Está en la página 1de 6

Universidad de Cuenca

Facultad de Ciencias Médicas


Carrera de Enfermería
Asignatura: Enfermería Básica

PRINCIPIOS DE LA ENFERMERÍA

Elaborado por: Mgst. Lourdes Aguilera

Revisado por: Lcda. Susana Rivera, Esp.

La enfermería es una carrera universitaria autónoma, cuyos profesionales desarrollan


actividades de cuidado integral de la salud dirigidos al ser humano, familia y comunidad, de
forma científica, ética y técnica, y de manera independiente e interdependiente para lo cual
se apoya en varias ramas del conocimiento: formales (exactas) y fácticas (sociales y
naturales)

La enfermera/enfermero, recibe capacitación que le permite analizar, diagnosticar y resolver


problemas de manera responsable, eficiente, ágil y oportuna aplicando teorías, métodos,
principios y técnicas en bien de la salud individual y colectiva.

En el ejercicio profesional el personal de enfermería, continuamente, debe tomar decisiones


basadas en principios los cuales guían la acción de acuerdo a los resultados que se desea
obtener, los principios se refieren a enunciados o hechos probados o aceptados por la
mayoría de la sociedad.

Algunos autores manifiestan que el principio es un concepto o una idea fundamental que
sirve de base para un razonamiento. Se define como una regla o norma invariable de las
cosas

Se clasifican en:

1. Principios Profesionales: son amplios y generales, sobresalen por la contribución


al ejercicio de la enfermería, son la combinación de muchos principios que se han
obtenido de diversas ciencias y que sirven como guía para la ejecución de cuidados

a) Respetar la individualidad del ser humano:

Las personas son únicas y diversas con sus propias características, lo que las hace
reaccionar de forma individual y distinta frente al afrontamiento de su enfermedad,
creando conductas propias que deben ser detectadas y tomadas en cuenta para la
planificación de las acciones de enfermería, lo que motiva a comprender que éste
debe ser partícipe activo de las decisiones y tratamientos que se instauren en bien
de su salud.
Debe tenerse presente que el ser humano enfermo conserva su identidad, sus
condiciones de vida, costumbres y hábitos cotidianos, que es miembro de una
comunidad con deberes y derechos, que forma parte de un entorno familiar y que
su estado de salud repercute alterando su vida normal y creando otros problemas
adicionales a su dolencia.

La enfermedad ocasiona diversos grados de dependencia que motivan al individuo


a buscar la ayuda de otra persona, lo que afecta su autoestima, el trato que recibe
del personal al respetarlo como ser humano repercute positivamente en el ámbito
psicológico y social, facilitando la adaptación a entornos diferentes, propendiendo
a la restauración de la salud y a la disminución de los días estada del paciente y por
tanto el costo de la atención.

Se respeta la individualidad del paciente cuando las relaciones interpersonales que


se logre entre éste y el equipo de salud son respetuosas y armónicas evitando crear
polémica, se le incluya en el régimen terapéutico con poder decisorio, se tome en
cuenta a su familia o a las personas más cercanas a él, se le mantenga informado
de las respuestas al tratamiento y de los procedimientos que se le realicen,

b) Mantener las funciones fisiológicas del ser humano:

La consideración de que la integralidad del ser humano merece ser atendida de


modo óptimo en relación a todas sus necesidades físicas, psicológicas, sociales
alteradas debe ser una de las actividades más importantes del personal de
Enfermería, estableciendo prioridades, pero sin olvidarse de aquellas que
mantienen sus características de normalidad.

Valorar adecuadamente y de forma integral a los individuos afectados, ayuda a


establecer medidas que contrarresten posibles problemas potenciales, a evitar
complicaciones y a guiar a los seres humanos a tomar medidas correctas respecto
al cuidado de su salud.

c) Protegerlo contra causas externas de la enfermedad

En el entorno doméstico, educativo, laboral, recreativo, hospitalario, de las


personas existen elementos que pueden afectar negativamente su salud, si
enferman las condiciones de vulnerabilidad se acentúan, lo que demanda del uso
por parte del personal de Enfermería de medidas de protección relacionadas con
bioseguridad, protección contra accidentes, infecciones y contaminación.

Algunas acciones que abarca la práctica de este principio son la aplicación de la


asepsia médica y quirúrgica, evitar generar chispas eléctricas o fuego, cuidado de
pisos, escaleras, desniveles, mobiliario y sustancias que pueden ocasionar
accidentes, detección de plagas
d) Proporcionar atención de enfermería en forma progresiva y continua para
reintegrar al individuo a la vida útil a la sociedad

La enfermedad, muchas veces ocasiona disminución de las capacidades


individuales que pueden limitar o dificultar la reinserción de los individuos a las
condiciones de su vida habitual, estas circunstancias dan lugar a estados de
ansiedad y depresión negativas para la recuperación de la salud.

Es labor de Enfermería detectar o evitar oportunamente estos problemas a fin de


planificar acciones que posibiliten el uso de actividades de rehabilitación o que el
paciente pueda ser referido a otros profesionales de ser necesario.

2. Principios Científicos

El personal de enfermería al planificar los cuidados para los individuos sanos o


enfermos, se basa en los conocimientos de ciencias o ramas de otras ciencias los que
han sido debidamente validados y que se constituyen en enunciados que guían la
realización de actividades o procedimientos otorgando a estos de sustento científico y
garantizando la individualidad de los cuidados y la calidad de la atención.

Entre las asignaturas que están ligadas de forma más directa a la enfermería se pueden
anotar la física, química, bioquímica, socioantropología, ética y deontología, nutrición,
psicología, morfofisiología, pedagogía, microbiología y muchas otras que ayudan a
comprender la integralidad biopsicosocial del ser humano con características propias y
diversas, que subsiste dentro de un sistema ecológico con el que establece
interrelaciones e interacciones permanentes.

Los siguientes son ejemplos de principios científicos:

 El calor se genera en el cuerpo por los procesos del metabolismo celular y se pierde
por los mecanismos de radiación, conducción, convección y evaporación, la
producción y la pérdida de calor están controladas en forma termostática en el
hipotálamo.
 Las células del cuerpo se lesionan con temperaturas internas o externas muy altas
o muy bajas pudiendo causar daño tisular irreparable, los límites superiores e inferior
de la temperatura corporal para la supervivencia son de 46 y 20°C respectivamente.
 La presión sistólica es la máxima presión o fuerza alcanzada durante la sístole
provocada por la contracción del ventrículo que acorta al miocardio, produciendo
presión contra la sangre para que se expulse del ventrículo
 Cuando los músculos no se utilizan, el proceso de degeneración tisular se inicia casi
de inmediato, incluyendo al tejido óseo, la piel y el músculo.
 Los hábitos alimentarios se aprenden y están se relacionados con creencias
culturales, religiosas y morales.
 El estado nutricional del individuo está determinado por lo adecuado de los
nutrientes específicos y los alimentos energéticos que su cuerpo recibe, absorbe y
utiliza.
 Las necesidades nutricionales dependen de edad, sexo, talla, grado y tipo de
actividad diaria, secreción de las glándulas endocrinas y estado de salud del
individuo.

3. Principios Prácticos o técnicos:

Están fundamentados en los principios científicos, se constituyen en normas que guían


la actuación del personal de Enfermería, durante la realización de procedimientos con la
finalidad de conseguir los objetivos planteados, evitar errores y ahorrar tiempo.

Algunos de lo más usados son:

 De lo distal a lo proximal
 Del centro a la periferia
 De lo limpio a lo contaminado
 De arriba hacia abajo
 Cefalo - caudal.

4. Principios Bioéticos y deontológicos

Desde el inicio de la modernidad y con mayor profundización en la llamada postmodernidad


a nivel de las diferentes profesiones se produce una ruptura entre lo objetivo y racional
considerado como ciencia es decir el juicio de hecho y lo subjetivo o sentiente considerado
como la ética y la moral es el llamado juicio de valor.

Esta separación artificiosa, trajo consigo muchas distorsiones, en “bien” de la “ciencia y el


progreso” no se reparó en los profundos daños que se ocasionaba al ser humano, al
ecosistema, a la estructura social y a la economía, se ahondaron las brechas y la
deshumanización condujo a grandes aberraciones.

Ante los resultados catastróficos de esta práctica, en los momentos actuales existe una
revalorización de lo subjetivo, de modo que se está restituyendo la relación natural entre
las profesiones y la ética, por tanto, existe una nueva visión entre el saber y el vivir, entre
lo humano y lo científico, entre la ciencia y la moral. La comprensión de esta vinculación
natural motiva a comprender que las profesiones se ejercen desde la ética, la moral y los
valores.

Siguiendo a Edgar Morín, se puede decir que: como filosofía de la práctica, la Ética está
intrínsecamente relacionada con las profesiones, que finalmente son prácticas humanas
que nacen y se organizan, como ya se planteó, para proporcionar un bien específico a la
sociedad; para contribuir, a través del cumplimiento de un deber ser moral —del bien interno
que les dio origen— al logro progresivo y limitado de la felicidad humana individual y
colectiva, es decir, al estado de cosas en que las personas y la sociedad toda se sientan
"realmente bien" porque están satisfaciendo su deseo profundo de "vivir para vivir, que es
su vocación fundamental.
Guardan relación con la aplicación de la moral al ejercicio de las profesiones de la salud,
en tanto que lo deontológico se refiere a los fundamentos del deber y las normas morales.
Desde los planteamientos de autores como Hortal (1996; 2002), Martínez (2006), Hirsch
(2004), son principios éticos:

 Principio de autonomía: Rescata la dignidad del ser humano como un sujeto de


derechos y no un objeto de dependencia, esto quiere decir que si bien el profesional
de Enfermería está obligado a hacer el bien siempre debe contar con el
consentimiento del paciente o de la persona responsable en el caso de ser un niño
o estar inconsciente o incapacitado para tomar sus propias decisiones.

El enfermero o enfermera al establecer una interrelación terapéutica con la persona


sana o enferma debe explicar que cuidados debe recibir, porque se van a realizar,
cómo se va a proceder en cada uno de ellos, los resultados que se espera conseguir
y las posibles incomodidades que puede causar, solamente así la persona estará
en capacidad de dar su consentimiento o negarse a recibirlo.

 Principio de beneficencia: Se refiere a hacer el bien, la enfermera o enfermero


durante su capacitación profesional debe tener claro que a su cargo está vidas
humanas, cometer errores significa atentar contra la integridad de las personas,
familias o comunidades muchas veces de forma irreparable.

Este principio exige por un lado desempeñar bien las actividades profesionales y
para ello el estudiante de Enfermería desarrolla competencias cognitivas,
psicomotrices y afectivas a lo largo de su formación, y por otro hacer el bien con sus
saberes, para esto se forma en ética y valores.

Estas dos facetas deben ir de la mano a fin de lograr excelencia en el ejercicio


profesional de este modo se cumplirá una de las características de la Enfermería
ser una ciencia y ser humanística.

 Principio de no maleficencia: Viene a complementar la anterior buscando la forma


de evitar cualquier daño a las personas, familias y comunidades, ya sea por
negligencia, desconocimiento u omisión

 Principio de justicia: todo ser humano es merecedor de los servicios de salud,


porque este es un derecho universal, por tanto el enfermero o enfermera no debe
ejercer ningún tipo de discriminación que la motive a seleccionar a quienes dar o no
dar los cuidados que se amerita en cada caso en particular.

Cada uno de los principios Éticos sirven de orientación en el correcto, moral y responsable
ejercicio profesional, más aún en la sociedad actual inmersa en la eficiencia impasible y en
una deshumanizante competitividad, en la que la persona ha pasado a ser un frio número
en las estadísticas de salud e inclusive en los servicios de atención, que lo entienden
únicamente como consumidor de bienes y servicios y no como un ser social complejo e
integral.

Las ciencias de la salud han observado estos principios y al igual que en tiempos pasados
su vigencia es actual, de la misma forma que también se practican los valores que al decir
de la profesora cubana María del Carmen Amaro se refieren a

El secreto profesional o confidencialidad es la obligación de guardar reserva sobre la


información que atañe al paciente que se atiende, mientras éste no autorice a divulgarla o
el silencio pueda llevar implícito el daño a terceros.

La veracidad vinculada con el ejercicio responsable de la profesión. Decir la verdad aunque


se haya cometido un error, cuando se oculta el error de un colega u otro profesional, por
"compañerismo", y con ello se pone en peligro la salud y hasta la vida de otro ser humano,

La honestidad, el humanitarismo, la integridad, la dignidad profesional, la justeza, la


prudencia, la veracidad, la ecuanimidad, la paciencia, la modestia, la diligencia, la lealtad o
fidelidad al paciente, la perseverancia, unidas todas ellas a la generosidad y benevolencia;
pero sobre todo a la solidaridad, constituyen los patrones clásicos, y también actuales, del
actuar de enfermeras y enfermeros.

La misma autora anota: en correspondencia con los principios y virtudes éticas que debe
desarrollar un profesional de la salud, y en especial la enfermera, sería una verdadera
muestra de humanismo el responder, antes de iniciar la atención a cada paciente, las
siguientes preguntas:

 ¿Qué yo haría, si este paciente fuera mi... (familiar)?


 ¿Cómo puedo mitigar su sufrimiento?
 ¿Qué es lo mejor para proporcionarle la óptima calidad de vida, en correspondencia
con su estado?
 ¿En qué puedo ayudar o apoyar esta vida?

En conclusión, el individuo, la familia, la comunidad, la sociedad, constituyen el centro de


atención y el deber ineludibles de cualquier profesional de Enfermería que se respete como
ser social, ciudadano y profesional.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Amaro Cano, María del Carmen, Marrero Lemus, Angela, Luisa Valencia, María, Blanca
Casas, Siara, & Moynelo, Haymara. (1996). Principios básicos de la bioética. Revista
Cubana de Enfermería, 12(1), 11-12. Recuperado en 05 de agosto de 2016, de
http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-
03191996000100006&lng=es&tlng=es.

Martínez Navarro, Emilio (2006), "Ética de la profesión: proyecto personal y compromiso


de ciudadanía",

Morin, Edgar (2003), El método V. La humanidad de la humanidad. La identidad humana,


Madrid