Está en la página 1de 9

Jóvenes, ¡resistan las presiones mundanas!

“No dejen
que el
mundo que
los rodea los
comprima y
forme según
su propio
molde.”—
Rom. 12:2,
“Phillips.”

1, 2. (a) ¿Qué amonestación queremos considerar con seriedad? (b) ¿Por qué es particularmente vital el dar

consideración a esta amonestación ahora?

FRECUENTEMENTE las Escrituras nos instan a resistir los esfuerzos del Diablo por
desviarnos de la senda estrecha que lleva a la vida. Por ejemplo, el apóstol Pablo escribió:
“No dejen que el mundo que los rodea los comprima y forme según su propio molde.”
Piense con seriedad en esta amonestación que se encuentra en Romanos 12:2. Fue
registrada para que nos sirviera de protección y guía. Arriba, se cita de The New Testament
in Modern English (El Nuevo Testamento en inglés moderno) por J. B. Phillips, pero también
nos aprovechará ver cómo otras Biblias traducen ese texto: “No os acomodéis al mundo
presente.” (Biblia de Jerusalén) “No vivan ya de acuerdo con las reglas de este
mundo.” (Versión Popular) “Cesen de amoldarse a este sistema de cosas.”—Versión del
Nuevo Mundo.
2
Más urgente que en todo tiempo anterior es el que nos mantengamos alerta para que
no se nos amolde a este sistema. ¿Por qué? Porque recientemente —dentro de la vida de
millones de personas que todavía están vivas— Satanás y sus ángeles fueron arrojados del
cielo por Cristo y los ángeles suyos. Después de describir esta acción, la Biblia dice: “Ay de
la tierra y del mar, porque el Diablo ha descendido a ustedes, teniendo gran cólera,
sabiendo que tiene un corto período de tiempo.” (Rev. 12:9, 12) ¡Ahora mismo estamos
viviendo en este corto período de ayes! Así, en su cólera, Satanás nos está aplicando
presión en un esfuerzo supremo por conseguir que nos conformemos al comportamiento
del mundo. ¿Cómo está haciendo esto?
RELACIONES SEXUALES ILÍCITAS
3, 4. En el pasado, ¿con qué métodos se logró apartar a los siervos de Dios del derrotero fiel que seguían?

3
Si un método le ha dado éxito, ¿no sería razonable esperar que Satanás continuara
usándolo? Bueno, ¿qué estuvo envuelto en hacer que los ángeles abandonaran su debido
lugar en el cielo? Sí, fue un deseo impropio de relaciones sexuales. (Gén. 6:1-4; Jud. 6)
Considere, también, lo que ocurrió poco antes de que los israelitas entraran en el país de
Canaán, después de haber vagado por el desierto durante casi 40 años. Cuando los
moabitas los vieron, sintieron “un pavor mórbido.” Esto se debió a lo numerosos que eran
los israelitas, y a que la bendición de Jehová estaba sobre ellos. (Núm. 22:1-3) Por eso, los
moabitas alquilaron al profeta Balaam para tratar de conseguir que Dios maldijera a los
israelitas. Esta trama fracasó. Pero con él tiempo Balaam, indudablemente bajo la guía de
Satanás, salió con un plan que tuvo éxito. ¿Qué fue?
4
Balaam hizo que las mujeres de Moab y Madián extendieran su hospitalidad a los
israelitas, lo cual evidentemente incluyó el que los invitaran a un banquete del mejor
alimento y vino. Los israelitas llegaron a estar en condición laxa como resultado de comer
el buen alimento y beber el vino fuerte, y probablemente se usó la danza o baile de índole
sexualmente provocativa para despertar sus pasiones. Los israelitas abandonaron la
vigilancia, y estas mujeres los atrajeron a tener relaciones sexuales con ellas. Hasta
consiguieron que los israelitas se inclinaran ante dioses falsos. ¿Con qué resultado? ¡La
cólera de Jehová ardió contra su pueblo, y 24.000 de ellos recibieron muerte! Piense en
esto: Aquellos 24.000 estaban preparados para entrar en Canaán —la Tierra de
Promisión— después de muchos años de vagar por un desierto desolado. ¡Sin embargo,
salieron perdiendo con relación a ver realizado el cumplimiento de la promesa debido a
que se les sedujo a cometer inmoralidad sexual!—Núm. 25:1-9, 16-18; 31:16.

5. ¿Qué paralelo podemos ver entre los israelitas que estaban para entrar en la Tierra Prometida y la posición

en que nos encontramos hoy? Por eso, ¿qué podemos esperar que intente hacer Satanás?

5
¿Puede usted ver un paralelo con eso en la situación en que nos encontramos hoy? Hay
uno. (1 Cor. 10:11) Ahora estamos en los umbrales del prometido nuevo sistema de Dios,
listos para entrar en él tal como los israelitas lo estuvieron para entrar en la Tierra
Prometida. A juzgar por los ejemplos del pasado, ¿qué esperaría usted que Satanás
intentara? Sí, el manipular las cosas con el intento de llevar al pueblo de Dios a situaciones
en las que cometieran inmoralidad sexual, de modo que Jehová los juzgara indignos de
entrar en su justo nuevo sistema.

6, 7. ¿Qué evidencia hay de que el mundo ha abandonado las normas morales justas?
6
¿No concordaría usted en que la inmoralidad del mundo de Satanás presenta una
verdadera amenaza a la salud espiritual de los cristianos hoy día? Considere, sencillamente,
cómo el mundo ha estado abandonando las normas justas. Cierto juez de Nuevo México,
E.U.A., al dar un fallo en un caso en que una mujer de 23 años de edad tuvo relaciones
sexuales con un muchacho de 15 años de edad, señaló que aquel acto no era ilícito o
ilegal. “La Legislatura abolió la fornicación como crimen,” escribió. “Reconoció, como
asunto de norma pública, que esta conducta no viola las costumbres del siglo veinte.” En
armonía con aquella decisión, The Express de Easton, Pensilvania, E.U.A., declaró: “La
revolución sexual ha terminado, y las relaciones sexuales han salido vencedoras. Ya la
mayoría de los adolescentes no consideran principalmente las relaciones sexuales como
algo que hayan de usar para rebelarse contra la autoridad. Para muchos, han llegado a ser
parte de su patrón de vida diario.”
7
Personas de alguna madurez en edad quizás tengan poca idea de aquello a lo que
diariamente se enfrentan los cristianos jóvenes con relación a verse expuestos a la
inmoralidad sexual. Una cantidad sorprendente de los jóvenes de hoy día empiezan la
actividad sexual a principios de la adolescencia o antes, y las “aventuras” sexuales son tema
común de conversación. Estudios que se han hecho revelan que, para la edad de 16, más
de una de cada cinco muchachas estadounidenses han participado en relaciones sexuales...
en otros países la cantidad es aún mayor. La revista Times,informando sobre una encuesta
de 18.349 mujeres hecha por la revista Redbook, declaró: “El 90% de las de menos de
25 años informan que han tenido relaciones sexuales antes del matrimonio. . . . Casi todas
las mujeres —el 89%— se han envuelto en experiencias sexuales orales.”

8, 9. (a) ¿A qué grado es grande la presión hacia cometer inmoralidad? (b) ¿Se ve evidencia de que dentro de la

congregación haya personas que sucumban a esta presión?

8
Es tremenda la presión que se ejerce en los jóvenes para que cometan inmoralidad. Una
joven virgen de 22 años de edad se lamentó en estos términos: “En estos días, si una no ha
tenido relaciones sexuales para cuando tiene 18 años de edad, bien pudiera irse a un
convento. Todas mis amigas han estado teniendo relaciones sexuales desde la escuela
secundaria. Se burlaban tanto de mí, que, en defensa propia, inventaba historias acerca de
mis ‘aventuras amorosas.’” Puede que los varones se enfrenten a presión aún mayor entre
sus iguales con el objetivo de que cometan inmoralidad, puesto que por lo general la
cantidad de varones jóvenes que participan en fornicación es mayor que la de las mujeres
jóvenes. Por ejemplo, una revista francesa declaró que mientras que el 28 por ciento de las
jóvenes francesas de 15 años de edad ya no son vírgenes, el 54 por ciento de los
muchachos de 15 años de edad han experimentado relaciones sexuales.
9
Lamentablemente, se han recibido informes de que muchos jóvenes cristianos han
sucumbido también a las presiones de un mundo orientado hacia lo sexual, tal como los
24.000 israelitas de la antigüedad cayeron víctima de las tentaciones que les presentaron
los inmorales moabitas y madianitas. ¡De seguro éste es un lazo que Satanás todavía usa
para entrampar a los siervos de Dios! ¿Qué podemos hacer para protegernos y ver
realizada para nosotros la bendición de Jehová?
CONDUCTA CON PERSONAS DE OTRO SEXO
10. ¿Cuál es el punto de vista de Dios acerca de la fornicación? (1 Cor. 5:1, 9-13)
10
Primero, es vital que estemos dispuestos a responder a la dirección de Jehová y que
no consideremos como de origen humano los requisitos de su Palabra. Los fornicadores
no heredarán las bendiciones del Reino. “Huyan de la fornicación,” manda la Biblia. “Dios
juzgará a los fornicadores y a los adúlteros.” (1 Cor. 6:9, 18; Heb. 13:4) No hay legislatura
humana alguna que pueda cambiar la ley de Dios. La aceptación o aprobación humana
no hace que una práctica incorrecta sea correcta a los ojos de Jehová. Las relaciones
sexuales por personas que no están casadas son un mal; son un pecado serio,
prescindiendo de lo que digan o hagan cualesquier humanos. No habrá lugar para
personas inmorales en la “nueva tierra.” (Rev. 21:1-4, 8) Entonces, ¿qué debería significar
eso con relación a nuestra conducta con el sexo opuesto? Por ejemplo, ¿qué se puede
decir del concertar citas?

11. (a) ¿Qué dice la Palabra de Dios acerca de casarse con personas que no adoran a Jehová? (b) ¿Por qué es

apropiado este consejo hoy día?

11
Esta fue la ley de Dios a los israelitas en cuanto al matrimonio: “No debes formar ninguna
alianza matrimonial con ellas. No debes dar tu hija a su hijo, ni debes tomar su hija para tu
hijo.” De manera similar, a los cristianos se les da el consejo de casarse “solo en el Señor,”
es decir, casarse solo con compañeros en la adoración de Jehová. (Deu. 7:3;1 Cor. 7:39)
Pudiera parecer que un requisito de esa índole fuera demasiado restrictivo. Pero ¿lo es,
realmente? A juzgar por la ocurrencia frecuente de la inmoralidad sexual en el mundo hoy,
esto es en realidad tan apropiado y pertinente como lo fue cuando el pueblo de Dios vivía
al lado de los depravados cananeos, o entre los habitantes dominados por lo sexual de la
antigua Corinto. Por eso, si se nos exhorta a no casarnos con personas de otra fe, ¿verdad
que no sería apropiado concertar citas con ellas?

12. (a) ¿Qué es una cita? (b) ¿Por qué sería un proceder muy imprudente el tener citas con personas que
no adoran a Jehová?
12
¿Qué es una cita? El Webster’s Third New International Dictionary (Tercer Nuevo
Diccionario Internacional de Webster) la define así: “Un compromiso entre dos personas de
diferente sexo para el disfrute mutuo de alguna forma de actividad social.” Pero ¿deben los
adoradores verdaderos de Dios buscar “disfrute mutuo... de actividad social” con personas
que no adoran a Jehová? Recuerde a aquellos 24.000 israelitas que hicieron tal cosa.
Además, el propósito usual de una cita es llegar a conocer mejor a una persona con quien
posiblemente uno se case. Por lo tanto, en vista del consejo bíblico de que el adorador de
Jehová no se case con una persona de otra fe, no sería sabio ni aceptar ni proponer una
cita con tal persona. Entonces, ¿qué se puede decir de concertar citas con un compañero
cristiano?

13, 14. ¿Cómo se considera por lo general el concertar citas regularmente, pero en qué resulta esto con

frecuencia?

13
En los jóvenes se ejerce muchísima presión para que concierten citas. Según la Encuesta
Gallup sobre la Juventud, una de cada tres jóvenes adolescentes estadounidenses dijeron
que tienen un amigo que continuamente las acompaña en citas. Pero ¿es sabio o prudente
ese proceder? ¿Qué puede suceder? Cierta joven explica: “El problema viene cuando estoy
con algún muchacho que me gusta y estamos en alguna oscura carretera en el campo, o
quizás hasta en el sofá de mi sala. . . . ‘Esta vez no haré nada malo,’ me digo, pero los besos
y las caricias aumentan hasta que deseo desesperadamente que el muchacho me haga el
amor.”
14
¿Diría usted que esta respuesta a una situación como ésa sea poco usual, o anormal? De
ninguna manera; es muy normal. Como escribe otra joven: “Cuando dos jóvenes se ven el
uno al otro por la mañana, al mediodía y de noche por meses y años, no hay manera en
que puedan evitar entrar en intimidad. Con el transcurso del tiempo el tomarse de las
manos y besarse pierden la novedad, y los jóvenes creen que ‘se quieren.’ Yo tengo
18 años de edad, y tengo un nene de un mes . . . Sí, tuvimos que casarnos, así que
supongo que soy experta en este asunto.” La evidencia tiende a apoyar lo que esta joven
alega. Bajo el encabezamiento “La epidemia de embarazos entre los adolescentes,” el
periódico Times de Nueva York del 18 de junio de 1978 informó: “De aproximadamente un
millón de muchachas adolescentes, una de cada 10 entre las edades de 15 y 19 años
quedan embarazadas cada año. Unas 600.000 de hecho dan a luz hijos, y suele suceder
que con el nacimiento vengan consecuencias que ensombrezcan el resto de la vida de las
madres.” Estos hechos ciertamente son graves y deben comunicar seriedad.
15. (a) ¿Qué argumento presentan algunos en defensa de que los jóvenes concierten citas? (b) Sin embargo,

¿puede uno que ama a Jehová llegar a envolverse en la comisión de mal? ¿Cómo se ilustra esto?

15
Sin embargo, puede que algunos presenten el siguiente argumento en defensa de
concertar citas: ‘Nosotros somos cristianos. Sabemos que la fornicación es mala, de modo
que no nos vamos a envolver en tales prácticas.’ Es verdad que quizás ustedes no tengan la
intención de envolverse en tales cosas. Pero cuando uno está a solas en la compañía de
una persona a quien uno se siente atraído, el impulso sexual puede conducir a uno a
cometer el mal. Considere al rey David, quien fue un siervo sobresaliente de Jehová, un
hombre ‘agradable al propio corazón de Dios.’ Él conocía la ley de Dios. Sabía que era
incorrecto tener relaciones sexuales con Bat-seba, la esposa de otro hombre. Pero lo hizo.
¿Por qué? Porque se permitió entrar en una situación en la cual se vio expuesto a
tentaciones sexuales.—1 Sam. 13:14; 2 Sam. 11:1-4.

16. (a) ¿Qué clase de asociación es la mejor para los cristianos jóvenes? (b) ¿Qué cuidado deben ejercer los que

conciertan citas con la idea de contraer matrimonio?

16
De seguro, pues, hay que ejercer cautela en lo referente a concertar citas. Es bueno que la
gente joven pueda reunirse y disfrutar unos de la compañía de otros, pero lo mejor es
hacer esto en grupos, más bien que el que parejas vayan solas en citas. Quizás los padres y
otras personas de mayor edad de la congregación puedan a veces hacer planes para tener
comidas campestres u otras ocasiones sociales saludables. Sin embargo, en esas ocasiones
es vital que los cristianos ejerzan cuidado para que su conducta a todo tiempo hable bien
del Dios a quien adoran. Si usted está pensando en el matrimonio y con regularidad
concierta citas con la persona que pudiera llegar a ser su cónyuge, se entiende el que
ustedes deseen pasar algún tiempo juntos a solas para considerar asuntos personales. Pero
deben ejercer cuidado para que no se vean envueltos en situaciones de tal despliegue de
caricias que puedan conducir a la fornicación. Es prudente evitar los lugares apartados que
pudieran conducir a las relaciones sexuales.
LA MÚSICA “DISCO” Y LAS DISCOTECAS
17. (a) ¿Qué son las discotecas y la música “disco”? (b) ¿Hasta qué grado son populares?

17
El entretenimiento de que disfrutan muchos jóvenes hoy día es el de escuchar y bailar la
música “disco.” ¿Qué se puede decir, entonces, acerca de ir a las discotecas? La música
“disco” se ha hecho muy popular, y las discotecas son lugares favoritos de entretenimiento.
Las discotecas son lugares en los cuales se ponen discos fonográficos para bailar, aunque
en ellas puede ser que también toquen grupos musicales en persona. La música “disco” de
hoy tiene un ritmo repeticioso característico que se presta para el baile moderno. Son
muchas las diferentes clases de lugares a los que se llama discotecas, desde pequeños
clubes donde la gente cena, en los cuales hay un pequeño espacio en el cual bailar, hasta
los grandes salones de baile con decorado extravagante. Según informes, hay más de
1.500 discotecas en tan solo la ciudad de Nueva York. “El factor común que enlaza todos
estos establecimientos que de otro modo son diferentes,” explica la revista Esquire, “es la
música y el ambiente común de demasiados estímulos para los sentidos.”

18. ¿Qué pregunta se ha presentado acerca de las discotecas? ¿Por qué?

18
¿Es apropiado el que los cristianos vayan a estos lugares en busca de entretenimiento?
Muchas personas han hecho esta pregunta. Por ejemplo, hay una carta de una joven de
16 años que se lamenta del efecto que ha tenido en su hermana mayor el que ésta haya
ido a las discotecas. “Miren, es muy importante,” escribe la joven, “porque ahora creo que
mi hermana quizás pierda la vida eterna. . . . Lo que pido es esto: Hermanos, ¿pudieran
ustedes imprimir un artículo acerca de los efectos y el peligro de estos lugares? Creo que
esto ayudaría a muchas personas.”
19-21. (a) ¿Cómo se pueden describir las discotecas? (b) ¿Qué razones hay para que los cristianos eviten estos

lugares? (1 Cor. 15:33; Juan 17:16)


19
Por eso, consideremos: ¿Qué es este “ambiente común de demasiado estímulo para los
sentidos” que caracteriza a la mayoría de las discotecas? El Daily News de Nueva York
declaró: “Todo cuanto tiene que ver con las discotecas está relacionado con lo sexual... el
decorado sensual y teatral, el ritmo tribual de la música, la manera en que la gente se viste
y la manera en que bailan. El baile en la discoteca es una mezcla sin inhibición de echarse
hacia el frente y girar y elegante andar con dificultad . . . En las discotecas, las insinuaciones
sexuales y el fondo sensual sencillamente se intensifican, exageran y magnifican.” La
revista Esquire señaló a “la aturdidora profusión de luces, sonidos, ritmos, movimientos,
drogas, espectáculos e ilusiones,” y declaró: “Todo se lleva hasta donde se puede llevar;
entonces se combina con todo otro extremo para producir el ultraje final del sensorio
humano.”
20
Si un establecimiento da énfasis a lo sexual, y la clientela, en general, estima en poco las
excelentes y saludables normas morales de la Palabra de Dios, obviamente ese sitio no es
lugar debido para un cristiano. Esto sería verdad fuera que al lugar se le conociera como
“discoteca” o por cualquier otro nombre. Recuerde, el mundo de Satanás está haciendo
cuanto puede para comprimirnos y darnos forma según su molde; por eso,
¿no deberíamos esperar que Satanás usara el entretenimiento seductivo como señuelo
para atraparnos? Recuerde la manera en que se sedujo a los israelitas por medio de lo que
al principio pudiera haber parecido participar en algún entretenimiento o diversión
inocente, pero 24.000 de ellos perdieron la oportunidad de vivir en la Tierra Prometida.
No queremos que eso nos suceda, ¿verdad? Por eso, es necesario que resistamos las
presiones mundanas; tenemos que pelear contra el que se nos amolde a este sistema.
¡No se engañe! Con frecuencia los que se meten en dificultades por asuntos de moralidad
—las cuales a veces hacen necesario que se les expulse— son los que han estado yendo a
discotecas u otros lugares de entretenimiento sospechosos.
21
Es verdad que quizás no se ‘intensifique, exagere y magnifique’ lo sexual en todas las
discotecas. Pudiera ser, por ejemplo, que cierto restaurante se anunciara como “discoteca”
y el entretenimiento fuera moderado en comparación con el que se ofrece en otros
lugares. No le tocaría al Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová ni les tocaría a los
ancianos locales el decir a otras personas que no deben ir a un establecimiento
“moderado” de esa índole, pero ciertamente debe ejercerse cautela extrema. Es un hecho
reconocido el que las discotecas tienen reputación de ser lugares en los cuales hay
desenfrenado abandono de las restricciones morales. Y eso incluye la música “disco.”
Tomando nota de la tendencia, Johnny Bristol, cantante y compositor, dijo: “Lo sexual es lo
de vigencia en la música hoy día.” Puede que haya alguna música “disco” que no sea
degradante en sentido moral, tal como todavía hay unas cuantas películas decentes. Pero
la tendencia es inequívoca. El entretenimiento o diversión del mundo ha experimentado
deterioro, y tiene el propósito insidioso de fomentar el punto de vista de que la fornicación
no es necesariamente mala. ¡Pero lo es! Y Dios “juzgará a los fornicadores”
adversamente.—Heb. 13:4.

22, 23. ¿Por qué evitaría el cristiano maduro las discotecas aunque pensara que el ir a ellas no le sería

espiritualmente perjudicial?

22
No piense que lo que se dice aquí tiene la intención de privarlo de gozo, sea usted joven
o adulto. ¡De ninguna manera! Deseamos que sea feliz, y que disfrute de una vida sana a
plenitud... para siempre. Pero Satanás tiene atracciones, diversiones —como en el pasado
antiguo— que pueden atraer al individuo a actividad que le traiga la desaprobación de
Jehová. Evite estos escollos, y ayude a otras personas a evitarlos. Aunque usted haya
pensado que el ir a ciertas discotecas quizás no le sea dañino en sentido moral, considere
el efecto que puede tener en otros cristianos el que usted vaya a esos lugares. Como
resultado de que lo hayan visto ir, puede ser que ellos se descuiden en cuanto al peligro
posible, y se envuelvan en conducta incorrecta. Con el fin de proteger la salud espiritual de
sus hermanos cristianos, el apóstol Pablo estuvo dispuesto a dejar de hacer cosas que en sí
mismas no eran necesariamente malas. Hasta dijo que “si el alimento hace tropezar a mi
hermano, no volveré a comer carne jamás, para no hacer tropezar a mi hermano.” Si él
estuviera con nosotros hoy, ¿pudiera usted imaginarse que fuera a conseguir
esparcimiento en una discoteca?—1 Cor. 8:13.
23
Por eso, esforcémonos juntos, como cuerpo unido de cristianos, para resistir las presiones
mundanas de modo que todos podamos disfrutar del favor y la vida que Jehová da en su
justo nuevo sistema.
[Ilustración de la página 25]

Las buenas asociaciones pueden ayudarnos a mantener conducta excelente, para alabanza
de Dios