Está en la página 1de 9

La pesca en México

México tiene una enorme extensión de litorales, razón por la cual su potencial pesquero es
enorme. No obstante lo anterior, en México el consumo de productos del mar es muy bajo.

México cuenta con condiciones climáticas y territoriales privilegiadas que le permiten tener una
gran variedad de peces.

Una variante de esta actividad económica es la Acuicultura, que consiste en el cultivo de plantas
acuáticas o en la cría de peces, crustáceos, moluscos y otros organismos en ambientes acuáticos
controlados ya sean naturales o artificiales, con el fin de obtener mayor volumen de producción
para consumo familiar o con fines comerciales.

México se ubica en el lugar número 17 en producción pesquera y en el 24 en producción acuícola a


nivel mundial. Asimismo, nuestro país es el 3° productor mundial de pulpo del mundo, el 4° de
atún, y el 7° de sardina y camarón.

En las zonas costeras, la pesca es una actividad importante, porque se aprovecha un recurso
natural, sin embargo, en los estados que no están cerca del mar, también se realizan actividades
pesqueras, ya sea en presas, lagunas o en granjas piscícolas.

Las especies más representativas por la cantidad de ingresos que generan en México son el atún,
la mojarra y el camarón.

La pesca de atún y camarón se da en casi todos los estados que tienen litoral marítimo. La mojarra
se pesca en prácticamente todo el territorio nacional porque se puede cultivar en estuarios (que
se forman en la desembocadura de los ríos) y en estanques de agua dulce.

Otros productos importantes de la pesca son la sardina, el pulpo, la langosta, el robalo y el


guachinango, además de otras cuarenta especies de menor producción.

A pesar de nuestro gran potencial pesquero, en México las familias destinan únicamente 2.8% del
total de su gasto a la compra de alimentos pesqueros.

El consumo de pescados y mariscos en México aumentó de 8.9 a 13.2 kilogramos en los últimos
seis años, informó el Consejo Mexicano de Promoción de los Productos Pesqueros y Acuícolas
(Comepesca).

David Castro, expresidente de Comepesca, indicó que al incrementar el consumo de pescados y


mariscos en México se beneficia a los pequeños, medianos y grandes productores, porque se les
da dando una plataforma para vender sus productos.

El sector pesquero y acuícola mexicano tienen un valor en conjunto de 38 mil millones de pesos y
genera más de 300 mil empleos directos, además de una producción de 1.8 millones de toneladas;
tan solo la operación de 9,230 granjas acuícolas genera 63 mil empleos. En conjunto representan
una producción anual de 377 mil toneladas. Es por eso por lo que esta industria representa un
motor de desarrollo económico y social para las comunidades; así como un pilar fundamental para
la soberanía alimentaria nacional
La pesca y la acuicultura son actividades económicas que además de proporcionar alimento,
representan una fuente de ingresos para muchas familias.

La zona marítima de jurisdicción en México o Mar patrimonial, tiene su fundamento según la Ley
Federal del Mar proclamada en 1986, y está constituido por el mar territorial, la zona contigua y la
zona económica exclusiva.

La superficie total del mar patrimonial mexicano es de unos 3’149.920 de km2, correspondientes a
231.813 km2 de Mar territorial y 2’918.107 km2 de la Zona Económica Exclusiva (incluyendo la
zona contigua).

Artículo 27.

La propiedad de las tierras y aguas comprendidas dentro de los límites del territorio nacional,
corresponde originariamente a la Nación, la cual ha tenido y tiene el derecho de transmitir el
dominio de ellas a los particulares, constituyendo la propiedad privada.

Las expropiaciones sólo podrán hacerse por causa de utilidad pública y mediante indemnización.

La nación tendrá en todo tiempo el derecho de imponer a la propiedad privada las modalidades
que dicte el interés público, así como el de regular, en beneficio social, el aprovechamiento de los
elementos naturales susceptibles de apropiación, con objeto de hacer una distribución equitativa
de la riqueza pública, cuidar de su conservación, lograr el desarrollo equilibrado del país y el
mejoramiento de las condiciones de vida de la población rural y urbana

La zona marítima de jurisdicción en México o Mar patrimonial, tiene su fundamento según la Ley
Federal del Mar proclamada en 1986, y está constituido por el mar territorial, la zona contigua y la
zona económica exclusiva.

La superficie total del mar patrimonial mexicano es de unos 3’149.920 de km2, correspondientes a
231.813 km2 de Mar territorial y 2’918.107 km2 de la Zona Económica Exclusiva (incluyendo la
zona contigua).

Mar Territorial Mexicano

El Mar Territorial de México constituye la franja del mar adyacente a las costas nacionales, sean
continentales o insulares, en la cual la Nación ejerce soberanía, incluyendo el lecho y subsuelo de
ese mar, así como el espacio aéreo suprayacente. La anchura es de 12 millas náuticas (22,224 m),
medidas a partir de la línea de base, sean normal o rectas o una combinación de las mismas. La
superficie del Mar Territorial Mexicano, adyacente al continente, es de 209.000 km2, (sin incluir
mar territorial insular).
Mapa Mar Territorial y Zona Económica Exclusiva de México

Zona Contigua de México

La Zona Contigua de México es una zona adyacente al mar territorial que se extiende hasta las 24
millas náuticas (44,448 m), contadas a partir de las líneas de base, de las cuales se mide la anchura
del Mar Territorial.

Zona Económica Exclusiva

La Zona Económica Exclusiva (ZEE) de México es un área


situada más allá del mar territorial y adyacente a éste.
Comprende la franja de mar que se mide desde el límite
exterior del mar territorial hasta una distancia máxima de 200
millas náuticas (370.4 km) mar adentro, contadas a partir de
la línea base desde la que se mide la anchura de éste. El
límite interior de la Zona Económica Exclusiva coincide
idénticamente con el límite exterior del Mar Territorial.

En esta zona la Nación ejerce derechos de soberanía para


fines de exploración y explotación económica, es decir, es
una zona donde los barcos mexicanos pueden circular
libremente con fines de transporte o para aprovechar sus
recursos naturales.

El área de la Zona Económica Exclusiva de México es de


2’717.252 km2, que junto con la Zona contigua hacen un total
de 2’918.107 km2 dentro del límite de 200 millas náuticas.
Algunas clasificaciones en pesca

Cuando se va a realizar la clasificación de algo, se buscan las semejanzas entre sus componentes
para, así, agruparlas. De esta manera, podemos entenderlas mejor, estudiarlas y recordarlas con
mayor facilidad.

Si clasificamos una gran cantidad de cosas en muchos grupos, es conveniente utilizar claves o
códigos para identificar cada uno de éstos.

En ocasiones varias organizaciones se ponen de acuerdo para utilizar los mismos códigos o claves y
así poder comparar e intercambiar datos sin problemas de interpretación. El sistema que se usa en
México para clasificar la información de las actividades económicas, se llama Sistema de
Clasificación Industrial de América del Norte (SCIAN), el cual es muy útil, pues unifica datos, evita
problemas de interpretación y facilita comparativos entre municipios y entidades de México y con
los países de Estados Unidos de América y Canadá, así como otras organizaciones de estadística.

1. Por las actividades que realizan las unidades pesqueras

Se agrupan en 6 clases:

De acuerdo con esta clasificación, las unidades pesqueras más numerosas son las de:

 Pesca de camarón
 Pesca de otras especies (mojarra, sardina, ostión, pulpo, langosta, jaiba, calamar, robalo,
guachinango, erizo, caracol, tiburón, etcétera).
 Acuicultura animal en ambientes controlados, (peces, moluscos, crustáceos, ranas, peces
de ornato, excepto camaronicultura)

2. Por el número de trabajadores Por el número de trabajadores que ocupan, las unidades
pesqueras, se clasifican en micro, pequeñas, medianas y grandes.
Observa que las micro unidades pesqueras tienen el mayor número de unidades económicas
(82%), mientras que las pequeñas y medianas unidades pesqueras tiene el mayor porcentaje de
trabajadores, remuneraciones y valor de la producción.

El Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura es la única institución mexicana de investigación


pesquera y acuícola con cobertura nacional en permanente contacto con el sector pesquero y
acuícola, sus problemas de desarrollo y administración.

Las labores que se llevan a cabo como parte del principio de la pesca responsable, proporcionan a
la autoridad pesquera y acuícola bases científicas sólidas, con datos fidedignos para conservar
ordenar y desarrollar la pesca y contribuir al cuidado de la biodiversidad, los ecosistemas y el
hábitat acuático.

la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables les confiere las siguientes facultades:

 Coordinar y orientar la investigación científica y tecnológica en materia de pesca y


acuacultura, así como el desarrollo, innovación y transferencia tecnológica.
 Elaborar Planes de Manejo de las actividades pesqueras y acuícolas.

 Elaborar y actualizar la Carta Nacional Pesquera y la Carta Nacional Acuícola.

 Emitir Opiniones y Dictámenes de carácter técnico y científico para la administración y


conservación de los recursos.

 Formular estudios para el ordenamiento de la actividad pesquera y acuícola.

 Coordinar la formulación e integración del Programa Nacional de Investigación Científica


Tecnológica en Pesca y Acuacultura.

 Coordinar la Red Nacional de Información e Investigación en Pesca y Acuacultura

 Difundir sus actividades y los resultados de sus investigaciones

Para cumplir con su labor, cuentan con 14 Centros Regionales de Investigación Pesquera y 3

estaciones biológico-pesqueras en todo el país.

¿Qué una Cooperativa?

Una cooperativa es cualquier grupo de personas que han acordado voluntariamente cooperar,

esto es reunir sus recursos y trabajar juntas hacia el logro de un objectivo común, económico y/o

social en una empresa conjunta y financieramente viable.

Muchos países en desarrollo han basado su política de desarrollo de pesca en pequeña escala en el

establecimiento de sociedades cooperativas de pescadores. Algunos de tales programas han sido

exitosos, pero muchos han fracasado.

La Confederación Mexicana de Cooperativas Pesqueras y Acuícolas (CONMECOOP) Se constituyó

el 04 de marzo del 2014 con el interés de fortalecer y fomentar la actividad pesquera de las

Sociedades Cooperativas de nuestro país, para garantizar la seguridad alimentaria, la integración

familiar y la competitividad productiva.

Las principales especies que se pescan son: camarón, langosta, pulpo, pepino, escama, abulón y

otros moluscos, destacando por la cantidad de Sociedades Cooperativas Pesqueras agremiadas, el

estado de Baja California Sur con 89 organizaciones cooperativas, seguido por Sonora con 60 y

Sinaloa con 41.


La mayoría de las Sociedades Cooperativas son organizaciones de pescadores algunas con más de

70 años de fundadas, con embarcaciones, equipos y artes de pesca que apenas les permiten

obtener el mínimo rentable.

En México las cooperativas pesqueras nacieron por decreto, como una alternativa igualitaria

recomendada por ideólogos de izquierda, porque teóricamente los trabajadores son a la vez los

dueños. Cuando se crean artificialmente por motivos ideológicos y políticos, la mayoría fracasa y

son abandonadas cuando no hay más subsidios.

Se creó un monopolio en la pesca del camarón y otras especies marinas, se les dieron créditos

baratos a los supuestos cooperativistas, muchos de los cuales no trabajaban y contrataban a

trabajadores que no eran miembros de la cooperativa para qué pescaban. El gobierno les regaló

flotas de barcos. Muchos terminaron abandonados en muelles y vendidos como chatarra. Gran

parte de las lanchas y motores que regalaba el gobierno a los cooperativistas los revendían.

El experimento de las cooperativas pesqueras fue un fracaso. No sacó de pobres a la mayoría de

los verdaderos pescadores que vieron en ellas una salida de la pobreza. Quienes sí se

enriquecieron fueron los funcionarios, intermediarios y líderes cooperativistas que manipulaban

los créditos, muchos de los cuales nunca se pagaron ni llegaron a los verdaderos pescadores. Gran

parte de los subsidios se repartían con criterios políticos y para facilitar un beneficio a unos

cuantos que vivían de manipular esas ayudas.

PROYECTOS PESQUEROS

En los últimos años, el sector de la economía que más ha crecido es el de la pesca. Sin embargo, de
no cuidar el tema ecológico y el de competitividad, vamos a tener problemas serios que podrían
afectar la comercialización de los productos del mar con otros países, afirmó el senador José Narro
Céspedes.

El presidente de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, subrayó que para
finales del periodo ordinario prevén contar con una propuesta de ley, que haga de la pesca una
prioridad para el país. Reconoció que el crecimiento económico que ofrece este sector productivo
es muy significativo, aun cuando no se le ha dado la importancia que merece, pues creció a pesar
de las políticas de gobierno.
Al inaugurar el foro “Pesca y Acuacultura Sustentables 2019”, Narro Céspedes destacó que el
sector pesquero compite en condiciones de desventaja. Los insumos que se utilizan para esta
actividad son más baratos en otros países, mientras que en México, por ejemplo, la energía
eléctrica es una de las más caras del mundo, con lo que se afecta directamente la acuacultura

Se destaca que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha generado grandes expectativas,

pero en el sector pesquero existe una triste realidad por la falta de recursos. Se refirió al Programa

para el Fomento a la Pesca y Acuacultura de la Comisión, mismo que recibió un 45 por ciento más

de solicitudes de apoyo en comparación con el año pasado.

Fueron 121 mil 701 productores los que se acercaron a la Conapesca, con una demanda de 6 mil

376 millones de pesos. No obstante, dijo, dicho programa sólo cuenta con mil 101 millones de

pesos y sirvió sólo para resolver el 17 por ciento de la demanda. Señaló que Conapesca debe

evolucionar y dejar atrás ser sólo administradores de recursos, para convertirse en un diseñador

de programas y planes para el sector.

La Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) presentará la propuesta del Plan

Nacional de Acuacultura Sustentable 2019-2024 a los productores del país, cuyo objetivo central

es combatir el rezago social de las comunidades costeras y ribereñas e impulsar la productividad y

aprovechamiento sustentable de los recursos pesqueros de México.

El proyecto formará parte del programa sectorial de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural

(Sader), en el que se busca consolidar la capacidad productiva nacional y la soberanía y

autosuficiencia alimentaria de pescados y mariscos, con impacto tanto en el abasto como en la

comercialización dentro del mercado interno.

En México, 56 mil 250 personas se dedican a la acuacultura y se cuenta con aproximadamente

nueve mil 230 granjas acuícolas en 115 mil 910 hectáreas, cuya producción registra tendencia

creciente.
Para ello, la Conapesca trabaja en coordinación con la Comisión de Pesca de la Cámara de

Diputados en la propuesta de modificación del artículo 27 de la Constitución, lo que permitirá

fomentar a la acuacultura nacional y su participación en el abasto suficiente y oportuno de los

alimentos básicos.

Lo anterior permitirá también asignar mayores beneficios al sector pesquero mediante su

inclusión en programas concurrentes para el desarrollo rural sustentable, como son los precios

preferentes en hidrocarburos y tarifas eléctricas, y la tecnología para la trazabilidad de los

productos pesqueros y acuícolas, entre otros.

El Plan Nacional de Acuacultura Sustentable 2019-2024 se desarrollará bajo tres vertientes: el

abastecimiento seguro y de calidad de crías, semillas y alevines; la disponibilidad de insumos de

calidad y asequibles para la producción (engorda), y canales establecidos de producción-consumo

y comercialización para alcanzar la autosuficiencia alimentaria y reducir las importaciones de

productos pesqueros.

Por otra parte, promueven Unidades de Producción y Logística Acuícola con el objetivo de alcanzar

la autosuficiencia alimentaria en el país, la dependencia buscará posicionar la producción nacional

de camarón y tilapia, con base en la acuacultura.

En este programa participarán activamente los productores con el acompañamiento de

dependencias del Gobierno Federal, como las secretarías de Agricultura y de Economía, así como

Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (Fira).