Está en la página 1de 37

REPÚBLICA DE COLOMBIA

TRIBUNAL ADMINISTRATIVO DE BOYACÁ


SALA DE DECISIÓN No. 4

MAGISTRADO PONENTE: JOSÉ ASCENCIÓN FERNÁNDEZ OSORIO

Tunja, 2 0 MAR. 2018

DEMANDANTE: LEONOR CELIS ZAPATA


DEMANDADO: SERVICIO NACIONAL DE APRENDIZAJE- SENA

REFERENCIA: 1523833397512015-00141-01
MEDIO DE NULIDAD Y RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO
CONTROL:
TEMA: CONTRATO DE REALIDAD
ASUNTO: SENTENCIA DE SEGUNDA INSTANCIA

Conoce la Sala del recurso de apelación interpuesto por el apoderado de la


entidad demandada, contra la sentencia proferida el día 30 de septiembre
2016, por el Juzgado Segundo Administrativo del Circuito de Sogamoso,
mediante el cual se accedió parcialmente a las pretensiones de la demanda.

I. ANTECEDENTES

1. TRÁMITE DE PRIMERA INSTANCIA

1.1. DEMANDA

1.1.1. Declaraciones y condenas (fl. 3-4)

La señora LEONOR CELIS ZAPATA, a través de apoderada judicial, acudió a


esta jurisdicción en ejercicio del medio de control de Nulidad y
Restablecimiento del Derecho, en contra del SERVICIO NACIONAL DE
APRENDIZAJE- SENA, con el objeto de que se declare la nulidad del Oficio
número 2-2014-006362 del 29 de octubre de 2014, expedido por el Director del
SENA, mediante el cual le fue negado el reconocimiento y pago de los
derechos derivados de la relación laboral que se encubrió mediante Órdenes
de Prestación de Servicios, regidos por el numeral 3° del artículo 32 de la Ley 80
de 1993.

Como consecuencia de la anterior declaración y a título de restablecimiento


de derecho, solicitó que se reconozca la existencia de una relación laboral
que cobró vigencia entre el 26 de septiembre de 1996 y el 4 de diciembre de
2011; asimismo pidió que se ordene a la demandada a liquidar y pagar una
indemnización equivalente al valor de las prestaciones sociales causadas entre
el tiempo que se suscitó la relación laboral y al efecto se le cancele el valor
correspondiente a cesantías, intereses a las cesantías, vacaciones, prima de
vacaciones primas de todo orden, horas extras con los recargos
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

correspondientes, dominicales, festivos y las bonificaciones de todo orden


reconocidos a los instructores de planta durante el tiempo en que cobro
vigencia la relación laboral declarada.

Igualmente pidió que se ordene el reintegro y consecuente pago de los dineros


que tuvo que cancelar por concepto de aportes al Sistema General de
Seguridad Social en salud, Pensión, y Riesgos Laborales entre el 26 de
septiembre de 1996 y el 4 de diciembre de 2011. Así mismo sea reintegrados los
dineros por concepto del pago de pólizas únicas de cumplimiento por los
contratos entre el 26 de septiembre de 1996 y el 4 de diciembre de 2011,
dichas condenas recocidas en el presente asunto sean debidamente
indexadas desde la fecha en que sea causo el derecho y hasta la fecha en
que se haga real y efectivo el pago iv) que se condene en costas a la parte
demandada.

1.1.1. Fundamentos fácticos (fls. 4-6)

La apoderada de la parte demandante, indicó la señora Leonor Celis Zapata


estuvo vinculada al Servicio Nacional de Aprendizaje-SENA, prestando sus
servicios de manera personal y permanente desde el 26 de septiembre de 1996
hasta el 4 de diciembre de 2011, ejecutando las mismas funciones que le
corresponden a un instructor de planta.

Expresó que en el tiempo en el que se desarrollaron los sucesivos contratos de


prestación de servicios, tuvo que cumplir diferentes órdenes como lo fue,
prestar sus servicios de manera personal y directa, impartiendo formación a
profesionales en los diferentes aprendizajes y cursos especiales dentro del
centro Agropecuario y Agroindustrial, ejecutar actividades de enseñanza-
aprendizaje y evaluación de conformidad con el calendario institucional y el
manual de procedimientos para la ejecución del calendario de la formación
institucional; Además tuvo que participar en la programación y ejecución del
proceso de inducción de aprendices de formación titulada, reportar en el
sistema "Sofía Plus" en un término de 3 días las actividades que realizaba,
garantizando de esta forma la calidad de la información y su coherencia con
el proceso formativo tales como registro de juicios evaluativos del
reconocimiento de aprendizajes previos, comunicar anomalías de manera
oportuna, también atender a los diferentes requerimientos, todo esto
desarrollado en el horario en que la entidad habitualmente prestaba el
servicio, impidiéndose de esta manera tener un vínculo laboral distinto al que
tenía con el SENA.

Mencionó que el tiempo laborado por la demandante no se prestó de manera


autónoma ni independencia, por el contrario siempre estuvo sujeta a cumplir
órdenes y a la supervisión y control de sus labores.

Indicó que el SENA, como contraprestación le liquidaba y pagaba una suma


mensual equivalente a lo que devengaban los demás instructores de planta de
la entidad, pero jamás le fueron reconocidas liquidadas y pagadas las

2
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

prestaciones de las cuales tenía derecho, en la misma manera nunca fueron


hechas las cotizaciones al Sistema General de Seguridad en Salud, Pensiones y
Riesgos Profesionales, siendo ella misma quien pago los aportes respectivos
desde el 26 de septiembre de 1996 hasta el 4 de diciembre de 2011.

Expuso que el día 7 de octubre de 2014, la señora Celis Zapata elevó


reclamación ante la entidad demandada a fin de que fueran reconocidas y
canceladas las prestaciones sociales y los aportes al Sistema de Seguridad
social en Salud, Pensiones y Riesgos Profesionales; la cual fue contestada el 29
de octubre de 2014, mediante oficio No. 2-2014-006362, que negó lo solicitado.

1.1.2. Normas Violadas y Conceptos de Violación (fls. 8-11)

Refirió como normas violadas los artículos 1, 2, 6, 13, 25, 29, 53, 83, 121, 122, 123,
y 209 de la Constitución Política; la Ley 80 de 1993, articulo 32-3. Decreto Ley
1950 de 1973 artículo 7° y el artículo 2° del Decreto 2400 de 1968 modificado
por el Decreto 3074 de la misma anualidad, la Ley 734 de 2002 artículo 48
numeral 29.

Consideró la demandante que hay violación de estas normas en la medida


que la Constitución Política de 1991, adoptó toda una serie de garantías en
arras de efectivizar el Estado Social de Derecho, siendo el Trabajo uno de los
fines que se tienen que proteger, el articulo 53 determinó como principios del
trabador la igualdad de oportunidades, la irrenunciabilidad de los beneficios
mínimos establecidos, estabilidad en el empleo y la primacía de la realidad
sobre la las formalidades establecidas por los sujetos de las relaciones laborales.

Añadió que se vulneró el artículo 32-3 de la Ley 80 de 1993, pues consideró que
no se tuvo en cuenta los elementos que el contrato de prestación de servicios
tiene los cuales son la ejecución de labores en razón de la experiencia,
capacitación, y formación profesional del contratista en determinadas
materias, la autonomía e independencia del contratista y la vigencia del
contrato el cual debe ser temporal. Concluyendo que jamás hubo un grado de
independencia u autonomía, así indica que se ha transgredido esta norma en
el entendido que los contratos fueron celebrados de manera consecutiva.

Finalmente explicó que la celebración de esta clase de contratos viola la


norma disciplinaria, al contratar con esta modalidad con el fin de atender
funciones públicas o administrativas que requieren dedicación de tiempo por
completo, implicando necesariamente los elementos propios de un contrato
de trabajo.

1.2. CONTESTACIÓN DE LA DEMANDA (fls. 127-133)

Dentro de la oportunidad concedida para el efecto, la entidad demandada


Servicio Nacional de Aprendizaje - SENA, presentó escrito de contestación en el
que se opuso a la totalidad de las pretensiones, indicando que, el acto
administrativo demandado goza de legalidad, en el sentido que fue expedido

3
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Red. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

conforme al ordenamiento legal. Añadió que la demandante acepto las


distintas vinculaciones propuestas por la entidad a través de los contratos de
prestación de servicios Profesionales, por lo que consideró que no le asiste
ninguno de los presuntos derechos laborales reclamados.

Indicó que la actividad contractual entre la demandante y la entidad


demandada no genera ninguna relación laboral, sino únicamente da lugar a
pago de honorarios pactados, resultando de esta manera improcedente el
pago de acreencias laborales o prestacionales.

Para soportar su dicho, trajo a colación la sentencia C-154 de 1997 que trató
sobre las características del contrato de prestación de servicios y sus
diferencias con el contrato de trabajo, asimismo refirió la sentencia del Consejo
de Estado, con radicado 2499-07 en la que se estableció que el hecho de
recibir instrucciones de superiores o el reporte de informes sobre resultados no
implica necesariamente subordinación.

Propuso como excepciones la inexistencia del derecho y prescripción parcial


del derecho reclamado.

1.3. SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA

El Juzgado Segundo Administrativo del Circuito de Sogamoso, mediante


sentencia proferida el 30 de septiembre de 2016, resolvió:

"Primero.- Declarar la nulidad del acto administrativo contenido en el


oficio No. 2-2014-006362 del 29 de octubre de 2014, expedido por el
Director Regional de Boyacá del Servicio Nacional de Aprendizaje SENA,
mediante el cual se negó la relación laboral existente entre la entidad
demandada y la señora Leonor Celis Zapata, durante el tiempo que se
desempeñó como instructora vinculada bajo órdenes de trabajo y
contratos de prestación de servicios.

Segundo. Declarar la existencia de la relación laboral entre el Servicio


Nacional de Aprendizaje SENA - Regional Boyacá y la señora Leonor Celis
Zapata durante los lapsos de ejecución de 24 contratos y ordenes de
prestación de servicios suscritos por la demandante con el SENA en el
periodo comprendido durante el 3 de febrero de 1997 y el 4 de diciembre
de 2011 de conformidad con lo expuesto en la presente providencia.

Tercero.- Condenar al Servicio Nacional de Aprendizaje SENA - Regional


Boyacá a título de indemnización reparatoria a favor de la señora
LEONOR CELIS ZAPATA identificada con la cedula de ciudadanía No.
51.891.923 de Bogotá, el equivalente a las prestaciones sociales ordinarias
que percibe un instructor de planta en el SENA- Regional Boyacá por el
tiempo de duración de cada uno de los 24 contratos de prestación de
servicios y ordenes de trabajo que celebró la demandante con la entidad

4
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

accionada; tomando como base de liquidación el valor mensual


pactado como precio de contrato a título de Honorarios.

Cuarto.- Condenar al Servicio Nacional de Aprendizaje SENA - Regional


Boyacá a pagar a título de indemnización a favor de la señora Leonor
Celis Zapata identificada con cedula de ciudadanía No. 51.891.923 de
Bogotá, los porcentajes de cotización correspondientes a salud y
pensiones en la cuota parte que la entidad no trasladó al respectivo
Fondo de Pensiones y a la empresa prestadora de salud, teniendo en
cuenta que:

a) La demandada deberá pagar a la actora la cuota parte


correspondiente en tanto que acredite haberla sufragado; y

b) La entidad accionada deberá girar al Fondo de Pensiones y a


la Empresa Prestadora de Salud escogidos por la interesada las
sumas a que haya lugar luego de hacer liquidación de cara a
lo efectivamente cotizado y lo que se debió cotizar de
conformidad con lo expuesto en la parte motiva de esta
sentencia.

c) La demandada deberá tomar como base de liquidación el


precio mensual pactado por honorarios en dichos contratos
de prestación de servicios y ordenes de trabajo.

Quinto.- Declarar que el tiempo laborado por la señora Leonor Celis


Zapata, bajo la modalidad de contratos de prestación de servicios y
órdenes de trabajo, computa para efectos pensionales.

Sexto.- Las sumas resultantes a favor de la demandante, se ajustaran en


su valor con base en el IPC certificado por el DANE, en aplicación de la
formula indicada en la parte considerativa de la presente providencia.

Séptimo.- Declarar infundadas las excepciones de inexistencia del


derecho y prescripción parcial del derecho, por las razones expuestas en
esta sentencia.

Octavo.• Negar las demás pretensiones de la demanda"

Para adoptar tal determinación el a quo, explicó que la carga probatoria de


los elementos del contrato de realidad, corresponde exclusivamente a la parte
que la alegó, añadió que dentro del expediente se encontró acreditado que
la señora presto sus servicios de manera personal y directa como Instructora
Contratista al servicio del SENA, así mismo que percibió una remuneración o
contraprestación económica por la labor personal que realizo ante la entidad
demandada.

5
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

Frente a los elementos que configuran la existencia de una relación laboral


señaló que se presentó la existencia del elemento de la subordinación y
dependencia, pues sus labores nunca fueron de carácter transitorio o
esporádico, característica propia del contrato de prestación de servicios,
argumentos apoyados en la sentencia del 27 de abril de 2016 Radicación No.
23-31-000-2012-00241-01 del Consejo de Estado.

Consideró el a quo que no había lugar a declarar la prescripción parcial


solicitada por el demandado en la medida que el contrato celebrado por la
señora Celis Zapata y el Centro de Desarrollo Agropecuario y Agroindustrial del
SENA - Regional Boyacá, se ejecutó hasta el 4 de diciembre de 2011 y la
reclamación se hizo el día 7 de octubre de 2014, razón por la cual no se
configura el fenómeno jurídico de la prescripción, pues esta se interpuso
oportunamente dentro de los 3 años siguientes a la finalización del vínculo
contractual.

Frente a las Prestaciones Sociales el a quo consideró, que debe dársele


aplicación a los múltiples pronunciamientos del Consejo de Estado, en los que
se precisó que se deben reconocer las prestaciones sociales ordinarias que
devenga un empleado público en similar situación teniéndose en cuenta el
tiempo laborado para efectos pensionales.

Sobre la devolución del pago concerniente a las Pólizas únicas de


cumplimiento por contratos y ordenes de trabajo el Juzgado considera que no
hay lugar a el reembolso en el sentido que i) estas fueron generadas por el
vínculo contractual y no la relación laboral II) las pólizas buscaban garantizar el
cubrimiento de daños que pudieran ocasionarse a terceras personas iii) la
declaración de la relación no implica la devolución de sumas de dinero que se
hayan generado en virtud del vínculo contractual, pues la finalidad del pago a
título de indemnización reparatoria es el reconocimiento de los emolumentos
salariales y prestacionales dejados de percibir.

1.4. FUNDAMENTOS DE LA APELACIÓN (fls. 267-270).

Inconforme con la decisión asumida por el a quo, el apoderado del SENA,


allegó escrito de apelación solicitando se revoque la sentencia de primera
instancia y en su lugar, no se accedan las pretensiones de la demanda, bajo
los siguientes argumentos:

Adujo que la prestación de servicios con las entidades del Estado, no


constituye un título para reclamar por analogía los derechos que goza un
empleado público, pues según lo previsto en el artículo 8° de la Ley 153 de 1887
no se puede dar aplicación de los derechos que otorga una la condición de
servidor público a otra clase de relación con el Estado.

Reiteró los argumentos expuestos en el escrito de contestación de la demanda


en la que cita que no necesariamente implica la subordinación el

6
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

cumplimiento de un horario, el hecho de recibir una serie de instrucciones de


superiores o el reporte de informes sobre sus resultados.

2. TRÁMITE DE SEGUNDA INSTANCIA

El anterior recurso fue concedido en audiencia de conciliación judicial (fl 275-


276), y admitido por esta Corporación, mediante proveído de 13 de enero de
2017 (fl. 281). A través de auto de 26 de enero de 2017, se prescindió de la
audiencia de que trata el inciso 4° del artículo 247 del C.P.A.C.A y se ordenó
correr traslado para alegar de conclusión (fl. 285).

2.1. ALEGATOS DE CONCLUSIÓN

• La parte actora, (fls 287-289)

Redundó en los razonamientos esgrimidos en la demanda y solicitó la


confirmación de la sentencia de primera instancia.

• La entidad demandada Instituto Nacional de Aprendizaje SENA, (fls. 291-


293)

Se ratifica en lo expuesto en el escrito de la contestación, además expresa que


no hay claridad en el lugar donde se presentó el servicio, pues los testigos solo
manifestaron que el contrato era ejecutado en todo el Departamento, frente a
esto explica que el último contrato correspondiente al No. 292 del 12 de julio de
2011 se celebró en el Centro de Desarrollo Agropecuario y Agroindustrial del
SENA Regional Boyacá, dentro de la jurisdicción de Duitama, motivo por el cual
no se tiene competencia para decidir sobre el asunto de conformidad con el
articulo 153 numeral tercero del C.P.A.C.A.

• Ministerio Público, (fls. 294-301)

Rindió su concepto solicitando que se confirme la sentencia de primera


instancia habida cuenta que durante el trámite de este proceso se llegó a
demostrar una relación laboral al existir los tres elementos del contrato.

Precisó que se encuentra probada la prestación personal del servicio y su


retribución; destacó que las labores ejecutadas por la demandante no fueron
de carácter temporal u ocasional, contrario sensu, dicha actividad se prolongó
por más de 14 años; que los lapsos entre uno y otro contrato fueron cortos, lo
que sugiere una continua necesidad del servicio.

II. CONSIDERACIONES

Transcurrido en legal forma el trámite de segunda instancia, se establece que


no existe causal de nulidad que invalide lo actuado, por lo que se ocupa la
Sala de desatar el recurso de apelación interpuesto por la parte demandada,

7
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

contra la sentencia proferida el 30 de septiembre de 2016, por el Juzgado


Segundo Administrativo del Circuito de Sogamoso.

1. MARCO JURÍDICO DEL RECURSO DE APELACIÓN.

Previo a resolver el objeto de la controversia, resulta necesario precisar


los límites a los cuales se ve compelido el ad-quem en lo que respecta a
la apelación. Para el efecto, conviene señalar que el a quo en la
sentencia desata una controversia inicial delimitada por la demanda, la
contestación a la misma y las pruebas recaudadas en el trámite
procesal. Dicho debate concluye con una providencia que tiene la
virtud de poner fin a la diferencia y que se fundamenta en razones de
hecho y de derecho derivadas de lo probado en el plenario y de la
aplicación concreta del ordenamiento jurídico al caso debatido.

Así las cosas, a través del recurso de apelación se ejerce el derecho de


impugnación contra una decisión judicial determinada; por lo que le
corresponde al recurrente confrontar los argumentos que el Juez de
primera instancia consideró para tomar su decisión, a efectos de
solicitarle al Juez de superior jerarquía funcional que decida sobre los
puntos o asuntos que se cuestionan ante la segunda instancia. Lo
anterior de conformidad con lo establecido en el artículo 320 del C.G.P.,
que consagra:

"Artículo 320. Fines de la apelación.

El recurso de apelación tiene por objeto que el superior examine la


cuestión decidida, únicamente en relación con los reparos
concretos formulados por el apelante, para que el superior revoque
o reforme la decisión.
(...)"

En este orden de ideas, resulta claro que para el Juez de segunda


instancia, su marco de competencia lo constituyen las referencias
conceptuales y argumentativas que se aducen y esgrimen en contra de
la decisión que adoptada en primera instancia, por lo cual, en principio,
los demás aspectos, diversos a los planteados por el recurrente se
excluyen del debate en la instancia superior, toda vez que operan tanto
el principio de congruencia de la sentencia, como el principio
dispositivo, razón por la cual la jurisprudencia ha sostenido que "las
pretensiones del recurrente y su voluntad de interponer el recurso,
condicionan la competencia del juez que conoce del mismo. Lo que el
procesado estime lesivo de sus derechos, constituye el ámbito exclusivo

8
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

sobre el cual debe resolver el ad quem: `tantum devolutum quantum


appellatum'"1.

Otra de las limitaciones relevantes a las cuales se encuentra


materialmente sujeta la competencia del juez ad quem, para efectos
de proferir el fallo respectivo con el cual ha de desatarse la apelación
interpuesta contra una sentencia, la constituye la garantía de la no
reformatio in pejus, por virtud de la cual no es válidamente posible que,
con su decisión, el juez de la segunda instancia agrave, empeore o
desmejore la situación que en relación con el litigio correspondiente le
hubiere sido definida al apelante único mediante la sentencia de
primera instancia.

2. CUESTIÓN PREVIA

Sea del caso referirse al argumento de la parte demandada en el escrito de


alegatos de la segunda instancia, donde refirió que de acuerdo al último
contrato ejecutado por la demandante, del mismo se desprende que se
ejecutó en la ciudad de Duitama, por lo que consideró que no era
competente el Juzgado Segundo de Sogamoso en proferir la decisión de
instancia.

Al respecto advierte esta Sala que el Código General del Proceso en su artículo
16 aplicable por remisión expresa del artículo 306 del C.P.C.A establece:

"ARTÍCULO 16. PRORROGABILIDAD E IMPRORROGABILIDAD DE LA


JURISDICCIÓN Y LA COMPETENCIA. La jurisdicción y la competencia
por los factores subjetivo y funcional son improrrogables. Cuando se
declare, de oficio o a petición de parte, la falta de jurisdicción o la
falta de competencia por los factores subjetivo o funcional, lo actuado
conservará validez, salvo la sentencia que se hubiere proferido que
será nula, y el proceso se enviará de inmediato al juez competente, lo
actuado con posterioridad a la declaratoria de falta de jurisdicción o
de competencia será nulo.

La falta de competencia por factores distintos del subjetivo o funcional


es prorrogable cuando no se reclame en tiempo, y el juez seguirá
conociendo del proceso. Cuando se alegue oportunamente lo
actuado conservará validez y el proceso se remitirá al juez
competente". (Subraya fuera de texto original)

Mediante auto de fecha 26 de septiembre de 2013, proferido por el Consejo de


Estado- Sala de lo Contencioso Administrativo- Sección Cuarta Consejero
ponente: JORGE OCTAVIO RAMIREZ RAMIREZ. Radicación número: 08001-23-
333-004-2012- 00173-01(20135) dispuso:

Al respecto, ver por ejemplo, sentencia de la Corte Constitucional C-583 de 1997.

9
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 15238333975 120 1500 14 1-0 1
Sentencia de segunda instancia

"FUENTE FORMAL: LEY 1437 DE 2011 - ARTICULO 180 NUMERAL 5 / LEY


1437 DE 2011 - ARTICULO 207 PRINCIPIO DE PRECLUSION - Parte de la
premisa de que el proceso se desarrolla por etapas y supone la
clausura de una para pasar a la siguiente, de modo que los actos
procesales cumplidos quedan en firme y no se puede volver sobre ellos
/ PRECLUSION DE LA ETAPA DE ADMISION DE LA DEMANDA - Si los vicios
de la demanda no se controlan al estudiar su admisión precluye la
oportunidad del juez para dictar auto inadmisorio o adicionar el ya
proferido, sin perjuicio de que después pueda ejercer la potestad de
saneamiento del proceso, salvo respecto de los vicios o irregularidades
que no se alegaron y se entienden superados. El principio de
preclusión está estrechamente relacionado con la premisa de que el
proceso judicial se desarrolla por etapas: El paso de una etapa a la
siguiente supone la preclusión o clausura de la anterior, de tal manera
que aquellos actos procesales cumplidos quedan firmes y no puede
volverse a ellos. En virtud de ese principio de preclusión, puede
afirmarse que si los vicios de la demanda no se controlan al momento
del estudio para su admisión, se entiende precluída la oportunidad del
Juez de dictar un auto inadmisorio o adicionar el ya proferido, sin
perjuicio de ejercer la potestad de saneamiento en una etapa
posterior. Siempre, sobre la base de que los requisitos subsanables y no
alegados se entienden convalidados y saneados, en armonía con los
artículos 144 y 145 del Código de Procedimiento Civil. Así ocurriría, para
citar un ejemplo, con la omisión de aportar copia de los actos
demandados, vicio que se entendería superado cuando aquellos se
aporten con los antecedentes administrativos, por lo que no es dable
volver sobre ella ni declarar terminado el proceso por esa razón.
Asunto similar ocurre cuando se omite informar la dirección para
notificación de la parte demanda pero pese a ello se pudo realizar la
notificación en debida forma; cuando no se aportan los anexos de la
demanda o su copia, pero tal hecho no es alegado por el
demandado y, pese a ello, el proceso siguió su trámite y se contestó la
demanda, o cuando no se encuentran debidamente individualizadas
la pretensiones y si durante la fijación del litigio en la audiencia inicial
se aclaran y concretan las mismas. Sobre las oportunidades del Juez y
las partes para sanear los vicios de la demanda y el principio de
preclusión, el tratadista Hernán Fabio López Blanco, refiriéndose el
Código de Procedimiento Civil, concluyó en su libro "Instituciones de
Derecho Procesal Civil" que "el legislador ha querido que los defectos
formales de la demanda se remedien, bien de oficio, bien a petición
de parte, dentro de oportunidades señaladas de modo preciso en el
Código; absolutamente ninguna norma permite que tales defectos
puedan declararse en la sentencia, pues lo que ha ocurrido es que, en
virtud del fenómeno de preclusión, debe considerarse saneado
cualquier vicio formal que puedo tener la demanda. En ese orden de
ideas, en virtud del principio de preclusión, si a la hora de la admisión
de la demanda el Juez pasa por alto alguna irregularidad, le precluye

10
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

la facultad de volver al estudio sobre lo mismo, toda vez que en


cualquier otra etapa del proceso debe ejercer el control de legalidad
para sanear los vicios que acarrean nulidades o fallos inhibitorios o
cualquiera otra irregularidad, salvo, naturalmente, aquellos que no
fueron alegados y se entiendan ya superados, con el fin de garantizar
el efectivo acceso a la administración de justicia y la celeridad en el
trámite judicial".

En el presente caso y de conformidad a la norma citada lo actuado conserva


total validez, y la Sala considera que las etapas procesales surtidas con
anterioridad se encuentran precluidas, pues solamente vino la parte
demandada a hacer referencia a ellas en el escrito de alegatos de segunda
instancia, cuando se había superado todas las etapas saneables dentro de la
acción y habiendo tenido la oportunidad correspondiente para referirse a ello,
por lo que no le es dable al Tribunal revivir las etapas que ya fueron agotadas
en primera instancia.

3. PROBLEMA JURÍDICO

En los términos del recurso de apelación presentado por la entidad demandada,


corresponde a esta Sala establecer sí entre la accionante y la entidad
demandad existió una relación laboral legal y reglamentaria, encubierta en la
modalidad de orden de prestación de servicios y por ende tiene derecho a
que se le pague el equivalente a las prestaciones sociales ordinarias que
percibe un instructor del planta en el SENA.

4. MARCO NORMATIVO Y JURISPRUDENCIAL

A efectos de resolver el problema jurídico planteado, es imperioso traer al


plenario, la base legal y jurisprudencial que regula el tema propuesto en la
alzada.

4.1. Del Contrato de Prestación de Servicios.

En las disposiciones del artículo 32 de la Ley 80 de 1993, se establece que el


contrato de prestación de servicios es un acto jurídico que celebran las
Entidades Estatales para desarrollar actividades relacionadas con la
administración o funcionamiento de la entidad en los eventos en que no
pueden realizarse con personal de planta o que requieran conocimientos
especializados2.

2Artículo 32. De los Contratos Estatales. Son contratos estatales todos los actos jurídicos
generadores de obligaciones que celebren las entidades a que se refiere el presente estatuto,
previstos en el derecho privado o en disposiciones especiales, o derivados del ejercicio de la
autonomía de la voluntad, así como los que, a título enunciativo, se definen a continuación:
(.-.)
3o. Contrato de prestación de servicios
Son contratos de prestación de servicios los que celebren las entidades estatales para desarrollar
actividades relacionadas con la administración o funcionamiento de la entidad. Estos contratos
sólo podrán celebrarse con personas naturales cuando dichas actividades no puedan realizarse
con personal de planta o requieran conocimientos especializados.

11
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

Así mismo, mediante providencia del Consejo de Estado No. 68001-23-15-000-


2000-03151-01(1043-08), precisa las características de este contrato así:

•El contrato versa sobre una obligación de hacer para la ejecución


de labores, en razón de la experiencia, capacitación y formación
profesional de una persona en determinada materia.
• El objeto contractual lo conforma la realización temporal de
actividades inherentes al funcionamiento de la entidad.
• La autonomía e independencia del contratista desde el punto de
vista técnico o científico, constituye el elemento esencial del
contrato.
• El contratista dispone de amplio margen de discrecionalidad para
la ejecución del objeto contractual, delimitada por el plazo y la
realización de la labor.
• La vigencia del contrato es temporal. Su duración debe ser
delimitada por el tiempo indispensable para realizar el objeto
contractual.
• La actividad puede ser desarrollada por una persona natural o
jurídica3." (Destacado fuera del texto original) "4

Lo que significa que este se genera cuando existen funciones ocasionales que
forman parte de las funciones que no pueden cumplir los funcionarios de
planta, sin embargo se debe tener en cuenta que el contrato de prestación de
servicios se puede desvirtuar cuando se logra demostrar la subordinación o
dependencia respecto del empleador, teniendo en cuenta que la relación de
trabajo se constituye por tres elementos que son: i) la subordinación ii)
prestación personal del servicio y iii) remuneración por el trabajo cumplido.

De igual manera se debe destacar que para el reconocimiento de la


existencia de una relación laboral no implica obtener la condición de
empleado público, pues según lo ha señalado el Consejo de Estado esta
calidad no se confiere por el hecho de trabajar para el Estado en Sentencia
del 25 de enero de 2001, expediente No. 1654-2000, Magistrado ponente
Nicolás Pájaro Peñaranda:

"Como ya lo ha expresado la Corporación, para acceder a un cargo


público se deben cumplir todos y cada uno de los requisitos
señalados en la Constitución y en la Ley. La circunstancia de trabajar
para el Estado, no confiere la condición de empleado público."

En ningún caso estos contratos generan relación laboral ni prestaciones sociales y se celebrarán
por el término estrictamente indispensable.

3 Consejo de Estado. Sala de lo Contencioso Administrativa. Sección Segunda. Subsección A.


C.P. Dr. Alfonso Vargas Rincón. Radicación número: 68001-23-15-000-2000-03151-01(1043-08).
Demandante: María Eugenia Lucena Luna. Demandado: Municipio de El Playón Santander.
Sentencia de 21 de octubre de 2011.

12
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

4.2. Del contrato de prestación de servicios y la relación laboral

De la normatividad analizada, es claro que en este punto no interesa el


nombre que se le haya dado al vínculo, sino los hechos que determinan la
realización de las actividades contratadas, pues, con el principio de realidad
sobre la forma establecida en las relaciones laborales previsto en el artículo 53
de la Constitución Políticas, opera en los eventos en los que la administración
celebra un contrato de prestación de servicios para el ejercicio de funciones
propias de un empleado público.

Dentro del Estado Social de Derecho el trabajo goza de plena protección en su


triple dimensión como valor, deber y derecho, por lo que se debe declarar la
existencia de la relación laboral si durante la ejecución contractual se
configuran sus elementos esenciales, es decir, prestación personal,
remuneración y subordinación. Lo que significa que en el efecto de
demostrarse alguno de los elementos del contrato de trabajo, surgirá el
derecho a pago prestaciones sociales en favor del contratista aplicando el
principio de "primacía de la realidad sobre las formas" del artículo 53
constitucional. Pero no implica necesariamente que se den los supuestos para
una relación legal y reglamentaria.

Para examinar este aspecto, atendiendo a la evolución jurisprudencial y


estimarlo con precisión para el caso concreto, se acude a la sentencia
proferida el 29 de enero de 2015, por el Consejo de Estado, Sección Segunda,
Subsección "B", con ponencia de la doctora Sandra Lisset Ibarra Vélez, dentro
del proceso radicado bajo el número 25000-23-25-000-2008-00782-02(4149-13),
promovido por Olga Liliana Gutiérrez Galvis contra la E.S.E. Luis Carlos Galán
Sarmiento en Liquidación y otro. Allí se dijo:

"El tema del contrato realidad ha generado importantes debates


judiciales. Uno de ellos se dio con ocasión del examen de
exequibilidad que realizó la Corte Constitucional al numeral 3 del
artículo 32 de la Ley 80 de 1993, que establece la posibilidad de
celebrar contratos de prestación de servicios con las entidades del
sector público. Después de realizar precisiones constitucionales en
materia de contratación estatal, de definir las características del

5 Artículo 53. El Congreso expedirá el estatuto del trabajo. La ley correspondiente tendrá en
cuenta por lo menos los siguientes principios mínimos fundamentales:
Igualdad de oportunidades para los trabajadores; remuneración mínima vital y móvil,
proporcional a la cantidad y calidad de trabajo; estabilidad en el empleo; irrenunciabilidad a los
beneficios mínimos establecidos en normas laborales; facultades para transigir y conciliar sobre
derechos inciertos y discutibles; situación más favorable al trabajador en caso de duda en la
aplicación e interpretación de las fuentes formales de derecho; primacía de la realidad sobre
formalidades establecidas por los sujetos de las relaciones laborales; garantía a la seguridad
social, la capacitación, el adiestramiento y el descanso necesario; protección especial a la
mujer, a la maternidad y al trabajador menor de edad.
El estado garantiza el derecho al pago oportuno y al reajuste periódico de las pensiones legales.
Los convenios internacionales del trabajo debidamente ratificados, hacen parte de la legislación
interna.
La ley, los contratos, los acuerdos y convenios de trabajo, no pueden menoscabar la libertad, la
dignidad humana ni los derechos de los trabajadores.

13
Nulidad yRestablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

contrato de prestación de servicios y de establecer las diferencias


con el contrato de trabajo, la Corte estableció que el ejercicio de
tal potestad es ajustado a la Carta Política, siempre y cuando la
administración no la utilice para ocultar la existencia de una
verdadera relación laboral personal subordinada y dependiente.

Esta Corporación en fallos como el del 23 de junio de 2005, proferido


dentro del expediente No. 0245, C.P. Dr. Jesús María Lemos
Bustamante, ha reiterado la necesidad de que se acrediten
fehacientemente los tres elementos propios de una relación de
trabajo, como son la prestación personal del servicio, la
remuneración y en especial la subordinación y dependencia del
trabajador respecto del empleador.

Así las cosas, se concluye que para acreditar la existencia de una


relación laboral, es necesario probar los tres elementos referidos,
pero especialmente, que el supuesto contratista desempeñó una
función en las mismas condiciones de subordinación y dependencia
que sujetarían a cualquier otro servidor público, constatando de
ésta manera, que las actividades realizadas no son de aquellas
indispensables en virtud de la necesaria relación de coordinación
entre las partes contractuales. (...)"

La misma Subsección "A", con ponencia del Consejero Gustavo Eduardo


Gómez Aranguren, dentro del proceso radicado bajo el número 47001-23-33-
000-2012-00016-01(3160-13), promovido por Esteban Paternostro Andrade
contra el SENA, en sentencia de 19 de enero de 2015, dijo:

Por su parte, esta Corporación en varias decisiones ha reiterado la


necesidad de que cuando se trata de una relación laboral, se
acrediten fehacientemente los tres elementos que le son propios, a
saber: la prestación personal del servicio, la remuneración y en
especial, la subordinación y dependencia del trabajador respecto
del empleador.

Tal posición se opone a la expuesta en anterior jurisprudencia de


esta Sección, en la que se sostuvo, que entre contratante y
contratista podía existir una relación coordinada para el desarrollo
eficiente de la labor encomendada, que incluía el cumplimiento de
un horario y el hecho de recibir instrucciones de los superiores o
reportar informes sobre resultados, sin que ello significara
necesariamente la configuración del elemento subordinación.

En la actualidad se tiene, que para acreditar la existencia de una


relación laboral es necesario probar los tres elementos referidos;
especialmente, que el supuesto contratista desempeñó una función

14
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

en las mismas condiciones de subordinación y dependencia que


sujetarían a cualquier otro servidor público.

A contrario, se constituye una relación contractual, que se rige por


la Ley 80 de 1993 cuando: se pacta la prestación de servicios
relacionados con la administración o funcionamiento de la entidad
pública; el contratista es autónomo en el cumplimiento de la labor
contratada; se le pagan honorarios por los servicios prestados; y, la
labor convenida no puede realizarse con personal de planta o
requiere conocimientos especializados.

Sobre esta última condición para suscribir contratos de prestación


de servicios, vale la pena señalar, que se debe restringir a aquellos
casos en los que la entidad pública requiere adelantar labores
ocasionales, extraordinarias, accidentales o que temporalmente
exceden su capacidad organizativa y funcional; porque, si contrata
por prestación de servicios, personas que deben desempeñar
exactamente las mismas funciones que de manera permanente se
asignan a los demás servidores públicos, se desdibuja dicha
relación contractual.

Entonces, cuando se logra desvirtuar el contrato de prestación de


servicios, inexorablemente se impone el reconocimiento de las
prestaciones sociales generadas, atendiendo a la causa jurídica
que sustenta verdaderamente dicho restablecimiento, que no es
otra, que esa relación laboral que se ocultó bajo el manto solapado
de un contrato estatal; ello, en aplicación de los principios de
igualdad y de irrenunciabilidad de derechos en materia laboral,
consagrados respectivamente en los artículos 13 y 53 de la Carta
Fundamental. Con lo que se superó esa prolongada tesis que
prohijaba la figura indemnizatoria como resarcimiento de los
derechos laborales conculcados.

Teniendo en cuenta el tratamiento jurisprudencial que se ha dado a


los contratos realidad, se concluye en cuanto a su configuración,
que constituye requisito indispensable para demostrar la existencia
de una relación de trabajo, que el interesado acredite en forma
incontrovertible los tres elementos de la relación laboral, esto es, la
prestación personal del servicio, la remuneración respectiva, y en
particular, la subordinación y dependencia en el desarrollo de una
función pública, de modo que no quede duda acerca del
desempeño del contratista en las mismas condiciones de cualquier
otro servidor público, siempre y cuando la subordinación que se
alega, no se enmarque simplemente en una relación de
coordinación entre las partes para el desarrollo del contrato, en

15
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339757201500141-01
Sentencia de segunda instancia

virtud de las particularidades de la actividad para la cual fue


suscrito." (Subraya fuera de texto).

Una de las características de este vínculo laboral, es que el servicio contratado


sea inherente a la entidad y de carácter permanente. Para establecer lo
anterior, es posible acudir a los siguientes criterios6:

a. Criterio funcional: Hace referencia a que la función contratada está


relacionada con las que se deben adelantar en la entidad pública, en
los términos señalados en el reglamento, la ley y la Constitución.

b. Criterio de igualdad: Si las labores desarrolladas son las mismas que las
de los servidores públicos vinculados en la planta de personal de la
entidad.

c. Criterio temporal: Está relacionado con que las funciones contratadas


son cotidianas y conlleva el cumplimiento de un horario de trabajo o la
realización frecuente de la labor, "...o sea que si se suscriben órdenes de
trabajo sucesivas, que muestra el indiscutible ánimo de la administración
por emplear de modo permanente y continuo los servicios de una
misma persona, y no se trata de una relación o vínculo de tipo ocasional
o esporádico, es lógico concluir que nos referimos a una verdadera
relación laboral7".
d. Criterio de excepcionalidad: Si la tarea acordada corresponde a
actividades nuevas y éstas no pueden ser desarrolladas con el personal
de planta o se requieren conocimientos especializados o de actividades
transitorias, corresponde a un contrato de prestación de servicios.

e. Criterio de continuidad: Hace referencia a si la vinculación se realizó


mediante contratos sucesivos de prestación de servicios pero para
desempeñar funciones del giro ordinario de la administración.

Advertirá la Sala que los anteriores son parámetros que permiten determinar las
características del vínculo, pueden presentarse uno o varios, pero no es
necesaria la concurrencia de todos.

En sentencia proferida por la Subsección "B" de la Sección Segunda del


Consejo de Estado, con ponencia de la doctora Sandra Lisset Ibarra Vélez el 17
de noviembre de 2016, en el proceso radicado bajo el N°
68001233300020120039901(1333-2014) promovido por Juan Fernando Muñoz
Pimiento contra el DAS, al analizar las pruebas en el caso en concreto,
determinó el carácter permanente de la actividad, así:

"En el caso concreto, se desvirtuó el carácter temporal de la labor


contratada al probarse 1) El criterio funcional, porque la función
contratada -de escolta- está referida a las que debía adelantar la

ó Corte Constitucional. Sentencia C-6 14 de 2009. M.P. Dr. Jorge Ignacio Pretelt Chaljub
7 Ibídem

16
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

entidad pública como propia u ordinaria. 2) No hay temporalidad y


excepcionalidad de la labor desarrollada por el actor, porque se
trató de una vinculación que sin solución de continuidad se
extendió por un poco más de 4 años con la misma persona y con el
mismo objeto. 3) El criterio de la continuidad, porque la vinculación
se realizó mediante contratos sucesivos de prestación de servicios
para desempeñar funciones del giro ordinario de la administración,
de carácter permanente." (Resaltado de la Sala).

Además de lo anterior, las decisiones del máximo órgano de cierre en materia


Constitucional8 y de lo Contencioso Administrativo9, han sido consistentes en
destacar que la subordinación es uno de los elementos más importantes para
desentrañar de un contrato estatal una relación de índole laboral, por cuanto
precisamente es la subordinación la que se refleja en la potestad del
empleador de impartir órdenes en la ejecución de la labor contratada, ejercer
poderes disciplinarios o exigir la realización de ciertas actividades, más allá de
la simple coordinación.

La coordinación de actividades requerida para desarrollar de forma


adecuada el objeto del contrato de prestación de servicios, implica la sujeción
del contratista a ciertas condiciones para su cumplimiento pero no debe
avanzar a una relación de poder y sujeción entre las partes, la cual está
descartada en estos eventos.

Esta figura es consecuencia de la obligación de las entidades públicas de


vigilar de forma permanente la correcta ejecución de los contratos estatales,
en tanto están involucrados recursos públicos y el cumplimiento de los fines
esenciales del Estado, la continua y eficiente prestación de los servicios
públicos, así como la efectividad de los derechos e intereses de los
administradosm. En este ámbito, el contratista, está facultado para supervisar,
establecer parámetros, instrucciones o condiciones con el objeto de garantizar
la adecuada prestación del servicio contratado.

De ahí que la Ley 80 de 1993 establezca como deberes de los contratistas la


colaboración con las entidades contratantes en lo que sea necesario para que
el objeto del contrato se cumpla, así como el acatamiento de"...las órdenes
que durante el desarrollo del contrato ellas les impartan...". Insistirá la Sala
que si la entidad contratante excede estos límites de tal forma, que el
contratista quede sujeto a su mando, se desnaturaliza la coordinación de
actividades.

Por último, resulta relevante destacar que el reconocimiento de la relación


laboral, no confiere a quien demanda la condición de empleado público, en

8 Corte Constitucional. Sentencio C-154 de 1997. M.P. Hernando Herrera Vergara.


9 Consejo de Estado. Sección Segunda, Subsección "8" Expediente: 25000-23-25-000-2003-00839-
011165-2010. Actor: Roberto Alfonso Chaves Vargas. Demandado: Municipio de Fusagasugá.
10 Artículo 3° de la Ley 80 de 1993
/ 1 Artículo 5, numeral 2°

17
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

tanto ello requiere el cumplimiento de los requisitos previstos en las normas para
el acceso a los cargos públicos.

En conclusión, cuando se discute una relación laboral en virtud de un contrato


de prestación de servicios de carácter estatal, la ventaja probatoria que
subyace a la presunción, la estableció el legislador a favor del contratante, y
no como ocurre en el Código Sustantivo del Trabajo en el que quien presta un
servicio personal no está obligado a probar que lo hizo bajo la continuada
subordinación o dependencia.

Además de lo expuesto, el artículo 88 del CPACA también consagró la


presunción de legalidad de los actos administrativos que niegan el
reconocimiento de la relación laboral, de manera que a quien demanda, le
corresponde probar sus elementos.

5. CASO CONCRETO

Descendiendo al caso sub examine, se tiene que la actora prestó sus servicios
al SENA como instructora en el área forestal y ambiental mediante sucesivos
contratos de prestación de servicios desde el 26 de septiembre de 1996 hasta
el 4 de diciembre de 2011, desempeñando las mismas funciones que cumplía
un instructor de planta, dentro de los cuales se encontraba la formación a
profesionales en los diferentes aprendizajes y cursos especiales programados
por el Centro Agropecuario y Agroindustrial. Las labores se encaminaban a
satisfacer las necesidades de la entidad demandada, tan así que existió la
función por más de 15 años.

De conformidad con los artículos 2° y 4° a 16 de la Ley 119 de 1994, y el Decreto


No. 359 de 2000, el Servicio Nacional de Aprendizaje -SENA-, está encargado
de cumplir la función que corresponde al Estado, de invertir en el desarrollo
social y técnico de los trabajadores Colombianos, ofreciendo y ejecutando la
formación profesional integral para la incorporación y el desarrollo de las
personas en actividades productivas que contribuyan al desarrollo social,
económico y tecnológico del País; y está facultado para adelantar programas
de educación del nivel de educación superior en los campos de formación
tecnológica y técnica profesional. En un asunto de similares contornos, el
Consejo de Estado, en sentencia de 27 de febrero de 2014, Exp. No.
200012331000201 100312 01, C.P. Dra. Bertha Lucía Ramírez De Páez (e),
concluyó:

"Conforme con la normatividad citada, la función prestada por el


SENA a través de los Instructores se orienta a una formación integral,
profesional y laboral certificando a sus estudiantes, es decir, que por
estas características y su naturaleza se clasifica dentro de un
sistema de educación no formal. No puede ser otra su categoría,
pues no hace parte de los niveles propios de educación formal
establecidos en el artículo 11 de la Ley 115 de 1994 (preescolar,

18
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

educación básica y educación media) ni se cataloga dentro de la


definición de educación informa, regulándose en lo concerniente
por las normas generales del Servicio Público de Educación.

Significa lo anterior que la labor de formación en el SENA no es


independiente, sino que el servicio se presta en forma personal y de
manera subordinada al cumplimiento de los reglamentos, fines y
principios del Servicio Público de la Educación, cumpliendo su
actividad conforme a las directrices impartidas no sólo por el SENA
sino por las autoridades educativas y sin gozar de independencia
con respecto a la actividad desarrollada.

Mal podría sostenerse, entonces, que existió una relación de


coordinación, cuando la actividad del señor Bautista Andrade se
cumplió de conformidad con las orientaciones emanadas por el
SENA, prestando sus servicios de manera subordinada y no bajo su
propia dirección y gobierno" (Resaltado por la Sala).

En resumen se puede deducir que dadas las condiciones del servicio docente
y quien demuestre que ha sido vinculado para desarrollar la actividad de esa
naturaleza tiene a su favor la presunción de subordinación, pues ha sostenido
el Consejo de Estado12 que la naturaleza del servicio se lo imponen, en síntesis
la subordinación laboral se encuentra implícita en el desempeño de la
actividad docente.

Respecto de los contratos de prestación de servicios, se advierte que la señora


LEONOR CELIS ZAPATA en los contratos y ordenes de trabajo se obligaba a
prestar sus servicios como Ingeniera Forestal en forma directa y personal en
actividades que desarrollara el SENA Regional de Boyacá a través del Centro
de Atención Integral Agropecuario, en actividades de impartir Formación
Profesional durante los siguientes periodos.

CONTRATO/ VALOR Y
ORDEN DE PLAZO OBJETO FORMA DE
TRABAJO PAGO

Prestación personal y directa de los


Orden de
servicios en actividades que desarrolla
trabajo No. $5.100.100
el SENA, Regional Boyacá a través del
003 del 3 de (en
6 meses Centro de Atención Integral al Sector
febrero de mensualidad
Agropecuario obligándose a impartir
1997 (fl. 30- es)
Formación Profesional en los diferentes
32)
aprendizajes y cursos especiales
programados por el centro en los

12 Sentencia de unificación de 25 de agosto de 2016, con radicación número 23001-23-33-000-


2013 -00260 -01 y ponencia del Consejero Doctor Carmelo Perdomo Cuéter.

19
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

diferentes municipios del Departamento


de Boyacá y en especial13:
• Presentar mensualmente un
informe detallado de cada una
de las actividades desarrolladas
y su resultado al Jefe jerárquico
inmediato o supervisor.
• Cumplir estrictamente con las
tareas y responsabilidades que
impone el desarrollo de los
programas y proyectos del Sena
y para el Centro para el cual fue
contratado.
• Participar en los diferentes
eventos de capacitación Y
reuniones programadas en el
Centro.
• Responder por los bienes y
elementos puestos a su
disposición para el cumplimiento
del objeto contratado.
• Participar en comités de
evaluación - certificación,
formación virtual y en la
formulación de proyectos entre
otras.
Orden de - Impartir formación profesional en el
trabajo o Del 3 de área de Agricultura en el
$3.031.667
servicio No. septiembre Departamento de Boyacá.
(en
00713 del 3 hasta el 19 de
mensualidad
de diciembre de
es)
septiembre 1997 (fl. 33)
de 1997 (fl. 3)
Orden de
trabajo o - Impartir formación profesional en el $5.868.000
servicio No. febrero de área de Agricultura en el (en
00213 del 29 1998 hasta por Departamento de Boyacá. mensualidad
de enero de 6 meses (fl. 34) es)
1998 (fl. 34)
- Impartir 300 horas de formación
Del 4 de
Orden de profesional en el área de Agricultura en $2.934.000
septiembre
trabajo o el Departamento de Boyacá (en
hasta el 3 de
servicio No. mensualidad
diciembre de
00982 (fl. 35) es)
1998 (fl. 35)

Orden de - Impartir 50 horas de formación


trabajo o profesional en el área de Agricultura en
$489.000
servicio No. el Departamento de Boyacá hasta el 18
50 horas (fl. 36) (mensualidad
01379 de diciembre de 1998
vencida)
adición a
Orden 00982

13 Véase folio 30 y 37 del contrato.

20
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

(fl. 36)

- Impartir 200 horas de formación


Orden de Del 1° de $2.156.304
profesional en el bloque modular de
trabajo o febrero hasta (en
Cuencas Hidrográficas del Corso
servicio No. el 30 de marzo mensualidad
Trabajador calificado en recursos
00116 (fl. 37) de 1999 (137) es)
naturales
Orden de - Impartir 100 horas de formación
trabajo o profesional como Ingeniera Forestal al
servicio No. centro de atención integral al sector
00369 del 28 agropecuario CAISA del SENA Regional
100 horas hasta $1.78.152 (en
de abril de i Boyacá
el 30 de abr l mensualidad
1999
de 1999 (fl. 38) es)
adiciona
orden de
servicio No.
00116 (fl. 38)
Orden de - Impartir 400 horas de formación
400 horas a
trabajo o profesional como Ingeniera Forestal al $4.312.608
partir del 5 de
servicio No. centro de atención integral al sector (en
mayo al 30 de
00598 del 04 agropecuario CAISA del SENA Regional mensualidad
agosto de 1999
de mayo de Boyacá es)
(fl. 39)
1999 (fl. 39)
360 horas a - Impartir 360 horas de formación
Orden de partir del 1 de profesional como Ingeniera Forestal al $3.881.347
trabajo o septiembre centro de atención integral al sector (en
servicio No. hasta el 17 de agropecuario CAISA del SENA Regional mensualidad
01122 (fl. 40) diciembre de Boyacá es)
1999 (fl. 40)
Orden de - Impartir 300 horas de formación
300 horas
trabajo o profesional como Ingeniera Forestal al
desde la $3.306.600
servicio No. centro de atención integral al sector
legalización de (en
0104 del 08 agropecuario CAISA del SENA Regional
la orden hasta mensualidad
de febrero Boyacá
el 05 de mayo es)
de 2000 (fl.
de 2000 (fl. 41)
41)
Orden de - Impartir 275 horas de formación
trabajo o profesional como Ingeniera Forestal al $3.031.050
275 horas hasta
servicio No. i centro de atención integral al sector (en
el 31 de jul o
0532 del 9 de agropecuario CAISA del SENA Regional mensualidad
de 2000 (fl. 38)
mayo de Boyacá es)
2000 (fi. 42)
Orden de - Impartir 285 horas de formación
trabajo o profesional como Ingeniera Forestal al
servicio No. 285 horas hasta centro de atención integral al sector $3.141.270
0987 del 12 el 30 de agropecuario CAISA del SENA Regional (en
de noviembre de Boyacá mensualidad
septiembre 2000 (fl. 43) es)
de 2000 (fl.
43)

21
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500147-01
Sentencia de segunda instancia

Interrupción por 2 años y 10 meses

- Impartir 300 horas de formación


Orden de trabajo profesional en el área de DIMENSIÓN
300 horas hasta $3.949.313
o servicio No. AMBIENTAL en los cursos de trabajador
el 12 de (en
0522 del 11 de calificado y técnico profesional que
diciembre de mensualid
septiembre de adelantó el centro agropecuario en
2003 (fl. 44) ades)
2003 (fl. 44) los diferentes municipios de Boyacá

- Impartir 600 horas de formación


Orden de trabajo profesional en el área AMBIENTAL en
$8.425.200
o servicio No. 742 600 horas hasta los cursos de trabajador calificado y
(en
del 12 de el 30 de junio técnico profesional que adelantó el
mensualid
diciembre de de 2004 (fl. 45) centro agropecuario en los diferentes
ades)
2003 (fl. 45) municipios de Boyacá

- Impartir 540 horas de formación


Orden de trabajo profesional en el área ADIOMENSIÓN
540 horas hasta $7.590.240
o servicio No. AMBIENTAL en los diferentes cursos
el 10 de (en
0440 del 27 de adelantados por el Centro
diciembre de mensualid
julio de 2004 (fl. Agropecuario en los diferentes
2004 (fl. 46) ades)
46) municipios de Boyacá

- Impartir 260 horas de formación


Orden de trabajo
profesional como Ingeniera Forestal al $3.915.600
o servicio No. 260 horas hasta
centro de atención integral al sector (en
0912 del 28 de el 18 de marzo
agropecuario CAISA del SENA mensualid
diciembre de de 2005 (fl. 47)
Regional Boyacá ades)
2004 (fl. 47)

- Impartir 740 horas de formación


Orden de trabajo
740 horas hasta profesional en el área ambiental en $11.471.30
o servicio No.
el 12 de los diferentes cursos que adelanta el 2 (en
0036 del 14 de
diciembre de Centro Agropecuario del SENA mensualid
junio de 2005 (fl.
2005 (fl. 48) Regional Boyacá ades)
48)

Interrupción por 1 mes y 9 días

- Impartir 1200 horas de formación


profesional, área AMBIENTAL en los
Orden de trabajo
1200 horas cursos de trabajador calificado y $19.638.24
o servicio No.
hasta el 30 de técnico profesional que adelantó el O (en
0008 del 21 de
noviembre de centro agropecuario en los diferentes mensualid
enero de 2006 (fl.
2006 (fl. 48) municipios de Boyacá ades)
49)

Orden de trabajo 210 horas hasta - Impartir 210 horas de formación $3.436.692
o servicio No. 256 el 22 de profesional como Ingeniera Forestal al (en
del 07 de diciembre de centro de atención integral al sector mensualid
diciembre de 2006 y del 15 agropecuario CAISA del SENA ades)

22
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

2006 (fl. 50) de enero hasta Regional Boyacá


el 28 de
febrero de
2007 (fl. 50)
- Impartir 1.050 horas de formación
1.050 horas
profesional en el área de
Orden de trabajo hasta el 31 de
SILVICULTURA Y APROVECHAMIENTO $18.042.63
o servicio No. marzo y del 9
DE PLANTACIONES en diferentes 3 (en
0042 del 01 de de abril hasta
. municipios del Departamento de mensualid
marzo de 2007 (fl. el 30 de
Boyacá ades)
51) noviembre de
2007 (fl. 51)

Interrupción por 2 meses

- Impartir 1.260 horas de formación


10 meses y profesional en el área de recursos
Orden de trabajo
medio (es Naturales en los programas de $22.732.92
o servicio No.
decir hasta formación profesional integral al O (en
0029 del 01 de
mediados de sector agropecuario CAISA del SENA mensualid
febrero de 2008
diciembre de Regional Boyacá ades)
(fl. 52-54)
2008)

- Impartir 10 meses de formación


profesional en el área de
Orden de trabajo 10 meses (es
AGROFORESTERÍA en desarrollo del $23.092.00
o servicio No. decir hasta el
programa de normal del centro en O (en
0041 del 23 de 23 de
diferentes municipios del mensualid
enero de 2009 (fl. noviembre de
Departamento de Boyacá ades)
55-58) 2009)

Interrupción de 2 meses

- Impartir 11 meses de formación


profesional de carácter temporal para
Orden de trabajo 11 meses (es implementar y desarrollar proyectos
$27.500.00
o servicio No. 093 decir hasta el de aprendizaje en el área forestal, en
O (en
del 25 de enero 25 de los diferentes programas del Centro
mensualid
de 2010 (fl. 59 -62 diciembre de de Desarrollo Agropecuario y
, a des)
y 73) 2010) Agroindustrial de la Regional Boyacá

Interrupción de 26 días

Orden de trabajo 5 meses (es - Impartir 5 meses de servicios $14.040.00


o servicio No. 034 decir hasta el temporales para la orientación y O (en
del 20 de enero 20 de junio de desarrollo de los programas de mensualid
de 2011 (fl. 63-68) 2011) formación de forma presencial ades)

23
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

mediante la formulación de proyectos


en los diferentes programas de
formación regular en el área forestal
del Centro de Desarrollo
Agropecuario y Agroindustrial de la
Regional Boyacá

Interrupción por 22 días

- Impartir 5 meses y 4 días de servicios


temporales para la orientación y
desarrollo de los programas de
formación de forma presencial
mediante la formulación de proyectos
Orden de trabajo $13.346.66
en los diferentes programas de
o servicio No. 292 5 meses y 4 7 (en
formación regular en el área forestal
del 12 de julio de días mensualid
del Centro de Desarrollo
2011 (fl. 69-72) ades)
Agropecuario y Agroindustrial de la
Regional Boyacá

De acuerdo al cuadro anterior se logró acreditar para este Órgano Colegiado


que la demandante celebró contratos de prestación de servicios con el SENA,
entre el 3 de febrero de 1997 y el 12 de julio de 2011, impartiendo -por horas-,
formación como profesional en las actividades de Formación Profesional y el
común denominador de todas las ordenes de prestación de servicio se
dirigieron a implementar y desarrollar proyectos de aprendizaje en el área
forestal.

Como se estableció en líneas anteriores, de conformidad con los artículos 2° y


4° a 16 de la Ley 119 de 1994, y el Decreto No. 359 de 2000, el Servicio Nacional
de Aprendizaje -SENA-, está encargado de cumplir la función que corresponde
al Estado, de invertir en el desarrollo social y técnico de los trabajadores
Colombianos, ofreciendo y ejecutando la formación profesional integral para
la incorporación y el desarrollo de las personas en actividades productivas que
contribuyan al desarrollo social, económico y tecnológico del País; y está
facultado para adelantar programas de educación del nivel de educación
superior en los campos de formación tecnológica y técnica profesional.

Sobre la naturaleza, misión y funciones del SENA, la Sala de Consulta Civil del
Consejo de Estado, precisó:

"...2. Naturaleza, misión y funciones del SENA. La ley 119 de 1994.

(...)

24
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

De esta manera lo dispuesto en la ley 119 en el sentido de


autorizar al SENA para ofrecer programas de educación superior
en la modalidad de formación tecnológica y técnica profesional,
resulta compatible con lo establecido en las leyes 30 y 749 sobre
el régimen académico aplicable al SENA respecto de tales
programas, y con la naturaleza jurídica, misión y objetivos de esa
entidad previstos en la ley 119, sin que ello signifique que el SENA
deba cumplir con todos los requerimientos y exigencias de una
institución de educación superior, como quiera que, se insiste, su
naturaleza, misión, organización y funcionamiento no
corresponde a ese tipo de entidades. 74" (Resaltado de la Sala).

De lo anterior, infiere la Sala que la labor de instructora del SENA, equivale a la


labor docente para desarrollar los programas de formación de educación no
formal que ofrece la Institución.

Consideración que ha sido acogida en anteriores pronunciamientos por parte


de este Tribunal15, y en el cual igualmente se acoge el pronunciamiento del
órgano vértice de la Jurisdicción contenciosa Administrativa, en sentencia de
27 de febrero de 2014, Exp. No. 200012331000201 100312 01, C.P. Dra. Bertha
Lucía Ramírez De Páez (e), en la cual se concluyó:

"Conforme con la normatividad citada, la función prestada por el


SENA a través de los Instructores se orienta a una formación
integral, profesional y laboral certificando a sus estudiantes, es
decir, que por estas características y su naturaleza se clasifica
dentro de un sistema de educación no formal. No puede ser otra
su categoría, pues no hace parte de los niveles propios de
educación formal establecidos en el artículo 11 de la Ley 115 de
1994 (preescolar, educación básica y educación media) ni se
cataloga dentro de la definición de educación informa,
regulándose en lo concerniente por las normas generales del
Servicio Público de Educación.

Significa lo anterior que la labor de formación en el SENA no es


independiente, sino que el servicio se presta en forma personal y
de manera subordinada al cumplimiento de los reglamentos, fines
y principios del Servicio Público de la Educación, cumpliendo su

14 Consejo de Estado, Sala de Consulta y Servicio Civil, concepto de 16 de septiembre de 2010,


Exp. No. 11001-03-06-000-2010-00089- 00, C.P. Dr. Enrique José Arboleda Perdomo.
15 Sala de Decisión No. 3. Magistrada Ponente: Clara Elisa Cifuentes Ortiz. Demandante: Irma

Esperanza Zambrano Silva. Demandado: Servicio Nacional de Aprendizaje -SENA- Expediente:


15239 3333 752 2015 00245 01

25
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

actividad conforme a las directrices impartidas no sólo por el SENA


sino por las autoridades educativas y sin gozar de independencia
con respecto a la actividad desarrollada.

Mal podría sostenerse, entonces, que existió una relación de


coordinación, cuando la actividad del señor Batista Andrade se
cumplió de conformidad con las orientaciones emanadas por el
SENA, prestando sus servicios de manera subordinada y no bajo su
propia dirección y gobierno" (Resaltado por la Sala).

Respecto a la naturaleza de la labor docente, el alto Tribunal en sentencia de


unificación de 25 de agosto de 2016, con radicación número 23001-23-33-000-
2013-00260-01 y ponencia del Consejero Doctor Carmelo Perdomo Cuéter,
destacó:

"A manera de conclusión y de acuerdo con los derroteros


trazados por ambas subsecciones, dirá la Sala que la vinculación
de docentes bajo la modalidad de prestación de servicios, no
desvirtúa el carácter personal de su labor ni mucho menos es
ajena al elemento subordinación existente con el servicio público
de educación, en razón a que al igual que los docentes -
empleados públicos (i) se someten permanentemente a las
directrices, inspección y vigilancia de las diferentes autoridades
educativas, por lo que carecen de autonomía en el ejercicio de
sus funciones, (ii) cumplen órdenes por parte de sus superiores
jerárquicos y (iii) desarrollan sus funciones durante una jornada
laboral de acuerdo con el calendario académico de los
establecimientos educativos estatales en los que trabajen, motivo
por el cual en virtud de los principios de primacía de la realidad
sobre las formalidades e igualdad, los docentes-contratistas
merecen una protección especial por parte del Estado..".
(subraya la Sala).

De lo anterior se deduce que, dadas las características del servicio docente,


quien demuestre que ha sido vinculado para desarrollar tal actividades de esta
naturaleza, tiene a su favor una presunción de subordinación y dependencia,
pues, como lo sostuvo el Consejo de Estado en las sentencias transcritas, la
naturaleza misma del servicio se lo imponen. En síntesis, en esos eventos, la
subordinación laboral se encuentra implícita en el desempeño de la actividad
docente.

Ahora bien, como se indicó en precedencia, la demandante fue contratada


por el SENA, para desarrollar las actividades de instructora por horas, cuya
modalidad ha sido expuesta por la jurisprudencia en el siguiente orden:

26
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

"...Si en realidad las funciones y condiciones de trabajo de los


profesores hora cátedra son similares a las de aquellos que
laboran para la institución por tiempo completo o medio tiempo,
distintas únicamente en cuanto al tiempo de dedicación, es
evidente que los primeros tienen también con la institución una
verdadera relación laboral como quiera que prestan un servicio
personal, obtienen a cambio una remuneración y existe una
continua y notoria subordinación. Esta última, materializada en el
cumplimiento de horarios, en la asistencia obligada a reuniones y
en la práctica de evaluaciones, de acuerdo a lo expresado por
el respectivo reglamento. Concluyó la Corporación que permitir
la vinculación de los profesores hora cátedra a través de la
modalidad del contrato civil de prestación de servicios, rompe
con los principios constitucionales de igualdad, justicia y primacía
de la realidad sobre las formalidades establecidas por los sujetos
de la relación laboral, predicables de todos los trabajadores sin
discriminación alguna...16"

Así las cosas, de la jurisprudencia traída a colación y del análisis de la labor


desempeñada por la accionante entre los años 1997 a 2011, se concluye que
la subordinación o dependencia para su ejercicio, en los periodos antes
señalados, se encuentran ínsitas o son connaturales a la misma, por tanto, se
puede sostener que la administración utilizó el contrato de prestación de
servicios para encubrir la naturaleza laboral de la labor desempeñada.

• DE LA INTERRUPCIÓN ENTRE UNO Y OTRO CONTRATO Y LA PRESCRIPCIÓN.

En relación con la prescripción de derechos laborales y una vez verificada la


existencia de la relación laboral, el fallador tiene la carga de determinar, si se
ha configurado el fenómeno jurídico de la prescripción.

La Sección Segunda del Consejo de Estado en sentencia de unificación


proferida el 25 de agosto de 2016, con radicación número 23001-23-33-000-
2013-00260-01 y ponencia del Consejero Doctor Carmelo Perdomo Cuéter,
sostuvo que el fenómeno jurídico de la prescripción en casos como el que
convoca el presente estudio, encuentra sustento en el principio de la seguridad
jurídica en tanto impide la perpetuidad de la reclamaciones relacionadas con
los reconocimientos laborales, con el desmedro patrimonial que ello implica:

"3.3.1 La prescripción del derecho reclamado.

(...), la sección segunda de esta Corporación ha precisado que


"...la prescripción se define como la acción o efecto de
'...adquirir un derecho real o extinguirse un derecho o acción de

Corte Constitucional, Sentencia C-517/99, C.P. Dr. Vladimiro Naranjo Mesa.


16

http://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/1999/C-517-99.htm

27
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

cualquier clase por el transcurso del tiempo en las condiciones


prevista por la ley' o en otra acepción como '...concluir o
extinguirse una carga, obligación o deuda por el transcurso del
tiempo".

En este orden de ideas, si bien en virtud del artículo 53 de la


Constitución Política los beneficios laborales mínimos de los
trabajadores comportan carácter irrenunciable, el legislador ha
previsto la prescripción extintiva de esos derechos,
fundamentalmente con el propósito constitucional de
salvaguardar la seguridad jurídica en relación con litigios que han
de ventilarse ante los jueces frente a la inactividad del servidor de
reclamar su pago oportunamente. Por lo tanto, para que opere
el fenómeno prescriptivo se requiere que transcurra el interregno
preestablecido durante el cual no se hayan realizado las
correspondientes solicitudes.

(...)6. Exequibilidad del artículo 41 del Decreto Ley 3135 de


1968

Siendo los cargos efectuados por el actor, los mismos con


relación a todas las disposiciones demandas, a esta
Corporación no le resta sino acoger y hacer suyos los
fundamentos ya expuestos en la presente providencia
(numeral 5 de Considerandos) y que constituyen el
precedente judicial plasmado en la Sentencia C- 072 de
1994. Con base en dichos presupuestos teóricos, esta
Corporación declarará exequible la expresión "Las acciones
que emanen de los derechos consagrados en este Decreto
prescribirán en tres años, contados desde que la respectiva
obligación se haya hecho exigible" contenida en el artículo
41 del Decreto Ley 3135 de 1968, por los cargos analizados"
(subraya la Sala).

Así las cosas, se reitera, que el fenómeno jurídico de la prescripción


encuentra sustento en el principio de la seguridad jurídica, en la
medida en que busca impedir la perpetuidad de las reclamaciones
referentes a reconocimientos de índole laboral, que pudieron
quedar pendientes entre los extremos de la relación de trabajo al
momento de su finalización, pues contrario sensu resultaría
desproporcionada la situación en la que se permitiera que el
trabajador exigiera de su empleador (o exempleador) la
cancelación de emolumentos que con el trascurrir de los años
implicarían un desmedro excesivo del patrimonio de este (en
atención a las indemnizaciones o intereses moratorios que se
podrían causar) y le impediría la conservación de los elementos
probatorios tendientes a desvirtuar lo demandado.

28
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-07
Sentencia de segunda instancia

Para efectos de dar aplicación a la prescripción trienal de que


tratan los artículos 41 del Decreto 3135 de 1968 y 102 del Decreto 1848
de 1969, según los cuales el término prescriptivo ha de contabilizarse a
partir del momento en que el derecho se hace exigible, resulta
pertinente estudiar en las controversias conocidas bajo el rótulo de
contrato realidad desde cuándo ha de entenderse que el derecho es
exigible.

Acerca de esta materia, las salas de decisión de la sección segunda


de esta Corporación han sostenido tesis disímiles, a saber: (...)

En lo concerniente al término prescriptivo, advierte la Sala que no


cabe duda acerca de su fundamento normativo, es decir, los
artículos 41 del Decreto 3135 de 1968 y 102 del Decreto 1848 de 1969,
que regulan el régimen prestacional de los empleados públicos,
según los cuales aquel lapso es de tres (3) años, que se interrumpe
por una sola vez con el reclamo escrito del trabajador, en razón a
que lo que se reclama en este tipo de asuntos (contrato realidad) es
el reconocimiento de las prestaciones a que se tendría derecho si la
Administración no hubiese utilizado la figura del contrato de
prestación de servicios para esconder en la práctica una verdadera
relación laboral.

Respecto de la oportunidad a partir de la cual debe contabilizarse


el aludido interregno, es del caso interpretar los artículos 41 del
Decreto 3135 de 1968 y 102 del Decreto 1848 de 1969, en armonía
con el mandato contenido en el artículo 12 (numeral 2) del
convenio 95 de la OIT, de acuerdo con el cual los ajustes finales de
los salarios debidos tienen lugar desde la terminación del nexo
contractual con el empleador, por cuanto es desde ese momento
en que se podrá demostrar que durante la ejecución del contrato
de prestación de servicios se dieron los elementos constitutivos de
una relación laboral con el Estado (prestación personal del servicio,
remuneración y subordinación) y, en consecuencia, reclamar el
pago de las prestaciones a las que tendría derecho de
comprobarse ese vínculo, todo lo anterior en virtud de los principios
de favorabilidad, irrenunciabilidad a los beneficios mínimos
establecidos en normas laborales y progresividad y prohibición de
regresividad en materia de derechos sociales, así como los
derechos constitucionales al trabajo en condiciones dignas e
irrenunciabilidad a la seguridad social.

Por lo tanto, si quien pretende el reconocimiento de la relación


laboral con el Estado, se excede de los tres años, contados a partir
de la terminación de su vínculo contractual, para reclamar los
derechos en aplicación del principio de la "...primacía de la
realidad sobre las formalidades establecidas por los sujetos de las
relaciones laborales" (artículo 53 constitucional), se extingue el

29
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500147-01
Sentencia de segunda instancia

derecho a solicitar las prestaciones que se deriven de aquella, pues


dicha situación se traduciría en su desinterés, que no puede soportar
el Estado, en su condición de empleador.

Pero en aquellos contratos de prestación de servicios, pactados por


un interregno determinado y que la ejecución entre uno y otro tiene
un lapso de interrupción, frente a cada uno de ellos habrá de
analizarse la prescripción a partir de sus fechas de finalización,
puesto que uno de los fundamentos de la existencia del contrato
realidad es precisamente la vocación de permanencia en el
servicio. Por consiguiente, le corresponderá al juez verificar si existió
o no la citada interrupción contractual, que será excluida de
reconocimiento y examinada en detalle en cada caso particular, en
aras de proteger los derechos de los trabajadores, que han sido
burlados por las autoridades administrativas al encubrir una relación
laboral bajo contratos de prestación de servicios." (Resaltado fuera
de texto)

Entonces, los derechos laborales que sean reclamados ante la justicia se ven
sometidos a la prescripción, incluso aquellos que por razón de la forma de
vinculación con la administración, son negados mediante un acto
administrativo, pues ninguna razón objetiva existe para excluirlos de la
disposición que así lo contempla para este tipo de reclamaciones.

En consecuencia, de conformidad con la sentencia traída en cita, el


interesado debe reclarmar la existencia de la relación laboral en un término no
mayor a tres (3) años contados a partir de la celebración del último contrato.

Además, se le otorgó al juez la facultad de determinar si se presentó una


interrupción contractual, de acuerdo con los medios de convicción que
otorguen certeza sobre las características de la prestación del servicio como
por ejemplo su permanencia, el objeto, entre otros u hechos indicativos de la
ausencia de intención de finiquitar la relación contractual.

Aceptada entonces la existencia de una relación laboral derivada de los


contratos que tuvieron como objeto la prestación de servicios como instructora
impartiendo formación profesional en diferentes áreas como ingeniera forestal,
sobre ellos procede analizar si cabe el reconocimiento de prestaciones sociales
económicas o si, por el contrario, las causadas se vieron afectadas por la
prescripción. Temporalmente ésta contratación se presentó así:

Orden de - Impartir 285 horas de formación


trabajo o profesional como Ingeniera Forestal al
servicio No. 285 horas hasta centro de atención integral al sector $3.141.270
0987 del 12 el 30 de agropecuario CAISA del SENA Regional (en
de noviembre de Boyacá mensualidad
septiembre 2000 (fl. 43) es)
de 2000 (fl.
43)

30
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

Interrupción por 2 años y 10 meses

- Impartir 300 horas de formación


Orden de trabajo profesional en el área de DIMENSIÓN
300 horas hasta $3.949.313
o servicio No. AMBIENTAL en los cursos de trabajador
el 12 de ( en
0522 del 11 de calificado y técnico profesional que
diciembre de mensualid
septiembre de adelantó el centro agropecuario en
2003 (fl. 44) ades)
2003 (fl. 44) los diferentes municipios de Boyacá

- Impartir 740 horas de formación


Orden de trabajo
740 horas hasta profesional en el área ambiental en $11.471.30
o servicio No.
el 12 de los diferentes cursos que adelanta el 2 (en
0036 del 14 de
diciembre de Centro Agropecuario del SENA mensualid
junio de 2005 (fl.
2005 (fl. 48) Regional Boyacá ades)
48)

Interrupción por 29 días hábiles

- Impartir 1200 horas de formación


profesional, área AMBIENTAL en los
Orden de trabajo
1200 horas cursos de trabajador calificado y $19.638.24
o servicio No.
hasta el 30 de técnico profesional que adelantó el O (en
0008 del 21 de
noviembre de centro agropecuario en los diferentes mensualid
enero de 2006 (fl.
2006 (fl. 48) municipios de Boyacá ades)
49)

- Impartir 1.050 horas de formación


1.050 horas
profesional en el área de
Orden de trabajo hasta el 31 de
SILVICULTURA Y APROVECHAMIENTO $18.042.63
o servicio No. marzo y del 9
DE PLANTACIONES en diferentes 3 (en
0042 del 01 de de abril hasta
municipios del Departamento de mensualid
marzo de 2007 (fl. el 30 de
Boyacá ades)
51) noviembre de
2007 (fl. 51)

Interrupción por 2 meses

- Impartir 1.260 horas de formación


10 meses y profesional en el área de recursos
Orden de trabajo
medio (es Naturales en los programas de $22.732.92
o servicio No.
decir hasta formación profesional integral al O (en
0029 del 01 de
mediados de sector agropecuario CAISA del SENA mensualid
febrero de 2008
diciembre de Regional Boyacá ades)
(fl. 52-54)
2008)

Orden de trabajo 10 meses (es - Impartir 10 meses de formación $23.092.00


o servicio No. decir hasta el profesional en el área de O (en
0041 del 23 de 23 de AGROFORESTERÍA en desarrollo del mensualid
enero de 2009 (fl. noviembre de programa de normal del centro en ades)

31
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339757201500741-01
Sentencia de segunda instancia

55-58) 2009) diferentes municipios del


Departamento de Boyacá

Interrupción de 2 meses

- Impartir 11 meses de formación


profesional de carácter temporal para
Orden de trabajo 11 meses (es implementar y desarrollar proyectos
$27.500.00
o servicio No. 093 decir hasta el de aprendizaje en el área forestal, en
O (en
del 25 de enero 24 de los diferentes programas del Centro
mensualid
de 2010 (fl. 59 -62 diciembre de de Desarrollo Agropecuario y
, ades)
y 73) 2010) 17 Agroindustrial de la Regional Boyacá

Interrupción de 18 días hábiles

- Impartir 5 meses de servicios


temporales para la orientación y
desarrollo de los programas de
Orden de trabajo 5 meses y 12 formación de forma presencial $14.040.00
o servicio No. 034 días (es decir mediante la formulación de proyectos O (en
del 20 de enero hasta el 30 de en los diferentes programas de mensualid
de 2011 (fl. 63-68) junio de 2011) formación regular en el área forestal ades)
del Centro de Desarrollo
Agropecuario y Agroindustrial de la
Regional Boyacá

Interrupción por 14 días hábiles

- Impartir 5 meses y 4 días de servicios


temporales para la orientación y
desarrollo de los programas de
formación de forma presencial
5 meses y 4 mediante la formulación de proyectos
Orden de trabajo , $13.346.66
día
s decir en los diferentes programas de
o servicio No. 292 7 (en
hasta el 4 de formación regular en el área forestal
del 12 de julio de mensualid
diciembre de del Centro de Desarrollo
2011 (fl. 69-72) ades)
2011) Agropecuario y Agroindustrial de la
Regional Boyacá

u a folio 87 del expediente obra certificación en la que consta que el


periodo prestado fue a partir del 25 de enero de 2010 y hasta el 24 de diciembre de
2010.

32
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

Entonces conforme a las razones inicialmente dadas, es claro concluir que


hubo finalización de la relación el 30 de noviembre de 2000 (contrato No. 0987
del 12 de septiembre de 2000 cuya interrupción hasta el siguiente contrato fue
superior a 2 años), es decir, hubo solución de continuidad e interrupción de la
relación laboral sin que la parte actora ejerciera la actividad de reclamación a
la entidad sobre el derecho que aquí se reclama.

Asimismo, se observa que de los contratos posteriores hubo interrupciones


superiores a 15 días hábiles, salvo la Orden de trabajo o servicio No. 034 del 20 de
enero de 2011, cuya ejecución fue de 5 meses y 12 días, es decir hasta el 30 de junio
de 2011 que coincidió con el contrato inmediatamente siguiente No. 292 del 12 de julio
de 2011.

De acuerdo a lo anterior, advierte la Sala que la ahora demandante contaba


con tres años contados desde la finalización de cada relación para presentar
la reclamación de pago de prestaciones sociales económicas, contado desde
la finalización de cada contratación; sin embargo, la reclamación de pago de
prestaciones sociales fue presentada al Servicio Nacional de Aprendizaje -
SENA- el 7 de octubre de 2014 (fls. 20), es decir trascurrió un período superior a
los tres (3) años contados desde la finalización de cada relación laboral, lo
cual implica que los derechos laborales de carácter económico se
extinguieron por prescripción, solamente quedando vigente la última relación
laboral determinada en la Orden de servicios No.. 034 del 20 de enero de 2011 (fl.
63-68), hasta la última Orden de servicios No. 292 del 12 de julio de 2011 (fl. 69-
72) tiempo que entre una y otra orden fue prestada de manera ininterrumpida
hasta el 4 de diciembre de 2011, contando con espacios normales que
concuerdan con el periodo de vacaciones que tienen todas las Instituciones
Educativas, razón por la cual, la Sala revocará la decisión asumida en la
sentencia de primera instancia en el sentido de declarar prescritos las
reclamaciones laborales anteriores al 20 de enero de 2011.

• DEL RESTABLECIMIENTO DEL DERECHO.

A título de restablecimiento del derecho se declarará:

La existencia de la relación laboral entre la Leonor Celis Zapata y el Servicio


Nacional de Aprendizaje -SENA- por los periodos comprendidos entre el: I) 11
de septiembre de 2003 al 12 de diciembre de 2003; II) 22 de diciembre de 2003
al 30 de junio de 2004;111) 27 de julio de 2004 al 10 de diciembre de 2004 IV) 28 de
diciembre de 2004 al 18 de mayo de 2005; V) 14 de junio de 2005 al 12 de
diciembre de 2005; VI) 25 de enero de 2006 al 30 de noviembre de 2006; VII) 7 de
diciembre de 2006 al 28 de febrero de 2007; VIII) 9 de marzo de 2007 al 30 de
noviembre de 2007; IX) 1 de febrero de 2008 a diciembre de 200878; X) 23 de

18 El contrato tuvo un término de ejecución de 10 meses, luego el cálculo es hasta diciembre de


ese año.

33
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500741-01
Sentencia de segunda instancia

enero de 2009 a noviembre de 200979; XI) 25 de enero de 2010 a noviembre de


201020; XII) 20 de enero de 2011 al 2 de julio de 2011; XIII) 12 de julio de 2011 al 4
de diciembre de 2011.

El pago de aportes de seguridad social para pensión por los mismos períodos,
atendiendo las condiciones que adelante se explican.

Contrario a lo expuesto por el a quo en la sentencia inicial, respecto de los


aportes del empleador, en virtud del artículo 4° de la Ley 797 de 2003, durante
la vigencia del contrato de prestación de servicios el contratista debía cotizar
al sistema general de pensiones. No obstante prevé el artículo 22 de la Ley 100
de 1993:

"Obligaciones del empleador. El empleador será responsable del


pago de su aporte y del aporte de los trabajadores a su servicio.
Para tal efecto, descontará del salario de cada afiliado, al
momento de su pago, el monto de las cotizaciones obligatorias y
el de las voluntarias que expresamente haya autorizado por escrito
el afiliado, y trasladará estas sumas a la entidad elegida por el
trabajador, junto con las correspondientes a su aporte, dentro de
los plazos que para el efecto determine el gobierno. El empleador
responderá por la totalidad del aporte aun en el evento de que no
hubiere efectuado el descuento al trabajador." (Resaltado fuera
de texto)

Aun cuando hubiese operado el fenómeno de la prescripción, por


cuanto la demandante no ejerció la reclamación oportuna luego de
ejecutado el contrato No. 034 del 20 de enero de 2011, no implica per
se que los derechos pensionales también lo estén, toda vez que estos
últimos son imprescriptibles de conformidad con el artículo 48 de la
Constitución Política. En esos términos lo reafirmó el Consejo de Estado
en un pronunciamiento reciente de un asunto ordinario del 4 de febrero
de 201621, como en un fallo de tutela de 11 de junio de 201522, donde
sintetizó que los aportes pensionales, de conformidad con el artículo 48
Superior, son un beneficio imprescriptible e irrenunciable.

Entonces, en principio, presume la Sala que la cláusula legal fue cumplida tal
como se pactó, sin embargo, de no haberse verificado así, la entidad
demandante deberá cancelar el 100% o el valor faltante del aporte para
pensión, debidamente indexado, atendiendo al valor pagado por cada mes a

19 El contrato tuvo un término de ejecución de 10 meses, luego el cálculo es hasta noviembre de


ese año.
20 El contrato tuvo un término de ejecución de 11 meses, luego el cálculo es hasta noviembre de
ese año.
21 Consejo de Estado. Sección Segunda. Subsección B. CP. Dr. Gerardo Arenas Monsalve. Sentencia. 27001-

23-31 -000-2013-00334 -0113275 - 14). 4 de febrero de 2016.


22 Consejo de Estado. Sección Cuarta. MP. Dr. Hugo Fernando Bastidas Barcenas. AC 11001-03-15-000-2014-

02804-00. Junio 11 de 2015.

34
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

la ahora demandante, y girarlo a la entidad de seguridad social que se le


indique; esto es el aporte para seguridad social en pensión por los períodos
comprendidos entre el: I) 11 de septiembre de 2003 al 12 de diciembre de 2003;
II) 22 de diciembre de 2003 al 30 de junio de 2004; III) 27 de julio de 2004 al 10 de
diciembre de 2004 IV) 28 de diciembre de 2004 al 18 de mayo de 2005; V) 14 de
junio de 2005 al 12 de diciembre de 2005; VI) 25 de enero de 2006 al 30 de
noviembre de 2006; VII) 7 de diciembre de 2006 al 28 de febrero de 2007; VIII) 9 de
marzo de 2007 al 30 de noviembre de 2007; IX) 1 de febrero de 2008 a diciembre
de 200823; X) 23 de enero de 2009 a noviembre de 200924; XI) 25 de enero de 2010
a noviembre de 201025; XII) 20 de enero de 2011 al 2 de julio de 2011; XIII) 12 de
julio de 2011 al 4 de diciembre de 2011.

6. COSTAS

Sobre las costas en esta instancia, el numeral 1° del artículo 365 del CGP, por
remisión expresa del artículo 188 del CPACA, dispone que "se condenará en
costas a la parte vencida en el proceso, o a quien se le resuelva
desfavorablemente el recurso de apelación, casación, queja, súplica,
anulación o revisión que haya propuesto".

Conforme al artículo 361 del CGP, las costas están integradas por la totalidad
de expensas y gastos sufragados durante el curso del proceso, y por las
agencias en derecho; de ahí que para determinar estas últimas es necesario
acudir a lo establecido en el numeral 3.1.3 del artículo 6 del Acuerdo No. 1887
de 2003, expedido por el Consejo Superior de la Judicatura.

En relación al criterio adoptado por el Consejo de Estado frente a la imposición


de la condena en costas, se debe precisar que, a pesar de ser objetivo, se le
califica de "valorativo"26 porque se requiere que en el expediente el Juez revise
si las mismas se causaron, tal y como lo ordena el artículo 365 CGP.

En lo que respecta a las agencias en derecho en la segunda instancia, se


advierte que en el trámite aquí surtido no se generaron, atendiendo a que la
sentencia de primera instancia fue modificada y, por lo tanto, no se condenará
en costas, siguiendo lo establecido en los artículos 365 numeral 4° y 366 del
CGP.

III. DECISIÓN

En mérito de lo expuesto el Tribunal Administrativo de Boyacá, Sala de Decisión


N° 4, administrando justicia en nombre de la República y por autoridad de la
ley,

23 El contrato tuvo un término de ejecución de 10 meses, luego el cálculo es hasta diciembre de

ese año.
24 El contrato tuvo un término de ejecución de 10 meses, luego el cálculo es hasta noviembre de

ese año.
25 El contrato tuvo un término de ejecución de 11 meses, luego el cálculo es hasta noviembre de
ese año.
26 CE 2A, 7 Abr. 2016, el3001-23-33-000-2013-00022-01 (1291-2014), W. Hernández.

35
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

RESUELVE:

PRIMERO: REVOCAR LOS NUMERALES TERCERO, CUARTO Y SÉPTIMO de la


sentencia proferida el 30 de septiembre de 2016, por el Juzgado Segundo
Administrativo Oral del Circuito Judicial de Sogamoso en el proceso iniciado
por Leonor Celis Zapata contra el Servicio Nacional de Aprendizaje. En su lugar
se dispone:

1. Declarar parcialmente probada la excepción de prescripción extintiva de


las prestaciones sociales económicas causadas en los periodos anteriores
al 20 de enero de 2011, conforme a lo expuesto en la parte motiva de esta
providencia.

2. A título de restablecimiento del derecho, la entidad demandada pagará el


equivalente a las prestaciones sociales ordinarias que percibe un instructor
de planta en el SENA- Regional Boyacá por el periodo comprendido entre
el 20 de enero de 2011 al 4 de diciembre de 2011 de acuerdo a las órdenes
de trabajo que celebró la demandante con la entidad accionada;
tomando como base de liquidación el valor mensual pactado como
precio de contrato a título de Honorarios.

3. La Entidad demandada pagara a la demandante el valor del 100% o el


valor faltante del aporte para seguridad social en pensión por los períodos
comprendidos 11 de septiembre de 2003 al 12 de diciembre de 2003; II) 22
de diciembre de 2003 al 30 de junio de 2004; III) 27 de julio de 2004 al 10 de
diciembre de 2004 IV) 28 de diciembre de 2004 al 18 de mayo de 2005; V) 14
de junio de 2005 al 12 de diciembre de 2005; VI) 25 de enero de 2006 al 30 de
noviembre de 2006; VII) 7 de diciembre de 2006 al 28 de febrero de 2007; VIII)
9 de marzo de 2007 al 30 de noviembre de 2007; IX) 1 de febrero de 2008 a
diciembre de 200827; X) 23 de enero de 2009 a noviembre de 200928; XI) 25 de
enero de 2010 a noviembre de 201029; XII) 20 de enero de 2011 al 2 de julio de
2011; XIII) 12 de julio de 2011 al 4 de diciembre de 2011, debidamente
indexado conforme al IPC mes a mes por tratarse de obligaciones de tracto
sucesivo, lo girará a la entidad de seguridad social que indique la aquí
demandante.

4. Exhortar al Servicio Nacional de Aprendizaje -SENA- para que se abstenga


de celebrar contratos de prestaciones de servicios que encubran
relaciones laborales y a garantizar la vigencia de los derechos laborales.

SEGUNDO: CONFIRMAR en lo demás la sentencia de primera instancia.

27 El contrato tuvo un término de ejecución de 10 meses, luego el cálculo es hasta diciembre de


ese año.
28 El contrato tuvo un término de ejecución de 10 meses, luego el cálculo es hasta noviembre de

ese año.
29 El contrato tuvo un término de ejecución de 11 meses, luego el cálculo es hasta noviembre de
ese año.

36
Nulidad y Restablecimiento del Derecho
Rad. No. 152383339751201500141-01
Sentencia de segunda instancia

TERCERO: Sin costas en esta instancia.

CUARTO: En firme esta providencia, por Secretaría devuélvase el expediente al


despacho judicial de origen, previas las anotaciones del caso.

QUINTO: La anterior providencia fue estudiada y aprobada por la Sala en


sesión celebrada en la fecha.

NOTIFÍQUESE Y CÚMPLASE

JOSÉ ASCENCIÓ' FERNÁNDEZ OSORIO


agistrado

4/11L11(
O ROD IG RIVEROS
Magistra

37