Está en la página 1de 19

FACULTAD DE ARQUITECTURA

ESCUELA ACADÉMICO PROFESIONAL DE ARQUITECTURA

Título:
PUERTAS Y VENTANAS

Integrantes:

Cabrera Espinoza, Marvin

López Vera, Elmer Alessandro

Reyes, Jhuver

Rojas Gutierrez, Brando

Curso:

Gestión y Tecnología Constructiva V

Docente:

Arq. Lucia Huacacolque Sánchez

Semestre Académico:

2017 - I

Trujillo – Perú

P á g i n a 1 | 19
ÍNDICE

INTRODUCCIÓN…………………………………………………………………………………………………………… 4

1. EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LA PUERTA…………………………………………………………....5


1.1. La Puerta Antigua……………………………………………………………………………………...5
1.1.1. Las Puertas Mesopotámicas…………………………………………..………………..5
1.1.2. Las Puertas Egipcias……………………………………………………………..………….5
1.1.3. Las Puertas en la Biblia…………………………………………………………………….5
1.1.4. Las Puertas Griega y Romana…………………………………………………………..5

1.2. Las Puertas en la Edad Media y en el Renacimiento………………………………….6

1.2.1. La Puerta Entablada Medieval………………………………………………………..6

1.2.2. La Puerta Apeinazadas del Renacimiento……………………………………….6

1.3. Puertas Orientales…………………………………………………………………………………..6

1.3.1. Puertas de Lacerío y Labradas Árabes……………………………………………6

1.3.2. La Puerta China y Japonesa…………………………………………………………..6

1.4. La Nueva Puerta Plafonada……………………………………………………………………..7

1.4.1. Puerta Plafonada Gótica y Renacentista…………………..……………………7

1.4.2. La Puerta Plafonada Barroca………………………………………….……………..7

1.4.3. La Puerta Plafonada en los siglos XVIII y XIX………………………….………7

1.5. Nuevos Estilos a Comienzos del Siglo XX………………………………………….……..8

2. EVOLUCIÓN DE LA PUERTA EN EL MODELO TRADICIONAL DE LA PLANIFICACIÓN URBANA


…………………………………………………………………………………………………………………...8
3. CONCEPTOS GENERALES…………………………………………………………………………...10
3.1. Puertas…………………………………………………………………………………………….….10
3.1.1. Definición…………………………………………………….…………………………10
3.1.2. Clasificación……………………………………………………………..…………….11
3.1.3. Tipo de puertas……………………………………………………………………...11
3.1.3.1. Puerta de Madera…………………………………………………………….11
3.1.3.2. Puerta Automática…………………………………………………..……….12
3.1.3.3. Puerta Metálica………………………………………………………..………12
3.1.3.4. Puerta de Seguridad…………………………………………………………13
3.1.3.5. Puerta Contrafuego…………………………………...…………………….14

P á g i n a 2 | 19
3.1.3.6. Puertas de Bóvedas………………………………………………………………………..14
3.1.3.7. Puertas de Vidrio y Mixtura…………….………………………………………………15
3.2. Ventanas……………………………………………………………………………………………………….…..16
3.2.1. Definición………………………………………………………………………………………….….16
3.2.2. Clasificación…………………………………………………………………………………….……16
3.2.3. Tipo de Materiales para Ventanas…………………………………………….…………17
3.2.3.1. Ventanas de Madera……………………………………………………………….…….17
3.2.3.2. Ventanas de Acero………………………………………………………………………...17
3.2.3.3. Ventanas de Aluminio……………………………………………………………….…..17

CONCLUSIONES…………………………………………………………………………………………………………………..18

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS……………………………………………………………………………………………19

P á g i n a 3 | 19
La rapidez de los cambios a través de los años para modificar el diseño de los ingresos y salidas en
la construcción de viviendas como también de edificaciones de mayor magnitud hizo que el hombre
recurriera aún más a su espontaneidad y creatividad hacia tipo de materiales para la estructura de
estas y no solo nos referimos a las puertas sino también a ese fiel complemento en toda
construcción de habitad del hombre, la ventana, siendo una de las creaciones más recientes que el
anterior mencionado. Pero así como las ventanas son un invento recientemente relativo,
inexistente en culturas antepasadas, la puerta es un elemento de modo más estable en la
arquitectura tanto en Oriente como en Occidente aunque con debidas alteraciones en lo
sociol0ógico, cultural y defensa tratándose de sociedad totalmente diferentes, para lo cual este
término terminaría de alguna manera inmiscuirse a través del tiempo.

Pero la preocupación actual en particular se debe a que cotidianamente en las últimas décadas en
el mundo se observan muy aparte de su manejo y disposición, su indudable proceso de
construcción, puertas y ventanas, que no solo se debe a la materia prima, sino también al bajo
rendimiento e ingenio al momento de su construcción, tal es así que se obvia el solo hecho de que
estos elementos servirán de uso cotidiano y su utilización como sistemas de defensa, pero que día
a día se trata de mejorar trazando así una perpendicular entre la tecnología y los temas que
anteceden o podrían acontecer más adelante.

El tema de puerta y ventanas en cuanto a sus definiciones, materiales y procesamiento son de vital
importancia hoy en día si queremos adquirir una de ellas y poder acoplarlas dentro de una vivienda
o edificación de diferente fin, para lo cual analizaremos cada uno de los puntos correspondientes.

Para lo cual también en este trabajo se realizará una investigación sobre la evolución de la puerta
y la ventana en la arquitectura y sus códigos dentro de ella, con el objetivo de demostrar la
importancia de estas como uno de los elementos centrales en la arquitectura y su diálogo constante
con la sociedad.

Otro factor es al momento de elegir el material para la puerta de acceso a la vivienda es la


capacidad de aislación que ofrezca. Hay que fijarse que la puerta, en lo posible, posea cualidades
de aislamiento acústico y térmico.

Por último, y no menos importante, está el tema del presupuesto. Cada material varía en calidad y
también en precio, y dentro de nuestras preferencias y nuestro bolsillo, tenemos que saber qué es
lo mejor y más conveniente para el hogar. Por lo tanto el trabajo consistirá en una investigación
aplicada a un caso concreto en el que utilizaré fuentes primarias e ilustraciones.

P á g i n a 4 | 19
1. EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LA PUERTA:
1.1. La Puerta Antigua:
1.1.1. Las Puertas Mesopotámicas:
En el Asia menor durante el Neolítico, en poblados como Catal Huyuk (6700 – 5700 a.
de C.) puertas y ventanas se identifican puesto que las viviendas son herméticas y se
penetra a través de huecos en el techo.
La casa sumeria (2870 a 2370 a. de C.) consta de habitaciones rectangulares alrededor
de un patio con una abertura en el techo por donde penetra la luz y el aire, un conjunto
centrado solo comunicado con la calle por mediación de la puerta sin ninguna ventana
al exterior.(Peraza, 2001, p.39)
1.1.2. Las Puertas Egipcias:
Egipto nos ha dejado diversos modelos de puertas, todas provenientes de tumbas y
conservadas en el Museo egipcio de El Cairo.
La puerta más antigua es la de una tumba en honor Iyka del año 4500 a. de C. y la de
Hesire, sacerdote y escriba, de Sakkara (la antigua Memphis) datada en el 2700 a. de
C., y es de madera de Sicomoro. Las encontradas en la tumba de Tutankamon,
exhumada en 1923 por Howard Carter están datadas en 1350 a. de C. Son cuatro. La
primera, de madera revestida de oro y con incrustaciones de esmaltes azules, cierra la
habitación del sarcófago de 5 metros de largo que contiene otros tres. Las puertas que
conducen a otras estancias, están también forradas de oro y tienen un portillo interior
de menor tamaño. Todas giran sobre un quicio y tienen tiradores y pasadores muy
parecidos a los actuales. En este mismo museo se encuentran otras dos interesantes
puertas de madera, en este caso estucadas y pintadas con escenas alegóricas y
familiares. (Peraza, 2001, p.39)
1.1.3. Las Puertas en la Biblia:
En el Antiguo Testamento aparece una primera referencia puertas en la construcción
del Templo de Jerusalén en tiempos del Rey David, templo que no llegará a construir.
La cerrajería, de madera, se sigue empleando todavía en todo el Medio Oriente y Norte
de África. (Peraza, 2001, p.40)
1.1.4. Las Puertas Griega y Romana:
De los griegos sabemos pocas cosas en cuanto a carpintería. Por la Odisea conocemos
las mismas largas llaves, con sus cerrojos de madera con accionamiento, no rotativo
sino de giro vertical siguiendo el principio de brazo de palanca de los egipcios.

P á g i n a 5 | 19
De los romanos procede básicamente la puerta plafonada tal como la conocemos hoy
en día (bastidor más plafón), aunque se cree que tiene raíces etrusca, micénica y griega.
El tablero del plafón se formaba con tablas grapadas o con un escueto ensamble.
A partir de la arqueología no se ha podido reconstruir con exactitud como cerraban los
huecos las casas romanas ni tampoco como era su uso: como curiosidad sabemos
únicamente que los romanos llamaban a la puerta con el pie. (Peraza, 2001, p.40)
1.2. Las Puertas en la Edad Media y en el Renacimiento:
1.2.1. La Puerta Entablada Medieval:
Es la puerta típica de la Alta Edad Media. Las tablas van unidas con elementos
transversales clavados, bien sea metálicos o de madera. Más adelante van a
media madera y machihembradas. En diseños más sofisticados, los travesaños
se unen a un bastidor que recerca el conjunto.
En muchos casos se conserva el refuerzo de llanta metálica. La abundancia de
madera y su basto labrado propiciaban escuadrías generosas, especialmente
en las puertas de exterior, lo que convenía a sus funciones de protección en
una sociedad muy violenta. Los dispositivos de cierre son trancas, cerrojos y
cerraduras de diversos tipos. (Peraza, 2001, p.42)
1.2.2. La Puerta Apeinazadas del Renacimiento.
Es la puerta española por excelencia y así es conocida fuera de nuestras
fronteras. Su colocación en el Escorial con cerca de 1 200 unidades (finales del
siglo XVI) y su presencia en cuadros de pintores españoles del siglo de oro,
como Velázquez (Las meninas), Zurbarán, etc. muestra que se trata de un
elemento decorativo de moda. Es por tanto en origen, una puerta noble y casi
de lujo aunque mas tarde cambiaran sus connotaciones. (Peraza, 2001, p.44)
1.3. Puertas Orientales:
1.3.1. Puertas de Lacerío y Labradas Árabes:
En las puertas árabes y del Magreb, como en el resto de su arquitectura, el
mandato religioso de evitar las representaciones propicia formas geométricas
con profusión decorativa que encuentra en las puertas un buen campo de
desarrollo: puertas labradas, celosías y tornados. (Peraza, 2001, p.45)
1.3.2. La Puerta China y Japonesa:
En el extremo opuesto las puertas del Lejano Oriente buscan una mayor
simplicidad. La puerta china tradicional tiene dos cuerpos. El superior superior
es de celosía con un fondo de papel de arroz decorado con dibujos y caligrafías.

P á g i n a 6 | 19
El embarrotado de sujeción no forma una cuadricula sino rastreles paralelos de
extremo curvado. Suelen ir pintadas o lacadas en color rojo. El inferior es
macizo, de madera.
La carpintería japonesa clásica está influida por la china pero es más estilizada.
En las viviendas dominan los paneles deslizantes que reciben diversos nombres
según sean interiores o exteriores, opacos o translúcidos. La más interesante
es la puerta deslizante shoji que tiene una celosía de madera ortogonal y un
cerramiento de papel de arroz o morera. (Peraza, 2001, p.45)
1.4. La Nueva Puerta Plafonada:
1.4.1. Puerta Plafonada Gótica y Renacentista:
La reaparición de la puerta plafonada, está directamente relacionada con el
desarrollo de nuevas herramientas y productos. Se basa en el fino labrado de
la madera maciza de los bastidores y en la posibilidad de formar tableros de
pequeño espesor para el plafón central.
En los siglos XIV y XV la carpintería gótica se introduce en el mobiliario.
Finalmente se acaban introduciendo en las puertas con adornos de pergamino
que imitan lienzos plegados verticalmente o con tracerías y guarniciones
góticas.
Mientras en España triunfa la puerta apeinazada el Renacimiento italiano
introduce grandes plafones de formas sensiblemente cuadradas, que encajan
en las ranuras de los bastidores mediante un perfil rebajado. (Peraza, 2001,
p.46)
1.4.2. La Puerta Plafonada Barroca:
Las puertas se refleja en un cierto equilibrio entre simplicidad y
ornamentación: superposición de paneles con moldaduras en ángulos rectos y
pequeñas curvas pero con una rica ornamentación en elementos superpuestos
(los dorados sobre fondo blanco se dan en las puertas de los palacios). (Peraza,
2001, p.46)
1.4.3. La Puerta Plafonada en los siglos XVIII y XIX:
Esta nueva puerta plafonada tiene formas más contenidas que en el siglo
anterior con su clásica moldadura de contorno de ballesta y se extiende
igualmente por toda Europa.

P á g i n a 7 | 19
A nivel tecnológico el siglo XVIII es importante por la aparición de las primeras
descripciones de fabricación de puertas plafonadas en la Enciclopedia Diderot
y D´Alambert (un diccionario razonado de ciencias y artes).
En el siglo XIX el resultado en las puertas es una mezcla de elementos
fundamentalmente procedentes de los estilos Luis XIV, Renacentista, Imperio
y Gótico. Tiene como consecuencia la recuperación de determinadas artesanías
en decadencia en lucha frente a la industrialización. (Peraza, 2001, p.48)
1.5. Nuevos Estilos a Comienzos del Siglo XX:
El arquitecto más importante del momento es posiblemente Antonio Guadi que dejo
junto a su espectacular arquitectura, puertas y carpinterías de gran belleza.
La guerra de 1914 puso trágico fin al modernismo y a otros excesos culturales y supuso
una vuelta a la moderación en los diseños, que solo recuperaría su alegría en los años
20, en el Art Deco de la Belle Epoque, estilo eminentemente decorativo con gran
influencia en Centroeuropa y EEUU (visible especialmente en Nueva York).
En todos estos estilos la puerta plafonada mantiene su estructura, siendo el bastidor o
el plafón el que recibe la ornamentación, naturalista o geométrica de cada moda.
En los años 30 aparece un nuevo movimiento con mayor vocación de permanencia, el
racionalismo. Es el momento de la aparición de la puerta plana, gracias al desarrollo del
tablero contrachapado, aunque no se impone definitivamente hasta los años 50
momento en que las ideas del racionalismo cristalizan en el llamado Estilo
Internacional.
Mientras tanto, la puerta plafonada se sigue realizando de forma tradicional con
sistemas más mecanizados, aunque acaba cayendo en desuso por su falta de
competitividad ante los nuevos sistemas industrializados.
La puerta tradicional queda relegada al taller o a la artesanía después de haber sido un
estándar de la carpintería durante siglos. (Peraza, 2001, p.49)

2. EVOLUCIÓN DE LA PUERTA EN EL MODELO TRADICIONAL DE LA PLANIFICACIÓN URBANA:


Como ejemplo principal tenemos a la arquitectura china se ha ido formando y
transformando a lo largo de los siglos, sin embargo, sus principios estructurantes han
permanecido sin grandes cambios. “Desde todas las fuentes de información literarias,
gráficas, ejemplares existe una fuerte evidencia que demuestra que los chinos siempre han
gozado de un sistema indígena de construcción que ha conservado sus características
principales, desde la prehistoria hasta nuestros días. Que este sistema de construcción haya

P á g i n a 8 | 19
podido perpetuarse durante más de cuatro mil años en un territorio tan extenso y seguir
siendo una arquitectura viva, que conserva sus principales características, a pesar de las
repetidas invasiones extranjeras —militares, intelectuales, y espirituales— es un fenómeno
sólo comparable a la continuidad de la civilización de la que forma parte”. (Liang,
1984,p.62). Al contrario de los que sus múltiples elementos decorativos puedan transmitir,
la arquitectura “carece de categoría artística entendida ésta como expresión de un espíritu
creativo, siendo el reflejo de un sistema social profundamente jerarquizado”. (Cervera,
1997, p.45).
Siguiendo la tradición de estandarizar y clasificar, la arquitectura y sus elementos fueron
tratados en diferentes manuales burocráticos con ilustraciones, que fijarían una regla que
pasaría de dinastía a dinastía. Se trata de las primeras evidencias de urbanismo chino, que
crearían una tendencia que unificaría los estilos y elementos. (Steinhardt, 1999, p.89)
Durante generaciones constructores y artesanos dejaron constancia escrita de su trabajo,
que posteriormente serían recogidos y cotejados por eruditos que fijarían las normas de
construcción que eran de obligado cumplimiento. Este proceso llevó a una transmisión de
un modelo estándar y clasificado de construcción con un cuerpo de características
arquitectónicas únicas, que también regularía la puerta siendo una parte importante como
elemento individual y como parte de un todo. La planificación urbana comenzó en la cultura
neolítica de Yangshao en el yacimiento arqueológico de Banpo , en la llanura Zhongyuan
del río Amarillo , actual Shaanxi , con la construcción cerca del 4000 ANE de la Gran Sala ,
el primer ejemplo de arquitectura especializada en Asia Oriental. Las edificaciones en
Banpo eran por lo general redondas, y tenían esqueleto de madera, paredes de adobe, y
tejados de paja. (Jarzombek y Prakash, 2011, p.95). Las entradas a las viviendas consistían
en simples aperturas, y en algunos casos pasillos cubiertos que estaban a cierta altura para
evitar que la lluvia y el polvo entrasen (Wu, 1998, p.123). A ambos lados de la entrada
habían además unas paredes cortas que limitaban la entrada de aire y ayudaban a
mantener la temperatura, y que serían “el primer paso a la función de un dormitorio, a la
aparición indirecta del edificio residencial, que es a su vez un primer signo de la iluminación
en el concepto de organización del espacio arquitectónico”. (Xun, 1975, p.71)

P á g i n a 9 | 19
Este período. Lo dibujaban como un diagrama cósmico formado por un cuadrado
compuesto por nueve cuadrados, el “cuadrado mágico” Luoshu. Este conjunto además se
encontraba circunscrito por un “cielo cubierta” que se dispone paralelamente sobre la
tierra. Esta creencia se ve representada en los jades Bi y Cong, que son unas puertas de
comunicación espiritual terrestre-celestial.

3. CONCEPTOS GENERALES:
3.1. Puertas:
3.1.1. Definición:
Las puertas son elementos arquitectónicos que permiten el paso entre una
habitación a otra, o entre el exterior de una edificación. Consta de un marco,
que es la parte que se fija al vano de la pared y una o varias hojas, que forma
la parte movible y que según su posición admite o restringe el paso. Los
aparatos que permiten el movimiento de las hojas y que controlan que la
puerta pueda abrirse o cerrarse reciben el nombre de herrajes o bisagras.

P á g i n a 10 | 19
3.1.2. Clasificación:
Las puertas pueden clasificarse de acuerdo a su posición como exteriores e
interiores, las cuales a su vez pueden ser basculantes o de paneles. De acuerdo
a su modo de operar pueden ser rotativas, corredizas o enrollables. Las
rotativas pueden ser batientes, de vaivén o giratorias. De acuerdo al material
pueden ser madera, hierro, aluminio, vidrio o combinaciones de varios
materiales. Y de acuerdo a su terminación pueden ser lisas, labradas o
apanaladas.
Las puertas más utilizadas son las batientes que generalmente giran hasta 90°
para descansar sobre una pared, pero tienen las desventaja de que, por su
recorrido al abrir ocupan parte del área útil de los espacios. Las puertas
correderas no tienen ese inconveniente, pero solo dan paso a la mitad del vano.

Las puertas plegadizas y las de acordeón operan colgadas de un riel colocado


en la parte superior, ocupan poco espacio al operarse, pero no bridan las
condiciones de seguridad que se consiguen con las otras puertas. Las puertas
giratorias están formadas por cuatro hojas que en planta forman una cruz de
brazos iguales y tienen la ventaja de mantener siempre separados el interior
del exterior, conservando las condiciones climatológicas existentes en el
interior del edificio. Siempre giran en contra de las manecillas del reloj y no
cuentan como salidas de emergencias. Las puertas enrollable debido a su pobre
aspecto y difícil operación solo se usa en factorías o como protección de los
comercios.

3.1.3. Tipos de Puertas:


3.1.3.1. Puerta de Madera:
Sencillamente uno de los materiales más utilizados para puertas, tanto de
exterior como de interiores es la madera. Ya que existe una gran variedad,
consistencia y tratamientos que se puede dar a la misma para su duración.
En este sentido, aparece el roble como el árbol predilecto para la
fabricación de puertas.

Fig. 1.1 Partes de una puerta de madera.


P á g i n a 11 | 19
3.1.3.2. Puerta Automática:
Se caracterizan por ser microprocesadores “inteligentes” fabricados con
tecnología de punta, que ofrecen monitoreo constante de la posición de la
apertura en todo momento.
Se fabrican mayormente de aluminio, material que le ofrece ventajas
significativas, como el hecho de ser liviano y resistente a la vez. Por otro
lado, ofrece cualidades de aislamiento térmico, en tanto no deja pasar el
calor. Por ser un material tan maleable, los diseños en puerta de aluminio
pueden dar resultados tanto modernos como clásicos. Por ser livianas, las
puertas de aluminio son fáciles de instalar. Con respecto a los precios, se
trata de un material relativamente accesible y de buenos resultados.

3.1.3.3. Puerta Metálica:

Puertas con construcción de hojas y marcos en planchas de acero plegados


estructurados y sellados. Hojas abisagradas en fábrica, bisagras para giro
suave y soportar uso continuo.

El encuentro entre ambas hojas, con traslapo rehundido, protege la


cerradura y aumenta su seguridad. El marco está diseñado para anclaje en
seco a vanos de hormigón armado, albañilería maciza o en perfiles de
acero.

Las terminaciones pueden ser en esmalte sintético semibrillo o en algún


color a elección, aplicado sobre una base de antióxido fosfatizante.

P á g i n a 12 | 19
3.1.3.4. Puerta de Seguridad:
Puertas con hojas y marcos íntegramente construidos en plancha de acero
laminado en frío, estructurados y sellados, con blindajes adicionales según
requerimientos. La hoja y el marco son resistentes a proyectiles balísticos.
Este material es resistente a todo tipo de clima, manteniéndose incólume
con los años. De todos modos, es fundamental que las puertas de acero
para exteriores reciban un adecuado tratamiento anti-humedad dado que,
al igual que pasa con el hierro, este metal se oxida con el agua. Por otra
parte, las puertas de metal, tanto de hierro como de acero, no son buena
opción a la hora de pensar en aislación térmica.

P á g i n a 13 | 19
3.1.3.5. Puerta Contrafuego:
Puertas con hojas y marcos íntegramente construidos en plancha de acero
laminado en frío, estructurados y sellados. Con aislación interior en base a
una combinación de materiales aislantes y libres de asbesto que ofrecen
en su conjunto una eficaz resistencia a la acción del fuego. Las bisagras
especialmente diseñadas con ejes de acero para giro suave y uso continuo.
El marco está especialmente diseñado para anclaje en seco a vanos de
hormigón armado, albañilería maciza o vano metálico que deberá estar
recubierto contra incendio. Las puertas pueden durar hasta 3 horas al
fuego.

3.1.3.6. Puertas de Bóvedas:

Puertas con construcción en planchas de acero con sus respectivos


refuerzos y protecciones interiores. Aislación contra incendio en planchas
y/o bloques de aislante monolítico de composición especial, reforzados
con armadura de acero.

Nada más fuerte que el hierro para una puerta. Sin dudas, su sola presencia
denota aplomo y fortaleza. Las puertas de hierro pueden hacerse a pedido,
y cada entramado resulta original y único. Algunas desventajas ofrecen, no
obstante, estas puertas.

En primer lugar el costo, ya que es uno de los materiales más costosos. En


segundo lugar, su relativa sensibilidad a los climas fríos.

P á g i n a 14 | 19
3.1.3.7. Puertas de Vidrio y Mixtura:
No hay que olvidar, dentro de los materiales para puertas de entrada, la
posibilidad del vidrio, su transparencia y la luz que nos facilita.
Las puertas de vidrio pueden estar enmarcadas y aseguradas en diferentes
materiales, como el hierro, la madera, el aluminio, el acero y el PVC. En
este sentido, se trata de una opción inteligente, en tanto el vidrio para
puertas de exterior recibe tratamientos aislantes muy útiles, a la vez que
representan un ahorro energético considerable para el hogar.
Por último, la mixtura de materiales para puertas puede combinar maderas
y metales, maderas y plásticos, o diversos metales entre sí, de modo que
la elección de esta apertura para la puerta de tu casa se torna una aventura
más que interesante.

P á g i n a 15 | 19
3.2. Ventanas:
3.2.1. Definición:

Una ventana es un vano o huevo elevado sobre el suelo, que se abre en una
pared con la finalidad de proporcionar luz y ventilación a la estancia
correspondiente. También se denomina ventana al conjunto de dispositivos
que se utilizan para cerrar ese vano.

Las ventanas son elementos arquitectónicos cuyas funciones principales son


las de proveer ventilación e iluminación a los locales y, además de proporcionar
de visuales hacia el exterior e interior de la edificación. Los vanos son una parte
muy importante en la composición de las fachadas por lo cual también
tenemos que tomar en cuenta la parte estética al dimensionar y distribuir las
ventanas. Estas constan de un marco, que es la parte fija que va unida al vano
del muro y las hojas que se mueven de diversas maneras para controlar la
apertura.

Fig. 2.1 Partes de una ventana corrediza.

3.2.2. Clasificación:
Las ventanas pueden clasificarse de acuerdo al material de la que están hechas,
por ejemplo: madera, hierro, aluminio, combinados entre sí o con áreas de
vidrio.
Las hojas pueden ser fijas o movibles. Estas últimas pueden ser deslizantes o
giratoria, las cuales a su vez, se clasifican de acuerdo a la ubicación de sus eje
de giro. Cuando este es vertical y se ubica en uno de sus ejes se denominan
batientes y giratorias o pivotantes cuando están en el centro.
Si el eje es horizontal y se encuentra en el tope de la hoja son tipo toldo, si es
en el centro basculantes y si es en el borde inferior abatibles. Las de celosías
son una variedad de las basculantes con un gran número de hojas que giran
simultáneamente.
Las proyectadas giran igual modo que las de tipo toldo, pero al mismo tiempo,
se deslizan verticalmente dejando un hueco en la parte superior que facilita la
limpieza de la hoja, éstas pueden girar individualmente o en grupos y en caso
que estén muy altas pueden abril y cerrar con operadores de cadena.

P á g i n a 16 | 19
3.2.3. Tipo de Materiales para Ventanas:
3.2.3.1. Ventanas de Madera:
Es un material económico que se puede fabricar de cualquier tamaño y
conseguir cierres bastantes herméticos. Tiene las desventajas inherentes
de la madera, ya que es susceptible al ataque de hongos y de insectos; el
asoleamiento y los cambios de humedad pueden producir alabeos que
dificultan su cierre y requieren de una constante manteniendo.

3.2.3.2. Ventanas de Acero:


Existen dos tipos de ventanas de acero: las sólidas, formadas con perfiles
de acero hechos en caliente; y las que están hechas con láminas de acero,
que se doblan para darles la forma requerida.

Las ventanas de acero tienen la ventaja de una alta resistencia, pero son
susceptibles a la oxidación, por lo cual requieren un riguroso programa de
manteniendo.

3.2.3.3. Ventanas de Aluminio:


El Aluminio es un metal de color blanco con matices azulados y uno de los
más abundantes en la Tierra. Se extrae del mineral de la bauxita, primero
transformándola en alúmina a través del proceso Bayer y después en
aluminio metálico mediante electrólisis o anodización. Este último proceso
consigue que el Aluminio tenga una mayor resistencia ante la corrosión de
los agentes químicos y mayor dureza.

El uso de las ventanas de Aluminio está más extendido en las zonas más
cálidas, esto se debe a que no proporcionan tan buen aislamiento térmico
(ni acústico) como las ventanas de PVC, aunque tengan prestaciones
parecidas a éstas. También se usan mucho en las zonas de interior con poca
humedad ambiental, ya que el Aluminio es sensible a corroerse ante la
salinidad del mar. Son también una opción para estancias interiores donde
no se requiere un buen aislamiento como en trasteros o despensas.

Las ventanas de Aluminio se han impuesto en las últimas décadas, primero


a las tradicionales de madera y después a las de hierro o acero, por su
durabilidad, ligereza y fácil mantenimiento, además de por ser un metal
fuerte y resistente a las temperaturas extremas, que las hace muy prácticas
para las zonas exteriores de viviendas o edificios.

Hay una gran variedad de perfiles para ventanas de Aluminio a elegir, no


sólo en forma sino también en variedad de colores, incluso imitaciones a
madera casi perfectas, y que además responden a cualquier necesidad
arquitectónica. Normalmente, estas ventanas vienen con persiana y su
capialzado integrado y montado en una pieza, lo que facilita el montaje.

P á g i n a 17 | 19
CONCLUSIONES

La importancia de la puerta es entonces vital para comprender el diseño de los edificios y


gran parte de la planificación urbana, no se trata solamente de un elemento de entrada y
salida, sino que es un claro símbolo de estatus y el rostro arquitectónico de la vivienda.

La puerta es en definitiva un elemento que desde su primera aparición ya buscaba


transmitir un impacto visual, y acabó transformándose en un avatar de la personalidad y la
clase social, además de ser un lugar a medio camino entre lo privado y lo publico en el que
mostrar las buenas costumbres de la familia, y que indicaban hacia qué posición en la escala
de poder te movías.

P á g i n a 18 | 19
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Peraza J.E. (2001) Carpintería: Puertas, Ventanas y Escaleras de Madera. Madrid, España. AITIM.

Liang S. (1984) A pictorial history of Chinese architecture: a study of the development of its
structural system and the evolution of its types. MIT Press

Cervera, I. (1997) Arte y cultura en China: Conceptos, materiales y términos de la A a la Z. Barcelona:


Ediciones del Serbal.

Steinhardt, N.S. (1999) Chinese Imperial Planning. Honolulu: University of Hawaii Press.

Jarzombek, M.M. y Prakash, V. (2011) A Global History of Architecture. Nueva York: John Wiley &
Sons.

Wu, Y. (1998) Cultura de la Puerta. Tianjin: Editorial del Pueblo de Tianjin.

Xun, Y. (1975) Discusión sobre el desarrollo arquitectónico de la cultura Yangshao. Revista de


Arqueología, Vol 1.

P á g i n a 19 | 19

Intereses relacionados