Está en la página 1de 6

EVALUACIÓN DEL DISCURSO NARRATIVO

AUTORA: MARÍA MERCEDES PAVEZ

La tarea consiste en:

• El examinador lee al niño tres cuentos infantiles ficticios sin apoyo visual.
• Después de leer cada cuento le solicita al niño que lo relate.
• La narración del niño se graba.
• Se transcribe literalmente.

Ya habrá notado que la tarea sugerida para el recontado implica la utilización de cuentos infantiles
ficticios. Sin embargo, es necesario destacar que no es recomendable usar cuentos infantiles muy
conocidos por los niños como son: La Caperucita Roja, La Cenicienta, Blanca Nieves y los siete
enanitos, etc. Esto porque existen experiencias (Barriga, 2002) en que se ha observado que los niños
cuentan casi de memoria y no revelan su real desempeño narrativo. Por ello, los cuentos usados en
este módulo fueron elaborados especialmente, lo que asegura que los niños no los conocen.

Los cuentos son: La Ardillita Glotona, El Sapito Saltarín y El Lobo Friolento. Ud. ya conoce los cuentos
La Ardillita Glotona y El Sapito Saltarín, ahora lo invitamos a conocer El Lobo Friolento. Para acceder a
este último y también a los otros dos puede ir al Archivador de Ejercicios.

Conozcamos las características más relevantes de estos cuentos:

• Evidencian claramente la superestructura: presentación, episodio y final.


• Se diferencian por la complejidad narrativa (cantidad de episodios): La ardillita glotona
(1episodio), El sapito saltarín (2 episodios) y El lobo friolento (2 episodios y una presentación
que incluye mayor información).
• Presentan un léxico adecuado para la edad de los niños (la mayoría de las palabras son
concretas).
• Relatan eventos ocurridos a personajes que son animales con características humanas. En
todos se exponen dificultades que los personajes resuelven al final del cuento.

• Se transcribe ortográficamente. Con la transcripción ortográfica se intenta registrar la


narración del niño tal cual la contó. Por ello, es importante transcribir las palabras como el
niño las dice. Por ejemplo, si dice “bobo” se escribe “bobo” y no “lobo”.

Es probable que le haya sucedido que su niño no contó nada, solo una oración o relató una secuencia
de acciones. Es decir son niños que no son capaces de estructurar sus narraciones.
¿QUÉ HACEMOS EN ESTOS CASOS?

El recontado es una actividad que requiere del niño atención,


memoria y comprensión. Por lo tanto, si alguno de estos aspectos
está deficitario el niño no podrá realizar la tarea.

Debido a lo anterior, es necesario determinar la capacidad de


atención y de memoria del niño. Si estas dos capacidades están
descendidas se sugiere que el recontado tenga un soporte de tipo
visual. Por ejemplo, que el niño se apoye en láminas cuando está
narrando el cuento.

Para evaluar la comprensión del niño sugerimos una prueba que hemos
elaborado con la finalidad de determinar qué comprende el niño de los
cuentos que escuchó.

PRUEBA DE COMPRENSIÓN

La prueba de comprensión se compone de tres cuestionarios correspondientes a cada cuento. Así, hay
uno para La ardillita glotona, otro para El sapito saltarín y un último para El lobo friolento.
Cada cuestionario está constituido por una serie de preguntas que aluden a las tres categorías de la
superestructura narrativa (presentación, episodio y final). Por ello, se pregunta por el personaje y el
problema de la presentación; las acciones, el obstáculo y el resultado del episodio y el final. Todas
estas interrogantes implican respuestas literales, es decir, el niño responde a partir de la información
que está explicita en el texto.

Además, la prueba incluye preguntas de tipo inferencial que exigen elaborar respuestas que requieren
relacionar la información presente en el cuento y los conocimientos previos que el niño posee sobre
el tema. En relación con estos conocimientos es importante destacar que son comunes a las personas
que pertenecen a una misma cultura. Así por ejemplo, una de las preguntas inferenciales es: (La
ardillita glotona) Les robaba la comida.¿Qué sentían los animalitos entonces? La respuesta puede ser
rabia porque en nuestra cultura es uno de los sentimientos que podemos experimentar cuando nos
roban.

El cuestionario del cuento La ardillita glotona está compuesto por 9 preguntas (6 literales y 3
inferenciales). A su vez, los cuestionarios de El sapito saltarín y El lobo friolento están constituidos por
10 interrogantes respectivamente (7 literales y 3 inferenciales). En total la prueba tiene 29 preguntas
(20 literales y 9 inferenciales).

La aplicación debe realizarse después de que el niño haya relatado el cuento. De este modo, el orden
sería el siguiente:

• Primero se le narra el cuento.


• Se le pide al niño que relate el cuento.
• El niño narra el cuento.
• Se aplica la prueba de comprensión.

Lea las respuestas del niño y establezca qué categorías comprende y cuáles no. Posteriormente,
conteste las preguntas que se presentan. Con el fin de que pueda contestar las interrogantes, se
incluye la narración de Andrés.

PRESENTACIÓN ----> PERSONAJE +PROBLEMA


EPISODIO ----> ACCIÓN+OBSTÁCULO+RESULTADO
FINAL ----> SE RESUELVE EL PROBLEMA

De acuerdo a lo anterior una narración tiene las categorías COMPLETAS cuando están
presentes todos los elementos mencionados en el esquema. Sin embargo, existen
narraciones que presentan solo algunos de los elementos que se exigen y, por lo tanto,
las categorías están INCOMPLETAS. El criterio para establecer la presencia de las
categorías completas e incompletas se basa en el desarrollo narrativo. Es decir, se
consideran aquellos elementos que deben estar necesariamente presentes a los 6 años
1. PRESENTACIÓN

• PRESENTACIÓN COMPLETA: PERSONAJE + PROBLEMA


“Había un sapito muy saltarían / salataba de noche (personaje) él no dejaba dolmih loh
demá animalitoh (problema)”
• PRESENTACIÓN INCOMPLETA: PERSONAJE.
“Había una veh un lobo muy folento” (“muy friolento” corresponde a una característica
del personaje y no a la presentación del problema que origina el cuento)
• PRESENTACIÓN INCOMPLETA: PROBLEMA.
“El lobo tenía fío y le quit? la ehtufa; (se presenta sólo el problema y al hacerlo hay que
mencionar al personaje)

2. EPISODIO

• EPISODIO COMPLETO: ACCIÓN+OBSTÁCULO+RESULTADO


“La invitaban a jugar (acción) y no podía salih po la pueta y por la ventana (obstáculo) y
depué se puso tan trihte (resultado)”
• EPISODIO INCOMPLETO: OBSTÁCULO +RESULTADO
“La ardillita no podía jugar con sus amiguitoh (obstáculo) y la ardillita se puso trihte
(resultado)”
• EPISODIO INCOMPLETO: ACCIÓN +OBSTÁCULO
“ Le pusieron una tampa (acción) se quebró una perna (obstáculo)

El cuadro anterior no incluye la categoría de final porque no presenta elementos que lo constituyan y
por lo tanto requiere de un abordaje diferente. Con el propósito de estudiar esta categoría lo
invitamos a observar la siguiente narración.

Para que le quede más clara la diferencia entre el final abrupto y el normal le presentamos a
continuación dos narraciones con final. Le sugerimos que intente identificar el relato que tiene el
relato con final abrupto y el que tiene final normal.

¿CÓMO PODEMOS DETERMINAR SI


LA CATEGORÍA ESTÁ PRESENTE?

Ud. sabe que el análisis se realiza en tres cuentos, por consiguiente, es necesario establecer un
criterio que permita determinar cuándo podemos hablar de que el niño maneja una categoría.

Le proponemos el siguiente criterio:


La categoría la maneja el niño cuando aparece, al menos, 2 veces. Por ejemplo, si la
presentación está en dos cuentos y en uno no, entonces la categoría está presente.
Por el contrario, si sólo aparece en un relato se interpreta que todavía el niño no la
maneja y, por lo tanto, no se consigna.

Lo mismo sucede con el episodio, aunque los dos episodios estén en un mismo
cuento.

Cuando un niño no estructura un relato, ello se consigna en la seccion correspondiente del protocolo
señalando con un ticket el estadio en que se encuentra (no cuenta, aglutinación, etc.). En los relatos
estructurados, se registran también con un ticket los elementos y categorías que están presentes en
cada narración. Finalmente se contabiliza y anota el total de presentaciones y de episodios completos.
También se consigna el total de finales en cada tipo de final. Para mayor claridad en el Archivador de
ejercicios se encuentra un protocolo aplicado.

• El análisis de los relatos estructurados implica la identificación de las


categorías de la superestructura narrativa (presentación, episodio y final).
• Las categorías presentación y episodio se pueden consignar como completas
o incompletas, dependiendo de la cantidad de elementos que están
presentes en ella.
• El final puede ser de dos tipos: abrupto o normal.
• Las categorías están presentes cuando aparecen en los relatos, al menos, dos
veces.
• El análisis de los relatos no estructurados implica determinar a que estadio
corresponden (no cuenta, aglutinación, agrupación en torno a un personaje o
secuencia obstáculo + resultado; accíon + obstáculo)

Los criterios operativos para el analísis de producción de las narraciones se


encuentran en el archivador de ejercicios.
DETERMINACIÓN DEL NIVEL DE DESARROLLO NARRATIVO

¿Qué información necesitamos para determinar el desarrollo narrativo?


Lo invitamos a discutir esta pregunta con sus compañeros en el Foro.

Es fundamental para determinar el desarrollo narrativo conocer la evolución normal de


este aspecto del lenguaje. En Chile no existen estudios acabados sobre el desarrollo
narrativo, sin embargo, en la Escuela de Fonoaudiología de la Universidad de Chile se ha
investigado sobre el tema. El producto de ello se ha traducido en las referencias que se
entregaron en el módulo 2 sobre el desarrollo narrativo en niños chilenos. Se sugiere
considerar estas referencias para la determinación del desarrollo.

Una síntesis de estos resultados se presentan a continuación:

• 3 años no estructuran
• 4 y 5 años estructuran con presentación y episodio. Lo más característico es que la
presentación está incompleta y el episodio completo. Es relevante mencionar que
un 35% de los niños de 4 años narran con episodio y presentación completos. Por
su parte, un 38% de los niños de 5 años relatan con ambas categorías completas.
• 6 años lo más predominante es que estructuran con presentación y episodio
completos. Es importante destacar que un 38% de los niños de esta edad relatan
con ambas categorías completas y final.
• 10 años estructuran con las categorias completas de presentación, episodio y final.