Está en la página 1de 9

“Año de la lucha contra la corrupción e

impunidad”

IEP HOGAR SAN ANTONIO

TRABAJO LÉXICO-LITERARIO
RIMAS Y LEYENDAS DE GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER
ENSAYO CRÍTICO
DOCENTE: Lic. Henry Rafael Esteves Sáenz
CURSO: Comunicación
FECHA DE ENTREGA: 02/09/2019
GRADO Y SECCIÓN: 3”B”
ALUMNO: Eder Andrew Tuse Núñez

PIURA-PERÚ
“EL ROMANTICISMO DE BÉCQUER”
En cierto modo, el romanticismo representa un ejemplo más de la dinámica
pendular de muchos movimientos culturales y del arte occidental; ya que
contrapone al cuidadoso formalismo y al intelectualismo racionalista del
barroco, el predominio de las
emociones y de los
sentimientos; al mismo tiempo
que postula un alto grado de
libertad formal. Todo lo cual,
indudablemente, opera en el
sentido de que - sobre todo en
el campo de la literatura - las
creaciones artísticas resulten
ser accesibles a un público promedio que está a medio camino entre el
refinamiento cultural de unos pocos y la casi total ignorancia de la gran masa
de la población, que era la situación prevaleciente en la época previa.
Como surge de sus antecedentes, uno de los ingredientes del romanticismo
fue precisamente el objetivo de acercarse a las expresiones populares,
recogiendo de alguna forma la tradición del romancero medieval y de las
canciones contemporáneas; y la aproximación a la naturaleza.
De esta manera, el estilo característico de la literatura romántica en general,
es la invocación de los sentimientos, especialmente aquellos de índole más
individual y subjetiva como en particular el sentimiento amoroso; y un
recurso a la imaginación creadora en el orden formal - particularmente en la
poesía - apuntanto a la liberación de las formas estrictas (como la del soneto,
por ejemplo). En el teatro, fueron abandonadas las tres unidades clásicas de
tiempo, de espacio y de acción.
Otro elemento característico de la literatura romántica, es la desaparición del
personaje heroico, pasando a ocupar el lugar protagónico un tipo de
individualidad más cercana a lo que Rousseau llamara el “hombre
corriente”.
Los componentes que están implícitos en la literatura romántica, son
principalmente el predominio - y frecuentemente el triunfo - del sentimiento
sobre la razón, de la emoción sobre la lógica, de la intuición sobre la
certidumbre de la ciencia.
En cuanto a su temática, deben señalarse los orígenes filosóficos del
romanticismo literario, fuertemente influídos por el pensamiento previo y
contemporáneo de la Revolución Francesa, como las ideas de los
enciclopedistas y de Juan Jacobo Rousseau; que hacían confluir posiciones
políticas y de desenvolvimiento individual, al sustentar la liberación frente
al despotismo como frente a los convencionalismos sociales.
El romanticismo es como una saeta en el alma de un poeta, pues llega al
corazón y se queda allí, como un tropel de
sentimientos. Esta no es la excepción en el
romanticismo de Béquer, sólo que aquí los
sentimientos se profundizan a niveles que
debemos ir descubriendo. Sus
contemporáneos leyeron sus rimas como
mera expresión de un dolorido sentir, casi
anímico, al hilo ya del desengaño , ya de un
fugaz optimismo, ya de la plana amargura,
responde en todo momento a una poética
meditada. Es una poesía que toca el cenit de
la imaginación y la creatividad, es por eso que en la obra no se hace acote de
lo que son estos límites. Para el autor la poesía es la lluvia que necesita ese
árido desierto mental de los jóvenes, es por eso que nos invita a sumergirnos
en el mundo de leer con mucho clamor. La poesía romperá las barreras de la
ignorancia como una daga cortando cualquier cuerda, lo importante es no
caer en desdeña de nuestra propia mente desposada por la lectura, sino
dejarnos caer en el fulgor y resplandez de la misma, para evitar un funesto
desenlace.
Es importante nunca llegar a la iniquidad en el corazón y siempre mantener
un insólito pero justo carácter frente a los jirones de la vida y no sufrir un
maritirio por nuestras malas decisiones, Bécquer es como un montero que
obstinado, perseverante y tenaz, lucha por alcanzar lo que quiere, y como
orla de sus hazañas tenemos su motivación, que nunca se le opusieron a
reiterar lo que se planteaba o a su súbito ingenio, siempre su creatividad y
genialidad buscaban una tocha entre sus problemas y como un trasgo
buscaba de manera tosca enfrentarlos.
Por ejemplo “La Rima XXI” tiene muchos niveles y hay muchas maneras en
que podemos interpretarla. Es una conversación entre dos amantes, pero hay
dos tipos de amor que puede representar: el amor entre dos personas, o el
amor entre un poeta y su poesía. Con la pregunta "¿Qué es poesía?" podemos
inferir que es una conversación, y para tener una conversación tiene que ser
por lo menos dos participantes, entonces hay dos participantes en esta
situación que pinta este poema. También
podemos inferir que los participantes son
íntimos en la línea dos que dice "en mi pupila
tu pupila azul." Esa línea infiere que los
participantes están íntimas por el uso de la
palabra "pupila." Es más común decir que algo
está reflejando en los ojos de alguien, pero para
ver una pupila reflejada en la del otro
participante, los dos tienen que tener las caras
muy cerca, porque es un gesto muy íntimo.
Además necesitan que mirar entre las pupilas
de la otra para ver lo que está reflejado allá,
entonces es un gesto bien íntimo. Otro
elemento con que podemos deducir que es un
momento íntimo es el uso de la palabra "tú" que
indica que la voz poética está hablando con
alguien conocido. La línea final, que es la
respuesta que da la voz poética a la pregunta "¿Qué es poesía?" podemos
interpretarla en dos maneras. Dice "Poesía...eres tú" entonces podemos
concluir que poesía es la amante de quien la voz poética está hablando, pero
también podemos argumentar que la voz poética está hablando con una
persona de quien está enamorado y está diciendo que poesía es el amor que
siente por esta persona. El estilo de ese poema es muy corto, pero expresa
mucha emoción en pocas palabras.
Por mi parte podría decir que el estilo con el que Gustavo Adolfo Bécquer
escribía sus poemas, era aparentemente fácil, aunque en realidad no era sí.
Sí que prefería no hacer uso de la retórica y escribir de manera breve, con
una sola palabra era capaz de reflejar un conjunto complejo de sentimientos
perfectamente. Las expresiones que utilizaba con más frecuencia eran: fugaz,
tembloroso, errante, invisible o inquieto.
Por esta razón, los poemas que Gustavo Adolfo Bécquer creo suelen
tener diversas interpretaciones y despiertan diferentes sensaciones, por lo
tanto, en lugar de considerar a sus poemas como un conjunto acabado, son
más bien, un abanico que despierta mil ideas.
Los poemas de Gustavo Adolfo Bécquer bailan siempre alrededor de una
melodía y esto lo consigue gracias a la repetición de las mismas estructuras
sintácticas. Como sus creaciones están cargadas de emoción y misterio,
utiliza con frecuencia el recurso de los puntos suspensivos, y las
interrogaciones y exclamaciones como final de sus poemas. Con lo que
respecta a la métrica de sus versos, prefiere la rima libre y asonante,
marcando una tendencia neopopularizante.
Otra característica que abunda en su poesía
es el uso de la polimetría, es decir, suele
mezclar con frecuencia los versos
heptasílbos y endecasílabos, por un lado, y
los decasílabos y hexasílabos, por otro.
El recurso de escribir un verso corto al final
de poema da la sensación de que el poema
no se ha acabado del todo y está
incompleto, aunque no es así.
Cuando ha utilizado estrofas clásicas como
la quintilla, el cuarteto, o similares,
siempre se han compuesto en una sola
estrofa.

Por último, la brevedad en todos los sentidos definiría su poesía ya que nunca
suele excederse de tres estrofas. Cuando, en alguna ocasión lo ha hecho, ha
utilizado elementos de graduación que conducen a los lectores al momento
culmen o final.
Como comentario culminante de este ensayo crítico, puedo decir que es una
excelente obra para empezar a adentrarse en el maravilloso mundo de la
literatura, ya que recoge figuras literarias y diferentes tipos de estructuras
que lo que hacen es dar un sinfín de significados al texto, y esto es lo que
hace de la lectura: Un arte.
ANEXOS

También podría gustarte