Está en la página 1de 3

Importancia de la redacción en un informe

La redacción es un escrito en el que se desarrolla de una manera completa, clara, precisa


y ordenada un trabajo, de manera de expresar idóneamente lo que se desea comunicar.

La redacción es el acto de en el cual se pone por escrito un conjunto de ideas ordenadas


lógicas y coherentemente dentro de un texto. Su objetivo es componer un texto que logre
transmitir un mensaje determinado a un público en específico y con una intención definida.

Los estudiantes suelen pensar a menudo que no es importante saber escribir con
propiedad. Este pensamiento es producido por el hecho de que en algunas ramas como las
ciencias, la escritura y los textos están en un segundo o incluso tercer plano.
Algunas carreras tienen en su mayoría exámenes en los que se puede responder todas las
preguntas únicamente utilizando fórmulas matemáticas. Y en otros, donde se debe escribir, los
profesores no exigen que se lo haga correctamente y ni siquiera corrigen errores ortográficos o
de redacción.
Claro que en esos casos todo está bien siempre que los estudiantes permanezcan en ese
ámbito. Pero luego, al comenzar la carrera profesional, las cosas no son como antes. La carencia
en la redacción se puede convertir en un defecto importante de los jóvenes profesionales.
En el ámbito profesional se necesitan redactar currículums, cartas de presentación, cartas
en general, informes e incluso correos electrónicos. Estos últimos son muy frecuentes y tienen la
característica que al poder ser copiados y reenviados, los ve todo el mundo. Así, por ejemplo, un
gerente puede ver y por ello analizar la capacidad de redacción de uno de sus empleados.
La correcta forma de redactar proyecta muchos rasgos positivos sobre nosotros:
educación, nivel intelectual, atención y cultura general, entre otros. Algunas de las formas para
mejorar la forma de redacción son:
 Leer libros
 Llevar un blog personal
 Hacer un curso de redacción

Lo importante es no subestimar este aspecto de nuestra faceta profesional. Así como es


importante manejar un segundo idioma, también lo es saber redactar.
Semiótica: la semiótica se ocupa de signos, sistemas sígnicos, acontecimientos sígnicos, procesos
comunicativos, funcionamientos lingüísticos y cosas así. Es decir, la semiótica se ocupa del
lenguaje entendido tanto como la facultad de comunicar que como el ejercicio de esa facultad.
La semiótica, por tanto, se ha ocupado de las más variadas cosas: arquitectura, cine, teatro, las
modas, las señales de tránsito, la publicidad, la literatura, el arte, los juegos, las normas de
cortesía, la televisión, los gestos, y demás de esa índole.
Es la ciencia o el conjunto de conocimiento que analizan y explican los signos y los
fenómenos comunicativos, los sentidos y las significaciones que se producen en la sociedad a
través de la actividad de la semiosis.
Pragmática: Estudia la relación entre los signos del lenguaje y los contextos o circunstancias en
que las personas usan tales signos.
Analiza las formas y las estrategias concretas que asumen las expresiones comunicativas,
con el fin de descubrir las leyes que las rigen y establecer sus características generales. Estudia
los diálogos. Trata de descubrir los ejes modélicos del lenguaje (en general) del comportamiento
humano comunicacional.
Por ejemplo: la frase “éste todavía está verde”, puede entenderse de manera muy distinta
según quien la pronuncie y en el contexto en que lo haga.
Semántica: Estudia la relación entre los signos y su significado. Se llama así a la rama de la
lingüística que se ocupa de estudiar el significado tanto de las palabras, como de los enunciados
y de las oraciones.
Es el estudio del significado de los signos, de los enunciados y de cualquier texto o discurso
mediático, dentro del proceso que asigna tales significados. Analiza las relaciones de los signos
con los objetos a los que son aplicables: Dimensión Semántica de la semiosis.
Por ejemplo si se quiere decir a alguien que tenga cuidado con el piso resbaladizo que
está pisando, se ha de decir las palabras adecuadas para que comprenda el mensaje y por tanto
no valdría decir “ este piso brilla”, aunque eso también sea cierto y sintácticamente sea correcto,
sino que habría que decir “este suelo resbala”. Con este ejemplo queda claro que no basta poner
en orden las palabras, sino que es preciso también escoger las palabras adecuadas.
Sintaxis o Sintáctica: Analiza la relación existente entre los distintos símbolos o signos del
lenguaje. Esta dimensión se manifiesta en un conjunto de reglas sintácticas o gramaticales que
orientan sobre el modo en que las palabras han de estar colocadas para que el enunciado u
oración resultante pueda cumplir adecuadamente su función de transmitir ciertos mensajes.
Es una parte de la gramática que se encarga de estudiar la combinación y el orden de los
vocablos en las oraciones. Describe la estructura del lenguaje, e incluye reglas para combinar
palabras en la formación de frases. La importancia de la sintaxis en la comunicación, se basa en
que orienta a la construcción adecuada de oraciones, dando como resultado una expresión oral
coherente.
Por ejemplo: Si alguien dice “no perro muerde mi” para informar de que su perro no
muerde, apenas se entendería, puesto que su locución está llena de incorreciones sintácticas.

También podría gustarte