Está en la página 1de 3

¿Cómo la psicometría podría aportar a la comprensión de variables psicosociales

relacionadas con la salud mental en nuestro país?

Hablar de psicometría es un tema muy complejo, puesto que psicólogos, sociólogos,


pedagogos, científicos, etc., han hecho sus aportes; unos de manera empírica, otros de manera
científica, considerando que cada aporte o postulado, puede enriquecer al otro. Tales aportes
tratan de explicar de manera objetiva, la importancia de la psicometría y la aplicación de los
test o pruebas psicométricas, ya que estas ayudan a medir y a evaluar el comportamiento, el
conocimiento, los cambios psicológicos del ser humano y como a través de los datos
recopilados, se puede realizar una evaluación psicológica al sujeto objeto de estudio, puesto
que esta ciencia estudia procesos en el ser humano de manera dinámica y como estos procesos
cuyo análisis se refiere al cambio o modificación de una variable en función de otra.

Cada uno de los estudios sobres la psicometría y su aplicación en el ser humano que se han
realizado a lo largo de la historia de la humanidad han contribuido a la construcción de
diferentes postulados desde unas bases epistemológicas, científicas o académicas, siempre
en búsqueda de una mejor teoría, que contribuya al cambio o transformación del ser humano;
ya que el ser humano es único y como seres biológicos y sociales, cada uno es diferente
psicológicamente del otro; que las diferencias individuales existen de manera evidente desde
el momento que nace hasta que muere.

El ser humano en todas las fases de su vida está continuamente descubriendo y aprendiendo
nuevas cosas a través del contacto con sus semejantes y el dominio del medio en que vive: él
nació para aprender, para descubrir y apropiarse de todos los conocimientos, desde los más
simples hasta los más complejos, permitiéndole desempeñarse de manera eficiente en todos
los ámbitos de la sociedad.

A medida que el ser humano avanza en su desarrollo personal, social y cognitivo, está en la
capacidad de analizar, interpretar y dar respuesta a todos los interrogantes que se le presenten
en su vida cotidiana, a la vez puede efectuar procedimientos para llegar a un conocimiento
verídico y satisfactorio.

El aprendizaje influye de manera significativa en el desarrollo de cada individuo a lo largo


de toda su vida, debe partir de las causas internas que subyacen al comportamiento individual
y a la experiencia de la persona y cómo estas difieren de un individuo a otro, y a la vez, desde
la experiencia de cada científico o investigador sea psicólogo o pedagogo, etc., quien realiza
una descripción detallada de su evolución cognitiva, psíquica, comportamiento, relación con
la familia, amigos, sociedad, metas y logros alcanzados de la persona, que le permite
caracterizar a cada individuo desde la psicometría; entendida ésta, como ciencia o disciplina
que se encarga de la medición de las funciones mentales en general y de las características
psíquicas de los individuos en particular; la ventaja principal de la medición es que erradica
conjeturas sobre lo que se observa o se escucha, ya que una teoría sólo puede ser probada si
las variables hipotetizadas pueden ser medidas de manera adecuada, es decir, si se pueden
establecer relaciones funcionales entre estas variables.

El pensamiento juega un papel importante en el comportamiento de cada individuo, ya que


éste influye sustancialmente en nuestra cognición y en la forma de percibir nuestras
capacidades, nuestros deseos, nuestros aciertos o fracasos, frente a nosotros mismos y a las
demás personas, lo que nos llevan a actuar y a comportarnos de diferentes maneras y en
diferentes escenarios de la vida de acuerdo a los factores que inciden en el contexto
inmediato.

La cultura también incide demasiado en el comportamiento de cada individuo, ya que la


cultura es un sistema de significados (creencias, valores, normas, actitudes, conductas,
conocimientos, habilidades, etc., que potencia el actuar de cada individuo, el cual lo
interioriza y posteriormente lo exterioriza dependiendo de sus preferencias, estados de
ánimo, situaciones concretas, de tal forma que la cultura incrementa la probabilidad de
fortalecer ciertos comportamientos consistentes de la sociedad.

La presente reflexión tiene como objetivo analizar cómo la psicometría podría aportar a la
comprensión de variables psicosociales relacionadas con la salud mental en nuestro país.

La variable asignada es La Resolución de Conflictos

Vivimos un momento coyuntural, ya que Colombia es un país, que pese haber pasado por un
proceso de paz y dar por terminado un conflicto bélico que se prolongó por más de cincuenta
años, la situación por la que actualmente atraviesa nuestro país por la violencia, el asesinato
de líderes sociales, la injusticia social, la vulneración de los derechos humanos, cada día se
recrudece más; históricamente, el manejo y la resolución de conflictos para conseguir la paz
se ha caracterizado por utilizar métodos inadecuados que generan más violencia y que
agranda la problemática en la que está inmersa nuestra sociedad.

La sociedad colombiana es una sociedad ingobernable que vive inmersa en la intolerancia,


en la inconformidad, apática a los cambios, lo que imposibilita que se dé solución a los
problemas relacionados con el conflicto armado, lo que hace posible que se generen
conflictos sociales tales como el desplazamiento forzoso, desempleo, hambre, miseria
delincuencia (juvenil, pandillismo, extorsión, secuestro, etc.) alcoholismo, drogadicción,
robo y violencia, prostitución, depresiones, suicidios, etc., problemática que exige un
detenido análisis a profundidad de sus causas y un adecuado tratamiento para corregirlas,
pero no a través de cambiar comportamientos, sino modificando la estructura económica y
social que genera esos problemas y sus consecuencias, que, cuando persisten, pueden tener
efectos negativos sobre la población a nivel familiar e individual, ocasionando que se
produzcan enfermedades de tipo mental; ya que la situación política, social, familiar y
económica de una sociedad, condiciona el nivel de vida y de salud de su población.
Aportes desde la psicometría.

La definición dada del psicodiagnóstico en su acepción tradicional hace referencia al sentido médico-
psiquiátrico del término, ya que se plantea como objetivo exclusivamente la clasificación
taxonómica. Es un diagnóstico dirigido a la exploración de aspectos psicopatológicos, negativos o
deficitarios del funcionamiento psicológico, y la aplicación de instrumentos tiene por finalidad
complementar, corroborar y medir aquellas tendencias que, según la experiencia práctica de los
clínicos, son de mayor significación. (Garaigordobil, 1998, p. 25).

la evaluación psicológica no se conforma únicamente con aplicar algún tipo de prueba o instrumento
para conocer el estado actual de un sujeto o grupo de sujetos en cuanto a algún atributo o problema
psicológico, sino que va más allá, y éste sólo sería el primer paso de un proceso que involucra una
toma de decisiones que comprende, a su vez, seleccionar y plantear objetivos de terapia, seleccionar
las técnicas y estrategias para la intervención, evaluar continuamente para constatar que los
objetivos planteados se van alcanzando, así como para detectar posibles problemas en su
consecución y evaluar para conocer si las metas finales se alcanzaron. De este modo, la evaluación
no representa un fin en sí misma, más bien persigue un objetivo eminentemente práctico y como tal
está al servicio de la disciplina: su objetivo fundamental no es la explicación, sino la búsqueda de
medidas prácticas de intervención.

y si dentro de ésta hay desigualdades es por lo inadecuado que es el sistema sanitario que se
deriva de aquellas realidades socio-políticas y económicas que son inseparables de la salud.