Está en la página 1de 2

CANTO DE OFERTORIO

.- En este mundo que Cristo nos da, hacemos la ofrenda del pan, el pan de nuestro trabajo sin fin, y el vino de nuestro cantar. Traigo ante Ti nuestra justa inquietud:

amar la justicia y la paz.

Saber que vendrás, saber que estarás partiendo a los pobres tu pan.

2.- La sed de todos los hombres sin luz, la pena y el triste llorar, el odio de los que mueren sin fe, cansados de tanto luchar. En la patena de nuestra oblación, acepta la vida, Señor.

CANTO DE COMUNIÓN

GUSTAD Y VED QUE BUENO ES EL SEÑOR, DICHOSO EL QUE SE ACOGE A ÉL. (bis)

1.- La Palabra del Señor es sincera

y todas sus acciones son leales,

Él ama la justicia y el derecho

y de su amor está llena la tierra.

2.- El Señor es fiel a sus palabras, bondadoso en todas sus acciones, cerca está de aquellos que lo invo- can y lo buscan de todo corazón.

PENSAMIENTO AGUSTINIANO

María estaba pendendiente de la dulzura de la palabra de Señor. Marta pensa- be en cómo alimentarle, María en cómo ser alimento para él. Marta preparaba un banquete para el Señor, María disfrutaba ya del mismo banquete. San Agustín Sermón 104

AVISOS

* Día 15, reunión de la fraternidad seglar OAR, a las 18 y 19 hs.

* Día 21, Solemnidad de Cristo Rey, concluye el año litúrgico.

Final del Capítulo General.

Hoy concluye el Capítulo General de la Orden de Agustinos Recoletos. Demos gracias a Dios por todos los beneficios derrama- dos, y oremos por el nuevo P. general: Miguel Miró Miró y su Consejo

por el nuevo P. general: Miguel Miró Miró y su Consejo BUEN CONSEJO HOJA DOMINICAL AGUSTINOS
por el nuevo P. general: Miguel Miró Miró y su Consejo BUEN CONSEJO HOJA DOMINICAL AGUSTINOS

BUEN CONSEJO HOJA DOMINICAL

AGUSTINOS RECOLETOS. MONACHIL Tlf. 958.500324

DOMINGO XXXIII DEL TIEMPO ORDINARIO 14 de Noviembre de 2010

CANTO DE ENTRADA

Reunidos en el nombre del Señor que nos ha congregado ante su altar, celebremos el misterio de la fe bajo el signo del amor y la unidad, celebremos el misterio de la fé bajo el signo del amor y la unidad.

Tú, Señor, das sentido a nuestra vida, tu presencia nos ayuda a caminar, tu palabra es fuente de agua viva, que nosotros sedientos a tu mesa venimos a buscar.

Purifica con tu gracia nuestras manos, ilumina nuestra mente con tu luz, que la fe se fortalezca en tu palabra y tu cuerpo tomado en alimento nos traiga la salud

ilumina nuestra mente con tu luz, que la fe se fortalezca en tu palabra y tu

PRIMERA LECTURA

LECTURA DE LA PROFECÍA DE MALAQUÍAS 3, 19-20a

Mirad que llega el día, ardiente como un horno: malvados y perversos serán la paja, y los quemaré el día que ha de venir --dice el Señor de las Huestes--, y no quedará de ellos ni rama ni raíz. Pero a los que honran mi nombre los iluminará un sol de justicia que lleva la salud en las alas.

Palabra de Dios

SALMO RESPONSORIAL

SALMO 97

R.- EL SEÑOR LLEGA PARA REGIR LA TIERRA CON JUSTICIA.

Tocad la cítara para el Señor, suenen los instrumentos:

con clarines y al son de trompetas, aclamad al Rey y Señor. R.-

Retumbe el mar y cuanto contiene, la tierra y cuantos la habitan;

aplaudan los ríos, aclamen los montes, al Señor, que llega para regir la tierra. R.-

Regirá el orbe con justicia, y los pueblos con rectitud. R

SEGUNDA LECTURA

LECTURA DE LA SEGUNDA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO A LOS TESALONICENSES 3, 7-12

Hermanos:

Ya sabéis cómo tenéis que imitar nuestro ejemplo: No vivimos entre vosotros sin trabajar, nadie nos dio de balde el pan que comimos, sino que trabajé y me cansé día y noche, a fin de no ser carga para nadie. No es que no tuviera derecho para hacerlo, pero quise daros un ejemplo que imitar. Cuando viví con vosotros os lo dije: el que no trabaja, que no coma. Porque me he enterado de que algunos viven sin trabajar, muy ocupados en no hacer nada. Pues a esos les digo y les recomiendo, por el Señor Jesucristo, que trabajen con tranquili- dad para ganarse el pan.

Palabra de Dios

EVANGELIO

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 21, 5-19

En aquel tiempo, algunos ponderaban la belleza del templo, por la calidad de la piedra y los exvotos. Jesús les dijo:

--Esto que contempláis, llegará un día en que no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido.

Ellos le preguntaron:

--Maestro, ¿Cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso está para suceder?

Él contestó:

--Cuidado con que nadie os engañe. Porque muchos vendrán usurpando mi nombre, diciendo: "Yo soy", o bien: "el momento está cerca"; no vayáis tras ellos. Cuando oigáis noticias de guerras y de revoluciones, no tengáis pánico. Porque eso tiene que ocurrir pri- mero, pero el final no vendrá en seguida.

Luego les dijo:

--Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá grandes terremotos, y en diversos países epidemias y hambre. Habrá también espantos y grandes signos en el cielo. Pero antes de todo eso os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a los tribunales y a la cárcel, y os harán comparecer ante reyes y gobernadores, por causa de mi nombre: así tendréis ocasión de dar testimonio. Haced propósito de no preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro. Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os traicio- narán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán por causa de mi nombre. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas.

Palabra del Señor

Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas. Palabra del