Está en la página 1de 26

tvnetgener@tion

la generación inter@ctiva

Desafíos para la familia

J urge Varee

El uso de las pantallas basado en valores

tvnetgener@tion

la generación inter@ctiva

Desafíos para la familia

JORGE YAReE

tvnetgener@tion

la generación inter@ctiva

Desafíos para la familia

�Planeta

Foto de cubierta: Germán Montes

© Jorge Yarce, 2009 © Editorial Planeta Colombiana S. A., 2010

Calle 73 7 -60, Bogotá

Primera edición: enero de 2010

ISBN

ISBN 1 0:

13:

97 8-95 8-42-23 14-2 958-42-23 14-3

Impreso por: Worldcolor

Este libro no podrá ser reproducido, ni total ni parcialmente, sin el previo permiso escrito del editor. Todos los derechos reservados.

Contenido

Introducción

 

9

1

La familia interactiva

 

15

2

El mundo

de

Internet

�.

25

3

Los videojuegos

 

37

4

La televisión

49

5

El celular

63

6

Niños frente a las pantallas

 

73

7

Adolescentes frente a las pantallas

91

8

Sexo y erotismo

 

105

9

Violencia

121

10

Consumismo y materialismo

 

131

11

Manipulación

 

143

12

Valores humanos

153

13

Valores espirituales

 

165

14

Lo bueno, lo malo y lo feo

181

15

Cómo educar para vivir con las pantallas

193

7

1VNETGENER@TION: LA GENERACIÓN INTER@CTIVA

Anexos

 

201

I

Orientaciones pedagógicas

203

II

Una mirada a Internet

211

III

Una

mirada

a

la

TV

22 1

IV

Una

mirada

a

los videojuegos

229

Glosario

 

235

Bibliografía comentada

249

8

In trod ucción

Antes, los medios tradicionales (prensa, televisión, radio, pu­ blicidad, cine) causaban sólo pasividad en su público, aspecto especialmente relevante en el caso de los niños y jóvenes frente a la televisión. Hoy en día hay que decir que las cosas han cam­ biado. Los nuevos medios, dominados por Internet, e incluso las nuevas modalidades de televisión, radio y prensa virtual, están planteados de cara a la interactividad con sus usuarios.

Si pensamos especialmente en los jóvenes, la afirmación adquiere plena validez. Nacieron cuando la red mundial era una realidad en pleno desarrollo y les ha tocado su auge y creci­ miento durante la primera década del siglo XXI, con una fuerza y un alcance universales. Podría decirse que hoy la mayoría de la población mundial vive totalmente conectada.

La "generación interactiva" utiliza las diferentes pantallas que le ofrecen distintos contenidos y formas de acceder a la información, al entretenimiento y a la educación. Utilizamos este término porque así como antes el televisor era la pantalla por excelen cia , y durante mu chos años la única, ahora éstas son múltiples y hay que precisar a cuál de ellas nos referimos:

el computador, el televisor, el cine, el teléfono celular, los vi­ deojuegos, etc.

Este libro está dedicado a esas pantallas y quiere ser una he rramienta para que todos en la familia las conozcan mejor,

9

TVNETGENER@TION: LA GENERACIÓN INTER@CTIVA

sepan convivir con ellas, les saquen el mayor partido posible y eviten que se conviertan en un obstáculo para el diálogo de padres e hijos o para la educación y fo rm ación de éstos.

Es bastante evidente la importancia de que los jóvenes tengan un criterio que les permita discernir qué ver de acuer­ do con su edad, y con una ayuda paterna oportuna, serena e inteligente, maximizar el buen uso que hacen de las pantallas, procurando que sea algo enriquecedor para ellos, no algo in­ quietante o perturbador.

Si pensamos en la televisión, con tres cuartos de siglo de vida, nunca su penetración había sido más grande e influyente, hasta tal punto que la " reina de las pantallas " sigue dominando por encima de Internet a las audiencias, al menos en Latino­ américa, sobre todo entre los jóvenes !. Para Europa se calcula que en junio de 2010 el consumo de Internet ( 14,2 horas sema­ nales) superará el de televisión (11,5 horas)2. Pero en cualquier caso cada vez la televisión estará más unida a Internet, que se convierte en el centro de convergencia de todos los medios:

prensa, radio, televisión, cine, telefonía, música, videojuegos, libros, revistas y publicidad.

Aquí se habla de los retos de la familia frente a las pantallas

y se invita a adentrarse en este mundo sin prevenciones, con sentido positivo. Con la idea de que en la familia a toda hora

hay que estar afrontando desafíos, de modo especial ante estos medios que tienden a ocupar buena parte del tiempo de los hijos

y

que pugnan con el estudio y con otras formas de diversión

o

descanso.

Sin pretenderlo, las pantallas pueden contribuir al des­ arraigo de las personas respecto al hogar, a las amistades, a la comunidad en la que se vive, uno de los aspectos más críticos

1

Editorial Ariel y Fundación Telefónica, 2008, p. 169.

2 AA. vv., Europe Logs On, Microsoft, 2009, p. 7.

AA.

vv.,

La generación

interactiva

en

Iberoamérica,

10

Barcelona,

INTRODUCCIÓN

de la sociedad actual. Como si el punto de referencia se des­ plazara de los ámbitos vitales e indispensables para la persona

a otros que son secundarios, que si invaden el tiempo se pierde el equilibrio.

Un ejemplo puede ayudarnos a entender esto mejor. Si el padre llega del trabajo y contin úa conectado con Internet en el ho gar y aprovecha para responder correos o para consultar unas páginas, no podrá concentrarse en el diálogo con su es­ posa e hijos . Si los hijos llegan del colegio o de la universidad,

y en el poco tiempo en que coinciden con sus padres -am­

bos normalmente trabajan- se conectan para hablar con sus

amigos, ha cer tareas o ver

tiempo para hablar con sus padres. Y si la madre, mientras está pendiente de la comida, por su lado está atendiendo a un chat

con unas amigas o viendo una telenovela un hogar sino una estación de paso.

La televisión nació para informar, entretener y educar, y esos

fi nes pueden hacerse exten sivos a todos los medi os, en una u

otra forma e intensidad. Están al servicio de la familia y no al revés, lo cual no es una simple afirmación para dejar flotando en el aire. Es algo de fondo que fija una prioridad: la familia no puede dejarse invadir por las pantallas, sino utilizarlas para su bien. Si se pierde esa subordinación, surgen los problemas.

Además las pantallas no son un juguete: son un instrumento de la tecnología que hay que conocer, entender y manejar con

sentido de responsabilidad. Con la conciencia de que los niños

y jóvenes tienen que distinguir bien su finalidad y el papel que

Aquello ya no es

alg ún programa, tampoco tend rán

juegan en sus vidas , como quien aprende desde pequeño que un cu chillo es pa ra cortar, no pa ra herirse con él .

Las pantallas han cambiado el mundo actual. Los modos de trabajo, las relaciones entre las personas y la cultura entera están plenamente influenciados por ellas. No podemos vivir, querámoslo o no, sin ellas. Casi nadie puede realizar bien su trabajo profesional sin contar con un computador de escritorio

11

TVNETGENER@TION: LA GENERACIÓN INTER@CTIVA

o portátil, incluso sin su agenda electrónica o sin acceder

diariamente a Internet por alguno de los medios posibles.

Simplemente son herramientas nuevas indispensables para

la vida actual que hay que saber utilizar para bien de las per­

sonas, sin que se pierda nunca de vista su carácter de medios

para lograr unos fines.

Difícil pensar en un muchacho de hoy sin unos audífonos y escuchando música o sin sus ratos de chateo diario con ami­ gos y conocidos, unas veces de un modo personalizado y otras escondido en el anonimato de un seudónimo. O dedicando un tiempo a bajar materiales para sus trabajos o a practicar sus videojuegos favoritos, solo o acompañado por sus interlocu­ tores a través de la pantalla, tarea en la que normalmente pasa muchas horas al día. Ya hay sicólogos y siquiatras que tratan la ciberadicción corno un problema real que lleva a algunas personas, sobre todo a las más jóvenes, a perder su conexión con el mundo real y a generar problemas en el desarrollo de su personalidad.

La "TvNetGener@tion " no es algo salido de los libros o de sesudas investigaciones: es la nueva realidad que va configuran­ do un estilo de vida, unas costumbres familiares y una cultura diferentes. Los estudios e investigaciones apenas comienzan, sobre todo en el campo de Internet, y muchos de ellos, ade­ más de describir los aspectos positivos y negativos, prenden las alarmas de los peligros que puede acarrear para jóvenes y adultos y para la familia misma.

No podernos de antemano pensar que es una realidad peor que la que nos tocó vivir a nosotros cuando éramos jóvenes . Simplemente es distinta. Claro que, impulsada por los nuevos medios, contiene unas fuerzas arrolladoras, aceleradas y cam­ biantes, que vuelven igualmente urgente el apoyo educativo en

el hogar y en la escuela el libre desarrollo de la personalidad

de los hijos, de modo que puedan aprovechar lo positivo y

12

INTRODUCCIÓN

estar blindados -con criterio y autonomía- para resistir los impactos amenazadores que tienen esos medios.

To do ello supone de pa rte de los pad res de familia una actitud atenta e inteligente para acompañar a los hijos en ese proceso. Con incertidumbres y ciertos temores, pero con la certeza de que, si les ayudan oportunamente, podrán ser me­ dios útiles para su maduración. Es una tarea que tomada en serio se vuelve apasionante y requiere creatividad, atención, flexibilidad y acompañamiento constante.

Los padres están luchando frente a medios e influencias muy poderosos que, algunas veces, ponen en peligro la formación y los valores que ellos han procurado inculcarles a sus hijos, aunque también es cierto que si hacen bien esa tarea, la calidad de ese proceso se pone a prueba y es la mejor garantía para que superen con éxito los problemas.

El libro trata de hacer un recorrido completo por cada una de las pantallas, examinando su lado positivo, ilustrando las explicaciones con ejemplos, casos, situaciones y unos cuantos datos estadísticos que nos permiten comprender el alcance de los distintos fenómenos apreciados. Así mismo, en cada capítulo se hacen las recomendaciones pertinentes, a través de planes de acción que faciliten a los padres poner en práctica unos cuantos consejos para cada tema.

Estamos convencidos de que esta obra servirá para entablar un diálogo familiar acerca del uso adecuado de las pantallas, e igualmente será provechoso su uso en las reuniones de los padres de familia de las escuelas, colegios y centros educativos de diversos niveles, para compartir experiencias sobre cómo se actúa en los hogares ante las distintas situaciones que se les presentan a los hijos en el uso de Internet y de la televisión.

No hay que asustarse con las cosas que pasan, sino ponerse al día, comprender que no se puede vivir al margen de lo que viven los hijos , como si se tratara de un mundo ajeno al propio,

13

TVNETGENER@nON: LA GENERACIÓN INTER@CnVA

sino más bien, meterse en ese mundo para entender por qué ellos hablan de una manera, usan ciertos términos, comparten unas modas, les gusta un tipo de música, tienen amigos tan va­ riados y hacen ciertos planes que nada tienen que ver con los que nosotros hacíamos.

Hace una década escribí Televisión yfamilia y Quéhacer con

la televisión , libros que ayudaron a familias de muchos países a entender y vivir mej or la form a de utiliz ar bien la pequeña pan­ talla. Lo mejor de esos dos libros pervive en éste, por tratarse de orientaciones y criterios básicos que tienen validez a pesar de todos los cambios, que se pueden aplicar también a los nue­ vos medios. É stos han suscitado, a la vez, muchas inquietudes que se han tenido en cuenta al redactar esta obra en la que se dedica un capítulo a cada una de las pantallas.

Ahora como entonces , pienso que hay que asumir los retos que nos plantean las pantallas con la esperanza de ser capaces de afrontarlos positivamente, a fin de convertirlos en elemen­ tos para el crecimiento de las personas, especialmente de las jóvenes generaciones.

Agradezco de modo esp ecial a Leonardo Graja les su valiosa colaboración en la redacción de este libro.

14

1

La fa milia interactiva

UNA NUEVA REVOLUCIÓN

Las nuevas tecnologías de información y comunicación se han

extendido rápidamente, modificando al mundo para hacer cada vez más importante el ámbito digital. Internet coexiste con la televisión en sus múltiples formatos, con los videojuegos y con

el celular, en un proceso que no da señales de detenerse pronto.

Estarnos ante una nueva revolución tecnológica. No sólo los más jóvenes, que han nacido en medio de este escenario. Los padres también han vivido los cambios que produce esta revo­ lución y se ven en la necesidad de tornar una posición activa,

si pretenden que las pantallas se usen para bien de sus hijos.

No se trata de ver las tecnologías corno algo a lo que hay que ofrecer resistencia, sino, por el contrario, corno algo que hay que comprender y saber discernir sus efectos, positivos o negativos, para poder acompañar a los hijos en su uso adecuado. Se trata de tornar una actitud positiva, aprender cosas nuevas

y entrar en un diálogo total con los hijos acerca de cada una de las pantallas;

15

TVNETGENER@TI ON: LA GENERACIÓN INTER@CTIVA

LAS TECNOLOGÍAS INTERACTIVAS

I La interacción entre usuarios y contenidos es la principal ca racterística de esta revolución .

Internet está en el centro de esta tendencia, pero las otras pantallas tienen parte importante. Los videojuegos y el celular se han extendido prácticamente por toda la sociedad, indepen­ dientemente de las edades de los distintos usuarios.

Las audiencias se han multiplicado en forma vertiginosa en la medida en que los distintos aparatos han evolucionado y ofrecen usos complementarios o alternativos de acuerdo a los intereses personales. Los contenidos que antes dependían, por ejemplo en la televisión, de unas horas reducidas de programas emitidos por canales públicos, ahora se han multiplicado en forma exponencial, a tal punto que el problema es qué escoger para ver.

Antes había que tener un aparato distinto para cada medio:

computador, teléfono fijo, televisor. Ahora hay una tendencia a que algunos de ellos sean vehículo para los demás. Por eso decimos que las pantallas se han multiplicado y cada una de ellas tiene una finalidad, pero sus usos están relacionados.

Se vive un aumento de la posibilidad de interacción, tanto que modifica medios tradicionales, como la televisión, la prensa y la radio. Ahora las noticias se publican a través de Internet, y quien tiene acceso a la red puede leer gran cantidad de perió­ dicos de cualquier parte del mundo, o escuchar prácticamente cualquier emisora que desee.

En la televisión aumentan las posibilidades de interacción entre los usuarios y el contenido. Ellos pueden seleccionar lo que quieren ver y ya no hace falta que haya sincronía o simultaneidad entre el momento en que se emite el programa y el momento en que lo veo o lo escucho. Puedo fácilmente

16

LA FAMILIA INTERACTIVA

grabarlo en el disco duro del servicio de televisión satelital o en mi propio computador.

Una familia interactiva significa:

Saber explorar en busca de contenidos, saber elegirlos correctamente, con claridad sobre cuáles son los más adecuados.

Saber interactuar con los distintos contenidos, y conocer no sólo cómo se utilizan las pantallas, sino también cómo convivir con ellas, cómo hacer que se conviertan en una ayuda para la educación y la vida familiar.

ALGUNOS DATOS

Diversos estudios muestran un veloz avance de la influencia de las pantallas. Por un lado, la televisión aumenta su audiencia sin distinción de edades. En un estudi03 realizado sobre niños y adolescentes se evidenció que:

Sólo el 1% de los encuestados dicen no tener televisión en su casa.

Hay mayor cantidad de encuestados que tienen más de tres televisores (41%), frente a quienes tienen sólo un televisor (23%).

Por otro, tecnologías como Internet, videojuegos y celular aumentan rápidamente su presencia dentro de las familias:

El 40% de los niños dicen tener conexión a Internet en su casa.

El 82 ,2% de los adolescentes afirman poseer un celular.

E1 39% de los adolescentes cuentan con una videoconsola para jugar.

3 AA. vv., La generación interactiva en Iberoamérica, op. cit. , pp. 32,

105, 135, 169, 170.

17

TVNETGENER@TION: LA GENERACI6N INTER@CTIVA

Indudablemente, es alto el nivel de difusión e influencia que han alcanzado las tecnologías en tan pocos años, y se espera que siga aumentando rápidamente. Claramente este proceso seguirá adelante, y es clave que eduquemos a nuestros hijos para que sepan aprovecharlo.

UN CAMBIO EN EL PENSAMIENTO

El cambio no se limita a la aparición de nuevos aparatos o medios de comunicación. La revolución tecnológica ha modelado un cambio en el modo de pensar, especialmente en aquellas personas más habituadas a la tecnología, y en quienes se han educado a través de ella.

Los expertos hablan acerca de las consecuencias del cambio en la educación de los niños y adolescentes .

l Es necesa rio interactuar con la tecnología para atenuar algunos aspectos y acentuar otros.

García Fernández y Bringué Sala, en su libro Educar hij@s interactiv@s4, dan importantes indicaciones en este punto. Las siguientes se valen de la clasificación que ellos elaboraron con respecto al tema:

RECOMPENSA INMEDIATA

Los medios habitúan a los jóvenes a actuar de cierto modo sabiendo el objetivo inmediato, la razón de esas acciones. También a recibir premios de modo rápido.

4 Fernando García Fernández y Xavier Bringué Sala, Educar hij@s

interactiv@s, Madrid,

Ediciones Rialp, 2007 .

18

LA FAMILIA INTERACTIVA

Entonces surgen diversos riesgos. Si las acciones se reducen

a buscar un beneficio inmediato , es posible que a futuro los jó­ venes no puedan mantener constancia y paciencia en una tarea.

I La tecnología puede afectar valores fundamentales.

La solución está en buscar formas de educación que motiven

a los jóvenes para que desarrollen su fuerza de voluntad, una forma de comportarse de modo que no que se vean reducidos

a lo inmediato. Por ejemplo:

Invitarlos a que participen en un esfuerzo prolongado (aprender un idioma, estudiar un instrumento musical, etc. ) que luego brinde beneficios gratificantes.

Hacerles ver que es malo reducirse a una sola forma de juego, descanso, a una sola amistad, a ver los mismos pro­ gramas, los mismos tipos de película; hay que esforzarse en cambiar, aprender nuevas cosas y no depender de una de ellas.

IMPORTANCIA DE LA IMAGEN

Las pantallas han habituado a los usuarios a buscar las imágenes y el sonido, aun por encima de los contenidos más importantes. Parece que las imágenes son más relevantes que el texto. La lectura queda rezagada ante el poder de una foto, la refl exión se difumina ante la fuerza de las pantallas. Ad emás, como la imagen es fácilmente manipulable, aumenta el riesgo de que los jóvenes sean manipulados.

I Resulta imperativo dar un papel importante a la lectura en la educación.

Se debe emplear la fuerza de las imágenes como modo de motivar a la lectura del texto, sin que toda la experiencia gire alrededor de una imagen.

19

TVNETGENER@TION: LA GENERACIÓN INTER@CTIVA

Es útil guiarse por el hecho de que algunas películas han servido como medio pa ra motivar a leer a los más jóvenes.

Harry Potter, Las crónicas de Narnia y El Señor de los Anillos,

han llevado a los niños y adolescentes a leer los libros en los que se inspiraron.

CONECTIVIDAD

Los medios han hecho que los niños y adolescentes entren en un entorno mucho más conectado con otras personas, tanto que es posible interactuar con cualquier otro usuario alrededor del mundo.

Entonces se abren muchas posibilidades. Unas muy positi­ va: se amplía la visión del mundo, la oportunidad de conocer más y mejor, de aprender idiomas, de tratarse con gente de otros países. Pero también aumentan los riesgos de contacto con personas indeseables, de que los jóvenes obtengan consejos que no van de acuerdo a la educación recibida en la casa o en el colegio, y de que se erosione en cierto grado la autoridad del hogar.

l Es importante dejar claro a los hijos que, pese a que virtualmente todas las personas pueden darles su opinión, los padres son los más interesados en el bien de ellos.

Entonces los hij os sabrán valorar mucho más la educación que les brindan sus padres, por encima de la opinión de cual­ quier otra persona.

To do esto debe ha cerse dentro de un ma rco en el que se atenúe la influencia de las pantallas, se les dé un correcto uso, y se potencie el pensamiento crítico, la capacidad para distinguir qué cosas son adecuadas para ellos y cuáles no.

No ha ce fa lta permitirles que experimenten todo para que descubran qué es lo bueno y lo malo. Hay que inspirar su acción

20

LA FAMILIA INTERACTIVA

para que acierten en lo bueno, sin necesidad de arriesgarse al resultado de malas experiencias.

VELOCIDAD

Los medios han habituado a los usuarios a un procesa­ miento rápido de la información, ocasionando que se pierda el análisis crítico, haciendo a los usuarios más vulnerables a la distinta información que se les presenta. También desarrollan impaciencia ante tareas largas, pues están acostumbrados al desarrollo veloz de todas sus acciones. Cuando se enfrentan a labores que requieren seguir un proceso ordenado y cierto grado de reflexión, se equivocan en la solución al precipi­ tarse.

Entonces surge la necesidad de incentivar la capacidad de análisis, el saber distinguir, juzgar y adquirir criterio , para dis­ minuir la propia vulnerabilidad ante determinados contenidos.

Me permito sugerirle:

Invite a sus hijos a que cuestionen los contenidos que les brindan las pantallas, a que se pregunten si los entienden

bien, partiendo de programas o contenidos concretos. Si distinguen la fi cción de la realidad, podría pregunt arles si estaría bien hacer en la familia, con sus hermanos o con

si estaría bien hacer en la familia, con sus hermanos o con sus amIgos , eso

sus amIgos , eso

que ven.

Proponga a sus hijos actividades distintas a las que ofre­ cen Internet o la televisión, que les sirvan para aprender

a emprender tareas que suponen una dedicación estable,

sin precipitarse (desde armar un aeromodelo hasta llevar a

cabo una excursión de montaña, pasando por aprender

a reparar ciertos daños en elementos de la casa, preparar

unos materiales de estudio, aprender a tocar un instrumen­

to musical, hacer tareas más o menos complejas que les encargan los profesores y otras cosas por el estilo).

21

TVNETGENER@TION: LA GENERACIÓN INTER@CTIVA

PROCESAMIENTO EN PARALELO

El alto grado de información al que están sometidos los usuarios más jóvenes, y las distintas pantallas o canales por los que la reciben, les ha dado una curiosa habilidad que la mayoría de adultos tienen menos desarrollada.

Fácilmente, ellos pueden atender a distintos canales de información. Su nivel de atención y concentración se divide entre diversos estímulos. Sin embargo, requieren mayor tiempo para asimilar los conocimientos que les brinda un solo canal. Además, el hábito de estar rodeados de gran cantidad de infor­ mación los lleva a que, si no tienen acceso a múltiples canales, les resulte difícil concentrarse en uno de éstos.

Esta curiosa habilidad puede ser aprovechada para dis­ minuir sus desventajas. La educación que se vale de varios canales es muy útil para lograrlo. Pero, ante todo, los padres deben estimular ciertas actividades (la lectura, los juegos de lógica, etc.) que hagan que los hijos desarrollen la capacidad de concentrarse en una sola fuente de información, y obtengan mayor productividad de ella.

ACCESO NO LINEAL Y ACCIÓN CONSTANTE

I

Las nuevas

que los usuarios se limiten a obtener información .

tecnologías hacen que sea com ún

y que, por ejemplo en las tareas escolares, sólo se limiten a copiar sus apuntes sin comprenderlos, y que pierdan capaci­ dades para desarrollar tareas que requieren ciertos pasos antes de llegar al resultado.

Es importante realizar actividades que exijan un proceso para alcanzar un objetivo. Por ejemplo, disfrutar de juegos en familia, emplear determinados videojuegos, etc.

22

LA FAMILIA INTERACTIVl

La acción constante a la que son sometidos los jóvenes 1m lleva a precipitarse para lograr los resultados , haciendo que st:

equivoquen en tareas como un examen escolar, simplementt:

porque no comprenden las instrucciones antes de proseguir 2 resolver las preguntas. Los medios los han habituado a buscal respuestas rápidamente, y a través de la excesiva información que les brindan llegan a afectar la capacidad de resolver las preguntas por sí mismos, en calma.

IMPORTANCIA DE LA FANTASÍA

La fantasía es muy importante para niños y adolescentes, tal como se evidencia en sus contenidos preferidos y en los diversos videojuegos que utilizan.

I El mundo

virtual es un mundo de fa ntasía.

Los más jóvenes se aficionan a él con tal fuerza que la vida virtual puede adquirir más importancia que la vida real. Ahí puede crearse una brecha porque se acostumbran más a la fantasía que a lo real, y piensan que la realidad es monótona o aburrida cuando en verdad ésta tiene una riqueza mayor que lo imaginado, y es el mundo en el que vivimos y al que tenemos que adaptarnos conociéndolo muy bien.

Por eso es lógico que se modere el uso de las distintas pantallas, motivando a sus hijos no sólo a que realicen otras actividades (deportes , lecturas, paseos en familia) , sino a que no se acostumbren a depender de unos hábitos que les pueden alejar del contacto real con los problemas que se van a encontrar en la vida, que no son precisamente los de un reality show, los de una telenovela o los de un videojuego.

a encontrar en la vida, que no son precisamente los de un reality show, los de

23

TVNETGENER@TION: LA GENERACIÓN INTER@CTIVA

Planes de acción A través de las panta llas se difunde una ideología pragmática, que
Planes de acción
A través de las panta llas se difunde una ideología
pragmática, que busca una utilidad inmediata en las
distintas acciones, y resta la capacidad de pensar, de
valorar muy bien los aspectos o posibilidades antes
de actuar. lo mejor es atenuar ese impacto a través de
la educación, evitar el egoísmo y la visión superficial
que puede generar.
Es importante motivar a los hijos con otras acti­
vidades que estimulen el desarrollo de todo tipo de
habilidades, y no sólo las interactivas, por ejemplo:
• Perseverancia en el esfuerzo.
• Reflexionar pausada y profundamente.
• Contemplación de la naturaleza y de lo que le ocurre
a los demás.
• Disfrute de lo que no representa utilidad inmediata.
• Fomentar valores como la generosidad y el comparti r.
• Ayudarles a entender que pasarlo bien no significa siem­
pre hacer lo que a uno le gusta. Hay cosas a las que se
les llega a tomar gusto después de hacerlas con esfuerzo
y constancia, después de descubrirlas de verdad.
• Que sepan descubrir la personalidad propia de sus
amistades.
Recuerde:
• Que el descanso no sea apatía ni in movilidad, sino un
cambio de actividad.
• Fomente en sus hijos las virtudes de la laboriosidad y
la diligencia, para que se vean motivados a actuar
y piensen en un bien social.
• Estudiar y colaborar en casa también son virtudes.
Estimúlelas.

24