Está en la página 1de 9

Hay que reconocer que los avatares de los últimos tiempos han

convulsionado bastante la vida de las sociedades que componen el


grupo económico gestado a partir de aquel proyecto de barrio de Juan,
Pedro y Santiago. En los hechos, casi toda su actividad profesional se
ha ceñido últimamente a la demanda de estos clientes...
Y, a decir verdad, entre el Departamento de Legales –sobrepasado
por las circunstancias, está de más decirlo– y los Señores Gerentes no
le han dado tregua. Había sido fructífero su receso, pero parecería
haber llegado la hora para tomarse unas largas y reposadas
vacaciones.
Lamentablemente, todavía falta. Poco, pero falta... Así que mejor
tomar las cosas con filosofía, apelando a la serenidad que siempre lo
ha caracterizado. Con la parva de papeles en mano, se dispone a
analizar los antecedentes del caso, que aparentan ser bastante
extraños...
De pronto, un movimiento abrupto e involuntario –cual película cómica,
pero sólo en el cine– hace trastabillar la carpeta con el "papelerío" en
análisis... Lisa y llanamente, está todo desparramado por el suelo.
¡Todavía no puede creerlo! No le quedará otra que ponerse a
ordenar...
Misión cumplida. Bah, Iniciada... Con paciencia, recorre uno y otro los
instrumentos que le fueron consignados. ¡No puede evitar agarrarse la
cabeza, ya sabe lo que le depara! Sin desmedro de la estrategia legal
que diseñará en función del caso concreto, las disposiciones vigentes
en materia cambiaria, sus acabados conocimientos, la experiencia
adquirida a lo largo de los años, resuelve leer en primera instancia el
memorándum remitido por uno de los gerentes y la carta adjunta a
éste.
Está claro que en nada incidirá respecto de las acciones legales o
medidas técnicas a adoptar, pero seguramente lo llamará en el curso
del día o mañana y deberá evacuar sus inquietudes. Todavía no
puede averiguar de quién se trata; la rúbrica de este gerente es
literalmente "ilegible". Quiere suponer, por el contenido que avizora,
que no se trata de ninguno de los integrantes del Departamento de
Legales... La identidad del firmante lo inquieta sobremanera; el léxico
familiar también lo lleva a asumir que es uno de sus amigos-gerentes.
El tenor de la carta, en parte correlativo al citado memorándum, dice
esencialmente: "...Esta vez creo que estamos muertos. Ni siquiera
podemos ampararnos en el ritmo acelerado y caótico de estos meses.
Hace dos o tres noches que no duermo. No podríamos haber obrado
con mayor negligencia. Realmente se nos pasó todo por alto, para qué
dar vueltas... Ya transcurrieron los seis meses, omitimos efectuar esa
protesta –de la que algún día se habló– por falta de pago, se
traspapelaron las órdenes de trabajo que motivaron su libramiento,
parece que se deudor habría mudado y nuestra base de datos estaría
desactualizada. ¡No quedó ni media pendiente! Sé que el Derecho
está compuesto de normas, no de fórmulas mágicas. Aunque no
queda otra alternativa que ésta. Como siempre, me encarezco a tu
sapiencia, tu don de gentes, tu paciencia y capacidad para emprender
misiones de las más complejas. Desde ya, gracias, y me mantendré
en contacto al margen de mi porvenir".
La preocupación por el estado emocional del suscrito lo abruma; pero
deberá dejarla de lado hasta tanto tenga una idea más clara del
panorama para delinear los pasos a seguir. Con mayor razón,
pretende indagar qué amigo-gerente envió junto con las copias de los
documentos aquellas palabras con "sabor" a despedida... Consciente
de que nada podrá solucionar sin develar su identidad, nuevamente
procura disociarse del agobiante contexto subjetivo para adentrarse en
la sustancia de la cuestión.
Prolijamente, separa cada uno de los documentos para barajar las
alternativas que estime viables o pertinentes. Ahora que ha podido
examinarlos minuciosamente, respira hondo e inclusive sonríe. Las
paradojas de la profesión... de la vida, más precisamente. Si bien el
desorden que invoca el desconocido o no reconocido gerente emerge
incontrovertible, la tragedia parece desvanecerse... ¡No era para tanto!
"¡Pobre tipo!", en voz alta piensa... En eso –¿habrá sido el destino?–
suena el teléfono e intuitivamente espera la llamada del gerente.
Efectivamente, era él. Pero usted no alcanzó a atenderlo y el mensaje
quedó grabado en el contestador. Cuando venga su secretaria lo
pondrá en funcionamiento y podrá contestar el llamado al preocupado
gerente.
Entretanto, aprovecha la tranquilidad de la siesta veraniega y con
minuciosidad estudia nuevamente la copia de todos los cheques
impagos que sigilosamente llegaron a su estudio jurídico. Está claro
que, llegado cierto punto, deberá contar con los títulos originales; por
el momento puede manejarse sin dificultad porque las copias son de
excelente calidad. En efecto, hasta que llegue su secretaria –quien lo
comunicará con el angustiado remitente–, procederá a efectuar lo
siguiente:

1. Dirigirá nota al Departamento de Legales, con copia a Juan, Pedro,


Santiago y el misterioso gerente, dando cuenta de las medidas que
deberán adoptarse para procurar el cobro de la acreencia o de la
suma de dinero literalmente inserta en los documentos. En virtud de
las inquietudes planteadas formal e informalmente –en misiva adjunta–
esclarecerá la situación en que la sociedad del grupo se encuentra.
Indicará la consecuencia y/o relevancia del aducido transcurso del
término de seis meses, de la carencia del "protesto" y de las órdenes
de trabajo correlativas a fin de apaciguar los ánimos de los
destinatarios. Sin embargo, resaltará que las pretensiones cambiarias
deberán iniciarse a la brevedad, brindando acabado fundamento y
señalando la vía más conveniente frente al supuesto de hecho.

Córdoba 30 de noviembre de 2015

Estimados Juan, Pedro, Santiago


Su / Despacho:

La que suscribe, Ma Alejandrina


Blanchet, Abogada, Matricula Profesional Nº 24781 inscripto en el
Colegio de Abogados circunscripción Córdoba, tengo el agrado de
dirigirme a ustedes con el objeto detallar las medidas a adoptar con
finalidad de obtener el cobro de los documentos adeudados.
En primer lugar debo informarle que no prescribieron las acciones a
través de las cuales se puede obtener el cobro de los títulos
adeudados, el art. 67 de la ley 24.425 expresa que “Las acciones
judiciales del portador contra el librador, endosante y avalista se
prescriben al año contados desde la expiración del plazo de
presentación”.
Por lo tanto no es determinante el transcurso del término de seis
meses para la ejecución de la acciones cambiaria ya que se encuentra
intactos los derechos incluidos en titulo.

Por otra parte respecto a la carencia


del "protesto", y luego del análisis art. 38 de la ley 24.425 debo
informarle que cuando la entidad bancaria no procede a abonar el
importe del cheque, hace constar en el mismo titulo la negativa del
pago, con expresa mención de los motivos en se funda, fecha y hora
de la prestación y el domicilio del librador que el banco tiene
registrado, esta constancia produce los efectos del protesto y deja
expedida la acción cambiaria.

Por ultimo y con relación a las órdenes de trabajo, es mi


deber señalarles que uno de los caracteres del cheque es la abstracción, lo que significa
la desvinculación del cheque respecto de la relación causal o fin.
Por lo tanto el incumplimiento de este requisito, no inhabilita iniciar acciones tendientes de
cobro, pero la acción cambiaria de regreso contra todos los obligados para obtener el
cobro del documento se deberá realizar en la brevedad posible ya que la prescripción ya
comenzó a correr.
Habiendo brindado un panorama de la nueva estrategia a seguir.

Saludo a ustedes Atte.

2. Elaborará el correspondiente instructivo para que, tanto en Legales como en Administración,


remitan, en original, todos los instrumentos necesarios para la promoción de las acciones legales
correspondientes y determinen con precisión técnica la suma que representan los conceptos que
serán objeto del reclamo judicial, los que en sustancia Ud. remarcará. Por lo expuesto en el acápite
anterior, indicará los motivos por los cuales no deberá contar, a los efectos de las acciones legales,
con cierta documentación a la que se hizo alusión y que presumiblemente se habría extraviado.

Córdoba 30 de noviembre de 2015


Estimados Juan, Pedro, Santiago
Su / Despacho:

Por el presente acto solicito que en la brevedad sea


remitió a mi estudio jurídico los siguientes instrumentos a fin de iniciar con celeridad la
acción ejecutiva prevista en el art 41 Ley 24452 los mismo son:

1- Cheques originales que han sido rechazados, los


mismos serán adjuntado a la demanda ejecutiva y de esta manera lograr el cobro al
deudor demandado.

2- El monto de los Intereses al tipo bancario corriente en


el lugar de pago, los mismos deberán ser calculados a partir del día de la presentación al
cobro.

3- El monto de los gastos originados por los avisos que se


han dado, así también cualquier otro gasto originado por el cobro del documento por
ejemplo honorarios y demás gastos.

Por otra parte no resulta necesario que a la documentación requerida se adjunte a la


presuntamente extraviada, puesto que el cheque es un titulo abstracto y las vinculaciones
causales resultan irrelevantes, la finalidad de la abstracción y su predominio sobre la
literalidad es la mayor celeridad y seguridad en los títulos de créditos.
Sin otro particular los saludos ATTE.

3. Asimismo, indicará por separado lo que hubiera ocurrido de configurarse las


circunstancias narradas en el memorándum y en la misiva –inactividad
transcurrido el plazo de seis meses, formalización del protesto por falta de pago,
extravío de las órdenes de trabajo– respecto de otros títulos de crédito como el
pagaré y la letra de cambio. Habrá de tener especial consideración en cuanto a los
efectos que podrían haberse derivado de algunas cláusulas de mención facultativa
con relación a estos últimos documentos.

Estimada amiga secretaria, solicito la confirmación del presente fax que deberá
ser entregado a los miembros del directorio, el contenido del mismo versa en la
comparación entre la letra de cambio y el pagare.

Títulos de créditos
Conceptos
Letra de cambio:es el título formal y completo Pagare: es un documento que contiene una
que contiene una promesa obligación pura y simple, de pagar a su vencimiento
incondicionada y abstracta de hacer pagar una una suma determinada de dinero a favor de un
suma de dinero a su vencimiento, beneficiario.
y que vincula solidariamente a todos los que
intervienen en su circulación.

La letra de cambio y el pagare son títulos abstractos, por lo tanto existe desvinculación del
documento respecto de la relación causal, es decir carece de importancia que exista o no causa en
orden a las relaciones cambiarias o que dichas causas sea o no mencionada en el texto caratular.

Prescripción
La letra de cambio y el pagare tiene un sistema unificado y que se rige por los siguientes plazos:
-Prescripción de la acción directa, el decr. Ley 5965/63 expresa que toda acción emergente de la
letra de cambio contra el aceptante prescribe a los tres años, contado desde la fecha de
vencimiento art. 96. decr. Ley 5965/63
- Prescripción de la acción regresiva el art 96 decr. Ley 5965/63, determina que la acción del
portador contra los obligados de regreso, se prescribe al año desde la fecha del protesto
formalizado en tiempo útil o desde el día de vencimiento del titulo cuando este contiene la clausula
“sin protesto”
- Prescripción de la acción de ulterior regreso, se prescribe a los seis meses contados desde el día
en que pago desde aquel en que se notifico la demanda art 96 decr. Ley 5965/63
Formalización del Protesto
También existe criterio unificado para la formalización del protesto
-Por falta de pago, el mismo debe formalizarse dentro de los 2 días hábiles posteriores al
vencimiento.
-Por falta de aceptación, el mismo debe realizarse en los plazos fijados para la presentación de la
letra, de acuerdo los art. 23 y 25
Clausulas de mención facultativa
En la letra de cambio y el pagare se puede introducir la siguientes clausulas.
- No a la orden: Impide la transmisión del título por vía de endoso, pudiendo sólo hacerse mediante
los trámites de la cesión de crédito y con los efectos de ella.
-No aceptable: Libera al portador de presentar la letra para la aceptación por parte del girado.
-Sin protesto: es la que libera del protesto de la letra por falta de pago a su vencimiento.

4. Pese a que su secretaria se encuentra demorada –y por ende todavía desconoce a su


destinatario– escribirá una carta de contestación a su "amigo-gerente" en la que aplicará todas sus
habilidades pedagógicas para explicar con claridad el tipo, naturaleza, funcionamiento,
formalidades, demás particularidades inherentes a los títulos de que se trata, mecanismos legales
disponibles ante el incumplimiento de las obligaciones cambiarias literalmente insertas, sus
diferencias esenciales con los otros títulos de crédito, como así también las causas por las que las
circunstancias narradas presentan mayor o menor incidencia respecto de los cheques comunes y
de pago diferido. Por supuesto, en las primeras líneas intentará sosegar a su destinatario y en lo
restante ajustará el tenor de sus dichos a la formación no jurídica anterior.

Córdoba 30 de noviembre de 2015

Estimados Gerente
Su / Despacho:
En mi primer lugar, es mi deber traer un poco de tranquilidad a su
agitada vida económica por lo tanto debo recordarle una vez mas que no prescribieron las
acciones a través de las cuales se puede obtener el cobro de los títulos adeudados, el art.
67 de la ley 24.425 expresa que “Las acciones judiciales del portador contra el librador,
endosante y avalista se prescriben al año contados desde la expiración del plazo de
presentación”.

Pasando a otros menester, procedo realizar un breve comentario de la


ley de cheque por los tanto debo definirlo.

Cheque: Es una orden de pago pura y simple contra un banco en el


cual librador tiene fondos depositados en una cuenta corriente bancaria, el cheque común
tiene por finalidad el facilitar el cobro del mismo por parte del tenedor.

Caracteres: El cheque tiene los siguientes caracteres:

-Literalidad: Pasiva y activa - Concepto, naturaleza, cantidad y calidad del derecho. La


literalidad de los títulos circulatorios implica que el texto escrito del documento expresa,
delimita y contiene el derecho que dimana de él. En otras palabras, el alcance y la
magnitud del derecho cambiario se encuentran expresados en el texto literal del
documento.
-Autonomía: El derecho cartular es un derecho originario que nace al momento de la
recepción del título, con independencia del derecho que detentaba quien antes era titular
del documento. La autonomía implica adquisición originaria, independientemente de las
relaciones personales entre el deudor y los poseedores anteriores.
-Abstractos: Conforme lo tenemos dicho, son aquellos títulos que se desvinculan de la
causa que les ha dado origen al momento de su circulación. Ello impide que al portador
del título le puedan ser opuestas las defensas que tienen su origen en la causa eficiente
de la emisión del documento. Legitimación es la aptitud o capacidad para exigir o para
cumplir la obligación mencionada en el título.

Tipos de Cheques: En cuanto al cheque como instituciones del


derecho positivo se encuentra legisla por la ley 24.452, dicha ley lo caracteriza y brinda la
noción sobre los distintos tipos de este instrumento ellos son:

-Cheque Común (art. 2): Es el título cambiario, que todos conocemos y que tiene una
función instrumental y sólo persigue diferenciarlo del cheque de pago diferido.
-Cheque Cruzado (art. 44): Efectuado por medio de barras paralelas colocadas en el
lado anverso del cheque, y en especial si contiene el nombre de una entidad autorizada
para prestar el servicio de cheque. Este tipo de cheque solo puede ser pagado por el
girante a uno de sus clientes. Si fuera especial, solo podrá ser pagado por el girado
mencionado entre barras. Los cheques con cruzamiento general o especial podrán ser
pagados directamente a los clientes, a cuyo efecto se entenderán como tales a los
titulares de cuentas corrientes –de cheques comunes o de pago diferido- y/o caja de
ahorro de la entidad girada.
-Cheque para Acreditar en cuenta (art. 46): De ésta manera el cheque no podrá
pagarse en dinero, debiendo depositarse en una cuenta liquidada por un asiento de libros.
-Cheque imputado (art. 47): el librador y el portador de un cheque pueden enunciar el
destino de pago insertando el añadido al dorso, bajo su firma, la indicación concreta y
precisa de la imputación. Produce efectos entre quién la inserta y el portador inmediato,
pero no origina responsabilidad para el girado por el incumplimiento de la imputación.
Solo el destinatario de la imputación podrá endosar el cheque, manteniendo su
negociabilidad. No podrá tacharse la imputación.
-Cheque certificado (art.48): el girado certifica un cheque a pedido del librador o de
cualquier portador, debitando en la cuenta sobre la cual se gira la suma necesaria para el
pago. El dinero debitado queda reservado para ser entregado a quien corresponda,
estableciendo la existencia de una disponibilidad. Se efectúa por un plazo máximo de
cinco días hábiles bancarios. A su vencimiento deviene en cheque común.
-Cheque con la cláusula "NO NEGOCIABLE" (art. 50): El librador, así como el portador
de un cheque, pueden insertar en el anverso la expresión "no negociable". Estas palabras
significan que quien recibe el cheque no tiene, ni puede transmitir más derechos sobre el
mismo que los que tenía quien lo entregó.
-Cheque de pago diferido (art. 52): es aquel tipo de cheque que tiene como
característica mas sobresaliente y a simple vista , la denominación “Cheque de pago
diferido” el cual se encuentra en el anverso del mismo.
El Cheque de pago diferido es librado a fecha determinada, posterior a la de su
libramiento, contra una entidad bancaria autorizada en la cual el librador a la fecha
mencionada debe tener los fondos suficientes depositados a su orden o en su cuenta
corriente o estar autorizado a girar en descubierto.

Los requisitos que el cheque debe contener son:

- La denominación “Cheque” inserto en su texto


- Numero de orden impreso en el cuerpo del cheque
- Indicación del lugar y de la fecha de creación.
- Nombre de la entidad financiera girada y el domicilio de pago.
- Orden pura y simple de pago es una suma determinado de dinero, expresado en
numero y letra.
- Firma del librador.

Mecanismos legales disponibles ante el incumplimiento de las


obligaciones cambiarias: El cobro de los títulos de créditos, puede realizarse en un
proceso ejecutivo como también en juicio ordinario, el proceso ejecutivo es una vía
rápida y expedida, en cambio juicio ordinario tiene amplitud e irreversibilidad, la elección
de la vía corresponde al accionante.

Diferencias con otras figuras: el cheque se diferencia de los


restantes títulos de crédito como la letra de cambio y el pagare en los siguientes aspectos.

Es un instrumento de pago y solo pueden ser girado contra un banco.


El cheque no requiere aceptación del banco contra el cual ha sido girado y este no es
parte de la relación cambiaria, solo esta obligado con el cliente librador mediante una
relación contractual extra cambiaria.
El cheque es siempre pagadero a la vista cualquiera sea su fecha y puede ser
presentado al cobro por su portador.
El cheque no puede contener cláusula de intereses.
El librador no puede exonerarse de la responsabilidad de pagar el cheque.
Habiendo acabado mi exposición, me despido de ustedes.

Atentamente