Está en la página 1de 24

Junio cuatro (04) de dos mil diecinueve (2019)

Doctor(a):
JUEZ CIVIL DEL CIRCUITO
Palacio de Justicia
Barrancabermeja – Santander.

Ref.: Acción de Tutela. Derechos Vulnerados: Vida, Dignidad, Integridad Personal,


Principio de Unidad Familiar, Interés Superior del Niño, y Petición.

RUBIELA AMPARO GUTIERREZ ROA, identificada con cédula de ciudadanía número


63.554.881 de Bucaramanga, mayor de edad y vecina de esta ciudad, ciudadana en
ejercicio, presento ante su Honorable Despacho ACCIÓN DE TUTELA contra la
SECRETARÍA DE EDUCACIÓN DE BARRANCABERMEJA Y SECRETARIA DE
EDUCACIÓN DE SANTANDER, los derechos constitucionales fundamentales a la
VIDA, DIGNIDAD, INTEGRIDAD PERSONAL, PRINCIPIO DE UNIDAD
FAMILIAR, INTERÉS SUPERIOR DEL NIÑO, Y PETICIÓN. Lo anterior, se
fundamenta en los siguientes:

Hechos:

Primero: El día primero (01) de Agosto del año dos mil dieciocho (2018), me posesioné en
periodo de prueba, en el cargo de Docente Orientador en la Institución Educativa Las
Montoyas en el Municipio de Puerto Parra, según la Resolución 00-9556 con fecha del 20
de junio del mismo año, emanada de la Secretaría de Educación Departamental de
Santander.

Segundo: Particularmente, debo señalar que el lugar de trabajo referido precedentemente


es un lugar de difícil acceso y todo los días debo trasladarme en transporte férreo, ya que
este es el único medio de transporte en la zona, el cual sale de Barrancabermeja a las
05:00 de la mañana, sin saber una hora exacta de regreso, ya que frecuentemente se
presentan numerosos incidentes en el transporte, por reparaciones o averías en los motores
y en la vía, que retrasan ostensiblemente la llegada a mi domicilio (en un evento el retraso
fue hasta la 1:00 a.m.) esto ha afectado notoriamente mi unidad familiar, porque he
descuidado labores importantes que deben realizarse dentro de mi hogar, debido a la
extensión del horario fuera de casa, en donde esperan cada día mis dos hijos menores de

9
edad (Alejandro de 4 años de edad, y Hannah Alexandra Mateus Gutiérrez de 8 años de
edad).

Tercero: De igual forma, el traslado diario incrementa de manera considerable los gastos,
afectando de manera considerable la economía familiar, teniendo en cuenta que cada
tiquete de viaje tiene un valor de $10.000 en cada trayecto, esto sin contar con las visitas a
las sedes anexas, en las que este costo se triplica, ya que para acceder a la ubicación de
las demás sedes del colegio, además del transporte mencionado, se hace necesario el uso
de otros medios informales, generando un valor que traspasa la bonificación dada en
reconocimiento por difícil acceso.

Cuarto: Agrego a lo anterior, que las condiciones laborales precisadas, han afectado
ostensiblemente la salud emocional de mis hijos especialmente mi hija Hannah Alexandra
Mateus Gutiérrez, quien fue valorada el día quince (15) de febrero de 2019, por la
Psicóloga Eliana Angarita Julio (Magister en Neuropsicología y Educación) quien
conceptuó textualmente lo siguiente: “(...) IMPRESIÓN DIAGNOSTICA: paciente de 8
años con indicadores clínicos de déficit de atención con hiperactividad confirmado en
proceso de evaluación. // Los síntomas indicados por el consultante (Madre) bajo
rendimiento académico y ansiedad en los últimos meses no obedece al perfil cognitivo de
la paciente si no a indicadores asociados a la ausencia de la madre en la dinámica
familiar, traslado a zona rural por motivos laborales (...)”.

Quinto: Consecuencialmente, la tratante recomendó acompañamiento de Rehabilitación


cognitiva, Psicoterapia individual, Terapia Ocupacional y Actividades familiares
(fortalecimiento del vínculo con figura materna), actividades que no han podido
desarrollarse de manera efectiva debido a la poca disponibilidad de tiempo debido a la
extensión de mi horario para realizar el debido acompañamiento. Su condición ha
desmejorado afectando no solo su estado emocional, sino también de manera notoria su
rendimiento académico. Dicho proceso se sustenta también desde la institución educativa
donde estudia mi hija, (anexos). Además de esto, mi hija presenta un diagnóstico por la
especialidad de dermatología de Pitiriasis linquenoide crónica, el cual requiere controles
permanentes, situación que obliga a su residencia en la ciudad para acceder
oportunamente a los servicios médicos (anexos).

Sexto: Por otra parte, corresponde indicar que desde el momento que empecé a cumplir
las labores académicas en la Institución Educativa Las Montoyas en el Municipio de
Puerto Parra, he tenido síntomas de deterioro en mi estado de salud (Diagnostico de
Lumbago no especificado y Lordosis no especificada) 1, como consecuencia de las
deplorables condiciones de acceso a las instalaciones del establecimiento educativo,
1
Confrontar resumen de Historia Clínica del diecinueve (19) de diciembre de 2018, signada por el galeno
James Quintero Efrez. Historia Clínica del cuatro (4) de febrero de 2019, firmada por la Doctora Sandra
Milena Zapa Vásquez, donde indica Diagnostico de Lumbago no especificado y Lordosis no especificada.

9
adicionado al extenso recorrido diario que debe realizar hasta mi lugar de residencia en
Barrancabermeja, lo que implica un tiempo de dos (02) horas trayecto de ida y dos (02)
horas adicionales de regreso, en el mejor de los casos.

Séptimo: En el lugar donde desarrollo mis funciones laborales, desde mi perspectiva es


imposible residir, debido a la falta de infraestructura, inexistencia de lugares de hospedaje,
alcantarillado, acueducto, el agua para el consumo no es potable, además el servicio
presenta cortes diarios durante las horas de la noche. En el sector no existe un centro
asistencial, y en el evento de requerir atención médica inmediata resultaría imposible
garantizar mi derecho a la salud y el de mi familia en esa zona. No hay garantías de una
calidad de vida. Además de no contar con los insumos mínimos para el desarrollo de las
funciones (papelería, equipos de cómputo, impresora, material didáctico).

Octavo: En el mes de Abril de la presente anualidad, elevé derecho de Petición a la


Secretaria de Educación de Barrancabermeja y Secretaria de Educación Departamental,
solicité que hicieran uso del mecanismo de traslado extraordinario, para ocupar uno de
los cargos de la planta de personal que se encuentran en vacancia definitiva (en
provisionalidad) citadas en la Resolución Nª 1765 expedida el día diecisiete (17) de
Octubre de 2018 en el Municipio de Barrancabermeja, y que sea de la misma categoría y
para el cual se exijan requisitos mínimos similares para su desempeño, al que actualmente
ocupo en la Institución Educativa Colegio Las Montoyas en el Municipio de Puerto Parra.

Noveno: El día veintitrés (23) de abril de 2019, el doctor Edilberto José Márquez
Paternina, fungiendo como Profesional Especializado de la Secretaría de Educación de
Barrancabermeja, respondió negativamente la solicitud de traslado en los siguientes
términos: “(...) Así mismo, es de resaltar que el educador obtiene derechos de Carrera
Docente una vez ha superado las pruebas del concurso y el período de prueba, lo que
garantiza su estabilidad laboral. Por cuanto los derechos de carrera docente se obtienen
de acuerdo con este estatuto una vez el educador cuente con inscripción previa en el
escalafón docente, sea “designado en propiedad” y tome posesión de dicho cargo. // No
obstante lo anterior, estaremos atentos a disponer lo necesario y pertinente, en el evento de
requerimientos judiciales, a los que invariablemente hemos imprimido la celeridad
pertinente en cada una de estas difíciles circunstancias. // Por lo anteriormente expresado,
la Secretaria de Educación de Barrancabermeja infortunadamente y por estas
consideraciones, no encuentra viable su traslado a esta municipalidad (...)”.

Decimo: La Secretaría de Educación del Departamento de Santander, no brindó respuesta


a la solicitud de nombramiento en propiedad realizada desde el día veintitrés (23) de abril
de 2019, ni resolvió oportunamente la petición de traslado de docente orientador,
efectuada con fundamento en el principio de unidad familiar.

9
Pretensiones:

Primera: Tutelar los derechos constitucionales fundamentales, a la Vida, Dignidad,


Integridad Personal, Principio de Unidad Familiar, Interés Superior del Niño, y Petición.

Segunda: Ordenar a la GOBERNACIÓN DE SANTANDER –Secretaria de Educación-,


que dentro de las cuarenta y ocho (48) horas siguientes a la notificación de la presente
sentencia, realice el nombramiento en propiedad en el cargo que vengo desempeñando en
la Institución Educativa Colegio Las Montoyas en el Municipio de Puerto Parra.

Tercera: Ordenar a la SECRETARIA DE EDUCACIÓN DE BARRANCABERMEJA y


GOBERNACIÓN DE SANTANDER –Secretaria de Educación-, que en Coordinación
dentro de las cuarenta y ocho (48) horas siguientes a la notificación de la presente
sentencia, adelanten todas las labores necesarias para garantizar el traslado
extraordinario, para ocupar uno de los cargos de la planta de personal que se encuentran
en vacancia definitiva (en provisionalidad) citadas en la Resolución Nª 1765 expedida el
día diecisiete (17) de Octubre de 2018 en el Municipio de Barrancabermeja, y que sea de
la misma categoría y para el cual se exijan requisitos mínimos similares para su
desempeño, al que actualmente ocupo en la Institución Educativa Colegio Las Montoyas
en el Municipio de Puerto Parra.

Cuarto: Se amparen los derechos fundamentes que encuentre vulnerados en el presente


trámite, atendiendo la Facultades Ultra y Extra Petita, que ostenta el juez Constitucional.

Fundamentos y Razones de Derecho

Invoco como fundamentos de derecho el artículo 23 de la Constitución Política, el artículo


5 y siguientes del código Contencioso Administrativo.

La Carta Magna en su preceptiva 23 contempla que toda persona tiene derecho a


presentar peticiones respetuosas a las autoridades por motivos de interés general o
particular y a obtener pronta resolución. El legislador podrá reglamentar su ejercicio ante
organizaciones privadas para garantizar los derechos fundamentales. Corolario de lo
anterior, el Artículo 6º del Código Contencioso Administrativo preceptúa: Las peticiones se
resolverán o contestarán dentro de los quince (15) días siguientes a la fecha de su recibo.
Cuando no fuere posible resolver o contestar la petición en dicho plazo, se deberá
informar así al interesado, expresando los motivos de la demora y señalando a la vez la
fecha en que se resolverá o dará respuesta. Frente al Artículo 7º (Ibídem) se expresa: “La
falta de atención a las peticiones de que trata este capítulo, la inobservancia de los
principios consagrados en el artículo 3o. y la de los términos para resolver o contestar,

9
constituirán causal de mala conducta para el funcionario y darán lugar a las sanciones
correspondientes”.

El derecho de Petición elevado a derecho fundamental por nuestra Carta Política se


encuentra desarrollado en el Código Contencioso Administrativo y en su artículo 6º se fija
el término dentro del cual deben resolverse las peticiones, señalando en efecto: “Las
peticiones se resolverán o contestarán dentro de los quince (15) días siguientes a la fecha
de su recibo. Cuando no fuere posible resolver o contestar la petición en dicho plazo, se
deberá informar así al interesado, expresando los motivos de la demora y señalando a la
vez la fecha en que se resolverá o dará respuesta”.

Su marco interpretativo quedó íntegramente desarrollado en la ponencia del magistrado


Dr. Jaime Sanín Greiffestein en sentencia T-481 de 1992, donde se expresó: “Lo que si
determina la eficacia de este derecho y le da su razón de ser, es la posibilidad que tiene
cualquier persona de obtener una respuesta real y concreta a su inquietud presentada. Por
consiguiente, la respuesta que la Administración otorgue deberá ser de fondo, clara
precisa y oportuna, haciendo que dicha contestación se convierta en un elemento esencial
del derecho de petición, sin el cual este derecho no se realiza” (Énfasis fuera del texto
original).

El derecho fundamental y prevalente de los niños y niñas a tener una familia y a no ser
separados de ella (Línea consolidada en traslados de docentes).

Precisamente en la Sentencia T-815 de 20032, se efectuó un estudio sobre el caso de una


docente que requería el traslado para estar cerca de su hijo quien padecía una enfermedad
neurológica y sufría de dificultades de aprendizaje que requerían sesiones de terapia
ocupacional, psicología y fisioterapia tres (3) veces por semana. En esa oportunidad, la
Corte concedió el amparo, para lo cual señaló:

“Cuando los docentes, sus hijos, o algún otro miembro de la familia padecen
quebrantos de salud, ya sea a nivel físico o mental, que evidencien la necesidad
de un cambio de sede o de jornada como en este caso, no sólo para la lograr la
recuperación del docente, sino también para alcanzar la mejoría física y
emocional que demanden quienes depende del docente, es deber de la
administración, y llegado el caso del juez constitucional, dar un trato
diferencial positivo, garantizando con ello los derechos al trabajo en
condiciones dignas y justas, y a la salud en conexidad con la vida. Esta
jurisprudencia ha ido acompasada de ciertos condicionamientos operativos y
presupuestales de la administración pública, como la ausencia de vacantes o la
carencia de recursos. En estos casos, a menos que se demuestre
fehacientemente la impostergabilidad del traslado o la reubicación, la medida
consistirá en una orden de atención prioritaria a la persona, una vez exista la
vacante o se apropien recursos para el efecto.

2
MP. Rodrigo Escobar Gil.

9
En esta misma línea, se encuentra la sentencia T-922 de 2008 3 en la cual se concedió la
tutela a una docente cuyo hijo padecía graves problemas neurológicos y coronarios, que
exigían el constante desplazamiento de la accionante y su hijo a la ciudad de Medellín y a
otros lugares, necesidades que se habían visto gravemente afectadas con el traslado de la
docente al Municipio de Atrato, por lo cual la Corte amparó el derecho invocado y ordenó
su traslado al municipio de Quibdó. En citada sentencia se dijo:

“Es claro que si, como lo advirtió la pediatra tratante, el niño requiere
cuidados especiales y asistencia a terapias física y del lenguaje con refuerzos
en casa”, el apoyo y “cuidado de su madre quien conoce todo el proceso
adecuadamente”, se genera una clara dependencia del menor frente a la
accionante, en tanto que de su cercanía depende su recuperación o el
mejoramiento de sus condiciones de vida. Así las cosas, la Sala concluye que es
válida la intervención del juez de tutela en el caso concreto porque las
condiciones de salud del hijo de la accionante determinaron la
inconstitucionalidad del traslado. En tal virtud, procede la tutela de la
referencia para dejar sin efectos el traslado de la docente porque éste pone en
peligro la vida, la integridad y la salud de su hijo y, en consecuencia, se ordene
a la Secretaría de Educación del Municipio de Quibdó, por ser esta la entidad
a quien fue entregada la plaza docente que desempeñaba la accionante, que
disponga su reubicación en dicho municipio, tal y como lo ha ordenado esta
Corporación en anteriores oportunidades.”

En la sentencia T-664 de 20114, la Corte concedió una tutela presentada por una docente
vinculada a la planta de la Gobernación del Tolima y asignada al municipio de Guamo. La
peticionaria ponía de presente que desde un tiempo atrás había solicitado traslado a la
capital del Departamento por motivo de las graves enfermedades que padecían tanto su
hija de 8 años como su progenitora de 69, que vivían en la ciudad de Ibagué lugar donde
estaban recibiendo los tratamientos especializados requeridos. Sobre el tema, señaló: “La
administración pública no puede ser ajena a la angustia que produce la imposibilidad de
acompañar y apoyar a un ser querido en el trance de una enfermedad, ya que no le permite
disfrutar de una adecuada calidad de vida, situación que además dificulta el desarrollo del
papel como individuo que cada mujer y hombre tiene dentro de la sociedad, ya sea como
docente, administrador o servidor.”

La Corte Constitucional5 también ha manifestado que en el sector público deben


protegerse y garantizarse otros derechos constitucionales que, en razón a la clase de
servicio que corresponde cumplir, pueden verse amenazados por la decisión de traslado.
Ejemplo de ello se presenta con la protección de la unidad familiar6, como manifestación
del derecho a tener una familia y no ser separado de ella.

3
MP. Marco Gerardo Monroy Cabra.
4
MP. Jorge Iván Palacio Palacio.
5
Sentencia T-653 de 2011 MP. Jorge Ignacio Pretelt Chaljub.
6
MP. Manuel José Cepeda Espinosa.

9
En cuanto al derecho a la unidad familiar, la Corte Constitucional en sentencia T-207 de
2004 sostuvo lo siguiente:

“A partir de la interpretación de las disposiciones normativas contenidas en el


artículo 42 de la Constitución, es posible establecer la existencia de un derecho
constitucional a mantener la unidad familiar o a mantener los vínculos de
solidaridad familiar. De la caracterización constitucional de la familia, como
núcleo fundamental de la sociedad, en la cual es necesario preservar la
armonía y la unidad, mediante el rechazo jurídico de las conductas que puedan
conducir a su desestabilización o disgregación, y además, consultando el deber
constitucional de los padres, consistente en sostener y educar a los hijos
mientras sean menores o impedidos, resulta perfectamente posible derivar
normas de mandato, de prohibición y de autorización. Siguiendo un
razonamiento similar es posible configurar el derecho a mantener la unidad
familiar. Este derecho es el corolario de la eficacia de la disposición que define
la familia como el núcleo fundamental de la sociedad, en la medida en que
constituye el dispositivo normativo que permite realizar la pretensión
constitucional de protección a la familia (como núcleo fundamental de la
sociedad), al autorizar la intervención de los jueces y en especial del juez
constitucional, en situaciones concretas que tengan el poder de afectar la
unidad y/o la armonía familia.”

Igualmente, en la sentencia T-165 del 26 de febrero de 2004 7, la Corte concedió la tutela


como mecanismo transitorio para la protección del derecho a la unidad familiar. En
aquella oportunidad, un juez en Cúcuta, presentó tutela en su propio nombre y en
representación de su hijo, de seis años de edad, porque se consideraban afectados por la
orden de traslado dada por la Fiscalía General de la Nación, respecto de su esposa y
madre, quien venía laborando en una de las Fiscalías en Cúcuta y de repente se ordenó su
traslado a las Fiscalías en Pasto y al Charco (Nariño). Allí, se consideró que dicho
desplazamiento constituía un elemento inminente que traía como inevitable consecuencia
el rompimiento de la unidad familiar, especialmente frente al derecho del hijo de la
accionante a tener una familia y no ser separado de ella. Además, el esposo padecía
“diabetes mellitus” y requería de los cuidados constantes de su pareja. En tal sentido, la
Corte sostuvo que:

“En efecto, el rompimiento de la unidad familiar es inminente porque madre e hijo


van a quedar separados, con dificultad para el reencuentro y sin razones legales para
ello. El peligro es grave porque el menor sufre de problemas de adaptación y está en
una edad que requiere la presencia de la madre. Es necesario adoptar medidas
urgentes porque no solamente inicialmente se la trasladó hacia Pasto sino que luego
se ordenó enviarla aún más lejos y por consiguiente se deben tomar medidas
inmediatas para que, dadas las circunstancias obrantes en el presente caso, no se
rompa la unidad familiar (…)”.

Siguiendo la misma línea, la Corte en sentencia T-247 de 2012 8, amparó los derechos
fundamentales de una docente al servicio de la Secretaría de Educación del Departamento
del Chocó, que solicitaba el traslado a un sitio cercano a su residencia, en amparo de sus
7
M.P. Marco Gerardo Monroy Cabra.
8
MP. Jorge Ignacio Pretelt Chaljub.

9
derechos fundamentales al trabajo en condiciones dignas, al libre desarrollo de la
personalidad de sus hijos adolescentes y a la unidad familiar por ser madre cabeza de
familia. En ella dijo:

“La Corte ha señalado que los niños, las niñas y los adolescentes necesitan
para su crecimiento armónico del afecto de sus familiares y que el carecer de
los lazos afectivos necesarios para su tranquilidad y su desarrollo integral
vulnera sus derechos fundamentales. Por ello, ha sostenido que solo razones
muy poderosas, como ya se indicó, ya sea por una norma jurídica, por decisión
judicial o por orden de un defensor o comisario de familia, se pueden afectar la
unidad familiar. En consecuencia, la procedencia de la tutela en caso de
generarse una separación familiar con ocasión de un traslado laboral, está
supeditada, como ya se indicó inicialmente, a que aparezcan probadas
afectaciones graves a los derechos fundamentales de los empleados, de los
niños, las niñas y los adolescentes o de las personas que dependen de ellos;
por ello es conveniente, que cada caso en particular sea analizado con
prudencia, razonabilidad y debidamente motivado de manera que no sean
afectados sus derechos fundamentales.”

Anexos

1. Valoración Psicológica de Hannah Alexandra Mateus Gutiérrez, realizada el día quince


(15) de febrero de 2019, por la Psicóloga Eliana Angarita Julio (Magister en
Neuropsicología y Educación).

2. Citaciones de acudiente de Hannah Alexandra Mateus Gutiérrez, desde el servicio de


psicología y docentes del Colegio Santa Teresita de Barrancabermeja, para tratar aspectos
relacionados con rendimiento académico, comportamiento y estrategias para inclusión.

3. Resultado de Examen Histopatológico: Biopsia de lesión en piel de cara, practicada a


Hannah Alexandra Mateus Gutiérrez el 18 de febrero de 2019 y comprobante de
seguimiento por especialidad de dermatología.

4. Historia Clínica de atención de Rubiela Amparo Gutiérrez Roa (Historia Clínica del
diecinueve (19) de diciembre de 2018, signada por el galeno James Quintero Efrez).

5. Historia Clínica del cuatro (4) de febrero de 2019, firmada por la Doctora Sandra
Milena Zapa Vásquez, donde indica Diagnostico de Lumbago no especificado y Lordosis
no especificada.

6. Segmento de la página cuatro (4) del documento denominado Resolución Nª 1765


expedida el día diecisiete (17) de Octubre de 2018, por la Secretaría de Educación

9
Municipal de Barrancabermeja, en la cual se consolidan el número de veintidós (22)
plazas en vacancia definitiva para el cargo de Docente Orientador en las diferentes
instituciones educativas para el traslado a la planta de Docentes del Municipio de
Barrancabermeja.

7. Copia de la constancia de radicación de los derechos de Petición elevados en el mes


Abril de la presente anualidad, ante la Secretaria de Educación de Barrancabermeja y
Secretaria de Educación Departamental, solicité que hicieran uso del mecanismo de
traslado extraordinario, para ocupar uno de los cargos de la planta de personal que se
encuentran en vacancia definitiva.

8. Respuesta suministrada el día veintitrés (23) de abril de 2019, por el doctor Edilberto
José Márquez Paternina, en su condición de Profesional Especializado de la Secretaría de
Educación de Barrancabermeja.

Notificaciones

Recibiré notificaciones: Calle 46A, número 20-84. Apartamento 301 del barrio Inscredial
(Barrancabermeja); Teléfono: 6014503 – 3186238387 - 3188979779. Correo Electrónico:
rubielagutierrezroa@hotmail.com

Secretaria de Educación Municipal de Barrancabermeja, recibe notificaciones en la


Carrera 12d, número 56-77 del barrio Pueblo Nuevo de Barrancabermeja.

Secretaria de Educación Departamental, recibe notificaciones en el Palacio Amarillo:


Calle 37 No. 10-30 Bucaramanga, Santander.

Atentamente,

_______________________________________
RUBIELA AMPARO GUTIERREZ ROA
C.C. 63.554.881 de Bucaramanga.

9
9
9
9
9
9
9
9
9
9
9
9
g

9
9
9
9