Está en la página 1de 2

UNIVERIDAD MARIANO GALVEZ DE GUATEMALA

Karla Yessenia Albertina Marroquín Quinillo


Adriana Herrera Guerra

OTRAS MODALIDADES DE DEPOSITO:


Uno de los depósitos Tradicionales es:
DEPÓSITOS CON REMUNERACIÓN EN ESPECIE O CON REGALO
La denominación “depósito con regalo” resulta bastante engañosa, puesto que
no se nos está ofreciendo regalo alguno. Se trata de una remuneración en especie
y, como tal, está sujeta a la correspondiente retención y el pago en el IRPF. De
hecho, esto es algo que hay que tener en cuenta antes de contratar este tipo de
depósitos, dado que la retención se aplica sobre el dinero en efectivo que
tengamos en nuestra cuenta corriente.
Por otra parte, lo más conveniente es comprobar cuál es el valor real del regalo
obtenido y compararlo con la retribución que podríamos obtener mediante un
depósito normal. Después de todo, es posible que pudiéramos comprar el objeto
regalado con los intereses generados por un depósito tradicional, en cuyo caso,
siempre resultará más interesante recibir el dinero.
¿Cuál es la ventaja de los depósitos con regalo?
La verdadera ventaja de los depósitos con remuneración en especie es el hecho
de que el regalo es entregado en el momento de la apertura del depósito, o lo
que es lo mismo, la remuneración tiene lugar al comienzo. En cierta manera, eso
supone una ventaja y una mayor rentabilidad relativa respecto a los depósitos
cuya liquidación de intereses tiene lugar al final del contrato o de forma periódica.

¿Cuáles son los tipos de depósitos complejos?


Este tipo de productos, aún denominándose depósitos, tienen características
mucho más próximas a las herramientas de inversión.
DEPÓSITOS A INTERÉS VARIABLE
Los depósitos a interés variable funcionan de manera que los intereses que se
obtienen por la imposición a plazo están sujetos a la variabilidad de un
determinado índice de referencia. Normalmente, se trata del Euribor al cual se
añade un diferencial.

DEPÓSITOS ESTRUCTURADOS Y COMBINADOS


Los depósitos estructurados son productos complejos que jamás deben ser
tomados como una sencilla imposición a plazo fijo. La rentabilidad ofrecida por
los depósitos estructurados depende también de la evolución de un índice o
determinados valores bursátiles. A esto se lo conoce como activos subyacentes.
Este tipo de depósitos presentan, además, un funcionamiento bastante peculiar
que nos los hace apropiados para quienes no tienen conocimientos financieros
suficientes. Por ejemplo:
En los depósitos combinados, el tramo de rentabilidad garantizada suele ser el
menor dentro del plazo de vigencia total del depósito. Esto implica que, durante
un periodo corto de tiempo, se ofrece una rentabilidad fija y, a partir de entonces,
la rentabilidad depende de la evolución de los activos subyacentes.
Extensa duración y reducida liquidez: la duración de estos depósitos suele ser
bastante prolongada. No obstante, por norma general, no se permite la
cancelación anticipada.
Como has podido comprobar, existen muchos tipos de depósitos bancarios. Sus
características son notablemente distintas, por lo que su contratación debería
estar supeditada al objetivo o beneficio que deseamos obtener.

También podría gustarte