Está en la página 1de 10

INSTITUTO DE ESTUDIOS

UNIVERSITARIOS
ONLINE.

LICENCIATURA EN DERECHO.

Alumno: Martilde Flores Gomez.

Matricula: 5647839.

Grupo: ty041.

Materia: Derecho Notarial y Registral.

Docente: Mtro. Jesús Castelán Monfil.

Puebla, Pue., a 14 de Sep. 2019.


“El Notario Público y sus Características”.
El presente trabajo tiene por objeto, el adquirir los conocimientos sustanciales y objetivos
sobre el Derecho Notarial y Registral, específicamente en este caso sobre el Notario como
institución, vocación, especialidad, funciones, características, interprete de las normas y
redactor del instrumento público notarial, toda vez que es un profesional del Derecho,
investido de fe pública por el Estado, que brinda seguridad jurídica y certeza en los actos y
hechos de los que da fe.

Quiero iniciar citando que el Notario según la dogma es un funcionario público con estudios
en derecho cuya intervención otorga carácter público a los documentos privados y los autoriza
a tal fin con su firma. Es un testigo de fe o fedatario público que garantiza la legitimidad de los
documentos en los que interviene y proporciona a los ciudadanos la seguridad jurídica en el
ámbito extrajudicial. Sus actos se hallan investidos de presunción de verdad, está habilitado
por las leyes y reglamentos para conferir fe pública de los contratos y actos extrajudiciales
originados en el marco del derecho privado de naturaleza civil y mercantil, así como para
informar y asesorar a los ciudadanos en materia de actas públicas sobre hechos, cuestiones
testamentarias y derecho hereditario, entre otros. Ejerce asimismo una labor de custodia de
documentos en los denominados protocolos notariales. El notario está obligado a mantener la
neutralidad en sus actos, lo cual lo distingue de los abogados, quienes deben tomar parte y
estar del lado de sus clientes o representados.

Cabe mencionar que el Notariado a lo largo de la historia se ha ido transformando en una


ciencia que poseen y viven profesionistas que dedican su vida y esfuerzos a superar y honrar
esa profesión. Algunos tratadistas afirman que el Notario es un simple autenticado de firmas,
un “firmón”. La labor del Notario bien entendida y desempeñada, constituye un verdadero
apostolado; constatándose notarios competentes y honorables.

Expertos en la materia, definen al Notario, como aquella institución nobilísima e indispensable


que cuenta con autonomía dado que no depende de ningún otro cuerpo jurídico. El destacado
jurista procesalista y político republicano Rafael de Pina Milán (Yecla, 1888 - México, 27 de
septiembre de 1966), define al Notario como el titular de la función pública consistente de
manera esencial en dar fe de actos jurídicos que ante él se celebran.

Ahora bien durante el presente trabajo se expondrán las principales diferencias y semejanzas
del Notario Mexicano y el Notario Sajón, con la finalidad de conocer como esta figura jurídica
ha evolucionado a través de la historia; así como las funciones y requisitos que estos deben
cumplir.

Por otra parte, también se estudiaran las características de los elementos de la función
notarial de acuerdo a lo establecido en la Ley del Notariado, toda vez que en base a estas
lograremos conocer y comprender de forma detallada y objetiva las diversas actividades que
referido funcionario público puede o no realizar; asimismo, el alcance legal de cada una de
referidas actividades, con el propósito de dar certeza, autenticidad y seguridad jurídica a
hechos, actos y situaciones relacionadas con personas o bienes, mediante la sistematización
de inscripciones, anotaciones, catálogos e inventarios, que le permita proporcionar
información veraz al público (terceras personas).

De igual manera se mencionará la importancia de verificar, estudiar y llevar a cabo las


semejanzas de la función notarial tanto del mexicano como del sajón, en virtud de que estas
son de vertientes opuestas, es decir el Notario Mexicano siempre al marco de la ley
rigiéndose de protocolos y el Notario Sajón al marco de la ley pero sin protocolos, ni requisitos
para el desempeño de dicha su función.
________________________________
Joaquín Borrell et al., Derecho notarial, Valencia: Editorial Tirant lo Blanch, 2011.
Pérez, Fernández del Castillo, Bernardo (2002) “Derecho Notarial”, Ed. Porrúa, México.
Hellig, J. R. (2007). “El notariado”; “El derecho notarial” en La práctica del derecho notarial. México Mc Graw- Hill.
Teresa, L. C. (1998). “El notariado” en Derecho notarial y derecho registral. México Porrúa.
-2-

Como bien sabemos, la Historia del Notariado data de la Antigüedad, donde los Notarios no
eran conocidos con ese nombre, sino por el de Escribas. Esta función fue colocándose
paulatinamente dentro de las funciones de la administración pública de los pueblos hebreo y
egipcio, lo cual es el antecedente más remoto de las funciones notariales que conocemos
actualmente.

Existen distintas clasificaciones con respecto a los sistemas notariales. Algunos autores
plantean que es imposible una clasificación que agote todos los sistemas del notariado, pues
este es producto de la costumbre y sigue en cada lugar, especies, tradiciones y
características. Toda clasificación puede además enfocarse desde distintos puntos de vista,
de acuerdo al sujeto, al objeto o a la forma.

No obstante diversos doctrinarios han clasificado los sistemas notariales de acuerdo con sus
características bien diferenciadas, encontrándose entre los principales el notariado latino, el
notariado anglosajón, el notario judicial y el notariado administrativo. Además existen otras
clasificaciones atendiendo a la existencia o no de limitaciones al número de notarías, tal como
sería el sistema de notarios numerarios y el sistema de notarios de libre ejercicio, así como
atendiendo a la necesidad de una colegiación forzosa, en la cual la corporación notarial está
investida de funciones de supervisión y control del notariado, como lo serían el sistema de
notarios colegiados y el sistema de notarios no colegiados.

Ahora bien, el “Notariado de tipo Latino”, también fue llamado como el sistema francés o
notariado de profesionales (funcionarios) públicos, el cual se caracteriza principalmente
porque quien ejerce el notariado, es un profesional del derecho con grado universitario. Es
común que en este sistema, el notario pertenezca a un colegio profesional. La
responsabilidad en el ejercicio profesional en este sistema es personal. El ejercicio puede ser
cerrado, limitado o numerario; si tiene limitaciones territoriales o de número y abierto, ilimitado
o de libre ejercicio; si no tiene dichas limitaciones. El ejercicio del notariado en este sistema
es incompatible con cargos públicos que lleven aneja jurisdicción, así como para ciertos
funcionarios y empleados de la administración pública. El notario en este sistema desempeña
una función pública, pero no depende directamente de autoridad administrativa alguna,
aunque algunas de sus actuaciones son las de un funcionario público. Además en este
sistema existe un protocolo notarial en el que se asientan todas las escrituras que autoriza.

El Notario Latino da autenticidad a los hechos y actos ocurridos en su presencia, por poseer
fe pública. También tiene la función de recibir e interpretar la voluntad de las partes, dándole
forma legal, al redactar el instrumento público. Asimismo, una de sus históricas funciones en
el notariado latinoamericano, es su actividad de retención y recaudación de impuestos, para
después entregarlo a las autoridades correspondientes.

El “Notariado Anglosajón”, también fue llamado como el sistema sajón o notariado de


profesionales libres, tuvo como características que el Notario es un fedante o fedatario,
concretándose a dar fe de la firma o firmas de un documento, sin entrar a orientar sobre la
redacción del documento ni asesorar a las partes. Es necesaria solo una cultura general y
algunos conocimientos legales, sin necesidad de obtener un título universitario. La
autorización para el ejercicio notarial en este sistema es temporal, pudiendo renovarse y se
está obligado a prestar una fianza para garantizar la responsabilidad en el ejercicio
profesional. En este sistema no existe un colegio profesional y tampoco se tiene protocolo.
________________________________
Hellig, J. R. (2007). “El notariado”; “El derecho notarial” en La práctica del derecho notarial. México Mc Graw- Hill.
Carral y de Teresa, Luis (2005) “Derecho Notarial y Derecho Registral”, Ed. Porrúa, México.
Teresa, L. C. (1998). “El notariado” en Derecho notarial y derecho registral. México Porrúa.
http://www.derecho.unc.edu.ar/carrera-de-grado/notariado.
-3-

Refiriéndonos al “Notariado Judicial”, este fue llamado como el sistema del notario-juez, el
cual tiene como característica principal que los notarios son los magistrados y están
subordinados a los tribunales. Dependen del poder judicial, siendo la administración quien los
nombra. Aquí la función es de jurisdicción cerrada y obligatoria, los instrumentos originales
pertenecen al Estado y los conserva como actuaciones judiciales. Este régimen se practica en
Rumania, parte de Noruega, en Baden (parte de Baden-Wurtemberg) y en el cantón suizo de
Zúrich.

Por lo que respecta al “Notariado funcionarial o administrativo”, este se caracteriza por su


dependencia plena del poder administrador. La función es de directa relación entre el
particular y el Estado; las facultades están regladas por las leyes. Los Notarios son
empleados públicos, servidores de la oficina del Estado y las oficinas son de demarcación
cerrada. En cuanto a la eficacia del instrumento público, por ser actos derivados del poder del
Estado tienen la máxima eficacia de efectos, su valor es público y absoluto, los originales
pertenecen al Estado que los conserva al igual que los expedientes y demás documentos de
la administración. El notariado se ejerce en este sistema en una dependencia del Poder
Ejecutivo, el Notario es un funcionario público y percibe un salario con cargo a los
presupuestos del Estado.

Por otra parte quien se desempeña como Notario conserva los instrumentos en el protocolo a
su cargo, los reproduce y da fe de ellos. Actúa también como auxiliar de la administración de
justicia, como consejero, árbitro o asesor internacional, en los términos que señalen las
disposiciones legales relativas, siendo necesario que cuente con capacidades técnicas y
morales ejemplares, mismas que requieren de un alto grado de especialización, es por ello
que en la mayoría de las entidades federativas, aquellos profesionales del Derecho que
deseen desempeñarse como Notario, deben someterse a rigurosos exámenes y obtener la
patente de Notario al resultar triunfador en un examen de oposición.

Derivado de lo anterior, quien obtenga la patente respectiva, deberá dedicarse


exclusivamente al ejercicio del notariado, alejado de cualquier empleo, cargo o comisión de
particulares o instituciones públicas, y desempeñarlo sujeto a la vigilancia del Gobierno, así
como someterse a un arancel y pertenecer al Colegio de Notarios de su respectiva entidad.
Destacando que tras ser perito en derecho, el Notario Público garantiza a las partes que el
instrumento que redacta, cumpla con todos los requisitos legales y de forma que lo hagan
eficaz.

Asimismo, es necesario citar que el Notario Público en ejercicio de su función elabora dos
clases genéricas de documentos, a saber, la Escritura y el Acta.

 La Escritura es: el instrumento original en el que el notario hace constar uno o más actos
jurídicos (contratos, convenios, testamentos, declaraciones unilaterales de voluntad, etc.).
 El Acta es: el documento original en el que el Notario, a solicitud de persona interesada,
relaciona para hacer constar bajo su fe uno o varios hechos que le consten
(notificaciones, interpelaciones, hechos ilícitos).

Estos documentos son asentados en los folios y agregados al protocolo para su conservación,
cumpliéndose esta forma, con el principio de matricidad del documento, dándoles a los
interesados certeza de que existe un original en resguardo de un tercero imparcial y ajeno a
los intereses de las partes.
________________________________
Hellig, J. R. (2007). “El notariado”; “El derecho notarial” en La práctica del derecho notarial. México Mc Graw- Hill.
Teresa, L. C. (1998). “El notariado” en Derecho notarial y derecho registral. México Porrúa.
http://www.derecho.unc.edu.ar/carrera-de-grado/notariado.
-4-

Los instrumentos notariales hacen prueba plena de que los otorgantes de los mismos
manifestaron su voluntad de celebrar el acto consignado, de que la veracidad de los hechos
que el Notario haya relacionado, así como de que se cumplieron las formalidades
correspondientes. Sólo se podrá declarar la falsedad o nulidad del instrumento notarial
judicialmente por vía de acción y no de excepción.

En México, la Ley del Notariado del Estado, en su Artículo 54, establece los requisitos que
debe cumplir un aspirante a Notario, siendo los siguientes:

1. Ser mexicano por nacimiento, tener veinticinco años cumplidos y no más de sesenta al
momento de solicitar el examen.
2. Estar en pleno ejercicio de sus derechos y gozar de facultades físicas y mentales que no
impidan el uso de sus capacidades intelectuales para el ejercicio de la función notarial.
Gozar de buena reputación personal y honorabilidad profesional y no ser ministro de
culto.
3. Ser profesional del Derecho, con título de abogado o licenciado en Derecho y con cédula
profesional.
4. No estar sujeto a proceso, ni haber sido condenado por sentencia ejecutada por delito
internacional.
5. Acreditar por lo menos doce meses de práctica notarial ininterrumpida, bajo la dirección
de un Notario.
6. Presentar solicitud por escrito a la autoridad competente en el formulario autorizado al
efecto de la misma marcando copia al colegio requisando los datos y documentos
solicitados.

Igualmente en su Artículo 4 de la Ley antes mencionada, establece las funciones de los


Notarios, mismas que serán, entre otras:

1. Aceptar cargos docentes.


2. Representar instituciones de beneficencia pública o privada.
3. Resolver consultas jurídicas relacionadas exclusivamente con su función, verbalmente o
por escrito.
4. Ser mandatario de su cónyuge, ascendientes, descendientes en línea recta, y
desempeñar la tutela y curatela legítima.
5. Redactar y formular proyectos de escrituras, contratos privados, reglamentos, estatutos y
cualquier clase de documentos, relacionados con su función.
6. Patrocinar a los interesados en los procedimientos administrativos necesarios para el
otorgamiento, registro y trámites fiscales de las escrituras que otorgare.

Al Notario se le caracteriza por contar con los siguientes elementos:

A. Garantía de seguridad y legalidad: Su objetivo es que el contrato, negocio o declaración


esté ajustado a la legalidad y sea inatacable. La escritura pública es fehaciente ante los
tribunales de Justicia: nadie pone en duda su veracidad.
________________________________
Ley del Notariado.
Hellig, J. R. (2007). “El notariado”; “El derecho notarial” en La práctica del derecho notarial. México Mc Graw- Hill.
http://www.derecho.unc.edu.ar/carrera-de-grado/notariado.
https://www.elnotariado.com/caracteristicas-notario-tipo-latino-su-diferencia-notario-sajon-2731.html
-5-

B. Tranquilidad: Firmar cualquier documento ante notario, aporta la tranquilidad de que el


negocio o contrato es definitivo, inamovible y eficaz.
C. Cercanía: Por su distribución territorial siempre tendrás un Notario cerca que podrás elegir
con total libertad. Un profesional altamente cualificado: el acceso al Notariado exige
estudios intensos y profundos, que se comprueban con un mecanismo de selección duro y
objetivo. Los Notarios actualizan de forma constante sus conocimientos profesionales en
los ámbitos nacional e internacional.
D. Independencia: Los Notarios sólo están condicionados por la Ley.
E. Modernidad: Los Notarios tratan de adelantarse y prevenir los nuevos requerimientos
sociales y tecnológicos y adaptan sus funciones de forma permanente a cualquier
innovación.
F. Eficiencia: El coste de la intervención notarial, es muy inferior a los costes sociales y
económicos que evita. Sólo una pequeña parte de lo que se paga en la notaría pertenece a
la factura del notario. La mayor parte es una provisión para hacer frente a impuestos,
honorarios de registradores y otros gastos generados que el Notario abona en nombre del
cliente.

Las principales obligaciones del Notario son las siguientes:

A. Prestar sus servicios con calidad.


B. Dar aviso a las dependencias señaladas por la ley al inicio de sus funciones.
C. Guardar reserva de los actos y hechos que consten bajo su fe; sin embargo, puede dar
informes cuando lo determinen las leyes o alguna autoridad así lo solicite mediante un
oficio.
D. Explicar a las partes, el contenido y consecuencias legales del acto que ante él se otorga.
E. Trasladar al papel en forma de narración lo que ha presenciado a través de sus sentidos.

En el Artículo 45 de la Ley del Notariado, establece las prohibiciones del Notario, mismas que
serán, entre otras:

1. Actuar en los asuntos que les encomienda cuando alguna circunstancia les impide actuar
con imparcialidad.
2. Intervenir en el acto o hecho que por ley corresponda exclusivamente a algún funcionario
público.
3. Actuar como notario en caso que intervengan por sí o en representación de terceras
personas, su conyugue, sus ascendientes o descendientes en cualquier grado, sus afines
o colaterales hasta el segundo grado.
4. Ejercer sus funciones si el objeto o fin del acto es contrario a la ley o a las buenas
costumbres, o legalmente imposible.
5. Recibir y conservar en depósito sumas de dinero, valores o documentos que representen
numerario con motivo de los actos o hechos en los que intervengan, excepto aquellos
destinados al pago de impuestos o derechos causados por las escrituras pasadas entre
su fe.
________________________________
Ley del Notariado.
Hellig, J. R. (2007). “El notariado”; “El derecho notarial” en La práctica del derecho notarial. México Mc Graw- Hill.
http://www.derecho.unc.edu.ar/carrera-de-grado/notariado.
https://www.elnotariado.com/caracteristicas-notario-tipo-latino-su-diferencia-notario-sajon-2731.html
-6-
Bajo el mismo contexto, a continuación se mencionaran las principales Semejanzas y
Diferencias que existen entre el Notario Mexicano y Notario Sajón, así como las
características de la Función Notarial que se establecen en la Ley del Notariado, lo
anterior de acuerdo a lo requerido en la rúbrica correspondiente a la presente semana
conforme al formato contenido en el archivo de apoyo, de la forma siguiente:
A. Semejanzas y Diferencias.
Notario Mexicano. Notario Sajón.
 Son funcionarios públicos.
 Dan fe pública.
 Confieren autenticidad y certeza jurídica a los actos, firmas y hechos pasados ante su fe,
mediante la consignación de los mismos en instrumentos públicos de su autoría.
 Son depositarios de general confianza, facilita extraordinariamente aquella y la hace mucho
Semejanzas. más segura.
 Su objetivo primordial es el examen de los deberes ontológicos, ya que su imagen y figura van
unidas a la ética, por la que su persona y función, se caracteriza por su veracidad,
imparcialidad, espíritu conciliador, discreción en los secretos recibidos, desempeño personal,
equidad en el cobro de honorarios y cumplimiento de todas las demás normas éticas y
jurídicas.
 Debe ser Abogado o Licenciado en
 No requiere contar con alguna profesión.
Derecho.  No cuenta con impedimento para
desempeñar otras profesiones.
 Cuenta con ciertos impedimentos por lo
que se garantiza su imparcialidad.  La veracidad no se refiere al contenido del
documento sino a las firmas, aunque el
 Redacta el acto y ello lo hace auténtico,
contrato sea privado.
veraz y en algunos casos solemne.
Diferencias.  El documento se presume cierto.
 No hay presunción de certeza del
documento, solo de las firmas.
 Existe colegiación obligatoria.
 No existe colegiación.
 El valor formal del acto jurídico se
 El valor formal se obtiene con la actuación
obtiene con la actuación Notarial.
judicial.
 Tiene a su cargo recibir, interpretar,
 No está obligado a orientar sobre la
redactar y dar forma legal a la voluntad
redacción del documento, ni asesorar a las
de las personas que ante él acuden.
partes.

B. Características que se establecen en la Ley del Notariado.


Función Notarial.
Protocolo.
Es el conjunto de libros que el Notario tiene a Folios.
Sello de autorizar. su cargo el cual está formado por folios en los
que el Notario asienta y autoriza las Es la papelería
Es el medio por el escrituras y actas que se otorguen ante su fe, oficial que el
cual el Notario, con sus respectivos apéndices. Notario emplea
expresa su función
para ejercer su
autentificadora y lo El Protocolo se puede entender, en sentido función notarial y
público de su función amplio, como el conjunto de documentos que los cuales deberán
al imprimir el símbolo obran en cada notaria. reunir las
del Estado en los
En sentido estricto, es el conjunto de características que
Elementos. documentos que
instrumentos redactados por el Notario la ley establezca.
autorice.
ordenados cronológicamente y numerados
progresivamente que forman la fuente original Sección Segunda,
Sección Segunda,
o matriz en los que constan los hechos y De los elementos
De los elementos
actos jurídicos que fueron otorgados ante el notariales, párrafo
notariales del Art.
Notario así como los anexos que le cuarto del Art. 76,
69 al 75 de la Ley
correspondan. de la Ley del
del Notariado para
Notariado para el
el D.F., ahora
Sección Segunda, De los elementos D.F., ahora Ciudad
Ciudad de México.
notariales del Art. 76 al 99 de la Ley del de México.
Notariado para el D.F., ahora Ciudad de
México.
________________________________
Ley del Notariado.
http://www.derecho.unc.edu.ar/carrera-de-grado/notariado.
https://www.elnotariado.com/caracteristicas-notario-tipo-latino-su-diferencia-notario-sajon-2731.html
________________________________
Ley del Notariado.
Hellig, J. R. (2007). “El notariado”; “El derecho notarial” en La práctica del derecho notarial. México Mc Graw- Hill.
http://www.derecho.unc.edu.ar/carrera-de-grado/notariado.
https://www.elnotariado.com/caracteristicas-notario-tipo-latino-su-diferencia-notario-sajon-2731.html
-7-

Función Notarial.
 Posee una naturaleza compleja: es pública en cuanto proviene de los poderes del
Estado y de la Ley, que obran en reconocimiento público de la actividad profesional de
notario y de la documentación notarial al servicio de la sociedad (Artículo 26 de la Ley
del Notariado para el D.F., ahora Ciudad de México).
 Es autónoma y libre, para el notario que la ejerce, actuando con fe pública ( Artículo 26
de la Ley del Notariado para el D.F., ahora Ciudad de México).
 Es orden e interés públicos (Artículo 27 de la Ley del Notariado para el D.F., ahora
Ciudad de México).
Características.  Es incompatible con toda relación de sumisión ante favor, poder o dinero, que afecten su
independencia formal o materialmente (Artículo 30 de la Ley del Notariado para el
D.F., ahora Ciudad de México).
 Es incompatible con toda restricción de la libertad personal, de las facultades de
apreciación y de expresión (Artículo 31 de la Ley del Notariado para el D.F., ahora
Ciudad de México).
 Podrá ejercerse en cualquier día, sea hábil o inhábil y a cualquier hora y lugar. Sin
embargo, la notaría podrá cerrarse en días inhábiles y fuera del horario de trabajo
señalado (Artículo 41 de la Ley del Notariado para el D.F., ahora Ciudad de México).

Como complemento al presente escrito, quiero definir a la “Fe Pública”, como la calidad que el
Estado otorga a una serie de personas en virtud de la cual se consideran ciertos y veraces los
hechos que reflejan, produciendo los efectos privilegiados que el Derecho les otorga, la cual
se clasifica de la siguiente manera:

 Fe Pública Notarial: es delegada a los Notarios.


 Fe Pública Judicial: la tienen los Secretarios de Juzgados para dar seguridad jurídica de
las actuaciones.
 Fe Pública Mercantil: se encuentra depositada en los Corredores Públicos, su actuación es
en la intermediación y consolidación de un acto jurídico mercantil.
 Fe Pública Registral: se deposita en los directores de los registros, tanto locales como
federales.
 Fe Pública Consular: en los actos que la ley le conceda la facultad de dar fe pública a los
consulares.
 Fe Pública Administrativa: es atribuida al ejecutivo, que ejerza a través de las secretarias
de Estado.
 Fe Pública de los Archivos Notariales: su titular cuenta con fe pública para regularizar
instrumentos incompletos que ya estén en su poder.
________________________________
Hellig, J. R. (2007). “El notario”, “Concepto de fe”, “Requisitos-8-
de la fe pública”, “Notas o accidentes de la fe pública”, Tipos de fe
pública” y “Clases de fe pública”.
Teresa, L. C. (1998). “Fe pública” en Derecho notarial y derecho registral. México Porrúa.
Conclusión.

En base a lo citado en texto, a las lecturas de apoyo y textos de consulta, quiero concluir que
uno de los aspectos más relevantes que se logra apreciar respecto al presente tema, es que
el Notario Público, no debe de dejarse a la suerte, ni nada de ese estilo, es decir evitar lo
sucedido con el Notario Sajón, funcionario que no requería cumplir con numerosos y estrictos
requisitos para llevar a cabo esta función, deduciéndose que la fe que daba el Notario
mencionado en segundo término, hoy en día carecería de confianza, certeza y seguridad que
el Notario Público de nuestros días proporciona.

Destacando que en nuestro país, la figura notarial logró evolucionar a lo largo de la historia
hasta alcanzar lo que hoy en día representa referido funcionario, siendo una de las más
importantes características de la evolución a la que hacemos mención, de que quien pretenda
aspirar y/o se desempeñe como Notario Público, deberá contar con estudios universitarios en
Derecho, contando con título y cedula profesional, lo cual en consecuencia demuestra que
posee las aptitudes y capacidades para desempeñarse como tal, estando capacitado para
redactar un documento, para asesorar a las partes e interpretar su voluntad, reproduciendo
posteriormente el instrumento respectivo, el cual deberá de leer y explicar a los involucrados,
para que consecutivamente lo autorice en nombre del Estado, mediante el sello de autorizar
junto con su rúbrica respectiva, para finalmente conservarlo.

Finalizando que adquirí los conocimientos necesarios sobre el presente tema, debido a que
durante la labor del abogado, es imprescindible conocer al respecto, a efecto de logar reunir y
cumplir con los requisitos que la ley en materia notarial establece, con el objeto de participar
en las evaluaciones respectivas para desempeñarse como Notario Público, conllevando de
esta manera al buen desarrollo y desempeño profesional.
-9-

Bibliografía.

 Ley del Notariado.

 Joaquín Borrell et al., Derecho notarial, Valencia: Editorial Tirant lo Blanch, 2011.

 Hellig, J. R. (2007). “El notariado”; “El derecho notarial” en La práctica del derecho notarial.
México Mc Graw- Hill.

 Pérez, Fernández del Castillo, Bernardo (2002) “Derecho Notarial”, Ed. Porrúa, México.

 Carral y de Teresa, Luis (2005) “Derecho Notarial y Derecho Registral”, Ed. Porrúa, México.

 Teresa, L. C. (1998). “El notariado” en Derecho notarial y derecho registral. México Porrúa.

 Hellig, J. R. (2007). “El notario”, “Concepto de fe”, “Requisitos de la fe pública”, “Notas o


accidentes de la fe pública”, Tipos de fe pública” y “Clases de fe pública”.

 Teresa, L. C. (1998). “Fe pública” en Derecho notarial y derecho registral. México Porrúa.

 http://www.derecho.unc.edu.ar/carrera-de-grado/notariado.

 https://www.elnotariado.com/caracteristicas-notario-tipo-latino-su-diferencia-notario-sajon-
2731.html