Está en la página 1de 4

Conceptos de improvisación

Por Patricio Murphy

Tríadas, arpegios y escalas en una sola cuerda

Tal vez el error más común de los guitarristas a la hora de improvisar es el de


utilizar las escalas en posición y de manera mayormente lineal. Hay dos conceptos
básicos para trabajar sobre este problema.

1- Usar arpegios y tríadas combinados con la escala.

2- Tocar *a lo largo* del mango de la guitarra en vez de en posición.

Práctica de tríadas y arpegios

Los gráficos que siguen muestran una tríada mayor y una menor (que no son otra
cosa que arpegios acordes de tres notas), y su relación con las respectivas escalas
en una posición determinada. Si tenemos en cuenta que tenemos 12 posiciones,
haciendo este mismo trabajo con al menos algunas de ellas tienen que verse
resultados en el corto plazo.

Notarán que el arpegio menor, si bien es el mismo, se debe relacionar con tres (¡al
menos!) escalas menores. Por ahora las relacioné nada mas que con la escala
"madre" (aquella cuya tónica es la misma que la del acorde). Tengan en cuenta que
de la escala mayor podemos sacar tres acordes mayores, tres menores y uno
disminuído, por lo que estas dos tríadas funcionan en varios lugares dependiendo
de la escala con la que las estemos relacionando. Es decir: su función varía
dependiendo de sobre qué acorde las utilicemos. Una tríada de D (Re mayor) sobre
un acorde de D va a sonar muy distinta que sobre un Gmaj7, un Bm7 o un E7.

Ejercicios

Practicar ambos arpegios subiendo y bajando en la misma posición, con distintos


toques de púa.
Subir en una posición, cuando el dedo 4 se tocó la última nota subir un semitono y
bajar en esa posición (lo que suena es, efectivamente, la misma tríada un semitono
más aguda). Tocarlo cíclicamente, subiendo y bajando sin parar. Se puede
continuar subiendo hasta el traste XII y bajar, lo que se les ocurra.

Subir con el arpegio, bajar con la escala y vicebersa.

Una vez que este está dominado, unir el mismo arpegio con distintas escalas que lo
contengan. (P.ej.: la tríada de C aparece en las escalas de C, Dm antigua, Em, F,
G, Am, Bm locria).

Para una práctica más intensiva de los arpegios...


Otro ejercicio interesante es "diseñar" frases en el dibujo de la escala,
transponiendo aquellas que nos suenen bien a distintas posiciones, y analizando su
estructura (a ver por qué nos suena bien una y no otra). En el gráfico siguiente hay
unos ejemplos usando las mismas tres escalas menores que en el anterior.
Noten en el último caso (sobre la escala menor melódica) que surge una forma
simétrica. Estas funcionan muy bien en la guitarra. Como difícilmente todas las
notas en esos diseños simétricos encajen sobre un acorde determinado, éstos son
una buena manera de generar sonidos disonantes manteniendo al mismo tiempo
una buena referencia respecto de la tonalidad.

Tocando sobre una sola cuerda

No hay mucho que graficar acá. La idea es ahora exactamente la opuesta que en
los ejemplos anteriores: practicar escalas a lo largo de una sola cuerda para
escapar de la tendencia a tocar en posición y entrenar los dedos para saltos,
arrastres y ligados.

Los pasos a seguir:

1- Practicar la escala linealmente, subiendo y bajando, tanto usando


todos los dedos como usando cada uno de ellos solo (si: parece ridículo,
pero es muy útil tocar una escala con un solo dedo).
2- Grabar o secuenciar una base que funcione para la escala que vamos
a practicar (p.ej: Cmaj7-F/G si vamos a practicar la escala de C; Dm-G13
si vamos a practicar D dórica, etc.).
3- Improvisar sobre esa base usando la escala en cuestión. Del mismo
modo que en el paso 1, no olvidar practicarla con cada uno de los dedos
*solo*.
4- Armar una base que nos obligue a cambiar de escala (p.ej.: Cmaj7-
G7(b5), o Dm7-Em7(b5)-A7, etc.). Tocar sobre esa base del mismo
modo que en el paso 3.

Puntos a tener en cuenta:

- Ligados ascencentes y descendentes


- Arrastres
- Armónicos naturales y octavados
- Matices y diferencias tímbricas (no solo una cuerda suena diferente de
acuerdo a cuan cerca del puente toquemos, ¡cada cuerda tiene su
sonido particular!, por lo que un E en la cuerda (1) sonará diferente de
la misma nota en la cuerda (3).
- Prestar particular atención, ya que por obvias razones estamos
tocando relativamente lento, a la calidad del sonido: no importa qué tan
buena sea la guitarra que compremos o el micrófono con el que la
grabemos, si tenemos un sonido de porquería, no hay nada que hacer.
Esto se aplica *también* a la guitarra eléctrica...

También podría gustarte