Está en la página 1de 1

EL MISTERIO DE LA CASA

Érase una vez en una casa abandonada que llamaba la atención de todos los
habitantes del vecindario, pues en las noches sobre todo cuando se acercaba
la hora pasadas las 12 de la madrugada, se podían detectar sonidos que
provenían de esta casa tan misteriosa.

Una noche cuando todo estaba en calma, de la nada se empezaron a escuchar


estos sonidos bastantes peculiares. Uno de los habitantes que pasaba por el
lugar, se armó de valor y decidió tocar a la puerta de la casa esperando recibir
algún tipo de respuesta, al no recibirla decidió hablar en voz más alta

-Hola, ¿hay alguien ahí? –preguntó con curiosidad

Cuando decidió entrar se dio cuenta de que la puerta se encontraba abierta, al


entrar en la casa, todo estaba oscuro y se veía a medias, la verdad aunque
curioso y hasta el momento valiente, no sabía qué hacer, si avanzar o no pues
el miedo lo invadió.

Al querer caminar le era imposible moverse y al querer hablar no podía articular


palabra, al darse cuenta de esto entró en un estado de nervios pues se dio
cuenta que de necesitar ayuda no podría pedirla.

Cuando estaba a punto de enloquecer, comenzó a calmarse a sí mismo, y de


a poco recuperó el movimiento, cuando se recobró e intentó escapar, se dio
cuenta de que estaba encerrado dentro de la casa misteriosa y no tenía
escapatoria todas las puertas y ventanas se encontraban cerradas.

Es ahí cuando decidió acercarse a la puerta y comenzar a dar golpes y a gritar


mientras pedía auxilio esperando que alguien pudiera ayudarlo o avisarle a la
policía, después de unos minutos lo escucharon, estos minutos pasaron muy
lentos.

Los vecinos tuvieron que romper la puerta para poder ayudar al curioso hombre
quien después de ese día no volvió a pisar más esa casa ni de cerca y el
misterio de los ruidos aún no se sabe de dónde provienen.