Está en la página 1de 3

UNIVERSIDAD NACIONAL “L

PLANTAS DE TRATAMIENTO DE AGUA POTABLE

PLANTA DE TRATAMIENTO DE AGUA POTABLE

Tratamiento de aguas es el conjunto de operaciones unitarias de tipo físico, químico o biológico cuya
finalidad es la eliminación o reducción de la contaminación o las características no deseables de las
aguas, bien sean naturales, de abastecimiento, de proceso o residuales 9 La finalidad de estas
operaciones es obtener unas aguas con las características adecuadas al uso que se les vaya a dar, por
lo que la combinación y naturaleza exacta de los procesos varía en función tanto de las propiedades
de las aguas de partida como de su destino final. 9 Debido a que las mayores exigencias en lo referente
a la calidad del agua se centran en su aplicación para el consumo humano y animal estos se organizan
con frecuencia en tratamientos de potabilización y tratamientos de depuración de aguas residuales,
aunque ambos comparten muchas operaciones.

Tratamiento de aguas es el conjunto de operaciones unitarias de tipo físico, químico o biológico cuya
finalidad es la eliminación o reducción de la contaminación o las características no deseables de las
aguas, bien sean naturales, de abastecimiento, de proceso o residuales

La finalidad de estas operaciones es obtener unas aguas con las características adecuadas al uso que
se les vaya a dar, por lo que la combinación y naturaleza exacta de los procesos varía en función tanto
de las propiedades de las aguas de partida como de su destino final.

Debido a que las mayores exigencias en lo referente a la calidad del agua se centran en su aplicación
para el consumo humano y animal estos se organizan con frecuencia en tratamientos de potabilización
y tratamientos de depuración de aguas residuales, aunque ambos comparten muchas operaciones

Se denomina estación de tratamiento de agua potable (ETAP) al conjunto de estructuras en las que se
trata el agua de manera que se vuelva apta para el consumo humano. Existen diferentes tecnologías
para potabilizar el agua, pero todas deben cumplir los mismos principios

combinación de barreras múltiples (diferentes etapas del proceso de potabilización) para alcanzar
bajas condiciones de riesgo

El procedimiento consiste en construir los arcos verticalmente y luego abatirlos con ayuda
de tirantes y cabrestantes con un giro alrededor de su extremo inferior. El giro se ve
favorecido por el peso del semiarco, aunque al principio es necesario desplazarlo con unos
cilindros hidráulicos horizontales. Luego las retenidas deben controlar el descenso, donde los
semiarcos presentan esfuerzos flectores crecientes con su proyección horizontal. Este tipo de
montaje supone importantes retenidas y rótulas de giro que pueden ser incompatibles con
grandes luces, por lo que para estos casos se usan arcos metálicos, que incluso pueden quedar
embebidos como autocimbras.

Cuando se construyen arcos de hormigón, los encofrados se sitúan casi en vertical, lo que
permite un ahorro considerable en cimbras. Lo habitual es construir dos semiarcos que se
cierran en clave al alcanzar su posición definitiva, pero también se puede abatir una longitud
inferior al semiarco y montar el tramo central mediante un izado vertical.
Puente Paul Sauer o del río Storms. Puente de arco de hormigón, de 100 m de luz, en el
Cabo Oriental de Sudáfrica. Inaugurado en 1955, la diseño Riccardo Morandi.

Este procedimiento constructivo lo utilizó Riccardo Morandi para arcos de hasta 100 m,
como por ejemplo en el puente Paul Sauer, sobre el río Storms, en Sudáfrica. Otro puente
reseñable con esta tecnología es el de Argentobel, en Alemania con 145 m de luz. En España
destaca el puente Arcos de Alconétar, en el embalse de Alcántara, formado por dos
estructuras gemelas de 400 m de longitud, cuyo vano principal es un arco metálico de tablero
superior, de 220 m de luz. A fecha de hoy, se trata del arco de mayor luz construido en el
mundo con este procedimiento.

Intereses relacionados