidad te hará dudar. “Bueno, ¿produjo realmente algún efecto? ¿Lo sabremos
alguna vez? Parece tan insignificante.” Es la séptima Ley Cósmica de Kryon que dice que
cada vez que se sientan y envían luz, mueven montañas -¡mueven montañas! Cambian el
futuro del planeta.

Ahora les voy a dar algo de información que mencioné sólo unas pocas veces en mis
mensajes. Lo guardé para esta trascripción. Si no recuerdan nada más de este mensaje,
recuerden esto. De toda la población del planeta, sólo la mitad del uno por ciento de ustedes
necesita despertar para crear un renacimiento y la paz en la Tierra –la mitad del uno por
ciento.

En caso de que se pregunten si todos en la Tierra llegarán a pensar como ustedes, la


respuesta es: por supuesto que no. No. Un grupo pequeño de ustedes fue elegido por su
propia conciencia y por su propio linaje para venir aquí en este tiempo. Alma vieja, estás
aquí para servir al propósito grandioso de enviarle luz al resto de la humanidad. Recuerda
que este planeta está lleno de aquellos que no son tan viejos como tú (es decir que no
tienen la cantidad de vidas que tienes tú en la Tierra). Porque cuando se hace unaprogresión
geométrica de la cantidad de Humanos en el planeta, aparentemente sólo unos pocos de
7

ustedes son muy viejos y el resto son muy jóvenes. Ahora les hablo a las almas viejas; es
decir, a quien escucha y lee esto. Son las almas viejas las que harán el cambio, y hay
muchos niños entre ellas.

¿Alguna vez te preguntaste por qué estás aquí? ¿Alguna vez te preguntaste qué se supone
que hagas? ¿Le puedes dar 30 segundos al Sudán esta noche? Antes de irte a dormir,
Trabajador de la Luz, ¿lo puedes hacer? Tienes el poder, ¿sabes? Tienes la energía divina
en tu
interior. Y aunque no lo puedas probar de una manera tridimensional, ¿aún así puedes
enviar la energía cósmica del plan inteligente a los sudaneses, y confiar en que lo que
hiciste ayudará a cambiar el resultado? Si lo puedes hacer, eres un Trabajador de la Luz que
ayuda a cambiar la vibración de la Tierra.

Se tiene que comprometer menos de la mitad del uno por ciento del planeta. Si lo están,
verán un cambio positivo y lo verán en profundidad. Los líderes cambiarán. Emergerán
ideas renovadas en los gobiernos que nadie había imaginado siquiera en el pasado. Quizá
digan: “¿Por qué no lo hicieron antes?” Y yo les diré. Querido, lo que ocurrió es que tu luz
les permitió ver cosas que antes estaban en la oscuridad. Esperen a ver esto – inteligencia
cósmica llevada en la luz de ustedes que ilumina la ignorancia y la convierte en elecciones
sabias. Entonces celébrenla y sepan que estaba envuelta en su energía.

Algunos de los que están aquí necesitan irse de aquí diferentes a como llegaron. En este
momento, ustedes están rodeados de quienes pueden enviar la luz. En este momento están
rodeados de esos individuos esotéricos que no tienen forma humana (la comitiva de Kryon)
que quieren tocarlos y tomarlos de la mano. Algunos de ustedes posiblemente lo sienten en
este momento final antes de que yo me vaya. Sería un buen momento para ello. Tal vez sea
el único momento para ello, si vinieron aquí como escépticos.

(Pausa)

No les pediré nada que pudiera resultar embarazoso. Esto es algo entre ustedes y Dios. En
este momento pueden decirse a ustedes mismos: “Querido Espíritu, dime qué necesito
saber.” Reclamen la sanación que ha estado esperando que pronuncien estas palabras.
“Querido Espíritu, reclamo la divinidad en mi ADN.” Comiencen un proceso curativo en su

mente y su cuerpo. ¿A quién le gustaría eso esta noche?•

Sé quiénes están aquí. Conozco sus deseos. ¿Tienen el valor de hacerlo? Porque si lo hacen,
su luz aumentará exponencialmente. Ustedes son la luz del mundo. Es lo que ellos enseñan
aquí en este salón, en este lugar llamado la Iglesia Unida (donde está teniendo lugar la
reunión). Les digo que ésa es la verdad.

Abandona este lugar con más luz de la que traías al llegar. Celebra a los que vinieron
contigo y que no conoces, pero que se van cambiados porque estuviste aquí. Toma todo
esto con amor y haz que funcionen para ti, querido Ser Humano.

Yo soy Kryon. Esta noche te he amado y continuaré haciéndolo hasta que te vuelva a ver
otra y otra vez.

Y así es.

Kryon

* Kryon define al Akasha como la fuerza vital del Universo o del planeta, según el
contexto de la conversación.

Intereses relacionados