Está en la página 1de 2

Características de la literatura medieval:

Autoría Anónima.- Por lo general las obras son anónimas, aunque las hay
en las que el autor escribe su nombre, la mayoría de las obras tienden al
anonimato; esto sucedía por dos motivos principales, dependiendo del tipo
de obra literaria de la que se tratara. En obras tales como teología o
filosofía, en ocasiones se trataba de hacer parecer que tal o cual obra
hubiera sido realizada por un autor de renombre y en otras simplemente
para escapar a la censura y represión eclesiástica, en los casos de que las
obras trataran temáticas prohibidas, o mal vistas moralmente, como lo
fueron algunas obras enfocadas a temas como la magia, la alquimia y la
astrología, o temas moralmente censurables como algunos romances.

Uso frecuente del verso. En esta época es usual encontrar en distintas


obras tanto religiosas como seculares el uso de versos; creándose los
distintos versos tanto de arte menor (monosílabos hasta los heptasílabos) y
de arte mayor (octosílabos asta eneadecasílabos), así como varias de las
estructuras poéticas que llegarán hasta la actualidad. Estas estructuras
poéticas se usaban especialmente en la poesía lírica, aunque también
existieron en la poesía épica.

Uso del latín.- Durante la temprana edad media y gran parte de la alta edad
media, el idioma que predomina en la literatura es el latín; sustituyendo al
griego que se acostumbraba (además del latín) durante la antigüedad en el
imperio romano. La mayor parte de las obras escritas entre los siglos V d.C.
al siglo X u XI d.C. se realizaron en latín ya sean estas obras religiosas o
seculares.

Divulgación de las lenguas nacionales.- A finales de la alta edad media y


durante la baja edad media, comienzan a ser escritos diversos textos en las
lenguas nacionales de cada región, tales como el francés, portugués,
castellano, inglés, provenzal, etc. Al mismo tiempo en que se van unificando
lingüísticamente las poblaciones de diversos países.

Carácter religioso de gran parte de las obras literarias.- En las obras de


esta época abundan las obras teológicas, tales como la suma teológica de
santo Tomás de Aquino, o las confesiones y la ciudad de dios de san
Agustín, además de numerosos comentarios a los libros bíblicos y diversos
escritos sobre las vidas y milagros de los santos, tendientes sobre todo a
servir como guía espiritual y moral.

Tendencia didáctica y moralizadora.- La iglesia influyó para que gran


parte de las obras literarias (vidas de los santos, pasajes del evangelio
etc.,), sirvieran de ejemplo moral exaltando valores tales como el sacrificio,
obediencia, mesura, fidelidad, caridad etc. De la misma manera se usó
secularmente para exaltar los valores caballerescos, así como la fidelidad (a
un rey, señor feudal o a la mujer).

Épica Caballeresca.- Otra de las vertientes más comunes en la literatura


medieval, eran las historias épicas, ya sean basadas en las leyendas
clásicas, o de los pueblos bárbaros, aunque con cambios y distorsiones
tendientes a trasladarlas a las creencias religiosas o a los tiempos en los
que se vivía. Es dentro de este género que toman auge las historias
caballerescas, tales como el cantar del mío Cid, la Canción de Rolando, la
leyenda del rey Arturo o Parsifal, siendo aumentadas esas historias y relatos
por las experiencias de aquellos que viajaron al medio oriente durante las
cruzadas.

Cuentos y fábulas.- Dentro de la épica, surgen infinidad de cuentos o


relatos cortos, que si bien en un principio eran orales y transmitidos ya sea
por juglares o por la gente en general, posteriormente fueron escritos.
También en este género se trata de mostrar enseñanzas morales, o
religiosas, mostrando en ocasiones las cosas de formas chuscas o satíricas,
ejemplo de ello son los cuentos de Canterbury.

URL del artículo: http://www.ejemplode.com/41-literatura/3487-


caracteristicas_de_la_literatura_medieval.html
Nota completa: Características de la Literatura Medieval

También podría gustarte