Está en la página 1de 22

FACULTAD DE C¡E¡c¡AsJuRlDrcAs, UNtvERsfDAD

DE AñroF^cAsrA (CHTLE) 59
ANUARlo 2.0O1
Secc. I, pá9. 59 _ B0

LA DOCTRINA NACIONAL SOBRE INTERPRETACIÓN


CoNSTTTUCTONAL; ESTADO Y CRÍTrCA

Por Ecluarilo Alilunate Lizana*

El presente irabajo se ha de- años, y se ha sistematizado su aporte


sarrollado dentro del proyecto Fonde- en tomo a los tópicos que se pasan a
cyt N" 1980322, sobre Reformulación expttcar.
de las reglas de interpretación en el
En primer lugar se ha inten-
ámbilo de la jurisdicción constitucio- tado, cuando ello es posible, extraer el
nal chilena, y persigue dar una visión concepto de interp¡etación que cada
sinóptica del estado de la doctrina na- autor maneia, ya sea de manera explí-
cional contemporánea enmateria de in- cita, ya sea de manera imp¡ícita, siem-
terpretación constitucional. Con esta fi-
Pre que, en este segundo caso, pueda
nalidad, se ha investigado a los distin- determ¡narse de manera concluyente
tos autores chilenos que tratan específi_ a partir de lds tesis sostenidas por el
camente este tema en los últimos 30 respecttvo autor. Un segundo punto

I * Doctor en ciencias Jurídicas, u. del sarrc, Alemania. profesor


Auxiliar, cátedra de Derecho constitu_
cional Escuela de Derecho, Unilersidad Cátóficu ae v"ifui"iso"" '-" -''t"
6 La rlocltitn n¡cional solrc intt:rprclflción co slilucional; eslailo u crítica
Dt. Eduor¡io Aklx,¡atc Lizflnn

¡elevante, y presente en la mayor par- bliográfica que sustenta este artículo,


ta
te de los autores, es el relativo al con- rescatando el escaso material existen-
cepto de la Constitución, sus particu- Ai
te. Este reconocimienl.o no me exime,
Co
laridades y las específicas ca¡acterísti- en todo caso, de la responsabilidad en
da
cas que revestiría la interpretación la pretensión de haber reunido íntegra-
constitucional, distintas a las propias Ur
mente l,rs obr¿s sobre interpretación
Vo
del derecho privado o, en general, di- constitucional que circulan en nuestro
vergentes de los postulados generales Jor
medio a la fecha de preparación de este
tét,
sobre interpretación. Un tercer tema artículo (Diciembre de 1999) y que se
na
que ha sido sistematizado es el de los indican a continuación. Se han inclui-
distintos elementos de interpretaciórl Ca
do en la lista también algunas obras
aportados por los autores, entendién- pá
cuyo tema o tópico principal no es la
dose por tales los métodos, reglas, prin- interpretación constitucional, pero que s¡c
cipios o argumentos interpreta tivos inl
contienen ¡eferencias importantes a
propuestos para la interpretación de la U.
ella.
Carta Fundamental. res
Aldunate tizana, Eduardo,
Cabe clesde ya anticipar que a9
I rrt crprctótr co ns t t n c ional y decis ió n
nci ¡
ter)
el tema no ha recibido de la doctrina poiil¡r'0, Revista d( Derecho, Universi-
un tratamiento comparable al de su Ch
clacl Católica de Valparaíso, Vol. XV,
importancia. En las XVIII Jornadas de sid
1c193- 199+, pdgs. 31 a 65; BarrosBourie,
Derecho Público, en 19U8, Luz Bulnes 96;
Enriqrre, Ln ¡nterprctación tle la Consti-
elel
expresaba; "En general, es muy poso tucíón rlcsde ln persptctiaa de la teoría del
lo que se ha escrito en Chilc sobre los ys
r/crecfio, I{evista de Derecho público,
metodos y [ines de la interpret¡ción flí,
Universidad de Chile, N" 29-30, 1981,
constitr¡c¡on¿1..." Hoy, ya con l0 años zol
págs.25 a 33; Bulnes Aldunate, Luz
de aplicación plena de ia Carta Funda- Ln jurisprudencin ¡hel Tribunal Constitlt-
Ai
mental, es p¡eocupante reconocer que Ch
cional y In interpretnción
constitucional,
el panorama observado por esta auto- de
en XVIllJomadas Chilenas de Derecho
ra no ha cambiado sustancialmente, y tac
Público, Universidad de Concepción,
la desazón crece si se observa que el Re
1988, págs. 85 a 91; y en La Revista de
trabajo científico en esta área no ha ¡es- tra
Derecho, Universidad Ceniral, Año III
pondido al estímulo que, para dicha N" 1; Enero- Junio 1989; Bustamante Jot
labor, puede apreciarse en el hecho de Navarro, Marco, L,a intcrpretnción de In
que la mayorparte de controversias del Cotstitución, Memoria de prueba para
sistema constitucional en este período, optar al grado de Licenciado en Cien- t
han girado en tomo a temas del enten- cias Jurídicas y Sociales de la Facultad
dimiento o comprensión de la Consti- de Ciencias Jurídicas y Sociales de la
tución. Universidad de Concepción, Concep-
Antes de entrar en materia, ción, 1995 (inédita); Bustos Concha,
debo expresar mi agradecimiento a la Ismael l¡ hermaneutica ConstítrrcionLrl,
memorista Ana María Yuri, egresada Revista de Derecho Universidad Cató-
de la carre¡a de Derecho de Ia Univer- lica de Valparaíso, Vol. X, 1986 págs.
sidad Católica de Valparaíso, quien rea- 757 a 168; Ln Constitución, su into.pretn-
lizó lo esencial de la investigación bi- ción y la justicía constitucional , La Revis-
FACULTAD DE CtB{c¡As JuRfD¡cAs, UNNER5TDAD DE ANIoFAGASTa (CHILE)
61,
ANUARlo2.001
S€cc.I, pá9. 59 - 80

ta de Derecho, Universidad Central, de la Interpretacíón Constitucional,Me-


Año IV N" 2, 1990, págs. 59 a 64; I^a moria de Prueba para optar al grado
Constitución como ley fundamental del or- de Licenciado en Ciencias Juúdicas y
dmamiaúo jurídíco, Revista de Derecho Sociales, Facultad de Derecho de la
Universidad Católica de Valparaíso, Universidad de Chile, Santiago de Chi-
Vol. VI, 1982 págs.23a45; Cea Egaña, le, 1995 (inédita); Navarro Beltrán, En-
losé Luis Bnscs paro la
intcrprctnción nu- rique Mecnnisntos de interpretnción estn.
téntica de la Constitltcór¡, Revista Chile- blecidos en Ia Constitución de 1980, en
na de Derecho, Pontificia Universidad Interpretación, integración y razona-
Católica de Chile, Vol. VI N" 1- 4, 1979, miento jurídicos, U. De Chile y U.
págs- 284 a 297; La ínterpretnción nxioló- Adolfo Ibáñez (Editores), Santiago de
Xico de ln Const¡tuticirr, en ln terpretación, Chile, 1992, págs.305 a 32ó; Ribera
integración y razonamiento jurídicos, Neurnann, Teodoro, El Tiibunal Cons-
U. De Chile y U. Adolfo lbáñez (Edito- titrrcional y su apotte nl desnrrollo tlel tle-
res), Santiago de Chile, 1992, págs. 87 Revista de Estudios públicos N.'
,"¿¿l,o;
a 9f Cerda Medina,Mario Sobrela in- 34, otoño de 1989, págs. t95 a 228; Sa-
tL,r prct ac¡ó,1 Co nsti trrcroral, Xl II Jomadas lazar Sánchez, Maüa, I leryrclació tlc
Clrilenas de Derecho Público, Univer- ln Co,Blilución y control de ln leq iutrr-
sidad de Concepcíón, 1983, págs.87 a pretalian por el Tríbunnl Constítucionnl,
96; García Barzelatto, Ana María, Los Revista Chilena de De¡echo, pontificia
el e nen t os d c i n te r l, re ta
c ión Cotlst ¡ t uc ional Universidad Católica de Chile, Vol. XX,
y su recepciót en ln jurisprudencin chile- N" 2-3, 1993, págs. 167 a 473; Intnpre-
na, en lnterpretación, integración y ra- tación de la Constitución, realídatl social y
zonamiento iurídicos, U. De Chile y U. t rnnsfor nn c i ón C on st i t t t cio nol, XXV
Joi-
Adolfo Ibáñez (Editores), Saniiago de nadas Chilenas de Derecho público
Chile, 1992, págs. 327 a 342r; Hernán- Univers¡dad de Valparaíso, 199{, pjgs.
dez E., Domingo, Constit ción,Interpre- 331 a 340; Silva Bascuñán, Alejandio,
tación y lusticin constitttcional, en La Trnlndo dc Dcracho Con;fílucir¡nnl, San-
Revista de Derecho, Universidad Cen- tiago de Chile, 2" Edición, Tomo I, p.
tral, Año IV N" 2, 1990, págs. 65 a 69: 152 y ss., El lenguaje de Ia Constítución
Jofré Zamorano, Nelson Mario, Teorín (Sociednd, Estado, Ntrció,ü, XVIII
Jorna-
das Chilenas de Derecho Púbtico, Uni-
versidad de Concepción , 1988, págs. 9
1 1ánto la obra de García Barzelatto como la a 78; Interpretnción de Ia Csrta n trapés
de Zúñiga Urbiná presentan, a su vez, un dtl legislador,Revista Chilena de De¡e-
carácter esencialme¡te compilatorio, po¡ lo cho, Pontificia Universidad Católica de
que no se tran incorporado en el análisis de Chile, Vol. XI, N" 2-3, 1984, págs. 351 a
los tópicos desarrollados en este trabaio. El
trábaio de Zuñigá permite una buena v¡sión
363; Tapia Valdés, Jorge, Hernaúticn
sinóptica de las tendencias de interpretación Constítttcíonal, La interpretadón de ln
conslitucional de la doctrina alemana, in- Constitttción en Sudanúrica Ed itorial
cluyendo la escuela normativa -estructu-
rante que, con orígen6 en la obra de F. Mü-
Jurídica, Santiago de Chile, t973; Za-
llera fines de la década de los'60, empieza pata Larraín, Patricio La interpretacióI1
' a toñar impulso a mediados de la década de la Constituciótt, Revista Chilena de
de los'90. Derecho, Pontificia Universidad Cató-
62 La dochino tlacio,úl sobrc itt¿rp¡etac¡ón const ilucional; eslado
v ctitíca
Dt Edua o Aldnnote Liztna

lica deChile, Vol. XVU, N" 1,1990, págs. en el recurso de inqplicabilidad, enlnter-
167 a 177 ; jurisprudencia del Tribunal
L,a pretación, integración y razonamiento
Constítucionql, i981-1991, Revista Chi-
iuúdicos, U. De Chile y U. Adolfo Ibá-
lena de Derecho, Pontificia Universi- ñez (Editores), Santiago de Chile, 1D2;
dad Católica de Chile, Volumen XVIII Silva Bascuñan, Alejandro príncipios
N" 2, 1991, págs. 261 a 330; Ln lurispru- que informan Ia ConstittLcíón de 1980, en
dencia del Tribunal Constitttcional, San- Revista Chilena de Derecho, pontificia
tiago de Chile, 7994; Zúñiga urbina, Universidad Católica de Chile, Volu-
Francisco Tende ncias contemporíineas efl men X, N" 2, 1983.
ln inlcrpr(h(ión de In Constitución, en (Las notas de referencia con-
Interpretación, integración y razona- tenidas en este artículo, en cuanto no
miento jurídicos, U. De Chile y U. se exprese lo contrario, aluden a las
Adolfo lbáñez (Editores), Santiago de obras arriba citadas).
Chile, 1992, págs.285 a 303.
Como literatura relacionada a) EL CONCEPTO DE INTERPRE-
o periférica, esto es, que no trata direc- TACIÓN EN LA DOCTRINA
t,rnrcnte el tem,t dc I¡ interpretaci(in co- NACIONAL
mo tal, pueclen mencionarse también
las siguientes obras: Determinar el concepto de
Cea Egaña, José Luis,l,n csen- interprctación que manetan los autores
cía de los dtrechos r¡ str libre cjcrcicitt en la es fundamental, desde el momento en
ttua-oa Cottstituciti¡t, Revista de Derecho que lodo Io que se predique sobre re-
I'tihlico, F¡cult¡d cie Derecho, Uni\'er- glas, metodos y/o procedimientos re-
sidad de Chife, N" 29-30,198't , Hcnnc- lativos a esta actividad se encuentra
ntlulicn Constít ucíot url , Sobcruúa Lrgnl y estrechamente vinculado al concepto
L) i s, rt: r io nn I úlnJ Ad u t i ¡ t i : ! rn I i ¡'¡, c¡ ll,e- que_se tenga de ella- Así, por ejemplo.
yista Chilena de Derecho, I,o¡rlificia es obvio que el elemento gramahcal de
Unive¡sidad Católica de Chile, Vol. XI, Savigny puede ser aceptado sólo por
N" 1, 198,1; Ir{lrren cia del Triltunal Cons- una noción de interpretación que bus_
titttcionnl en el proceso de inslitucíonnli, caconocer o averiguar "lo pensadopor
znciói1 políticn, en Revista Chilena de el legislador" al momento de formu¡ar
Derecho, Ponti f icia Universidacl Cató- la ley. Lo mismo sucede con el pensa-
Iica de Chile, Vol. XV N" 2-3, t 988; No- miento clásico fundado en las ideas de
gueira Alcalá, Humberto Dognitica Montesquieu, que ve en eljuez sólo un
Cottstit trc ional , Talca 1997r; Ortuzar esclavo de la fórmula legal,,,la boca
Santa María, Alvaro, Ln ¡tltarprúació:1 que pronuncia las palabras de la ley,,3,

Esta obra se incorpor¡ cn cuanto conticne


entre significante y significado, o dicho de
al menos una refer¿¡cia a nlodebs cie ¡n- otro modo; quc concitte la señalcomo co¡,
terpretación de dcrechos coustitücionales, linr.nle de r¡ n.l entidad autónoma, con exi)-
págs. 156 - 158, p. 191. tencia propia, que sería el significado, con-
Te"oría interprct¿tiva de inrlegables consc-
cep(iLin quehoy,desde la perspectiva de las
cuenciaspara el concepto de separaci(in de Cien.iJs del Lenguaje, sólo puede ser cali-
poderes, pcro rluc parte dc r¡nr untol¡rJ.lrJ
t¡c¿d¿ de ideología.
del lengurje qucsuponc rcl¡ción conslcnrc
Fecur-rao oe Crwcras JuRf DtcAs, UNtvERstDAD DE ANToFAGASTA (CH|LE)
ANUAR¡o 2.001
Secc. I, pág_ 59 - 80

y que obviamente ha sostenido largos estricto para la determinación del senti-


años de referencia obligada, argumen- do de una norma iurídica cuando existen
tal o en la polémica, a la idea de la 'vo- dudas r€specto a su sentido y alcance.
luntad del legislador' para motivar un Ismael Bustos, a su vez, apor-
5
resultado interpretativo. ta una idea de interpretación ¡afo sensu
I El concepto más difundido de que comprende la exégesis, la herme-
I interprctación en la doctrina nacional es néutica y la interpretación sflicfo s¿nsrr.
el que ve esta acüvidad como la de "de- La primera, la exégesis, sería "la expli-
terminar el verdadero sentido y alcance cación o exposición práctica o actual"
de una disposición o norma"{, idea a la fundada en primera línea en la sintác-
que enconhamos íntimamente asociada tica y en menor medida en la semánti-
la discusión sobre si se debe desentra- ca. La hermenéutica, según este autor,
ñar la voluntad subjetiva del Legislador "expresa Ia idea o concepto de ciencia
o Constituyente, o bien la voluntad ob- o arte de interpretación, es decir, el es-
jetiva de la normas. Dentro de este con- tudio de los principios con los cuales
cepto caben, sin embargo, algunas dis- se interpreta algo" que en el caso de la
tinciones importantes. Así algunos au- inte¡pretación constitucional estaría
tores como Salazar y Silva, aprecian la marcado por el f¿¡os constitucional de
interpretación, en sentido amplio, como acuerdo a los valores imperantes en
aquella actividad queconsiste en la apli- cada régimen político, y por los arché o
I cación de un precepto, en el mero cum- principios a los cuales responden di-
plimiento de las normas, actualizándo- chos fines. Por último, la interpretación
las para un caso concreto6, reservando strictu sensu denotaría el resultado de
I una noción de interpretación en sentido la exégesis obtenido a la luz de la he¡-
)

l ,1 ZAPATA LARRAÍN,Patri.io, Lt irterpreta- qve, Mecanisnas de iñterpfetoció es|abl¿cid.,


r ción de Io Constilucíón , pá9. 161 ("...que pue- en Ia Constitución de 1,980, pág. 305.; Ribera,
dan servir-., a quien emprende... la tarea de Teodoro El Ttíbunal Constitucioía'.., pág.
encontrar el ve¡dadero sentido de nuest¡o 219: "La interp¡etación jurídica se caracte-
texto iurídico fundamental"); Hemiández E., riza por utilizar diversos elementos para de-
Dor ingo, Consti|rciórl, Iñterpretación, Iusti- term¡nar el verdade¡o sig¡iñcado y alcance
cia Constit .íonal, pag. 66 ("..si se trata de de las non¡as". Por su partq Mario Cerda
desentrañar el sentido del precepto..."); Ta- escribe "...siempre s€ trata de una misma
pia Valdes, Jorge: Hs¡n¡ enéulica Constihtcio- actividád que, en todo caso, va dirigida al
nal, pá9. 16 ("púúamos decir que interpre- sólo y único p¡opósito de averiguar el sig-
tar es determina¡ o desentlañar el sentido y nificado exacto de las palabras empleadas
alcance de una norña iurídica"); sin embar- en la litera legis" Cerd a, Mario, Sobre la in-
go, lbpia enmarca esta afirmación dentro terpretación... pá9. 925
de una discusión general sobre las diferen- Salazar, Marta lñlerpretación ¡le la Conslit -
tes acepciones de "interpretar". Mucho úas cióú y .tntrol de la ley inlerpretatfua..., pág.
general aparece el concepto de Enrique 470.
Navarro: "interpretación es acción y efecto Salazar, op. cit., pá9.468, donde hace la re-
de interpretar", siendo por su parte inte¡- ferencia a la idea de "interpretación irnplí
pretar "explicaro declarar el sentido de una cita" (ente¡dida como el mero cumplimien,
co6a y p¡incipalrnente el de textos faltos de to de las normas constitucionales) propuesta
claridad". condecla¡ada remisión al diccio- po¡ Aleiandro Silva Basctrñáñ en lfitelpreto-
nario de la R.A.E.: Navar¡o Beltrán, Enri- ción .le Ia Carta a trst)e3 del l¿gislador-
Lá doctrina nacjonal sobre intetPretacion constihrcional; estado y crítica
Dr- Edu¡rdoAldun¡te Lizrna

menéuticaT . Como puede apreciarse de


Con mayor sencillez, TaPia los ejemplos dados, los problemas
considera a la hermenéutica como "el planteados en el horizonte de la inter-
conjunto de principios que regulan y pretación constitucional comienzan
orientan la interpretación de las nor- por una doctrina anclada en un con-
mas jurídicas"3, entendiendo la inter- cepto de interpretación, que se basa en
pret.rción como una actividad encam¡- la identid¡d entre señal de lenguaie y
nada al propósito de "desentrañar el o significado, una ontoloSía del lengua-
los sentidos de un mandato iurídico...". je aferrada a una noción de significado
La particularidad de la propuesta de como entidad indisolublemente asocia-
Thpia radica en proponer que esta in- da y presente en las fórmulas de texto,
terpretación, para ser válida y eficaz, y que por tanto condicionan la activi-
no puede ser restringicla a la singulari- rlad inte¡pretativa como una actividad
dad de una norma, sino que debe refe- cognitiva, de búsqueda (o descubri-
rirse al coniunto de realidades jurídi- miento!) de un sentido ya presente en
cas y a las relaciones entre éstas, en sin' una tieterminada disposición jurídica
tesis, a las instituciones del sistemae. -lo que a su vez se relaciona de manera
Se tr¿t¡ria de un acto d medio cJmino inmediata con la idea de un Legislador
entre la cognición y la voluntadr0, cuyo cuya 'r'oluntad' normativa se plasma
obietivo sería establecer la voluntad de en el texto. El texto asume aquí la fun-
la norma (y no la subjetiva clel Legisla- ción de un velrículo que "transpo¡ta"
dor o Constituyente); Tapia opta aquí la catga puesta en él por el Legislador
por rrn.r pr.rsición que podria denomi- (emisor) y que al receptor, intérPrete
narse ecléctica" . (juez), solo toca "descargar". Esta ima-
Mario Cerda Plantea un con- gen, denr,rstrable en l¿ dcrtrina n¡cio-
cepto bastante estricto de interPreta- nal cle acuerdo a los casos citados, per-
ciórr, señalando que "...siempre se tra- mite expresar desde ya qrte, salvo un
ta de una misma actividad que, en todo trabaio como el de Zuñiga]3, no haY
caso, va d irigida al sólo y único propó- una recepción, en Chile, de la moder-
sito de averiguar el significado exacto na discusión sobre la Teoría de la In-
de las palabras empleadas en la l/lcr¡ tcrpretación, que precisamente se da en
lcais "'? torno al concepto mismo de interpre-

Bustos Ism¡el, Ln H¿¡,¡t¿tt¿rliaa Col¡s¡iluc¡o' ;nterpreta'la \'(tuntacl de la ley', la gue es


nnl, págs.162 a 16-l; \'er tambicn Bustos, L¿ incxistentc en la misnra mcdicla que cs iln-
Consfilü.ió,r .oü¡o h1 l¿lt hoúlntt¡.ttlnl.. Págs. lr){iblc prr'ii Llirde l¡ tohtnlrd dcl rniúr
3.1 ss. frelc en cl fruc(so inlcrPn tálito..." T.rPi¡.
8 Tapia, op. cit. pá8. 15. op.cit., pájj. 20.
I T¡pia, op.cit., pá9. 17. 12 Cerda, Sohre la inleryrclat:ión... Pá8.92
10 Tapia, op.c¡t., pá9. 18. 13 Por eien¡plo, puede verse refle¡ado esto en
11 "..,es ob\.b que el aclo intctPretativo no se sus conclüsioncs, Tc,lar¿,taí¡¡s.-., pá8. 302. 5i
agotará, ni sc dirigirá, a reconstruir la vo- bie¡ Zuñiga pcrm¡nece aquí con un Pie en
lu¡rtad del legislado¡. Su obietil'o será Pro- la tcoría clásica (alhablarde eleNenk)s lin-
vectarla -por la vía que descubren sus Pa- guísticos plurisignif icativos y ambiSuos, ca'
lab¡as- al presente. Pero en ese caso no se tegorías propias de la ontología clásica del
FACULTAD DE CtENctAs JuRtDcAs, UN¡vERsrDAD DE AñroFAGA$A (C¡rrLE)
65
ANUAR¡o 2.001
Secc. I, pá9. 59 - 80

tación y la función de la noción de ,,sig- Zriñiga, haciendo referencia al pensa-


nificado", tanto en las Cimcias del Len- miento del español Lucas Verdú, expo-
guaje como en su aplicación al dere- ne la función de reglas vinculantes de
chor¡. interpretación constitucional, las que,
Lo anterior se encuentra vin- fundadas en un principio de seguridad
culado a la exigua actividad de re- iurídica, se justifica¡ían "...en Ia medi-
flexión sobre el rol de la doctrina en da que impiden alterar subrepticia-
materia de interpretación constitucio- mente la Constitución, hacen regir el
nal, o sobre la trascendente función principio de economÍa del esfuerzo
científica y política, de disciplina y con- interpretativo y permiten reafirmar el
trol, que cumplen los postulados sobre principio de supremacía...',r6, En con-
interpretación constitucional, y su rol traste con la cita de Lucas Verdú, la
en la evah¡ación de la actividad de los ausencia de una reflexión tocante al
órganos constitucionales cuando inter- punto en nuestra doctrina confirma la
,l pretan la Constitución. Cuando Barros hipótesis de qr¡e, cuando los autores
a señala que la Constitución implica el n.tciona les escriben sobre ¡nterpret¡_
a controi intersubjetivo de la corrección ción constitucionalr: lo h¡ccn sin una
r de las decisiones¡5 (sic), podría pensar- noción clara de cuál es la función de
a se qrre la sigrriente reflexión er.¡rlicarÍa su labor, (más allá del superior interés
cómo puede darse este control; sin intelectual y académico que pueda cles-
embargo, se limita a señalar qr¡e se tra- pertar entre sus colegas) en el contexto
r ta de discriminar entre lo políticamen- del sistema político y constitucional,
e te posible v lo imposihle, en rel,rción a donde el control a las instancias de la
un sistema de valores, donde Barros jurisdicción constitucional no se en-
nos acerca mas al tema cle los consen- crentra institucionalizado, y sólo pue-
sos políticos que al del control científi- de ser un control de tipo social, a nivel
n co-juridico de las decisiones de un in- de la actividad científica, de la cohe-
v térprete constitucional. Por su parte, rencia y solidez de sus decisiones¡s.

n lmguaje), reconoce que '?l pro(eso concreti- pr¿gmático y comunicacion¿l €'sDecifico.


zador comienza con una atribución de sig- Cfr. Aldunate, Eduard o Considnaciones ye
nificado a los enunciados lingüisticos del ttnunarps parr una teoria ¿c la it¡Ierryetación
texto", lo que, como se puede ¿prec¡at se
iutidias, e^ en Revist¿ de Derecho de la
aparta de la noción de desentrañar o encon- Pontificia Universidad Católica de Chi¡e
ts trar els¡gnrficado presente en una dispo6i- Número especial 199& Actas de las XXIX
ción (el deslacado de la fras€ de Zuñiga es Jomadasde Derecho Público, págs.27 a 31.
mío, E.A.) 15 Baúos, La irlterpretación... pág. N.
:t, 14 Si bien he tiatado el punto en otro lugar, 16 z¡1írj9a, Tendencios... pág. 292.
baste señalai aquíque la lingüGtica moder- '17 No digo aqui interpretación juridic¿ en ge-
n¿ ha democtrado que las tesis tradiciona- neral, por cu¿nto no he agotado aún el es-
n les sobre significado estaban erradas, y que tudio en esle ámbito. S¡n embargo, del ma.
no exist€ tal co6a como un "significado" pr€- ter¡al revisado hasta ahora surye una fuer.
n sente en las fórmulas de texto; sig¡ificado te tendencia en elsentido de la hipótesisex-
I- es siempre el ¡esultado de un proceso de presada arriba...
I- construcción, po¡ parte del r€ceptor de una Lá mejor prueba de aus€ncia de una con-
el s€ñal de lenguaje, y responde a un contexto ciencia sob¡e este importante ml de 106
,u-
6 Lo aloctrinr haciorlol sobre inlerprctacíón constilücionol; estado y crílicr
DL Edua o Aldunúe Limtú

b) coNcEPTO DE CONSTTTU- vínculo de ambos temas, expresado en


CIÓN; SUS PECULIARIDADES las conclusiones que para la interpreta-
Y LAS PARTICULARIDADES ción consütucional tiene el concepto de
DE LA INTERPRETACIÓN constitución que se maneie. Señala esta
CONSTITUCTONAL. autora, siguiendo la tesis de la doctrina
alemana a: "El método o criterio de in-
b1) Concepto y particularidades de la terpretación constitucional que se pre-
Constitución fiera está en directa relación con la Teo-
ría de la Constitución a que se adhiere y,
No hay discusión entre los especialrnente, con el concepto de Carta
autores nacionales al momento de ca- Fundamental. Si se considera que la l,ey
lificar a la Constitución como norma Fundamental no es más que una norma
suprema o superior de todo el ordena- jurídica de rango mas alto que las de-
mientoiurídico. Sin embargo, la impor- rnás, pero cuyo conte¡rido no se diferen-
tancia que tiene el concepto de Consti- cia de éstas, se podrá aplicar el mismo
tución para su interpretación €s una método interpre-tativo que se emplea
cuestión que muy pocos autores han para las normas legales. (...) Por el con-
calibrado adecuadamente, pudiendo trario, si se le concede al Deredro Cons-
mencionarse dentro de las ercepciones titucional una especificidad propia, en-
la opinión de Cea cuando escribe que, tonces habrá que elaborar un sistema de
en punto al Código Políticcr, "...1a djfi- interpretación también propio."2r
cultad mas seria estriba en la idea que La distinción que propone
de é1, sus funciones y su finalidad, te- Salazar es, por tanto, relevante, pero
nemos los políticos y los juristas" le. Es no ha sido recogida por nuestra doc-
quizás en un trabajo de Salazar donde trinaz, que en general se lirnita a des-
con mayor claridad aparece el estrecho tacar el carácter de normativa funda-

ristas en materia corrstitucional se obseña dad podía discutirse); pero no puede


en la pleitesía quese rindc a I¡sargumenta- pretenderse pres'entar ¡o que hizo el Tribu,
ciones del Tribunal Constitucional, por una nal Congtihlcional en esa ocasió¡ como un
parte cuándo se construyen l,)s modelos de caso de "inte¡p¡etación".
reglas de interpretación constitucional a
pa¡tir de lo que hace el Tribunal (o sea, no 19 I-a interplelación aaío@ca...., páE 90.
como re8las de control sino con'lo mero rc- 20 Salazat (lnlerpretación de lo Conslitltció y
Sistro de la p¡axis interpretativa), o, mas .on¡rol dc la ley..., noi¿ a pie N" 19, en pág.
grave aún. incluso en caso6 tan absurdos 471) hace referenc¡a al traba¡o de E-W.
como querer presentar su fallo en materia Bikkenfórd€, que constifuye una síntesis de
de Tribunal Calificador de El¿cciones los mélodos interpreiativos en Alemania
(24.09.1985) coño un loable eiemplo de in- Federalhacia mediados de la década de los
terpretación sistemática y finalista. En este setenla, acompañada con su correspondien-
fallo, el Tribunal Constitucional simpleme¡- te crítica.
te se desvinculó del texto constifucional. 21 sálazar, Interpretación de h Constittción con-
Puede uno compa¡ti¡ los principios y los
!
trol de h ley..., pá9. 472.
resultados de la sentencia, y aplaudirlos 22 Sólo ocasionalmente se da con atisbos de
incluso en cuanto implicaron desligaase del ello- Así Lüz Bulnes señala que al aplicar
texlo (en especial de un texto cuya legitimi- determinados critedos de inter?retación ,,el
FACULTAD DE C¡ENctas JuRfDtcAs, UNtvERsTDAD DE ANToFAcasrA (CHtLE)
67
ANUARlo 2.001
Secc. I, pá9. 59 - 80

mental de Ia Constitución3 y sus par- puestos para la Iey común, eventual_


ticularidades, pero sin llegar a estable- mente baio la prevención de su ¡plica-
cer sistemáticamente las consecuencias ción considerando las particularidades
derivadas de ellas2¡. En algunos casos de la Constitución16.
la igualación de la función de la Ley y Las particularidades que más
la Constitución es, incluso, explícitas; destaca la doctrina respecto de la Car-
en otros, después de sostenerse la es- ta se refieren a su carácter político y su
pecialidad de la Constitución se vuel- especial estrucfurd de te\to. Lo prime-
ve a los métodos de interpretación pro- ro dice relación con la idea de ser I¿

Tribunal Constitucional cons¡de¡a la natu, preterrsión del legislador por resolveró1, de


raleza del textoque interpreta", dejando ver ñanera clara y def¡nitiva, las cuqitiones ob,
que de csta naturaleza se derivan ciertas jetos del prcceFto. Esto también es citrto
consecuenciJs Far.t el nlótodo de interpre- respecto de la Constitución políticá. En efe.-
tación: Bulnes Aldunrtc. Luz, L¿ /r/¡¡s/,rr to, aún cuando se tr¡te de un texto necesa-
dt:ncia icl Trihtml Cotlslihtc¡ona! V la útcr- ri.rmcnte gcneral y ahstracto los precrptos
pr¡t¡cióü.ottslihtcionol, pág. 91. const¡luc¡on¿lcs son redJ(tados de m.lnera
Bustos, Irr H¿/rd,¡¿¡lf ia¿... pág. 159; tamb¡en de no deiar lug¡r ¡ (lud¿s ni .tmbigüeda
en lrr Corsti¿¡rcidr, sr¡ iut.tpn:ta(ióü V justi- des".
c¡¡ ao¡lsliluciottÁl, pig. 59. Un análisis deta- 26 Herninde/, Co stitttr¡o ..., pjg. 69, quicn
ll¿dode la idpa dcConstitr¡ción como la Lcy trdssostener el .¿ri(tcr político y e\pft6i_
Fund¿nrt'ntal del ordenañiento jurídico en vo de \'¿lorcs dc la Constitución, vuelve
la obra hoorónima de este aúo¡. robn'.sr¡s pasos scñ¿lin.lo que Ios princ¡_
Antes que Salazat en la década de los 20, plos Oe lnterprel.)cidn pre\'¡stos por el C(;
Tapi¿, quien drstacaba el carácter de la digo Ci\' ¡l p¿ ra h lev son rálidos, crr
Constilución como Ley Suprema, había es- ¡rrrrci_
lr¡o, para la interpretaci(tn constitucional (el
bozatlo r¡na n{)cii)n en tomo a las co|rse- deilncadr) es mit. tl Jut(rr nu expli(¡ ¿qu,
cuenci¡s ¡nterpretativas, ligada< a l- en qlte con.rste ia rescn.t que ticncnl señ¡_
politicidad dc la Carta, sin ltegar, empero, a l¡r que sólo lo son en princ¡pro',j pero des.
¿rtrcullr sisk.m¡ili(¡mcnlc (sta Jf irmacion de y¡, aloiorgarun ¿mplio ma$en de.jpre-
con un nélodo de inlerpret¡c¡rh. (TaFia, ciacidn de \.¿|,)res ¡l intdrpret¡ se esc.lpa,
H¿t|fi\t¿ tú¡... pág.3J en rel¿ción ¿ lá ¡lir- en mi opinión, a las prctcnsiones de regula,
mación dc la pág.27. "-..ele¡emento políti, ción de¡ Cód ¡go Civil en esta partc; de i!íual
co influye Lle nr¡nera dcternr¡¡ante en los m¿ncr¿ Br¡lncs Aldrrn.1l.,, Lu?, Lú ¡ i>pnt -
procedimienbs y resultadosde ¡a interpre- dúrcin dLl Trú nal Cot:E ir .iornl... señ¡l¿ que
tación")- Barror destaca el compoDentc lü\ prirrciFios dc interpretacrc,n legal tlebm
Yalóri.o en el ordeÍ! constitucio¡al, pero se t¡mbién ser aplic.ld¡rs c Lr interpn,iacirin de
¡imita a concluir: "En suma, Ic interpreta- l¿ norma con{litu(ton¡1, lonl¡ndo s¡en cL,n.
c¡ón constitücional ...supone quc se defi- sideración las características propias ¡le la
nan de modo nruy intersub¡etivo los valo instit{rción constitucional., dentro de las r¡ue
res o prefcrpncj¡s del sistenr¡. Lil c\(it('sis dest¡ca l¡ ¿mplitud de la interprct¿cion de
del texto constitucional, la foüna clásica de l¿ nofm¡ corlslitucional pcra cumplir su:
interprctación aún dor¡inante en nuestra Iines, y del intérprete al rcalizarla, la inter-
trad ic¡ón ,urisdiccional, sólo cond uciría a un pretación armónica de las normasconstitu,
formalismo quc ¡ecesariamente debilita el cionalcs y el caráctcr ¡est¡ictiro de lds ex_
scntidu de tod¿ Constituc¡ón" B¿rros, Enri. cepciones (pág.86). Siha Bascuñán indica
9!e, Li itlt¿/l1tct¡ció de Io Cotlatitüciótl. _, que, ante el silenc¡o sobre las reglas de in,
pá9. 33. terpretación aplicables a I¡ Carta Funda-
Zapala, L1it t:rfrclnc¡ó, dc /¿¡ Cnrrsi¡tuchin... mental, existe un espontáneo llamado a
pág 161. "Toda norma jurídica envuelve la guiarse por aquellas previstas en el Código
68 Iá docldlla nacional sot're interprctación constih¡cional; estado y oíti{á
Dr. Eduárdo Aldunate Lizária

Constitución no solo exPresión de una cha rnayor frecuencia que el derecho


forma jurídica, sino también del orden privado normas de contenidos indeter-
político de una comunidad2T. En este minados y límites muy ampliosr.
ámbito destaca la noción planteada por Especial atención amerita
Salazar: la Constitución como noÍna aquí la noción de Constitución pro-
esencial de la convivencia estatal cu- puesta por José Luis Cea, no sólo por
yas disposiciones son el producto del la influencia de este autor en nuestro
consanso logratlo en Ia sociedada . país, sino también por ser representa-
Lo segundo hace alusión al tiva de una de las tendencias más di-
carácter general de las disposiciones fundidas actualmente en materia de
constitucionales, su carácter amplio y enfoque interpretativo. Cea sostiene
abiertop. El derecho constitucional, se- que la Constitución "es el programa
gún Mario Cerda, presentaría con mu- máximo que, para la realización de los

Civil, teniendo en oenta, si , el carácter de exact¿mcnte, d€ los valo¡es que este Liltimo
obra unitar¡a que tiene la Coristitución, y impli(¡i T¡pia. H..rrp¡r¿r¡ir.n... fágs. 17, .]5.
su sentido teleoló8ico orientado hacia la li_ Bulnes Aldunate, Luz, fa jurisprudencia Llcl
bertad individual. Silva Bascuñán, Aletan- Ttib nal Co slitücionnl... pá9.91.
dro, EI bnguaje..,, páEis. 10-u. No obstante, 28 lazar, Inletpretación de Ia CottsLihtció, ten-
antedormmte en el mismo artículo, Silva Iidnd sociol... pá9.334, el destacádo de la cita
sۖalaba: "l-a tmscendencia de las dudas del cuerpo es del aubr, E.A. 5i bien no co-
que puede crear el lenguaie de la Carta Fuñ _ rrespondc ¿ l¿ rc¿lid¿d de lodas l¡s Ci,nsti-
damentalexplica la necesidad de entender_ tuciones existentcs, bien es cierto que inclu
la haciendo Prevalecer en todo irlsta¡te, la so las constihjcioncs menos dcmoc¡áticas,
voluntad sustáncial del Constituyente" en cuanto cfe(ti\'¡mcnle emprez¿n ¿ reFir,
(pág. 10) lo que hace Pensar más bien en dan cuenta al menosde un consenso políti
una opción a f¡vor de l¿ interPret¿ción co de pacificación, esto es,la acept¡ción del
originalista de la Carta. Por último, y en una marco ñ¡ndamental sin cuestionamierrto del
acertada observación (usualmente ausente mismo por Ia fue¡za.
en nuestros autores), Silva sitúa en su co Salaza' húerprelación de ln Cotts¡iluc¡ó v
Í€cta dimerisión el emPleo de uso de las rcntrcl dc la |ry...,pá8.468, Tapia, H,,rrrr'rr,ir
palabras Por parte del constituyente frente tica...pág.34, señala como rasgos pa rticu la _
a las def¡niciones legales: ",..como el cons- res en esta parte el carácter general de las
tituyente eypresa una voluntád suPerio¡ ¡ disposiciones de la Constitución, delibera
la del legislador, alformular sus PrecePtos, dam€nte buscado por el Constituyentc, aso'
no tiene Po¡ qué sentifs€ coartado Por las ciado a un carácter preciso y b¡cvc en bs
definicionesde los vocablos que, con caric- términos empleados. Barros distingue dos
ter técnico, se contenga en las normas de tipos de reg¡as en una Constitución, seña_
lando que mient¡as que las reglas de com_
ierarquía puramente legal PromulSadas
antes de su vigencia" (pá8.12). Habría que petencia pueden formularse por lo 8c¡re¡al
agregar aquí que lomismo seaPlica Para la deün modo bastante inequívoco,las rcglas
interprctación de la Constih¡ción respecto que constituyen la Ilamada pdrte normati_
de definiciones legales posteriores a su en_ va de la Constih¡ción preseritarían un con-
t¡ada en vigencia. tenido semántico muy pobre, siendo en es'
27 Rüstos,LLHeftleneutica... ?á8. 159, 1¡ Cons- pecial la formulación de los derechos y li-
titucün, s! interpretoción y iuslicia conslilu' bertades bastante vaga y equívoca desde
ciofial... pá8.59 y. ss.; en ambos casos enten _
este punto de vista. Barros,op. cit., pá9s.25
diendo a la Constitucidn como exPresión - 27.
lufdica del o¡denamiento Político y más fr Cerda, Sobre la inlerqetació¡1..., pá9.92.
FAcuLfaD DE CrENc¡As JuRlDrcAs, UNNETG¡DAD DE ANTorAcAsr (CH¡LE) 69
ANUAR¡o 2.001
Secc. I, pá9. 59 - B0

valores que animan al Poder Constitu- finalidad, la composición de los gran-


yente, éste ha trazado vinculando a des contrastes políticos, por lo que no
gobemantes y gobemados"3r. Esta afir- resultaría aceptada la aplicación de
mación se desarrolla luego en la idea aquellos métodos sin un examen pre-
de que los valores plasmados en la liminar de su idoneidad en sede cons-
Constitución se manifiestan en princi- titucional$. Sin perjuicio de las conclu-
pios, y éstos a su vez servi¡ían de clave siones a que llega Cerda (y que se ex-
interpretativa de las normas constitu- presan mas abajo), debe destacarse que
cionales. Se ve aquí cómo el concepto parece ser éste el punto fundanrental
de Constitución elegido por Cea des- de la diferencia en el tratamiento inter-
emboca directamente en una opción pretativo que debe darse a la Consti
porel método axiológico, del argumen- tución frente a ofras disposiciones. No
to a valores, en la interpretación cons- se trata de la solución de una c¡.rntro-
titucional. Otro elemento que Cea dis- versia para un caso, con fines pacifica-
tingue corno característico de la Carta, dores de las partes, sino de la manten-
a saber, el que una Constitución a me- ción de un sistema político y sus cau-
nudo es fruto de compromisos y tran- ces de funcionamiento, 1o que iustifica
sacciones, y producto de ello ideológi- el examen de la necesidad de métodos
camente contradictoria, oscura y lagu- propios en la interp¡etación constitu-
nosa, lo ve como una dificultad para cional. En definitiva, según Cerda, la
una interpretación honesta, sin incor- particularidad de la interpret ación
porarlo metodológicamente a sus pro- constitucional no radicaría en cuáles
puestas interpretativas3?. son los métodos empleados en alrstrac-
to, sino en la necesidad de que los su-
b2) Caracteres específicos de la inter- jeto u órganos que ponen en ejt rcicio
pretación constitucional la interpretación constitucional tengan
conocimiento de las relaciones políti-
Las características destaca- cas a las cuales ella se refiere.a En si-
das por Cerda para el derecho consti- milar sentido se pronuncia Alejandro
tucional, enunciadas en el punto ante- Silva en el Tomo I de su Tratado, cuan-
rior, vendrían acompañadas, según do señala que no siempre será acerta-
este autor, del hecho que mientras que do recurrir a las reglas juúdicas sobre
los métodos de interpretación desarro- interpretación que tienen un rango in-
llados al amparo del derecho privado feriora la Constitución y cuya vo.;ación
lo han sido en el contexto de la regula- específica es la solución de controver-
ción de intereses interindividuales, la sias que giren en tomo al dereclro pri-
regulación constitucional tendría otra vado; mientras que los resultados de
la interpretación constjtucional reper-
cuten en todos los miembros de la so-
3l Cea, Heliüeñéúica Cofi sl ihtciotl|l, Sobersnís ciedad política35.
legal..., pá9.7 Tapia, por su parte, e\presa
32 Cea, Ln itt.tprclación...pá8 97.
33 i
Cerda, Sobrc Ia letprcloción..., pág.93.
en su tiempo lo que puede considera¡-
34 Cerda, Sobre lo iltterprelnció1t..., pá9. 93. se opinión aceptada, al menos implíci-
35 Silr?, Tr¿l.¡do...Tomo l, pá9s.153 -155. tamente, por la mayor parte de los au-
70 l¡ tloctrina nacionnl mbrc inlerpretoción constitucional; esla¡lo y crítica
Dr Edüardo Aldunale Lízand

3e.
tores nacionales de la actualidad: la éste se encuentre
noción de una mayor amplitud dentro
de las facultades del intérprete consti- C) ELEMENTOS DE LA INTERPRE-
tucional: "La inexistencia de reglas ex- TACIÓN CONSTITUCIONAL
presas sobre la interpretación constitu-
cional, el carácter mixto .iurídico polí- Dentro de esta categoría se
tico del documento; su importancia ag¡upan entidades conceptuales de
para los fines del Estado, etc. dan más distinta índole. Por una parte, los mé-
amplio margen a la labor exegética. e todos propuestos, entendidos como
i¡ducen a aplicar un método evoluti formas de proceder en la actividad
vo, en que los factores jurídicos se pon- interpretativas; los principios de inter-
deren a la luz de todos los cofactores pretación, como d irectrices al intérpre-
históricos, sociológicos políticos y eco- te, las que sin embargo sólo señalan,
37.
nómicos"$ como lo indica su denominacióry una
Bustos destaca en este asp€c- orientación sin imponerle de preciso
to, un elemento subjetivo; la interpre- deber de actuar en uno u otro sentido
tación constitucional requeriría de un al interpretat las reglas de interpreta-
intérprete que realmente participe de ción, que sí pretenden constituime en
los valores consagrados en la Consti- un mandato cuyo cumplimiento o in-
tución; de lo cont¡ario, no estaría habi- cumplimiento puede evaluarse en con-
litado para interpretarla$ - En términos creto, y por último una categoría mis-
mas generales, los principios indispen- celánea que podría denominarse de
sables al momento de interpretar la argumentos de interp¡etación, en cuan-
Constitución estarían dados por la to aportan un tópico estrucfurado so-
identificación del fin trascendente de bre cuya base justificar u¡ determi¡a-
la Conshtución con el telos del régimen do resultado interpretativo.
político estatal, respondiendo y corres-
pondiendo la unicidad de la Constitu- c1) Métodos
ción a la unicidad de dicho telos; y por
recibir el texto constitucional su senti- En general existe renumcia a
do del contexto político, donde sea que pronunciarse sobre algún método de

Tapia, op.cit. pá9. 37. siónde que, en cuanto conciliables ydirigr-


Esta cita de Tapia s€ ve rccogida por ejem- dos al mismo fin de arribar a la interpr€ta-
plo en Bulnes Aldunate ,L\2, It jutispruden- c¡dn jundi.amenle correcta y axioló-
cia del Tiibunal Constihtcional... ?á8.85. Sicamente justa, todas ellas pueden ser con-
38 Büsto€' b Hennméltico..., pá9.167; It C-ons- sideradas yson potencialmente capaces de
tittrción, su interpret0ción.,., pag. 63. brindar una solución adecuada." Tapia, op.
39 BüstcÉ, L0 Constitución .omo la lzy Fu da- cit. pá9. 23. De igual modo, Cerda sostiene:
n@úal.., pá9.33. "No cabe duda... que cáda uno de los méto-
40 "A¡te tal variedad de esauelas interpretati- dos o instruñmtot considerados en si mis-
vas, cada uná de las cuales aporta nuevos mo, es apto para la inierpretación constitu-
elementos o Puntos de vista Para la labor (].onal" Sobre la interprelacíón..,, pá9, 93, idea
hermenéuticá, fluye natu¡almerite la conclu- reiterada en pá9. 95. Sin emba¡go, Cerda
FACULTAD D[ Cl ENc¡As JuRID¡cAs, UNtvERsTDAD DE ANToFACASTA (CHI!E)
71,
Añu^Rlo 2.001
Secc, f, pá9. 59 - 80

interpretación en particulat como apli- los instrumentos tradicionales de inter-


cable en exclusiva a la i¡lterpretación pretación a las posiciones de quienes
constitucional, Como se verá mas aba- promueven una interpretación axioló-
jo, algunos autores proponen la apli- gica de la Constitución, o, dicho en ot¡a
cación del coniunto de reglas del Có- palabras, un enfrentamiento entre el
digo Civil, sin tomar una opción por método hermenéutico clásico y un
uno u otro método interpretativo. En método científico espiritual o valora-
algunos casos se propone explícita- tivo sociológico.
mente la pluralidad de métodos como Dentro de la primera línea de
opción válidaro, en otros casos el méto- método podría agrup(trse a qu¡enes
do se presenta como relevante frente a propiciar la aplicación de las reglas del
lactores que son declarados esencia- CodigoCivil. De hecho, buena parte de
les¡r. No obstante lo anterior, la con- la doctrina naciona I considera que las
clusión en el examen de este tópico es normas de interpretación del Código
que no existe en Chile una discusión Civil son aplicables a la Constitución,
sobre los métodos de ia interpretación, bien de manera principal y directa, bien
por lo menos no a nivel de interpreta- adecuadas a las particularidades del
ción constitucional, equivalente a la Derecho Constitucional, o, por último,
que podria encontrarse en la doctrina con carácter auxiliar a los principios
comparada- Esto puede demostrarse al propios de esta disciplina. Aquí debe
verificar que referencias como las he- precisarse que existe una difundida
chas por Zuñiga' al método herme- identificación de dichas reglas del ar-
néutico clásico, al tópico problemátjco, tículo 19 al 24 del Código Civil con los
al hermeneutico concretizado¿ al cien- cuat¡o elementos que tratara F.C. v
tífico espiritual o al método jurÍdico Savigny, el lógico, el gramatical, el his-
normativo estructurante son absoluta- tórico y el sistemático, identific¡ción
mente a.,enas a nuestro debate nacio- que parece qrredar definitivamente re-
nal. A lo más, podría oponerse la pos- futada por Alejanclro Guzmán en
tura de quienes propugnan el uso de 1991{r, y que, no obst.rnte ello, sigue

destac¡ el elemenlo histó co por tres razo, -ll EI caso de Bustos, cfr La Her, e,ú tica
nes: el origen de toda C¡rta comoproducto págs. 165, 166; o p*- a" .o"tun". q;; i;
de una crisis politic¿, por que sus princ¡- inlerpreta(ión vale por la mclodologia em-
Pios solo puedcn ser correctamente ¡pre- ple.ld¡, señal¡ quc no e)r¡ste nn métrüo qu,l
ciados desde la perspectiva de la crisis que pudiese ser llanr¿do rcalnrente autón(,;o,
origino el (¡mbio; el dcslino de una Cons. yconcluye que cndeftniliv¿ loquese trJt,l
titución, de duración en el tiempoy, pbr úl- es de dáre\p¡es¡ón a los v¡lores prescntelj
timo, por ser la Carta Fr¡ndañental un com- en la Constitucidn.
ple¡o de regl¡s de,tin¿drs a ilominar y dis- t2 Zil\iga, Ten¿en cias...pág.297 ss.
ciplina r ¡elaciones políticas y sociales y por J3 Cuzmán Brito, Alei¿nd ro,LÍthisto n ttogüi
tanto debicndo responder la interp¡etación li1a .h las otnn< sob¡c interyrclnüút tt-Ihi-
aldesarrollode las mismas (op.c¡t. pág.9t). dn< Ft ¿lCodi*oC ,illc Criloen [ntcmretd-
Asimismo, seña¡a que el instrumento teleo- ción, ¡ntegracidn y razonamiento iurídi<os,
lógico de interpretación permitiría que la U. De Chile y U. Adotfo tbáñez (Ed¡rores),
misma adquiriese un carácte. evolutivo. Santiago de Chile, 1992, págs..11 y ss.
72 l¡ doctrina nacional sobre interpretació¡ constih¡cional; estado y Gítica
Dr Edu¡rdo A ldurule Lizna

rcsonando con fuerza en nuestra doc- parece entender a este último como un
trina. caso de aplicación analógica de las
fuentesr6,lo que no es la idea propues-
Dentro de los que estiman ta por SavignyrT
que "la hermenéutica constitucional Crítico de la aplicación de las
puede utilizar algunos de los criterios reglas del Código Civil se muestra Ta-
de interpretación empleados por la pia, quien por lo demás expone la fal-
legislación común, pero adecuados a ta de conciencia existente en la Corte
la realidad propia del derecho consti- Suprema (a la fecha de su trabaio, N.
fu cional"a encontramos a Silva Bascu- ct. A) respecto de que la actividad del
ñán, quien si bien destaca las diferen- intérprete constitucional reviste perfi -
cias anotadas arriba entre la interpre- les disti¡tos de aquella que realiza el
tación del derecho privado y la del de- erégeta de la ley€. El resultado, según
recho constitucional, no le niega a los este autot sería una petrificación de la
preceptos aplicables a la interPretación labor del intérprete, la que incluso ha-
del derecho privado toda potenciali- bría alcanzado la forma en que el le-
dad con tal de que la conclusión a que gislador entiende la Constitución.
se llegue tome en cuenta que las con- Por último, debe mencionar-
secuencias afectan a toda la comuni- se aquí la particular tesis de Teodoro
dadas En la misma línea, Enrique Na- Ribera, quien manifiesta que si bien el
va¡ro, tras introducir el tema haciendo Tribunal Constitucional se encuentra
referencia a las reglas del Código Ci- vinculado a las reglas clásicas de la her-
vil, analiza los cuarro elementos preci- menéutica en cuanto órgano jurisdic-
tados, en un sentido distinto, si, al em- cional, no lo está a las contempladas
pleado por Savigny. Así, por ejernplo, en el Código Civil, en cuanto normas
remite el elemento histórico, (que en de mero rango legal, que en tal calidad
Savigny consiste en la observación de no le obliganr'.
la regulación iurídica previa a Ia intro-
ducción de la norma interpretatla), al c2) Interpretacién sobre la base de
análisis de la historia del establecimien- valores o principios
to de la respectiva disposición; y su
descarte del elemento sistemático más El movimiento de reacción o,

M Navarro, M¿c¿r¡isD¡os... pá8. 318. aplicación analógica de la disposición, sino


45 Silva, Iratddo-..Tomo I, pá9. 155. de interpretación en el contexto de las de-
46 "Este elemento obviamente debe en Princi_ más disposiciones.
pio se¡ des€chado, Por cuanto no cabe en el 48 'fapia, Hernlené lica,.., pá9.731
deiecho público recürrir a okas normas que 49 Ribera, El lriú¡¡r¡¿I..., pá9.218. Sin embargo
regulen sifuaciones similares" Navarro, oP. en la pá9. 219 ya vuelve a disposiciones del
cit, pá8.320. Cftigo Civil para apoyar una de sus a6r-
R€cordar no está deÍiás que Para Savigny maciones sobrc la interpretació¡ sistemáti-
el análisis sistemático permite la interPre- ca del Tribunal Constitucional.
tación de la disposición interPr€tada en la Al hacer la refercncia a p¡incipios nos en-
apreciación de su inserción en el ¡esto del contrámos con que los autoEs usualmente
ordenarnienio ju¡ídico; no es una idea de no dan un tratamiento dife¡e¡ciado a las no-
FACULTAD DE CrFxctas JuRfDrcAs, UN¡vEAstDAD DE ANroFAcasrA (CH|LE)
ANUA¡lo2.001
Secc I, pá9. 59 , 80

tn al menos, de moderación frente a la tación.


as
aplicación de las reglas de la herme- Para Bustos, el tema de los
ts-
néutica clásica, está dado por aquellos valores es tan fundamental como para
autores que enfatizan una interpreta- llegar a afirmar que quien no compar-
as
ción constitucional sobre la base de te los valores de la Carta, no se encuen-
valores o principios. Así, por ejemplo, tra habilitado para actuar como legíti-
rl- alguno se refiere expresamente a los mo i¡terprete de la misma, Más aún,
te valores como instrumentos de argu- estima que los valores son el verdade-
v. mentación5r. Sin embargo, la pobreza ro sustento de la actividad interpreta-
el del instrumento propuesto resulta evi- tiva, manifestado en los fines y princi-
ti- dente cuandoel mismo Barros recono- pios de la Constitución; la dignidad de
el ce a los valores solamente un catácter la persona, la primacía del bien co-
in orientador, sin traducirse directamen- mún$. Mas allá de la expresión semán-
la te en decisiones, lo que implica un bajo tica del texto de la Constitución se en-
a- rol dentro de Ia disciplina o control que contrarían los valores ideológicos que
e- pud iera aplicarse a una argumentación lo inspiran y le dan sentido.
interpretativa, en particular si se toma . Por otro lado, no queda duda
r- en cuenta que Barros expresa que la de que el gran adalid de la interpreta-
fo
Constitución implica (sic) el cont¡ol ción axiológica de la Carta en nuestro
el intersubjetivo de la cor¡ección de las país es Jose Luis Cea. Para é1, un valor
:a
decisioness'?. Pues si dentro del respe- es un ente ideal con vocación de reali-
to a unos determinados valores es po- zarses, y no habría precepto algr.rno de
c-
sible una u otra decisión ¿en qué me- la Carta que no exprese un valor. Men-
¡s
dida ellos permiten un pronunciamien- ciona a yía ilustrativa la libertad y la
ls to sobre la corrección de la decisión? igualdad, los derechos y deberes inhe-
d Su función quedaría limitada a la de rentes a la persona, la familia en cuan-
servir de una especie de frontera para to núcleo de la sociedad, la autonomía
decisiones extremas no sustentables de los gmpos intermedios, entre otros.
l€
dentro del esquema valórico, lo que a Sin embargo, no todos los valores re-
todas luces es una muy débil contribu- vestirian igual entidad; Cea propone
ción como instrumento de la argumen- que, en un marco de igualdad norma-
),

ciones de "valo¡" y de "principio". Se ha cierto tipo de preferencias (gobiemo limi-


sugerido(cfr Alexy) veren losprincipios
R. tado, der€chG ind ivid uales, predom inio del
¡o la faz deóntica de los valores, de tal modo derecho). 1¿ const¡ucción racional de un sis-
que pueden presentarse reunidc en una ca- tema devalores..sólo tiene sentido cuando
tego¡ía común en el análisis. Debe recor- mediante esa corlstrucc¡ón s€ pretende ius-
darse lañbién que desdé la perspectiva del tificár o bien impugnar decisiones legislati-
p argumento, los valores y p¡incipios pueden vas o administrativas" Barros, op. cit. pág.
p¡€senta6€ como "fines", de modo que es )9
I. este, también, el lugar de ¡a "inte¡pr€tación Barros, op.cit., pá9. 30.
i- teleológica". 53 Buslos, Lo Conslitución, su interplettción...
5l "...cuando se plantea el pmb¡ema de Ia in- págs- 60-61; eer támbié¡. Her¡nenéutics...,
te¡pretación y aplicación de la Constih¡ció¡, págs. 163, 167 .
:e (debe tenerse en cuenta que) la tradición
)-
Cea, LB i¡llerprcIación axiológna.., pág. 9l.
constituciorial supone una opción por un
74 l-a doct¡i¡u nacionalsobreinterpi€taciónconstih.¡cjonal; estado y oítica
Dr Edua¡do Alduriate Lüaná

tiva (donde no hay nonnas constitucio- común como finalidad del Estado, Ia
nales preeminentes por sobre otras) si forma de gobiemo republicana y de-
habría desigualdad de valores, por lo mocrática del Estado, el respeto a los
que correspondería al interprete gra- derechos esenciales como límite a la
duarlos, procurando conciliar los va- soberanía y el Estado de Derecho, des-
lo¡es sin destruir ninguno, optando, si tacando como principios rectores los de
es necesario, por el valor mas alto den- libertad e igualdad$. Como puede ob-
tro de una ierarquía de valoresss. En servarse, el maneio de este elemento
muchos casos, expresa Cea, Ios valo- resulta especialmente generoso a ma-
res se expresarían como principios, en nos de Navarro, ya que propone como
ocasiones de densidad normativa muy 'principios' de interpretación, partícu-
pobre, lo que abriúa al interprete múl- las del propio texto de la Constitución
tiples opciones de significado, todas que requerirán de ser, a su vez, inte¡-
ellas idénticamente lícitass. Como se pretadas para darles un contenido. En
puede apreciar, este enfoque abre paso este sentido, cabe hacer la cútica a esta
a una actividad interpretativa de muy postura por su evidente carácter circu-
poca disciplina. Al respecto, el mismo lar.
Cea reconoce que contra la conceptua- Otros principios enunciados
lización y aplicación de valores pueden por Navarro, como el principio de que
levantarse cuestiones de indetermina- en derecho público sólo puede hacer-
ción, subjetividad e imposibilidad de se aquello que esta expresamente au-
cualificación y cuantifi cación obietivas, torizado, o que las restricciones a los
lo que podría tomar insuperable el es- derechos esenciales y las excepciones
fu erzo de balancearlos y jerarquizarlos. deben interpretarse restrictivamente5e,
No obstante ello, se declara entre los son generalmente compartidos por la
que creen que los valores son objeüvos, doctrina nacional.
comparables y categorizables, y en tal José Luis Cea, tratando el
calidad decisivos para la interpretación tema de la interpretación auténtica de
constitucionalsT . la Carta. expone ideas que correspon-
Dentro de los que postulan den a esta categoria del análisis, en
derechamente la aplicación de ciertos cuanto ella se refie¡e a "principios".
principios de interpretación se encuen- Propone la búsqueda del sentido obje-
tra Navano, quien señala que el Cons- tivo de la Constitución sobre la base de
tituyente ha plasmado en todas sus sus fines, relegando el tenor literal a
normas valores o principios que son un una función supletoria; debe interpre-
límitea la potestad interpretativa, pu- tarse con un sentido evolutivo o actua-
diendo mencionarse como valores el lizador, sin periuicio de recurrir al ele-
principio de subsidiariedad, el bien mento histó¡ico siempre que con él no
se retroceda en el tiempo; el ámbito de
potestades debe entenderse incluyen-
55 Cea, op.cit., pá9. 92. do los medios idóneos para cumplir las
56 Cea, op.cit., pá9. 94.
decisiones adoptadas; por último, las
57 Cea, op.cit., pá8 96.
58 Navarro, op. cit. pá9.321. diferentes disposiciones se deben en-
59 Navarro, op. cit. pág.322 tender enun coniunto armónico, no en

I
FaqJLTAD DE C¡ENcras JuRfD¡cAs, UN¡vERslDAD DE ANToFAcAsra (CH¡LE) 75
ANUARlo2.001
S€cc. I, pá9. 59 - 80

la pugna unas con otras, y debe recono- r Que las normas constitucionales
.e- cé¡seles valor normativo a todas las deben entenderse siempre de ma-
os partes de la Constitución, incluyendo nera que haya entle ellas la debida
la su preárnbulo@. Se manifiesta así una correspondencia y armonía.
ts- combinación de elementos teleológi-
le cos, con principios de interpretación o Que las normas constitucionales
b- propuestos con carácter general. deben interpretars€ en un contexto
to y armónicamente.
a- c3) Reglas de interpretación en las
lo propuestas de los autores o Que sobre la redacción gtamatical
u- del texto prime el sentido o inten-
in Algunos de los autores trata- ción del constituyente al establecer-
rr- dos en este artículo sintetizan o reúnen la.
ln en unos cuantos enunciados sus pos-
ta tulados sobre interpretación constitu- o Que el sentido de una norma no
u- cional, ya sea en términos de principios derive de la consideración aislada
o reglas, o como referencia a métodos de un artículo o parte de é1, sino del
)s y argumentos. A continuación se expo- conjunto de prescripciones que se
le nen los resúmenes de Bulnes, Hemán- refieran a una misma institución.
:T- dez, Silva, y Zapata.
u- Luz Bulnes Aldunate, resu- . Que se rechaza cualquier interpre-
JS miendo la doctrina interpretativa que tación que signifique la aplicación
es emana de las sentencias del Tribunal del estricto tenor literal de la nor-
Constitucional, concluye que del exa- ma con prescindencia del resto de
la men de los distintos fallos se destaca las disposiciones de la Carta Fun-
que el Tribunal Constifu€ional mantie- damental
el ne en sus sentencias un criterio inter-
le pretativo que, en general, cumple con o Que debe excluirse cualquier inter-
t'l- los elementos que la doctrina ha seña- pretación que conduzca a anular o
:n ladocomo propios de la jnterpretación privar de eficacia a algún precepto
legal6t . de la Constitución.
e- Sostiene la autora que podría
1e decirse que los criterios que han ins- Para Hern¡índez, los siguien-
a pirado a nuestro Tribunal Constitucio- tes son los elementos para tomar en
e- nal para decidir sobre la constituciona- cuenta al momento de interpretar la
a- lidad de las leyes orgánicas constitu- Constitución 62.
e- cionales y para resolver las controver-
to sias y requerimientos sometidos a su . Primero, la inte¡pretación constitu-
le conocimiento son los siguientes: cional es una variante de la inter-
1- pretación general, que se somete a
IS sus mismos principios teóricos, en
IS
@ Cea, Baset Wra... pá9.29O. cuanto orientada a establecer el sen-
1- 61 B\lnes, b ]utisprudencio...pá9. 90. tido y alcance de las normas consti
tn 62 Her¡á¡dez, Co¡tstitución..., pá9. 69. tucionales en el caso concreto. Es
76 Ia doctrina racional sobre interpretación constih¡cional; estado y qítica
Dr. Eduardo Aldunáte Li7ána

decir, los principios de interpreta- iustamente el principio inspirador


ción contenidos en los artículos 19 de la institución que se trata de in-
y siguientes del Código Civil, son terpreta r.
también válidos, en principio, para
la interpretación constitucional. Alejandro Silva propone co-
mo conclusiones de su trabalo sobre el
Segundo, la interpretación constitu- Lenguaje de la Constitución, las si-
cional es particularmente s€nsible a guientes6:
la influencia de lo político, precisa-
mente porque la ciencia política, o La hermenéutica constitucional
porque la Constitución Política (sic!) debe realizarse sobre la base de pre-
es la expresión de un coniunto de ferir siempre aquella que favorezca
valores políticos que reprcsentan su su unidad inspirativa y orgánica y
ideología. la consecución de los objetivos que
se proponen en la Carta,
Tercero, la definición previa de los
valores políticos que inspiran la . El lenguaie, a través del cual se ex-
Constih-rción es más una labor po- presa el constituyente, debe enten-
lítica que juídica, y tanto más am- derse en un sentido que afirme el
plia cuanto mayor sea el grado de criterio de exégesis anotado.
generalidad del concepto que se tra-
ta de interpretar, como sucede con . Las palab¡as usadas por la Consti-
las voces democracia, libertad, tución Política deben comprender-
igualdad de derechos, etc. Es obvio se, en principio, en su acepción na-
que el margen del intérprete respec- tural y obvia, como instrumento del
to de estos valores políticos es mu- idioma para apoyar la unidad sis-
cho mas anplio que aquel del iuez temática reflejada en la Carta
ordinario cuando interpreta un con-
cepto técnico contenido en un có- . Cuando el léxico parezca referirse
digo o en una ley común. al significado jurÍdico de los térmi-
nos, ha de darse a su contenido el
Cuarto, al postularse que el intér- sentido que prevalezca en la cien-
prete de la Constitución no puede cia política.
ser neutral, en este contexto, se
quierc significar que debe compar- r No debe dárseles sentido técnico ¿
tir los valores y principios del texto los vocablos cuando aparece evi-
constitucional, lo que no significa, dente que se recurre a ellos tan sólo
y esto es importante, que deba ad- para evitar defectos de redacción,
herir a una detenilinada ideología como por ejemplo, repeticiones que
política, aunque el contenido ideo- muestran el empleo del idioma
lógico de esa ideología política sea mmos perfecto.

Zapata formula las siguien-


63 SíIva, EI l¿nguaie...p.18. tes ocho reglas para la interpretación
FAcuLTAD DE C¡ENcrAs luRfD¡cAs, UNtvERsTDAD D€
Aru¡ero 2.001
ANToF^cAtn (CH¡LE) n
secc. I, pág. 59 - 80

de la Constituciónd dencia, a la opinión de la doctrina,


a la historia constitucional y al De-
. Primera Regla: Las palabras de Ia recho comparado. El valor que se
Constitución se entenderán en su le conceda en el caso concreto a cada
sentido natural y obvio, según el uno de estos elementos de juicio
uso general de las mismas palabras, dependerá tanto de la autoridad y
salvo que resulte evidente que la autenticidad intrínsecas de la fuen-
Constitución las utiliza con un sig- te, como del grado de correspon-
nificado distinto- dencia que exista entre la conclu-
sión que deriva del examen de la
. Segunda Regla: Las palabras técni- fuente y la norma que se i¡terpre-
cas de toda ciencia o arte se toma-
rán en el sentido que les den los que
profesan la misma ciencia o arte, a ¡ Sexta Regla: No podrá interpretalse
menos que aparezca claramente una disposición de modo que el re-
que se han tomado en sentido di- sultado pugne con las Bases Funda-
verso. mentales, afecte un derecho básico
en su esencia o bien conduzca a la
. Tercera Regla: Para definir el senti- falta de solución efectiva de la cues-
do de un concepto, el intérprete tión.
podrá, además, valerse de una de-
finición legal calificada, de la opi- . Séptima Regla. Los preceptos cons-
nión jurisprudencial autorizada y tit!¡cionales que reconozcan dere-
de los acuerdos expresos de Ia Co- chos o establezcan garantias se in-
misión Constituyente. terpretarán de la manera nrás am-
plia y plena posible, en tanto no se
. Cuarta Regla: El sentido y alcance atente contra algún límite expreso,
de una disposición se fiiará en aten- el derecho ajeno o el bien comrin-
ción al t€nor de las palabras, guar-
dándose la debida correspondencia ¡ Octava Regla: Las normas constitu-
y armonía con el contexto constitu- cionales que regulen el estableci-
cional y consideranclo la finaliclad miento, organización, atribuciones
del precepto. y funcionamiento de los Poderes
Públicos y las qr.re limiten o restrin-
. Qu¡nta Regla: En la interpretación jan los derechos de las personas se
de un precepto podrá recurrirse, a interpretarán atendiendo al sentido
título de elementos auxiliares, a la estricto y expreso del precepto.
historia fidedigna del estableci-
miento de la norma, a la .jurispru- c4) Otros argumentos o principios de
interpretación constitucional

(A Zapala, Lt hú.ryrclnción d¿ la Co stilncié


Dentro de los demás autores
,
pá9. 161 ss. se mencionan algunos otros principios
65 ZúñiEa, Tendc,rcins... páE- 296. sin un tratamiento sistemático. Así,
7A Lo iloctrina acíonal soble inlerPrelacióí corlstil cional; eslado ! críli'a
DL Edua lo Al.lunale Ltztno

Zúñiga enuncia el catálogo tópico de de vista metódico no corresponde fun-


los principios de interpretación cons- dar las libe¡tades y garantías sino las
ütuciona16: restricciones a las mismas6. El princi-
pio interpretativo se vincula aqltí a una
Principio de unidad de la Constitución consideración mas global del sistema
Principio integrador conslitucional, su finalidad y funciona-
Principio d€ máxima efectividad miento.
Principio de justeza o conformidad
funcional CONCLUSIONES
Principio de concordancia práctica o de
armonización En las líneas anteriores se ha
Principio de Ia fuerza no¡mativa de la dado un esbozo de sistematización de
Constitución la doctrina nacional en materia de in-
terpretación constitucional. Sin haber
El princiPio de la interPreta- agotado la sistemática en la exposición,
cién (preferencia por aquella op-
útil su lectura permite situarse en términos
ción interPretativa queda efectos a una generales dentro del horizonte doctri-
disposición frente a otra oPción que la nal existente y Pone Ias bases para aco-
priva de efectos) es acogido por Bulnes tar su extensión. Muy probablemente
y Navarro, en ambos casos con refe¡et-t- se me habrá escapado alguna obra na-
cia al Tribunal Constitucional6. Los cional sob¡e esta materia, en cuyo caso
mismos autores recogen como otro agradeceré el aporte enriquecedor de
princiPio de la interpretación de dicho la crítica pública o privada, por aguda
Tribunal el principio del sentido co- que ella pueda ser. Sin embargo, el
mún67. material expuesto permite aventurar
El principio de una interPre- algunas conclusiones de tipo Seneral
tación restrictiva de las no¡mas limi- y crítico.
tantes de derechos Y libertades es No existe claridad, Y aPenas
aceptado Por varios autores, Pero des- se distinguen atisbos de la conciencia
taca entre ellos la fundamentación de de los autores nacionales sobre la fun-
Barros, quien señala que sienclo la li- ción, los objetivos y supuestos de ttna
bertad el valor subyacente a un siste- doctrina o teoría de la interpretación
ma constitucional democrático, se lle- constitucional. Una tal doctrina debe-
ga a la conclusión que desde un punto ría ver su principal función en el con-
trol científico de las decisiones institu-
cionales en materia de interpretación
constitucional. Muy Por el conrrario, se
6ó B'rln€s, ¿^o i'¡lisPtudencia d?l Ttib nal Cons- observa masbien la construcción de los
liludona¿.. pág.89 con referencia al fallo dcl
postulados de interPretación constitu-
TC en mat;ri¿ de LOC del Tribun¿l Califi
cado¡de Elecciones;Navafio, Mecnnisnús ", cional n partir de las decisiones, en par-
pág. 322, citando el rol N"5. ticular del Tribunal Constitucional, en
67 i¡ll,nff,, Ia iurisprudencill del Tribunal Co'tsl i- un grado de reverencia o resPeto que
trcional.. PáE 9q Navarc, Mec¡¡nismos ..,
hace particularmente difícil la tarea de
pa+.322
68 Barros, op. cit. Pá9.33. control que corresponde a la Ciencia
FacuLrAD DE C¡ENcrAs JuRlDlcAs, UN¡\¡€RS|DAD DE A¡.¡roFAGAsrA (CH|!-E)
ANUARlo2.001
n
Secc. I, p,á9. 59 - 80

del Derecho Constitucional en esta anterior se encuentran los posfulados


área. Es cierto que el estudio de los ele- de una interpretación axiológica de la
mentos de interpretación pasa por un Constitución, o sobre la base de valo-
registro y sistematización de los enfo- res. Quienes los postulan con alguna
ques jurisprudenciales de los órganos base o frrndamento teórico, tarde o tem-
de la jurisdicción constitucional; pero prano llegan a la conclusión de que una
no puede permitirse quedarinmóvil en decisión de interpretac¡ón constitucio-
dicho registro y análisis si no lo con- nal sobre la base de valores pasa nece-
f¡onta de manera crítica con los apor- sariamente por una ponderación o
tes teóricos que permitan su evalua- jerarquización de los mismos en la ins-
ción. Como ya he dicho en otro lugar, tancia decisoria: este problema ya lo
la pregunta de quién vigila a los vigi- había detectado Kelsen, y ya clesde ese
lantes no encuentra ¡espuesta en el ni- autor el problema de cuáles son, a su
vel institucional de las decisiones ju- vez, los criterios objetivos pa¡a ierar-
risdiccionales, sino sólo en el nivel de quizar distintos valores sigue sin res-
control de su racionalidad y sustenta- puesta. Hoy existe consenso en que los
bilidad por parte de la Ciencia del De- valores no pueden ser desterrados de
¡echo Constitucional. la decisión juidicial: pero la pregunta
En términos generales se que queda abierta es cómo, entonces,
puede sostener que la doctrin¿ nacio- se pretende que el argumento a valo-
nal reconoce para la interpretación res implique un phrs, un elemento adi-
constitucional un carácter especial, que cional para la motivación objetiva deuna
derivaría entre otras cosas en la nece- decisión de interpretación; qu¡zás sería
sidad de dar una interpretación mas preferible mantene¡lo corno lo que es,
abierta (algunos denominan evolutiva) como una opción o preferencia sub.jeti-
a la Constitución, en relación a los pre- va, no objetivable, y declararla así.
ceptos de una ley ordinaria. Sin embar- Los elementos o reglas des-
go, no existe una clara visión de que el tacados para la interpretación consti-
problema a nivel de ¡nterpretación tucional ya han sido criticados en sus
constitucional es, precisamente,la pre- correspondientes lugares. Baste decir
sión y tensión política que reposa so- que aquellos mas difundidos, como la
bre las decisiones del significado de la idea de la ¡nterpretación armónica o
Constitución, por lo que si bien resulta sistemática, no pasan de ser referencias
destacable la diferenciación entre ley generales sin una precisión que permi-
común y Constitución al momento de ta su aplicación disciplinada en el ne-
interpretat no menos cierto es que la gocio interpretativo@, lo que implica
amplitud propuesta por los autores
para la interpretación constitucional
69 Al respecto mi crítica en Cdl¿To¡ias p¿¡¿ e,
carece de f¡.rncionalidad teórica, en la a¡ñlis¡sde la arg reltoción j rí'lico del Tt ibr-
medida en que no ayr"rda a disciplinar, tml Co,tslíltrio ¡|. Los argneütos tLtre h blse
a acotar, a hacer mas racional el proce- dd t?tot litcfttly In ¡úeryrctació at ñ|in en
Revista de Derecho de la Po|rtificia Univer-
dimiento de decisión de la interpreta-
sidad Católica de Chile, Númem especial
ción constitucional. 1998, Actas de las XXIX Jomadas de Dere-
En estrecha relación con lo cho Público, pá9. 115.
80 lá doctrina nacionals(üre interprctaciónconstitucional; cstado ycrítica
Dr Eduardo Aldmate Lizana

\
que su fr.¡nción como argumentos inter-
pretativos lejos de ser sustantiva, es
I
mas bien de carácter formal y tiende a
pasar por alto o encubrir los verdade-
ros procedimientos y motivos interpre-
tativos subyacentes a un fallo. Se hace
necesario volver al trabajo en este cam-
po, a fin de dotar a un sistema centra-
do en la solución jurisdiccional de las
controversias político-constitucionales,
de instrumentos doctri¡arios idóneos
que controlen y por esta vía legitimen
su funcionamiento en un ambiente de
demandas crecientes por racionalidad.

También podría gustarte