Está en la página 1de 2

LOS CONTENIDOS DE ENSEÑANZA DESDE LA PERSPECTIVA DEL DIRECTOR

La definición de los contenidos curriculares es una de las decisiones centrales que debe tomar
una escuela. [...] En las escuelas es común que la tarea de seleccionar y organizar los
contenidos sea encarada por un docente o por grupos de docentes de áreas, años o ciclos
afines. En general, el director concluye en supervisar los productos finales, expresados en las
planificaciones. Esta mirada del tratamiento de los contenidos plantea problemáticas
relacionadas con el proceso de planificación [...]

El proceso de planificación se relaciona con la selección, organización y secuenciación


didáctica de los contenidos pero el objetivo de la planificación es propiciar la continuidad de
los procesos de enseñanza y de aprendizaje. Esta continuidad involucra la distribución anual e
interanual de los contenidos y la circulación de los mismos. Es decir, excede los límites del
aula. ▪ Aprender a leer y escribir lleva mucho tiempo (desde antes de iniciar la Primaria
hasta mediados de segundo grado) Por otra parte, la formación de un lector y un escritor
no concluye (en la primaria se asegura que la enseñanza continúe sistemáticamente hasta el
egreso..., y continúa) Por esa razón, la mirada institucional es imprescindible.

Qué se leyó “el año pasado”; qué temas se enseñaron; hasta dónde se llegó y cómo se
retoman, amplían y profundizan los temas para asegurar el progreso en los conocimientos.
La resolución de esta problemática encuentra su eje en la construcción del currículum
institucional ya que es el ámbito donde se advierten las articulaciones y continuidades. Las
instituciones educativas –para cumplir con su función de enseñar- tienen la necesidad de
garantizar la continuidad de los procesos educativos a través de las distintas etapas de la
historia escolar de cada niño o niña, así como de retomar con cada uno de ellos la enseñanza
de los contenidos nodales –imprescindibles para seguir aprendiendo- para que avancen en su
proceso de aprendizaje.
Otro aspecto que es imprescindible definir a nivel institucional es el estilo didáctico de los
docentes, el registro de la memoria de los contenidos enseñados y la comunicación de los
recorridos escolares de los niños a sus familias y al maestro o maestra que estará a cargo de
ellos “el año que viene”.
Los marcos referenciales del currículum institucional
Páginas 10 a 12 de El rol del director en la gestión curricular

institucional, Dirección de Educación Primaria, Subsecretaría de


Educación, Provincia de Buenos Aires (febrero 2006
Abordar la gestión curricular institucional permite poner en común qué conocimientos se
valoran por sobre otros y cómo se abordarán los obstáculos en la vida cotidiana de la escuela.
Las decisiones curriculares implican, entre otros aspectos, un proceso de recontextualización
de los contenidos. Cuando en la escuela se lleva adelante un tema común en Lengua
(Prácticas del Lenguaje) como puede ser la lectura por capítulos de una novela -tomemos
como ejemplo la lectura de Robin Hood en 5° -, los alumnos y alumnas llegan a comprender
probablemente las aventuras del protagonista, la amistad con sus compañeros de la banda y
el enfrentamiento con los nobles del lugar. En relación con la comprensión, sin embargo, vale
la pena reflexionar sobre algunos aspectos, como los siguientes.
¿Realmente se comprende por qué Robin enfrenta a los nobles para defender a los pobres?
¿Cómo era la autoridad de los nobles en esa época? ¿Qué obligaciones tenían los
campesinos a quienes defendía el héroe? ¿Por qué los nobles vivían en castillos fortificados?
Si revisamos estas preguntas posiblemente encontraremos que si el maestro o la maestra
reponen alguna de estas informaciones o proponen la lectura de algún artículo
complementario muchos chicos y chicas llegarán a profundizar la comprensión de la novela y
podrán empezar también a acercarse a informaciones sobe el feudalismo aunque no se
desarrolle el tema específicamente.
Para que los alumnos comprendan los contenidos escolares es necesario construir
secuencias didácticas que les permitan formularse preguntas que, en la búsqueda de
respuestas, los ayuden a aproximarse a conocimientos de más amplio alcance.
El desarrollo de una breve secuencia complementa y enriquece la comprensión de la lectura
de la novela. Este es el proceso de recontextualización: en el aula se sostiene la lectura de
una novela por capítulos, se identifican los episodios, se describe a los personajes... Pero
además el docente recontextualiza el contenido mismo –formar a los chicos en la práctica de
la lectura de narraciones extensas- reponiendo informaciones de las que los alumnos/as de 5°
no disponen.
Estas situaciones no son resultado de “carencias personales” sino situaciones que el docente
tiene que contemplar como realidades que conforman los contextos de enseñanza y
aprendizaje. La consideración de la situación de conocimiento de los alumnos/as se tendrá en
cuenta para el desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizaje.
▪ ¿No es natural que los alumnos y alumnas tiendan a desalentarse si participan de
una lectura que no se les abre a múltiples interpretaciones? Si
no se instala el intercambio entre los lectores y si el docente no promueve la interrelación
entre –en nuestro ejemplo- los acontecimientos de la novela y el estado de situación de la
época, del que se habla en clase y se comenta a partir de alguna lectura complementaria:
¿qué espacio queda para las reflexiones y opiniones de los alumnos? ¿Qué experiencias de
participación vive y qué relación tienen estas experiencias con la construcción de su
ciudadanía?
Entonces, es necesario recuperar la idea de que los aprendizajes de los alumnos no solo
remiten a dimensiones conceptuales sino también a conocimientos generales y a espacios de
intercambio que favorezcan la construcción de identidad, la posibilidad de escuchar a los
demás y de hacerse a escuchar.
La construcción de conocimientos requiere pues de un ejercicio docente de
recontextualización y, a la vez, tiene una dimensión que supera los límites del aula. En esta
concepción cobra significado la necesidad de considerar el currículum institucional como
instrumento en permanente construcción respecto al diseño por ciclo de situaciones de
enseñanza en el marco de un enfoque compartido entre los docentes, secuenciación de los
contenidos teniendo en cuenta la anterioridad y la continuidad de la trayectoria escolar de los
alumnos.