Está en la página 1de 4

CONSEPTO DE PREHISTORIA

hasta hace unos 5000 años el hombre no nos dejó ningún escrito sólo
sabemos de él por sus restos y huellas, el estudio de este largo período anterior se
llama prehistoria (pre: antes).
Cómo los objetos de piedra y de metal que quedan estos últimos en menor
números son los que se han conservado mejor, han servido para clasificar a la
prehistoria en dos edades, edad de piedra y la de los metales estas dos edades
duraron un tiempo mayor o menor según el grado de adelanto que iban alcanzando
los diferentes grupos humanos. Todavía hoy, algunos están dentro de esa edad,
otro grupo se encuentran en ella cuando fueron descubiertos por los pueblos
civilizados.
La edad de piedra se ha dividido en dos periodos el paleolítico o de edad
antigua (paleos viejos lithos piedra palabra y adoptada por los prehistoriadores) y el
Neolítico o la palabra la piedra nueva (neos: nuevo).
EL PERÍODO PALEOLÍTICO: llamado también de la piedra tallada, es decir,
trabajada a golpes, nos ofrece objetos aguzados y filosos que se aprestaban dentro
del puño para pulsar, desgarrar y cortar y otros más pesados y cuadrados que
servirán para golpear y un tercer tipo preparado para raspar, la gente vagaba en
busca de caza y pesca de raíces y frutas silvestres, se cubrían con pieles de
animales y se alojaban en abrigos naturales, ya sabían encender el fuego. Pinto y
grabó en las paredes de las cavernas escasas de la casa y guerras y tallo figuras
en hueso.
PEEIODO NEOLÍTICO: recibe el nombre del de la piedra pulida, porque el
hombre se esmero en alisar y las formas más acabadas a objetos, inventó el mango
que se ajustaba dentro de la piedra, formada con mucha paciencia y habilidad, lo
que le permitió un manejo más cómodo y eficaz de los instrumentos y armas, el arco
y la flecha, para el tiro a mayor distancia de la presa o del enemigo. Construyó
aldeas sobre estacas, generalmente al borde de un lago (lacustres) a orillas de un
Río. Inició la ganadería y los cultivos, aprendió a retorcer las fibras vegetales y los
bellones de cientos de animales y hacer gruesos hilos y tejidos con los que
confeccionó ropa. La alfarería y la cerámica alcanzaron un notable desarrollo como
lo demuestran numerosos vasijas y jarrones de forma esbelta, adornos con dibujos.

Mesolítico

EDAD DE LOS METALES: comprende también dos periodos el de bronce y


el de hierro.
EDAD DE BRONCE: recibe ese nombre porque el hombre que antes usaba
el cobre, el oro, la plata y algún otro metal, hallados en estado natural, descubrió
que fundiendo el cobre con el estaño conseguia una mezcla más dura y brillante
que se oxidaba poco, de empleo para hacer espadas, lanzas, escudos, cascos,
cadenas, instrumentos musicales, etc.
EDAD DE HIERRO: sólo fue prehistórico en unos pocos lugares. Su laboreo
exigía temperaturas muy altas difíciles de obtener, moldes especiales de tierra
refractaria donde se pudiera enfriar el metal sin que se rajara. Casi todos los pueblos
trabajaron el hierro o cuando ya sabían escribir y por lo tanto, dentro de las edades
históricas.
EDADES HISTÓRICAS
Muchas técnicas inventó el hombre en su lentísima evolución, pero sin duda
fue la escritura la que le permitió un mayor y más rápido adelanto, porque con su
empleo conservo y aprovechó más eficientemente los conocimientos adquiridos por
sus antepasados. Q la escritura comienza el período histórico de la humanidad.
La historia ha sido dividida para su mayor estudio en cuatro edades: la
contemporánea, media, moderna y contemporánea
LA EDAD ANTIGUA: se extiende desde el año 4000 antes de Cristo
aproximadamente hasta el año 476 y su estudio incluye las civilizaciones de oriente,
Grecia y Roma.

Iván tiene

PRIMERAS CIVILIZACIONES DE LA HISTORIA EN LA EDAD ANTIGUA.


LOS EGIPCIOS: los egipcios formaban una comunidad civilizada cuando los
pueblos de Europa, y la mayoría de los de Asia, no habían salido aún de la vida
nómada y primitiva. Desarrollaron su civilización antes del año 4000 A. C. En el
ángulo nordeste de África, en un angosto valle recorrido por el río Nilo. Este
desembocaba en el mar Mediterráneo, formando un amplio Delta, que también
ocuparon los egipcios. Contaban con un país muy seco y toda el agua necesaria
para la vida y los cultivos provenientes del Nilo, qué es, al mismo tiempo, un
excelente día de comunicación. De Julio a diciembre, el nivel del río aumenta a unos
6 metros, inundando la mayor parte del Valle. Luego las aguas descienden
lentamente para volver a su cauce, dejando una gruesa capa de limo, tierra blanda,
fértil. En ella el egipcio abría los surcos año a año con arados de madera.
Los egipcios eran de color moreno, vestían sencillas túnicas de hilo blanco.
Los miembros de las clases pobres habitaban en pequeñas chozas de barro con
techos de hojas de palmera. Los sacerdotes y guerreros que formaban la
aristocracia, vivían en hermosas casas, muy bien amuebladas rodeadas de jardines.
Este pueblo era muy religioso, adoraban a numerosos dioses, a veces los
representaban como seres humanos, otras los imaginaban con cabeza de animales.
El Dios más respetado era RA el SOL Osiris era otro Dios muy popular; regía la vida
de las plantas y según la creencia, de él dependía la fertilidad de la tierra. Creían
qué al dejar esta vida, el alma inmortal era juzgada por un tribunal de dioses, quién
la premiada o castigada según la conducta qué hubiera observado en la tierra.
El culto de los muertos trajo la preocupación de las tumbas: durante varios
siglos tuvieron, generalmente, la forma de pirámide de 4 caras, tres faraones
hicieron levantar sendas pirámides de grandes dimensiones, que aún se conservan.
La mayor tenía 144 metros de altura (en la actualidad mide 137 m por haber sido
demolida las puntas) según la tradición, se emplearon 30 años en terminarla,
también construyeron gigantescos templos.
Los egipcios inventaron un sistema de escritura jeroflifica basadas en dibujos
que representaban ideas, y luego también sílabas y sonidos; escribían sobre
papiros, especie de pastas de cartón preparadas con las fibras machacadas y
prensadas de una planta de ese nombre. Más tarde durante más de 3000 años
Egipto fue gobernado por sus soberanos, salvo durante algunas invasiones de corta
duración.
LOS ASIRIOS Y LOS CALDEOS: en la misma época qué los egipcios y
según algunos historiadores todavía antes, otros pueblos desarrollaron una
civilización original en la Mesopotamia asiática, basta en la llanura comprendida
entre los ríos Tigris y Éufrates.
Su cultura fue heredada y completada en el periodo posteriores por los asirios
y los caldeos.
Los asirios, ubicados en el norte, en una región montañosa y poco
productiva, se dedicaron a la guerra, viviendo del pillaje. Formaron el mejor ejército
de oriente. Eran muy crueles con los vencidos, a quiénes mutilaban o martirizada
antes de darles muerte.
Los asirios-caldeos, tuvieron inteligencia, práctica y cultivaron las ciencias,
sobre todo las matemáticas y la astronomía, pero fueron muy supersticiosos;
adoraban al, la luna y los cinco planetas entonces conocidos, también crecieron en
la hechicería, es decir, en fuerzas misteriosas que podrían ser empleadas a favor o
en contra de determinadas personas. Construyeron sobre plataformas, Palacios con
Torres cuadradas y macizas, y templos escalonados de 7 pisos, pintados o cubiertos
de esmaltes de diferentes colores, dedicados a cada uno de los siete dioses
principales.
En la región no había rocas como en Egipto, pero si abunda más la arcilla, y
todas construcciones, incluso los grandes Palacios, templos y moradas, se hacían
con ladrillos de barro secados al sol. En la ciudad de Babilonia a orillas del Río
Éufrates, fue durante muchos siglos el centro más famoso y admirado por
antigüedad.
Los asirios-caldeos inventaron los signos zodiacos y conocieron diversas
estrellas y constelaciones dividieron el tiempo (mese, semanas, días, horas y
minutos) y la circunferencia en grados, minutos que idearon un sistema de pesas y
medidas de ampliación general en el oriente. tuvieron un sistema de escritura con
signos en forma de cuña que fueron adoptados por otros pueblos. Escribían con
unos punzones de hueso o metal, sobre ladrillos frescos que luego hacían coser
para que las huellas no se borraran.