Está en la página 1de 8

PLAGAS Y ENFERMEDADES

Según Infoagro (s.f.), las plagas y enfermedades que afectan el cultivo de lechuga son:
 Mosca blanca (Trialeurodes vaporariorum). Esta plaga produce una sustancia azucarada
(melaza) que deteriora las hojas, dando lugar a un debilitamiento general de la planta.
Otro daño importante es la contribución a la transmisión de virus fitopatógenos.
 Mosca minadora (Liriomyza huidobrensis). Ocasiona daños foliares por la formación de
galerías que afectan el área foliar fotosintética, consiguiendo debilitar la planta.
 Pulgones (Myzus persicae y Macrosiphum sp.). El ataque suele ocurrir cuando el cultivo
está próximo a la recolección. Aunque si la planta es joven, y el ataque es considerable,
puede arrasar el cultivo. En ambos casos significa entrada de alguna virosis que puede
hacer inviable el cultivo
 Trips (Frankliniella occidentalis). Es una de las plagas que causa mayor daño al cultivo
de lechuga. El principal daño que ocasiona al cultivo es la transmisión del bronceado del
tomate (TSWV). La presencia de este virus empieza por provocar grandes necrosis
foliares que ocasiona la rápida muerte de las plantas.
 Botritis (Botrytis cinerea). Esta enfermedad se manifiesta bajo condiciones de elevada
humedad relativa. Los síntomas comienzan en las hojas adultas con unas manchas de
aspecto húmedo que se tornan amarillas, y seguidamente se cubren de moho gris que
genera enorme cantidad de esporas. Para contribuir a evitar este problema, es muy
necesario medidas preventivas, aquello en lo que juega un rol importante la profundidad
y densidad de plantación y el manejo adecuado de riego, sin incurrir en excesos de
humedad.
 Mildiu (Bremia lactucae). Esta enfermedad se presenta bajo periodos de humedad
prolongada. Los síntomas aparecen en el haz de las hojas como manchas ligeramente
oscuras, y en el envés aparece un micelio velloso; las manchas llegan a unirse unas con
otras y se tornan de color pardo.
 Virus del bronceado del tomate (TSWV). Las infecciones causadas por este virus están
caracterizadas por manchas foliares, inicialmente cloróticas, y posteriormente,
necróticas e irregulares, a veces tan extensas que afectan a casi toda la planta que, en
general, queda enana y se marchita en poco tiempo. En los campos de lechuga la
incidencia de la virosis no supera el 20-50%.
 Virus del mosaico de la lechuga (LMV). Es una de las principales virosis que afectan al
cultivo debido a los importantes daños causados. Se transmite por semilla y pulgones y
manifiesta síntomas como moteados y mosaicos verdosos que se van acentuando al
crecer las plantas, dando lugar a una clorosis generalizada, en algunas variedades
pueden presentar clorosis foliares.
CONTROL DE PLAGAS Y ENFERMEDADES
El movimiento de suelo y darlo vueltas producen la exposición de huevos, larvas e insectos adultos a
depredadores naturales, como pájaros y roedores, además de la deshidratación por exposición al sol,
disminuyendo su incidencia en el cultivo que se desea poner en el campo. Además, este movimiento trae
a la superficie del suelo a los hongos y bacterias que residen a poca y mediana profundidad,
exponiéndolos a los rayos solares, los cuales los deshidratan o, como consecuencia de la acción de la luz
ultravioleta, los destruyen.

USOS DE LA LECHUGA
Se utiliza en fresco en ensaladas y como acompañante en diferentes platos. Industrialmente se
usa para la fabricación de cremas cosméticas (Alzate & Loaiza, 2008).
Es diurética, pues estimula la eliminación de orina y contribuye a la cura de enfermedades como
obesidad, hipertensión arterial, edemas, nefritis, cálculos renales, entre otras. Mejora la
circulación, previene la arteriosclerosis y disminuye el colesterol. Del mismo modo tiene un
efecto sedativo, ayuda en las afecciones del aparato respiratorio combatiendo los ataques de
asma y los espasmos bronquiales

VALOR NUTRICIONAL
El valor nutricional de la lechuga se resalta por el contenido de minerales y vitaminas. Es una
fuente importante de calcio, hierro y vitamina A, proteína, ácido ascórbico (vitamina C), tiamina
(vitamina B1), riboflavina (vitamina B2) y niacina. El contenido nutricional tiene similitud con
otras hortalizas, como el apio, el espárrago y el habichuelín o ejote. Dado su bajo valor calórico,
se ha tornado en ingrediente básico en las dietas alimenticias (Whitaker & Ryder, 1964, p.22.).
El aporte de calorías de esta hortaliza es muy bajo, mientras que en vitamina C es muy rica; las
hojas exteriores tienen más cantidad de esta vitamina que las interiores. También resulta una
fuente importante de vitamina K; por lo tanto, protege de la osteoporosis. Otras vitaminas que
destacan en la lechuga son la A, la E y el ácido fólico. Así mismo, aporta mucho potasio y fósforo
y está compuesta en un 94% de agua (Alzate & Loaiza, 2008).
Tabla 1. Composición de la lechuga (Lactuca sativa L.) por 100 gramos de porción comestible.

Composición Unidad

Agua 94 %

Calorias 13 Kcal

Grasas 0,2 g

Hidratos

Carbono 2,3 g

Proteinas 1,2 g

Fibra 1g
Potasio 257 mg

Fosforo 23 mg

Sodio 5 mg

Calcio 32 mg

Selenio 0,2 mcg

Magnesio 13 mg

Vitamina C 8 mg

Vitamina A 970 UI

Vitamina B6 0,05 mg

Tiamina 0,06 mg

Riboflavina 0,06 mg

Niacina 0,3 mg

Ácido Fólico 215 mcg

Fuente: Incap, 2012

TAXONOMIA
La lechuga es una planta anual y autógama, perteneciente a la familia Compositae y cuyo nombre
botánico es Lactuca sativa L.

 Raíz: la raíz, que no llega nunca a sobrepasar los 25 cm. de profundidad, es pivotante, corta
y con ramificaciones.
 Hojas: las hojas están colocadas en roseta, desplegadas al principio; en unos casos siguen
así durante todo su desarrollo (variedades romanas), y en otros se acogollan más tarde. Los
bordes de los limbos pueden ser liso, ondulado o aserrado.
 Tallo: es cilíndrico y ramificado.
 Inflorescencia: son capítulos florales amarillos dispuestos en racimos o corimbos.
 Semillas: están provistas de un vilano plumoso.

Figura 1. Raíz, tallo y hojas de lechuga


Figura 2. Inflorescencia y floretes de lechuga.

Tabla 2. Clasificación científica de la lechuga

Reino Plantae

División Magnoliophyta

Clase Magnoliopsida

Orden Asterales

Familia Asteraceae

Subfamilia Cichorioideae

Tribu Lactuceae

Género Lactuca

Especie Lactuca sativa

Fuente: Osorio & Lobo, 1983.

BIBLIOGRAFIA

JARAMILLO J; AGUILAR P; TAMAYO J; ARGUELLO E y GUZMÁN R. (2016). Modelo


tecnológico para el cultivo de lechuga bajo buenas prácticas agrícolas en el Oriente Antioqueño.
Fotomontajes S.A.S. Medellín, Colombia. (143p).
GUMETA J. (2012). Producción de lechuga bajo tres tratamientos de lixiviado de vermicomposta.
(tesis de pregrado). Universidad Autónoma Agraria Antonio Garro. Torreón, Coahuila, México.
SAAVEDRA G; CORRADINI F; ANTUNEZ A; FELMER S; ESTAY P y SEPULVEDA P. (2017).
Manual de producción de lechuga. Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA). Santiago,
Chile. (149p).
REBAZA O. (2017).” Efecto del guano de las islas en el rendimiento de lactuca sativa L. Dark Green
Boston en Santiago de chuco, la libertad”. (tesis de pregrado). Universidad Nacional de Trujillo.
TRUJILLO – PERÚ.
METODOLOGIA
1. Para comenzar esta actividad primero formaremos el sustrato universal, para esto vamos a tamizar
el musgo, así evitaremos partículas que dificulten la germinación de nuestras semillas.

Figura . Tamizado del musgo

FUENTE: VIVERO UNALM 2019

2. Una vez realizada esta actividad agregamos la arena de rio.

Figura . Arena de rio y musgo

FUENTE: VIVERO UNALM 2019


3. Luego de agregar la arena de rio mezclamos hasta lograr obtener el sustrato deseado.

Figura . Mezcla del mugo con la arena de rio.

FUENTE: VIVERO UNALM 2019

4. Colocamos el sustrato universal elaborado en el almacigo 6x12.

Figura . Almacigo con sustrato

FUENTE: VIVERO UNALM 2019

5. Colocamos las semillas de lechuga en los hoyos que se encuentran en los almácigos.

Figura . Semillas de lechuga

FUENTE: VIVERO UNALM 2019


6. Al finalizar procedemos a regar los almácigos para que nuestra semilla este en las óptimas
condiciones para germinar.

Figura . Almácigos con semillas de lechuga

FUENTE: VIVERO UNALM 2019