Está en la página 1de 3

LOXOCELISMO

Ante una necrosis tras la “picadura” de una araña


debemos considerar las del genero loxoceles.

El cuadro clínico clásico es el loxocelismo cutáneo y


consta de dolor intenso, prurito local o
generalizado, intranquilidad e insomnio, eritema
dentro de las 30-60 min con edema leve o
moderado. Hay MEG y fiebre que desaparece en24-
48h, luego de 2 días aparece halo de
vasoconstricción e isquemia, se puede formar una
ampolla y después de unos días es de color azul-
violáceo, de consistencia dura, con el centro hundido. Finalmente se forma una ulcera y se
necrosa el área afectada. Normalmente la herida se cura por si sola en unas 6 a 8 semanas,
aunque puede tardar hasta 4 meses.

Es importante también conocer el cuadro clínico del loxocelismo visceral en el cual si bien es
menos frecuente pero suele ser más grave pues ya hay un compromiso sistémico, caracterizado
por hemólisis, lo que lleva a ictericia, nauseas, vómitos, cefalea, hipertermia, sudoración profusa
asi mismo hematuria, hemoglobinuria, fiebre e insuficiencia renal, compromiso del SNC, todo lo
cual ocurre en las 24h tras la mordedura.

Se habla que en nuestro país es un problema de salud pública debido a la mayor frecuencia de
la forma cutáneo-visceral principalmente por Loxoceles laeta.

Las arañas de este género son tejedoras sedentarias con amplia distribución en zonas templadas
y tropicales. Suelen ubicarse en las viviendas en zonas oscuras, debajo de diversos muebles, en
los rincones, en grietas, bibliotecas o detrás de los cuadros de la pared.

El tamaño promedio es de 8-15 mm (desde el cefalotórax hasta el abdomen) o 30 mm


considerando las patas. Son de color marrón, pero pueden ser marrón grisáceo, tostado, marrón
oscuro o negruzco. Poseen en la cara dorsal del cefalotórax una depresión más oscura en forma
de violín. El número y distribución de los ojos es característico, y permite la identificación del
género: poseen tres pares de ojos en forma de “V”. La tela que producen tiene un aspecto
algodonoso, desordenado e irregular.
Se habla que la mayor cantidad de casos suele darse en verano y menos en invierno. Siendo en
verano el veneno más tóxico.

La notificación del loxocelismo es inmediata, se debe reportar a las 24h

Definiciones de caso de loxocelismo:

1) Caso probable: Toda persona que ha sufrido una mordedura por araña del género
Loxosceles, cuyo veneno tiene acción proteolítica necrosante, hemolítica y
procoagulante, y que se caracteriza por presentar dos formas de manifestación, una
cutánea y localizada (Loxoscelismo cutáneo) y otra generalizada (Loxoscelismo cutáneo
viscero—hemolítico o sistémico).
2) Caso confirmado: Caso probable de Loxoscelismo en el que se comprueba la mordedura
por araña del género Loxosceles spp o que presenta lesiones de tipo proteolíticas
necrosantes o hemolíticas.
OFIDISMO

Se denomina ofidismo o accidente ofídico al cuadro clínico provocado por la mordedura de un


ofidio (serpiente) y la inoculación de su veneno.

De acuerdo al tipo de serpiente agresora los accidentes se


dividen en:

Accidente botrópico. Ocasionado por especies del género


Bothrops, Bothrocophia y Bothriopsis. El veneno es
proteolítico (degrada las proteínas), coagulante, vasculotóxico
y nefrotóxico. El cuadro se caracteriza por dolor, edema,
equimosis, eritema y necrosis. En los casos graves puede
presentarse vesículas o ampollas de contenido seroso y
hemorrágico, así como hematemesis y choque.

Accidente lachésico. Ocasionado por especies del género Lachesis. El veneno es proteolítico,
coagulante, necrotizante local y capaz de ocasionar hemorragia local y sistémica. El cuadro es
similar al accidente botrópico, pero además se observa síndrome de excitación vagal con
manifestaciones de diarrea, bradicardia e hipotensión arterial.

Accidente crotálico. Ocasionado por especies del género Crotalus. El veneno tiene propiedades
necrotóxicas y mionecróticas. Los síntomas se caracterizan por manifestaciones de fascies
miasténica con ptosis palpebral, oftalmoplejía (parálisis de los músculos oculares), anisocoria , y
parálisis muscular y respiratoria

Accidente elapídico. Ocasionado por especies del género Micrurus. Sus toxinas tienen acción
neurotóxica y hemotóxica. Los síntomas son similares al accidente crotálico, pero además se
presenta parálisis velopalatina y parálisis flácida de las extremidades.

Salvo excepciones, casi siempre está presente el antecedente de haber sido atacado por una
serpiente. Si el ataque se produjo durante la noche y no fue posible visualizar al animal atacante,
es necesario descartar como agresoras a otras familias de ofidios. Por lo general, el diagnóstico
diferencial deberá establecerse para sospechar el género y la especie del animal atacante, a
través de los siguientes parámetros: longitud aproximada de la especie, localización de las
lesiones y el síndrome clínico manifestado.

El ofidismo se reporta en el Perú en las regiones con altitud menor a los 3000 msnm. La mayoría
de los accidentes se producen en la selva, el 90% son causados por especies de Bothrops,
principalmente por B. atrox, llamado "jergón" y B. bilineatus, llamado "loro machaco" .

Definiciones de caso
1. Caso probable de ofidismo: Toda persona que ha sufrido accidente por mordedura de
serpiente venenosa del género Bothrops, Crotallus, Lachesis o Micrurus u otras presentes en el
territorio nacional, que al inocular sus toxinas en el organismo provocan una serie de
alteraciones fisiopatológicas que dan lugar a signos y síntomas, íntimamente relacionados con
el género del animal agresor.
2. Caso Confirmado: Caso probable en el que se identifica la especie agresora: Bothrops,
Crotallus, Lachesis o Micrurus u otra especie venenosa o se instala un cuadro compatible con la
toxina de la especie agresora.