Está en la página 1de 2

Consulta Legal: ¿En qué casos

puede el empleador efectuar


descuentos de las remuneraciones
de sus trabajadores?
Consulta: ¿En qué casos puede el empleador efectuar descuentos de las
remuneraciones de sus trabajadores? Si el empleador procede a realizar
descuentos sin el conocimiento del trabajador, ¿podría ser considerado como
un acto de hostilización laboral? Si tales descuentos son inválidos, ¿qué
procedimientos debe un trabajador realizar para impugnarlos?

El empleador puede efectuar descuentos sobre la base de la remuneración y


beneficios sociales cuando las normas legales lo permitan, cuando exista
mandato judicial o en caso el trabajador preste su autorización. De manera
general podemos decir la situación se presenta en los siguientes casos:

1. Deducciones de cargo del trabajador por concepto de tributos y aportes


a los Sistemas Previsionales: Se refiere normalmente a la retención del
Impuesto a la Renta de quita categoría y a la deducción de los aportes
obligatorios a la ONP o AFP, según sea el caso.
2. Descuentos autorizados u ordenados por mandato judicial: Se refiere
a los descuentos que se realizan a fin de garantizar o ejecutar las
obligaciones del trabajador, generalmente de carácter alimentario.
3. Cuotas sindicales: Se refiere a las retenciones ordinarias o
extraordinarias sobre la remuneración del trabajador cuando el
sindicado y el trabajador así lo establecen.
4. Si el trabajador autoriza el descuento mediante la suscripción de un
contrato o convenio: por ejemplo, como descuento por préstamo o la
adquisición de un bien de la empresa, etc.
Cuando no se presente alguna de estas circunstancias, el empleador no podrá
efectuar descuentos de la remuneración de sus trabajadores y, de hacerlo,
podrá considerare que está incurriendo en un acto de hostilidad.

En efecto, de conformidad con el literal b) del artículo 30° de la Ley de


Productividad y Competitividad Laboral (LPCL), se considera acto de
hostilidad la reducción inmotivada de la remuneración o de categoría. Esta
reducción puede darse tanto por descuento inmotivado puntual, como en el
caso en el que se reduzca directamente la remuneración o algún beneficio de
manera permanente.

En este caso el trabajador puede optar por las siguientes opciones: (i)
solicitar los reintegros correspondientes al empleador, (ii) emplazar
al empleador imputándole el acto de hostilidad correspondiente, otorgándole
un plazo no menor de seis (6) días naturales para que efectúe su descargo o
enmiende su conducta.

En el primer escenario, el trabajador podría efectuar el requerimiento de


manera privada, presentar una denuncia ante la inspección de trabajo para
que ésta eventualmente emita una medida de requerimiento para el pago del
reintegro o demandar judicialmente el reintegro correspondiente.

En el segundo supuesto, en caso se verifique que el empleador no ha


modificado su conducta, trabajador puede accionar judicialmente para pedir
al juez el cese de hostilidad o dar por concluido el contrato de trabajo, en
cuyo caso tiene el derecho a demandar el pago de la indemnización que
corresponde por despido injustificado y el pago de los beneficios sociales
(legales o contractuales) que puedan corresponderle más el reintegro de los
montos indebidamente descontados.

Responde: Mónica Pizarro, especialista en temas laborales