Está en la página 1de 7

AUTORES DEL MODERNISMO

5. Rubén Darío. (1867-1916)

Fue el artífice de la difusión de la poesía modernista. Nació en


Nicaragua. Su profesión de diplomático y periodista le permitió
viajar por diversos países, tanto de América como de Europa en
donde entró en contacto con la nueva generación española de fines
del siglo.

OBRAS:

Azul., publicada en 1888, reúne un conjunto de poemas y


cuentos. Esta obra de influencia parnasianista se considera el inicio
del Modernismo.

Prosas profanas, es un conjunto de poemas de estética


modernista. A lo largo de los poemas crea un mundo lleno de
princesas, de cuentos de hadas, seres mitológicos (centauros,
sátiros...), cisnes. Pero junto a este mundo de fantasía aparece
también un tono reflexivo sobre la vida, la literatura, etc.

Cantos de vida y esperanza, supone un cambio en la obra


de Rubén Darío. Hay una mayor preocupación por las personas, sus
problemas, la vida, el amor, la muerte, el arte, la defensa de lo
hispano frente la dominación de EEUU...

6. Juan Ramón Jiménez. (Moguer, Huelva, 1881 - Puerto


Rico, 1958).

En 1900 se traslad6 a Madrid. La muerte de su padre, ese


mismo año, le produjo una profunda crisis física y mental. Viajó por
varios países europeos y en 1914 se insta1ó en la Residencia de
Estudiantes. En 1916 se casó con Zenobia Camprubí, colaboradora
desde entonces en su obra y en sus traducciones. Durante estos
años, intervino en la vida literaria madrileña y colaboró en
numerosas revistas poéticas. Al estallar la Guerra Civil, comenzó un
largo exilio. Vivió en Estados Unidos y en varios países
hispanoamericanos, dando conferencias y cursos universitarios.
Estaba en Puerto Rico cuando le concedieron el Premio Nobel de
Literatura, en 1956, y en este país murió poco tiempo después.
Podemos distinguir varias épocas en su trayectoria poética.
a) Época sensitiva, hasta 1916.

En sus primeros libros, en la línea del modernismo INTIMISTA,


con tonos sentimentales y becquerianos. Alternan la mirada hacia
fuera y hacia dentro de sí mismo, le preocupa ya la muerte, el amor,
la soledad, el paso del tiempo, el recuerdo, los paisajes otoñales, el
amor insatisfecho y con sencillez expresa la tristeza y la melancolía
que le embargan. Rimas, Arias Tristes, y Jardines lejanos.

En una segunda fase de esta primera época modernista


enriquece la expresión con nuevos ritmos y un lenguaje colorista. Es
una poesía con mayor lujo formal quedando el sentimiento oculto en
el poema por las imágenes sensoriales y las adjetivaciones
sorprendentes. Son los libros escritos entre 1908 y 1915, La soledad
sonora, Poemas májicos y dolientes y Platero y yo.

b) Época intelectual, la poesía desnuda, hasta 1936.

Los anhelos de belleza y de conocimiento le conducen a una


poesía sobria, desnuda de adornos y de elementos decorativos. Son
poemas breves, dirigidos a una minoría por ser difíciles de entender
y guiados por la inteligencia para lograr la exactitud de las palabras
que nombren directamente lo que el poeta quiere transmitir.
Destacan Diario de un poeta recién casado, Eternidades, Piedra y
cielo, Belleza...

c) Época suficiente, hasta 1958.

De los años del exilio son Espacio, animal de fondo, y Dios


deseado y deseante. Sus versos, llenos de símbolos, se han hecho
más trascendentes y complejos en torno a grandes temas: la
poesía, Dios y la eternidad.
7 Ramón María del Valle-Inclán (1866-1936)

Nació en Villanueva de Arosa (Pontevedra). Inició Derecho,


pero no los acabó. Vivió en Méjico donde contactó con la realidad
americana y con el modernismo. En Madrid llevó una vida
extravagante y bohemia.

Comenzó su andadura en el modernismo, buscando la belleza


en el lenguaje, utilizando recursos embellecedores y sensuales. Un
ejemplo de esta época modernista son las Sonatas (Sonata de
otoño, Sonata de invierno, Sonata de primavera y Sonata de estío ),
cuatro relatos que contienen las memorias del anciano Marqués de
Bradomín, un don Juan feo, católico y sentimental que vive una
serie de aventuras amorosas en ambientes refinados, decadentes y
arcaicos.

Esta etapa modernista queda atrás para dar paso a un Valle


Inclán que trata de transmitir una visión negativa del hombre y del
mundo así como enfrentarse a la situación española de principios
del siglo XX. Valle Inclán no consideraba suficiente el modelo que
ofrecía la literatura realista; “fotografiar” la realidad no significaba
comprenderla. Por ello hace uso con una visión personal que llama
ESPERPENTO: deforma la realidad y hace una caricatura literaria
de ella. La ironía, las exageraciones, las parodias, términos de mal
gusto, el humor negro y satírico son su modo de criticar duramente
la sociedad mediocre y conformista. Una visión deformada de la
realidad, tal y como se refleja en un espejo curvo y empañado.
Entre sus obras destacan:

Novela * Tirano Banderas. Sobre la represión ejercida


por los dictadores hispanoamericanos.
* El ruedo ibérico, satiriza el reinado de Isabel II.
* La trilogía sobre la Guerra Carlista

Teatro: * Divinas palabras. * Luces de bohemia


* la trilogía Martes de carnaval.
La Generación del 98.

AZORÍN.

José Martínez Ruiz nació en Monóvar (Alicante). Tomó el


seudónimo del protagonista de su novela ‘La voluntad’. Evolucionó
de ideas liberales y anarquistas, en su juventud, a muy
conservadoras después.

Ensayos: Evocaciones de las tierras y los hombres de


España. Castilla
Novelas: La voluntad, Antonio Azorín, Las confesiones de un
pequeño filósofo.

PÍO BAROJA.

Nació en San Sebastián. (1872-1956) Estudió Medicina.


Estuvo exiliado durante la Guerra Civil en Francia. Al regresar, se
estableció en Madrid donde murió.

OBRA. Trata todo tipo de temas: acción y aventuras, filosofía,


crítica social, vida en los suburbios... Sus protagonistas son
inconformistas, antisociales, pesimistas, no son grandes héroes y
suelen buscar el sentido a la vida.

Tierra vasca: Zalacaín el aventurero.


La lucha por la vida: La busca, Mala hierba y Aurora roja.
La raza: El árbol de la ciencia.
El mar: Las inquietudes de Shanti Andia.

ANTONIO MACHADO.

Nació en Sevilla (1875-1939). Estudió en Madrid en la


Institución Libre de Enseñanza, y en París. Se instaló en Soria como
catedrático de Francés y se casó con Leonor Izquierdo, que murió
en 1912. Se trasladó a Baeza y más tarde a Segovia y Madrid,
donde le sorprendió la Guerra Civil. Murió en el exilio en Francia.

OBRAS.
Soledades, Galerías y otros poemas Los inicios de Machado
fueron MODERNISTAS y es profundamente INTIMISTA. Escribe
mirando hacia dentro. Los temas que más le preocupan son la
búsqueda de Dios, la incertidumbre religiosa, la fugacidad del
tiempo, la muerte, la soledad, los recuerdos, el amor...

Campos de Castilla, En esta obra se refleja su preocupación y


meditaciones sobre la realidad española se observa en temas como
la descripción del paisaje castellano (símbolo de España), la
reflexión crítica sobre España (su decadencia y la esperanza de una
España nueva) y el retrato de personajes intrahistóricos lo que
destaca la importancia que concede al elemento popular. Centra su
atención en el mundo externo a su propio yo siendo menos
intimista, aunque en algunas descripciones del paisaje castellano
expresa sus propios sentimientos.

Nuevas canciones. Proverbios y cantares , Su etapa más


filosófica con meditaciones y pensamientos

Juan de Mairena, conjunto de artículos, notas breves diálogos


atribuidos a un inventado poeta y filósofo, en ellos expone
Machado sus ideas sobre muy diversos temas: literatura, arte,
filosofía,...

Simbolismo poético.

Utiliza muchos símbolos: La tarde: momento de quietud,


propicio para el recuerdo. La vida se acaba, la premonición de la
muerte; El camino: la vida es viajar; Primavera: época del amor; El
viajero: el poeta que busca y anhela.

MIGUEL DE UNAMUNO

Nació en Bilbao. (1864-1936) Fue rector de la Universidad


de Salamanca. Se exilió durante la dictadura de Primo de Rivera.
Con la República ocupo cargos públicos. Murió en su domicilio en un
arresto domiciliario tras iniciarse la Guerra Civil.

OBRA. A Unamuno le preocupan siempre los mismos TEMAS


tanto en sus ensayos como en sus novelas: el problema de España y
la reflexión sobre el sentido de la vida humana.
El problema de España

Su interés por España le llevó a recorrerla físicamente para


describir su paisaje y a rastrear su historia. En esta historia
introduce el nuevo concepto de intrahistoria en la que defiende que
en las personas trabajadoras, anónimas y humildes está el progreso
y la tradición de los pueblos. En relación con el tema de España
divide su obra en dos etapas:

1ª etapa Los temas giran en torno a problemas sociales.


Defendió que los males de España residían en el rechazo al progreso
y su aislamiento. Propuso como solución europeizar España.

2ª etapa Tras la crisis espiritual que sufrió en 1897 pretendió


españolizar Europa porque España era la reserva espiritual de un
continente deshumanizado.

El sentido de la vida humana.

El otro tema dominante en la obra de Unamuno son sus


problemas religiosos y existenciales: Analiza en sus sobras el
tema de la inmortalidad y el conflicto entre la razón y la fe. Su
pensamiento racionalista le impedía creer en Dios, pero su deseo de
inmortalidad le obligó a negar la idea de una muerte definitiva; por
eso necesitaba a Dios. Para Unamuno la vida religiosa es una
continua lucha, un permanente estado de desasosiego e inquietud.
Obsesionado con sus dudas religiosas, escribió sobre la condición
humana, la naturaleza limitada, la existencia de Dios, el por qué de
la existencia, la eternidad y la incertidumbre tras la muerte.

Ensayos: En torno al casticismo. Por tierras de Portugal y España y


Andanzas y visiones española
Del sentimiento trágico de la vida y La agonía del
cristianismo.

Novelas. En ellas mezcla filosofía y literatura. Muestra la


interioridad de los personajes indagando en sus problemas
existenciales. Lo importante es el conflicto que sufre el
protagonista, o sus problemas de conciencia; para
presentarlo los personajes utilizan monólogos o diálogos.
Ante las críticas de que sus novelas no eran verdaderas
novelas, las llamó, irónicamente, NIVOLAS. Los títulos más
representativos son: Niebla, Abel Sánchez, La tía Tula y
San Manuel Bueno, mártir.
Poesía. Soledad, El Cristo de Velázquez, Teresa, Romancero
del