Está en la página 1de 7

CORTE SUPREMA DE JUSTICIA CORTE SUPREMA -

Sistema de Notificaciones Electronicas SINOE

SEDE PALACIO DE JUSTICIA,


Secretario De Sala - Suprema:SALAS CAMPOS Pilar
Roxana (FAU20159981216)
Fecha: 30/07/2018 12:28:36,Razón: RESOLUCIÓN
CORTE SUPREMA DE SALA PENAL PERMANENTEJUDICIAL,D.Judicial: CORTE SUPREMA /
LIMA,FIRMA DIGITAL - CERTIFICACIÓN DEL
CONTENIDO
JUSTICIA CASACIÓN N.° 376-2018
DE LA REPÚBLICA AMAZONAS

Recurso de casación excepcional


Sumilla. La parte recurrente sustentó la
excepcional finalidad de desarrollo de
doctrina jurisprudencial a fin de que esta
Corte Suprema precise los alcances de
la restitución de bienes tras una
sentencia absolutoria, cuando el
imputado no haya tenido su posesión.

Lima, treinta y uno de mayo de dos mil dieciocho

VISTOS: el recurso de casación


interpuesto por Bernabé Santillán Mendoza contra la resolución
superior del veinte de julio de dos mil diecisiete, que: i) declaró
fundado el recurso de apelación interpuesto por el procesado
Abelardo Orihuela Centeno; ii) revocó la resolución del veintiuno de
abril de dos mil diecisiete, que declaró improcedente la solicitud de
restitución del inmueble ubicado en el jirón Ayacucho número mil
trece, de la ciudad de Chachapoyas; y iii) ordenó la restitución de
dicho bien a favor de Abelardo Orihuela Centeno.
Intervino como ponente el señor Juez Supremo Príncipe Trujillo.

CONSIDERANDO

Primero. En primer lugar, se debe señalar que la presente casación se


admitió a trámite en mérito del recurso de queja interpuesto por la parte
recurrente y que fue declarado fundado por esta Sala Suprema
mediante Ejecutoria del quince de diciembre de dos mil diecisiete (véase
a foja ochocientos noventa y cuatro), donde se precisó que: “[L]o relevante, en el
presente caso, es la relación existente entre una sentencia absolutoria y la vigencia o no
de una medida de desalojo preventivo, en tanto en cuanto en esta se hizo mención a
que se probó que el agraviado fue despojado de la posesión del predio en cuestión. El

1
CORTE SUPREMA DE SALA PENAL PERMANENTE
JUSTICIA CASACIÓN N.° 376-2018
DE LA REPÚBLICA AMAZONAS

interés casacional se expresa en esta especial situación, que sin duda merece un

pronunciamiento del Tribunal Supremo”1.

Segundo. De este modo, se aprecia que la parte recurrente formalizó su


recurso (obrante a foja seiscientos sesenta y nueve) en el que señaló la necesidad
de desarrollo de doctrina jurisprudencial con la finalidad de establecer:
1. ¿Ante la cesación de la ministración provisional, procede la restitución del bien
inmueble a un acusado por usurpación que nunca estuvo en posesión del bien, el
cual ha sido absuelto por falta de elementos probatorios; sin embargo, durante el
juicio oral se ha probado que el agraviado en el momento de los hechos estuvo en
posesión del bien y que fue despojado por terceras personas distintas al acusado?
2. Si el representante del Ministerio Público, en aplicación del artículo trescientos
cuarenta y cuatro del Código Procesal Penal, solicita el sobreseimiento por
cualquiera de las causales previstas en dicho artículo; sin embargo, existe una
ministración provisional y desalojo preventivo que solicitó el agraviado, ¿el
investigado absuelto podría solicitar el cese de la ministración provisional y, por
tanto, tendría derecho a la restitución del bien materia de litis?
3. Cuando en el desarrollo del proceso de un delito de usurpación la causa prescribe
a favor del acusado, quien solicitó el cese de la ministración provisional, ¿tendría
este derecho a la restitución del bien?
4. En aplicación del artículo primero del título preliminar del Código Procesal Penal, en
su numeral tres, ¿el agraviado podrá solicitar el cese de la ministración provisional y
la conservación del bien materia de litis si durante el desarrollo del proceso se
demostró su posesión y el acusado fue absuelto por falta de elementos de
convicción?

Tercero. Resulta necesario analizar el proceso previo llevado a cabo con


la finalidad de establecer el estadio procesal y el tipo de resolución
recurrida. De este modo se tiene que:
3.1. Durante el trámite de investigación preparatoria de la presente
causa, el Primer juzgado Penal de Investigación Preparatoria de

1 Fundamento jurídico sexto de la citada Ejecutoria.

2
CORTE SUPREMA DE SALA PENAL PERMANENTE
JUSTICIA CASACIÓN N.° 376-2018
DE LA REPÚBLICA AMAZONAS

Chachapoyas declaró fundado el requerimiento de medida


cautelar de desalojo preventivo y ministración provisional; y
ordenó el desalojo preventivo del imputado Abelardo Orihuela
Centeno y de todos quienes se encuentren en el inmueble
materia de litis, y se otorgó la ministración provisional del bien a
favor del agraviado Bernabé Santillán Mendoza (confirmado por
auto de vista del catorce de junio de dos mil trece, obrante a foja ciento

cincuenta y dos).

3.2. Mediante sentencia del treinta de octubre de dos mil trece (véase
a foja cuatrocientos cuarenta y cuatro), el Segundo Juzgado Penal
Unipersonal de Chachapoyas absolvió al acusado Abelardo
Orihuela Centeno del delito materia de autos (confirmada mediante
sentencia de vista del veinte de enero de dos mil catorce, obrante a foja

cuatrocientos cincuenta y ocho).

3.3. En ejecución de sentencia, el absuelto Orihuela Centeno solicitó


la cancelación de la ministración provisional a favor del
agraviado, pedido que fue rechazado en primera instancia
(véase a foja cuatrocientos ochenta), pero luego concedido por la
Sala Superior (véase a foja quinientos treinta y nueve).
3.4. Posteriormente, el absuelto solicitó al juzgado la restitución del
bien materia de litis con apercibimiento de lanzamiento, el cual
fue rechazado por el Juzgado de Primera Instancia (véase a foja
seiscientos dieciocho) y luego concedido por la Sala Superior (véase
a foja seiscientos cincuenta y siete).

Cuarto. Es contra la última disposición superior que ordenó la restitución


del inmueble a favor del absuelto Abelardo Orihuela Centeno que el
agraviado (durante el trámite principal) recurrió en casación. Ahora bien, la
procedencia del recurso de casación obedece a criterios objetivos,

3
CORTE SUPREMA DE SALA PENAL PERMANENTE
JUSTICIA CASACIÓN N.° 376-2018
DE LA REPÚBLICA AMAZONAS

subjetivos y formales. Los primeros se encuentran descritos en los


apartados uno y dos del artículo cuatrocientos veintisiete del Código
Procesal Penal; sin embargo, en el presente caso la resolución
recurrida no cumple con los requisitos objetivos que condicionan la
admisibilidad de la casación ordinaria, conforme se señaló en el
considerando precedente.

Quinto. No obstante, debe recordarse que el cumplimiento de los


presupuestos objetivos no resulta exigible cuando se invoca el interés
casacional, en cuya virtud cualquier resolución es susceptible de ser
examinada en esta vía si la Sala Revisora, conforme al apartado
cuatro del artículo cuatrocientos veintisiete del Código Procesal
Penal, lo estima imprescindible para el desarrollo de la doctrina
jurisprudencial, según lo fundamentó el casacionista de acuerdo con
lo señalado en el considerando segundo de la presente Ejecutoria.

Sexto. En ese sentido, el marco fáctico que rodea el tema propuesto


por el agraviado se sustenta en mérito de que:
6.1. La sentencia de primera instancia, si bien absolvió al acusado
Abelardo Orihuela Centeno, también precisó en sus fundamentos
jurídicos veintiséis y veintisiete que se probó objetivamente que el
agraviado ejercía la posesión del bien inmueble hasta antes de
los hechos denunciados, y que este fue turbado de su posesión
por terceras personas. De este modo, se trata de un caso de
materialidad de los hechos con falta de vinculación del autor.
6.2. Dicha aseveración del Juzgado Penal no fue contrariada ni
desautorizada por la Sala Superior al confirmar la condena de
primera instancia.

4
CORTE SUPREMA DE SALA PENAL PERMANENTE
JUSTICIA CASACIÓN N.° 376-2018
DE LA REPÚBLICA AMAZONAS

6.3. Cuando la Sala Superior dispuso la cancelación de la


ministración provisional del bien inmueble que ejercía el
agraviado, lo hizo en mérito de que este ejerce de facto la
posesión de dicho bien y el requirente (Abelardo Orihuela Centeno)
tiene expedita las vías legales correspondientes para reclamar su
titularidad, lo que no sería competente al fuero penal (fundamento
jurídico cuatro punto seis del auto superior del once de junio de dos mil

quince, obrante a foja quinientos treinta y nueve).

6.4. El numeral uno del artículo trescientos veinte del Código Procesal
Penal señala que: “Dictada sentencia absolutoria, auto de sobreseimiento
o de archivo de las actuaciones, los bienes incautados se restituirán a quien

tenga derecho […]”. Así, para el presente caso, el agraviado tuvo el


derecho de posesión por haberlo ejercido hasta antes de que
terceras personas lo turbaran, lo que fue probado por la
sentencia de primera instancia y que a su vez comprobaría que
el acusado no la tenía.

Séptimo. En ese sentido, resulta importante precisar que la imputación


contra una persona por el delito de usurpación no busca establecer
su derecho de propiedad sobre el agraviado respectivo, sino
determinar quién ejercía la posesión pacífica y continua antes de la
perturbación. Ello puede significar que no todos los acusados de
usurpación resulten ser necesariamente propietarios de los bienes
inmuebles afectados, pues puede configurarse la comisión del delito
materia de autos entre posesionarios.

Octavo. En este caso, el Juzgado Penal de Primera Instancia


reconoció que antes de los hechos el agraviado ejerció la posesión
del bien, no así el acusado. Por lo que se crea la problemática
acerca de –una vez concluido el proceso principal y ya no siendo necesaria la

5
CORTE SUPREMA DE SALA PENAL PERMANENTE
JUSTICIA CASACIÓN N.° 376-2018
DE LA REPÚBLICA AMAZONAS

medida de incautación y ministración– a quién deba serle otorgada la


restitución del bien, sin que dicha solución entre en conflicto con el
fuero civil y abarque una correcta aplicación de las normas y
principios contemplados en las normas invocadas.

Noveno. En mérito de los considerandos precedentes, esta Sala


Suprema estima que los temas propuestos por la parte recurrente
merecen un pronunciamiento de fondo por este Supremo Tribunal en
sede de casación, a fin de precisar los alcances de la restitución de
bienes tras una sentencia absolutoria cuando el imputado no haya
tenido su posesión.

Décimo. Asimismo, se verifica que el tema propuesto por el recurrente


tiene incidencia directa en la correcta aplicación de la norma
adjetiva contemplada por el Código Procesal Penal, por lo que
resulta necesario que se conceda la presente casación conforme a
la causal contenida en el numeral dos del artículo cuatrocientos
veintinueve de la norma indicada, a fin de verificar si el auto recurrido
incurre o deriva de una inobservancia de las normas legales de
carácter procesal sancionadas con la nulidad por quebrantamiento
procesal.

DECISIÓN

Por estos fundamentos:


I. DECLARARON BIEN CONCEDIDO el recurso de casación
interpuesto por Bernabé Santillán Mendoza contra la resolución
superior del veinte de julio de dos mil diecisiete, que: i) declaró
fundado el recurso de apelación interpuesto por el procesado
Abelardo Orihuela Centeno; ii) revocó la resolución del veintiuno

6
CORTE SUPREMA DE SALA PENAL PERMANENTE
JUSTICIA CASACIÓN N.° 376-2018
DE LA REPÚBLICA AMAZONAS

de abril de dos mil diecisiete, que declaró improcedente la


solicitud de restitución del inmueble ubicado en el jirón
Ayacucho número mil trece de la ciudad de Chachapoyas; y
iii) ordenó la restitución de dicho bien a favor de Abelardo
Orihuela Centeno, concesión que se hace para desarrollo de
doctrina jurisprudencial conforme a lo señalado en la parte
considerativa de la presente Ejecutoria; la concesión se hace
del mismo modo conforme al numeral dos del artículo
cuatrocientos veintinueve del Código Procesal Penal, en
atención al considerando décimo de la presente decisión.
II. DISPUSIERON que se eleve el expediente principal a esta Corte
Suprema y permanezca en Secretaría de la Sala por el término
de diez días, para que los interesados puedan examinarlo y
presentar, si lo estiman conveniente, alegatos ampliatorios,
conforme al trámite de ley. Hágase saber a las partes
personadas en esta Sede Suprema.

S. S.

SAN MARTÍN CASTRO

PRADO SALDARRIAGA

PRÍNCIPE TRUJILLO

NEYRA FLORES

SEQUEIROS VARGAS

PT/ran