Está en la página 1de 2

Relatoría sobre el capítulo “el triunfo de la democracia, 1863-1876” del libro

republicanos indóciles de James Sanders.

Profesor: Luis Ervin Prado.

Materia: Naciones y regiones II

Escrito por: Isabela Farfán.

Este quinto capítulo se centra en cómo después de la guerra civil de 1860 a 1863 los
liberales quedaron al mando del poder en todo el país, aprovechando su victoria
para romper con ese pasado colonial y crear una sociedad nueva y democrática, al
igual que el desarrollo del crecimiento económico. A partir de esto el capítulo
explica sobre cómo los liberales trataron de crear la república y cómo también
surgió una cultura política a raíz de las interacciones de los republicanos en el Cauca
entre ricos y pobres.

Después de la guerra los liberales se esforzaron en educar y moralizar esas clases


subalternas y esto se vio reflejado , primero en el ambiente político, inicialmente en
el marco de las elecciones, ya que debido al carácter federalista de la constitución
del 63 se le otorgó más poder a los estados, dando lugar a la las elecciones como
algo muy común en la república y como estos republicanos populares como los
indígenas y los afro-caucanos participaron en estas de una manera más amplia a la
hora de elegir un candidato o un alto nivel de participación en estas. Por el otro lado
están los repertorios políticos que le otorgaron a las clases subalternas desarrollar
nuevas formas de acción política, ya que surgió un repertorio nacional, modular y
autónomo a la hora de enfocar su acción hacia el ámbito nacional por medio de
nuevas herramientas políticas como la manifestación y el uso de dos factores
importantes: las manifestaciones, cómo se mencionó anteriormente., que servían
para presionar a las autoridades, apoyar a un partido o repudiar al opuesto y por el
otro lado están las sociedades democráticas, las cuales fueron espacios de educación
política y debate. Pero todo este ámbito republicano y la búsqueda de la igualdad
por parte de la participación política de los subalternos fue el aspecto más
democrático del sistema republicano que trajo consigo problemas, ya que el sufragio
constituía el núcleo del sistema republicano, lo que implicaba que cualquier
actividad de los plebeyos más allá del voto era considerada nociva. Por tal razón las
élites caucanas creían que las campañas electorales corrompían el sistema político,
ya que no consideraban pertinente que los candidatos hicieran campaña
activamente y negociaran con los pobres.

Todo este ambiente se complicó más debido a las tensiones raciales que no
recibieron mucha importancia hasta finales de la década de 1870. La raza se
concebía como una combinación vaga de atributos regionales, biológicos, jurídicos,
políticos y culturales. Además los conservadores solo concebían tres tipos de raza:
los blancos, indígenas, negros y por tal razón estos dos últimos debían seguir ese
orden natural y obedecer a los blancos que los veían como una seria amenaza para
el futuro político y económico del Cauca. Debido a esto, los liberales explotaron ese
racismo de los conservadores para consolidar sus relaciones con los afro-
colombianos, centrándose en la igualdad y el derecho a participar en política por
parte de las clases populares y así ganarse a estas clases para que estuvieran de su
lado, pero el problema con esta ideología liberal era que ellos solo defendían a
quienes renunciaban a sus identidades coloniales o raciales que se interponían entre
el ciudadano y el estado-nación, considerándolos como medianamente civilizados,
por lo cual no merecían leyes especiales. Por tal razón el partido liberal asumió que
podía disciplinar y educar al pueblo, haciéndoles entender el verdadero valor de la
democracia y su rol como apoyo de los protagonistas del ambiente político. El
disciplinamiento involucraba muchas instituciones y procesos como: las sociedades
democráticas, la guardia nacional o la iglesia, etc, pero la herramienta más
importante fue la escuela que enseñaban los derechos y el significado del
republicanismo e instruían a las masas en sus responsabilidades y deberes.

Esto dio lugar a que los conservadores reaccionaran de manera negativa, ya que
consideraban que la educación no debía ser laica, sino que estaba en manos de la
iglesia y ellos eran los encargados de civilizar y mantener a la gente instruida. La
solución para dar lugar a una relación entre conservadores y subalternos fueron las
sociedades católicas y a esto se le suma la inestable relación que existía entre los
lideres liberales y los populares., al igual que la fragmentación dentro del mismo
partido liberal, ya que no todos estaban de acuerdo con esos ideales radicales y los
republicanos de todo tipo sintieron amenazada su condición de ciudadanos libres.