Está en la página 1de 7

Leyendas

El llanto de Huaca china

Se dice que había una dama que sufrió por la partida de su amado, ella fue hasta el lugar
donde ambos se conocieron para vivir su luto. Cargaba un espejo y, a través de este, vio
a un hombre que la observaba, ella quiso correr, pero el espejo se le cayó y se convirtió
en una laguna en Ica.

Ella saltó a dicha laguna, luego de estar en el agua se dio cuenta que ya no tenía piernas,
sino una cola, se formó así en una bella sirena.

La casa Matusita

La casa que se encuentra en la esquina de la avenida Wilson y España es una de las más
famosas de Lima. Se cuenta que una persona malvada era el propietario de dicha casa y
sus maltratos constantes hizo que sus empleados lo "envenenen" para volverlo loco.

Luego de la macabra acción en una fiesta en dicha casa, el propietario acabó con la vida
de todos sus invitados y desde ese entonces se escuchan gritos y lamentos dentro del
segundo piso de dicha vivienda.

La piedra que cura el mal de amores


Cuenta la leyenda de un padre que envenenó al pretendiente de su hija en Áncash y al ver
que su hija no dejaba de llorar fue a buscar una piedra milagrosa.

Al encontrarla la preparó en un mate y se lo dio para que dejé de llorar. Se cuenta que la
piedra sigue en el mismo lugar.

La piedra horadada

Cuenta que el diablo estaba entre las calles de Barrios Altos cuando vio venir la procesión
de la Virgen del Carmen y del Señor de los Milagros, al no saber a dónde ir tropezó
con una piedra y le hizo un hueco.

Leyendas peruanas andinas

El cóndor y la muchacha

Una joven pastora recibió la visita de un joven que con el tiempo se hizo su amigo. En un
momento, el joven se convirtió en cóndor y se la llevó a su nido en lo alto de las montañas.

Pasó el tiempo, tuvieron un hijo y ella no podía estar más lejos de su padre y su campo,
por lo que le pidió a un picaflor que le diga a su padre donde estaba para que la rescate.

El picaflor y el abuelo unieron sus fuerzas y fueron en contra del cóndor. Llevaron a un
burro para que distraiga al ave y dos sapos para que se queden en vez de la mujer y su
hijo. Al final la gigante ave se quedó como un cazador solitario por siempre.
El muqui

Es un duende que vive en las minas. Este puede llegar a asfixiar a las personas que no
son de su agrado. Del mismo modo, con quienes se lleva bien puede llegar a darle
advertencias para su vida.

Él suele vestir con botas, un overol y un casco. Los mineros afirman que este hace ruidos
extraños en la mina y desaparece herramientas.

El origen de los incas

El padre sol vio la tierra y encontró a los hombres viviendo como fieras, por lo que mandó
a su hija e hijo para que les enseñen a los hombres cómo vivir.

Ellos salieron del Lago Titicaca, organizaron la tierra y a las personas. Se hicieron
llama Mama Ocllo y Manco Capac, los primero incas.
Layqa

Es una hechicera conocida por darle comida "encantada" a las personas, sobre todo
a familias para generar enemistades dentro de ese hogar.

El tunche

Se conoce a este como un alma que deambula en la selva peruana. Se dice que fue
alguien que murió de forma violenta en la vida o quien acabó con su propia vida.

Este acaba con la vida de las personas que se internan demasiado en la selva peruana.
Emite un silbido muy particular, el cual afirman que es un grito de dolor y rabia.
Chullachaqui

Es el mito de un ser que cambia de cuerpo para engañar a sus víctimas y matarlos en la
selva. En otros casos, se presenta como es: piel arrugada, pequeño y cojea, pues solo tiene
un pie.

Suele dar, incluso, regalos a quienes les cae bien. Sin embargo, con algunos es cruel desde
el momento que los conoce.

MITOS

El Jarjacha

Este ser mitológico,conocido como el demonio de los andes, es


un monstruo con forma de llama de dos o hasta tres cabezas.
Su nombre proviene del grito tenebroso que propaga para atemorizar a los pobladores:
“Jar-jar-jar”.

Se dice que esta criatura nació a raíz del pecado del incesto. Este hecho lo condenó a
convertirse en un ser demoníaco que sale en las noches a matar. Puede hipnotizar a sus
víctimas con solo verlos fijamente a los ojos.

Existe una película sobre este popular mito, “El Demonio de los Andes” del director Palito
Ortega Matute. ¡No dejas de verla!
El Muqui es quizás el mito más famoso de nuestra
sierra peruana. Este ser es un pequeño duende que
vive al interior de las minas. Muchos dicen que
entorpece el trabajo de los mineros, ya que le
atribuyen la responsabilidad de extraños ruidos,
pérdidas de herramientas y la aparición y
desaparición de diversos minerales.

No llega a medir más de un metro, es de estatura


pequeña y fornido y su cabeza está unida a su tronco.

Su nombre varía dependiendo del lugar. En Arequipa se le llama “Chinchilico”; en Puno,


“Anchancho; en Pasco y la región andina de Bolivia, “Muqui” y en Cajamarca, “Jusshi”.

Según este mito, el ukuku es un ser mitad oso-mitad hombre.

La historia cuenta que un oso muy fuerte se enamoró de una mujer


joven y la mantuvo cautiva. Ella quedó embarazada. Cuando el hijo
creció, su madre le contó que su padre, el oso, la tenía presa y que ella deseaba ser libre.
El hijo oso mató a su padre y su madre pudo ser liberada.

Existe una danza en la que los Ukukus son los protagonistas. Estos personajes inspirados
en el emblemático mito son vistos durante las dos fiestas más importantes del Cusco: la
Festividad de la Virgen del Carmen de Paucartambo y la Festividad del Señor de
Qoyllorit’i.

Hubo tres Reyes Magos. Como recuerda Humberto Eco en Historia de las tierras y los
lugares legendarios y en su novela Baudelio, y al margen de que su existencia no está
confirmada, los evangelios sólo hablan de magos, sin indicar cuántos eran, cómo se
llamaban y si eran reyes. Aunque sí había tres regalos, las tradiciones hablan de dos y a
veces de doce reyes magos, con nombres como Hormidz Jazdegard, Hor, Basander,
Karundas... En el siglo V, el papa León I dejó el número en tres y el siglo siguiente se les
asignaron sus nombres. Además, Baltasar no fue negro hasta finales del gótico, cuando
se decidió que serían un blanco, un árabe y un africano, "para sugerir la universalidad de
la redención".
Naturaleza
45. Hay un lado oscuro de la Luna. Desde la Tierra sólo vemos el 59% del satélite, pero
el otro 41% también recibe luz solar.
46. Si saliéramos al espacio sin traje, explotaríamos. La forma de morir en este caso es
bastante más aburrida: la falta de oxígeno nos haría perder la conciencia en sólo 15
segundos. No puedes coger aire y aguantar la respiración: no hay presión atmosférica y
si tuvieras aire en los pulmones, se expandiría y te los destrozaría. Una vez inconsciente,
aguantarías vivo durante un par de minutos y morirías por no poder respirar, por la
radiación o, probablemente, por un infarto. No morirías congelado porque el vacío
ayudaría a mantener el calor en tu cuerpo.

La NASA
se gastó millones de dólares en desarrollar bolígrafos que funcionaran sin gravedad. Los
rusos usaron un lápiz. Esta historia es muy bonita, pero no es auténtica, como cuenta
Snopes. En los primeros vuelos, los astronautas rusos y americanos usaban lápices, pero
no eran una herramienta apropiada: la punta se rompe, lo que no es agradable sin
gravedad, y además son inflamables, por lo que suponen un riesgo en caso de incendio.
El boli espacial lo desarrolló una empresa privada por su cuenta, la Fisher Pen Co., y la
NASA los compró, después de probarlos, a un precio razonable.