Está en la página 1de 3

Estado de esfuerzos en piezas

Todo cuerpo sólido se deforma bajo la acción de fuerzas aplicadas, y al cesar


éstas, el cuerpo tiende a recuperar su forma primitiva. Esta tendencia que, en
mayor o menor grado, tienen todos los sólidos se denomina elasticidad.

En realidad, los sólidos no son ni perfectamente elásticos ni perfectamente


inelásti-cos. Las deformaciones que en ellos se producen constan de una parte
de deformación elástica, que desaparece al cesar las fuerzas aplicadas, y una
parte de deformación per-manente, que se mantiene posteriormente. En un
elevado número de sólidos, si las fuerzas no sobrepasan determinados valores,
las deformaciones permanentes son muy pequeñas, y en consecuencia, dichos
cuerpos pueden considerarse elásticos.

Consideremos un experimento sencillo: se monta una viga biapoyada como


la de la Figura 2.1 y se mide el desplazamiento vertical de un cierto punto A de
la misma.

Fig. 2.1: Experimento y curva carga-desplazamiento

producido por una fuerza P aplicada en otro punto B de dicha viga. La fuerza P
se aumenta de forma gradual hasta un cierto valor y se dibuja la curva P
obtenida. Si ahora descargamos la viga de forma gradual y dibujamos también
la curva P en descarga, observaremos que para valores máximos de P menores
que cierto valor límite Pe, llamado límite elástico, las ramas de carga y descarga
coinciden, no hay deformación permanente, y por lo tanto, el comportamiento es
elástico. Si la carga P excede el límite elástico, la rama de descarga se separa
de la de carga, se producen deformaciones permanentes y se dice que el
comportamiento no es perfectamente elástico.
En el mismo experimento observaremos que existe otro valor límite P p,
menor que Pe (y, normalmente, próximo a éste), llamado límite de
proporcionalidad, tal que para cargas menores que éste los desplazamientos
son proporcionales a las fuerzas que los originan. Este enunciado de…ne el
comportamiento elástico lineal y se conoce como ley de Hooke, ya que fue
establecido por Robert Hooke en 1678 en su trabajo “De Potentia Restitutiva (of
Springs)”.

Matemáticamente, la ley de Hooke se expresa de la forma:

P=k (2.1)

donde k es la constante de proporcionalidad entre la fuerza aplicada P y el


desplaza-miento que ésta produce. Obviamente, esta constante depende de la
geometría del problema y de las propiedades mecánicas del material de la viga.

Relaciones esfuerzo-deformacion
Cuando un elemento diferencial se somete a esfuerzo normal de tracción, sufre una
deformación normal positiva (ó estiramiento) en la dirección en que se produce dicho
esfuerzo, y una contracción en la dirección perpendicular a la que ocurre el mismo.

Si por el contrario, el esfuerzo normal es de compresión, el elemento se acortará en la


dirección del mismo y se estirará en la dirección perpendicular.

El alargamiento ó acortamiento que experimenta un elemento diferencial en la dirección


perpendicular al esfuerzo, se puede hallar utilizando el módulo de Poisson ( ). En caso
de que el esfuerzo se produzca en la dirección x, la deformación que sufriría el
elemento en la dirección perpendicular.

Entonces, la deformación unitario normal resultante en una dirección depende no sólo


del esfuerzo normal en la misma dirección, sino también del esfuerzo normal que actúa
perpendicularmente al anterior.