Está en la página 1de 59

Working Papers

El precio del petróleo en el presente y mediano plazo de la


economía ecuatoriana consecuencias y alternativas 1

Alberto Dahik

Working Paper N° 6

1
Ponencia presentada por el autor en la Universidad de Las Américas el 18 de junio
de 2015.
Working Papers
Working Paper N° 6
Quito-Ecuador

Las series monográficas Working Papers pertenecen a la Facultad de Ciencias


Económicas y Administrativas (FACEA) de la Universidad de las Américas (UDLA)
en Quito, Ecuador. Contienen ensayos y documentos que se presentan para su
discusión en versiones preliminares o sujetas a correcciones en las ramas de economía
y administración. Se dirigen principalmente a profesores y estudiantes del Ecuador
relacionados con las áreas del conocimiento antes descritas y su publicación será
irregular, aproximadamente un número por semestre.

Directora/Editora de Working Papers: Susana Herrero

CONSEJO EDITORIAL
Susana Herrero (Directora/Editora de Working Papers e investigadora, docente),
Vicente Albornoz (Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas
de la Universidad de las Américas), Hugo Ramos (Investigador y docente de la
Universidad de las Américas). Bernardo Creamer (Investigador y docente de la
Universidad de las Américas), Karla Meneses (Investigadora y docente de la
Universidad de las Américas).
Las publicaciones en Working Papers son responsabilidad de sus autores y no
muestran la opinión ni posición de las series monográficas.

UDLA – Universidad de las Américas


Tiraje: 50 ejemplares
Imprenta VM Gráficas
ISSN: en trámite

Av. De los Granados E12-41 y Colimes esq., Quito, Ecuador – EC170125


http://www.udla.edu.ec/
+593- 2- 398 1000 / +593- 2- 397 0000
Dahik G., Alberto
El precio del petróleo en el presente y mediano plazo de la economía ecuatoriana
consecuencias y alternativas

© UDLA

Junio 2015
Primera edición

ISSN: en trámite

Quito- Ecuador
Índice
Índice .............................................................................................................................1
Prefacio ..........................................................................................................................2
1.- Introducción ..............................................................................................................3
2.- El mercado del petróleo y sus perspectivas a mediano plazo ...................................5
3.- Análisis de los pasos que hasta hoy se han dado para afrontar la crisis producida
por la baja del precio del petróleo ................................................................................21
4.- Tres ejemplos que debemos recordar......................................................................26
5.- Una alternativa de Flexibilidad Cambiaria dentro de la dolarización y propuestas
adicionales ...................................................................................................................33
6.- Comentarios sobre las recientes propuestas de impuestos a las ganancias
extraordinarias por plusvalía, y a la Herencia ..............................................................42
7.- Conclusiones...........................................................................................................50
Bibliografia ..................................................................................................................52

1
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

Prefacio
Al haber existido unas notas que leí para la conferencia una versión que dicté en la
UDLA el 8 de Junio del 2015, el texto circuló en redes sociales, y a través de portales
y mails privados.
Luego de esto, muchas personas consideraron adecuado, dada la transcendencia del
tema y del momento económico que vive el Ecuador, que el texto pudiera ser
formalmente publicado, y así me lo hicieron notar.
De otra parte, la UDLA gentilmente me invitó a revisar el texto, y producir una
versión publicable.
En base a esto, hemos realizado una revisión y edición del texto original que usé para
la conferencia, el cual era menos formal que esta versión escrita, en la cual hemos
incluido las fuentes de citas, cifras, cuadros y gráficos y hemos incluido además
ciertas otras cosas, con la licencia que un texto de lectura nos da, de no tener la
limitación del tiempo de una conferencia.
Al estar totalmente alejado el texto de consideraciones políticas, espero que el mismo
contribuya a la discusión, que urgentemente necesitamos, para enderezar el peligroso
rumbo que lleva la economía del Ecuador en el momento presente.
Quiero dedicar esta publicación a la memoria de un ilustre y brillante jurista, caballero
del derecho, Dr. Walter Guerrero Vivanco, cuya claridad jurídica y entrañable amistad
las recordaré por siempre.

2
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
1.- Introducción
Con la serenidad que otorga el haber estado alejado de la política ecuatoriana durante
los últimos 20 años, pero con la obligación que mi calidad de ex Vicepresidente de la
República, quien además sirvió en altas funciones del frente económico nacional me
impone, de dar mi aporte al país en momentos en los que éste enfrenta duras
circunstancias económicas, he aceptado gustoso la invitación que me formulara la
UDLA, la misma que agradezco públicamente, para hacer un análisis profundo y
académico sobre la situación petrolera mundial en los actuales momentos y su impacto
en la realidad de la economía ecuatoriana, más algunos otros temas que son de interés
el día de hoy, con el fin de que los planteamientos que haré puedan ser discutidos en
nuestro país.
Recuerdo que allá por 1998, a propósito de la discusión que se daba por entonces
sobre una posible convertibilidad y mucho antes de que se produjera la dolarización en
el Ecuador, expresé desde el exilio, en un amplio artículo que ocupó dos páginas
completas del querido Diario El Universo que dadas las circunstancias que se vivían
en ese momento en el Ecuador, no podíamos ya seguir sosteniendo nuestra propia
moneda, y que esta debía ser reemplazada.
Ante un paso de semejante trascendencia, como fue el tener que renunciar a la moneda
propia para adoptar la de otro país, y ante el hecho cierto que una dolarización o una
caja de conversión (dos opciones parecidas pero no iguales) presentaban obviamente
ciertas debilidades, y por supuesto fortalezas, sugerí en aquella publicación un
completo programa económico para potencializar las fortalezas del nuevo sistema, y
minimizar los efectos de sus debilidades.
Así, ante la imposibilidad que dicho sistema impone para realizar ajustes cambiarios,
mencionaba en aquel entonces la necesidad de transformar la productividad del
país en un gran objetivo nacional para lograr competitividad. Recuerdo haber
dicho que la productividad debía ser “una obsesión nacional”. Propuse la creación de
zonas francas jurídicas, la transformación del Ecuador en un centro financiero
internacional de primer orden, un esquema tributario novedoso donde no se castigue la
creación de la riqueza, sino que se potencie su generación y adecuada distribución
para, justamente, disminuir la inequidad, entre otras cosas.
La misma necesidad que sentí en aquel entonces de expresar una opinión académica,
técnica y seria, ante las circunstancias que se vivían, la siento ahora frente a los
problemas que atraviesa el Ecuador.
He visto con alegría como en los últimos años se han dado logros importantes que han
sido reconocidos tanto en Ecuador como en el exterior en materia de obra pública
(vialidad, infraestructura, generación de energía limpia), calidad y ampliación de
cobertura de los servicios del Estado (gobierno electrónico, Registro Civil,
recaudación tributaria interna, cobertura de salud y educación pública, entre otros);
políticas para reducir la pobreza y para promover la inclusión de sectores débiles
3
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

como los discapacitados, entre varios otros avances. No obstante, no es menos cierto
que estos momentos existe una situación económica que puede agravarse a instancias
que nadie desearía que ocurrieran, y que un gran descalabro macroeconómico -que sí
podría darse en los meses futuros- borraría de un plumazo todos esos logros.
Por ello agradezco nuevamente esta invitación que viabiliza en un ambiente de altura
académica, el entregar a la sociedad ecuatoriana este conjunto de ideas y opiniones en
un momento económico difícil y cuando el Presidente de la República, por
circunstancias que comentaré más adelante, ha llamado a un gran diálogo nacional
sobre el país que queremos. Es justamente en el marco de ese diálogo que efectuaré mi
análisis, y haré varias propuestas.
Mi intervención seguirá el siguiente esquema:
a) Revisión de los factores que mueven el mercado petrolero, para tratar de entender
sus perspectivas de mediano plazo,
b) Análisis de los pasos que hasta hoy se han dado para afrontar la crisis producida por
la baja de su precio,
c) Aporte de alternativas que considero válidas para enfrentar el momento económico
actual del Ecuador y
d) Breve reflexión sobre las recientes propuestas de impuestos a la plusvalía y a la
herencia

4
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
2.- El mercado del petróleo y sus perspectivas a
mediano plazo
Es siempre un inmenso riesgo el tratar de predecir con alta certidumbre el futuro de
mercados como el del petróleo, las divisas, la plata o el oro y hablar de cuánto será el
precio en un momento determinado. Incuestionablemente las leyes de la oferta y la
demanda juegan un papel crucial en esto pero también se unen, con una importante
incidencia otros factores como la especulación o los elementos geopolíticos.
Por lo anterior es menos riesgoso y más adecuado elucubrar sobre las posibles
tendencias del mercado de petróleo.
Ecuador descubre petróleo en su Amazonía en los años 60 del siglo XX y empieza a
exportarlo desde 1972 cuando se constituye el consorcio CEPE-Texaco, fecha a partir
de la cual los ingresos fiscales por las exportaciones de dicho hidrocarburo se
constituyen en la columna vertebral de la economía del país. La dependencia del
petróleo crudo en la economía ecuatoriana ha sido tal que en promedio, más del 55%
del total exportado corresponde a este rubro. 1
Desde entonces hemos escuchado a varias personas hablar de la "transición a la
economía no petrolera" o del Ecuador post-petrolero.
El gobierno actual inclusive habla de la transición hacia la economía del
conocimiento, pero el mismo Presidente Correa ha reconocido en varias entrevistas
que "tenemos que usar con inteligencia al extractivismo para justamente poder salir
de él", Y si bien es cierto que el país debe prepararse para dejar de depender de los
hidrocarburos de la forma que depende hoy, no es menos cierto que el petróleo
continúa siendo el eje central de los ingresos fiscales.
Por eso es absolutamente crucial el tratar de entender a la industria y al mercado
petrolero en la forma más profunda y amplia posible, pues de ese entendimiento, y de
las conclusiones que saquemos sobre la posible tendencia del precio del petróleo,
derivarán políticas, medidas y soluciones que el país deba aplicar.

2.1.- Medidas de corto plazo o medidas de largo plazo


Nada es más grave para un paciente -cualquiera sea su enfermedad- que su médico
haga un mal diagnóstico. El resultado de un mal diagnóstico será un tratamiento

1
"Guía Comercial de la República del Ecuador", elaborado y revisado por la
Dirección de Inteligencia Comercial e Inversiones del Instituto de Promoción de
Exportaciones e Inversiones, PROECUADOR

5
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

equivocado, que puede llevar a un paciente a pasar de un estado de potencial curación


y salud futura a un estado crítico de salud o inclusive a la muerte.
En economía sucede lo mismo; un problema mal diagnosticado generará una solución
equivocada. En otras palabras, si un problema que no es temporal es percibido como
temporal, se aplicarán medidas que funcionarán por un tiempo pero que no resolverán
el problema de fondo presentando, en consecuencia, otros problemas en el mediano
plazo.
Los efectos de una caída temporal del precio del petróleo sobre la economía
ecuatoriana pueden ser tratados con medidas temporales. Sin embargo, el impacto que
una tendencia sostenida de precios bajos tendría sobre la economía en el mediano y
largo plazo, no puede ni debe ser enfrentado con medidas temporales.
El mercado petrolero debe ser estudiado desde varias perspectivas, comenzando por la
perspectiva histórica, que es ciertamente importante pero no es cambiante, sino una
realidad que está allí para dejarnos lecciones, mientras que la perspectiva económica-
tecnológica, y la perspectiva geo-política son dinámicas y cambiantes, por lo que
requieren un constante estudio, monitoreo y análisis.
Estoy convencido que hoy vivimos circunstancias inéditas para la industria y el
mercado petroleros, que tienen que ser bien entendidas por los tomadores de
decisiones en países, empresas y organizaciones de todo tipo. En otras palabras, estoy
convencido que, por los factores que mencionaré más adelante, esta caída de los
precios del petróleo NO ES TEMPORAL, sino que enfrentamos una tendencia a los
precios bajos que durará mucho tiempo, y que el país no debe enfrentar esto con
medidas temporales, sino con medidas de largo plazo.
Baso mi argumento de que los precios no van a subir significativamente en el futuro
cercano por tres circunstancias que analizaremos en detalle:
1) los nuevos factores tecnológicos,
2) el papel que juegan los Estados Unidos de América sobre el precio del crudo
el día de hoy y
3) una especial confluencia de factores geopolíticos que se están dando en el
mundo de hoy.

2.2.- Los nuevos factores tecnológicos


Desde el comienzo de la década actual ya muchas publicaciones en el mundo daban
cuenta de que una nueva tecnología, la fractura hidráulica, más conocida como
“fracking”, jugaría un papel preponderante en el mundo del petróleo produciendo
cambios importantes. National Geographic por ejemplo, una revista científico-
divulgativa de mucho prestigio y muy popular en el mundo, no especializada en
materias petroleras, trató extensamente el tema en su edición de marzo del 2013.
6
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
Esta operación es una derivación de lo que se ha conocido siempre como recuperación
secundaria, que se la ha usado por más de 60 años, y consiste en inyectar al subsuelo
una mezcla de gran cantidad de agua, arena y productos químicos con altas presiones
hidráulicas para provocar la fractura del sustrato rocoso que encierra el gas y/o el
petróleo, favoreciendo así su salida al exterior.
La fractura hidráulica ha permitido no solo extraer más hidrocarburos de pozos
existentes en fase de declinación sino que, fundamentalmente, ha hecho posible el que
importantísimos yacimientos de hidrocarburos no convencionales, conocidos como
“petróleos de esquisto” (hidrocarburos combinados con arena) que no podían –ni
pueden- ser explotados con la tecnología convencional, se hayan incorporado a la
producción mundial, incrementando de forma muy importante las reservas probadas
de algunos países, pero especialmente de los Estados Unidos y del Canadá, dos de los
más importantes consumidores de hidrocarburos en el mundo y donde el petróleo de
esquisto es abundante.
¿A qué se debe esta revolución? Para que quienes no somos expertos lo entendamos
fácilmente: A que se ha logrado una mayor presión en la inyección, y que además algo
que se hacía en forma vertical, se hace ahora en forma también horizontal, con
ramales que se desprenden de la línea principal, y que son muy efectivos precisamente
debido a la mayor presión. El sistema logra que rocas y elementos subterráneos que
contienen petróleo que antes no se podía extraer, produzcan petróleo hoy.

7
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

Fuente: http://www.expansion.com/2013/06/11/empresas/energia/1370949794.html

8
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
El gráfico a continuación explica el tema con claridad:

EXTRACCIÓN DE CRUDO POR FRACTURA HIDRÁULICA

Pero este gran avance tecnológico, crucial en el entendimiento del mercado y de la


fijación de los precios no puede ser analizado fuera del contexto de las políticas
energéticas de los EEUU.

2.3.- El papel actual de los Estados Unidos en el precio del crudo


No olvidemos que los Estados Unidos fueron el país donde se vislumbró que el
petróleo podía tener diferentes usos, y donde por primera vez se desarrolló toda una
industria alrededor de él en el siglo XIX (Yergin 1992).
En consecuencia, los EEUU han sido históricamente un factor importante en el
mercado del crudo, tanto por ser el principal consumidor como por ser el principal
desarrollador y exportador de tecnología para el sector a través de las muchas
empresas de ese país que están en la actividad.
Pero para efectos de lo que nos importa como país exportador, es menester que
entendamos que hoy, por primera vez y por las razones que veremos, los EEUU tienen
ya una incidencia determinante en el precio internacional del petróleo, muy
especialmente si éste supera cierto nivel.
Es muy importante anotar que esto no proviene del azar. Los EEUU y en especial el
gobierno del presidente Obama fijaron como un objetivo nacional el ser
autosuficientes energéticamente, y en forma particular en materia de hidrocarburos.
Dado el enorme bagaje tecnológico y el incuestionable gran empuje empresarial de
ese país, los EEUU han logrado aumentos dramáticos en producción y productividad

9
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

de los pozos de petróleo y gas natural gracias al “fracking” dependiendo mucho menos
del petróleo extranjero y, en consecuencia, afectando su precio.
La literatura sobre el tema habla de un precio promedio de 55 a 60 dólares por barril,
precio después del cual se vuelve muy atractivo con las nuevas tecnologías producir
más petróleo con el método del “fracking”. Por ende, los EEUU son al día de hoy el
gran árbitro respecto del techo del precio del petróleo. Sin embargo, mientras
preparaba esta conferencia, encontré artículos en los cuales se da por hecho que con
un precio por barril por encima de los $30 dólares también es rentable esta nueva
tecnología.
Ahora bien, no podemos dejar de pensar en la normal evolución de la tecnología.
Pensemos en una computadora de hace 30 años frente a una de hoy. Pensemos en lo
que hace un teléfono celular hoy comparado con lo que hacía hace 15 años. Podemos
citar mil ejemplos, y llegar a la conclusión de que es muy difícil pensar que la
tecnología se estanque, y que el fracking -que básicamente permite explotar los
enormes yacimientos no convencionales norteamericanos- no se vuelva más eficiente
y menos contaminante en el futuro, contribuyendo de forma muy importante a la
fijación de un techo por encima del cual será muy difícil mantener el nivel de precios
del crudo en el mercado en los años futuros.
Por otra parte, los bajos costos de extracción de Arabia Saudita y sus vecinos de la
península -que poseen abundantes reservas de petróleo convencional, liviano y de fácil
extracción, con gran capacidad para inundar el mercado o restringir la oferta, hacen
que exista también un piso para el precio del crudo. La tecnología y la decisión
nacional de los EEUU de ser autosuficientes fijan hoy por hoy el techo, pero vemos
también que las monarquías de la península, que controlan la OPEP, y que en el
pasado fijaban inclusive los precios, hoy son quienes fijan el piso.

2.4.- El complejo conjunto de factores Geopolíticos


La realidad tecnológica que he mencionado está acompañada hoy en día por factores
geopolíticos de insospechada profundidad, los mismos que confluyen como fuerzas
muy poderosas que empujan a mantener el precio del crudo en niveles menores a los
que hemos tenido en los últimos años.
El factor geopolítico ha sido siempre importante, de hecho la fijación del precio del
petróleo ha sido usada por los países árabes y otros como un "arma política" en contra
de Occidente elevando el precio del crudo y haciendo más utilidad cuando los
conflictos de diversas índoles estallaban en Oriente Medio (Yergin 1992). Hoy la
realidad es mucho más compleja.
El entendimiento de estos factores geopolíticos, como dije en la introducción de esta
charla, es también vital para comprender el mercado petrolero, y consecuentemente,
diagnosticar en la forma más acertada posible el futuro de este tema y, por ende

10
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
determinar en la forma más correcta qué es lo que se debe hacer con la economía del
Ecuador. Veamos cuáles son estos factores.

2.4.1 El enfrentamiento Occidente-Rusia


El problema que se suscitó hace pocos meses en la región de Crimea es por todos
conocido: en un afán por reencontrarse con su pasado imperial, Rusia influye en un
plebiscito local para que dicha región se le anexe (su población es mayoritariamente
ruso-hablante y culturalmente identificada con dicha nación) cercenando así el
territorio de Ucrania. Occidente acusa directamente a Rusia de haber invadido y haber
producido la separación de dicho territorio de Ucrania lo cual ha generado una tensión
de gran magnitud entre la Unión Europea y los Estados Unidos por un lado, y la
Federación Rusa por el otro.
Si Crimea es no es rusa es inclusive históricamente debatible. La famosa Guerra de
Crimea (1853-1856) 2, en la cual la alianza de Francia e Inglaterra con el imperio
Otomano terminó con la derrota rusa en 1856 y, como resultado, Crimea quedó
incluida en el Imperio Bizantino. Esto prueba que el conflicto es antiguo. Años
después sin embargo, en la Primera Guerra Mundial, Rusia triunfó militarmente contra
el imperio Otomano.
Pero este análisis histórico, y el hecho de que en Crimea haya rusos y se hable ruso
NO IMPORTA A LA UNIÓN EUROPEA para la cual Crimea es inequívocamente
parte de Ucrania, país que tiene un tratado de libre comercio con la Unión Europea, y
que se ha mostrado interesado y ha venido debatiendo ser parte de dicha Unión, por lo
que la separación de Crimea de Ucrania y su anexión a la Federación Rusa ha sido
vista en Europa como un acto de agresión a la Unión Europea.
En Occidente son muchos los que miran con desconfianza a la Federación Rusa y a la
actitud de su Presidente, Vladimir Putin, pues ven en ella una estrategia que tiene la
intención de expandir su zona de influencia al estilo de la vieja Unión Soviética, y por
ello muchas voces se han alzado indicando que se debe detener la embestida de Rusia.
No olvidemos tampoco que Ucrania y buena parte de Europa dependen de Rusia para
proveerse de gas natural, carburante indispensable para las calefacciones en invierno.
Por los motivos anotados, Occidente ya ha aplicado durísimas sanciones a Rusia, las
cuales han llevado a una gigantesca depreciación del rublo, que pasó en poco tiempo
de una cotización de 33 rublos por dólar a mediados del 2013, a más de 50 por dólar
hoy. Adicionalmente y fruto de las sanciones comerciales impuestas por Occidente, el

2
Conflicto entre los Imperios Zarista y Otomano (apoyado ese último por Francia e
Inglaterra), frenó los deseos expansionistas de la Rusia Imperial hacia el Mediterráneo
y Oriente Medio y que permitió sobrevivir a Turquía como Imperio hasta la Primera
Guerra Mundial.
11
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

flujo de capitales hacia la Federación Rusa ha sido severamente limitado, por lo que la
economía rusa atraviesa hoy su peor momento en muchos años.
Un precio bajo del petróleo debilita aún más a la economía rusa ya que Rusia, con
alrededor de 5 millones de barriles exportados por día, es el primer productor mundial
de crudo y segundo exportador del mundo.
Una caída en el precio desde 100 dólares por barril a 50 produce una merma de
exportaciones de $250´000.000, (DOSCIENTOS CINCUENTA MILLONES) de
dólares por día y nada menos que $90.000.000.000 (NOVENTA MIL MILLONES) de
dólares por año. Esto cae como anillo al dedo para que Rusia se debilite todavía más.
Pensemos que en 1867 los Estados Unidos compraron el remoto, inhóspito y casi
deshabitado territorio de Alaska a Rusia por 7,5 millones de dólares americanos. ¿Por
qué la vendieron a Estados Unidos? por la falta de efectivo de Rusia y el deseo de que
Alaska no caiga en manos británicas tras la mencionada derrota de Rusia en la Guerra
de Crimea. Según Wikipedia, esto equivaldría a unos 153 millones de dólares de hoy.
Hice algunos cálculos personales, y el más alto valor que se le podría poner al precio
actual dependiendo de los índices de inflación sería de unos 850 millones de hoy. Si
comparamos, la península de Crimea le estaría costando a Rusia bastante más. Con la
venta de Alaska recuperaría solamente lo que pierde hoy en 3 días de exportaciones
por la caída de $50 por barril.
Pero si por un lado Occidente (Europa más que los mismos EEUU), ve con buenos
ojos el que la Federación Rusa se debilite económicamente con bajos precios del
petróleo al percibirse este afán expansionista, las Monarquías de la península Arábiga,
que son Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Omán, Bahréin, Qatar y Kuwait,
tampoco sienten simpatía por Rusia, la cual ha estado en muchas ocasiones en orillas
diferentes de estos países, en especial en el conflicto sirio y en su relación con Irak e
Irán, ya que Rusia ha apoyado a los países Chiitas, tradicionales enemigos de las
monarquías Sunitas de la península.
Como veremos más adelante, siendo esas monarquías las que realmente tienen la
manija para abrir y cerrar la llave en cuanto a aumento y cortes en la producción del
petróleo, estos poderosos actores del mercado están más que dispuestos a ayudar a
castigar a Rusia, situándose en este tema del mismo lado y en la misma línea
geopolítica que Occidente.

2.4.2 La histórica división islámica entre Sunitas y Chiitas y la influencia de Irán


El Islam es probablemente la segunda religión más importante del planeta en términos
de fieles. Se estima que tiene entre 1.000 y 1.200 millones de fieles en el mundo y, si
bien no supera al cristianismo en su conjunto en el mundo, por lo menos sí empata con
el número de fieles católicos.

12
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
A su muerte en Medina en el año 632, el profeta Mahoma no dejó un sucesor, y por
ende, sus colaboradores más cercanos decidieron que quien debía reemplazarlo era su
amigo cercano y asesor Abu Bakr, como primer “Califa” (SUCESOR) de la nación
Islámica. Sin embargo, dicha designación tuvo resistencia entre quienes creían que el
sucesor debía ser el primo y yerno de Mahoma, Alí, quien tenía apenas 30 años, edad
muy corta para asumir el liderazgo de la comunidad pero que se lo consideraba
virtuoso y estaba casado con Fátima, la hija menor del Profeta, dado que ese grupo
consideraba que el Sucesor tenía que salir de su propia familia, o que debía ser un
Imán, directamente elegido por Dios. Quienes creían en Alí como sucesor,
consideraron desde el inicio como ilegítima la elección de Abu Bakr.
Alí fue, sin embargo, elegido Califa 24 años después a la muerte de Abu Bakr pero no
por unanimidad, lo que provocó una profundización del cisma pues detrás de Alí se
alinearon los “alíes” (chiíes o chiitas actuales) y del otro bando los “suníes” o sunitas,
es decir los seguidores de los Sunnas, una interpretación del Corán y una recopilación
de dichos y hechos del Profeta". (Ortiz, 2015).
La división entre las dos grandes corrientes del Islam, Chiitas y Sunitas, que se
produjo hace más o menos 1.400 años ha sido irreconciliable a través de los siglos y
esas diferencias religiosas se fueron transformando también en políticas. Pocos
podrían haber imaginado que esa división, habría de llegar hasta el siglo XXI con una
incidencia geopolítica tan importante para el mundo, y en especial para el mercado
petrolero en general.
Los Chiitas se ubican básicamente en Irán e Irak y su presencia en los otros países es
menor. Los Sunitas en cambio, representan hoy el 85% de los musulmanes del mundo.
¿Cuál es la relación entre división religiosa del Islam y el precio del Petróleo?
Para contestar esto hay que entender un poco a otro actor fundamental en este juego:
Irán, que a diferencia de sus vecinos de la península Arábiga proviene de una tradición
imperial antigua y culturalmente influyente, el "Gran Irán", un extenso territorio que
abarcaba desde el Éufrates al Oeste hasta el río Indo y el Jaxartes en el Este y desde el
Cáucaso, mar Caspio y mar de Aral en el Norte al Golfo Pérsico en el Sur. En esta
región se desarrolló una de las más antiguas civilizaciones del mundo, que a lo largo
de miles de años pasó por diferentes etapas: desde la antigua civilización en la meseta
iraní, pasando por las dinastías meda, aqueménida, parta, sasánida y los siguientes
imperios Persas, hasta la actual República Islámica de Irán. 3

3
https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_Ir%C3%A1n
13
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

Extensión geográfica de la influencia iraní en el siglo I a. C. El Imperio parto (en su


mayor parte iranios occidentales) se muestra en rojo, otras zonas, dominadas por
Escitia (mayormente iranios orientales), en naranja. Fuente: Wikipedia.
Irán ha querido siempre ejercer una influencia importante en el Oriente Medio, y
debemos tomar en cuenta que posee una de la mayores reservas petroleras del planeta,
que fue nacionalizada a partir de la industria británica en 1951 debido a conflictos
tanto internos como con una Gran Bretaña que, a entender de algunos, ejercía
"excesiva influencia" sobre el, por entonces, Imperio Persa.
Este país, y todos los chiitas miran a las monarquías de la península como heréticas,
traidoras al Islam, muy especialmente por la relación de sus monarcas con Occidente.
No perdonan, como chiitas, el que esos musulmanes sunitas se hayan aliado con
Occidente, y en especial con Estados Unidos para hacer la guerra contra otra nación
chiita que es Irak, y que hayan matado a Chiitas en asociación directa con “los
infieles”. Recordemos que en la guerra del Kuwait contra Irak, el Kuwait sunita mató
a Chiitas, e hizo esto en una sucesión de actos abominables para los chiitas:

• Formó una coalición con el masivo apoyo de los “infieles de occidente”, de


Arabia Saudita y otros países sunitas
• Realizó operaciones militares hacia y desde lo que para los musulmanes es tierra
sagrada: la península arábiga.
• Las bases militares de los EEUU en Arabia Saudita fueron utilizadas por fuerzas
“infieles” aliadas con Kuwait para atacar a los chiitas.

Esta es la visión de los chiitas de Irak e Irán sobre el tema, y en el Islam esto es una
herejía, similar a que para un católico se abran los sagrarios y se echen por el piso las
Hostias.
¿Cómo se mira a Irán en Occidente? Con desconfianza, pues este país paso de ser un
aliado político de Occidente durante la era del Sha, a ser el gran contradictor y
enemigo de la civilización Judeo-Cristiana a partir de la Revolución Islámica que
encabezó el Ayatola Khomeini en 1979 y que instauró la actual República Islámica de
14
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
Irán a quien se acusa hoy -en Occidente- de ser quien apoya movimientos terroristas,
quien desea enriquecer uranio para tener bombas atómicas y acabar con Israel, y quien
se atrevió a decir a través de su Presidente en años anteriores, que "el holocausto
contra los judíos nunca existió".
Para las monarquías de la península esto es secundario. Para ellos Irán es el gran
enemigo, que cuestiona la legitimidad de sus existencias mismas y que, como gran
promotor del movimiento Chiita en el mundo, busca la extinción de estas monarquías
y la proliferación de movimientos rebeldes contra los sunitas y los gobiernos sunitas
en la región.
Debemos entender, a su vez, que las monarquías de la península mantienen entre ellas
estrechas relaciones políticas, familiares y económicas, en especial Arabia Saudita y el
Kuwait, cuyas familias reales tienen lazos desde la creación del Kuwait, país que fue
separado del territorio Iraquí en 1963 por las Naciones Unidas y que debe su origen y
existencia a que precisamente era la parte Sunita de Irak, situada al sur, ya que los
Chiitas Iraquíes viven al centro y centro sur del país y el norte es más bien Kurdo.
Esta división hizo fácil separar ese territorio de lo que era la mayoría Chiita Iraquí, y
crear ese nuevo Estado en el sur.
Para los chiitas, esos países deberían ser gobernados por Imanes, es decir, por líderes
religiosos con total autoridad, y quienes para sus seguidores son declarados infalibles,
directamente nombrados por Dios y las monarquías extinguirse. El Ayatola Khomeni
por ejemplo, era precisamente un Imán.
Ante esto, las monarquías de la península Arábiga ven con muy buenos ojos que Irán
no cuente con los recursos ni para apoyar desestabilizaciones de sus regímenes, ni
para la expansión de la tendencia chiita en la zona. El mejor ejemplo de este tipo de
políticas es el apoyo de todo tipo que Irán brinda a movimientos políticos chiitas en
todos los países, como “Hezbolá” en Líbano por ejemplo, el cual no tiene raíces
históricas reales en ese país.
Para los Estados Unidos, y Europa Occidental, que ven en el extremismo de Irán un
riesgo para la estabilidad mundial y la paz en la zona, el que dicho país se estreche con
un bajo precio del petróleo es una cosa buena. Una vez más, así como con en el caso
de Rusia, Occidente y las monarquías de la península están en el mismo lado de la
orilla y tienen el mismo interés.

2.4.3 El "Estado Islámico Global" o "ISIS"


El análisis de los factores geopolíticos del mercado petrolero no puede quedar
completo sin entender lo que significa ISIS, un actor relativamente nuevo. ISIS es un
grupo terrorista insurgente sunita de naturaleza yihadista (guerrera islámica),
autoproclamado califato (monarquía absolutista y teocrática islámica) controlado por
los radicales fieles a un líder llamado Abu Bakr al-Baghdadi, quien se autodenomina
«califa de todos los musulmanes». El grupo surge como una organización terrorista

15
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

próxima a Al Qaeda para hacer frente a la invasión de Irak en 2003 y actualmente se


organiza como un Estado no reconocido, pues a diferencia de Al Qaeda, busca y tiene
ya territorialidad. Isis controla de facto importantes ciudades y zonas de Irak y Siria
así como numerosos pozos de petróleo.
ISIS, que ha cometido brutales atrocidades en pos de sus fines, busca la constitución
del “Al-Arabiye”, 4 un gran territorio árabe-musulmán, teocrático, regido
exclusivamente por la interpretación más radical y retrógrada del Islam, similar a la de
los talibanes.
Fundamental para sus creencias es el conquistar la ciudad de Dabiq en Siria, pues de
acuerdo a su visión apocalíptica de interpretar el Corán, en esa ciudad debe darse la
batalla final entre el Islam y la religión del libro, que son los cristianos y judíos. Se
dará entonces la gran victoria del Islam que producirá la venida nuevamente del
Profeta, o de un descendiente, o de un enviado directo suyo para reinar con el Islam en
el mundo.
Tal visión apocalíptica está acompañada por la creencia en un régimen de opresión y
terror donde todo aquel que no comparta su credo y no se adhiera a su causa tiene que
ser eliminado. De hecho, muchos chiitas y también sunitas que no comparten esa
visión han sido ejecutados, al igual que cristianos. Basta que no estén de acuerdo con
ellos para merecer la ejecución.
El mapa siguiente tiene una descripción de los territorios afectados por ISIS hace
pocos meses y está tomado del artículo de Graeme Wood de la edición de Marzo del
2015 en la revista “The Atlantic Magazine”.

4
No confundir con el pan-arabismo, corriente de nacionalismo árabe que propone que todos
los pueblos árabes sin exclusión, tanto de Asia como de África, conformen una única nación y
que tuvo en el siglo pasado al egipcio Gamal Abdel Nasser como principal cabeza visible, pues
nunca se trató de radicalismo religioso.

16
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

Las zonas que están en rojo son zonas donde ISIS opera libremente, las grises son
zonas de ataque pero donde aún no han logrado total control.
Las monarquías de la península ven con terror el hecho de que dicho movimiento
pueda llegar en su intento de expansión a apoderarse de la península arábiga. La
presencia en Yemen de ISIS es una luz roja de altísima intensidad para todas las
monarquías de la península, las cuáles deben estar perdiendo el sueño por esta
amenaza. Esa luz roja también la ven los países occidentales que tratan de que la zona
tenga estabilidad.
Por lo tanto, limitar los recursos financieros de ISIS con precios bajos del petróleo, es
bien visto por Occidente por las monarquías árabes, y por todos quienes temen la
expansión de un movimiento tan sanguinario. Una vez más Occidente y las
monarquías árabes están en la misma orilla.

2.5.- La Economía de la fijación de precios hacia abajo:


¿Quiénes realmente pueden abrir y cerrar la llave?
Cuando se dice que “LA OPEP” fija precios, pocas veces se analiza por separado a
cada uno de sus miembros, con el potencial real y la capacidad de maniobra de cada
uno de ellos.

17
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

Si bien es cierto que Rusia, Irán, Irak, Nigeria y otros, son grandes exportadores, no es
menos cierto que esos países no tienen gran espacio de maniobra ni para aumentar, ni
para reducir su producción y por ende, incidir por sí solos en el precio. La gran
mayoría de países exportadores está siempre al límite de producción, pues tanto en su
balanza de pagos cuanto en sus cuentas fiscales, muestran una gran dependencia con
respecto de esos ingresos. Si esto no es así, miremos hoy el caso del Ecuador.
Veamos el cuadro siguiente, que enfatiza una variable crítica: Barriles de petróleo
exportados por día en relación a la población de cada uno de los países que son los
mayores exportadores de crudo. Este detalle es fundamental para entender quienes
tienen capacidad de “muñequeo”, o espacio de maniobra.

País Barriles por día Barriles por habitante


Arabia Saudita 7´635.000 0.279
Rusia 5´010.000 0.035
Irán 2´523.000 0.032
Emiratos Árabes Unidos 2´395.000 0.259
Noruega 2´184.000 0.427
Irak 2'170.000 0.062
Kuwait 2´127.000 0.611
Nigeria 2´102.000 0.011

Hay cuatro países cuya exportación por habitante es claramente superior al resto:
Kuwait, Noruega, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. Esta cifra, si la
hiciéramos en barriles por ciudadanos nativos del país, sería todavía más alta en las
monarquías de la península. La razón para esto es que la población de Arabia Saudita,
Kuwait y los Emiratos contiene muchísima inmigración de trabajadores temporales a
todo nivel; personas que no votan ni tienen los derechos ni privilegios de los
ciudadanos nativos.
Dejemos a un lado a Noruega, democracia sólida de Occidente cuya conducta no se
alinea necesariamente con la OPEP, y que no ha sido país clave para los ejercicios de
subida de precios que han ocurrido en el pasado y volvamos a enfocarnos en el punto
que estamos enfatizando: Solo pocos países tienen una gran riqueza petrolera
exportada por habitante. Solo ellos pueden bajar su producción sin realmente afectar
en forma exagerada el nivel de vida de la población, ni el funcionamiento de sus
economías. Solo ellos pueden absorber sin grandes sobresaltos la baja en sus ingresos.
Los demás países siempre están al límite de producción, sin capacidad de producir
más para bajar el precio, ni posibilidades reales de recortar para subirlo porque ese
recorte les produce estragos fiscales y de balanza de pagos que no pueden tolerar.
¿Cuál ha sido siempre la secuencia de las subidas de petróleo inducidas por la OPEP?
Que Arabia Saudita y sus aliados de la península bajan su producción, se sujetan a las
cuotas, y que los demás países no cumplen con las cuotas, no recortan en realidad su
18
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
producción y, que, como consecuencia de todo esto, esos otros países que hacen la
"trampa" se benefician de la subida con mayores ingresos por una parte, y terminan de
otra parte ganando en participación de mercado cuando nuevamente se estabilizan los
precios. Las monarquías de la península arábiga terminan el ciclo perdiendo mercado
y haciendo el “papel del tonto”.
Ante la confluencia de factores geopolíticos que he mencionado, y que pesan
muchísimo, Arabia Saudita y los otras monarquías han bajado hoy los precios
sabiendo que los otros países NO PUEDEN REALMENTE AUMENTAR SU
PRODUCCIÓN, NI TAMPOCO REDUCIRLA, y que, por lo tanto son ellos quienes
están ahora ganando participación de mercado. Pero lo están haciendo en un momento
en el cual, no como antes, es previsible que por los nuevos elementos tecnológicos, el
petróleo no vuelva a subir a los niveles anteriores.
El “fracking” pone un techo para el precio. El fracking se sustenta en algo tan
confiable como la tecnología occidental y además en el hecho de ser un objetivo
nacional de un país como los EEUU. Ante esto, las monarquías arábigas de la
península se están asegurando hoy, que por debajo de ese techo, ELLOS
CONTROLEN EL PRECIO, y que ellos sean quienes estén quedándose con la
participación de mercado más alta. En otras palabras le están diciendo a los demás
países: “ustedes siempre me la hicieron; ahora nos toca a nosotros”.
No podemos dejar de mencionar un elemento que refuerza este análisis: los costos de
extracción. El cuadro de abajo nos muestra los costos por región y tipo de exploración:

El petróleo de Oriente Medio tiene en tierra firme un costo de extracción promedio de


$27 dólares. No obstante, el costo de Arabia Saudita y de las monarquías es

19
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

particularmente bajo e inferior al promedio porque, además, estos países han invertido
en tecnología, al ser sus socios principales compañías norteamericanas a la vanguardia
tecnológica, a diferencia de lo que ocurre en Irak, Irán o Libia, que evitaron asociarse
con Estados Unidos por motivos nacionalistas y cuya industria está tecnológicamente
más rezagada.
Las plataformas marinas tienen un promedio de $41 dólares, y el petróleo de Rusia un
promedio de $50. El resto del mundo en tierra firme tiene un promedio de $51. Este es
el grupo de países en el cual está ubicado el Ecuador.
¿Quién entonces o qué grupo de países son los que tienen la flexibilidad de cortar y
aumentar su producción con márgenes tanto en capacidad productiva cuánto costos?
Obviamente esas monarquías que, además de exportar mucho por habitante, también
tienen amplio margen en los costos.

2.6 Conclusiones sobre el Mercado petrolero


Miremos la tabla siguiente: ella resume -por razones económicas- quiénes desean que
el precio suba y quiénes que se mantenga donde está o por debajo del techo que el
fracking podría imponer en el largo plazo. También incluimos a quienes están de un
lado y del otro por razones geopolíticas. Mirando ese cuadro, asignemos el peso
específico en el concierto mundial a cada uno de los actores para darnos cuenta de
hacia cuál de los lados va a tender la balanza a inclinarse en los próximos años.

A FAVOR DE PRECIOS BAJOS A FAVOR DE PRECIOS ALTOS

Por razones económicas: EEUU, Por razones económicas: Exportadores


Comunidad Europea, China, Japón, los de petróleo excepto las monarquías de
tigres de Asia, importadores netos la Península; incluye Rusia, Irán, Irak e
de petróleo del mundo, las ISIS.
monarquías de la península buscando
participación de mercado.

Por razones geopolíticas: Estados Por razones geopolíticas: Rusia, Irán e


Unidos, Comunidad Europea, ISIS.
Monarquías del Golfo.

De todo lo anterior se desprende que muy probablemente el mercado petrolero no


mostrará una tendencia hacia el alza en el mediano plazo, o por lo menos, estará muy
lejos de los niveles que se alcanzaron en años pasados de existir alguna recuperación.
Si este análisis tienen sentido, no puede entonces el Ecuador enfrentar la crisis como
un tema temporal.

20
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
3.- Análisis de los pasos que hasta hoy se han dado
para afrontar la crisis producida por la baja del
precio del petróleo
3.1 Las salvaguardas temporales
El Gobierno Nacional ha anunciado la implementación de salvaguardas temporales a
la importación de ciertos productos como la principal medida para afrontar la crisis.
Ha dicho que lo hace primordialmente por proteger la dolarización desincentivando
así la salida de divisas, ante la imposibilidad de hacer ajustes al tipo de cambio, cosa
que nuestros vecinos Perú y Colombia sí pueden hacer.
Existen por lo tanto dos mensajes implícitos: 1.- Tengo un problema temporal. 2.-
Tengo un problema de balanza de pagos.
Lo primero que tenemos que decir ante el análisis anterior, es que se están tomando
medidas temporales para un problema que muy posiblemente es de mediano y largo
plazo. Lo segundo, es que no se puede atacar el problema de balanza de pagos sin
acometer el problema fiscal el cual es realmente el causante de la falta de divisas.

3.2 Efectos Económicos y sociales de las Salvaguardas


Las Salvaguardas son, en definitivas cuentas, una restricción a las importaciones y,
por ende, una medida conducente a la reducción de la oferta agregada. Producen
inequívocamente una situación en la cual hay menos bienes a disposición de los
consumidores.
Esta reducción forzosa produce una elevación en el nivel de precios de la economía.
Ante esa elevación de precios, ¿cuál es el sector más afectado? Paradójicamente, el
sector al que más se debe estimular en una crisis económica como la que vivimos: el
sector exportador.
La razón es simple: todos los demás sectores, de una forma u otra tratan de
defenderse, procuran subir sus precios, sus honorarios, el valor de su trabajo y tratan
de exigir aumentos de sueldos.
El sector exportador no puede hacer esto, ya que sus precios están dados en el
mercado internacional. En el argot popular diríamos que es el único sector que “no
tiene derecho al pataleo”.
Al igual que el impuesto a la salida de capitales es realmente un impuesto a su entrada,
-puesto que hace que quienes quieran traer capitales al Ecuador se ahuyenten ante un
impuesto adicional-, las salvaguardas o los impuestos a la importación terminan
siendo un castigo para el sector exportador. Esto es simple de entender si vemos el
problema de la siguiente manera:

21
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

Un agricultor de exportación, un floricultor, o un trabajador camaronero, cuando


vende en el mercado mundial y le pagan un dólar recibe un dólar, y solamente un
dólar. Cuando ese ciudadano ecuatoriano que genera las divisas, se pone el sombrero
de consumidor, es decir, cuanto necesita una refrigeradora, un televisor, o cualquier
otro bien importado, es castigado, pues no puede pagar $1 dólar que generó como
exportador para comprar $1 dólar de valor de importaciones en el mercado
internacional. Él genera un dólar en el mundo, y NO PUEDE COMPRAR EN SU
PAÍS ARTÍCULOS QUE VALEN UN DÓLAR EN ESE MISMO MUNDO DONDE
GENERO SU DÓLAR.
A ese exportador cuando se vuelve consumidor se le exige $1.5 o $1.7 dólares, o lo
que finalmente sea el costo del “dólar de importación”. Ese exportador no puede ir al
mercado internacional y decir: “Me han subido las cosas en el Ecuador, por favor
páguenme más por mi producto”. Ese “derecho al pataleo” que otros sectores ejercen,
el exportador no lo puede ejercer.
Por esta clarísima realidad, en vez de estimular la generación de divisas, estamos ante
medidas que desestimulan la producción exportable y que nos meten en un peligroso
círculo vicioso: Menos divisas, más salvaguardas; más salvaguardas menos oferta
agregada; menos oferta agregada, mayor nivel de precios; mayor nivel de precios más
castigo nuevamente al sector de exportación y a todos; conclusión del círculo: menos
generación de divisas y menos bienestar para la sociedad en su conjunto.
Es cierto que no todos los sectores pueden protegerse o defenderse por igual, pero es
cierto también que el menos protegido en este modelo es el sector de exportación.
De otra parte, creer que los bienes nacionales que substituyen a las importaciones no
van a subir de precios sería desconocer realidades demasiado fuertes del
comportamiento de los mercados. El no mirar la dinámica de los mercados, la
interrelación entre los sectores y el efecto de largo plazo, nos puede llevar a una
asfixia paulatina del sector exportador. Por lo tanto, el modelo produce sin dudas una
redistribución de ingresos desde el sector exportador hacia los sectores que tienen el
privilegio de estar de alguna manera protegidos frente a la subida del nivel de precios
y en especial de los productos importados y sus substitutos. El modelo produce
también un premio a muchos productores ineficientes que pueden vender en ese
mercado protegido, a costa de todos los consumidores, dándoles un más alto precio y
menor calidad.

3.3 La Protección Nominal y la Protección Efectiva y sus efectos


sobre la redistribución del ingreso
No podemos dejar de mencionar en especial porque no siempre se lo toma en cuenta,
el enorme costo que tiene sobre una sociedad la ineficiencia que deriva de un sistema
orientado a la protección del productor y no a la del consumidor.

22
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
Ciertamente hay casos en los cuáles el productor debe ser protegido: subsidios en
otros países, dumping, prácticas monopolísticas de los grandes contra los pequeños.
Pero estas excepciones no pueden hacer la regla.
Las salvaguardas, como toda medida arancelaria, como toda prohibición o cupos o
cuotas, generan efectos nocivos en la economía.
El siguiente cuadro nos ilustra el caso:

Producto Materia prima/ Margen mercado


x Insumos m Mundial
Margen mercado local
Precio mercado mundial 100 80 20
Arancel y recargo 50% 25%
Precio local 150 100 50

Supongamos que hay un producto X que vale 100 en el mercado internacional. Si se le


impone un costo total de aranceles y recargos, salvaguardas, etc. de 50%, ese producto
costará 150 en el mercado local. Supongamos además que para hacer X se necesita
una materia prima, o componentes llamados M y que M vale 80 en el mercado
mundial. Si M tiene un recargo de 25% costará 100 en el mercado local.
¿Cuál es el valor de transformar el insumo M en producto X en el mercado mundial?
El valor es 20, EN EL CUAL ESTA INCLUIDA LA UTILIDAD DE QUIEN HACE
LA TRANSFORMACIÓN. ¿Cuánto es el valor del productor protegido por este
esquema arancelario, por hacer la misma transformación de M en X? Ese valor es 50,
es decir, 2.5 veces más de lo que vale ese proceso en el mercado mundial.
En este esquema arancelario, la transformación del insumo M en El producto X tiene
una protección nominal de 50%, pero su protección efectiva es de 150%.
Entonces o hay una ganancia exagerada, o una ineficiencia exagerada, o una
combinación de ambas cosas. Cualquiera sea el escenario, es sumamente perjudicial
para la sociedad.
Estos esquemas, que ya demostraron su ineficiencia a través de la historia, en el caso
actual ecuatoriano están redistribuyendo ingresos del sector exportador y de todos los
ecuatorianos hacia todo aquel proceso de fabricación para el cual esto aplique, pues es
un esquema arancelario sin correcciones cambiarias.
Normalmente los esquemas proteccionistas van asociados con sectores económicos de
poder que logran manipular todo esto a su favor. Por ello, lo usual es que el arancel de
la materia prima sea libre de impuestos, o con una carga inferior a la del producto
terminando. Pero aún en el caso de que la materia prima o los componentes del bien
que se produce domésticamente tengan el mismo arancel que la del producto
terminado, existe una gran protección efectiva, más alta que la nominal. En el caso
23
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

que hemos puesto, si el arancel de M fuese el mismo que el de X, el margen local sería
30 en vez de 20, es decir, un margen 50% más alto que el del productor mundial
eficiente.
Debemos preguntarnos si estas son las señales que queremos transmitir a productores
y consumidores en el Ecuador el momento actual.

3.4.- El mensaje de las salvaguardas


Las salvaguardas tienen un efecto adicional: No están transmitiendo el mensaje
correcto. Ante una caída del precio del petróleo que evidentemente ha afectado mucho
a la economía, a los sectores importador, consumidor, y muchos subsectores
productivos, pero por sobre todo al sector exportador, todos ellos reciben el siguiente
mensaje: Hay que ajustarse el cinturón, y el de exportación recibe un postre adicional;
el castigo es mayor para usted.
Quien genera este problema es el Estado, que se ha venido inflando sistemáticamente,
en forma inadecuada e incompatible con una economía dolarizada, y que para el nivel
de ingresos actuales reporta un excesivo gasto público y un descomunal tamaño y no
hace ajustes; no muestra voluntad de ajustar. No quiero decir con esto que la inversión
pública no sea importante, ni pretendo desconocer el papel que ésta tiene en el
desarrollo de las sociedades. Simplemente es el hecho, como siempre recalco, que el
manejo del Estado se parece al de la familia. Los egresos, deben ser proporcionales a
los ingresos con un nivel de deuda razonable y prudente.
El creer que hoy vivimos un problema de balanza de pagos y no un problema fiscal es
como que un diabético insista que su problema es una insuficiencia renal y no la
diabetes. La pregunta es: ¿qué causó esa insuficiencia renal? y es claro que es la
diabetes lo que le originó ese problema renal, así como es claro hoy que el excesivo
gasto público es el que ha generado este problema en el país. El factor detonante es el
precio del petróleo, pero la causa subyacente del porqué la economía hoy no ha podido
absorber este precio de $45 cuando antes pudo absorber precios más bajos en términos
reales, está en el nivel del gasto público.
Al no querer ajustarse el sector público ante la realidad es como un padre de familia
que en una crisis económica no pasa dinero para los gastos básicos de la familia, pero
gasta en cosas innecesarias para sí mismo. Es un padre que aparece en un nuevo auto,
y sostiene: Esto no es una crisis de la familia, es una crisis para ustedes solamente y
no para mí. ¿Qué diríamos de un padre así?
Dada la actual coyuntura deseo también en este punto recordar que el Estado de por sí
no paga aranceles cuando importa siendo, a su vez, el más grande importador. Las
empresas públicas no pagan IVA, no pagan salvaguardas. La simple pregunta es ¿Por
qué? Al no pagar estos costos adicionales sus visiones del mundo son equivocadas,
son distorsionadas. Las empresas públicas y las dependencias del Estado evalúan sus
proyectos y los rendimientos de los mismos sobre costos irreales. A la sociedad el
24
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
dólar de importación le cuesta mucho más de 100 centavos. Cuando se le suma el 5%
de la salida de capitales, el IVA, las salvaguardas los aranceles, puede legar en casos a
acercarse a 200 centavos.
Cuando un empresario afina su lápiz para ver si le dan los números, toma en cuenta
todos estos recargos, mientras el Estado no. Al Estado entonces su gestión le parece
más barata, y se estimula a consumir más y a desperdiciar divisas.
Si un constructor tiene que usar maquinaria paga aranceles, paga el 5% de impuesto de
salida a los capitales para poder traerla, paga IVA. El Estado no. Entonces esa
maquinaria que usa el Estado puede hacer creer que el éste o sus empresas pueden
hacer una obra a supuestos menores costos, cuando en realidad está despilfarrando
recursos y haciéndola más cara.
Supongamos por ejemplo, que una maquinaria que vale 100 en el mercado mundial
tiene que venir a un operador privado y le cuesta 140, y el Estado la compra en
solamente 100. Con estas cifras, el privado puede cotizar en 200 una obra, mientras
que el Estado o una de sus empresas en 180. ¡AH, el Estado es más barato! ¡¡NO!! es
más caro en 20, pues NO PAGÓ LOS 40 QUE EL DEL SECTOR PRIVADO PAGÓ
PARA IMPORTAR LA MAQUINARIA.
El mensaje que se está transmitiendo entonces es que el único quien tiene que
asfixiarse, y sacrificarse es el sector privado, en especial el exportador. Ciertamente no
es el mensaje más adecuado en los actuales momentos.

25
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

4.- Tres ejemplos que debemos recordar


Es siempre útil revisar la Historia y ver ejemplos que nos puedan ilustrar y guiar en las
decisiones del presente. Me permitiré a continuación analizar tres casos que ilustrarán
de mejor manera el argumento que acabo de exponer: el primero, Alemania de la Post-
guerra y luego dos casos que pude ver de primera mano: Ecuador de 1986 y Ecuador
de 1995.

4.1 Alemania de la Postguerra


No hay mejor ejemplo para ilustrar lo que expongo que el de la Alemania posterior a
la Segunda Guerra Mundial. Creo muy difícil que alguien en su sano juicio argumente
que una caída del precio del petróleo en el Ecuador de hoy a $40 o $45 es un evento
más catastrófico que la situación que se vivía en Alemania en 1945.
Más aún, es difícil que haya un escenario más duro para salir adelante que aquel de la
Alemania derrotada, pues el país estaba en ruinas física, moral, política y
económicamente. En su excelente artículo “El milagro económico Alemán” David
Henderson narra cómo dicha nación quedó devastada y cómo, a su vez, recuperó la
senda del crecimiento y el desarrollo, al punto de que a menos de 10 años del fin de la
guerra, ya se hablaba del gran milagro alemán. La reconstrucción y el progreso de ese
país habían sido impresionantes, tanto que hoy es la primera potencia de Europa.
Henderson da cuenta de cómo para el final de la guerra, la producción alimenticia en
Alemania llegó ser del 50% de lo que había sido en 1938, y cómo el 20% de las casas
habían sido destruidas.
Las potencias de ocupación impusieron a los ciudadanos un racionamiento de entre
1.040 y 1.500 calorías por día por persona. La producción industrial era una tercera
parte en 1947 de lo que había sido en 1938. Todos pensaban que Alemania sería el
país más necesitado en ayudas y donaciones, y que pasaría a transformarse en un
Estado parásito de la ayuda norteamericana e internacional.
¿Sucedió esto con medidas restrictivas, con controles a las importaciones, con cuotas
y controles de precios? Todo lo contrario, el gran milagro alemán luego de tan
espantosa crisis de la postguerra, fue el resultado de liberar las fuerzas de la economía.
Antes de la guerra, Hitler había establecido un sistema de precios controlados,
artificialmente bajos, para precisamente comprar a bajo costo todo aquello que
necesitaba su régimen para su carrera armamentista. Los controles de precios no se
hicieron esperar, y eran tan estrictos que su violación merecía la pena de muerte.
Igualmente, había una conscripción de recursos y de mano de obra a favor del Estado.
Los ciudadanos podían ser sometidos a una “conscripción laboral” y los factores de
producción, reclamados para las necesidades del Estado.

26
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
El Nacional-Socialismo y la popularidad de su líder, el “Führer” Adolf Hitler
crecieron desde el inicio de ese régimen basados en una motivación de grandeza
imperial y en la inyección de gasto público, que la gente sentía bien y que hacía, por
un tiempo, crecer a la economía. La gente estaba contenta, pero en realidad estaban
sembrando los vientos que luego serían la más terrible tempestad.
¿Cómo se administraba la Alemania de la postguerra? Había cuatro potencias de
ocupación (Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y la Unión Soviética, aliados
ganadores de la Gran Guerra), las cuales designaron interventores y regentes que
controlaban y tomaban las decisiones en el país.
Ellos decidieron mantener los controles de precios y las cuotas que existían durante la
guerra, así como la incautación de bienes y servicios a favor del Estado cuando fuese
necesario y la mano de obra obligatoria y forzosa de acuerdo a los requerimientos
oficiales. Los precios fueron fuertemente controlados frente a una oferta monetaria
que había crecido mucho más rápidamente que aquellos y esto produjo lo inevitable:
una gran escasez y la consecuente inflación.
Ante estos hechos, la productividad general era bajísima ya que la gente comenzaba a
cultivar sus propios alimentos en forma desesperada. Igualmente, los habitantes
urbanos salían al campo, o llevaban cualquier pertenencia, su afeitadora, sus penillas,
o su ropa, o sus artículos personales, a cambio de un poco de comida. Había
prácticamente una economía de trueque. Los libros de Historia están llenos de
narraciones de estos hechos.
Se produjo entonces un gran debate ideológico entre la escuela de economía liberal,
que acuñó el término “Economía Social de Mercado” y los socialdemócratas que
tenían un pensamiento estatista, y que deseaban mantener el sistema de cuotas y
controles de precios.
Entre los más brillantes defensores de la primera postura estaba Luwdig Erhard, quien
fuera ministro de economía de la “bizona”, luego de la “trizona” y ministro de
Finanzas de Konrad Adenauer, para luego ser el Canciller de Alemania. Erhard
sostenía la necesidad de una reforma monetaria para adecuar la cantidad de dinero que
era excesiva, a las realidades de oferta agregada de ese momento. Proponía también
bajar la tasa de impuestos marginales que era sumamente alta, y abolir todas las cuotas
restricciones y controles de precios.
Siendo Erhard ministro de economía, necesitaba siempre que todas sus ideas fuesen
aprobadas por los interventores antes de poder transformarse en medidas económicas,
pues todas sus decisiones debían ser aprobadas por ellos.
Hasta 1948 y con una lucha tenaz de Erhard, éste pudo dar pequeños cambios en la
dirección que deseaba, siempre con algo de apoyo de Francia y Gran Bretaña pero con
la negativa de los EEUU.

27
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

Sin embargo, en junio de ese año y sin la autorización completa de las potencias
interventoras, especialmente la más influyente que eran los EEUU que –por extraño
que parezca- no creían en esta liberalización dadas las condiciones que se vivían en
Alemania, el Ministro Erhard tomó la propia y valiente decisión de eliminar todos los
controles de precios, todas las cuotas y racionamientos de alimentos y otros productos.
Cambió la vieja moneda por una nueva, que ajustaba el nivel de la oferta monetaria a
la realidad productiva y evitaba la inflación y la escasez, y bajó las tasas de impuestos
marginales groseramente altos para quienes tenían los mayores ingresos.
¡Qué importante es para el momento actual recordar el diálogo de Erhard con el
General Clay 5, y con un coronel del ejército estadounidense! Estos testimonios
famosos están citados en el libro de Edwin Hartrich: “The fourth and richest Reich”
El General Clay le dijo: “Señor Erhard, mis asesores me indican que lo que usted ha
cometido un terrible error. ¿Qué me puede decir sobre esto”?. Erhard le respondió:
“Señor General, no se preocupe, los míos me dicen lo mismo”
En ese mismo mes de Junio del 48, un coronel del Ejército americano le dijo: “¿Cómo
se atreve usted a aflojar y relajar nuestro sistema de racionamiento, sabiendo que hay
una gran escasez”?, a lo que Erhard respondió: “Señor Oberst: No lo he aflojado, ni lo
he relajado, lo he eliminado por completo, con lo cual el único cupón de
racionamiento que necesitará la gente serán los billetes de los nuevos marcos
alemanes, y ellos (los alemanes) trabajarán duro para conseguirlo, espere usted y
pronto lo verá”
Como menciona David Henderson en su artículo “El milagro económico alemán”, el
efecto sobre la economía y la población fue electrizante. El ausentismo laboral, en
parte producido porque la gente salía a buscar comida, bajó de 9.5 horas por semana a
4.2 horas por semana de mayo a junio de 1948, y la producción industrial aumentó en
36% de Junio a Diciembre del mismo año. Sí; veamos esta cifra y no la olvidemos:
36% de aumento de la producción industrial en escasos 6 meses.
¿Qué habría pasado si Erhard perdía el debate? ¿Qué hubiera sucedido si no hubiese
tenido la valentía de hacer lo que hizo? La respuesta es fácil: Miremos lo que pasó en
la otra Alemania, esa parte oriental que se constituyó en otro país controlado por la
Unión Soviética y que continuó hasta la caída de la Cortina de Hierro con cuotas, sin
una economía libre, con un sistema centralizado y con dirigismo estatal de
planificación económica. La diferencia entre la Alemania Federal y la Alemania
Democrática del Este fue abismal, a pesar de que Alemania del Este tenía el territorio
más rico y las mejores industrias. ¡Tan importante fue ha sido y será siempre el que la

5
Lucius Dubignon Clay (1897 - 1978) fue un general estadounidense y gobernador
militar, más conocido por su administración de Alemania inmediatamente después de
la Segunda Guerra Mundial (https://es.wikipedia.org/wiki/Lucius_D._Clay)
28
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
economía pueda surgir con la fuerza de la libertad y del mercado, con el empuje de la
creatividad del ser humano y de la libertad para emprender y realizar!
Para 1950, el milagro alemán se había consolidado. No había salido con dádivas, con
ayudas, con subsidios, con regalos ni con un gran aparato estatal ni con la caridad
internacional. No se transformó en lo que es hoy prohibiendo, estableciendo controles
de precios y manipulando cuotas, reclamando impuestos a la salida de capitales, u
otros impuestos. El Ave Fénix de Alemania se levantó de la muerte liberando las
amarras a la economía y dejando que ésta juegue su rol.

4.2 El Ecuador de 1986


Pero si otro ejemplo es útil es el del Ecuador de 1986. Me tocó en ese entonces ejercer
el Ministerio de Finanzas y el petróleo estuvo a menos de 6 dólares por barril y, en
consecuencia, no teníamos ni para pagar los sueldos. En aquella época la economía
ecuatoriana era mucho más dependiente de los ingresos del petróleo que hoy, tanto en
la parte fiscal, cuanto en la externa.
No hay duda que en términos del precio real, y en términos de la incidencia sobre la
economía, un petróleo de entre 6 y 7 dólares era en 1986 mucho más crítico que 40 o
45 hoy.
¿Amarramos la economía? ¿Establecimos cuotas, y cupos? ¿Limitamos las
importaciones? ¿Establecimos una cadena de impuestos? Todo lo contrario, la política
económica de entonces fue la de abrir todas las importaciones incluyendo las de
automóviles, que habían estado prohibidas por más de dos años desde el régimen
anterior, que debió enfrentar el terrible Fenómeno del Niño de 1982 y 1983, y la crisis
de la deuda latinoamericana que terminó por cerrar la llave del mercado de capitales
para los países de la región.
La devastación de la infraestructura que ese desastre natural había producido y su
consecuente impacto en las exportaciones de la Costa, combinados con el cierre del
mercado de capitales por razones exógenas fue un durísimo golpe para el gobierno del
Dr. Osvaldo Hurtado, el cual tomó medidas de austeridad.
Ante ese precio del petróleo tan bajo en 1986 la respuesta de la política económica fue
inesperada: Por primera vez desde la creación del Banco Central del Ecuador
desincautamos las divisas y permitimos la flotación del tipo de cambio en el mercado
libre, donde exportadores e importadores tuvieron la libertad, por primera vez desde
1927, de comprar y vender divisas en todo aquello relacionado al comercio
internacional y a cualquier otra transacción, sin la participación del Banco Central. La
economía reaccionó maravillosamente, y salimos de semejante crisis sin una sola
prohibición, liberando las amarras.
Cuando el entonces gerente del Banco Central, Dr. Carlos Julio Emanuel y mi persona
propusimos al Presidente de la República las medidas, aquel tuvo una reacción muy

29
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

similar a la del General Clay con Erhard. Nos dijo que estábamos locos al querer
desincautar y flotar la moneda, pues el dólar se iba -según él- a disparar a más de 500
sucres. Recuerdo que le dije: “Si alguien mezcla un balde de agua a 60 grados con otro
de 20, ¿puede la mezcla tener 90 grados?” El Presidente Febres Cordero, que era
ingeniero de profesión entendió el ejemplo perfectamente, y por eso aprobó
decididamente las medida, aunque no sin una compleja discusión de por medio.
Si el mercado libre, que era pequeño en relación al del Banco Central estaba en 170 y
el del BCE, que era más grande tenía una cotización de 125, lo lógico era que la fusión
de los dos mercados se aproximara a 125. De hecho, flotamos la moneda y el dólar se
estabilizó en 130. Obviamente, que esta revolución cambiaria y liberalización de la
economía estuvo acompañada de varias medidas de recaudación a través del
sinceramiento de los precios de los bienes y servicios del Estado y de una fuerte
restricción del gasto fiscal.
Permítaseme ahora una digresión. Adicionalmente a todo lo anterior, teníamos el
espacio de maniobra para hacer una facilidad petrolera, pues nuestro petróleo no
estaba prendado. UNA FACILIDAD PETROLERA DEBE SER UN RECURSO DE
ÚLTIMA INSTANCIA, PARA EMERGENCIAS. En la actualidad se la ha utilizado
no para una emergencia, sino para contribuir a generarla ya que el endeudamiento con
China, con el petróleo en garantía, fue contratado antes de que el precio del petróleo
cayera. Por lo tanto, los recursos provenientes de esa facilidad han servido para
continuar con el ritmo de gasto público, factor fundamental en la generación de la
crisis actual.
Lo que era la reserva financiera para una emergencia fue utilizada como combustible
para avivar la llama del gasto excesivo que terminó generando esta crisis.
Volvamos luego de esta digresión a las medidas de 1986. Como resultado de las
medidas liberalizadoras, fui llevado a un juicio político en el Congreso Nacional por
ser el gestor de las mismas, a pesar de que ellas demostraron haber salvado al país.
Recuerdo que un legislador dijo: “prefiero que se sequen los pozos de petróleo antes
de darles a los exportadores el control de las divisas”. Ese es el nivel de
incomprensión y falta de entendimiento de la economía que puede existir cuando se
juega a la política con el tema económico.
Hacia el final del gobierno del Ing. Febres Cordero, del cual salí debido al
mencionado juicio político, el Presidente, por desgracia, cambió de rumbo pues
incrementó el gasto público más allá de lo prudente para ese momento y la economía
simplemente no perdonó: vino la escalada del tipo de cambio, de los precios y el inicio
del peor período inflacionario de nuestra historia. Una vez más, la economía demostró
que sus leyes son inexorables y que deben ser bien entendidas.

30
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
4.3- El Ecuador de 1995
1995 fue un año muy difícil para el Ecuador. Yo ejercía el cargo de Vicepresidente de
la República y el país, a más de las dificultades políticas enfrentó un triste episodio:
una desgastante guerra con el Perú.
Eso significó un duro golpe a la, por entonces, creciente economía nacional y, como si
no fuera suficiente, en ese momento el petróleo se ubicó por debajo de los 18 dólares.
Una guerra de por medio y un petróleo en menos de 18 es mucho peor que la situación
actual, en la cual hay paz y petróleo a 45.
A propósito de esto, se ha dicho que el precio actual del petróleo, en términos reales es
inferior a la de los gobiernos anteriores. El cuadro siguiente demuestra todo lo
contrario:
Si analizamos el cuadro veremos que NUNCA ANTES EN LA HISTORIA EL
PRECIO REAL DEL PETRÓLEO, ES DECIR DESCONTANDO LA INFLACIÓN,
HA SIDO TAN ALTO COMO ENTRE LOS AÑOS 2004 Y 2015, Y DENTRO DE
ESE PERÍODO, EL DE MAYOR BONANZA DEFINITIVAMENTE ESTA ENTRE
EL 2010 Y EL 2015.

Fuente: www.Inflationdata.com
31
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

Según el cuadro, el precio promedio del barril del petróleo desde 1946 a la fecha,
traído a dólares de 2015 es de $41.70. En ningún período el crudo ha estado por tanto
tiempo, y tan fuertemente por arriba del promedio en términos reales como en el de
los últimos 8 años.
Pero volvamos al tema de las decisiones que tomó el gobierno del Arq. Sixto Durán-
Ballén en 1995 para afrontar una guerra con petróleo de $18 el barril (a precios de
hoy, unos $25): ¿Prohibimos importaciones? ¿Les impusimos recargos?
Definitivamente NO. No prohibimos nada, con ese precio del petróleo sostuvimos el
gasto militar y los otros costos de la guerra, y el país salió adelante con una economía
funcionando con total normalidad.
La única medida de excepción fue un impuesto al rodaje de los vehículos y a los
activos, que se cobró por una sola vez como contribución de guerra y el país se
sostuvo a pesar del gran impacto que significa siempre un conflicto armado.
Ni en la Alemania de la postguerra, ni en el Ecuador de 1986, ni en el de 1995 ni en el
de hoy las amarras a la economía y las prohibiciones son más efectivas que el estímulo
a las fuerzas productivas para que ellas encuentren la posibilidad de ajustarse a las
nuevas realidades.
Todos hemos visto lo que ocurre cuando a un niño le sube la fiebre: siente mucho frío.
Su tendencia es a arroparse, lo cual es agravar más la fiebre. Paradójicamente, ante esa
sensación del niño lo correcto es quitarle la ropa, y ponerle paños de agua fresca.
Es eso lo que debemos hacer: desabrigar sin temores la economía, echarle agua fresca,
no arroparla y agravar la alta fiebre que ya tiene al mantener niveles tan altos de gasto
público.

32
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
5.- Una alternativa de Flexibilidad Cambiaria dentro
de la dolarización y propuestas adicionales
Se dice que en el Ecuador la dolarización es la institución más popular que existe. Su
gran bondad para favorecer el crecimiento económico al hacer que el valor de los
activos financieros, de la moneda y de todo aquello que medimos en un balance tenga
estabilidad, tiene como contrapartida el que no sea posible el uso de la política
cambiaria que permite utilizar el tipo de cambio para absorber los “shocks” externos.
La moneda no se aprecia o deprecia según las circunstancias o conveniencias del país.
No quiero entrar aquí en la discusión sobre si es o no conveniente el uso de la
herramienta cambiaria para favorecer las exportaciones. Muchos están sosteniendo
hoy que esto en el largo plazo no es útil. Yo sigo creyendo que es una herramienta que
en circunstancias como las de hoy es necesaria. Lo que pretendo ahora es demostrar
que sí es viable y posible dentro de un esquema de dolarización, el tener flexibilidad
cambiaria para el sector real, es decir para las exportaciones e importaciones.
Lo más importante de todo esto es que se lo puede hacer MANTENIENDO
INCÓLUME Y SOLIDO EL MODELO DE DOLARIZACIÓN. ES DECIR,
PODEMOS FLEXIBILIZAR EL TIPO DE CAMBIO DEJANDO TRANQUILO AL
PUEBLO ECUATORIANO RESPECTO A LA ESTABILIDAD DE SU SIGNO
MONETARIO, DEL VALOR DE SUS DEUDAS HIPOTECARIAS, Y DE LA
ESTABILIDAD DE TODOS LOS ACTIVOS FINANCIEROS Y DEL SISTEMA
FINANCIERO EN GENERAL.

5.1.- Un modelo que fue totalmente innovador


En 1992, luego de que el país había sufrido el más largo y más alto período
inflacionario de su historia, cuyo elemento generador fue el irresponsable gasto
público entre 1987 y 1988, era necesario elaborar un plan para romper con el círculo
vicioso y las expectativas inflacionarias que estaban incrustadas en la población y en
los actores económicos.
El Ecuador tenía más de 5 años de no crecer significativamente, de mantener
estancadas sus exportaciones, de no haber logrado un aumento de la cantidades reales
de dinero y de crédito (es decir los valores nominales monetarios descontando el
efecto de la inflación) sin lo cual, por supuesto, no podía lograrse una inversión
privada productiva.
Cuando discutía estos temas con los miembros designados para integrar el nuevo el
equipo económico, días antes de asumir el Gobierno; este servidor insistía en la
necesidad de romper las expectativas inflacionarias y la inercia que traía la economía
mediante un sistema inédito, totalmente nuevo, y que nadie pudiera predecir y que,
para las especiales circunstancias de ese momento, anclara por un período el tipo de

33
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

cambio, hasta que estimularan de forma suficiente la producción y la exportación, y


las expectativas sobre la economía se revirtiesen.
Recordemos que para 1992 el Ecuador había mantenido un sistema de
minidevaluaciones preanunciadas que son, en cuanto a la inflación por lo menos, lo
mismo que echarle gasolina al fuego.
Hicimos entonces algo que no había sido hecho nunca en ninguna parte del mundo: El
tipo de cambio en el mercado libre estaba en 1.700 sucres y el del Banco Central en
alrededor de 1.500. Devaluamos la moneda a 2.000, ES DECIR PUSIMOS EL TIPO
DE CAMBIO DEL BANCO CENTRAL POR ENCIMA DEL QUE EXISTÍA EN EL
MERCADO LIBRE, con lo cual se cumplía uno de los objetivos planteados que era
anclar el tipo de cambio. Como estábamos en un régimen de des incautación y cambio
libre, le ofrecimos al exportador la posibilidad de que entregara al Banco Central sus
dólares de exportación, que normalmente iban al mercado libre, a 2.000 sucres por
dólar. Le ofrecimos también al importador que podía comprar en el Banco Central a
un tipo de cambio de 2.000 sucres los dólares para sus importaciones.
Obviamente, los exportadores preferían vender al Banco Central, y los importadores
comprar en el mercado libre. A los exportadores que entregaban sus divisas al Banco
Central les dábamos el valor de la diferencia entre los 2.000 del tipo de cambio oficial
y cualquiera fuera el valor del dólar en el mercado libre, con un bono del Banco
Central. Así por ejemplo, si el dólar del mercado libre estaba a 1.730 sucres, le
dábamos al exportador 1.730 en dinero, y 270 en un bono del Banco Central.
¿Qué hacía el exportador con ese papel? Lo vendía en el mercado. Tanto ecuatorianos
como extranjeros, que por ese entonces sí sentían confianza en la política económica,
traían dólares al Ecuador, para comprar ese papel con un descuento que les significaba
un gran rendimiento.
Para agosto de 1992 la Reserva Monetaria era prácticamente negativa. Para diciembre
de ese mismo año, en cambio, la reserva ya era de casi 600 millones de dólares. En
escasos 4 meses se había pasado el punto de inflexión, y la economía empezaba su
recuperación, que luego llegó a tener en el último trimestre de 1994 un crecimiento
anualizado del 9%. Este es el momento inercial y ritmo que se logró. Lo importante
para el caso que nos ocupa hoy, es que hicimos un sistema cambiario único, inédito y
funcionó.
Hoy el país puede hacer algo similar: Un arbitrio cambiario, NO ARANCELARIO,
repito CAMBIARIO que dé flexibilidad al tipo de cambio para el sector real
manteniendo la firmeza de la dolarización. Sí, es un sistema inédito, pero ciertamente
posible y que da solución a este problema tan comentado, que la dolarización no
permite un ajuste cambiario.

34
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
5.3.- La propuesta de establecer un “Timbre Cambiario”
Establecer el arbitrio cambiario mencionado, que permita flexibilizar el tipo de
cambio en dolarización requiere indudablemente de una herramienta de aplicación.
¿Cómo hacerlo? El sistema consistiría en que las importaciones estén sujetas a tener
un “timbre cambiario”, por así llamarlo, el cual debe ser adquirido libremente a través
del sistema bancario, o por bolsa, en forma transparente para poder realizar esa
importación. Para esto se necesitaría la participación del Banco Central y del sistema
financiero nacional.
El Banco Central, de acuerdo a las disponibilidades de divisas, e idealmente luego de
un análisis concertado con los sectores productivos y el sistema financiero, indicaría
diariamente qué cantidad de esos timbres estarían disponibles en el mercado. SIN
ASIGNACIONES A DEDO, PARA QUE TODOS LOS ACTORES ECONÓMICOS
TENGAN LOS MISMOS DERECHOS Y POSIBILIDADES. Dentro de esa libertad,
el mercado fijaría el precio del “timbre cambiario”.
Si por ejemplo, en un día determinado el Banco Central dictamina que se emitan
timbres para poder importar X millones de dólares, la demanda de dólares de
importación llevará a que esos timbres se coticen por un valor de Y. Si se subastan
timbres para importar 30 millones, y se obtiene un valor de Y por 7 millones, ese
excedente Y, de 7 millones tiene que ir a un Fondo especial, NO AL ESTADO, y lo
enfatizo NO AL ESTADO, pues no se trata de una medida fiscal.
De ese fondo saldrían los recursos para ser entregados a prorrata entre quienes hayan
exportado y entregado divisas a través de sus respectivos bancos.
Tendríamos entonces un tipo de cambio flexible, que puede ir variando día a día para
el sector real, mientras que la dolarización mantiene la seguridad de la unidad
monetaria en todos los activos financieros.
Si el día de mañana el precio del petróleo se recupera, o si la economía encuentra
fuentes alternativas de exportación, que estoy seguro que bajo este sistema
aumentarían, el Banco Central subastaría entonces cupos más grandes, y la cotización
del timbre tendería a la baja, hasta que Y se vaya aproximando a un valor de 0, cuando
la economía se recupere y el sistema se auto elimine.
Vale recordar que los bonos que emitió el BCE para el pago a los exportadores de
acuerdo a lo que expliqué anteriormente en el sistema cambiario instaurado en 1992 se
acabaron en el tiempo, cuando el mercado libre alcanzó la cifra de 2.000 sucres por
dólar.
No puedo dejar de mencionar, en absoluta concordancia con lo expresado
anteriormente, que el Estado también tiene que sujetarse a pagar este timbre cambiario
como importador, para que sus decisiones tanto de gobierno central, cuanto de otros

35
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

niveles de gobierno y demás dependencias públicas, tomen en cuenta el valor real de


las divisas en sus decisiones económicas.
La diferencia entre este “timbre cambiario” o como se lo quiera llamar y las
Salvaguardas, es que no se privilegia ni se castiga a nadie. Todos los importadores,
incluyendo al sector público reciben igual tratamiento. Se deja que la economía
encuentre su equilibrio como lo hizo Alemania en la postguerra, y como lo han hecho
todos aquellos que han podido crecer sanamente. No se generan grupos a los cuales se
los privilegia con protecciones, y se estimula al sector que debe generar las divisas,
que es el sector exportador.
Este sistema es simple de estructurar y ejecutar, aunque no haya sido utilizado en
ningún país ya que son muy pocos los países dolarizados o sin moneda propia y con
moneda de otro país, y en nada compromete, sino que más bien favorece, la creencia
de que la dolarización está ahí para quedarse.

5.4.- Defensa de la dolarización


Si el timbre cambiario se aplica y se lo explica al país, sería evidente que se habría
desatado la supuesta camisa de fuerza que la dolarización implica, en cuanto a que no
permite ajustar el tipo de cambio para el sector real. Tenemos entonces aquí una
herramienta cambiaria dentro de la seguridad de la dolarización.
Este es el momento en que todos debemos más que nunca mantener la fe y
profundizarla en el sistema de la dolarización. Y esto no solo porque la gran mayoría
de la población ecuatoriana así lo desea, sino porque además el propio Gobierno lo ha
anunciado repetidamente. En otras palabras, el mantener la dolarización es de por sí
un objetivo nacional, es algo sobre lo cual gobierno, oposición y pueblo están de
acuerdo en mantener.
Todos entendemos que en zonas sísmicas, los códigos constructivos son mucho más
rígidos que en zonas donde no hay la presencia de terremotos y movimientos telúricos.
Un gran edificio, con la más avanzada tecnología y sólidamente construido de acuerdo
al código de países o ciudades donde no hay terremotos, a lo mejor se cae como
castillo de naipes en un terremoto si estuviera en San Francisco o en Tokio, donde
existen códigos sumamente estrictos, de acuerdo a la condición sísmica de esas
ciudades.
La dolarización es algo similar, tiene un “código estructural”. ¿Qué es ese código
estructural? Cuando la dolarización fue instaurada en el Ecuador se establecieron
ciertos parámetros, se estableció un “código sísmico” que indicaba cuánto debía ser la
Reserva Monetaria Internacional en relación a los depósitos de la banca, del sector
público financiero y no financiero, de la emisión en circulación y de otros parámetros.
Leyes posteriores han relajado ese código. Es decir, han hecho que las normas sean
menos exigentes. En otras palabras, esto quiere decir que con la nueva legislación se
36
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
permitió que el gobierno tome más recursos de la reserva de lo que habría podido con
el código inicial.
Eso no contribuye a que la ciudadanía tenga confianza en el sistema. Eso es algo así
como si en Quito o Guayaquil, donde tenemos terremotos, se dijera: “Estamos
gastando mucho en hierro y las construcciones están muy caras” “Bajemos la cantidad
de hierro, pues de todas maneras el edificio se va a ver bonito y podemos atender más
necesidades de vivienda y más gente va a estar feliz pues habrá más viviendas”. Todo
está bien, hasta que viene el terremoto y las casas se caen.
La caída del precio del petróleo ha demostrado que el haber relajado las normas de la
dolarización no fue prudente, que el haber eliminado el fondo de estabilización, a
pesar de que para algunas personas ciertos aspectos de su diseño pudieran ser
discutibles, tampoco lo fue; aunque lo más importante que demuestra la baja del
petróleo es que un excesivo gasto público nos está pasando la factura.
Es el momento de producir un acuerdo nacional sobre nuestro “código sísmico”, sobre
cuán solvente queremos que sea la dolarización. Esos parámetros no pueden fijarse en
función de las necesidades o apetitos fiscales en tal o cual instante. Esos parámetros
deben fijarse en función de un objetivo nacional de largo plazo.
Al existir un excesivo gasto público, razón fundamental para que la Reserva
Monetaria haya caído tanto y esté por debajo de dónde debería estar en función de
parámetros inicialmente establecidos para la dolarización, estamos en una situación en
la cual debemos recobrar la confianza en que el sistema va a ser sostenido.
A un paciente que tiene 300 de colesterol no se le puede decir: “no se preocupe, pues
acabamos de pasar una ley que indica que el nivel aceptable de colesterol ahora es
400, usted está muy bien y dentro de la ley”. A un diabético no se le puede decir: “EL
Estado acaba de determinar que el nivel de azúcar normal para un ciudadano
ecuatoriano es de 250 por lo tanto usted está perfecto con 225”. Siga comiendo dulces,
carbohidratos y harinas, que nada le va a pasar mientras esté por debajo de 250 porque
así lo dice el código diabético ecuatoriano. Ese pobre ciudadano va camino a la tumba
y en ese caso hipotético, dentro de la ley y siguiendo lo que dice la norma.
Algo similar hemos hecho con la dolarización al permitir parámetros que no son los
más convenientes para que la ciudadanía tenga la confianza en que la dolarización se
va a sostener.
Produzcamos entonces un debate nacional serio y académico. Expliquemos a la
ciudadanía cómo funciona la dolarización, cuántas divisas deben tener la reserva
monetaria y la que llamamos reserva monetaria líquida, y tomemos la decisión de
llevar las cifras a ese nivel, con los sacrificios que implique pues destruir la
dolarización sería el precio más alto a pagar por todos, y el Gobierno Nacional así lo
ha reconocido.

37
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

Bajar el gasto público es indispensable, y si la eliminación de algunos subsidios sirve


para sostener la dolarización y ganar las reservas que tenemos que ganar, hagámoslo.
El país entiende que eso es necesario para sostener la dolarización, pues la alternativa
de perderla es mucho más dolorosa.
No puedo dejar de mencionar en este punto una preocupación adicional que tengo
sobre la dolarización, que es el tema del dinero electrónico; una novedosa herramienta
instaurada en el reciente Código Orgánico Monetario y Financiero a la que éste otorga
“poder liberatorio”.
Si el sector público utiliza este instrumento a través del Banco Central para generar
liquidez, para generar una moneda virtual que, aunque sea electrónica tenga poder
liberatorio, entonces el camino del Ecuador es muy claro: el país puede sufrir a corto
plazo una inflación que puede empezar a galopar, y luego convertirse en un caballo
desbocado. Este escenario, con la dolarización que no permite un ajuste cambiario,
presenta un panorama angustiante, pues el colapso de la economía, sobre todo de los
sectores de exportación, sería inminente y un desequilibrio monetario y
macroeconómico total sería inevitable.
Si una idea como la del timbre cambiario se aplicara, entonces ese valor de Y del cual
hablábamos, tendería a subir y a subir de una manera tan absurda que haría dudosa la
supervivencia de la dolarización, pues licuaría el valor de los activos financieros en
relación a los activos reales que subirían de precio, aunque la moneda siguiera siendo
el dólar.
EL DINERO ELECTRÓNICO NO PUEDE CONSTITUIRSE EN UNA MONEDA
PARALELA QUE CREE LIQUIDEZ POR ENCIMA DE LA QUE SE PUEDE
CREAR EN UN REGIMEN DE DOLARIZACIÓN. LA LIQUIDEZ EN ESTE
SISTEMA DEBE ESTAR DETERMINANDA POR CUANTO CRECEN LAS
DISPONIBILIDADES DE DIVISAS EN EL CONJUNTO DE LA ECONOMÍA. Si
esto no se cumple, es muy fácil predecir una desestabilización macroeconómica de
incalculables proporciones.
¿Cómo puede crearse una moneda electrónica que no comprometa la salud de la
economía y el equilibrio monetario? Solo, y únicamente solo si DEPÓSITOS
REALES, YA EXISTENTES, son acreditados a cualquier dispositivo que
electrónicamente pueda luego utilizarse. Por ejemplo si el ciudadano A tiene 500
dólares en un banco, el banco puede acreditarle en su teléfono celular esa cantidad,
DEBITANDO DE LA CUENTA DEL CIUDADANO A ESOS 500 DOLARES.
Para el Estado es lo mismo. Supongamos que el Estado quiera pagar sueldos o realizar
cualquier otro pago con moneda electrónica. Para poder hacerlo DEBE TENER EN
EL BANCO CENTRAL DEPOSITADOS LOS DÓLARES QUE VA A ENTREGAR
ELECTRONICAMENTE A QUIENES RECIBAN ESOS PAGOS. Si no los tiene,
estaría creando dinero que no puede ser creado, y que será un carburante de la más alta
potencia para la llama de la inflación.
38
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
Por lo tanto, en este debate nacional sobre la supervivencia de la Dolarización, es
indispensable incluir el tema del dinero electrónico. Analizarlo a fondo y saber que su
uso presenta riesgos enormes sobre el futuro de la estabilidad monetaria y
macroeconómica del Ecuador, pues por el momento las autoridades han anunciado
que su uso es voluntario y respaldado en depósitos, pero es una herramienta
demasiado susceptible de manejo discrecional y equivocado en cualquier momento.

5.5. El mercado internacional de capitales


Un país que no tiene moneda propia, vive y sobrevive siempre y cuando mantenga un
cordón umbilical sólidamente unido al mercado internacional de capitales. Es ahí
donde está el verdadero colchón para sostener el sistema, pero el país debe tener sus
finanzas públicas en orden, (reserva monetaria adecuada, nivel de deuda prudente,
gasto público acorde a los ingresos, control de la inflación etc.) porque así es “la
naturaleza del animal”.
Un país dolarizado con sus finanzas en orden no debería tener problemas para
endeudarse y salir de cualquier bache temporal. Si esto es cierto respecto de poder
endeudarse, también debería serlo para atraer inversión extranjera. Pero si la situación
fiscal y el entorno legal, la seguridad jurídica la, institucionalidad y los incentivos no
son los correctos, ese capital no viene, esa inversión no se presenta.
Si el discurso político ataca injustificadamente al capital y si las leyes se van
acomodando para las necesidades políticas puntuales de los gobiernos o tienen espíritu
confiscatorio, el capital sencillamente no viene.
El siguiente cuadro es sumamente preocupante. Con datos del Banco Mundial
presentamos la inversión extranjera directa en algunos países de América Latina como
porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) para el período 2010-2014.
Argentina 1.9 Honduras 5.8
Belice 5.5 Jamaica 4.6
Bolivia 5.7 México 3.3
Brasil 3.6 Nicaragua 7.5
Chile 7.3 Panamá 11.8
Colombia 4.3 Paraguay 1.2
República Dominicana 2.6 Perú 4.6
Ecuador 0.8 Trinidad y Tobago 7.0
El Salvador 0.8 Uruguay 5.0
Guatemala 2.5 Venezuela 1.6
Haití 2.2

La inversión extranjera directa funge como un auditor externo independiente. Quienes


toman las decisiones sobre en qué país invertir lo hacen en base a un análisis

39
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

completo, un “due-diligence” muy profesional: Valoran el ambiente de negocios, la


situación política, la rentabilidad, la seguridad jurídica, la seguridad personal, el
entorno social y la situación macroeconómica, pues las decisiones de los
inversionistas no son motivadas por simpatías u odios políticos, opiniones personales
o preferencias ideológicas.
Como vemos en el cuadro, ese auditor externo independiente nos está poniendo LA
PEOR OPINIÓN EN EL CONTINENTE, por detrás incluso de Venezuela, país que
ha presentado en tiempos recientes dificultades económicas y sociales muy serias.
Siendo así, vale preguntarnos qué habría pasado si hubiésemos recibido una cantidad
de inversión extranjera en relación al PIB similar a la de otros países de la región
como Colombia o Perú. ¿Cuál sería nuestra posición de Reserva hoy? ¿Cuán segura
estuviera nuestra dolarización? ¿Cuán cómodo estaría nuestro sector externo? La
respuesta que no quisiéramos oír a estas preguntas es “Igualitos que hoy, pues el
Estado se habría gastado todo”.
Es momento también de evaluar el efecto del ISD en la economía. La pregunta es si
dicho impuesto –establecido con el fin de desestimular la salida de divisas- ha
realmente ayudado a ese fin. ¿Cuánta inversión extranjera se hubiese generado si ese
impuesto a la salida de capitales, que hoy es de 5% y que, repito, resulta ser un
impuesto a su entrada, no existiera? Nada puede ser más contradictorio para un país
dolarizado que imponer dicha tasa, que impide un flujo normal de recursos
financieros, pues en un país dolarizado, ese impuesto es comparable a ser bombero y
en vez de agua usar gasolina para apagar un incendio.
Tomemos como ejemplo de lo que asevero el caso de Panamá, país con amplia
experiencia en dolarización, y posiblemente el más antiguo ejemplo de ella. Ese país
tiene una sólida institucionalidad en cuanto a su sector financiero. Por ello, ante
cualquier problema en su balanza de pagos, elevan un poco la tasa de interés, y como
están conectados al mundo, los recursos fluyen hacia ese país.
A pesar de la situación anotada, no está todo perdido para el Ecuador. Hay cosas que
sí que se pueden hacer. En el momento actual, existen avenidas que pueden dar un
gran empuje a la economía accediendo a los mercados de capitales, y expongo a
continuación algunas alternativas:

• Todos los créditos hipotecarios que están en poder del BIESS pueden ser
titularizados, y colocados en el mercado internacional de capitales, con lo cual el
BIESS (No el Estado), puede utilizar esos recursos para invertir en los sectores
que más convengan a los intereses de los afiliados a la seguridad social y a la
economía del país.
• Toda la cartera hipotecaria que tienen los bancos privados puede igualmente ser
titularizada y colocada en el mercado internacional, con lo cual la banca recupera
liquidez, la misma que se vuelve vital para recuperar la economía nacional.
40
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
Estos son dos ejemplos de cosas que se pueden hacer, pero siempre y cuando se
elimine el 5% de impuesto a la salida de capitales y se hable con franqueza con el
mercado de capitales, con un lenguaje amigable para atraerlo y no un lenguaje
agresivo para desestimularlo a colaborar con el país.
Sin confianza no habrá inversión ni flujo de capitales. Opciones hay. Así como puede
existir creatividad en la flexibilización cambiaria, puede haber creatividad también en
la consecución de fondos del exterior. Es solo cuestión de presentar un discurso
correcto y acciones correctas, como controlar el gasto fiscal, pues no hacerlo en estos
momentos resultaría similar a inyectarle insulina a un diabético para consumir mucha
más azúcar, y terminar mucho más grave en el futuro.
5.6. Importancia de la seguridad jurídica y la institucionalidad
Si estamos de acuerdo en que la dolarización es un esquema monetario que se debe
mantener a toda costa, y que por ende es indispensable promover un debate serio sobre
cómo hacer que ella sea lo más sólida posible, es también necesario un debate sobre la
importancia de la seguridad jurídica y la institucionalidad.
“Por “instituciones,” queremos decir reglas de juego que imperan en un país. Esas
reglas de juego implican que, en los países que respetan las libertades civiles, el
Estado está limitado en el uso del monopolio de la fuerza que le fue conferido por los
ciudadanos. Para evitar que ese monopolio de la fuerza sea utilizado en contra de los
ciudadanos es que existe la división de poderes. El Legislativo controla al Ejecutivo.
La Justicia controla al Legislativo determinando si una ley es constitucional o no. Es
más, la Justicia es el último bastión que tiene el ciudadano para defenderse de los
abusos de otros, del Ejecutivo o de las leyes arbitrarias. La independencia de la
Justicia es el reaseguro que tienen los habitantes para no caer en un sistema
autocrático. Una Justicia subordinada a otros poderes del Estado es una autopista hacia
el autoritarismo y la destrucción de la libertad” (Cachanosky: 2007)
Si analizamos la historia ecuatoriana veremos que no hay década en la que el país no
haya enfrentado algún tipo de crisis política interna, y que eso incide en que el
crecimiento económico no pueda sostenerse por demasiado tiempo. Estoy convencido
que eso se debe a que los líderes políticos, gremiales, sociales, etc. no han valorado
correctamente la importancia que tiene para la sociedad el mantener una seguridad
jurídica y una institucionalidad sólidas.
La abrumadora experiencia de la historia demuestra que en el largo plazo, por más
brillante que sea una política económica, esta sucumbe y se extingue si no existe
seguridad jurídica, y si no se cuenta con un Estado con instituciones sólidas, que estén
por encima de la temporalidad de los gobiernos, y por encima de las necesidades o
apetitos puntuales de la política. Cuando estudiamos a los primeros países que
modernizaron sus economías y que lograron crecer al ritmo que permitía la revolución
industrial, veremos cómo aquellos con seguridad jurídica y con institucionalidad
fueron los que salieron adelante.
41
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

Debemos entender a la seguridad jurídica y la institucionalidad como hechos ciertos,


actitudes, una cultura de respecto a esas leyes. Y también aislar las bases y estructuras
de las instituciones de los vaivenes de la política. El debate nacional sobre esto es
urgente y no puede ser pospuesto.

6.- Comentarios sobre las recientes propuestas de


impuestos a las ganancias extraordinarias por
plusvalía, y a la Herencia
Inicialmente no era mi intención tratar estos temas en este foro. No obstante, la
trascendencia de los mismos, la tremenda inquietud nacional que la postura del
Ejecutivo en torno a ellos ha generado, y el hecho mismo de que el propio Jefe de
Estado ha hecho una invitación para abrir un debate nacional en torno a estos asuntos,
me convenció de la importancia de exponer unos comentarios al respecto, a fin de que
la comunidad académica y la opinión pública los puedan debatir.

6.1. La propuesta de impuesto a las herencias


El Ejecutivo envió, y luego retiró una propuesta normativa llamada “Ley Orgánica
para la re-distribución de la riqueza”. Para tal fin se argumenta en la exposición de
motivos de dicha propuesta, que “el 10% de las personas más pudientes acaparan entre
el 60 y 90% de la riqueza del mundo, y que la acumulación desmedida de capital,
fomentada por las grandes fortunas heredadas produce desigualdades que quebrantan
los cimientos de la justicia social sobre los que se construye toda sociedad
democrática moderna”.

42
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
Comencemos viendo la tabla de los países donde el impuesto a la herencia existe.

PAIS Máxima tasa a los descendientes directos


Japón 55%
Corea del Sur 50%
Francia 45%
Reino Unido 40%
Estados Unidos 40%
El Ecuador 35%
España 34%
Irlanda 33%
Bélgica 30%
Alemania 30%
Chile 25%
Venezuela 25%
Bermuda 20%
Grecia 20%
Holanda 20%
Filipibnas 20%
Sudáfrica 20%
Finlandia 19%
Angola 15%
Dinamarca 15%
Líbano 12%
Malawi 11%
Camerún 10%
Guinea Ecuatorial 10%
Islandia 10%
Puerto Rico 10%
Taiwan 10%
Turquía 10%
El Brasil 8%
Polonia 7%
Suiza 7%
Aruba 6%
Curacao 6%
Guatemala 6%
Saint Maarten 6%
43
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

Botswana 5%
Croacia 5%
Zimbabwe 5%
Italia 4%
Guinea 3%
Senegal 3%
Mozambique 2%
Jamaica 2%
Bulgaria 1%
Fuente: Family Business Coalition
Lo primero que tenemos que indicar es que solamente 43 de los más de 200 países del
mundo tienen hoy dicho impuesto, y que de esos 43 países, solo 18 lo tienen en más
del 15%.
Lo segundo, es que de los países en desarrollo, solo 21 países lo tienen, siendo el
promedio de dicho impuesto del 11.59%, esto siendo un promedio lineal, no
ponderado por el PIB de cada país. Dentro de ese grupo, el Ecuador ya es hoy a la
fecha el que más alto lo tiene.
Lo tercero que debemos mencionar, es que CUANDO SE TRATA DE NEGOCIOS
FAMILIARES NORMALMENTE ESE IMPUESTO NO APLICA, PUES SE
COBRA UN IMPUESTO A LA TRANSFERENCIA DE ACCIONES QUE
SIEMPRE ES NOTABLEMENTE INFERIOR.
Con todos estos elementos es menester hacer las siguientes preguntas:
1) ¿es en realidad el impuesto a la herencia una herramienta eficaz para combatir la
inequidad? Y
2) Si este impuesto es bueno para redistribuir la riqueza, ¿Por qué los países de la
lista que a continuación se detalla lo han eliminado en los últimos 15 años?

44
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

Países que han abolido el impuesto a la herencia


desde el año 2000

País Año de abolición


Macau 2001
Portugal 2004
Eslovaquia 2004
Suecia 2005
Rusia 2005
Hong Kong 2006
Hungría 2006
Singapur 2008
Austria 2008
Liechtenstein 2011
Brunei 2013
República Checa 2014
Noruega 2014
Fuente: Family Business Coalition.

Es menester notar que entre aquellos que lo han abandonado están dos países
nórdicos, Suecia y Noruega, considerados modelos de redistribución, equidad e
igualdad social, y países con ancestro socialista como Hungría o la misma Rusia, a
más de otros países pequeños y grandes, es decir de toda índole.
Pasemos ahora a ver qué han hecho los Estados Unidos con el valor que está exento
del impuesto a la herencia: El siguiente gráfico lo demuestra: lo ha subido casi 10
veces en los últimos 15 años. Hoy es más de 5 millones el monto sobre el cual
comienza a aplicarse el impuesto.

45
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

Se ha mencionado que este impuesto no tiene impacto en la economía, y que no afecta


a los pobres ni a la clase media. El modelo de crecimiento e impuestos del Tax
Foundation de los EEUU, uno de los más reconocidos a nivel mundial para simular los
efectos negativos y positivos de cambios en los impuestos respecto de otras variables
de la economía, nos arroja datos interesantes:

46
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

Efectos de la eliminación del impuesto a la herencia sobre la economía de


EEUU en billones de dólares de 2015

Cambio en el nivel del PIB 0.8%

Cambio en el PIB al nivel de la economía actual $137

Cambio en el nivel del PIB de los negocios privados 0.8%

Cambio en el inventario de equipos, maquinaria y activos


2.2%
productivos del sector productivo

Cambio en el salario 0.7%

Cambio en horas de trabajo privado 0.1%

Trabajos nuevos de tiempo completo 139

Disminución de ingresos Fiscales en análisis estático -$20

Ingreso Fiscal anual considerando todos los efectos sobre


$8
el crecimiento económico
Fuente: Tax Foundation: Taxes and Growth Model

Como vemos en el cuadro, se proyecta que la eliminación del impuesto a la herencia


en los EEUU impactaría en el crecimiento del PIB en un 0.8%, o 137 mil millones de
dólares a precios del 2015.
El PIB privado aumentaría en esa cifra, y los activos de las empresas crecerían en
2.2%; el salario real aumentaría en 0.7% y aumentarían las horas de trabajo en el
sector privado en 0.1%, generándose 139 mil puestos de trabajo. Considerando ya el
estado de madurez del cambio, es decir el nuevo equilibrio de la economía, el Estado
dejaría de percibir inicialmente 20 billones de dólares de ingresos, pero que se ven
más que compensados por el crecimiento de la inversión privada que se generaría, los
empleos y posteriormente los impuestos que generaría ese crecimiento que daría un
saldo positivo de 8 billones.
Estas cifras son contundentes y demuestran que hay un impacto negativo al mantener
este impuesto, que va en detrimento de la inversión, de la generación de empleo y del

47
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

crecimiento, y QUE SU EFECTO ES JUSTAMENTE EL CONTRARIO DEL QUE


EL GOBIERNO ECUATORIANO DESEA OBTENER.

5.2.- La propuesta de impuesto a la plusvalía


En este caso el Gobierno asevera que este impuesto es necesario porque ha existido
una fuerte especulación sobre los bienes raíces dado, según el Ejecutivo, la plusvalía
se generaría –casi que exclusivamente- por la obra pública que se lleva a cabo.
Es menester notar que si bien es cierto que en determinadas ocasiones la obra pública
genera y da valor a ciertas propiedades, no es menos cierto que en el largo plazo, la
mayor parte de una subida en el precio de un bien raíz en lo que tiene que ver con
inversiones que mejoran la calidad de ese bien, está determinado por lo que hace el
propio sector privado.
Para los casos en que no es el sector privado, los municipios han tenido y han aplicado
en muchas ocasiones correctamente la contribución por mejoras. Sobre el aumento de
valor dado por la inversión privada no es correcto cobrar ese impuesto.
Miremos a nuestro alrededor. Hubo una vía a los valles cercanos a Quito. Sí; se
revalorizaron las tierras, pero luego de eso la gran inversión privada fue haciendo de
esos alrededores de Quito lugares con gran calidad de vida. Igual se puede decir de
Samborondón, cantón vecino de la ciudad de Guayaquil y de otros lugares en el
Ecuador.
Pero si lo anterior es claro, más grave es analizar cuál es el mayor componente que
tiene la subida de precios de los bienes raíces en el mundo en el largo plazo: Es la
inflación misma, y precisamente por esa enfermedad, tan nociva para la sociedad, la
gente compra un bien raíz para tener una defensa. La inflación con muy raras
excepciones (que son más bien una elevación una sola vez en el nivel de precios dado
por ejemplo por un Fenómeno del Niño) es siempre causada por las políticas de los
gobiernos.
La gente compra un bien raíz para protegerse en su vejez, para dejar un legado justo a
su familia, para poder venderlo en el momento de una necesidad, y resulta que QUIEN
CON SUS POLÍTICAS Y ERRORES GENERÓ LA MAYORIA DE ESA
ELEVACIÓN DE PRECIOS ES QUIEN AHORA LE COBRA UN IMPUESTO A
LA GENTE.
Eso es como que un ingeniero le construya mal la casa, ésta se cae y él cobra el
honorario por construirla y luego un premio o bono adicional porque la casa se le cayó
al cliente. Es decir, un absurdo total.
No se puede cobrar impuestos sobre la inflación pues, sencillamente, no es justo.
En los Estados Unidos existe el “capital gain tax” (impuesto a la ganancia del capital),
algo similar a un impuesto a la plusvalía. Si uno compra una propiedad en un valor
48
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
determinado y luego la vende en un valor mayor, se paga un impuesto. Pero si uno con
eso compra otra casa, YA NO HAY IMPUESTO, se traslada para la segunda venta.
Así por ejemplo, si una persona compró hace 30 años en 100 una casa que hoy vale
400, la vende, compra otra de 400 y esta segunda casa la vende luego de un par de
años en 430 PAGA EL IMPUESTO SOLAMENTE POR LOS 30.
¿Por qué el duro Tío Sam, implacable en el cobro de impuestos ha permitido o ha
inventado esto? Porque sencillamente se dieron cuenta que era lo más injusto quitarle
a la gente su ahorro de toda la vida, su protección para la vejez, y que esto desmotiva
el ahorro, fomenta el consumo excesivo y distorsiona la economía.

49
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

7.- Conclusiones
Vivimos un momento en el cual la economía está mostrando un serio y acelerado
deterioro en su rendimiento. De ser la caída del petróleo una situación que no se
corregirá fácilmente en el corto plazo, la economía ecuatoriana se verá más afectada
todavía, con riesgo inclusive de una caída en los depósitos dada la naturaleza misma
del sistema de dolarización. Esto puede llevar a una recesión de dimensiones
insospechadas.
Habiendo existido períodos anteriores en los cuáles el petróleo ha estado, en términos
reales, en precios mucho menores que los actuales, como en 1995 en se soportó el
altísimo costo de una guerra con 18 dólares por barril, es imprescindible el
preguntarnos qué pasó en épocas anteriores, es imprescindible el preguntarnos por qué
la economía del Ecuador subsistió con precios menores del petróleo:
Encontraremos una simple respuesta: El gasto público jamás llegó a ser un porcentaje
tan alto del PIB. En muchos períodos anteriores el petróleo ha estado por debajo de
10 dólares en ciertos momentos y por debajo de 24 como promedio, y se ha pasado el
bache con menos sobresaltos que hoy a 45.
Este es, sin lugar a dudas, el elemento que ha generado el terreno fértil para que esta
caída de precios haya tenido un impacto tan fuerte en relación a otras épocas de la
economía ecuatoriana.
El haber enfrentado el problema como uno de balanza de pagos y no como un
problema fiscal, está poniendo en riesgo la estabilidad de la economía hacia el futuro.
Las salvaguardas están generando efectos nocivos y muy perjudiciales en los sectores
de exportación, que son los generadores de divisas que deben ser estimulados, y están
afectando la redistribución del ingreso en el país en maneras que no son las deseables.
No se está realmente estimulando la producción y el mensaje al sector productivo no
es el correcto.
Existen mecanismos creativos que podemos implantar para darle flexibilidad al tipo de
cambio, que se han propuesto en esta charla, y que no solo mantendrían sino que
fortalecerían la dolarización.
Es entonces el momento de entablar un gran diálogo nacional para hacer esto y lograr
que la dolarización se fortalezca y se la vuelva a enmarcar en los parámetros
originales que tuvo, para que su solvencia asegure credibilidad de supervivencia del
sistema ante todos los ecuatorianos.
La evidencia muestra que se puede salir de crisis peores, pero que eso jamás se hace
con aumentos excesivos de gasto y con amarras a la libertad de los mercados, sino que
más bien se logra con confianza, con seguridad jurídica y con institucionalidad fuerte.

50
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana
Espero que estas reflexiones contribuyan a que entendamos mejor el momento
económico que vive el Ecuador al momento, y que sean de utilidad para el debate
nacional en pos del país que queremos.
Muchas gracias.

51
El precio del petróleo en la economía ecuatoriana

Bibliografia
Cachanosky R. (2007): “Argentina: ¿Para qué sirven las instituciones? Publicado en
Artículo de Economíaparatodos.com.ar2 de Abril de 2007

Dobb E. (2013) “The New Oil Landscape: The fracking frenzy in North Dakota has
boosted the U.S. fuel supply—but at what cost? En revista National Geographic, abril
de 2013.
Hartrich E. (1980): “The fourth and richest Reich”. Macmillan Publishers; New York,
New York.
https://es.wikipedia.org/wiki/Lucius_D._Clay
MorganStanley Research (2015): Energy Marketing Guide
(www.petroleumworld.com/pdf/Morgan2015.pdf
Ortiz J: (2014) “Relatos para descifrar al mundo; 50 historias puestas al día”. Rayuela
Editores, Quito-Ecuador.
Presidencia de la República del Ecuador (2015). Oficio No. T 7212-SGJ-15-440, de 5
de junio de 2015.
PROECUADOR (2014) "Guía Comercial de la República del Ecuador", elaborado y
revisado por la Dirección de Inteligencia Comercial e Inversiones del Instituto de
Promoción de Exportaciones e Inversiones, PROECUADOR
Yergin D: (1992) “La Historia del Petróleo” Freepress, New York, NY
www.elcaptor.com
www.expansion.com
www.Inflationdata.com
www.familybusinesscoalition.org/
www.taxfoundation.com

52