Está en la página 1de 28

t

os
7 1 2 -S 1 3
18 DE JUNIO DE 2009

rP
LAURA ALFARO

RENEE KIM

Australia: Riquezas y Desafíos de los Productos


Indiferenciados

yo
Si bien el auge de la minería ha sido la causa de nuestra actual prosperidad, no siempre tendremos tanta
suerte. Necesitamos hacer nuestra propia suerte. Se trata de mantener nuestra futura prosperidad.
—Kevin Rudd, Líder del Partido Laborista, 2007 1

En 2009, Kevin Rudd, el popular Primer Ministro de Australia, enfrentaba una tarea abrumadora,
una con la cual quizás nunca imaginó que tendría que abordar cuando fue elegido hacía apenas dos
op
años. En ese época, había heredado una economía fuerte que se dirigía hacia su 17º año de
ininterrumpido crecimiento, junto con una baja tasa de desempleo desde hacía tres décadas,
exportaciones florecientes y fuertes inversiones empresariales. Un largo lapso de superávits fiscales
había colocado a Australia en la envidiable posición de ser uno de los pocos países pertenecientes a la
Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OECD, por su sigla en inglés) cuya deuda
pública neta había sido eliminada. Y, lo que era aún más importante, Australia estaba cosechando los
beneficios de un auge global de los productos indiferenciados, que era atribuido en gran medida al
tC

insaciable apetito de China por materias primas. Como el mayor exportador mundial de carbón y
mineral de hierro, y el principal productor de lana, las perspectivas de corto plazo para la economía
australiana parecían bastante favorables.
Sin embargo, Australia pronto se encontró envuelta en la crisis financiera global que se había
difundido por el todo mundo desde 2008. Con más de la mitad de sus diez principales socios
comerciales en recesión, había un riesgo creciente de que también Australia pudiera enfrentar un
crecimiento negativo durante todo el año. Varios indicadores económicos se habían revertido: el
No

consumo familiar había caído abruptamente, el valor de los activos había bajado y el desempleo
estaba en su nivel más alto en cinco años.
El gobierno de Rudd dio pasos proactivos para tratar de aminorar el impacto de la crisis financiera
global. El Banco de Reserva de Australia (RBA, por sus siglas en inglés) bajó las tasas de interés en
más de cuatro puntos porcentuales en seis meses. Se impulsaron dos paquetes fiscales que en
conjunto sobrepasaban el 2% de PIB, a expensas de que el sostenido superávit presupuestario
quedara en rojo. El Secretario del Tesoro de EE.UU., Timothy Geithner, incluso calificó al Primer
Ministro australiano con una “A más” por su respuesta a la crisis. Pero localmente, el líder de la
Do

oposición, Malcolm Turbull, criticó las medidas del gobierno, afirmando que no habían hecho posible

________________________________________________________________________________________________________________

El caso de LACC número 712-S13 es la versión en español del caso de HBS número 709-007. Este caso fue preparado por la Profesora Laura
Alfaro y la Investigadora Asociada Renée Kim sobre la base de fuentes públicas. Los casos de HBS se desarrollan únicamente para su discusión
en clase. No es el objetivo de los casos servir de avales, fuentes de datos primarios, o ejemplos de una administración buena o deficiente.

Copyright 2012 President and Fellows of Harvard College. No se permitirá la reproducción, almacenaje, uso en planilla de cálculo o transmisión
en forma alguna: electrónica, mecánica, fotocopiado, grabación u otro procedimiento, sin permiso de Harvard Business School.

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
712-S13 Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados

t
os
que Australia promoviera el crecimiento y que “cada uno de los pasos que usted (Rudd) ha dado ha
empeorado las cosas.”2
La grave situación económica era especialmente preocupante debido al enorme déficit en cuenta
corriente de Australia. En un momento dado, había subido al 6% del PIB de la nación. Australia tenía
una historia de grandes y persistentes déficits en cuenta corriente impulsados por una fuerte

rP
dependencia de la deuda externa. Los críticos a menudo veían esta situación como un signo de
advertencia de futuros problemas. Es decir, se temía que los déficits expusieran al país a cambios
súbitos en los sentimientos de los inversionistas extranjeros y al riesgo de agudas variaciones en el
flujo de capitales, elevando incluso las perspectivas de una cesación de pagos. Los funcionarios del
banco central, no obstante, afirmaban que el alto nivel de la deuda externa de Australia era más el
reflejo de una economía fuerte que atraía capital extranjero al país que un signo de vulnerabilidad.3
Los inversionistas extranjeros, en particular, habían desempeñado un papel importante en el

yo
desarrollo de ricos recursos naturales australianos para ser exportados.
¿Cuál era el futuro que esperaba a Australia y su actual déficit fiscal? En realidad, a pesar de los
déficits constantes y una deuda externa neta que sobrepasaba el 50% del PIB, Australia había
financiado su cuenta corriente con una notable facilidad. Sin embargo, dada la pésima situación
económica global, ¿podía Australia dar por sentado que sus principales socios comerciales
continuarían financiando generosamente su déficit? Inicialmente, hubo esperanzas de que la
existencia de un precio más alto para los productos indiferenciados y una demanda sólida podrían
op
generar un superávit comercial mayor que ayudara a abordar el déficit. Sin embargo, este pronóstico
fue puesto en tela de juicio cuando la Organización Mundial de Comercio predijo una declinación de
9% en el comercio mundial y la Oficina Australiana de Agricultura y Recursos Económicos de
Australia (ABARE) esperaba que el valor de las exportaciones de productos indiferenciados cayera en
17% para el año fiscal de 2009-2010.4
Esta no era la primera vez que Australia se veía forzada a enfrentarse a la volatilidad de los
tC

mercados de productos indiferenciados. No obstante, el rápido ritmo de declinación de los precios de


productos indiferenciados tomó por sorpresa a muchos de los creadores de políticas. El reciente
aumento de las inversiones chinas en Australia había despertado sentimientos encontrados entre los
australianos, planteando diversos desafíos para los reguladores. Además, ¿serían suficientes las
agresivas políticas emprendidas por el gobierno para ayudar a Australia a enfrentarse a la recesión
económica?
No

Historia – Desarrollo a través de Productos Indiferenciados y Comercio


Australia es el continente más pequeño y plano del mundo, ubicado entre el Océano Índico y el
Pacífico (ver Anexo 1). Los registros europeos fechaban el descubrimiento de Australia por
comerciantes holandeses y exploradores españoles ya en el siglo XVII. Pero no fue hasta 1770 que el
capitán James Cook navegó con su barco, el HM Barque Endevour, a lo largo de la costa este de
Australia y la proclamó como territorio británico, dándole el nombre de Nueva Gales del Sur. En
1778, Gran Bretaña estableció una colonia penal en lo que llegó a ser conocido como Sydney y
finalmente proclamó cinco colonias adicionales: Queensland, Australia del Sur, Tasmania, Victoria y
Australia Occidental. Estas economías coloniales florecieron mediante la exportación de lana,
Do

alimentos y materias primas. Gran Bretaña era la principal fuente de inversiones de capital y de
inmigrantes. Después, en la década de 1850, la fiebre del oro atrajo más inmigrantes de Europa y
China; la leyenda describía al Hotel Shamrock, ubicado en el centro de la zona aurífera en Bendigo,
Victoria, como un lugar donde un simple barrido del piso del bar generaría todas las noches unas
pocas libras en polvo de oro proveniente de los zapatos de los mineros.

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados 712-S13

t
os
En 1901, se estableció oficialmente la Mancomunidad de Australia como una federación de las seis
colonias y como parte de Gran Bretaña. De acuerdo a estimaciones históricas, la nueva federación era
el país más rico del planeta, gracias a sus minerales y ovejas.5 Los objetivos claves de la nueva
federación giraban alrededor de la expansión del empleo en manufactura, el mantenimiento de un
alto nivel de los salarios reales y la reducción del impacto de la volatilidad de los mercados
internacionales de los productos indiferenciados y capitales.6 Siguiendo la visión que predominaba

rP
entre los círculos políticos y públicos, donde el proteccionismo elevaba los salarios reales y hacía
posible tener un gran empleo,7 Australia avanzó gradualmente hacia una política gubernamental
orientada más hacia adentro, con medidas tales como el estímulo a la manufactura nacional a través
de la protección del arancel de aduanas, lo cual condujo a la Segunda Guerra Mundial.

El Auge de la Post-Guerra y el Impacto de los Productos Indiferenciados

yo
El fin de la Segunda Guerra Mundial marcó el comienzo de un largo auge económico en todo el
mundo y Australia no fue la excepción. Según un economista: “Los estereotipos eran en gran medida
verdaderos: éramos un ‘país con suerte’ y estábamos ‘cabalgando a lomo de la oveja*.’8 Entre 1945 y
1960, la población creció en 40%, a 10 millones de habitantes, con una inmigración neta de extranjeros
que aumentó la población en 1,2 millones de personas.9 Más de la mitad de la población se
concentraba en las capitales de los estados principales y sus alrededores más que en las grandes
tierras áridas conocidas como el interior. En 1970, el consumo per cápita duplicó al de 1940. Bajo el
op
liderazgo estable del Primer Ministro Robert Menzies (1949- 1966), Australia logró uno de los
mayores estándares de vida del mundo.
En la década de los 60, un auge minero desencadenó el descubrimiento de nuevos minerales, como
el níquel y el magnesio. La industria japonesa del acero, que crecía con rapidez, encabezaba la
demanda global del mineral de hierro y carbón coque (ver Anexo 2). Los buques de carga a granel
que podían transportar más de 100.000 toneladas por mar, facilitaron la minería en gran escala en
tC

Australia Occidental y Queensland. El gobierno, ansioso de recurrir a su afortunada dote de recursos


naturales, estimuló mayores inversiones en minería por medio de generosos incentivos impositivos,
lo que condujo a avances tecnológicos y al aumento de la producción total. El capital extranjero era
bienvenido, dado que la industria minera requería inversiones intensivas en capital a gran escala.
Como resultado, entre 1969 y 1979, sólo la producción de carbón se duplicó, llegando a 80 millones de
toneladas al año, y para 1970-1971, los productos minerales generaban un cuarto de las exportaciones
de Australia.10
No

No obstante, en 1974, el primer remezón del petróleo trajo consigo tiempos difíciles para la
economía australiana. Una severa contracción de la demanda mundial condujo a un deterioro de las
exportaciones y del balance de cuenta corriente. Los tiempos difíciles también empezaron a sacar a
luz algunas crecientes debilidades de la economía australiana. Las barreras proteccionistas habían
obstaculizado la innovación y las mejoras en la productividad de las industrias principales como la
agricultura y la manufactura. En 1975, la tarifa aduanera promedio de Australia para las
importaciones había aumentado a más de 12%, en comparación con el 10% de 1965, en tanto que los
aranceles de aduanas promedio en los principales países de la OECD habían seguido la tendencia
contraria, disminuyendo del 6% a 2% durante el mismo período.11
Do

* N. del T.: “Cabalgar a lomo de oveja” es la traducción literal de una antigua expresión australiana que recuerda los buenos
tiempos en que la crianza de ovejas y la producción de lana era fuente de una enorme riqueza.

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
712-S13 Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados

t
os
El Alza de la Inflación
Los crecientes costos laborales minaban aún más la competitividad de la economía, habiéndose casi
duplicado los salarios no agrícolas en los cuatro años anteriores a 1975. 12 Más de la mitad de la
fuerza laboral pertenecía a sindicatos y dependían de asignaciones prescriptivas multi-empleadores
determinadas a través de un sistema de arbitraje entre sindicatos y empleadores. Este sistema de

rP
‘asignaciones’, que definía las condiciones de trabajo desde las horas laborables hasta los salarios,
reducía la flexibilidad de los salarios reales. El alza de sueldos en un sector se derramaba hacia otras
industrias y ocupaciones bajo el lema de ‘justicia salarial comparativa.’ Esto no sólo impulsaba al alza
general de los salarios sino que creaba un desajuste de los salarios en los sectores más improductivos
de la economía.13 Las tensas relaciones industriales condujo a grandes y frecuentes huelgas, causando
importantes desórdenes en la producción. Tales factores, combinados con la dependencia de
Australia de volátiles mercados de productos indiferenciados, llevaron a un alza de la inflación, que

yo
en 1975 llegó a casi 18%.
Malcolm Fraser, que en 1975 se convirtió en el nuevo Primer Ministro, se hizo cargo de una
economía confusa en medio del desorden y la turbulencia. La anterior administración de Gough
Whitlam (1972-1975) había creado un caos en el liderazgo político, menoscabado por controvertidos
escándalos políticos. El colapso del sistema de Bretton Woods, en 1971, había provocado una política
monetaria más relajada. El intento de contener la inflación de Whitlam, mediante el recorte de las
tarifas aduaneras en 25% y una política monetaria más estricta, no logró su objetivo. Los críticos
op
también observaron que el gobierno “simplemente no estaba dispuesto a ser tan severo ante la
inflación,” debido a su temor a un mayor desempleo y más bancarrotas.14
Por eso, Fraser declaró que la pauta de su política en medio de una crisis de estancamiento con
inflación sería ‘atacar primero la inflación.’ Lo impulsaba la convicción de que la contracción
monetaria reduciría la inflación, teoría conocida como monetarismo, que hizo popular Milton
Friedman, Premio Nobel de economía. Sin embargo, los resultados de la política estuvieron lejos de
tC

ser impresionantes. En 1982, seis años después de la declaración de guerra a la inflación, ésta todavía
se mantenía por encima de 11%, al mismo tiempo que el crecimiento económico se hizo más lento y
los salarios siguieron subiendo (ver Anexo 3).

Turbulencia y Reformas: Australia bajo el Partido Laborista (1983-1996)


Si este gobierno no puede lograr el ajuste, poner en marcha nuevamente la manufactura, mantener salarios
promedio y una política económica razonable, entonces Australia está básicamente perdida. Simplemente
No

podemos terminar siendo una economía de tercera, es decir, una república bananera.
—Paul Keating, Tesorero, 198615

La insatisfacción con el gobierno de Fraser dio paso a un nuevo gobierno laborista encabezado por
Bob Hawke (1983-1991), un ex presidente de sindicato que fue elegido para convertirse en Primer
Ministro después de haberse desempeñado sólo dos años como parlamentario. Como alumno de
Rhodes en la Universidad de Oxford, Hawke entró al Libro de Records de Guiness por beber 2,5
pintas de cerveza [aproximadamente 1,5 lts] en sólo 11 segundos. Él se refería especialmente al
Do

evento, diciendo que “una gran parte de la población australiana con derecho a voto se había
encariñado con él por tener un record mundial como bebedor de cerveza”.16
El gobierno de Hawke estaba decidido a mejorar la eficiencia y la productividad general de la
economía australiana, cuyo frustrante desempeño lo había situado en ese momento muy por debajo
de su orgulloso lugar de 1960 como el tercer país más rico de la OECD. Uno de los logros más
destacados de Hawke fue el Acuerdo de Salarios y Precios de 1983. Éste restringía el incremento en

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados 712-S13

t
os
los salarios al comprometer a los miembros de los sindicatos con medidas de negociación anti-
inflacionarias mediante la indexación de los salarios a los movimientos de los precios. De hecho, el
gobierno dependía en primer lugar del acuerdo y de la política salarial como su principal
herramienta anti-inflación.
Otro cambio drástico fue la decisión de dejar flotar libremente el dólar australiano, tomada en

rP
diciembre de 1983, apartándose del sistema de mini devaluaciones sucesivas [crawling-peg] de un
índice ponderado comercial utilizado para establecer el valor del dólar australiano que había estado
en uso desde 1976. La flotación estuvo acompañada por la política básica del banco central de evitar
la intervención y seguir un enfoque de “no intervención”.| También se llevaron a cabo amplias
medidas de liberalización del sector financiero, tales como la eliminación de los controles de cambio,
la autorización de inversiones en portafolios extranjeros y la remoción de las restricciones de entrada
a los bancos extranjeros.

yo
A pesar de estos cambios estructurales, los problemas en la balanza de pagos de Australia
continuaron rondando la economía. A medida que el déficit en cuenta corriente subía a 6% del PIB,
Paul Keating, el Tesorero, (que más tarde reemplazaría a Hawke como Primer Ministro), advirtió que
Australia estaba en peligro de convertirse en una ‘república bananera’ y después desarrolló una
“CAD-manía” [CAD = currente account deficit - déficit en cuente corriente].17 Las tasas reales de interés
de corto plazo se dispararon a niveles más altos que en cualquier otro país de la OECD, 18 de acuerdo
con la creencia de que la política monetaria era una herramienta clave que ayudaría a corregir los
op
desequilibrios. Se creía que una política más estricta reduciría las importaciones y reduciría el déficit,
reduciendo de ese modo la presión a la baja de la moneda local y al alza de la inflación. Sin embargo,
como observó un crítico, esta medida era “equivalente a vendar una arteria rota.” 19
También predominaba el temor de que el ritmo de los préstamos del extranjero fuera insostenible y
que quienes diseñaban las políticas debían y podían hacer algo para manejar el desequilibrio. Según
la teoría del “déficit gemelo” —que sostiene que el déficit fiscal causa un déficit de cuenta corriente—
tC

el gobierno australiano buscó agresivamente la consolidación fiscal y dio un giro completo al


presupuesto fiscal. Durante la década de los 80, esta teoría tuvo particular importancia en Estados
Unidos, cuando esa nación estaba pasando por su propia crisis, al mantener tanto un déficit de cuenta
corriente como uno fiscal.20 Sin embargo, el déficit en cuenta corriente de Australia no experimentó
ninguna mejora importante (ver Anexos 4 y 5).
Luego, un rebote de los precios de los productos indiferenciados y la mejora de las condiciones
comerciales impulsó la economía hacia una nueva era de auge de activos, alejando la atención del
No

déficit. Entre 1983 y 1988, el capital del sector financiero se más que cuadruplicó, gracias a un acceso
más fácil al crédito, impulsado por la creciente competencia entre las instituciones financieras. John
Phillips, ex Vice-Gobernador del banco central, recuerda: “Los bancos habían sido cuidados durante
tanto tiempo que cuando se les dio libertad para operar en lo se convirtió en un mercado libre y
abierto, eran como un grupo de chicos dejados en libertad por primera vez en una tienda de
dulces.”21 Un relajamiento temporal de la política monetaria desencadenó expectativas de que los
precios de los activos seguirían subiendo. Las empresas hicieron adquisiciones con alto
endeudamiento, aprovechando un sistema impositivo que les permitía la deducción total de los
pagos de intereses. Los hogares se lanzaron a derrochar a crédito y dejaron de lado el ahorro (ver
Do

Anexo 6). Como resultado, la razón pasivos externos netos a PIB de Australia se duplicó desde 23%
en el año fiscal 1980-1981 a 46% en el año fiscal 1989-1990; la deuda externa neta aumentó con aún
mayor rapidez, desde 6% a más de 35% del PIB durante al mismo período.22

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
712-S13 Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados

t
os
La Lucha contra la Inflación
Parece claro que incluso las tasas moderadas de inflación del tipo que hemos estado experimentando
recientemente imponen sobre la comunidad costos suficientes como para justificar esfuerzos firmes de hacerlo

rP
mejor.
—Bernie Fraser, Ex Gobernador del Banco de Reservas, 1990 23

En abril de 1990, el Banco de Reservas de Australia empezó finalmente a subir las tasas de interés
hasta casi 18% para dominar el alto crecimiento del crédito y la burbuja de los activos. No obstante, la
economía entro en recesión, la peor desde la década de los 30, en lugar de tener un aterrizaje suave,
como había pretendido Keating. Los precios de la propiedad comercial se derrumbaron, el exceso de

yo
préstamos salió a luz, los malos préstamos se elevaron enormemente, y el desempleo subió a más de
10%. El enfoque de “lista de control”, a través del cual el BRA [Banco de Reservas de Australia]
utilizaba los principales indicadores económicos y financieros para guiar la política monetaria, había
demostrado ser insatisfactorio. Sobre todo, el banco central se encontró con que carecía de
credibilidad para combatir la inflación, que había promediado alrededor de 8% durante toda la
década de los 80, después de ser motivo de desorden durante la última década al no haber una
política monetaria coherente. Como observó un periodista: “El problema con Australia es que todo el
op
mundo creyó que el banco central nunca tomará en serio el término de la inflación… Además, en
Australia no hay grupo —ya sea de votantes, campesinos, mineros, detallistas, fabricantes o
sindicatos— que no tenga tantas ganas de librarse de la inflación” .24 Comentarios como las
desafiantes palabras de Keating “era una recesión que teníamos que tener,” hicieron poco para
restablecer la confianza en la economía.
Quienes diseñaban las políticas trataron de abordar la situación bajo un renovado compromiso de
tC

“quebrar la vara de la inflación y llevar a Australia de regreso a la comunidad de sus socios de la


OECD.”25 En 1993, el banco central tomó la decisión crucial de conducir la política monetaria según el
principio de apuntar a una tasa promedio de inflación subyacente de 2-3% en el mediano plazo. El
BRA decidió asumir un enfoque preventivo y enfrentar la inflación pronosticada más que la inflación
actual. Este nuevo paradigma fue impulsado principalmente para separarse del pasado, cuando la
política monetaria se encontraba apartada de la estabilidad de precios para abordar otros problemas,
como el déficit en cuenta corriente. Además, a través de declaraciones públicas regulares y de una
mayor transparencia, el Banco de Reservas se esforzó por desarrollar confianza en su compromiso de
No

estabilidad de precios y baja inflación, a pesar del alto desempleo y los constantes temores de una
recesión prolongada.
También se implementaron reformas adicionales: prácticamente se eliminaron las tarifas aduaneras
de dos dígitos, para llegar a un promedio de 5% en 1996; se privatizaron las empresas públicas en
industrias claves, como transportes y telecomunicaciones; y reformas reglamentarias como la Política
Nacional de Competencia pusieron a las industrias anteriormente protegidas en competencia abierta.
Las reformas a los mercados financieros y el apoyo a un tipo de cambio flotante condujeron a que el
dólar australiano se convirtiera en una de las monedas más usadas en el comercio mundial. Las
Do

agresivas reformas del mercado laboral continuaron descentralizando las negociaciones salariales, lo
que creó una mayor flexibilidad. Hawke y Keating también dedicaron sus esfuerzos a fortalecer la
relación de Australia con la región de Asia Pacífico. Como observaron, estos dos líderes “habían
convertido la mentalidad fundamentalmente proteccionista de la nación a la idea de que los
estándares de vida de los australianos dependían de su habilidad para encontrar su camino al
mercado global.”26

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados 712-S13

t
os
De Laborista a Liberal: El Gobierno Howard (1996-2007)
Aunque las reformas del Partido Laborista ayudaron a transformar Australia, el público no
perdonaba la dolorosa experiencia del alto desempleo y alta inflación que había tenido que soportar.
En 1996, John Howard asumió el cargo de Primer Ministro al obtener el Partido Liberal de oposición
una victoria abrumadora. Howard, que provenía de Sydney, no era un extraño en la política

rP
australiana, dado que se había unido al Partido Liberal a la temprana edad de 18 años. Después de
desempeñarse brevemente como abogado, Howard entró al parlamento cuando tenía alrededor de 35
años. Tuvo tres puestos a nivel ministerial, incluido el de Tesorero (1977-83) durante la
administración de Malcolm Fraser.
Howard siguió adelante con las reformas basadas en el mercado durante su permanencia como
segundo Primer Ministro australiano con más tiempo en el puesto, dirigiendo la nación en un largo
viaje de crecimiento económico consecutivo, menor inflación y bajo desempleo. La solvencia y

yo
elasticidad de la economía australiana fue puesta a prueba durante la devastadora crisis financiera
asiática (1997-1998) y la recesión mundial que se produjo después de los ataques terroristas del 11 de
septiembre de 2001. La tasa de crecimiento de Australia, en palabras de Howard, se había convertido
en la “envidia del mundo industrializado.”27 En 1996, se concedió plena independencia al banco
central y continuó con su mantra para controlar la inflación. Continuó la privatización de las
empresas de propiedad del estado. El déficit del gobierno federal fue eliminado exitosamente. En
1996, se produjo otra ola de reformas en las relaciones laborales, con la Ley de Relaciones en el Lugar
op
de Trabajo, que permitió contratos individuales y redujo aún más lo que los trabajadores podían
recibir a través de asignaciones. La pertenencia a los sindicatos siguió bajando, llegando en 2003 a
representar sólo un poco más de un quinto de la fuerza laboral.
Howard también era un fuerte defensor de los acuerdos comerciales bilaterales, lo que condujo a
tres pactos firmados con Estados Unidos, Singapur y Tailandia, de acuerdo con la creencia de que
tales acuerdos podían abrir y fortalecer aún más los mercados para los exportadores e inversionistas
tC

australianos. Un estímulo importante para el crecimiento provino del auge global de los productos
indiferenciados que se produjo a comienzos del año 2000, lo que impulsó los términos comerciales de
Australia —la relación de precios de las exportaciones y las importaciones— a niveles no vistos
durante las tres décadas anteriores (ver Anexo 7). Utilidades récord de las compañía de recursos
naturales llevaron que se más que duplicaran los impuestos recibidos en los últimos seis años, que
llegaron a US$73.000 millones, impulsando el aumento de los ingresos del gobierno. No obstante, dos
áreas que no mejoraron fueron la creciente deuda externa de la nación y el déficit en cuenta corriente,
a pesar de las promesas iniciales de Howard para enfrentar el déficit.
No

Déficit en Cuenta Corriente: Causas y Preocupaciones


Desde 1950, salvo durante cuatro años, la cuenta corriente de Australia había estado siempre en
rojo. Durante los últimos años, el auge de las exportaciones impulsado por un auge de los productos
indiferenciados hizo nacer lentamente la esperanza de que el déficit comercial pudiera convertirse en
un superávit en un futuro próximo. No obstante, los críticos observaron que el aumento en los precios
de los productos no había sido acompañado por el mismo ritmo en el aumento del volumen de las
exportaciones; en los últimos cinco años anteriores a 2006, el volumen de las exportaciones había
Do

crecido en un promedio de 1,25% anual, muy por debajo del promedio de 7,5% de los 15 años
anteriores.28 Las compañías mineras se encontraban gastando sus utilidades en la importación de
nuevos equipos y maquinarias para aumentar su capacidad minera. Entre 2000 y 2007, las
importaciones de maquinaria y equipo de transporte de Australia habían crecido en 45%, trepando a
A$ 79.000 millones, lo que representaba la principal categoría de importación (ver Anexo 8). Las
compañías de recursos naturales también culparon a la creciente escasez de mano de obra calificada

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
712-S13 Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados

t
os
de ser una restricción importante por el lado de la oferta, que frenaba el crecimiento del volumen de
exportaciones. También había que encarar los cuellos de botella causados por las deficiencias de
infraestructura, tales como insuficientes vías ferroviarias y capacidad portuaria. Se informó que, en
un momento dado, había 79 barcos haciendo cola en Newcastle, el mayor puerto carbonero de
Australia, para enviar cargamentos a China, lo que costaba a las compañías decenas de millones de
dólares en cobros por demora.29

rP
Otra área complicada era la utilidad neta, definida como el dividendo neto y los pagos de intereses
por parte de Australia a extranjeros (ver Anexo 4). En otras palabras, los pagos de Australia sobre sus
propias inversiones extranjeras y deuda externa eran mayores que el ‘ingreso’ del país proveniente de
sus propias inversiones en patrimonio extranjero y por sus préstamos externos. En realidad, durante
el gobierno de Howard, la deuda externa se había más que duplicado desde que él asumiera el cargo
en 1996 (ver Anexo 9). Las compañías de recursos de Australia también se encontraban pagando más

yo
y más dividendos a sus accionistas extranjeros, que representaban una proporción significativa de
estas compañías.30
Algunos observadores mencionaban el bajo ahorro nacional como otro de los culpables del déficit,
porque forzaba a Australia a salir afuera a buscar financiamiento para su déficit. En realidad, las
instituciones financieras, que mantenían más de dos tercios de la deuda externa neta del sector
privado, dependían fuertemente de los mercados globales de capital para financiar los préstamos
nacionales. Sin embargo, en Australia surgió una visión más optimista acerca del déficit, planteada
op
por el Profesor John Pitchford, de la Australian National University. 31 Él afirmó que el déficit
reflejaba la opción de los hogares por consumir ahora en lugar de ahorrar, el deseo de invertir de las
compañías y la disposición de los inversionistas extranjeros a prestar bajo la expectativa de que se les
pagará lo que presten. Por ejemplo, en años recientes, la inversión fija se había elevado
significativamente del 20% del PIB en 2000 a 26% del PIB en 2006, gracias a la inversión privada.
Dado que la situación era en gran medida impulsada por estos actores privados más que por el
tC

gobierno, Pitchford concluyó que el actual déficit en cuenta corriente era el resultado de decisiones
tomadas por ‘adultos que dieron su consentimiento’. Aunque algunos críticos ponían en tela de juicio
que los agentes privados tuvieran realmente conocimiento y razones para tomar las mejores
decisiones, la visión de los ‘adultos que dieron su consentimiento’ ganó gradualmente el apoyo entre
las autoridades políticas responsables en Australia y el Banco Australiano de Reservas, consolidando
aún más la convicción del banco central en el sentido de que la política monetaria debiera focalizarse
en el control de la inflación. De hecho, en 2004, Glenn Stevens, como Vicegobernador, reiteró que “la
cuenta corriente no es, y no debiera ser, el objetivo de la política monetaria.”32
No

El Fondo Monetario Internacional (FMI) también observó que “los déficits en cuenta corriente de
Australia reflejan en gran medida una inversión alta más que un ahorro bajo, y debería ser sostenible
siempre que las inversiones lleven al crecimiento de la capacidad exportadora.”33 De hecho, algunos
observadores afirmaban que la tasa de ahorro de Australia tenía un cierto número de características
distintivas, tales como un avanzado sistema financiero e instituciones financieras bien administradas,
que la diferenciaban de otros países. Otra ventaja era que Australia podía emitir la deuda expresada
en su propia moneda (medida en alrededor de 70% de las emisiones totales de la deuda), lo que hacía
a Australia menos vulnerable a la volatilidad en el mercado externo de divisas. Como observó el ex
Do

gobernador del banco central, Ian Macfarlane: “Si usted tiene la capacidad de pedir préstamos en el
exterior en su propia moneda, entonces usted se sentirá tranquilo respecto a que su tipo de cambio se
mueva mucho” y estimular de esa manera a que los extranjeros mantengan sus activos.34
Australia era también un participante importante en los mercados de derivados en moneda, donde
se protegían activamente las instituciones financieras nacionales y se difundía el riesgo en el tipo de
cambio a los inversionistas extranjeros dispuestos a entrar a contratos de derivados expresados en

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados 712-S13

t
os
dólares australianos. Por ejemplo, a fines de marzo de 2005, la exposición cambiaria neta de divisas
extranjeras de los bancos era de –U$153.000 millones, pero se redujo a 800 millones a través del uso
de derivados en moneda extranjera.35 En junio de 2006, más de la mitad de los bonos del gobierno
australiano eran mantenidos por inversionistas extranjeros. 36 Estos factores parecieron tranquilizar al
gobierno australiano con respecto a la sostenibilidad de su déficit en cuenta corriente, especialmente
dado que las inversiones extranjeras seguían fuertes.

rP
En la década de 2006, Australia era el quinto mayor receptor de Inversiones Extranjeras Directas
(FDI, por su sigla en inglés) entre los países de la OECD. El capital extranjero llegó a representar una
fuente significativa de ingresos para que Australia abordara el déficit de ahorros e inversiones
nacionales. Los inversionistas encontraban atractiva a Australia por su estabilidad política, a lo que se
le unía normas favorables para las inversiones y condiciones de negocios. No obstante, las
inversiones extranjeras también eran un tema sensible. Uno de los mayores rechazos a una inversión

yo
extranjera se produjo en 2001, cuando el gobierno rechazó la oferta de US$10.000 millones de Shell, el
gigante holandés, por Woodside, la mayor compañía de energía de Australia, mencionando que
había conflictos con los intereses nacionales. En especial, el creciente interés de China en las
compañías australianas de recursos estaba empezando a atraer considerable atención.

China
En China, la demanda de productos indiferenciados no es impulsada por las Olimpiadas o por Beijing, sino
op
por un gran cambio estructural que refleja la urbanización e industrialización de millones de personas a lo largo
de todas las provincias del país.
—Tom Albanese, CEO de Río Tinto

A lo largo de su historia, Australia había experimentado múltiples ciclos de precios para los
productos indiferenciados. No obstante, muchos de los diseñadores de las políticas, incluido el Banco
tC

de Reservas, creían que esta vez la demanda de China seguiría siendo fuerte durante un largo
período, en lugar de representar una tendencia de corto plazo. En 2007, un crecimiento de dos dígitos
durante los últimos años había elevado a China al segundo lugar entre las mayores economías del
mundo, sólo después de Estados Unidos. El compromiso del gobierno chino con la industrialización
envió a múltiples compañías chinas a Australia en busca de materias primas que iban desde acero a
petróleo o carbón (ver Anexo 11).
Como resultado, China surgió rápidamente como el segundo mayor mercado de exportación de
No

Australia (ver Anexo 12). El gobierno australiano pronosticaba que las relaciones comerciales de los
dos países, desde servicios a sociedades que construyeron el “cubo de agua” para las Olimpiadas de
2008 en Beijing, suministrarían la base para un mayor desarrollo económico y comercial. En el año
fiscal terminado en junio de 2008, las solicitudes de inversión extranjera por parte de China se
duplicaron, en conjunto, a más de 870 casos en comparación con el año anterior.38 Casi la mitad de
esas inversiones chinas fueron en exploraciones y desarrollos mineros.

El Gobierno de Rudd: El Retorno del Laborismo (2007-)


Do

Aunque la economía australiana continuaba gozando de un crecimiento sostenido y mantenía su


alto déficit en cuenta corriente con una calificación crediticia “AAA”, el liderazgo conservador de
Howard empezó a perder popularidad a causa de varias movidas políticas controvertidas. Como un
firme y cercano aliado de George Bush, el presidente de Estados Unidos (Howard incluso se refirió a
sí mismo como el “ayudante del sheriff” de América en la región), Howard envió tropas australianas
a Irak.39 Además, una reforma adicional a las relaciones industriales, aprobada en marzo de 2006, fue

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
712-S13 Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados

t
os
considerada como muy favorable a los empleadores, promoviendo vehementes protestas que
involucraron manifestaciones contra el gobierno por parte de los sindicatos. El primer ministro vio
declinar su popularidad, en tanto que, en las elecciones de noviembre de 2007, el Partido Laborista
recuperaba el apoyo de los votantes con su nuevo líder, Kevin Rudd.
Rudd, con el cabello plateado que caía sobre sus anteojos se ganó el apodo de Harry Potter, era una

rP
cara fresca en la política australiana, ya que llegó al puesto de primer ministro a menos de un año
después de haber asumido el cargo como líder de la oposición. El creció en una granja lechera en
Queensland y su carrera estuvo profundamente vinculada a China, desde sus estudios de historia
china durante su paso por la universidad hasta su desempeño como diplomático en ese país durante
muchos años. En un momento de su carrera, desarrolló la reputación de ser un “Dr. Muerte” por su
resuelta determinación de revisar y corregir el complicado y corrupto servicio público de
Queensland.

yo
El nuevo primer ministro gozaba de amplia popularidad, dado que implementó con rapidez dos
promesas hechas durante su campaña: ratificar el protocolo de Kyoto y emitir una disculpa pública al
pueblo indígena aborigen. En el frente económico, Rudd parecía estar bien posicionado para seguir
políticas que mejorarían aún más la competitividad de Australia, tal como prometiera durante la
campaña. Después de todo, la visión a corto plazo sobre la economía australiana parecía bastante
positiva. Australia había subido al séptimo lugar de 55 países en cuanto a competitividad nacional
general, según el Anuario de Competitividad Mundial de 2008. El Programa de Desarrollo de las
op
Naciones Unidas clasificaba a Australia en el tercer lugar en su más reciente estudio del Índice de
Desarrollo Humano (que comparaba los países del mundo en cuanto a una vida larga y saludable,
nivel de educación y estándar de vida), colocándola más arriba incluso que Estados Unidos, Gran
Bretaña o Canadá. BHP Billiton y Río Tinto, con sede en Australia, las dos compañías mineras más
grandes del mundo, habían conseguido en promedio un aumento record de 85% y 200% en los
precios del contrato del mineral de hierro y el carbón coque durante sus negociaciones de precios en
junio de 2008. El banco central pronosticó que el alza de los precios de las exportaciones elevaría los
tC

ingresos nacionales en alrededor 4%, estimulando las utilidades corporativas y el ingreso del
gobierno.40

Pisando con Cautela respecto de China


Sin embargo, en el cuadro de los productos indiferenciados no todo era positivo. Rudd enfrentaba
crecientes desafíos frente a las inversiones chinas en Australia, a las que muchos ciudadanos miraban
No

con cautela e incluso con hostilidad (ver Anexo 13). En marzo de 2009, El Foreign Investment Review
Board (FIRB [Consejo de Revisión de Inversiones Extranjeras]) difirió la aprobación de la oferta de US$
1.800 millones hecha por Chinamin, de propiedad del estado, a OZ Minerals, la principal mina de
zinc el mundo, que se tambaleaba por las deudas. La decisión cuestionó varias otras inversiones
chinas que esperaban aprobación, incluyendo la propuesta de Chinalco para invertir US$19.500
millones en Rio Tinto. La inversión, si era probada, sería la mayor Inversión extranjera directa hecha
por China hasta la fecha. Según el arreglo propuesto, Chinalco duplicaría su participación en Rio
Tinto a 18% y obtendría un control significativo sobre los activos claves, como las minas de hierro.
El FIRB declaró que sus decisiones se tomaban basándose en si tales inversiones extranjeras
Do

entraban en conflicto con los “intereses nacionales” de Australia. Un senador pasó un aviso en
televisión atacando las inversiones chinas con la afirmación de que “al gobierno australiano nunca se
le permitiría comprar una mina en China. De manera que, ¿por qué deberíamos permitir nosotros
que el gobierno chino compre y controle un activo estratégico clave en nuestro país?”41
Preocupaciones similares sostenidas por legisladores norteamericanos ayudaron a poner término a
una oferta por Unocal Corp., una compañía de petróleo con sede en California, por parte del gigante

10

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados 712-S13

t
os
chino China National Offshoring Oil Corp.42 Mientras tanto, Rio Tinto insistía en que la inversión de
Chinalco favorecía sus intereses, proporcionando “la solución más completa en el inmediato y
mediano plazo a los desafíos de financiamiento que enfrentamos”, dada la gran carga de deuda de
Rio Tinto y el incierto panorama para los productos indiferenciados. 43
Una encuesta llevada a cabo por el Instituto Lowry, con sede en Sydney, indicó que 78% de los

rP
australianos se oponían a las inversiones por parte de empresas controladas por el gobierno chino. Al
mismo tiempo, Rudd tenía todas las razones para inclinarse por la cautela, dado que China era el
segundo mayor mercado de exportación de Australia y, según se decía, el único comprador grande
de la deuda gubernamental de Australia. El escenario más amplio parecía indicar que Australia era
parte de una estrategia más amplia de China para asegurarse recursos naturales en todo el mundo,
mientras que las compañías chinas, la mayor parte de ellas de propiedad del estado, invertían miles
de millones de dólares en otros países ricos en recursos como Sudán y el Congo. También se observó

yo
que China se había quedado a la zaga de otros inversionistas extranjeros en términos de los montos
reales de las inversiones.. No obstante, la potencial propiedad de los activos mineros de Australia por
parte de compañías estatales chinas creaba tensión entre el gobierno de Rudd y tanto la oposición
como el público en general.
Además, había problemas nacionales preocupantes que amenazaban el crecimiento económico. Las
disparidades regionales estaban creciendo cada vez más a medida que Australia Occidental y
Queensland, ricas en productos indiferenciados, prosperaban con más rapidez que los otros estados.
op
Había habido llamados a políticas de inmigración más abiertas para compensar la escasez de mano
de obra calificada en esos dos estados. La productividad laboral estaba en declinación en términos de
su contribución al crecimiento anual de Australia y en comparación con otras economías avanzadas
(ver Anexo 14). No obstante, Rudd se vio enfrentado a problemas mayores a medida que los
mercados financieros se deterioraban a un ritmo frenético, sumiendo la economía mundial en una
profunda crisis.
tC

La Recesión Económica Global


La crisis global en el crédito ha entrado en una nueva y peligrosa fase con consecuencias reales en el
crecimiento, los puestos de trabajo y, por lo tanto, para el futuro.
—Primer Ministro Kevin Rudd44
El sector bancario australiano estaba en una posición relativamente más saludable en comparación
con otros sectores financieros en el mundo, gracias a una exposición limitada a las tóxicas hipotecas
No

de alto riesgo. No obstante, los consumidores australianos fueron reduciendo sus gastos a medida
que el valor de su propio mercado de viviendas y patrimonio empezaba a declinar. La confianza en
los negocios se derrumbó a un nivel record en noviembre de 2008, junto a agudas caídas en la
utilización de la capacidad. El dólar australiano, que a comienzos de 2008 era una de las monedas
más fuertes del mundo gracias a los productos indiferenciados de la nación, experimentó una súbita
depreciación y cayó a sus niveles más bajos en cinco años (ver Anexo 15). El impacto de la caída de
los precios de los productos indiferenciados y crecimiento más lento en China eran especialmente
preocupantes, dado que China había comprado más de 40% de las exportaciones anuales de
productos indiferenciados de Australia.
Do

El gobierno de Rudd se movió con rapidez para tomar medidas drásticas en medio del deterioro de
la situación. En octubre de 2008, el gobierno anunció que garantizaría completamente los depósitos y
los préstamos interbancarios para muchas instituciones financieras. La movida, cuya intención era
calmar el nerviosismo de los mercados, provocó inmediatamente críticas y un éxodo masivo de
fondos de los fondos y fideicomisos no garantizados con el fin de depositarlos en las instituciones

11

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
712-S13 Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados

t
os
garantizadas, como bancos y cooperativas de crédito. Finalmente, el tesorero Wayne Swan puso un
límite de US$1 millón sobre los depósitos para garantías libres.
La decisión tuvo lugar a medida que los sentimientos de los inversionistas más débiles mostraban
los riesgos de tener tanta deuda como la que mantenía Australia en medio de las condiciones globales
del crédito. La prima de riesgo de Australia aumentaría si los inversionistas se preocupaban más

rP
sobre la sostenibilidad de la deuda australiana. La aversión al riesgo también se extendió a los
mercados monetarios, por lo que el dólar australiano parecía menos atractivo en términos de ‘carry
trade’ donde los inversionistas se endeudan en una moneda local con bajas tasas de interés y
compran otra moneda que ofrezca tasas más altas de interés. Los mercados crediticios mundiales más
estrictos que siguieron a la crisis norteamericana de las hipotecas subprime, en 2007, mostraron
signos de añadir tensión al déficit en la cuenta corriente de Australia, a medida que los bancos
buscaban préstamos a más largo plazo en mercados extranjeros desde US$2.900 millones en el

yo
trimestre finalizando en septiembre de 2007 a US$18.500 millones en el trimestre finalizando en
diciembre de 2007.
Especialmente preocupante para Australia fue el súbito cambio de suerte del mercado de
productos indiferenciados. En los primeros seis meses de 2008, los productos indiferenciados
subieron 29%, su mejor desempeño en 35 años, después, sólo en el mes de julio, tuvieron una brusca
caída de 10%, sufriendo su peor mes en 28 años.46 La demanda de China se debilitó a medida que los
precios de las materias primas se derrumbaban y el Banco Mundial pronosticaba agudas bajas de dos
op
dígitos en 2009 (ver Anexo 16). El Banco Mundial pronosticó que la tasa real de crecimiento del PIB
de China caería a menos de 7% en 2009, la tasa más baja desde 1990.Aún cuando en el tercer trimestre
de 2008 Australia había anunciado su primer superávit comercial desde 2001, gracias a los mayores
precios del carbón y el mineral de hierro que las empresas habían negociado con los compradores
chinos antes en ese año, esto era visto como un fenómeno temporal, dado que las acereras chinas y los
proyectos de construcción habían tenido una reducción de pedidos.47 Muchos inversionistas también
estaban preocupados por la batalla política que se estaba incubando en Australia a propósito de los
tC

nexos del país con China.


Planes de Rescate
Mientras tanto, el Banco de Reservas de Australia soltó la política monetaria a una velocidad
vertiginosa para jugar un rol en el intento de impedir que la economía australiana cayera en recesión.
El banco central dejó temporalmente de lado las preocupaciones acerca de la inflación, que había
excedido la meta de 2-3% fijada por el Banco de Reservas de Australia, y en abril de 2009 bajó las
No

tasas de interés a 3% (ver Anexo 17). El Banco de Reservas de Australia incluso se encontraba en una
mejor posición para hacer nuevas reducciones a la tasa en caso de que fuera necesario, en
comparación con otros bancos centrales que habían reducido sus tasas a cerca de cero por ciento. La
flexibilización monetaria pareció tener algunos efectos positivos cuando hubo un alza de préstamos
para vivienda por cuarto mes consecutivo, impulsada por los que compraban su vivienda por
primera vez, los que buscaban aprovechar las menores tasas hipotecarias y los incentivos
gubernamentales. Un economista del banco central observó que las menores tasas de los préstamos
habían reducido la carga de servicio de deuda de los hogares en alrededor de 5% de su ingreso
disponible, proporcionando una “cantidad de significativo alivio en el flujo de caja.” 48
Do

Además, el gobierno de Rudd dio un agresivo impulso con paquetes de estímulo fiscal. El primer
paquete, de alrededor de US$7.000 millones, se produjo en forma de pagos en efectivo a los
consumidores en el otoño de 2008. Sin embargo, estos optaron por poner el dinero en sus cuentas de
ahorros; la proporción de ahorro de los hogares subió a 8,5% en el último trimestre de 2008, desde el
3,4% del trimestre anterior. Luego, el gobierno aprobó un segundo paquete de estímulo por US$
26.000 millones. Más de dos tercios del gasto fueron asignados a proyectos de infraestructura, que

12

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados 712-S13

t
os
flucuatban desde nuevas salas de clases a viviendas para familias de escasos recursos. Los mayores
recortes en los impuestos, para estimular el gasto del consumidor habían sido desestimadas por
ahora. Los críticos del paquete afirmaban que el estímulo fiscal era simplemente demasiado grande;
Turnbull, líder de la oposición afirmó que el estímulo era “… alrededor del doble de los que nosotros
gastaríamos en el momento. No deberíamos disparar todos nuestros tiros a la vez, tenemos que
mantener algunas municiones en el armario.”49 Sin embargo, en abril de 2009, Rudd tenía una

rP
aprobación de 65% como primer ministro, en comparación con el 21 % de Turnbull en las encuestas
de opinión.50
El nuevo estímulo reemplazaría efectivamente el superávit fiscal de A$5.800 millones de Australia
por un déficit de A$22.400 millones en el siguiente año fiscal (ver Anexo18). Un déficit parecía
inevitable. Se esperaba que el total de lo recibido de impuestos cayera a US$75.000 millones a lo largo
de los siguientes cuatro años, seguido de significativas caídas en los impuestos corporativos en medio

yo
de las menores utilidades de los mineros y la erosión de los valores del patrimonio para los servicios
financieros.51 No obstante, el primer Ministro Rudd insistió en que: “A nadie le gusta estar en déficit,
a mí no me gusta en absoluto estar en déficit. Esta no es una cuestión de elección. Esto es lo que es
necesario que hagamos”. 52
Al mismo tiempo, el Primer Ministro se convirtió en un partidario ruidoso para que otras naciones
coordinaran sus esfuerzos para manejar la crisis global a través de mayores paquetes de estímulo
fiscal (ver Apéndice). En la cumbre de 20 naciones que se llevó a cabo en abril de 2009, Rudd urgió a
op
las naciones a no caer en la trampa del proteccionismo, asegurando que eso sólo podía hacer más
lenta la recuperación económica global.
A medida que Australia se preparaba para una posible recesión, situación que no se había
experimentado desde 1991, el primer ministro se preguntaba si se había hecho lo suficiente,
especialmente en medio de una perspectiva incierta de una recuperación en la demanda de productos
indiferenciados. ¿Qué se podía esperar del futuro para Australia, a la que muchas veces se había
tC

llamado el ‘país afortunado’?


No
Do

13

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
712-S13 Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados

t
os
Anexo 1 Mapa de Australia

rP
yo
op
tC

Fuente: U.S. Central Intelligence Agency


No
Do

14

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados 712-S13

t
os
Anexo 2 Definición de los Principales Productos Indiferenciados

Aluminio: Metal duro pero liviano, conocido popularmente como un buen conductor de la
electricidad. Se produce mediante la extracción de mineral de bauxita, que es refinado y después
fundido para producir aluminio. Este metal se usa en automóviles, barcos, aviones, envases e incluso

rP
utensilios de cocina.
Carbón: Roca combustible compuesta principalmente de carbón, hidrógeno y oxígeno. El carbón
negro, cuyo nombre se derivaba de su color, se usaba para generar electricidad en centrales eléctricas
y también como fuente de calor en calderas de generación de vapor. Algunos tipos de carbón negro
son adecuados para hacer coque, llamado a menudo carbón coque, que se usa en los altos hornos que
producen acero. En Australia, más del 95% de los recursos recuperables de carbón negro están
concentrados en New South Wales y Queensland.

yo
Cobre: Metal usado como conductor eléctrico en una amplia gama de productos que van desde
motores eléctricos hasta aparatos domésticos y computadores. Como conductor del calor, el cobre
también se encuentra en los refrigeradores y los sistemas de calefacción. También se alea con otros
metales, como el estaño, para producir bronce. La mayor parte de los recursos de cobre de Australia
están ubicados en South Australia y Queensland, incluyendo la mina Mount Isa, una de las mayores
minas subterráneas del mundo. Australia es el tercer mayor poseedor de recursos económicos de
cobre en el mundo.
op
Mineral de Hierro: Uno de los más importantes artículos de exportación de Australia en su
industria de productos indiferenciados. El mineral de hierro es una roca de la que se puede extraer
metal de hierro. Noventa y nueve por ciento de la producción mundial de mineral de hierro se usa
para hacer hierro bajo la forma de acero. Casi 90% de los recursos identificados de mineral de hierro
se encuentran en Australia Occidental, concentrados específicamente en la provincia de Hamersley.
tC

El acero es el principal metal estructural utilizado en los proyectos de edificación e ingeniería, para no
mencionar los equipos de transportes y la maquinaria.
Níquel: Material usado en aleaciones y más de 60% de la producción de níquel se usa para
manufacturar acero inoxidable. El níquel es conocido por generar dureza, fortalecer y producir
resistencia a la corrosión. Las aleaciones de níquel también se usan en materiales de resistencia a
temperaturas altas, como motores a reacción, tuberías y bombas de agua. Australia, como uno de los
mayores productores mundiales de níquel, exporta la mayor parte de su producción, la cual procede
No

de Australia Occidental.
Magnesio: Metal no tóxico y no magnético que es el más liviano de todos los metales. El magnesio
se usa principalmente para hacer aleaciones muy fuertes y resistentes a la corrosión.
Zinc: Metal usado para cubrir y galvanizar el acero y el hierro para protegerlos contra el óxido en
los proyectos de construcción, vehículos y techos. Australia es el mayor poseedor de recursos
económicos de zinc con yacimientos encontrados en diversos lugares en todo el país.
Fuente: Creado por el autor del caso sobre la base de Australian Mines Atlas’ Fact Sheets de los principales productos indife-
renciados en minería, http://www.australianminesatlas.gov.au/education/fact_sheets, se ingresó el 25 de agosto de 2008.
Do

15

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
712-S13 Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados

t
os
Anexo 3 Índice de Precios al Consumidor (%)

rP
yo
op
Fuente: Creado por el autor del caso sobre la base de datos del Banco de Reservas de Australia.

Anexo 4 Cuenta Corriente como Porcentaje del PIB (%)


tC
No

Balance de Cuenta Corriente Balance de Bienes y Servicios

Balance de Ingresos
Do

Fuente: Creado por el autor del caso sobre la base de datos de la Australian Bureau of Statistics

16

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
712-S13 -17-
Do
Anexo 5 Balanza de Pagos (en millones de A$)

1999-
1980-81 1985-86 1990-91 1995-96 2000 2000-01 2001-02 2002-03 2003-04 2004-05 2005-06 2006-07
Cuenta Corriente -5.763 -15.499 -17.470 -21.401 -30.985 -16.867 -18.699 -38.316 -46.068 -55.524 -54.146 -59.175
Comercio de Bienes y Servicios -2.925 -8.262 -699 -1.932 -12.954 1.838 1.024 -15.946 -21.495 -22.626 -14.520 -12.214
No
Balanza comercial: -468 -3.561 2.887 -1.583 -13.185 -293 -1.003 -18.470 -23.545 -23.006 -15.291 -13.965
Exportaciones 19.018 32.492 52.568 76.146 97.625 120.231 120.940 115.803 109.473 127.867 154.425 169.535
- - - - - - -
Importaciones -19.486 -36.053 -49.681 -77.729 -110.810 120.524 121.943 134.273 133.018 150.873 169.716 183.500
Balanza de Servicios -2.457 -4.701 -3.586 -349 231 2.131 2.027 2.524 2.050 380 771 1.751
tC
Balanza de Ingresos: -2.397 -6.853 -17.224 -19.533 -18.249 -18.737 -19.667 -22.202 -24.202 -32.407 -38.887 -46.558
Créditos por ingresos 860 2.190 3.757 7.140 13.769 16.278 15.586 15.866 17.111 21.127 24.981 33.185
Débitos por ingresos -3.257 -9.043 -20.981 -26.673 -32.018 -35.015 -35.253 -38.068 -41.313 -53.534 -63.868 -79.743
Balanza de Transferencias Corrientes -441 -384 453 64 218 32 -56 -168 -371 -491 -739 -403
op
Cuenta de Capitales y Financiera 4.826 17.055 17.937 18.886 32.112 17.388 20.436 38.664 46.059 56.735 55.013 59.743
Cuenta de Capitales 167 830 2.078 1.070 1.053 1.109 1.287 1.195 1.372 1.594 1.726 2.383

Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
Cuenta Financiera 4.659 16.225 15.859 17.816 31.059 16.279 19.149 37.469 44.687 55.141 53.287 57.360
yo
Inversiones directas: 1.930 847 7.510 4.150 9.804 7.910 1.336 10.739 -15.926 44.949 -14.140 2.178
En el extranjero -511 -2.759 145 -8.340 -3.343 -14.353 -21.775 -9.636 -26.225 54.715 -31.920 -32.627
En Australia 2.441 3.606 7.365 12.490 13.147 22.263 23.111 20.375 10.299 -9.766 17.780 34.805
Inversión en Portfolio 1.392 5.721 6.174 21.622 13.033 11.067 8.944 17.498 82.458 4.784 68.251 70.680
Otras Inversiones 2.353 7.517 3.584 -6.926 10.374 6.720 7.888 15.888 -13.918 10.070 5.359 1.654
rP
Activos de Reserva -1.016 2.140 -1.409 -817 -2.622 -8.880 777 -5.620 -5.127 -8.123 -5.605 -20.127

Errores y Omisiones 937 -1.556 -467 2.515 -1.127 -521 -1.737 -348 9 -1.211 -867 -568
os
Fuente: Creado por el autor del caso sobre la base de datos de la Australian Bureau of Statistics t

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
712-S13 -18-

Anexo 6 Indicadores Económicos Generales

1975 1980 1985 1990 1995 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007
PIB (precios corrientes, millones de A$) 69.777 132.056 231.312 397.361 486.607 645.058 689.262 735.714 781.675 841.351 897.642 967.454 1.046.620
Do
Consumo Gral. Final del Gbno. 11.797 23.152 45.133 69.693 89.759 117.365 125.184 132.230 141.088 150.378 162.499 173.139 186.156
Consumo Final de Hogares 39.519 75.290 130.977 224.104 288.518 378.950 409.901 433.649 461.031 492.681 521.029 547.457 584.542
Formación Bruta de Capital Fijo 17.781 34.041 60.228 106.767 116.265 160.089 151.474 168.832 194.081 213.760 231.739 260.761 282.933
Exportación de Bienes y Servicios 10.124 22.016 35.741 60.842 88.103 128.435 156.163 156.102 151.790 147.219 167.562 196.274 215.601
Importación de Bienes y Servicios 10.510 21.444 40.790 68.771 97.896 141.389 154.325 155.078 167.736 168.714 190.188 210.794 227.815

Como % del PIB


No
Consumo Gral. Final del Gobierno 16,9 17,5 19,5 17,5 18,4 18,2 18,2 18,0 18,0 17,9 18,1 17,9 17,8
Consumo Final de Hogares 56,6 57,0 56,6 56,4 59,3 58,7 59,5 58,9 59,0 58,6 58,0 56,6 55,9
Formación Bruta de Capital Fijo 25,5 25,8 26,0 26,9 23,9 24,8 22,0 22,9 24,8 25,4 25,8 27,0 27,0
Exportación de Bienes y Servicios 14,5 16,7 15,5 15,3 18,1 19,9 22,7 21,2 19,4 17,5 18,7 20,3 20,6
Importación de Bienes y Servicios 15,1 16,2 17,6 17,3 20,1 21,9 22,4 21,1 21,5 20,1 21,2 21,8 21,8
tC
PIB a Precios Corrientes (% cambio) 17,9 13,5 10,4 9,7 5,8 6,1 6,9 6,7 6,2 7,6 6,7 7,8 8,2
Deflactor Implícito de Precios del PIB 19,3 31,7 48,3 68,4 74,7 80,1 84,0 86,4 89,0 92,1 95,5 100,0 104,7
PIB Per Cápita (precios corrientes) 5.045 9.043 14.755 23.461 27.111 33.887 35.769 37.677 39.574 42.094 44.376 47.149 50.263
op
Otros datos:
Porcentaje de Ahorro de Hogares (%) 16,9 13,5 12,0 8,4 5,9 1,8 2,2 0,5 -2,8 -3,3 -2,2 -0,4 0,2
Índice de Precios al Consumidor (%
cambio) 16,8 10,2 4,3 8,0 3,2 2,4 6,0 2,9 3,1 2,4 2,4 3,2 2,9
Desempleo (%) n,a, 6,1 8,8 6,0 9,3 6,8 6,6 7,0 6,4 5,8 5,2 4,9 4,5

Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
Población (en millones) 13,6 14,6 15,8 17,1 18,1 19,2 19,4 19,7 19,9 20,1 20,4 20,7 21,0
yo
Tasa de Interés de Corto Plazo (%) 10,5 11,2 16,5 15,1 7,6 6,2 5,0 5,1 4,7 5,5 5,7 6,0 6,4
S&P/ASX 200 (31 dic. 1979=500) n.a. n.a. 861.0 1.501.0 2.017.0 3.311.0 3.490.0 3.216.0 3.027.0 3.533.0 4.278.0 5.074.0 6.275.0

Tipo de Cambio (A$/US$) 1,37 1,114 0,774 0,814 0,739 0,63 0,539 0,524 0,584 0,711 0,751 0,746 0,784
rP
Fuente: Creado por el autor del caso sobre la base de datos de la Australian Bureau of Statistics
os
t

This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados 712-S13

Anexo 7 Ciclos del Índice Comercial (Año Fiscal 2006/2007 = 100)

t
os
Índice Pronóstico Índice

rP
yo
Fuente: Banco de Reservas de Australia, “Statement of Monetary Policy,” febrero de 2009, p. 64.

Anexo 8 Exportaciones e Importaciones de Mercadería de Australia por Categoría (como % del total)
Exportaciones 1990 1995 2000 2005 2006 2007 2008
Alimentos y animales vivos 19,1% 18,2% 17,2% 13,5% 12,3% 10,4% 9,8%
Bebidas y tabaco 0,6% 0,8% 1,6% 2,1% 1,8% 1,9% 1,2%
op
Materiales crudos no comestibles, excepto los
combustibles 26,4% 20,4% 19,2% 21,7% 23,9% 25,0% 25,3%
Combustibles minerales, lubricantes y
materiales relacionados 18,9% 16,7% 20,9% 25,6% 24,0% 22,7% 32,0%
Productos químicos y relacionados 2,5% 4,1% 4,3% 4,6% 4,2% 4,7% 3,8%
Bienes manufacturados 14,9% 17,1% 16,1% 12,5% 13,5% 14,0% 10,5%
Maquinaria y equipos de transportes 8,1% 12,8% 11,3% 9,5% 7,9% 8,2% 6,9%
tC

Otros 9,5% 9,8% 9,4% 10,6% 12,3% 13,1% 10,5%

Exportaciones Totales (en millones de A$) 50.891 71.670 110.355 139.080 163.753 168.386 222.345

Importaciones
Alimentos y animales vivos 3,8% 3,8% 3,5% 3,7% 3,6% 3,8% 3,7%
Bebidas y tabaco 0,8% 0,6% 0,7% 0,7% 0,7% 0,8% 0,7%
Materiales crudos no comestibles, excepto los
No

combustibles 2,8% 2,3% 1,7% 1,3% 1,3% 1,3% 1,3%


Combustibles minerales, lubricantes y
materiales relacionados 5,6% 5,0% 8,1% 11,1% 13,2% 13,0% 15,7%
Productos químicos y relacionados 10,3% 11,1% 11,4% 11,6% 10,8% 10,9% 10,6%
Bienes manufacturados 29,2% 28,8% 26,2% 25,3% 24,2% 24,3% 23,4%
Maquinaria y equipos de transportes 44,9% 47,0% 46,6% 44,3% 42,5% 42,1% 39,0%
Otros 2,4% 1,4% 1,8% 2,1% 3,7% 3,8% 5,7%

Total Importaciones (en millones de A$) 49.808 77.469 116.954 155.727 176.089 187.873 225.959
Do

Fuente: Adaptado de Australian Bureau of Statistics, “International Trade in Goods and Services,” Series 5368, Tabla 12a y Tabla 13a, se
ingresó en junio 10, 2009. Las exportaciones se basaron en Standard International Trade Classification, valor FOB y las importaciones se
basaron en los valores aduaneros.

19
This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
712-S13 Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados

t
os
Anexo 9 Deuda Externa Neta (Año Fiscal terminando el 30 de junio)

60,0 600.000
En mill de A$ Sector Público
50,0 % del PIB 500.000 Sector Privado
400.000
40,0

rP
300.000
30,0
200.000
20,0
100.000
10,0
0
0,0 -100.000

yo
Fuente: Creado por el autor del caso sobre la base de datos de la Australian Bureau of Statistics

Anexo 10 Tasa Neta de Ahorro de los Hogares (%)a


op
tC

Australia Alemania
Reino Unido Estados Unidos
No

Fuente: Creado por el autor del caso sobre la base de datos de la OECD, http://www.stats.oecd.org, se ingresó el 1 deoctubre de 2008.
aLa tasa neta de ahorro de los hogares era la razón de los ahorros de los hogares sobre el ingreso disponible de los hogares. Una tasa negativa
de ahorro de los hogares, como se ve para Australia y el Reino Unido, indicaba que los gastos de los hogares excedían sus ingresos.
Do

20
This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados 712-S13

Anexo 11a La participación de China en los Mercados Mundiales de Productos Indiferenciados

t
os
Tres Años Terminados en 1997 Tres Años Terminados en 2007
Consumo Importaciones Consumo Importaciones
Cobre (concentrados) nd 9,4% nd 22,3%
Cobre (refinado) 7,6% 1,2% 23,5% 14,6%
Algodón 22,4% 12,2% 37,4% 31,4%
Plomo (concentrados) nd 2,9% nd 47,4%

rP
Plomo (refinado) 7,9% 11,7% 28,1% 19,4%
Mineral de hierro 18,3% 10,3% 40,0% 42,4%
Semillas oleaginosas 16,2% 3,3% 22,0% 37,9%
Lana 17,1% 19,1% 18,5% 39,0%
Fuente: Creado por el autor del caso sobre la base de datos que aparece en “Australian Commodities,” ABARE, vol.16, no. 1 marzo de 2009,
p.12.

11b Exportaciones de Productos Australianos Seleccionados a Chinaa

yo
3 Años Terminados 3 Años terminados
1997-1998 2007-2008
Carbón (metalúrgico y térmico) 1,7 4,9
Cobre (concentrados) 181,7 514,5
Cobre (refinado) 2,5 22,3
Algodón (en kilotoneladas) 56,7 179,4
Plomo (concentrados) 43,4 162,3
Plomo (refinado) 5,3 0,4
op
Metal de hierro (in Megatoneladas) 26,7 142,1
Petróleo 279,2 631,2
Lana (in kilotoneladas) 177,6 333,2
Exportaciones de Productos
Indiferenciados a China
(en dólares de 2008-2009) A$3,9 A$18,2
tC

Fuente: Ibid, p. 13.


aTodas las unidades en kt excepto el carbón y el mineral de hierro (en Mt) y el petróleo (en ML).

Anexo 12 Los Cinco Principales Socios Comerciales de Australia en 2008

China
No

Japón 15,6%
22,7%

Otros 5 EE.UU.
42,9% 11,8%
Otros
China 51,4%
14,6%
Japón
9,0%
Corea del Singapur
7,2%
Do

EE.UU India Sur 8,3%


Alemania
5,5% 6,1% 5,0%

Fuente: Adaptado de “Country Report, Australia”, Economic Intelligence Unit, abril de 2009.

21
This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
712-S13 Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados

t
Anexo 13 Recientes Inversiones Importantes Realizadas por Compañías Chinas de Recursos (a marzo de 2009)

os
Compañía Descripción
Aluminum Corporation of Principal productor de aluminio de China, firmó un memorándum de entendimiento con el gobierno de
China (“Chalco”) Queensland para desarrollar una refinería de aluminio de US$2.000 millones en su proyecto de bauxita
de Arukun.

rP
Chinalco En febrero de 2008 compró 9% de las acciones de Rio Tinto London en US$14.000 millones.
En febrero de 2009, propuso una inversión adicional de US$19.500 millones para obtener una
participación de 18%, obteniendo dos puestos en el directorio de Rio y recibiendo participaciones en el
mineral de hierro y los activos de cobre de Rio.
China Iron & Steel La subsidiaria australiana de la compañía china era dueña de 40% de la mina de mineral de hierro
Channar, en Pilbara, operada por Rio Tinto.
China Metallurgical Group Firmó un acuerdo preliminar para pagar A$400 millones a Cape Lambert Iron Ore para la compra de un

yo
proyecto minero en Australia Occidental.
CITIC Resources Holding Aumentó su participación en Macarthur Coal de 17% a 20,4% en julio de 2008, convirtiéndose en el
mayor accionista de la compañía con sede en Brisbane.
CNOOC Pagó $348 millones por el 25% de las participaciones en el proyecto de gas de North West Shelf de
Australia en mayo de 2003.
Shangai Baosteel Group Era dueña de 46% de la mina Eastern Range en Pilbara, una joint venture con Hammersley Iron de Rio
op
Tinto, que entró en operaciones en 2004. El acuerdo de joint venture aseguraba a Baosteel 200 millones
de toneladas de mineral de hierro a lo largo de 20 años.
Sinopec En marzo de 2008, la mayor refinería de China pagó A$600 millones para comprar una participación de
60% en los campos petrolíferos de Puffin de AED Oil.
Sinosteel En julio de 2008, el segundo mayor comercializador de mineral de hierro de China obtuvo una
participación que le aseguraba el control de Midwest Corp., una minera de mineral de hierro como parte
tC

de su oferta pública para la compra de A$1.400 millones en acciones. Era la primera oferta hostil exitosa
de China para una compañía extranjera.
Fuente: Creada por autor del caso sobre la base de diversas fuentes públicas.
No
Do

22
This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados 712-S13

t
Anexo 14a Contribución al Crecimiento del Ingreso en Términos de Medidas de Productividad (%) a

os
Productividad laboral Utilización laboral Términos de Intercambio

rP
yo
Fuente: Productivity Commission, Annual Report 2007-B”, Annual Report Series, 31octubrede 2008, p.4.
aCalculado en base a las contribuciones al crecimiento promedio anual en cuanto al ingreso doméstico bruto real per cápita.

Anexo 14b Comparación de Productividad Manufacturera (Tasas de cambio anuales promedio)


1979-1990 1990-1995 1995-2000 2000-2007
op
Producción por Hora:
Estados Unidos 2.8 3.7 5.6 5.0
Canadá 2.1 3.4 3.8 1.3
Australia 2.3 1.3 3.4 1.9
Japón 3.8 3.3 3.4 3.7
Francia 3.8 3.4 4.6 3.5
Italia 3.4 3.8 1.4 -0.2
tC

Alemania 2.4 2.9 3.7 4.3


Reino Unido 4.1 2.8 2.7 4.1
Costo Laboral Unitario (En base a moneda nacional):
Estados Unidos 2.6 -0.2 -0.8 -1.0
Canadá 4.6 0.3 -0.9 2.2
Australia na 2.4 0.5 3.5
Japón 0.8 0.3 -2.2 -3.5
No

Francia 5.1 1.0 -1.7 0.1


Italia 8.8 2.2 1.2 3.1
Alemania 3.3 3.4 -0.5 -2.0
Reino Unido 6.2 1.1 1.9 0.6

Fuente: Adaptado de U.S. Bureau of Labor Statistics, “International Comparison of Manufacturing Productivity and Unit Labor Cost Trends
2007, Revisado”, Economic News Release, 3marzo de 2009.
Do

23
This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
712-S13 Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados

t
Anexo 15 Movimientos del Tipo de Cambio del Dólar Australiano

os
Índice US$
Yen Yens x Euro
A$(LMD)

US$ x A$ (RHS)

TWI (LMS)

rP
Euros x A$ (MMS)

Fuente: Banco de Reserva de Australia, “Statement of Monetary Policy”, febrero de 2009, p. 26.

2000-2005 yo
Anexo 16 Precios Globales de los Productos Indiferenciados (% de cambio con respecto al año anterior)

2006 2007 2008 2009a 2010a


op
Carbón 12,7 3,1 33,9 97,8 -23,1 -10,0
Cobre 15,2 82,7 5,9 -0,6 -32,2 -4,2
Metales y Minerales 12,3 56,9 12,0 5,0 -25,5 -5,5
Gas Natural 10,4 33,9 1,0 57,2 -10,8 -4,2
Petróleo 13,6 20,4 10,6 42,3 -26,4 1,8

Fuente: Adaptado de Banco Mundial “Global Economic Prospects 2009”, Tabla 1.4, p. 40.
tC

aPronóstico.

Anexo 17 Políticas de Tasas de Interés del Banco de Reservas de Australia (%)


No
Do

Fuente: Creado por el autor del caso sobre la base de datos del Banco de Reservas de Australia.

24
This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados 712-S13

t
os
Anexo 18a Balance Fiscal y Deuda Neta General del Gobierno (% del PIB)a

Balance Fiscal Deuda Gubernamental Neta

rP
yo
Fuente: Creado por autor del caso sobre la base de datos tomados de Australian Government Budget Projection, 2007-2008.
a Las cifras de 2007-2008 fueron estimados y los años siguientes se basaron en las cifras pronosticadas por la Economic Intelligence Unit para el

año calendario. La deuda neta general del gobierno representaba todos los activos financieros menos todos los pasivos financieros mantenidos
por el gobierno general.

Anexo 18b Comparación del balance presupuestario (% del PIB)


op
Porcentaje del PIB Porcentaje del PIB
tC
No

Área del Euro OECD Reino Unido Estados Unidos Japón Australia

2007 2008

Fuente: Gobierno Australiano, “Mid-year Economic and Fiscal Outlook 2007-2008” , p. 2, http://www.budget.gov.au/2007-
08/myefo/html/index.htm, se ingresó el 15 de abril de 2009.
Do

25
This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
712-S13 Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados

t
Apéndice Australia y los Pronósticos del Crecimiento Económico Global

os
Panorama Preliminar y Pronosticado para Australia
2008 2009 2010
PIB Nominal (US$ miles de mill.) 991,2 840,3 881,8
PIB Nominal (A$ miles de mill.) 1.182,0 1.172,0 1.201,0
Crecimiento Real del PIB (%) 2.1 -1.6 0.7

rP
Gasto sobre el PIB (% de cambio real):
Consumo General del Gobierno 3.6 6.0 6.3
Consumo Privado 2.1 -0.8 -0.4
Inversión Fija Bruta 8.5 -9.3 -1.3
Exportación de Bienes y Servicios 4.7 -7.6 -2.4
Importación de Bienes y Servicios 10.6 -10.2 -0.9

Balance General del Gobierno (% del PIB) 1.8 -4.2 -4.3

yo
Precios al consumidor (% de cambio al final del período) 3.7 1.5 1.6

Cuenta Corriente (US$ billion):


Balanza Comercial -3,1 -3,7 -4,2
Exportación de Bienes 190,2 137,6 143,9
Importación de Bienes -193,3 -141,3 -148,1
Balanza de Servicios 0,1 -0,3 -0,6
Balanza de Ingresos -38,6 -27,6 -30,6
op
Balanza de Transferencias Corrientes -0,3 -0,3 -0,3
Balanza por Cuenta Corriente -41,9 -31,9 -35,7

b
Deuda Externa (US$ miles de mill.) :
Saldo de Deuda 860,6 777,3 797,5
Amortización de Deuda: 141,6 154,5 148,2
tC

Principales Pagos 113,6 129,5 126,7

Fuente: Adaptado de “Australia, Country Report”, Economist Intelligence Unit, junio de 2009.
a Todas las cifras para 2008 eran reales, excepto las cifras de cuenta corriente y de deuda externa, que se basaron en estimaciones de EIU.
b Basándose en el año fiscal julio-junio de Australia.

Pronóstico del FMI para el Crecimiento Global (porcentaje de cambio de un año a otro)
No
Do

Mundo Estados Área del Euro Japón Reino China


Unidos Unido

2008 2009P

Fuente: Adaptado de FMI, “World Economic Outlook”, abril de 2009.

26
This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados 712-S13

t
Notas Finales
1 Kevin Rudd, “Leading, Not Following,” Discurso a la Global Foundation, Melbourne, marzo 8, 2007.

os
2 Phillip Coorey, “Rescue Packages Can Save Australia,” The Sydney Morning Herald, marzo 20, 2009.
3
Rochelle Belkar, Lynne Cockerell, and Christopher Kent, “Current Account Deficits: The Australian debate,” Documento
de Trabajo de Investigación 2007-02, Banco de Reservas de Australia, marzo, 2007.
4 El gobierno de Australia funcionaba en un año fiscal que terminaba el 30 de junio.

rP
5 “Has He Got the Ticker?” The Economist, mayo 7, 2005.
6 Ian W. McLean y Alan M. Taylor, “Australian Growth,” en In Search of Prosperity: Analytic Narratives on Economic Growth,

ed. Dani Rodrik (Princeton: Princeton University Press, 2003), p. 33.


7Kym Anderson, “Tariffs and the manufacturing sector,”en The Australian Economy in the Long Run, eds. Rodney Maddock
e Ian W. McLean (Cambridge: Cambridge University Press, 1987), p. 181.
8 Andrew Charlton, Ozonomics (Sydney: Random House Australia, 2007), p. 6.

yo
9
La migración extranjera neta medía la diferencia entre llegadas y partidas permanentes/de largo plazo. Para mayor
información ver “Australian Social Trends: Population Growth,” Ofician Australiana de Estadísticas, junio 24, 1996.
10 John W. Freebairn, “Natural Resources Industries,” en The Australian Economy in the Long Run, p. 141.
11
Ray Brooks y Christian Thimann, “Product Market Reforms,” en Australia Benefitting from Economic Reform, eds. Anoop
Singh et al. (Washington DC: International Monetary Fund, 1998), p. 133.
12 Ray Brooks, “Inflation and monetary policy reform,” en Australia Benefitting from Economic Reform, p. 64.
op
13 Vea Nick Wailes & Russell D. Lansbury, “Collective bargaining and flexibility: Australia,” International Labor
Organization, http://www.ilo.org/public/english/dialogue/ifpdial/publ/infocus/australia/index.htm, al que se ingresó
en julio 28, 2008.
14 Stephen Bell, Australia’s Money Mandarins (Cambridge: Cambridge University Press, 2004), p. 38.
15 “Economic news tempers Coalition’s nine-year anniversary,” Australian Broadcasting Corporation Transcript, February
tC

3, 2005, http://www.abc.net/au/7.30/content/2005/s1314654.htm, se ingresó en junio 20, 2008.


16 Robert J.L. Hawke, The Hawke Memoirs (London: Heinemann, 1994).
17 Bell, p. 42.
18 Ray Brooks, “Inflation and monetary policy reform,” p. 69.
19 Bell, p. 42.
No

20
Para mayores antecedentes, ver Laura Alfaro et al., “The U.S. Current Account Deficit,” HBS No. 706-002 (Cambridge:
Harvard Business School Publishing, 2006).
21 Bell, p. 47.
22 Tim Callen, “The deterioration of the current account,” en Australia Benefitting from Economic Reform, p. 27.
23 Ross Gittins, “It’s all right for Keating to be right,” The Sydney Morning Herald, May 15, 1991.

24 Bell, p. 67.
25 Aunque el Banco de Reservas adoptó unilateralmente el marco de referencia de metas de inflación en 1993, no fue hasta
Do

agosto de 1996 que el gobierno respaldó formalmente la nueva política.


26 Tom Switzer, “Australia’s success story,” The Asian Wall Street Journal, febrero 2, 2005.
27 Iain McDonald, “Australian PM expects 4% growth, sets agenda,” Dow Jones, April 14, 2002, via Factiva, se ingresó en

octubre 1, 2008.
28 IMF, “Australia: Selected Issues,” IMF Country Report No. 06/373, octubre 2006, p. 8.

27
This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860
712-S13 Australia: Las Riquezas y Desafíos de los Productos Indiferenciados

29 “A ravenous dragon,” The Economist, March 15, 2008. Los cargos, también conocidos como cargos por demora, podían

t
estar en un rango cualquiera entre US$50.000 y US$100.000 diarios.

os
30
El ex gobernador del Banco de Reservas de Australia, Ian MacFarlane, observó que en el año 2000, en el sector recursos
la propiedad extranjera estaba en alrededor de 50%. Ver “Global Influences on the Australian Economy,” Charla al Instituto
Australiano de Directores de Compañías, Sydney, June 14, 2005,
http://www.rba.gov/au/Speeches/2005/sp_gov_140605.html, se ingresó en agosto 19, 2008.
31 La opinion de Pitchford estaba basada en la “Doctrina Lawson,” así llamada por Nigel Lawson Canciller del Exchequer

de Gran Bretaña, quien afirmaba que los déficits en cuenta corriente no constituían una preocupación pública si las cuentas

rP
fiscales estaban equilibradas. Ver también Jeffrey Sachs, “The current account and macroeconomic adjustment in the 1970s,”
Brookings Paper on Economic Activity, 1, (1981).
32 Belkar, Cockerell, y Kent, p. 17.
33IMF, “Australia-2008 Article IV Consultation: Concluding Statement,” julio 1, 2008, http://www.imf.org/
external.np/ms/2008/070108.htm, se ingresó en julio 10, 2008.
34 Mary E. Kissel, “The Journal Interview with Ian Macfarlane: Australia’s Oracle,” The Wall Street Journal Asia, marzo 3,

yo
2006.
35 “Foreign currency exposure, Australia, Mar 2005,” Oficina Australiana de Estadísticas, noviembre 22, 2005.
36 Belkar, Cockerell, y Kent, p. 24.
37 Sarah Arnott, “Rio Tinto breaks all records with earnings of $6.91bn,” The Independent, agosto 27, 2008.
38 Para mayor información acerca de las inversions extranjeras en Australia, ver Australia Foreign Investment Review

Board Annual Report, 2006-7, p. 38, http://www.firb.gov.au, accessed agosto 19, 2008.
op
39 “The reluctant deputy sheriff,” The Economist, mayo 7, 2005.
40 RBA, “Statement on Monetary Policy,” agosto, 2008, p. 60.
41 Shai Oster y Rick Carew, “China Inc.’s tope Deal Maker Provokes a Backlash Abroad,” The Wall Street Journal, abril 16,
2009.
tC

42
Para mayor información sobre las preocupaciones de seguridad nacional de Estados Unidos con respecto a inversiones
extranjeras, ver Julio J. Rotemberg, “The Dubai Ports World Debacle and its Aftermath,” HBS No. 9-707-014 (Boston: Harvard
Business School Publishing, 2006).
43 “Rio Tinto Defends Chinalco Deal to Angry Shareholders,” Agency France Presse, abril 20, 2009.
44 Lenore Taylor, “Rudd to use surplus to battle slump,” The Australian, octubre 13, 2008.
45 David Uren, “Current account deficit at its worst level in 50 years,” The Australian, marzo 5, 2008.
No

46 “Endurance test,” The Economist, agosto 22, 2008.


47 Las principales compañías, como BHP Billiton y Rio Tinto, mantenían negociaciones anuales sobre el precio de contrato

con sus contrapartes chinas. Los precios estarían vigentes durante todo el eño. En 2008, ellas consiguieron en promedio 85% y
200% de aumento en los precios de contrato de mineral de hierro y carbón respectivamente.
48 Jacob Greber, “Australia Not at Risk of U.S.-Style Subprime Crisis,” Bloomberg, marzo 26, 2009.
49
“Australia Opposition Leader: Stimulus Package Too Big,” Dow Jones International News, febrero 4, 2009, via Factiva,
se ingresó en abril 13, 2009.
Do

50 “Australia Country Report,” Economist Intelligence Unit, Abril 2009, www.eiu.com, se ingresó en abril 21, 2009.
51
Australian Government, “Budget 2008-2009: Part 4: Fiscal Strategy and Outlook,” http://www.budget.gov.au/2008-
09/content/uefo/html/part_4.htm, se ingresó en abril 10, 2009.
52 Rod McGuirk, “Australia plans $26 billion Stimulus Package,” Associated Press, febrero 3, 2009.

28
This document is authorized for educator review use only by Mauricio Casallas, Universidad Sergio Arboleda until January 2018. Copying or posting is an infringement of copyright.
Permissions@hbsp.harvard.edu or 617.783.7860