Está en la página 1de 3

TARIFAS DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA

La tarifa de impuesto sobre la renta y complementarios corresponde a la cantidad, porcentaje o alícuota


del valor monetario para la cancelación del crédito fiscal. De acuerdo con la clasificación de los grupos
de sujetos pasivos se aplican las tarifas correspondientes. El tipo de tarifas que se utilizan en Colombia
son las de tipo proporcional y de tipo progresivo por considerar que son más justas y de mayor
rendimiento.

En este sentido el tipo proporcional consiste en fijar una alícuota o porcentaje fijo sobre la base. Ejemplo
el 35 % (año 2004) sobre la base imponible, para las sociedades. Este impuesto corresponde a los
impuestos reales y analíticos como por ejemplo el impuesto predial, que implica una igualdad real antes
que personal, es decir que el impuesto proporcional corresponde tanto a los impuestos indirectos como
al impuesto sobre la renta de las sociedades.

El impuesto progresivo reconoce la situación particular del sujeto referida a la circunstancia de la


determinación de la base imponible, como en el caso de las personas naturales.

La tarifa se entiende como el porcentaje de las utilidades de los sujetos pasivos, obtenidas durante el
período gravable, que debe transferirse al Estado como aporte para la financiación de las cargas
públicas del Estado, de acuerdo con la Constitución Política de Colombia.

La tarifa se aplica a la base gravable del impuesto y a ella se le aplica el porcentaje establecido
conforme a la ley para cada tipo de contribuyente del impuesto.

Tarifas para Personas Jurídicas

La tarifa para personas jurídicas es el 35%, aplicable sobre la renta líquida gravable, para las
sociedades anónimas, de responsabilidad limitada y demás entes asimilados, y las sociedades
extranjeras que sean contribuyentes en Colombia.

Con la Ley 223de 1995 se creó un régimen especial de estabilidad tributaria, que posteriormente fue
derogado con el artículo 134 de la Ley 633 de 2000. Este tenía como fin garantizarle al contribuyente
una misma tarifa durante un lapso de tiempo, es decir, estabilidad tributaria. Si después de haber
suscrito el contrato de estabilidad, se presentará un aumento de tarifas de impuesto de renta y
complementarios por encima de las tarifas acordadas, no le serían aplicables dichos incrementos.

A este régimen tributario especial sólo podían acogerse las personas jurídicas, era de carácter
voluntario, es decir, dependía de la voluntad del sujeto.

Se establecía con un convenio (contrato) mediante el cual el Estado, a través de la DIAN, garantizaba al
contribuyente que su tarifa de tributación sería vigente al momento de la suscripción del contrato, es
decir, que si la tarifa aumentaba durante la vigencia del contrato, este aumento no afectaría al sujeto
amparado con la estabilidad y si la tarifa de impuesto de renta y complementarios disminuía, la tarifa
para los contribuyentes sometidos al régimen de estabilidad tributaria, se reducía para ubicarse en la
menor tarifa establecida.

El contrato podía cubrir hasta diez años, los contribuyentes que se acogieran a este régimen, deberían
liquidar y pagar un 2% adicional de tarifa de impuesto de renta y complementarios, es decir que esta
aumentaba del 35% al 37%.
Tarifas para Personas Naturales

El impuesto de renta y complementarios para las personas naturales colombianas, las sucesiones
ilíquidas de causantes colombianos, de las personas naturales extranjeras residentes en el país, de
sucesiones ilíquidas de causantes extranjeros residentes en el país y de las asignaciones y donaciones
modales varían según el monto de su renta durante el periodo gravable, es decir, es una tarifa
progresiva, y el impuesto esta determinado en la tabla que año a año fija el Gobierno mediante decreto.

Para los sujetos no obligados a presentar declaración de renta y complementarios, el valor de su


impuesto será el que resulte de sumar las retenciones en la fuente, por todo concepto, que le practicaron
durante el respectivo año gravable. Por lo tanto, la tarifa en tales circunstancias será la que corresponda
al descuento realizado por retención en la fuente (6%, 10% 4%, etc.).

Las persona naturales obligadas a presentar declaración de renta y complementarios, sin importar el
régimen al cual pertenezcan, se les aplicarán las tarifas que determina el Gobierno Nacional cada año,
establecidas en tablas especiales dependiendo del valor de su renta liquidada para el período gravable.
(Consultar tablas de impuesto sobre la renta y complementarios para personas naturales en la página
web: www.dian.gov.co

Para Personas Naturales Extranjeras sin Residencia

Para los ingresos de fuente nacional percibidos por personas naturales extranjeras sin residencia en
Colombia se les aplicará la tarifa general del 35% (año 2004). En el caso de profesores extranjeros sin
residencia en el país, contratados por periodos no superiores a cuatro meses por instituciones de
educación superior aprobadas por el ICFES, únicamente se les aplicará el 7% (año 2004) como
impuesto sobre la renta. (Parágrafo art. 247 del E.T.).

Para Dividendos y Participaciones Recibidos por Extranjeros no Residentes


ni Domiciliados

La tarifa del impuesto sobre la renta correspondiente a dividendos o participaciones, percibidos por
sociedades u otras entidades extranjeras sin domicilio en el país, por personas naturales extranjeras sin
residencia en Colombia y por sucesiones ilíquidas de causantes extranjeros que no eran residentes en
Colombia será la siguientes (acorde con el art. 245 del E.T.): El 7% para la parte del dividendo o
participación que se encuentre por debajo del resultado de la fórmula de los 13/7 (formula que se
analizará en rentas brutas especiales unidad 4).

Para Dividendos y Participaciones Recibidos por Sucursales de Sociedades


Extranjeras

Los dividendos y participaciones que se paguen o abonen en cuenta a sucursales en Colombia de


sociedades extranjeras tienen una tarifa del 0%. Sin embargo, si su distribución estuviese por encima de
la fórmula de los 13/7 se aplicará la tarifa general del 35% /art. 245 E.T.).

Entidades del Régimen Tributario Especial

A las entidades del régimen tributario especial le es aplicable una tarifa del 20%, que se calcula sobre el
valor del beneficio neto o excedente que dichas entidades liquiden por el correspondiente periodo
gravable.
Las entidades del régimen tributario especial podrían tener una tarifa de cero, si cumplen con los
requisitos establecidos para obtener la exención en el impuesto de renta, mediante la inversión de sus
excedentes.

Sobretasa del Impuesto sobre la Renta

La sobretasa del impuesto sobre la renta es un valor adicional que deben cancelar los contribuyentes del
impuesto a la renta y complementarios, no importando el régimen al que pertenezcan, a partir del año
gravable 2003.

Fue creada con la reforma tributaria del 2002, donde se hablaba de una sobretasa del 10% por el año
2003, y para el año 2004 sería del 5%, con la Ley 863 de diciembre del 2003, fue sustituido el artículo
260-11 del E.T., cambiando por una tasa del 10% para los años gravables 2004,2005 y 2006.

La sobretasa es el 10% del impuesto neto de renta por el año gravable. Por ejemplo para el año 2003, la
sobretasa se cancelaba en dos contados; el primero debió realizarse durante el segundo semestre de
2003, a título de anticipo, y que equivale al 50% de dicha sobretasa, y el saldo con la presentación de la
renta del periodo gravable 2003, en el año 2004.

Entonces de la sobretasa obtenida en el año gravable (10% del impuesto de renta), se reducirá el
anticipo del 50% del año anterior, y se calculará nuevamente un anticipo que equivale al 50% de la
sobretasa para el año siguiente.