Está en la página 1de 11
4 Transformado por el amor La eteansformacisns es un concepro importante, 20 rmeramente una palabra important. Implica un cambio 8 gran eseala, mayor de To que la mayeria de nosotros ‘conocenios por experiencia personal, Nuestra experiencia de cambio personal sacle Kimi ‘arse a pequeios cambios crecientes que son visbles principalmente en reospectiva, Puede que, si echo la vista ats, pueda pareceeme que be comenzado a con- ‘tolar mi genio mejor 0a ser un poco mis dseipinado con la comida, Pero aungue los cambios de este ipo son Jmportanes, su significado palidece cuando se coma ran con la nocin de tansformacin, De hecho eden hacer qu la idea de ansformacicn fundamental com- pleta parezca una extrvagancia carente de realismo, Sin embargo, sinos arevemos ser honrals, todos ‘conocemos nuestra necesidad de cambio radical todos conocemos la inmensa diferencia entre nuestra apa- ‘encia externa y nvestr realidad interna. Nuestro amor es més interesado de lo que parece, auestras heridas mis profundas, nuestos autoengaflos mis pemicio- 05. Nuestos fracasos, a la ora de vivir ala altura de ‘estras propis expectativas eideaes, son enormes; la hora de vivir la altura de las expectativa de Dios, tales facasos son profundisimos. Jess sabia todo esto. Por eso su Hamada a dejarlo todo, seguile experimentar Ia verdadera vida es tan impactante: pone nos pone en contacto con la realidad de nuestro mundo interior, haciéadonos conscentes de Ja profundidad de nuestro anhelo de verdadero cambio. A iferencia del mensaje de los gurus de la autosupera- in, que ofrecen ls pizeas de ayuda extra que nosotros ‘reemos necesita para completar nuestros proyectos de renovacién persona, lo que Jests ofrece es vida en abundancia, basada en la muerte y en un nuevo naci- mento. gPuede haber un cambio més radical? El Lenguaje de a tansformacin es demasiado opti- rmista para a psicologt, En oto tiempo, los psicotera- peutas se atevian a emplear el audazlenguaje de fa eu- racién. Con mayor modesti, ahora se habla mayorita riamente de ayudar a crecet, y algunos piensan simple- mente en téminos de contrbuira sdaptrse y seguir delete. Pero el Jenguaje de la transformacién es profunds- mente cristiano. Pablo nos recuerda que el propsito del itnerario espinal es ser transformado en imagen de Dio, en la imagen que fuimos creados para retljar (2 Co 3.18). La uansformacién crstana no se conforma hunea con refoques cosméticos, sino que implica rena- ss cc ‘er ser hecos de nuevo quienes desde toda la cteridad ‘estdbamos destnados st. Pero recordemos quign era Pablo y cul era st au tovidad para hablar de la tansformacién pessonal. Re- tomemos su historia cuando era conocido con otto nombre, lo cra cl adalid de Ia persecucn contra ls exis= tianos en los peimeros dis de la Iglesia. Com implaca- ble clo, comprometié su vida en perseuiry matar alos seguidores de Jess. limentado por el odio y el Fana- tismo, se impuso la msn de eliminar toda huella de ‘ristanismo de la Palestina del siglo 'No podiasiquieraimaginar lo que Ie esperaba el. ‘gue parti para Damaseo«tesprando amenazas y muer= te contra los dscfpuls del Sefior» (Heh 9,1). Aquel a no le enconts en medio de un programa de autosupera- cin al que la conversign al ristanismo pudiern adie un componente stil, sno Heno de odio atrapado por su rigidez irénica. Era para 61 un dia como fos demi, «Sucedié que, yendo de camino, cuando estaba cer ‘ea de Damasco, de repente le envolvié una iu venida del cielo, cay6 en tierra y oy6 una vor que le dect slo, Saulo,zpor qué me persigues?”. El preguns Quign ers, Senor. ¥ él: "Yo soy Joss, a quien ti persigues’» (Heh 9,35) ‘Aquello no fue més que el comienzo de ls cambios «que levaron ala muerte de Salo y el nacimiento de Pa- blo, un hombre que bu a ser tan famose por su amor Cristo y asus seguidores como Saulo lo habia sido por ss adi, Aquella Tue el principio del finde su artogan cia, y el final de su preocupacién por sf mismo Aguél resulta ser el primer dia de su vedadera vida. Se ta- ‘6 nada menos que de una conversa en renacimiento, ‘i Pablo tiene algo que decir apropésito de la trans- formacion, debemos escucharlo, porque habla por expe- riencia persona 1 tinerario de ta transformacién Er filsofo chino Lao Tse nos recuerda que incluso un trayeeto de mil kilémetts debe comenzar por un solo paso. ;Cusl es, pues, el primer paso del itinerrio de la transformaciénerstiana? Los cristianos hemos aplicado diversas palabras a se primer paso: comersién, punificacién, arrepent- ‘mento... por citar so algunas. ess también se refi al primer paso con distntos términos. Algunas veces sim a la gene a urepentrse de sus pecados; ora ve- ees les pid que le siguieran; y en acasiones ls pid simplemente que le permitieran sanatos. Todo parece invite a la misma respuesta: Ia muerte del antiguo rei- nado del yo y el desperiar de una neva via de entreza al Amor Perfecto, Emprender el camino de la ansformacisn espiitual cristiana requiee un encuentra con el Dios vivo, en- ‘centro que puede ser gradual orepentino, peso implica siempre dar la media vuelta y despetr Dar la media vuelta es el arepentiniento, qu, sin ‘embargo, nunca consiste meramente en volverse para | | | | apartarse de algo (el pecado o una manera de viv), si- ‘no que debe siempre implica tambign un volverse ha- cia algo. El atrepentimiento cristiano es volverse hacia Jess. La experiencia de Marfa Magdalena en el seplero 4d Jess Ta mafiana de Ia resureccin proporciona una expresiva imagen de ese volverse (Jn 20 11-18) Desc ‘amos el momento, Marfa esté fuera del sepulero, anonadada por el do Jor; peor ain: aturdida y asustada. Poe su mente passin los dramiticos acontecimientos de los limos dis. Siente de nuevo Ia puialada de dolor al recordar que Jess ~Aquel que le habia devuelto su vida muerto Y ella siente que su vida ha fializado con Aor acaba de descubrir que ef cuerpo de Fests ha sido sacado de la tumbs, lo cual inerenenta su agania. Lo nico que puede hacer es Hora. De pronto se presenta alguien que ella supone que es cl encargado del hue, y aquel extra le die una so- 1a palabra: su nombre. Ella reconoce la vor a instant: la misma vox que le habia asegurado su amor; es la vor de su amado Tests A instante, Maria pasa de la desesperacién ala es: peranza. Fl dolor se toma en gozo, y la vida surge de !avevo en su cuerpo y en su expiry, La esencia del volverse de Mara fue el arepent ricnto: volverse hacia Jess y aceptar el don de st amor, Peto Maa iustra también el despertar esprit Primero se volvis hacia Jets y después lo reconoci. Fue el reconocimienta lo que le devalvi la vida, pero primero tuvo que volverse hacia él. Cuando lo recono- 6, los ojos se Te abriewon de repent, no slo sus ojos fiscos del reconocimicnto sino sus os espirituales de Ja conscencia. De repente recordé lo profundamente amada que era, y de repente supe que no estaba soa. [Nunca pouran volver a quite a su Sefior; munca vol- verf estar sola, porque se habia reunido con el Amado «de su alma Volverse hacia Jests es Ia esencia del arepent ‘miento, porgue es la Gna posibildad real de apartarse el pecado, Volverse hacia Jests hace ver también cla- ‘amente que el strepentimiento debe ser algo continuo, que debe converts en una manera de vivir La llamada de Jess a cada uno de nosotos es un Iamamiento a ser conscientes desu presencia, volver- nos hacia ly entregarnos a su amor. Esta es Ja lama aque me dirige todos y eada uno de los dias de mi vida. YY no puedo responder de una vez por todas. Como de= «fa Antonio, el padre det Desierto: «Cada mafana debo decirme de nuevo a mi mismo “hoy comienzo"»! La comversidn es un proceso de tansformacién que ‘dura toda avid y que eonsisteen ser rehecho aimagen de Dios, Es mucho mas que tatar simplemente de evi tarelpecado. Hl centro del arrepentimiento y la conver si es Jest, no mi pecado nimi persona Mi apego a los mods pecaminosos de ser es dems- siado fuerte para scabar con él dnicamente a base de TT Giada en Tor Hers, Cri Filling: Ten Sips 0 Spay, Hering Revel od Wap Mc, 1 fuerza de voluntad. No existe sucedéneo de la entrega al ‘amor divino como combustible que impulse ese desape- 0. El amor divino transforma tanto mi eorazén como ni volunta el amor divino me hace posible preferie ta voluntad de Dis ala mia, Sin él el arepentimiento no serd més que un plan de autoayuda basad en el eser- ‘oy ladecisi6n La conversa crisiana es el proceso de cambio ‘mis radical de Ia historia humana. Muy por encima de tun mero cambio de la aparencias externas de nesta vida, es una remodelacin de todo nuestra sex. El al- cance dela transformacin que conlleva hace palidecer incluso las pretensiones mas exageradas de la psicolo- a terapéatica Pero si el encuentro con el amor divin es realmen= te tan tansformador,je6mo es que tantos de nosotros ‘hemos saldo de tales encuentro relativamenteinaltera- dos? Parece que la experiencia del amor ~ineluso del amor de Dios no siempre tiene conseeuencis transfor- ‘madorss. Es importante comprender por qué es és el e280 si vamos a permitir nuestro encuentro con el amor Aivino de modos que leven aun verdadero cambio, El yo destudo [Lo mis importante que To lego de més de trent aos de esto he aprendido acerca de eémo clamor produ- ‘ce sanaidn esque ol amor dnicamente es tunsformador ‘cuando es recibido en estado de vulnerabilidad, ‘Supongumos que, con la ayuda de Dios, puedo amar ‘ami hijo incondicionalmente; pero si élest tratando de. sesperadamente de complacerme, no perce la natura Feza incondieional de mi amor, y nose produce la pro- funda experiencia desaberseamado profunda eincondi- el acceso al banqueteimpide nuestra convesiGn continua, escinde peligrosamente questa vida y nos hace vulne- rales a lo que neganoss La transformacin tiene lugat cuando levamos t0- dos los aspectos de nest yo al banguete de amor oft fa — ido por uestoanivin divine. Nuestros aspects ate- ‘adres, aids yBeridos no pueden sanae ments 0 se veanexpuesto il amor divin, Estes lara por a «que debemos encontar el amor de Dosen estado Je Vulnerabildad ydeilidad, no en exao deferza y s0- idea, Unicament sf pueden exponese al amor wans- formador musts aspectosdafados yeaferes. [Li transformacién regiere que nos encontemos «on Dios ena vulerabiidad de nuestro peeadoy nes wa verenza 0 replegéndonos ywatano de proseguir estos proyectos de autouperacicn. Pero requere tumbia qu pemanezcamos I scene en su amomo- sa presencia ara permitir que muesteaverglenza co- mene a dsiparse,prgue para gue e aor nos wans- forme no slo debe enconttaos en estado vulnerable, sino que debemos pemmanscer el emo siiente pa ‘qe penetre en musts hei, y seuracamos cn él ‘os mantene en conte lo bastante para que roca ese efoto. ‘Todo amor es amor de Dios CCuanto més perfect ese amor, tanto mas nos fuerza 8 ‘encontrrnos con nuestro miedo, Por eso algunas veces preferimos encontrar el amor en lugares mis Seguros sto nos lleva facilmente a confundi nuestros descos de amor divino y humane, de manera que esperamos un amor incondicional de simples sees humanos. la ma yor parte de Ia gente le ocurre esto en alin momento de su vida, y hay quien nunca consigue escapade ese callején sin slid, El amor romntco es especialmente fil de con- fundir con el amor divino, en particular durante sus mo- ‘mentos de pas ariente. El deseo de uni que brota ‘el amor romsnticosuele hacer difel separa la ente- ttm que se desea en relaién con Dios de la ente- ‘58 penttima que adecuadamente sed a ama huma- no, Pero cuando la pasin moere, la confasin del amor divino con el amor roméntico puede oeasiona una gran docepcién. Depositar en los sores humanos esperanvzas que slo pueden ser satistechas por Dios tiene sempre este riesgo. Pero no s6lo Tos enamorados pueden espera erine- mente un amor perfecto de los seres umanos, porque tambien fos amigos pueden hacerlo mismo, y, una Vez mis, ef resultado seré la decepeisn, Anslogamente, los padkes som incapaces de porta la carga de ofrecer un mor perfecto a us hij, ni los hijs asus padres, Esta rnecesidad Solo puede se satisfecha por Dios Los profundos deseos humanos de entrega al amor petfecto no pueden nunca ser satistechos si no es por Dios. El amor humano, por noble que sea, esté sempre containado en alguns medida por cl egofsmo, Las he- ‘das narisistas en particular, sino se reconaven= ie rmitarn siempre la caracteristias de entega person {el amor incondicional Pero aunque Ios sees humanos no pueden ofrecer ‘nunca un amor perfecto el amor humano es inseparable de u fuente, basta el punto de que conserva siempre al- 20 del potencialsanador e inductor de crecimiento del amor dvino. La made de Ananda constnaye na clara emostacion al respecto. El amor eontiene siempre chispas de la presencia divina. Donde esté el amor, «esté Dios, porque Dios es amor, y el amor es de Dis (I Jn47-8), Ubi caritas et amor Deus ties, donde estén In caridad y el amor, all esté Dies. reso el verdadero amnornos Hama siempre a una mayor confiana y conexisn,Incluso el amor intercam- biado entre las personas y sus animales de compania po- see In capacidad de inducir salud, No es el anim ‘causa del beneficio, sino la presencia cdsmica del amor dlvino, existente en el mundo como reflejo de la maura leza del Creador y present en Ios sores humanos como portadares desu imagen, ‘Aunque el amor human no puede nuns satisfacee nesta necesidad de amor divino, sf puede conilevar transfermacion y ensefaros acerca del amor de Dios El amor humano comunica el amor dvino. No hay més fuente de amor que Dios Las experiencias de amor ho- ‘mano nos llevan, pues, aun encuentro indirecto con et mor vino y pueden tambign serve de preparacisn pa- ra responder a ese amor, haciendo ereble ln idea del mor de Dis, La eonstancia relative del amor de ia fa- miliay los amigos hace al menos concebible la fielic dad aisoluta del amor divino, Los indicios de amor in- ‘eondicional por parts de Tos seres humanos hacen im: ‘inable la posbiidad de un amor dvino absolutamente ‘ncondicionl Elamor humano hace también que el amor divino sea igno de confianza. Aprender una enteg limitada a unos seres humanos relatvamente fables nos prepara para Ia entra ns completa al amor perfecto. Desgracinds ‘mente sin embargo, también es posible que sed a otra cara dela moneda: que el amoecondicional eimpertecto de los seres humanos haga que no parezca ni erfble ni fable el amor incondicionaly perfecto de Die. Unicamente ef amor perfecto puede eliminar com: pletamente el remo. ¥ dado que s6lo Dios es armor per= fecto,no hay sucednco alguno que nos exima de acudir la fuente para aprender lo que es realmente el an. Dios es el orginal que muestra Is limitaciones de las simples copias.Su amor, Unieamente su amor, es capaz de efectuar Ia profunda tansformacidn que tan desespe- radamente necesitamos.Y, como veremos en el prsxima ‘capitulo, su amor y s6lo 8 amor es eapaz de hacer de nosotros los grandes amantes que pretende que seams, ‘Angie aprendis aconfiar en el amor de Dios, en par- te aprendiendo a confiar ene! mo. Las experiencias que Dhabi tenido a to largo de su vids Te habian ensefiado evar cualquier forma de vulnerabilidad. Despreciaba la ‘debildad y consideraba pura deilidad todo cuanto era suave o vulnerable. Respetaba el poder, pero lo tema, Y stabs Dios en Ia categoria de poder, no de debi Inieialmente, me veia como alguien poderoso y re= accionaba con miedo. Pro, ineilablemente, descubis lo que yo ya sabia: que tengo mis imitacionese imper- fecciones; en suma, que soy humano, No erat intei- ‘Bente como ell: de ver en cuando olvidaba cosas que a lla me habia dicho; y algunas vooes las vesiones me de- jaban exhausio. Angie tomaba nota de cada uno de es- tos descubrimientos con bia ysintiéndosetaicionada Sin embargo, algo le hacia seguir viniendo, Posterior mente me dijo que ese algo ere la seguridad y la cohe- rencia que perciia que yo le ofeci. Poco & poco, Io ‘16 aceptar mis imitaciones y empezs a aeptar mi po pia aceptacin de su persona. Y poco & poco se fue abrienda & Dios. Lo que descubrié fue que Dios no era en absoluto om el dios que ella imaginaba. La mayor sorpresa fue Ja vulnerabildad de Dios, y fue eso lo que ms a dis- uso a recibir su amor. Ela esperaba a un Dios podero- $0, y Io que encontré en el Cristo de Tos evangeios fue 1m Dios dil Y fue el anor de ese Dios débil y vule norable lo que ella le result mis transformador,Por- {que si Dios e avevia a asumir riesgo al entra ela ds humana en estado de vulnerabildad, quiz ella pu- era asumir el riesgo que Ee proponia de encontrarse con Ei en debitidad, Finalmente estaba preparada para recibir el amor perfecto en estado de indeensin, Sélo el amor divino es capaz de efectar la tans. ‘macign que Angi experiment, Surelaién conmigo le petits experimentar primero el amor divino indirects- ‘mente, Esto la ayuds a prepaarse para el amor genuin. Como yo le deci: si encontaba en mi algo Seguro y digno de confianza, era Jess en mf, Fue el amor de Dios el que comen76 a dente lentamente su espiita congelado y atemorizado, Fue el Amor Perfecto cl que fue, poco a poco, despertando su capaci de amar.