Está en la página 1de 11

Análisis socio - histórico de las

corrientes pedagógicas.

Unidad 2.
2.Actividad Integradora:
Indaguemos más sobre educación.

Alondra Lizeth Orozco García


3 /Septiembre/2019
Introducción.

Uno de los problemas más grandes que hemos encontrado a lo largo


de la educación es el problema del bullying, y este club deportivo no
es la excepción, hemos tenido casos de él, así que esta es la
problemática en la cual voy a centrar mi trabajo en esta institución.

Es muy importante abordar este tema ya que es de vital importancia


tomar medidas ya que el bullying ha llegado a terminar con la vida
de muchas personas, desde menores de edad hasta personas
adultas.

En este caso nos centramos en los menores de esta institución que


son con los que en este caso se da más el bullying.

He detectado que en algunas edades se da más este problema, creo


que se debe a la falta de madurez de ellos o a la falta de atención
que sus padres pudieran darles a lo largo de su día.

Alondra Lizeth Orozco García


3 /Septiembre/2019
Formación y actualización docentes.

Entra en este factor debido a que la formación docente se debe llevar


a cabo constantemente porque si se capacita bien a los docentes se
podrían evitar muchos casos de bullying.

En algunas ocasiones por la falta de interés del docente hacia los


alumnos se crean estos conflictos y cuando el alumno victima lo
comunica con sus profesores en algunos momentos se hace caso
omiso, por eso es muy importante que estén bien capacitados para
cualquier situación.

Algunos chicos llegan al medio escolar con déficits importantes en


cuanto al desarrollo de habilidades sociales, por lo que reflejan
inadaptación, dificultades emocionales, trastornos conductuales y
sociales, lo que genera que el grupo lo margine. Estás características
los sitúan como personas de alto riesgo.

Alondra Lizeth Orozco García


3 /Septiembre/2019
Antecedentes del problema.

El bullying impera en las sociedades contemporáneas y es tarea de


todos seguir haciendo eco para visibilizar la importancia de ser
empático con el otro.

El Ministerio de Educación ha detectado 5.557 posibles casos de


acoso escolar en un año, de los que la mayoría, siete de cada diez,
llevaban produciéndose durante meses o años, y más de mitad de
las víctimas lo sufría prácticamente a diario.

Desde siempre se ha visto el bullying en las diferentes instituciones


educativas, pero anteriormente no se le daba la importancia
necesaria, gracias a que hoy en día es un tema muy hablado por la
sociedad se han realizado campañas contra el bullying en las cuales
ayudan a las víctimas a no rendirse frente a sus agresores y tomar
caratas en el asunto, ya sea informándolo a alguien mayor en el caso
de ser menores o informándolo a las diferentes instituciones que te
pueden ayudar a resolverlo.

Alondra Lizeth Orozco García


3 /Septiembre/2019
El bullying es parte de un problema viejo: la violencia en la historia
de la humanidad. Fue destacado por las ciencias sociales a finales del
siglo veinte como una conducta inadmisible, recurrente y creciente
en las escuelas. Una vez reconocido, los ejemplos ahora se socializan
y visibilizan como si antes no existieran, lo que ha escandalizado al
universo, realzado su importancia. Se considera cada vez más como
un asunto en las escuelas que debe preocupar a las sociedades del
planeta.

Alondra Lizeth Orozco García


3 /Septiembre/2019
Estado del arte.

El bullying, al hablar de cierto tipo de violencia entre niños, esconde


persistentemente sus orígenes y los entornos que favorecen la
violencia de los padres en los hogares, las discordias en la comunidad
y las conductas escolares hostiles, agresivas o indiferentes de
profesores y autoridades.

Al no reconocer su origen y causas; al no hablar de la compleja


violencia humana en sus diferentes formas, las soluciones que se
encuentran son una suerte de placebos que lo convierten en un mal
crónico.

Las soluciones que se presentan como lógicas suelen ser:

 Eliminar la permisividad de los padres y adultos (la llamada


falta de límites)
 Vigilar los ambientes escolares.
 Advertir al victimario de las consecuencias de sus actos.
 Proteger a los niños que tienden a ser víctimas.

Lo demás no le toca a la escuela, “nosotros nos dedicamos a


enseñar”, suelen repetir profesores y autoridades. Es decir, las

Alondra Lizeth Orozco García


3 /Septiembre/2019
soluciones no eliminan los problemas de violencia, sino que aspiran
a controlarlo.

Donde sí podemos intervenir de manera directa es evitando que


ciertos niños agresivos se conviertan en golpeadores recurrentes y
que otros caigan en la posición de víctimas, aunque no del todo
resuelve el problema ni lo elimina puede ayudar a la solución de este
gran problema.

El 'bullying' no es un compendio de mala suerte, ni una casualidad,


ni algo circunstancial. El 'bullying' es un fenómeno que ocurre por
obra y desgracia de varios agentes, de manera repetida, durante un
periodo de tiempo.

El primer agente implicado es el profesor. El profesor es el


responsable de lo que ocurre en el colegio durante todo el tiempo
que los alumnos están dentro. Esta responsabilidad no es apta para
cualquiera. El maestro, el buen maestro, ama a sus pupilos, los cuida,
los guía, los educa y todo ello lo hace sin olvidar que son pequeños y
sensibles individuos insertados en un grupo en cualquier momento
de los que están en el colegio.

Alondra Lizeth Orozco García


3 /Septiembre/2019
Si observáramos con atención las dinámicas que se dan y las que no
se dan, se pueden detectar rápidamente casos de acoso.

Lo que más me preocupa del 'bullying' es que no se enteren los


profesores, que lo ignoren, lo toleren o lo banalicen quitándole
importancia… Cosas de niños… Siempre pasa.

Cuando un niño escucha a sus padres criticar a otra persona, está


aprendiendo que se puede agredir a personas con un estatus
diferente que el tuyo; por lo que buscará a niños con baja
autoestima, inseguros, diferentes, sensibles o con algún tipo de
problemática para repetir lo que tantas veces ha visto en casa.

Sin querer hemos hablado de otro de los agentes que permiten,


toleran o potencian el 'bullying': los padres del agresor, pero
también los padres en general. La ausencia, la falta de
comunicación, la falta de implicación, de compromiso y de valores
suele ser el caldo de cultivo de este fatídico cóctel.

Cierto es que no siempre es así. A veces, no sabemos el motivo,


pero hay niños que maltratan a pesar de tener un buen entorno. A
veces hay alteraciones y trastornos de la conducta.

Alondra Lizeth Orozco García


3 /Septiembre/2019
Los padres tenemos que asumir una responsabilidad veinticuatro
horas al día, siete días a la semana. Los niños, nuestros hijos, no
tienen la oportunidad de escogernos. Los hemos traído a este
mundo, así que tenemos la obligación de enseñarles a vivir en él.
Tenemos que enseñar a nuestros hijos a sentirse seguros, a quererse
y a no dar crédito a lo que cualquier persona pueda decir de ellos.
Enséñales que no hace falta que sean amigos de todo el mundo,
enséñales que es mejor estar aparentemente solo que
aparentemente acompañado, enséñales a que se acepten y que no
dejen de ser como son por presión de otros niños o por pertenecer
a un grupo, enséñales a tener criterio propio, a no tener miedo de
nadie, a denunciar las amenazas, a analizar a las personas y
relacionarse de igual a igual con otros niños. Enséñales que nadie es
más que nadie y que nadie es menos que nadie.

En conclusión, a esta investigación me atrevo a decir que uno de los


factores principales que se debe atacar es al profesor. Recibiendo las
debidas capacitaciones para poder estar alerta a cualquier situación,
identificación de la vocación del docente ya que como lo menciono
antes no cualquiera puede ser profesor ya que se necesita de un gran
corazón y mucha vocación.

Alondra Lizeth Orozco García


3 /Septiembre/2019
Después pasamos a detectar a las victimas ya que tienen diferentes
formas de alertarnos que están siendo molestados por sus
compañeros. Una vez detectada la victima si nos es difícil detectar al
agresor podemos comenzar a crear confianza con la victima para
lograr que nos indique quien es la persona que lo molesta, ya que
muchas veces están amenazados en caso de que los delaten.

Creo que es un tema muy interesante y muy importante solucionarlo


ya que aportaría mucho a cualquier escuela porque cuando se toman
medidas sobre el bullying se puede llegar a crear un ambiente pleno
y sano tanto con los compañeros como con los profesores.

Podremos crear un programa donde se pueda implementar los


cambios que se pueden empezar a crear con las personas tanto
víctimas como agresores.

También no estaría de mas comenzar a capacitar a los padres para


que desde casa comiencen a educar a sus hijos y les enseñen a
respetar a los demás.

Si todo ayudamos podremos terminan con este grave problema si lo


atacamos desde raíz, que en este caso para mi seria directamente
con los padres que son el primer contacto que tienen los niños al
comenzar su formación y su educación.
Alondra Lizeth Orozco García
3 /Septiembre/2019
Bibliografía.

Martínez Vázquez, Sergio Alejandro. | Revista Digital Universitaria.


Universidad Nacional Autónoma de México | 2014 | Violencia
escolar, responsabilidad compartida. Bullying: violencia en la
escuela. | Recuperado de:
http://www.revista.unam.mx/vol.15/num1/art02/

Navarro, Tomás | El Periódico. Edición Catalunya. Edición Global |


27/01/2016 | Bullying | Recuperado de:
https://www.elperiodico.com/es/opinion/20160127/tomas-
navarro-opinion-bullying-4850361

Alondra Lizeth Orozco García


3 /Septiembre/2019