Está en la página 1de 6

TEMA 1

EL TIEMPO DEL FIN

INTRODUCCIÓN

A. Todos los cristianos creemos que un día


este mundo llegará a su fin. ¿Cuándo será?
¿Cómo ocurrirá? Lo cierto es que la mayoría
de la gente coincide que estamos ya en el
tiempo del fin.
B. El tiempo actual es peligroso, tal como lo
anunció el apóstol Pablo en 1 Timoteo 3: 1-
5. El ambiente social, político, religioso y
económico indica que la situación actual es
insostenible.
C. Este es el tiempo oportuno para advertir a la
gente del fin inminente. No hay tiempo que
perder, necesitamos prepararnos para este
gran acontecimiento. ¿Están tú y tu familia
listos ya?
No hay tiempo que perder, toma tu decisión
antes que sea tarde. Vivimos en un tiempo
de aparente tranquilidad, pero la realidad es
diferente. La Segunda Venida de Jesucristo
está más cerca de lo que usted puede
pensar e imaginar.
D. Qué nos dice la Biblia con respecto al fin del
mundo, (S. Mateo 24: 3-14).

1. La pregunta de los discípulos

6
a) «¿Cuándo serán estas cosas? ¿Qué señal
habrá de tu venida y del fin del mundo?»
Jesús, fue claro en su respuesta ante la
pregunta de los discípulos. Mencionó los
problemas que el ser humano enfrentaría a
través de las épocas, y recrudeciéndose
justo antes de su retorno; problemas
sociales, políticos, religiosos, económicos y
climáticos.
b) Todas las señales que Jesús mencionó en
S. Mateo capítulo 24 se han cumplido. Por
ejemplo: hambre, pestes, terremotos,
guerras, rumores de guerras entre naciones,
enfriamiento del amor, falsos cristos, falsos
profetas y la predicación mundial del
evangelio.
c) Los discípulos comprendieron que el fin
vendría. Entendieron que el tiempo era corto
y había que aprovechar cada momento para
su preparación y para advertir al mundo del
magno acontecimiento. Jesús está
llamando por amor a los escogidos, a los
que él quiere salvar; más bien, a los que
desean ser salvos y acepten a Jesús como
su único salvador.
d) El Señor Jesús nos invita a invertir tiempo
para prepararnos. La preparación debe ser
consciente y profunda. Tiene que ver con
decisiones trascendentes, con un cambio de
vida, y con el anhelo constante de

7
perseverar en el camino que conduce al
Reino de los cielos.
e) El tiempo del regreso de Jesús está cerca,
más cerca de los que usted imagina. Por
eso, Jesús te llama hoy. No te detengas,
acepta la invitación. Es urgente que te
decidas esta noche.

2. Dos principales profecías que recuerdan el


fin
a) El enfriamiento del amor
El mundo está lleno de odio, envidia, rencor
y violencia. Basta con salir a las calles de
cualquier ciudad y verás con cuanto odio y
ofensa te hablan las personas si por alguna
razón obstruyes el tránsito…
La falta de amor se manifiesta en todos los
estratos sociales, en las instituciones, en las
empresas, en los transportes, en las calles
y aun en las iglesias e instituciones
religiosas. Existe una lucha por el poder y la
supremacía en los sistemas políticos de las
naciones; hay odio, envidia, venganza y
crímenes de todas clases.
Nosotros somos llamados por Jesús para
marcar la diferencia, por eso, hoy te invita
para que decidas prepararte para el
desenlace de la historia de este mundo.
Jesús te llama para dar amor a la gente, y
así, más personas accedan al Reino de los
cielos.

8
b) Predicación mundial
El evangelio de Jesucristo actualmente se
predica en todo el mundo. Los medios de
comunicación facilitan la proclamación, pero
Jesús está interesado que tú también te
conviertas en uno de sus discípulos, y
puedas ser un medio por el cual tus
familiares, tu esposa, tus hijos y tus
parientes conozcan el plan de salvación.
La Iglesia Adventista hasta el día de hoy, ha
penetrado en más de 212 países y zonas del
mundo reconocidas por las Organización de
las Naciones Unidas, según datos oficiales
de la Asociación General de los Adventistas
del Séptimo día en su página web.
Podemos decir que el evangelio se ha
predicado en todo el mundo. Pero Jesús
anticipó que se hará un último esfuerzo para
que todo el mundo se entere que él está
interesado por la salvación de cada
persona.
La última estrategia evangelística de Jesús
es mediante el testimonio. Tú puedes ser
vecino de una persona cristiana, pero puede
ser que no te interese su estilo de vida. A
Jesús si le interesa tu salvación, una prueba
de eso es que estás aquí esta noche. Y
cuando tú decides aceptar a Jesucristo das
un testimonio para muchos y así, ellos tal
vez, se conviertan y acepten a Jesucristo

9
esta misma semana. Sin embargo, esta
noche es a ti a quien de manera particular
se extiende la invitación. ¿Cuál será tu
decisión?
S. Mateo 24: 14 dice que el último esfuerzo
de la predicación será por testimonio. Hoy
estamos aun hablando el mensaje de su
Palabra. ¿Qué tal si fuera la última
conferencia a la cual tuviste la oportunidad
de asistir? Toma tú decisión ya, no la
pospongas para mañana.

Por qué no aprovechas ahora que hay


oportunidad de hacerlo. Hoy es el día
preciso, no hay otro, es hoy querido amigo.

CONCLUSIÓN
A. No te entretengas pensando que el fin está
cerca, eso es bueno, pero te puede llevar a
un sinnúmero de razones para permanecer
en el valle de la decisión. Esta es tu noche,
acepta a Cristo y su Palabra, acepta su
invitación de preparación para el tiempo del
fin. No le des tiempo al enemigo, él es un
agudo observador y si le prestas atención
endurecerá tu corazón. Ríndete a Cristo,
este es el mensaje, esta es la invitación.
Estamos seguros que ha llegado el tiempo
de hacer modificaciones en tu vida.

10
Tu preparación debe ser ya, una
preparación completa y sin reservas para el
fin de la historia de este mundo.
B. No esperemos que vengan los días difíciles
cuando ya nadie predique la salvación. Si
Dios te ha dado vida, te ha dado tiempo,
capacidades, recursos, y fuerzas, ¿qué
esperas? Te invito a ponerte de pie y venir
adelante en señal de que aceptas el llamado
de Jesús y deseas estar preparado para el
día final.
C. Ven querido amigo, no te detengas, el fin
está a las puertas, este mundo será
destruido, ¿cuál será tu destino? Que sea lo
que Dios ya ha preparado para nosotros
desde ahora. Pasa al frente y oremos.

11

También podría gustarte