Está en la página 1de 2

1. Vancouver (Canadá).

Sus responsables institucionales han puesto


en marcha un Plan de Acción para ser en 2020 “La ciudad más verde”.
Para ello trabajan con los ciudadanos a fin de aprobar cambios radicales
en la gestión de los residuos, los ecosistemas o las emisiones de dióxido de
carbono (CO2), implicadas en el cambio climático. Entre las propuestas
destacan que para dicho año los nuevos edificios sean neutros de carbono
(con un balance cero de emisiones de CO2) o transformar por completo su
sistema de transporte con la bicicleta como protagonista, con autopistas
para bicis. La ciudad apoya además proyectos de innovación en
tecnologías limpias.

2. Copenhague (Dinamarca). Actual Capital Verde Europea, destaca


desde hace décadas por su esfuerzo en ofrecer a sus habitantes un entorno
limpio. El transporte en dos ruedas es la base de su movilidad urbana. En
2015 se espera que el 50% de sus vecinos utilice la bicicleta, y un tercio, la
moto, para desplazarse al trabajo o la escuela. En 2009 fue además sede
de la Conferencia de Cambio Climático de Naciones Unidas.

3. Portland, Oregón (EE.UU.). Desde hace años se encuentra entre


las ciudades más limpias de Estados Unidos. Sus responsables quieren
además potenciar el aspecto ambiental. Para ello apoyan la producción
alimentaria de origen local, el reciclaje o los edificios con certificación
sostenible LEED. La urbe usa un 33% de energía de origen renovable
frente al 13% de la media nacional, fue una de las primeras de EE.UU. en
prohibir las bolsas de plástico y cuenta con unos 250 kilómetros de
carriles bicis, caminos y senderos.

4. Reikiavik (Islandia). Gracias a sus recursos naturales en energía


geotérmica, solo un 0,1% de la electricidad que necesita se genera con
combustibles fósiles. Sus autobuses se consideran uno de los sistemas de
transporte público más verdes del mundo, ya que funcionan con energía
de hidrógeno con cero emisiones.

5. Ciudad del Cabo (Sudáfrica). Su ambicioso programa de eficiencia


energética, de mejora del tráfico o de alumbrado público le han
convertido en un punto de referencia de la sostenibilidad ambiental
urbana.

6. San Francisco, California (EE.UU.). Esta ciudad lleva años


demostrando sus avanzadas políticas ambientales, con medidas como la
prohibición del uso de bolsas de plástico comerciales, la reducción de
residuos o de emisiones y el reciclaje.

7. Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos). Destacan sus esfuerzos


por promover la reducción de residuos, la conservación del agua y la
eficiencia energética. Entre sus proyectos ambientales sobresale el
desarrollo de Masdar, la Ciudad Verde, que aspira a ser el núcleo de las
empresas de tecnologías limpias del país.

8. Malmö (Suecia). Esta urbe, la tercera más grande del país, es un


ejemplo de sostenibilidad urbana por su apoyo a las energías renovables y
sus amplios espacios verdes. Posee el tercer mayor parque de energía
eólica del mundo, y se plantea ser en 2020 neutra de carbono.

9. Adelaida (Australia). La movilidad sostenible es una de sus


prioridades. Destaca el sistema gratuito de bicicletas públicas o el de
autobuses, que cuenta con el primero del mundo en impulsarse con
energía solar. Esta energía renovable nutre también a la mayoría de los
edificios públicos más emblemáticos.

10. Curitiba (Brasil). Es la ciudad más verde de América Latina.


Cuenta con 14 bosques, más de un millar de los espacios verdes públicos y
16 parques. Recicla el 70% de los desechos y ha plantado alrededor de 1,5
millones de árboles nuevos a lo largo de caminos y carreteras.

11. Dallas, Texas (EE.UU.). Es una de las primeras urbes


estadounidenses en obligar el uso de normas de construcción verde, como
el certificado LEED. La reducción y reutilización de los recursos, la
conservación del agua y la eficiencia energética se encuentran entre sus
principales líneas de acción.

12. Estocolmo (Suecia). Es otra ciudad escandinava que rivaliza con


sus vecinas en cuanto a los criterios ambientales desarrollados para sus
habitantes.

13. Oslo (Noruega). Su compromiso por el medio ambiente es bien


conocido desde hace años. El uso generalizado del transporte público y la
bicicleta, las bajas emisiones contaminantes o las elevadas tasas de
reciclaje son algunos de sus logros más destacables.

14. Friburgo (Alemania). En la década de 1980 se convirtió en una


ciudad libre de coches, un compromiso que mantiene en la actualidad.

15. Zermatt (Suiza). A pesar del aumento del turismo, en las calles de
esta pintoresca urbe solo se ven peatones, bicicletas, carros y un par de
coches eléctricos de emergencia.